Páginas

Páginas favoritas

lunes, 9 de octubre de 2023

La gran subversión

 


Hace una semana publicaba un artículo titulado “La gran inversión”. En este caso lo titulo La gran subversión. Estamos frente a una persona, Jorge Bergoglio, que desde su arribo a la sede petrina y, sobre todo en el último año, está tomando medidas que subvierten —es decir, vuelven hacia abajo lo que debe estar arriba— la Iglesia católica. El siempre imprescindible blog de Specola nos señala un artículo de Eric Sammons que nos lo dice con claridad: el concepto de sinodalidad amenaza con reemplazar al catolicismo como religión de la Iglesia católica; con Francisco está surgiendo una nueva religión que busca arrebatarle el control a la Iglesia católica para reemplazar al catolicismo. Esa es a situación real que estamos atravesando, y es difícil tomar conciencia plena de la gravedad del momento.

    No voy a repetir aquí lo que se dice sobre el sínodo en muchos otros medios. Pero sí me parece relevante señalar algunos aspectos que prueban mi hipótesis de que estamos en medio de un acelerado proceso de subversión de la Iglesia. Un muy bien informado sitio periodístico italiano, Silere non possum, nos relata lo que se vive en medio del sinodal sínodo sobre la sinodalidad. Los cardenales, obispos y sacerdotes son considerados sapos de otro pozo y deben medir cada palabra que dicen debido a que quienes allí tienen la voz más alta y potente, son un pequeño grupo de laicos ideologizados, arrogantes y arribistas que quieren imponer su forma de pensar. Y piensan con pretendida autoridad sobre cualquier tema. Por ejemplo, sobre la formación sacerdotal en los seminarios. ¿Es posible que laicos como el representante de extrema izquierda Luca Casarini, por ejemplo, pueda decir algo sobre cómo formar a los sacerdotes del mañana? ¿La Iglesia puede  confiar esta reflexión a personas que no tienen idea de lo que es un seminario o una parroquia? Los pobres, colectivo que no puede faltar en tenidas francisquistas, son glorificados por hombres y mujeres que usan pulseras que cuestan diez mil euros. El obispo ya no es quien confirma en la fe sino «quien debe acompañar a los migrantes». Incluso hay quienes están pensando en modificar el Código de Derecho Canónico: ocurrió el viernes por la mañana cuando se habló de cómo reformar las estructuras eclesiales y las curias. Esta discusión de altísima gravedad ha sido encomendada por el Sumo Pontífice a quienes ni siquiera tienen el bachillerato terminado. 

    A tal punto llega la subversión que está ocurriendo ante nuestros ojos que la inicua Elizabetta Piqué se escandalizaba de que el cardenal Müller tuviera la osadía de asistir al sínodo usando sotana. Una periodista mucho más seria que la Piqué, Diane Montagna, hacía la siguiente pregunta el vocero de la asamblea: “Tradicionalmente, y no sólo tradicionalmente, la Iglesia católica discierne la presencia del Espíritu Santo según está de acuerdo con la Revelación divina, el consenso unánime de los Padres y la Tradición apostólica. Entonces,¿Cómo discierne el sínodo si algo viene del Espíritu Santo o de otro espíritu?”. La respuesta del dottore Ruffini, vocero papal, es indiscernible (ver aquí, 36’ 45”). ¿Surrealismo? Más bien parece una Revolución de Octubre de papel crepé o un congreso peronista trasladado a la colina vaticana.

    Pero el sínodo recién comienza y para trazarle su camino, el Papa promulgó el 4 de octubre la exhortación apostólica, o más bien ecológica, Laudate Deum. Una vez más, no se trata de repetir aquí lo que se puede leer en otros sitios, pero podemos señalar algunos puntos. En primer lugar, la oportunidad del documento. Como lo dice de un modo genial Juan Manuel de Prada en su artículo del sábado en el ABC, “en un futuro probable, quiene leyeren esta exhortación podrían quedarse pasmados de que, en una época en que mil incendios abrasan la Iglesia, un Papa se pusiera a tañer la lira del cambio climático”. Pero se trata, además, de un documento en el que el nombre de Jesús aparece mencionado sólo una vez. Nuestro Señor ha desaparecido del horizonte de su vicario que, pareciera, se ha constituido en vicario de otros poderes. Quienes siguen este blog saben que desconfío sistemáticamente de las teorías conspirativas, pero no pretendo caer en la ingenuidad. ¿Cuáles son los motivos que justifican los lazos de amistad y cordial entendimiento entre Bill Clinton y Alex Soros, heredero de George, con el papa Francisco? Sabemos quiénes son y qué quieren aquellos dos, y lo sabemos porque lo dicen públicamente, ¿qué pueden tener en común entonces, con el vicario de Cristo, si sus objetivos son subvertir la doctrina cristiana? Mariana Mazzucato, una empleada del holding Clinton, Soros & Cía. ha sido empleada hace pocas semanas también por el Papa Francisco nombrándola miembro de la Academia para la Vida. Y las declaraciones de esta señora son muy claras en cuanto a los objetivos que persiguen sus empleadores. Estos datos son apenas una muestra de muchos otros, y creo que todos ellos nos llevan a afirmar, porque tal es la evidencia, que el Papa Francisco se encuentra ocupado en el proceso de cambiar la fe católica; ya no es cuestión de que sea más o menos progresista, más o menos disruptor; más o menos hostil a los tradicionalistas y conservadores. Está destruyendo la fe de los apóstoles y la está cambiando por otra.

    La exhortación ecológica, además, causa una profunda vergüenza a todos los católicos por la calidad del texto: es tan elemental, tan poco seria, tan ramplona y arrabaler que parece que la hubiese escrito el cardenal Tucho Fernández (se non è vero…). Qué persona formada, qué católico sincero podría tomarse en serio un documento que, por ejemplo, en el nº 57 dice: “Pero corremos el riesgo de quedarnos encerrados en la lógica de emparchar, colocar remiendos, atar con alambre, mientras por lo bajo avanza un proceso de deterioro que continuamos alimentando. Suponer que cualquier problema futuro podrá ser resuelto con nuevas intervenciones técnicas es un pragmatismo homicida, como patear hacia adelante una bola de nieve”. O bien, hace afirmaciones como la siguiente: “Ya no se puede dudar del origen humano —“antrópico”— del cambio climático” (nº 11). Pues la verdad es que son muchos los que dudan y tienen argumentos muy sólidos y consistentes para hacerlo, por ejemplo Marco Battaglia, la máxima autoridad italiana en cuestiones climáticas y ambientales.  ¿Qué seriedad puede tener un documento cuyas citas son autocitas en su mayor parte y el resto, citas de documentos producidas por agencias globalistas y pertenecientes todos a una misma y única postura? ¿Qué crédito se puede dar al autor del tal documento que no solamente no tiene en cuenta las razones contrarias a las propias opiniones sino que se burla de quienes las sostienen y, en la práctica, prohibe a los católicos adherir a posiciones que él mismo denomina “negacionistas”? El texto de Laudate Deum no alcanza el nivel de una tesina de licenciatura, y jamás pasaría la revisión de una revista científica mínimamente seria; y traigo a colación lo de “revista científica” porque es un texto que habla de ciencia (interesantes las reflexiones en este sentido de Quintana Paz). Por eso mismo, pareciera que la mano que estuvo detrás es la del cardenal Tucho. 

    ¡Qué lejos quedaron los grandes documentos papales! Si pareciera que hace siglos que aparecieron Veritatis splendor o Spes salvi. Muchos dirán con razón que no vale la pena hacer tanta alharaca porque, en definitiva, se trata de un documento que no leerá más que la élite ilustrada de franciscólogos. No lo leerán los sacerdotes y mucho menos los laicos; los obispos quizás lo lean a fin de poder citarlo y acumular chances de alguna promoción. Pero el problema no es solamente el desprestigio —ya de por sí muy disminuido— que acarreará a la Iglesia sino la pulverización que implica de la función magisterial del pontificado romano. Mucho le costará a los próximos papas —si es que los tales existen— reclamar la función de maestros supremos de la fe después de la devastación producida por Bergoglio.

    Finalmente, la subversión pudo verse de un modo impúdico en la presentación del documento en medio de los jardines vaticanos. Allí estuvieron, entre otros, Giorgio Parisi, científico italiano que impidió que el papa Benedicto XVI hablara en La Sapienza; el escritor Jonathan Safran Foer, cuyas propuestas para palear el cambio climático son no tener hijos y no comer carne, y Luisa-Marie Neubauer, amiga de Greta Thunberg. La foto que ilustra esta entrada presenta justamente a esta desdichada jovencita nórdica como una santa, y ciertamente lo es de acuerdo a los nuevos criterios francisquistas. Ya no se presentan como modelos de santidad quienes se mantienen castos, como San Luis Gonzaga; quienes dan su vida por Cristo como Santa Inés; quienes llevan el mensaje del Evangelio a los paganos como San Francisco Solano o quienes entregan totalmente su vida a Dios en la oración como Santa Teresita del Niño Jesús. No. Los nuevos modelos, los nuevos santos, son los que no contaminan el ambiente, quienes entregan su vida para “evitar un aumento de una décima de grado en la temperatura global” (Laudate Deum nº 70) y quines no albergan “opiniones despectivas y poco racionales” (nº 14) con respecto al cambio climático que aflige a la Madre Tierra. La subversión de la Iglesia.


Cuando era adolescente me entusiasmé con la lectura de El señor del mundo de Robert Hugh Benson y de Juana Tabor, de Hugo Wast. Lecturas juveniles de épocas en que no había internet. Y fantaseaba sobre lo afortunados que sería los cristianos que vivieran esos tiempos postreros. Mucho me temo esos tiempos están alboreando; lo que ya no me convence es que los cristianos que estamos viendo ese amanecer luctuoso seamos tan afortunados.

54 comentarios:

  1. Dicen que Santa Teresita deseaba vivir en la época del Anticristo para padecer la "gran persecución" por amor a Cristo. Creo que somos afortunados en tanto y en cuanto estemos en el lado correcto...el de los perseguidos, claro está.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno vivirá donde Dios hizo que viva.
      Será bueno preferir lo que Dios haya dispuesto.

      Eliminar
    2. Todo se reduce a quejas y alaridos. Dejamos solo al arzobispo Vigano, a Schneider, a Muller.... con su extraña conversión. Miramos de lejos a los curas cancelados. Algún esfuerzo aislado que se reduce a eso: Nada

      Eliminar
    3. Bien se ve que ser santa no no la eximió de decir estupideces. A ver si habría soportado que le impusieran a un James Martin como confesor , o bien que su hermana Paulina introdujera yogas y mantras en el Carmelo. La pobre habría terminado en un manicomio aquejada de los ataques de pánico y alucinaciones que la atormentaron en su niñez.

      Eliminar
    4. Anónimo de las 10:08
      Lo suyo me parece una falta de respeto a una gran santa de la Iglesia, y esto lo digo aunque no me siento ansiosa por sufrir la gran persecusión sino más bien con gran temor.
      Isabel

      Eliminar
  2. En realidad el documento en cuestión verdaderas citas científicas trae pocas, más bien son de IPCC y de los COP que son organismos cuya voz cantante la llevan políticos y funcionarios orgánicos globalitarios (neologismo de Carlos Ástiz que combina globalista y totalitario y que invito a adoptar) basados en informes de científicos sistémicos y bien subvencionados.

    ResponderEliminar
  3. Es indudable que se intenta cambiar la Iglesia por otra al servicio del sistema imperante en occidente (quizás por eso no importa lo que pasa en Nigeria, China, Pakistán, India y etc, persecusiones de toda índole a las que el sínodo ignora) y en ese marco la pregunta a intentar responder es: ¿cuál es el motivo o causa por los cuales el Papa Francisco lleva adelante esta destrucción?. Es evidente que no se trata de un político en busca de poder de largo plazo, dinero y reelección futura. Si no hay un interés estrictamente personal y no verá el resultado final de todo esto no queda otra salida que pensar en un trabajo para otro u otros. Dejando de lado algún tipo de infestación preternatural o similar en un desquiciado que daña por el daño mismo, el trabajo que se realiza es, pese a la premura actual, para un plazo más largo. Sólo se puede especular pero en el campo jurídico un grupo de indicios graves, precisos y concordantes generan presunciones, y la presunción es un modo de prueba. Todo esto huele a masonería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wanderer dice: Nuestro Señor ha desaparecido del horizonte de su vicario que, pareciera, se ha constituido en vicario de otros poderes.///// Me parece que el "pareciera" , sobra. Se cumple de San Juan 5,43

      Eliminar
    2. Recibió lo que mas ansiaba, el Papado. Ahora les está pagando y además lo disfruta.

      Eliminar
  4. Yo he decidido ignorar y devolver todo lo que venga del sínodo. Y seguir haciendo lo que me toca y rezar por el papa y los obispos para que también hagan lo mismo. Y esperar si esto se arregla lo hará Dios y quizás no nos toque verlo pero si ser los que resistieron denunciaron etc

    ResponderEliminar
  5. Según Quintana Paz, en "Laudate Deum" el nombre de Jesús aparece en tres ocasiones.

    ResponderEliminar
  6. Don Wander, magnífica descripción la suya sobre esta realidad estremecedora que hoy sacude al mundo católico. "Con Francisco está surgiendo una nueva religión que busca arrebatarle el control a la Iglesia".
    Y si bien luego de leer El señor del mundo y Juana Tabor de joven "fantaseaba sobre lo afortunados que serían los cristianos que vivieran esos tiempos postreros", hoy no está tan seguro porque "en esos tiempos que están alboreando lo que ya no me convence es que los cristianos que estamos viendo ese amanecer luctuoso seamos tan afortunados".
    Hace rato vengo insistiendo en que este Sínodo de la Sinodalidad es el huevo de la serpiente que parirá el cisma más grande de todos los tiempos.
    Hace dos o tres días InfoCatólica publicó una nota que por su relación con este post me pareció profética dado que la ONU pide combatir el odio religioso que se extiende sin control.
    Volker Türk, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, dijo que el diálogo y la coexistencia pacífica están siendo fracturados por ese odio religioso impulsado por políticos y líderes que encarnan una creciente marea de populismo que se alimenta de nacionalismo y alarmismo, por lo cual es preciso acabar con esos mensajes de odio cuanto antes.
    Los católicos debemos entender que la persecución ya empezó, esta prédica del Alto Comisionado refleja a la perfección la Agenda 2030 de la ONU a la que Francisco adhiere con fervor.
    Es cierto que ese "amanecer luctuoso" que asoma en el horizonte nos estremece, pero justamente por eso deberíamos meditar que si Dios quiso plantarnos en este tiempo y en este lugar, debe ser porque espera algo de nosotros.
    No cabe duda que ya tenemos encima el cisma y la persecución, pero también sabemos que la Iglesia nunca fue más grande que cuando fue perseguida.
    Nos aguardan días difíciles, es cierto, pero también gloriosos, porque después del Viernes Santo llega el Domingo de Resurrección.
    Pidamos a Dios que nos dé luces para entender lo que espera de nosotros en este momento dramático de la historia.

    Fuenteovejuna

    ResponderEliminar
  7. Los jesuitas están destruyendo la Iglesia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cristián Yáñez Durán9 de octubre de 2023, 21:48

      Ojalá fueran los jesuitas. Pero no, es el mismísimo Papa.

      Eliminar
  8. Si de sínodos y de participación del "pueblo" se trata y tuviéramos que hablar y meditar a su respecto, no debemos olvidarnos del sínodo que estuvo integrado por el Sanedrín, en la noche del Jueves Santo y la madrugada del Viernes Santo, así como de la "voluntad popular" manifestada por la turba conducida por agitadores el Viernes Santo por la mañana.
    La confluencia de ambos no pudo ser más nefasta.
    De todas formas, de esa decisión nefasta, surgió la salvación de los hombres del pecado, de la muerte y la posibilidad de la vida eterna.
    Quizás los miembros actuales del "sinodalismo" no se acuerdan de lo que pasó en hace unos dos mil años y el resultado contrario que obtuvieron, en un todo contrario a los propositos de los integrantes del sínodo y de los participantes del clamor "popular". Excepto en cuanto a lograr la muerte temporaria del Mesías.
    Que al tercer día, Resucitó.

    ResponderEliminar
  9. Cuando hace años escuché a Bergoglio criticar al "progresismo adolescente" pensé inmediatamente en Lenin, "el izquierdismo, enfermedad infantil del comunismo". Bergoglio no tiene límites, sólo tiene plazos, y los cumple con la regularidad e impavidez de un sonámbulo que avanza en medio de la noche. Esto, en un hombre de 86 años, no es natural.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual que otros ancianos malvados, como Soros de 93 años y Kissinger de 100, muestra una gran firmeza en perpetrar el mal, una fuerza que evidentemente no es de Dios.

      Eliminar
    2. Efectivamente, Ludovicus, en un hombre de 86 años no es natural, es sin ninguna duda preternatural. Y viene de abajo.

      Eliminar
  10. "No creo en las brujas pero que las hay las hay"....No vayan a creer que son conspirativista, nooooo, eso nunca....pero que las hay las hay....Hoy se disfraza la ingenuidad de anticonspirativismo....es que siempre es mas facil creer que las cosas son lo que parecen ser que tomarse el trabajo de pensar mas alla de las apariencias. Pensar cuesta...y duele.

    ResponderEliminar
  11. En estos últimos diez años la subversión es evidente, tal es así que ni se entiende " cuál es HOY la misión de la iglesia" , y ya no es más la de Dios por la cual fue fundada, la salvación de las almas!
    De esto ya no se habla, y a Dios se lo menciona raramente.
    Según Francisco es hora de reunirnos todos, todos, todos en estas mesas del sinodo de la sinodalidad (?) sinodalmente sinodal... y escuchar las barbaridades de Foer?

    Dios no dijo vayan por el mundo, dialoguen, ponganse de acuerdo, hagan una grande iglesia con todos adentro, NO, Jesús dijo vayan por todo el mundo y proclamen el evangelio, quien creerá y será bautizado será salvado, quien no creerá será condenado.

    Cuál entonces la misión hoy?
    Todos todos hermanos? No es verdad, lo somos si bautizados en Cristo.

    Es que hoy no hay alguna misión para la Iglesia de Cristo que lleve adelante Francisco, porque como dice Wanderer 'Nuestro Señor ha desaparecido del horizonte de su vicario'.
    Sara

    ResponderEliminar
  12. Ya escribi muchas veces lo mismo. Bergoglio es un impostor, un usurpador del Trono de San Pedro.
    Y esta decidido a terminar con la Iglesia pues su jefe es Satanas mismo, a quien Bergoglio rinde culto.
    Y el es consciente de eso y lo piensa y sabe bien hacia donde se dirige y el camino de destruccion que ha trazado.
    Cuenta a su vez con secuaces entre los que hay con gente y organizaciones que apuntan al mismo fin.
    Por eso quieren imponer el crimen de los niños, por ejemplo, y la sodomia,ambas cosas que gustan mucho a Satanas.
    No lo subestimemos, es un gran enemigo, aunque redacte y hable como un tarado mental.
    Esa estupidez y esa bajeza son los signos mismos, mas claros, de que es el Diablo quien lo guia, son la forma del Diablo, que es asqueroso y quiere destruir la Creacion Divina.
    Pero es Jesucristo, Nuestro Señor el que ha vencido a la muerte a quien seguimos, y es Dios mismo qulen nos ampara y protege con su Providencia. Dios nos va a asistir para recuperar a Su Santa Iglesia, hoy en manos de el Enemigo.
    No perdamos la fe, Dios nos cuida y protege.
    Oremos sin descanso porque Dios se va a encargar de ellos y va a enderezar todo lo que ellos han querido torcer.

    ResponderEliminar
  13. Estimado Wanderer:

    He querido alguna vez registrarme ccmo comentarista, pero el sistema rechaza mi correo electónico.

    Como UD seguramente publicará su propia análisis al panfleto "Laudate Deum" quiero marcarle un par de frases cuyo error suele pasar desapercibido fruto de escucharlos tantas veces en discursos políticos, refiréndose a la misma temática u otras.

    Rescato en el punto 13 la siguiente frase:
    "Lamentablemente la crisis climática no es precisamente un asunto que interese a los grandes poderes económicos, preocupados por el mayor rédito posible con el menor costo y en el tiempo más corto que se pueda."

    Dejando de lado que hay empresas que hacen negocio alrededor de la crisis climática, se puede notar que ninguna empresa se puede manejar con las pautas que Frncisco les atribuye.

    Basta con tener presente la frase evangélica "No se peude servir a dos señores"

    El que quiera servir al rédito, maximizándolo, lo hará dedicando el tiempo y el costo que sean necesarios para lograrlo

    El que quiera servir al ahorro, o sea el menor costo, sacrificará parte de su rédito y renunciará a la premura.

    El que quiera servir a la prisa, o sea al logro en el tiempo más corto, lo tendrá con el rédito resultante y posiblemente subirá el costo.

    La teoría matemática de la optimización, a la cual recurren los economists y empresarios tiene muy claro que sólo puede haber una función objetiva y frente a las tres características enunciadas como deseables armará una fórmula que combine a las 3 con toda la dificultad que encierra ya que cada una se mide en unidades distintas. La combinción que puedan fijar estará influenciada entre otros por acceso al capital (costo), la oportunidad (tiempo) y la diversidad de acciones posibles en otros rubros (rendimiento).

    Finalmente es factible buscar un óptimo unificado con restricciones del tipo, "logralo en menos de tants meses", "que cueste no más de tantos $" y deje un rendimiento de al menos tal porciento". Las ecuaciones que rigen el negocio dirán si ello es factible de alcanzar o no.
    Lo que queda claro es que el papa habla de las empresas sin entender la lógica que aplican.

    En el punto 31 repetirá una frase similar pero con dos en lugar de tres objetivos

    "La lógica del máximo beneficio con el menor costo, disfrazada de racionalidad, de progreso y de promesas ilusorias, vuelve imposible cualquier sincera preocupación por la casa común y cualquier inquietud por promover a los descartados de la sociedad."

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Cristián Yáñez Durán9 de octubre de 2023, 17:06

    La fétidamente zurda Mazzucato estuvo en Chile el año pasado. Se felicitó mutuamente con los personeros de gobierno, alabando, como no podía ser menos, los grandes "logros" de Allende y el "Labortorio de Gobierno" de Boric. Lo más llamativo fueron sus declaraciones públicas indicando que la revuelta de octubre de 2019, en Chile, era el modelo experimental para acabar con el modelo de libre mercado. Y nadie dijo nada.

    ResponderEliminar
  15. Como botón de muestra, el número 22 de Laudate Deum, después de decir la obviedad de que “los recursos no son ilimitados”, muestra su preocupación por que se acabe el Silicio, IGNORANDO que el silicio es el segundo elemento más abundante de la corteza terrestre (después del Oxígeno).

    Todo el documento es un corta-pega de retazos de documentos de alamistas climáticos, ensamblados con “boludeces” (¿de Tucho?).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no me acuerdo yo del sial y el sima del Bachillerato

      Eliminar
  16. Es preocupante que unos mediocres que hablan y escriben como adolescentes hayan tomado el poder de la Iglesia con tanta facilidad. Qué falta de astucia deben de tener en la parte fiel de la jerarquía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que vemos, su reflexión bien vale en todos los órdenes de la vida. "...entonces, huyan a los montes." Mateo 24:14-16

      Eliminar
  17. me da verguenza ajena el vocabulario que usan los argentinos en el Vaticano, es vulgar,mediocre. Que decadencia!!. Pobre nuestra Santa Iglesia !! Tengamos esperanza, todo esta en manos de Dios!!

    ResponderEliminar
  18. Para ejemplificar lo que dice Falstaff, leer lo que dice el P. Radcliffe: https://www.vaticannews.va/es/vaticano/news/2023-10/radcliffe-sinodalidad-mascaras-etiquetas-encuentro-personal.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensar que este impresentable fue maestro general de la Orden de Predicadores durante unos cuantos años.

      Eliminar
  19. Sobre la heterodoxia del cardenal V. M. Fernández: http://debatime.com.ar/heterodoxia/.

    ResponderEliminar
  20. El papa FRANCISCO no necesita tener la autoridad de un científico para poder hablar de ecología. Basta que posea una buena información porque su intención no es sentar cátedra desde lo científico sino sobre una base aceptable por muchos, ofrecer una vez más orientaciones que enfaticen la forma de combatir el calentamiento global que está produciendo ese cambio climático que todos estamos ya padeciendo. Alexander von Humboldt mostró hace más de dos siglos el entramado ineludible de todos los sistemas terrestres, en particular el de la fauna y la flora, que estamos destruyendo con ese consumismo desenfrenado que únicamente busca el confort por un lado y la ganancia sin límites por el otro. No hace falta ser un premio Nobel para saber que el dióxido de carbono y el dióxido de azufre que producen los gases tóxicos están acabando con la fauna y la flora y con un medio ambiente sano para la vida humana. No de otra cosa habla el papa FRANCISCO y debería contar con nuestra colaboración y no con el rechazo de quien sin mayor motivo ni fundamento parece estar por encima de tan magníficos documentos en favor de la humanidad entera como los que viene produciendo el admirable papa que Dios nos regaló.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El papa Francisco tiene el DEBER de MANTENER LA FE REVELADA POR NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO PARA LA SALVACION DE LAS ALMAS, y no de dar clases de ecologismo. En ese sentido, la misión del papa tiene relación con lo trascendente, y no con objetivos inmanentes, totalmente terrenales que lo ocupan.

      Eliminar
    2. El dióxido de carbono es esencial para la vida. ¿No ha oído hablar de la fotosíntesis?

      Eliminar
    3. Anonimo del 10/8/ 23 a las 14:04
      No se que canal esta mirando. Pero por ejemplo, bien podria haber hecho el no tan "Santo", ni mucho menos "Padre", Bergoglio en advertir en una enciclica sobrr el horrible crimen del aborto, el horrible crimen de la homosexualidad, sobre la destruccion de la familia y el avance de la cultura lgtb y el feminismo, que son perversos y nocivos, desde una moral basada y centrada en Cristo y en el Evangelio. Advertir sonre el horrible daño del cambio de genero, sobre el negocio de la pedofilia y la pornografia y las drogas.
      Tambien algunos idiotas dicen que el planeta esta super poblado y con esa falacia manipulan a favor del aborto y la homosexualidad.
      Y eso lo hacen desde la "ciencia" con estudios falsos y manipulados.
      Podria advertir a las familias sobre la imposicion de valores propios del marxismo, anti cristianos.
      Ademas, muchos otros errores son sostenidos desde la ciencia, como por ejemplo el consejo de alimentarse con verduras en vez de carne.
      Nada causa mas daño al planeta que la agricultura, y no hay que ser muy inteligente, ni entendido para comprender eso.
      Sin embargo, en el mismo "combo" se les ofrece a las personas informacion equivocada y confuda sobre estos temas tambien.
      El Papa es un ignorante completo.
      Un charlatan que parwce salido de un caferin de cualquier bareio porteño, estulo Fidel Pintos o Minguito. No tiene nada para decir y su compromiso social es falso y erraso en todos los ordenes.
      Los hechos hablan. Y el daño que ha causado a la Iglesia es dificil de mensurar.
      Dios no kos dio este Papa. Lo eligio el poder terrestre y mundano.
      El Señor Jesus, Nuestro Salvador, ldijo bien claro cuando dijo: "Mi Reino no es de este mundo"
      Este Señor, Bergoglio es de este mundo, y sabemos que nadie puede servir a dos amos.
      Bergoglio se equivoco de amo.

      Eliminar
    4. Afirmaciones van y afirmaciones vienen, con carácter gratuito y sin justificación alguna... "En el principio creó Dios el cielo y la tierra", comienza el Génesis. ¿Es que se les ha olvidado? Y esa tierra, desde lo más elemental es lo que preocupa al papa FRANCISCO. Que no habla de esto o de lo de más allá. Pues sí lo ha hecho, lo que pasa es que los críticos alevosos y llenos de prejuicios no lo han leído. Y en primer lugar habló de la alegría del Evangelio, del gozo de creer y lo confirma a cada paso con su interés por los pobres, los descalificados, los de la periferia, etc. Por algo tomó como papa el nombre de FRANCISCO. Y sigue ese camino de ejemplaridad, de sencillez, de pobreza y humildad. No nos van a examinar sobre tales o cuales puntos de doctrina, sino de nuestro amor por los demás. Los insultos que leo todos los días hacia el papa e incluso entre comentaristas no tienen nada de cristianos, aunque sean muy fieles seguidores de la doctrina cristiana. Solo de la doctrina que viene en los libros.

      Eliminar
    5. Cristo echo a los mercaderes del templo y a gente como Bergoglio llamo "raza de viboras". Lo que es profundamente Cristiano es tener el coraje de dar testimonio de la Verdad y desenmascarar a este impostor que ocupa el Trono de San Pedro y trabaja sin descanso en contra del Evangelio.

      Eliminar
  21. El papa Francisco es un maestro de la nueva ortodoxia inaugurada por el Vaticano II. Él está en absoluta continuidad, perfeccionando la absoluta apostasía del catolicismo romano. Así, Francisco, como campeón de la nueva iglesia será un santo de ella en pocos años, una vez desaparezca de la Tierra: será santificado. El papa Franciso simboliza la degradación profunda de Roma, cuyas raíces satánicas y degradación fueron percibidas en su superficie por obispos como Monseñor Lefebvre , sin embargo, Lefebvre no entendió que la raíz del mal era precisamente una versión deformada del papado- institución que él defendía, y con la cual él estaba de acuerdo, y que finalmente expresa el problema de todo el catolicismo tradicional: no ver que el papado que ellos defienden- como la causa del problema. Una antinomia invertida que no puede producir frutos, ya que es imposible luchar contra ella, pues es una apostasía que como un tumor ha penetrado e infiltrado la iglesia. Nos duele aceptar a quienes nacimos en el mundo latino que el catolicismo romano no es hoy la Iglesia de Cristo. Estamos viendo una institución humana que conserva algunos nucleos de verdad de los Evangelios y de la Revelación; es una iglesia adulterada, y desviada en puntos doctrinales muy serios de las enseñanzas de Jesús y de la Revelación. Lo importante del diagnóstico, es saber que la raíz de la enfermedad es el papado, cuya institución tiene un origen histórico que ha sido explicado y justificado erroneamente como la expresión de la evolución del dogma. Así, el diálogo en la Verdad con la iglesia romana, tal como la conocemos en la actualidad es imposible, ya que esta iglesia, cuyo representante es el papa Francisco, no es capaz de rectificar siglos de errores, ya que tienen, -Vaticano I, es una de sus expresiones- toda una dogmática que justifica su accionar y su evolución eclesial. No hay retorno: la iglesia romana, es una especie de islam, es decir, formas religiosas satánicas y luciferinas cuya vía evolutiva -jesuítica, es la de una especie muerta. El tradicionalismo católico, con todo respeto, hace parte de esta institución, si bien, es la expresión del cuerpo sano de la ortodoxia romana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el comentario es bastante atinado. La religión del papa el centralismo romano es un mal demasiado antiguo ya. Pocos vieron que puestas esas premisas, las conclusiones-consecuencias no se verían inmediatamente ni tal vez en poco tiempo, sino en un desarrollo de siglos hasta su evidente corrupción. Es curioso que lo que dijo el delegado del patriarcado ecuménico no haya tenido repercusión en los medios oficiales del sínido vaticanista. El que quiera, puede incluso leer el aporte del arzobispo ortodoxo griego de Argentina en el encuentro de oración por la unidad de los cristianos y compararlo con el discurso de Poli o de cualquier otro.. a ver qué diferencias encuentran....

      Eliminar
  22. El papado de Francisco, tenerle aprecio sería la expresión de un sentimiento equivocado: es pretender desde el auto-engaño, que podemos creer que el Islam es equivalente al cristianismo

    ResponderEliminar
  23. Hace años que tengo claro, y lo vengo diciendo en varios foros, que Bergoglio (y sus adláteres) son intrínseca- axiológica y ontológicamente PERVERSOS. Como dicen en Andalucia: "mala gente y con muy mala follá". Por lo tanto NADA bueno se puede esperar de ellos. ¡¡Ah!!...y a sujetarse los machos porque esto es el aperitivo, está por venir "le déluge".
    Como decía el santo de Benedicto: MANTENGAMOS FIRME LA FÉ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Lo peor queda por venir.

      Ya veremos lo que pasa cuando los obispos puestos por Bergoglio empiecen a bergoglizarlo todo y los cardenales creados por Bergoglio elijan Papa a uno de peor calaña.

      Es asombroso cómo un puñado de herejes resentidos -la Mafia de San Gallo y sus íncubos jesuitas- han podido hacer una revolución en la Iglesia de Cristo que ni Lutero ni Calvino pudieron ni siquiera imaginar.

      Es asombroso también cómo nuestro sentido de la estulticia nis ha hecho dejar de seguir a Cristo y empezar a seguir al hijo de Satanás.

      Al menos las peores de sus tropelías dogmáticas no tienen que ver con la doctrina católica, sino con la masónica y la ecológica.

      Eliminar
  24. La gran subversión, en mi humildísima opinión fué el CVII, y nada de lo que hoy sucede, que es en realidad un desarrollo armónico de las bombas de tiempo allí sembradas, hubiera sido posible sin esa rendija abierta desde dentro por donde se coló el humo de Satanás. Cadalsos a las causas.
    Hilbert.

    ResponderEliminar
  25. Debo decir que todo esto da mucho miedo. A mí me produce mucha desazón, rabia e impotencia. Me dan ganas de ir por la calle sacudiendo a la gente por los hombros y gritándoles si no se dan cuenta de lo que está pasando.
    Son tiempos muy oscuros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuantas veces lo debemos escuchar para al fin creerle...
      No tengan miedo.Soy Yo!
      Y tal vez,tal vez como en el final de la pelicula "La guerra de los mundos",Dios se ocupe de terminar con este asunto...
      Hay que seguir orando y haciendo penitencia.
      Dios prevalece!

      Eliminar
  26. vieron el video de Monseñor Viganó del 1 de octubre? les dejo el enlace https://www.youtube.com/watch?v=YNpDyjT6rts&t=747s Considero que es EXCELENTE !

    ResponderEliminar
  27. "Bien se ve que ser santa no no la eximió de decir estupideces. A ver si habría soportado que le impusieran a un James Martin como confesor , o bien que su hermana Paulina introdujera yogas y mantras en el Carmelo. La pobre habría terminado en un manicomio aquejada de los ataques de pánico y alucinaciones que la atormentaron en su niñez."

    Aquí el único que dice estupideces es usted. Es lo único que tengo que decir. Podría decir más cosas pero no merece la pena.

    Santa Teresita ora por nobis

    Batecado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo de las 15.20h no son estupideces, son realidades.

      Eliminar
    2. Estoy de acuerdo con Batecado

      Eliminar
  28. El Canonista Fr. Gerald Murray da a entender el peligro que representa para la Iglesia Católica la realización del Sínodo de la Sinodalidad, por cuanto en él aparecen setenta personas que no son obispos, a los que se le da una función que invierte la relación que deben guardar los no ordenados respecto de los ordenados. Se llega poner en tela de juicio lo que constituye el Depósito de la fe, donde el único propósito que se busca no es el buscar permanecer fieles a la voluntad de Dios transmitida a través de la revelación y de la Tradición de la Iglesia sino del “sentir” del “Pueblo de Dios”, donde la palabra que se pide que sea escuchada no es precisamente la de los buscan permanecer fieles a la fe recibida de sus padres, sino a la de quienes sólo parecen buscar transgredir a como dé lugar, la voluntad de Dios. Los temas que se presentan dentro de su agenda parecen ser más lo que podrían ser presentados en una sesión de la Organización de las Naciones Unidas, y no lo que debe constituir la meta principal de toda asamblea religiosa. Se menciona el cambio climático, pero se omite el aborto, y, ni qué hablar de lo que constituye el objetivo de una verdadera religión, como lo es “la salvación de las almas”. ¡Dios guarde a la Iglesia! ¡Alabado sea Jesucristo!

    ResponderEliminar