Páginas

Páginas favoritas

jueves, 16 de noviembre de 2023

Tucho: el Papa tiene quien le escriba

 

Domus Tuchi o Domus Tuchae, "la casa de Tucho" en los jardines vaticanos, rodeada de verde y a la sombra de la cúpula de San Pedro, es la construcción ubicada a la izquierda de la foto. A través de la ventana iluminada, puede verse al cardenal prefecto hablando por teléfono. 


Un benemérito y culto sacerdote argentino servía a la Santa Sede en uno de sus organismos desde hacía mucho tiempo. En el año 2001 llegó a Roma el cardenal Jorge Bergoglio a fin de participar en el Sínodo sobre la Familia. Apenas arribado, se puso en contacto con este sacerdote y le pidió que le preparara para el día siguiente algún texto con el cual guiarse para preparar su intervención. El sacerdote, que trabajaba justamente en la Secretaría del Sínodo,  escribió rápidamente algunas ideas sobre lo que no era su tema y su competencia puesto que él era un burócrata y un académico que residía desde hacía años en Roma. Y así, al día siguiente, entregó las notas a Su Eminencia. Para su desmayo y consternación, escuchó algunos días después que el cardenal Bergoglio, en medio del sínodo, leía con su voz de ancianito sabio y piadoso, exactamente lo que él había escrito a mano alzada. Se dice que esta fue la presentación de Bergoglio frente a sus colegas del Sacro Colegio y que todos los purpurados quedaron impactados por la humildad y mansedumbre del santito arzobispo porteño. Fue allí que nacieron sus chances de convertirse primero en sucesor de Juan Pablo II y luego, para nuestra desgracia, en sucesor efectivo de Benedicto XVI. El sacerdote sigue viviendo en Roma y fue nombrado el año pasado canónigo de la basílica de San Pedro.

    Esta anécdota, que algunos conocíamos desde hace mucho tiempo, fue luego publicada en una entrevista a Henry Sire, el autor de El Papa dictador. Y la traigo a colación porque marca una de las características del Papa Francisco: su pereza o incapacidad para escribir. Y aunque en su pontificado nos hemos visto inundados de documentos, cartas, discursos y homilías, creo que ya resulta bastante claro que su ghost writer o amanuense en las sombras es Tucho Fernández, elevado a la púrpura cardenalicia como premio a sus parrafadas. Un conocedor de análisis de texto o de crítica literaria podría fácilmente certificar el curioso hecho de que el estilo de las emanaciones bergoglianas —sean exhortaciones, encíclicas o cartas— es idéntico a los múltiples escritos del cardenal prefecto Víctor Fernández desde que era simple sacerdote en Buenos Aires. Pero lo más curioso de todo es que ninguno de los dos protagonistas tiene la más mínima vergüenza de lo que hacen y, consecuentemente, no se preocupan por esconder la trapisonda. 

    La situación está generando gravísimos problemas. Tucho, que está chocho con su nuevo cargo y que, según se comenta, gusta de pasearse vestido de púrpura por los cuidados senderos del jardín del Colegio Teutónico [algunos dicen que se junta a tomar el té y a hablar de pasiones comunes con Mons. Hans-Peter Fischer, rector del colegio y auditor de la Rota. ¡Qué gente mala!], no escatima tiempo en escribir documentos y respuestas a dubia que llegan de todo el mundo y que luego lleva para la firma de su mentor Francisco. Y al escribir tanto, su plumaje se está notando con mucha facilidad y rapidez. 

    Ayer mismo, el imprescindible informe diario de Specola nos avisaba que el sitio web croata Vjera i djela revelaba en un artículo un detalle inquietante. "Basta con descargar el PDF [del documento en el que se autoriza los trans a ser padrinos de bautismo] a tu ordenador y hacer clic en la firma al final, y verás que es una imagen mal escaneada y recortada, simplemente pegada sobre el texto escrito en Word, y no un documento que el Papa realmente firmó". Fernández, al parecer, no sólo escribe con total autonomía todo lo que quiere, sino que ahora también inaugura el método  de copiar las firmas del Papa, "aún no se sabe si la firma del Papa fue insertada en algo más que aprobó ese día, o si la Respuesta fue completamente falsificada, tal vez sin el conocimiento del Papa". Podemos pensar que el Papa Francisco está sustancialmente de acuerdo con lo que escribió Fernández, pero es, al menos, una cuestión de decencia, con innegables implicaciones legales.  ¿De qué otro documento del 31 de octubre de 2023 se escaneó la firma del Papa y Fernández? ¿Esta es otra versión de las respuestas a Mons. Negri o un documento completamente diferente? ¿Por qué se realizó esta operación? ¿Quién lo ordenó y quién lo sabía?  Desde que Tucho fue colocado a la cabeza de Doctrina de la Fe, los documentos transcritos y traducidos a diferentes idiomas nunca aparecen en el sitio web del Dicasterio, como es habitual, sino sólo las versiones en PDF de los archivos Word anteriores. ¿Por qué razón? A partir del 1 de julio de 2023 los documentos del Dicasterio ya no tienen encabezamiento, ni  escudo oficial, ni número de protocolo, ni otras referencias oficiales habituales, sino que son normalmente textos que no difieren de cualquier carta privada, salvo la firma final del Papa y del Prefecto.  Ha desaparecido la referencia a una posible Sesión Ordinaria o Plenaria del Dicasterio con fecha respectiva, así como la firma conjunta del Prefecto y el Secretario, elementos que hacen pensar  que Tucho actúa prácticamente solo, sin consultar en absoluto con los miembros de su dependencia, altamente formados todos ellos en teología y con muchos años de oficio. Ha desaparecido el habitual  "Dado en Roma, en la Sede del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, el dd/mm/aa, Memorial/Fiesta/Solemnidad de NN".  No menos llamativo es el creciente número de errores  en la respuesta al Cardenal Duka: “Giovani Paolo II” en la nota 4 y “Benetdetto XVI”, Amoris laetitia en cursiva,  Mitis iudex normal;  criterios de notas no uniformes; comillas que se abren, pero no se cierran. En fin, un desastre muy propio de las limitaciones que todos conocemos en el cardenal prefecto. Lo bueno es que todas estas desprolijidades, por decir lo menos, facilitarán la tarea del próximo pontífice que tendría, si quisiera, la excusa perfecta para declarar nulos todos los documentos emanados con la firma de Víctor Fernández.

    La filósofa italiana Luisella Scrosati, por otro lado, acaba de publicar un interesante artículo analizando lo que llama “el estilo Fernández” y que posee como característica principal la de violentar el sentido de las citas y referencias que utiliza en los documentos. Por ejemplo, apoyando la autoridad de su escrito en el magisterio de los dos pontífices anteriores, les hace decir exactamente lo contrario a lo que ellos dijeron. Esto puede encontrarse en muchos de sus escritos, o en los del Bergoglio, que la mayor parte de las veces son escritos por él. ¿Por qué lo hace? Se me ocurren tres posibilidades: porque cree que la gente es estúpida y no se dará cuenta; o porque él es estúpido y no se da cuenta ni interpreta correctamente lo que está leyendo, o porque es un tunante que no tiene reparo alguno en mentir para dañar la fe. Esta última es la opción que elige Scrosati quien asegura que recurre a este método ilícito e inválido sencillamente por el hecho de que lo que está autorizando o enseñando Fernández no tiene ninguna base en el magisterio o en la doctrina de la Iglesia. Por lo tanto, la fragua. 

    Y señala también otro hecho que es muy notorio y al que hemos hecho referencia en otras ocasiones en este blog: los documentos de Francisco, sobre todo los últimos, sólo citan el magisterio del Papa Francisco. Es decir, no hay referencias al magisterio anterior. El caso más notable es el motu proprio con los nuevos estatutos de la Pontificia Academia de Teología —texto indudablemente redactado por el cardenal Fernández— en el que, además de desnaturalizar la teología convirtiéndola en mera reflexión a partir de la práctica pastoral, no contiene ninguna cita que no sea del mismo pontífice reinante. Se trata de una suerte de refundación de la Iglesia, no ya a partir del Vaticano II, sino a partir del pontificado de Francisco bajo la inspiración de Tucho Fernández. Una situación grotesca que ni Castellani habría sido capaz de imaginar. 

    Pero la situación es más bochornosa aún. En un artículo del 12 de noviembre aparecido en un diario italiano y reportado por Missa in Latino, se pone en evidencia las enormes contradicciones que los documentos emanados en las últimas semanas por el dicasterio de Doctrina de la Fe tienen con los documentos publicados por ese mismo dicasterio hace poco años. Y, además, muestra la manipulación que se quiere llevar adelante con respecto a la doctrina católica. Por ejemplo, se presenta como una novedad que los homosexuales puedan ser padrinos de bautismo, pero lo cierto es que nunca lo tuvieron prohibido: cuando los padres  solicitan el bautismo para sus hijos nunca se les pregunta la orientación sexual de los padrinos. Las condiciones que sí deben asegurarse, según los dispone el CIC, es que sean católicos, que hayan recibido la confirmación y la comunión y que lleven una conducta de vida conforme a la fe. Por tanto, nadie que viva en pareja more uxorio, sin importar el sexo de la misma, puede ser padrino de bautismo. En el artículo se transcriben los textos emitidos por Doctrina de la Fe hace algunos años que contradicen el nuevo magisterio de Tucho.

    Y para agregar más bochorno a lo ya bochornoso en demasía, hemos caído en la cuenta de un hecho impensado: la exhortación apostólica Evangelii gaudium plagia —porque lo hace sin entrecomillar— una larga parrafada de un discurso [puede leerse en la p. 16] de cuarta categoría que pronunció en 2011 el entonces padre Víctor Fernández, flamante rector de la Universidad Católica Argentina en unas intrascendentes jornadas realizadas en el una ciudad de provincia. Ese discurso pobre y circunstancias  ha venido a ser parte del magisterio ordinario de la Iglesia. Y Tucho, verdadero autor de Evangelii gaudium, no se sonroja en autoreferenciarse con la nota 207. 

    Las encíclicas y exhortaciones apostólicas, así como otros documentos pontificios, estaban siempre fundamentados en citas y referencias a las obras de los grandes Padres y Doctores de la Iglesia, y apoyados en el magisterio de concilios y Papas. En el pontificado de Francisco, su enseñanza magisterial se referencia en su propia enseñanza magisterial y en los escritos de un oscuro y limitado teólogo como es el cardenal Víctor Fernández, que se auto-ubica de ese modo en el puesto de las grandes lumbreras de la Iglesia.

    Una vez más, una situación grotesca. Como hemos dicho en otras ocasiones, la literatura apocalíptica de los últimos mil quinientos años pronostica una Iglesia que se autodisuelve y que se convierte en la principal perseguidora de sus hijos fieles. Y todos imaginamos que a la cabeza de tal plan se ubicaría un hombre venido del norte, brillante y de inteligencia descollante, capaz de obnubilar a multitudes por su agudeza y la belleza y prestancia de su físico masculino. Pues no. Tenemos a Tucho. 


54 comentarios:

  1. Pues no. Tenemos a Tucho. 


    Brillante Wanderer. Brillante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El final nos robó una sonrisa a todos luego del apabullante y certero análisis.
      Excelente Wanderer

      Eliminar
    2. Pues a mí solo se me habría ocurrido pensar en Gollum, alguno le encuentra parecido?

      Eliminar
  2. ¿En qué pensará esta gente cuando se mira al espejo? Una cosa es que no crean, lo cual ya sería gravísimo por el cargo que aceptaron ocupar. Pero, que sean tan tan berretas ya escapa a un análisis racional... Ya es digno de un libreto de una mala película cómica de los 70/80, alguna de Olmedo y Porcel... pero que no hace reír a nadie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Que qué pensará esa gente?

      No piensan; solo creen. Y la verdad es que es para dar alabanzas a Dios omnipotente.

      Dirán pellizcándose la cara para sentirse que no están soñando:

      "Para que luego digan que el hijo de mi madre es idiota"

      Pues sí; han hecho carrera...¡digo carrera! ¡Un carrerón!

      Y es que Dios todo lo puede; incluso eso y con esos.

      Eliminar
  3. Tucho es una excelente persona, un hombre de profunda oración. Estos descalificativos y tantos otros que le agregan no entran en él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado, lamentablemente, no son descalificativos. Son hecho. Eso es lo grave.

      Eliminar
    2. No quiero ni imaginarme qué cosas entran en él.
      Hilbert.

      Eliminar
    3. Anónimo16 de noviembre de 2023, 9:43

      Eso es lo que dice usted.

      Probablemente porque es amigo del Tucho...¡O peor aun!:

      ¡Es el mismo Tucho que viste y calza!

      Vade retro! + + + + + + +

      Eliminar
    4. Hola Tucho. Todo bien?

      Eliminar
    5. Tiene que advertir el anónimo al que se está contestando que el mismo Señor supo referirse a ciertas personas de mucha oración cuando describió a aquel que ingresó al templo, a orar claro, y se paró delante del publicano del fondo que estaba postrado. Y no los trataba de "malas" personas en sentido de malvados sino de hipócritas. Estamos como en el siglo I, el gran problema son los doctores de la ley.

      Eliminar
    6. Yo no se si Tucho es malo,lo que si se es que es raro.
      Y al definirlo como raro,lo hago en un sentido negativo del termino.
      No quiero con esto expresar que Tucho padezca algun vicio oscuro y grave.Lo desconozco. Al contrario siempre se muestra austero y hombre de oración...pero raro.Hay algo raro en Él que uno no termina de descular.

      Eliminar
  4. Como dijo el maestro
    This is the way the world ends
    This is the way the world ends
    This is the way the world ends
    Not with a bang but a whimper

    ResponderEliminar
  5. Estimado Wanderer, una de las cosas más graves contenidas en el documento sobre los padrinos de bautismo, me parece que ha pasado desapercibida y que, incluso, algunos han caído en su trampa. Me refiero a la calificación de "more uxorio" de cualquier convivencia homosexual. Me parece una bomba de tiempo la citada analogía en un documento, llamémoslo, vaticano. Nunca, jamás y por ninguna circunstancia se puede calificar de "more uxorio" a tales uniones. El apelativo sólo se aplica a la convivencia "en apariencia de matrimonio" de un hombre y una mujer, que es la única que puede aparentar matrimonio. Vale la aclaración, porque no me extrañaría que el día de mañana cuando se pretenda legitimar las uniones sodomíticas, se cite autorreferencialmente este documento como antecedente de calificación de simil matrimonio a esas uniones simiescas.
    Hilbert.

    ResponderEliminar
  6. ..."su pereza o incapacidad para escribir".

    ¿De verdad ?

    ¿Para qué cree usted que existen los secretarios/secretarias, mecanografos, estenotipistas...?

    Será más bien "su pereza o incapacidad para PENSAR", que es otra cosa muy distinta.

    Y me temo que hoy por hoy eso no tiene remedio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salvo la inteligencia artificial, claro está

      Eliminar
    2. Anónimo19 de noviembre de 2023, 7:18

      Salió en los años 80 una especie de juego para hablar con profundidad sin decir cosa alguna (creo que en su origen es anglosajón y es una traducción )

      Se trata de una hoja grande de papel (folio A 4) escrita de arriba a bajo.

      El juego es decir una palabra cualquiera de la primera línea, luego otra de la segunda línea, luego otra de la tercera...y así sucesivamente hasta llegar al pie de página.

      Y efectivamente, funciona.
      (por si siente curiosidad, suena a politiqués moderno)

      Pues yo creo que una copia de esto se le podía regalar al Santo Padre y Madre s.j.

      De esta manera podrá elevar el nivel intelectual de sus encíclicas y exhortaciones apostólicas laicas sin comprometer gravemente el depósito de fe católico.

      Aunque, para ser justos, habría que reconocer que estamos ya en el siglo XXI y que necesitaríamos añadir una línea más que refleje el progreso logrado; con palabras como Pachamama, clericalismo, quién soy yo para juzgar, olor a oveja, chimichurri, Boca Juniors...

      Eliminar
  7. El anónimo de las 9.43 confunde los planos. Un hereje puede ser una "excelente persona", incluso un "hombre de oración". Don Vito Corleone podía ser catalogado x muchos como excelente persona, y talvez, era un hombre de oración.
    Por lo pronto, habría q ver qué parámetros se usan para medir la bondad o la maldad de alguien. Mucho más difícil es juzgar de la vida de oración de alguno; en verdad, sólo.Dios y cada uno sabemos si, cuando parece q rezamos, realmente lo hacemos.
    Lo q es indudable es q, ni el gereje ni el mafioso deberían de estar ocupando puestos en la Santa Madre Iglesia. Ni siquiera como sacristanes.
    De esto trata este artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. No hay porqué dudar de que Tucho tiene vida de oración. Otra cosa es que sea con Dios. Quizá rece a Satanás. O, lo más probable, a sí mismo.

      Eliminar
    2. No insulte a Don Vito Corleone comparándolo con el Tucho, por favor.

      Eliminar
    3. Andreas me quitó las palabras de la boca.

      Eliminar
  8. ¿Que las firmas de Tucho y el Papa son truchas? ¡No se puede creer! Parece un chiste de humor negro, no sólo por la audacia de Tucho, sobre todo por la absoluta irresponsabilidad de Francisco, quien tiene que ser cómplice forzoso porque no puede ignorar semejante barbaridad. Estoy seguro que un almacenero de barrio con el lápiz en la oreja y anotando de apuro lo que llevan los clientes en un papel de cocina engrasado con los últimos 100 gramos de salame que cortó, es mucho más responsable que él.
    A veces me pregunto si a los argentinos que le dimos a la Iglesia universal un Papa tan lamentable como este que en su afán de hundirla llamó a Roma a Tucho el besuqueiro, nos espera un castigo ejemplar o bien en su infinita Misericordia Dios nos dará una última oportunidad a ver si somos capaces de rehabilitarnos. Porque sea lo que fuere no parece faltar mucho, el tiempo se acaba.

    Fuenteovejuna

    ResponderEliminar
  9. La impiedad tiene como castigo estas cosas, como ya decía San Pablo: la homosexualidad, degeneración corporal, se corresponde con la impiedad, degeneración mental. Y ambas necesitan y alimentan el narcicismo.
    Bergoglio, Tucho, et al., seguro se creen muy vivos.
    Nuestro Señor nos la pone fácil: antes los errores se difundían por parte de personas de apariencia de sabiduría, ciertamente inteligentes, eran sutiles y sonaban bien... ahora tenemos estos necios tan pagados de sí mismos que hacen el favor de echar luz, pero no como ellos creen sino al revés. Lo malo es que igual la mayoría tiene atrofiados los ojos y los oídos.
    Pero la Religión ya estuvo en esta situación antes: "tienen ojos y no ven, tienen oídos y no oyen". Por eso decía Castellani que el estado de la Religión (Verdadera) en el mundo sería en el tiempo parusíaco, semejante a como fue en el tiempo de la Encarnación.

    ResponderEliminar
  10. Estimado Wanderer. Me parece que el que apareció como elogiador de Tucho, es el Tucho mismo. Porque se debe ser tan pero tan necio para elogiar a un sujeto tan infumable como ése.
    ¿No será que Bergoglio en estos momentos no esté capacitado para poder firmar algo a causa de su estado de salud? Se lo oye hablar y carece de fuerzas para hacerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía no logro oír al Papa... cuando aparece en algún programa no me alcanzan las manos para cambiar de canal...

      Eliminar
    2. Me parece que hace bien en no oírlo. Yo tampoco puedo. Me da tristeza ver a un hombre tan incoherente como obispo de Roma.
      Tal vez para los que no tenemos estómago lo mejor sea ignorarlo lo más posible.

      Eliminar
  11. Los obispos tienen un temor reverencial a Francisco.
    Él para disciplinarlos echa a Mons. Stikcland de su Diócesis.
    Los obispos argentinos le tienen pánico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es peor, todavía: es temor servil.

      Eliminar
    2. El temor servil anula todas las buenas capacidades y así terminan, como el Obispo de San Luis y tantos otros, desquiciados..! Digo el ejemplo de Barba porque como muchos saben no ha sido un mal sacerdote, pero el episcopado lo consumió.

      Eliminar
    3. Sin negar la buena intención que presupongo en Strickland ha hecho un flaquisimo favor al aceptar su sollevamento, que por ser claramente injusto es una ley nula. Sólo ha contribuido a seguir alimentando la papolatria (pues ha dado entender que el Papa puede deponer obispo si le da la gana cuando no es así) cuando podía haber resistido suspendiendo la obediencia y sin dejar tirados a sus curas, seminaristas monjas y fieles que apostaron por el. Si no estaba dispuesto a llegar hasta el final mejor es que hubiera disimulado un poco sin dejar de predicar la verdad y no habría dejado tirada a tanta gente. Algo parecido se puede decir de Ratzinger, solo que en ese caso es todavía más grave...

      Eliminar
    4. Anónimo de las 11:40 si por derecho canónico entendemos un código que puede cambiar el Papa a su voluntad es claro que no hay un canon en el que diga como responder a medidas tiránicas e injustas de la autoridad del Papa. si por derecho canónico entendemos el derecho dentro de la Iglesia católica es claro que una ley injusta es nula aunque la haya promulgado un Papa y por tanto no obliga. No creo que pretenda usted decir que hay infalibilidad en todas las leyes y decisiones del Papa...

      Eliminar
  12. Es un tanto gracioso ver tanto desgaste verborreico en un Papa que está haciendo implosionar al modernismo desde dentro. Los conservadores, que son el vagón trasero de ese barco, miran espantados, porque quieran o no, Francisco pone en evidencia al rey desnudo al que prestaron fidelidad incondicional hace ya casi 70 años y con el cual terminarán de hundirse.
    Por mi parte, festejo a Francisco como el caballo de Troya que es, y miro con palomitas como la secta modernista se desangra en un caos parricida. Una vez se hayan desintegrado unos a otros, los católicos volveremos a barrer y reconstruir la ciudad tomada.

    ResponderEliminar
  13. Lio en vaticano. Al papa Francisco esto de hacer lio le gusta, sus energías no son las mismas y en esto Tucho le da una grande mano. Lo que sucedió con la respuesta a mons. Negri (Brasil) es gravisimo! Cómo puede mons Negri tomar esto como válido? Qué hizo? Una explicación de lo que surgió con dicho documento tendría que llegar.
    Ya me había puesto una cierta duda al Angelus, donde la lectura aparece por momentos incierta. Con esto que ocurrió, qué pensar?
    "El papa tiene quien le escriba"... y en cuánto a leer antes? Esto, más con lo sucedido, queda en la duda.
    Sara

    ResponderEliminar
  14. Seamos sinceros, como decían en el mayo francés contra De Gaulle, imagina a tu.abuelo presidente de Francia. Bergoglio va a cumplir 87, está fuera de juego, sólo puede repetir frases hechas y bergoglemas. Gobernarán otros en su nombre.

    ResponderEliminar
  15. El 16 de noviembre a hs. 09:43 el afectado Alciro no resistió y escribió en su defensa. Declaró que tiene grandes virtudes. Enhorabuena !!! Válgame Dios, que voy en su asistencia y hago mi aporte. Su Eminencia está adornado por una autoestima elevadísima, proporcional a la figura de humildad que ofrece o intenta ofrecer hacia afuera. En esto coincide con JB. Por un tiempo engañaba a monjitas ingenuas, pero ya no. En esa autoestima de alto rango, ante el choque con la realidad, suele considerarse una víctima incomprendida; entonces se lamenta por los rincones y saca sus instrumentos de ataque. Su victimización le alcanza para declararse unido al Crucificado, pero no para actuar como Él. Ay ! del que es indicado como su victimario, pasará a a ser una víctima degollada. Eso sí: decapitada con acompañamiento de palabras espirituales. En total : puaj ! pura hipocresía. Que se la coma él y los incautos. Aquí nos libramos de él. GMC

    ResponderEliminar
  16. Ayer youtube me recomendó un video de un sacerdote español "Padre Fortea" llamando a no votar a Milei por sus problemas psicológicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Los problemas psicológicos de Milei o de Fortea? Me parecen que andan bastante pareados en esa cuestión.

      Eliminar
    2. Fortea, amén de tonto, da la impresión, paradójicamente, de estar poseso.

      Eliminar
    3. Que Milei no es precisamente un buen candidato es más que obvio; el problema es que Massa es aún peor. Y puesto que son los únicos candidatos elegibles y el voto es obligatorio (amén de que, absteniéndose, se da pie a que sea elegido el peor), no me parece mal ejemplo para usar del principio del mal menor y votar a Milei. Si la situación fuera otra, el P. Forte tendría toda la razón.

      Eliminar
    4. Cualquier sacerdote católico con dos dedos de frente debe desechar a ambos candidatos, Millei es diez veces más grave porque tras esos supuestos postulados que encandilan a algunos esta el individualismo materialista liberal, la asociación descarada con las fuerzas que promueven el gobierno mundial y la agenda 1030. ¿ O el poder económico judeocristiana masonico no es el principal promotor de la diabólica agenda? Y esto no va en apoyo al otro candidato a quien conocemos demasiado. Me parece que los católicos y en especial los de buena línea se han dejado encandilar por este personaje siniestro, amoral, esotérico y a todas luces psiquiátrico. Ya lo dijo Morras y lo repite hasta el cansancio A Caponnetto la enfermedad es la Democracia. El fraude no está enn las urnas el fraude es la democracia

      Eliminar
  17. No se trata sólo de que el Papa encontró un buen secretario que le escriba lo que el publica, ni tampoco que quien cumple su función de secretario, el cardenal Victor Fernández, parece ser el que también piensa por él. Lo que importa es que, si ya tales irregularidades pueden ser preocupantes, mucho más lo es el que haya quien ponga en duda el valor objetivo de sus declaraciones, por ejemplo, cuando ese alguien, la filósofa Luisella Scrosati, sostiene que “apoyando la autoridad de su escrito en el magisterio de los dos pontífices anteriores, les hace decir exactamente lo contrario a lo que ellos dijeron”. A lo que se agrega el que los documentos pontificios subscriptos por el actual Papa, que debieran apoyarse en la Escritura, la Tradición y el Magisterio precedente, en algunos casos, sólo remitirían a su propio Magisterio o al de su actual escriba, Víctor Fernández. Y todo esto sí que es grave por lo que sugiere en el sentido de una virtual ruptura con lo anterior.

    ResponderEliminar
  18. Favor de agregar: mi saludo de siempre: ¡Dios guarde a la Iglesia! ¡Alabado sea Jesucristo!

    ResponderEliminar
  19. Muy buena vista hay que tener para identificar a la persona que se ve en la ventana...en todo caso si hay una palabra que pueda calificar a este pontificado és "zafiedad"

    ResponderEliminar
  20. "Y todos imaginamos que a la cabeza de tal plan se ubicaría un hombre venido del norte, brillante y de inteligencia descollante, capaz de obnubilar a multitudes por su agudeza y la belleza y prestancia de su físico masculino" ¿Será un acto de misericordia o de desprecio que nos hayan enviado a este anticristo de cabotaje?

    ResponderEliminar
  21. Estimado Wanderer, circulan rumores en la prensa francesa que le nombrarían un obispo coadjutor a Dominique Rey en la diócesis de Fréjus-Toulon. Sería François Touvet, obispo de Châlons-en-Champagne, y llegaría con "poderes especiales".

    ResponderEliminar
  22. Nos quedamos sin visita del Papa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quisiera ser mosquito en Santa Marta para ver la cara de Pancho mientras sigue las noticias sobre Argentina.

      Eliminar
  23. Estimado Jav,
    Sus comentarios son siempre bienvenidos en este blog. Sin embargo, no he publicado los dos últimos que ha enviado por la sencilla razón que esta página no hay lugar para el antisemitismo ni para las apolilladas teorías conspiracionistas a las que usted alude.
    Lo animo a seguir comentando porque, aunque no siempre estemos de acuerdo, lo suyo siempre enriquece, excepto cuando incursiona en temas que por principio no puedo aceptar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese Jav suena a un puntano o de San Rafael, que anda un poco resentido y acaba en teorías que realmente no concuerdan con la realidad.

      Eliminar
    2. Soy hijo de los cursos de cultura católica de CABA.
      Nieto de los bravos defensores de la Teología ( tórtolo) de Paraná
      Bisnieto de los guardianes de la liturgia, los puntanos
      Bisnieto del islote de la ortodoxia de San Rafael.
      Amigo del Armenio.
      Les tiró una data, en Mayo viene Cara de Vinagre....
      Ya saben cómo es la política vaticana de los Papás.
      No tiene sentido pelearnos y usar adjetivos descalificativos, sin conocer mí hipótesis, que en unos meses será teoría.
      Sigamos hablando de teología y filosofía, la política partidaria no es lo nuestro.
      Viva Cristo Rey.
      Pd: Vayan preparando pañuelos blancos y amarillos para saludar al Papá.

      Eliminar