lunes, 4 de mayo de 2009

Colgadas

El último número de la revista “C” –que publica el diario Crítica y que puede bajarse en formato PDF desde aquí- dedica su nota central a relatar el caso de algunas monjas que colgaron sus hábitos. La intención del periodista, y de las ex-religiosas entrevistadas, es mostrar una nueva cara de la injusticia y del machismo irremediable de la Iglesia que se manifiesta también en hechos como que cuando cuelga un cura, todo el mundo se entera y se arma un escándalo, y cuando cuelga una monja el hecho pasa desapercibido. O bien, que a los curas se les hace más fácil tener historias amorosas y, si son gays, pueden trepar más fácilmente en la jerarquía eclesiástica. De rebote, la nota pretende mostrar algunos casos de ejercicio de la libertad y de la liberación que alcanzaron estas ex-piadosas mujeres.

El efecto que consigue en cualquier lector con un mínimo de sentido común es exactamente el contrario: el de una profunda compasión y tristeza por estas pobres mujeres que erraron muy fiero en la vida - ellas mismas relatan las pruebas - y, cuando se ven las fotos de las féminas, la impresión se acentúa.


La primera entrevistada es la ex-hna. Stella Maris Rollan, Hija de María Auxiliadora en Rosario, que dejó su congregación luego de décadas de vida religiosa. Admite que al ingresar al convento había dejado a su novio pero que “en la iglesia se enamoraba de todos: profesores, curas. Me vivía confesando”. Su debacle comenzó cuando se dio cuenta que lo que la Iglesia hacía por los jóvenes no era suficiente y, por tanto, se involucró en el mundo de teatro. Sus hermanas en religión la miraban mal porque volvía al convento a medianoche o ni siquiera iba a dormir. Y andaba con varones todo el tiempo, amigos y alumnos. ¡Pobre sor Stella Maris, tan incomprendida! Cuando salió del convento comenzó a trabajar en un centro de rehabilitación de drogadictos, se enamoró de un cocainómano con quien se casó y tuvo una hija. El pobre, luego de un tiempo, volvió a consumir (quién no, después de casarse con semejante adefesio), y Stellita lo echó de su casa. Hace seis años falleció. “Fue el amor de mi vida”, dice hoy la viuda.

La segunda entrevistada es Ana María Catalina Cerri, ex religiosa del Sagrado Corazón y actual traductora de italiano. Más breve que la anterior es, sin embargo, más clara: “Yo entré en la congregación en el ´74. Si no me hubiese hecho monja, hubiese sido guerrillera o drogadicta”. Sus problemas en la comunidad comenzaron cuando sus hermanas le reprochaban que usara el hábito corto, escuchara Charly García y le gustara Paul Williams.


La última entrevista es a la “peor de todas”: Elsa San Martín, lesbiana y ex-monja del Divino Maestro. Cuando la culpa que le producía su inclinación sexual se hizo consciente, se dijo: “Sublimemos esto y vamos a empezar una vida religiosa”, lo que se dice, rectitud de intención. Dejó la congregación después de veinte años de vida religiosa para alquilar un campo en La Cumbre, donde se mudó con su novia, y se dedicó a cultivar lechuga y criar pollos.

Cuando se leen estas historias la reacción de cualquier bien nacido es de condena a estas mujeres, sentimiento que surge fundamentalmente del amor a Jesucristo. Enerva, ciertamente, que una mujer con veinte años de vida religiosa pueda afirmar que el amor de su vida fue un drogadicto que hizo su esposo, y no el Esposo divino a quien se entregó en un acto libre. Y enerva que las otras hablen pestes de sus ex-hermanas en religión porque las miraban mal cuando escuchaban a Charly García, no volvían a dormir al convento o se enamoraban de curas o de jovencitas. Con ese curriculum de vida religiosa no les quedaba otras salida más de dejar todo y volver al mundo. En definitiva, el problema fue que, en un momento determinado, dejaron de decir SÍ. ¡Dios nos libre!

Todos nosotros movemos la cabeza cuando leemos notas de este tipo y decimos: “Que se jodan por progres”. Pero la respuesta, y el dolor, deja de ser el mismo cuando miramos a nuestro alrededor y vemos que de este lado también pasa lo mismo. Sólo que aquí, y hasta donde sabemos, los curas y monjas amigos/as que cuelgan no escuchan rock nacional ni se acortan los hábitos. A lo sumo, tienen un par de cassettes de Los Chalchaleros y a la sotana le faltan algunosde botones. Y de pronto, de un día para otro casi, cuelgan. Y a las semanas aparece la traductora, o la alumna, o la lider del grupo juvenil, o la maestra del colegio parroquial que se apiada del ex-curita, y consuelo va, consuelo viene, cataplún!, descubren una nueva vida.

¿Qué es lo que pasó? Se me ocurren dos explicaciones: falló la voluntad; they gave up, abandonaron la carrera, se dieron por vencidos y no soportaron la tentación, no ya contra la carne, sino contra la fe, que asalta en la mitad de la vida. Es curioso que la mayoría, justamente, cuelga en torno a los cuarenta años.

La segunda explicación, es que el problema está en el instituto religioso o seminario. Hace algunos meses comentaba en este mismos blog el caso de la ex-Servi Trinitatis y la mayoría de los lectores conoce los tristes y cuantiosos casos de las defecciones kukusas. Cuando la embriaguez que producen las sectas católicas se evapora y se comienza a ver la realidad, la única y saludable reacción es escapar.

Pero otro problema no viene por la conformación sectaria del grupo sino por la falta de idoneidad de los formadores, incapaces de discernir entre quiénes verdaderamente poseen las altísimas condiciones necesarias para llevar adelante la vida sacerdotal o religiosa, del joven piadoso, o del intelectual, o del turbado o del que tiene un tornillo medio flojo, y que sólo buscan “sublimar esto”.

Me parece que terminé copiando a Castellani, sin quererlo.

23 comentarios:

Coronel Kurtz dijo...

Estimado Wanderer:

En general concuerdo con su artículo. Pero no me queda nada claro (creo que no se deduce del mismo) que discutir el celibato sacerdotal pueda mejorar algo. Es más, creo que va a traer más inconvenientes -- donde van a mezclarse niños inocentes.

El hecho de que la Iglesia sea como un radiador o un parabrisas al que se le pegan todos los bichos (incluyéndome, y -estoy seguro- a unos cuantos de sus lectores) creo que es de su esencia. A la sombra de sus gárgolas siempre va a haber un Cuasimodo.

Sí creo que el proceso de selección de candidatos debe ser mucho más riguroso. "But that's another story for another time."

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Sinceramente, estimado Wanderer, tras superar el contagio de acedia que produce este reportaje, me inclino a buscar las raíces de esta crítica lejos del celibato.
¿De que aprovecha a la mujer que entró en la Congregacion para "sublimar" su gusto por el bello sexo la supresion del celibato? En general, ¿de qué aprovecha a la vida religiosa en general, que gira alrededor de los tres votos?
Y en el caso de los sacerdotes, ¿Acaso un Lugo se refrenaría con el matrimonio? ¿Conoce muchos padres de familia que seducen a las amigas de sus hijas? ¿O Marcial Maciel, matrimonio mediante, hubiera "sublimado" su rampante pederastia?
Las causas de la crisis están más hondas, más lejos.
Habrá, en todo caso, que replantear el tema del celibato por mor del servicio a la Iglesia, como rueda de auxilio para sortear la crisis. Algunos viri probati, consolidados en su matrimonio, ajenos ya a las preocupaciones de los primeros años del matrimonio, con hijos establecidos y emancipados (y ojo con el divorcio del cura, como ocurre en Oriente)
No espere mucho de la limitacion del celibato. Parece que se cumple la maldicion de Catulo: "Nec tecum nec sine te vivere possum".
Toto corde

Wanderer dijo...

Estimados amigos: La mención de la supresión del celibato no se refería específicamente al caso de las monjas arrepentidas sino, en general, al problema de los curas. Coincido con Ludovico, no se solucionaría todo el problema, más bien una pequeña parte de él, pero algo es algo.
Por consejo de amigos, sin embargo, cierro el pico.

Anónimo dijo...

Wanderer, le suplico un post sobre Servi Trinitatis. Alguien muy próximo pasó allí una experiencia de manipulación y destrucción solo comparable a los experimentos de despersonalización que hacían en "campos de experimentación" las grandes potencias.

Me niego a verlos como pobres víctimas del humanismo. Hacer una cosa secreta (al estilo de los camanduleros tfp), que además implica algunos "favores" (como traficar remedios y guita "de amigos" bajo el hábito) y al mismo tiempo pretende aparentar una "normalidad laica", me parece repugnante. Algo así como ser numerario ó miembro pleno de la secta del macaco brazuka. Lo peor de ser religioso, y nada de lo bueno.

Por eso, quedamos a la espera de su bien informada pluma. Quizá todo eran infamias y descubro que soy masón-gnóstico-newage-renacentista-antihispánico, y estoy colaborando con una gran campaña de difamación.

Carlos Tagapopulos-Lizzardi

Anónimo dijo...

Carlos: En uno de los links que puso el Wanderer, dice que a los curas éstos se les imputan, entre otros, los siguientes delitos:

trata de personas... conducción fuera del país para sometimiento de otra persona... inducción a persona mayor de 10 años y menor de 15, a fugar de casa de sus progenitores... violación de correspondencia; extorsión... retención ilegítima de documentos de identidad.Uy, ¿habrá que cerrar el CUDES de la calle Montevideo o La Ciudadela de Rodríguez Peña de la Obra? ¿La Finca de los kukuses? ¿La Residencia Santísima Trinidad de Fundar? ¿La Casa San Pablo de Vicente López de la ACS?

Todas las sectas movimientistas pre y postconciliares hacen esto todos los días. ¿Por qué ningún juez toma una denuncia contra ellas y sí contra Servi Trinitatis?

Malleus Maleficarum

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Estimado Carlos, no creo que sea necesario. Como decía Borges de los pueblos del interior, todas las organizaciones sectarias intraeclesiales se parecen, hasta en eso de considerarse a sí mismas distintas...

Anónimo dijo...

Sí, creo que deberían clausurarse esos antros, aún con malos argumentos. No solo generan tipos que despues odian a la Iglesia con todo su ser, sino que son caldo de cultivo para nuevas sectuchas.

Es muy piola tomarse a la ligera lo que pasa dentro de esas agrupaciones, hasta que alguien que queremos cae en sus redes y nos toca vivirlo en carne propia. El cinismo burlón no responde en esos casos.

Sería interesante ver cómo lo solucionaban los Papas santos de la antigüedad.

Carlos Tagapopulos-Lizzardi

Anónimo dijo...

Yo prefiero que un cura cuelgue la sotana y se vaya a que se quede y se morfe un pibe aprovechando su posición.

El carasucia

chelo dijo...

Yo me pregunto una cosa, estimado Wanderer, leyendo con mucha penas estos vómitos de Crítica. ¿A qué viene tanta alharaca por estas evasiones monjiles o curialescas? ¿Acaso no debiera ser “noticia” también que el Sr. X se divorció luego de veinte años de su mujer a la que un día prometió amor incondicional, del que ahora y de repente reniega orgullosamente? ¿No se trata exactamente de lo mismo?. Pues a fin de cuentas la cruz personal adoptará para ellos nuevas dimensiones, más no dejará de herir febrilmente todos sus miembros, y sólo hay dos posturas al respecto: o maldecirla o abrazarla.

Anónimo dijo...

En la calle Vicente López hay un cursito de iconos *re kitsch*.

Fede Klemm

Plinio dijo...

Camandulenses eran los de la TFP. Algunos podrán ser camanduleros, pero eran camandulenses.

Pablo dijo...

Por las circunstancias que relatan estas mujeres, pareciera que se ha tratado de personas de idoneidad (psicológica o moral) bastante dudosa para asumir los compromisos propios del estado religioso a perpetuidad. Sin negar la libertad personal, cabe preguntarse si no hubo corresponsabilidad en superioras y directores espirituales que las animaron a seguir un camino para el que, tal vez, no eran aptas.

Respecto del sacerdocio, ya se trate de célibes o de casados, pienso que mientras no se exija lo suficiente para llegar a una certeza moral sobre la plena idoneidad de los candidatos, los problemas como los que el artículo relata, se repetirán, ya sea en el contexto de la disciplina occidental como en el de la oriental.

Cordiales saludos.

Anónimo dijo...

"Fede Klemm": si se refiere al taller de iconografia "El Mandilyon", del P. Eduardo Pérez dal Lago, no veo qué tienen de kitsch. El Padre Pérez se toma muy en serio ese trabajo, y viene estudiando el tema desde hace años.

Anónimo dijo...

La diferencia, estimado Chelo, es que al Cura/Religios@ (qué moderno que soy!), le bancamos una vida bastante cómoda y libre de preocupaciones. Además de que son géneros de amor muy diferentes y siempre es más grave fallar a Dios que a una mujer, no porque esto último sea menos pecado, sino porque Dios es Dios.

Plinio: gracias por la aclaración.

Carlos Tagapopulos-Lizzardi

Mary Lennox dijo...

Estimado Wanderer:
Una cosa que no entiendo ¿Porque es un problema del celibato y no de la persona? Me parece que en la mayoría de los casos es así, sobre todo en los casos relatados o aducidos en el post. No concuerdo con que lo tengan que levantar, es un privilegio dificil y duro es cierto, pero como decía un héroe contemporáneo: "Todo gran poder viene acompañado de una gran responsabilidad" y contemplando sus poderes se respondía "Mi don, mi maldición".
Atentamente
La pequeña
Mary Lennox

Lope de Aguirre dijo...

Maister Wanderer: Me parece que stamo desbarrancando.Es preferible que existan dos sacerdotes buenos a que existan millones sacerdotes que no respeten el orden sagrado.Nadie los obliga a esta altura del devenir (salvo alguna sectita a algunos orates o disminuidos) a elegir el sacerdocio.
No me vas a decir ahora que la Iglesia debe adaptarse a los antojos del principe de este mundo.
Y al que no le guste el celibato que cuelgue los habitos y chau.
Respetuosamente.

Anónimo dijo...

Tiene razón el carasucia
Un niño Feliz

Anónimo dijo...

Maellus boludorum, te digo porqué, yo conozco a los involucrados en el caso y no me hago el superadito.

El Obispo piensa como vos y deja que se joda la gente que cae en las garras de esos gallegos de miercoles.

Pero en este caso se toparon con una familia funcional que no se bancaba ver a su hijita tratada como una esclavita sin sueldo.

Terminan dando asco ustedes, defensores de la "ortodoxia católica", que despues demuestran el cinismo más repugnante y frio cuando alguien padece a sus amigos.

No justifica que ustedes también lo hayan vivido el que sean tan huachos y duerman tranquilos, sabiendo el precio de la pintoresca corte de los milagros que visitan el domingo.

Qué jodido caer en las garras de la gente "buena" Wanderer. Termina siendo igual de hija de puta que la otra, pero aparte, se manda la parte.

Pudranse!

Jorge Fieroni

Anónimo dijo...

Miren lo que pasó con el curita del la tele!
http://panodigital.com/dos-buenas-ranjith-se-queda-y-comunion-a-la-bolognesa...#comment-13913

Cacho Castaña

Anónimo dijo...

Los de San Isidro son más chetos, tienen casa de "descanso" en José Ignacio, Punta del Este...

Martin Rip-Curl

ojoaguila dijo...

Estas son mis guerreras de la luz y yo su servidor.Me encanta vuestra fresca y pura libertad.

Desperado dijo...

No se porqué,pero... algo huele mal en The Wanderer... Cada vez que leo algo de esta página, tengo la impresión que el radiador con mas bichos está aquí.
Una cosa tengo clara, aquí escriben ex... ex-seminaristas,ex-militantes, ex-nacionalistas... y por el camino que van excomulgados. No digo que este todo mal... no,pero hay un tufillo a fariseismo . Es como si viviesen en una isla "La Isla de Wanderer" y los que la habitan, como han naufragado en sus vidas terminaron refugiandose en esta isla ... y para negar que están perdidos, se dedican a criticar a todos los que viven en el arca de la Iglsia, a la buena de Dios, luchando en este mar tempestuoso de la vida; muertos de angustia pero levantandose una y otra vez para llegar a buen puerto. Y ustes, pobres hombres que han resignado las armas ante el enemigo, con aire de pedantería critican, denigran, ridiculizan a todos los que habiendo sucumbido se levantan una y otra vez por la gracia de Dios. Isleños pirátas, que roban la gloria de Dios para reverenciarse entre ustedes... que se yo... me muero de sueño... pero...Bah! es inutil... si hasta hablan en ingles como los piratas

Desesperado 2 dijo...

No se si los criticones estos se enteraron de la resolucion judicial favorable a Servi Trinitatis.. http://aica.org/index.php?module=displaystory&story_id=18198&format=html para algun colgado.. Y si realmente saben lo que es e implica una secta no estarian hablandole al aire como lo hacen :/