sábado, 26 de marzo de 2011

Ellos sí saben lo que hacen


Mientras en Argentina poseemos el remanente episcopal del mundo, en Oriente las cosas son distintas.
Ha sido elegido patriarca de la iglesia ucraniana Mons. Sviatoslav Shevchuk, hasta ahora eparca ucraniano en nuestro país. De tan sólo 41 años, es una mente esclarecida y plenamente católica, en el sentido más "universal" del término.
Ad multos annos!
Las repercusiones de la noticia aquí, aquí y aquí.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Consultas:

Si no tengo forma de cumplir el precepto dominical en una parroquia católica, puedo hacerlo en una ortodoxa cismática?

En ese caso, puedo comulgar o solo concurrir?

Y si tengo forma de cumplir con el precepto en una parroquia católica pero con el novus ordo missae y no con algún rito tradicional católico y esto sinceramente me lastima, puedo de todos modos cumplir con el precepto con los ortodoxos cismáticos?

Qué establece el CIC?

Muchas gracias.

Emilio.

Jacobita dijo...

La Iglesia Grecocatólica Ucraniana no tiene patriarcas. Como dice el comunicado oficial, ha sido elegido "Arzobispo principal" (Верховним Архиєпископом УГКЦ) de la IGCU, y sucederá a Huzar como Arzobispo de Kyiv-Halych. Los greco-católicos han pedido durante mucho tiempo que se les concediera el Patriarcado, pero desde Roma hacen oídos sordos, supongo que principalmente para no molestar a los ruskis (Balamand y demás). Eso parecería malo, desde el punto de vista tradi, pero tal y como están las cosas por Ucrania no lo es tanto. Me explico. En Ucrania hay tres "Iglesias" ortodoxas: Patriarcado de Kyiv, Patriarcado de Moscú y Autocéfalos. Lubomyr Huzar se enredó mucho en política, apoyó totalmente la "revolución naranja", un circo por el que se pretendía sustituir la cleptocracia pro-ruski que habia gobernado Ucrania desde la independencia por una cleptocracia pro-yanki y pro-UE. Y en ese contexto hay que ver todos los esfuerzos ecuménicos: se dirigen al patriarcado de Kyiv y a los autocéfalos, ignoran a los ortodoxos ruskis (pratiarcado de Moscú). Una revista oficial (o más bien, LA revista oficial) de la IGCU se llama "Patriarcado" y su lema es "Para la Unidad de la Iglesia y la NACION". Es decir, se ha buscado un ecumenismo "político", para unir a los Católicos y ortodoxos "ucranianos" y dejar fuera a los ortodoxos pro-rusos (la mayoría en el sur y el este del país). El propio Huzar dijo que el futuro Patriarca, tal como lo veía él, no tenía necesariamente que ser Católico. Más claro agua, se trata de crear una Iglesia Nacional Ucraniana. Así que hay un conflicto de "ecumenismos": uno más amplio desde Roma, y otro más "local" desde Kyiv.

Jacobita dijo...

Sigo:
El Cardenal Huzar fue ordenado obispo por el Cardenal Slipyj en 1977 sin la autorización de Pablo VI (parece que no es necesaria según el Código de Derecho Canónico oriental). Hasta que regresó a Ucrania, después de la independencia, vivió en EEUU, lo que parece que no le sentó demasiado bien. Por ejemplo, en una entrevista se enorgullecía de haber animado a Juan Pablo II a celebrar la secuela de Asissi, Asissi II. El nuevo Arzobispo de Kyiv-Halych fue secretario personal de Huzar y rector del seminario de L'viv (la única ciudad importante de Ucrania donde los grecocatólicos son mayoría, anteriormente era la sede de la IGCU), así que aunque sea muy joven es posible esperar cierta continuidad. Lo que no es precisamente bueno.

Anónimo dijo...

Emilio:

Quien no tiene forma de cumplir el precepto dominical no está obligado a cumplirlo. La Iglesia no pide imposibles.

Saludos.

Wanderer dijo...

Estimado Emilio, No soy especialista, pero creo que el el CIC es claro al respecto: el precepto se cumple asistiendo a un rito católico.
Jacobita, El sínodo de la iglesia ucraniana erigió hace ya varios años al arzobispado mayor en patriarcado, algo que Roma nunca convalidó, seguramente por las razones que Ud. aduce. Utilicé el título, que los mismos ucranianos utilizan, como una muestra de simpatía.
En cuanto a Mons. Sviatoslav Shachuk. tengo dos amigos que los conocen personalmente, y la opinión de ambos excelente.

Anónimo dijo...

Malachi Martin pregunta:

Estimado Wanderer, me es necesario plantear la siguiente situación, a ver si Ud. o alguno de los que participan en el blog me dan una guía de conducta, y le pido que me corrija si algunos de los conceptos que manifiesto no fueran correctos.

Algunos sostienen que siempre es infalible el Magisterio Ordinario del Sumo Pontífice, mientras que otros señalan que no siempre lo es (sería el caso del llamado ''meramente auténtico''), sino en tanto en cuanto coincide con lo que se ha sostenido siempre (dígame si entendí bien).

Ahora,como el lenguaje utilizado por los últimos Papas y los documentos del CVII tienen tanta mezcla con cosa ambigua, más los actos y/o declaraciones no-magisteriales pero de amplia difusión, como los de Juan Pablo II y aún Benedicto XVI que, la verdad, me hacen sostener la respiración,digo: dado que no cuento yo con el bagaje de conocimientos teológicos necesarios como para darme cuenta de qué es lo que coincide con la enseñanza de siempre y qué no en los documentos papales publicados, ¿está bien que, directamente,no los lea y preste atención sólo a lo que se declare ex-cátedra, sabiendo que ahí de ninguna manera puede filtrarse ningún error?

Me aflige mucho lo que veo o escucho, o la mezcla con ambigüedades en las publicaciones que se presentan como ''magisteriales'' desde el CVII para acá... Y no tengo la pericia como para andar cribando y filtrando conceptos, o aún ''disculpando'' expresiones desafortunadas y hacer una hermenéutica bondadosa...

Y, por otra parte, ¿no es ésto demasiada carga para los pobres fieles como? ¿Hago mal si no presto atención a nada más que a lo que conozco de antes y a lo que se declare ex-cátedra, si es que lo hacen?

Deme, por favor, una orientación, y gracias por anticipado.

- M. Martin -

Jacobita dijo...

Soy totalmente lego en Derecho Canónico oriental, pero me parece que hasta que haya un reconocimiento de Roma, Monseñor Svyatoslav tiene tanto derecho a usar el título de Patriarca como yo a autoproclamarme Almirante de la Mar Océana.

Le envío un artículo de he traducido de una página ucraniana:

25 de marzo de 2011
En la IGCU confían en que el nuevo dirigente de la misma será nombrado Patriarca.

Monseñores Igor Boznyak y Bogdan Dyurakh en la conferencia de prensa del 25 de marzo informaron que continuaran rezando, para que Dios conceda al dirigente de la IGCU plenos poderes eclesiásticos y sea establecido de esa forma el Patriarcado de la IGCU.

“La celebración litúrgica no sólo es una afirmación del hecho, sino también una expresión a Dios de nuestra petición de que nos envíe lo que todavía necesitamos para alcanzar la categoría completa patriarcal. Por tanto seguiremos rezando por esa intención, para que Dios bendiga a nuestro Arzobispo Principal [Nota: éste es el título oficial, en ucraniano Верховній Архиєпископ] y le conceda la plenitud de poder eclesiástico para aquella Iglesia, que es Iglesia de pleno derecho.”

“Y no hay que dudar que continuaremos lo que empezó nuestro Patriarca Josyp [Slipyj]” – añadió Monseñor Igor.

También los Monseñores expresaron la convicción de que la elección del nuevo dirigente de la IGCU Monseñor Svyatoslav Shevchuk favorecerá alcanzar la meta de conseguir el estatus patriarcal y le desearon que se esforzara por la unidad de las Iglesias ucranianas, que hoy están divididas.

Como se hizo público, hoy, el 25 de marzo, el Papa Benedicto XVI oficialmente ratificó al nuevo dirigente de la IGCU elegido por el Sínodo, Monseñor Svyatoslav Shevchuk.

Recordamos que el Sínodo Electivo de Obispos de la IGCU empezó el 21 de marzo en L’viv. Tomaron parte en él 40 obispos de Ucrania y el extranjero (Europa occidental, EEUU, Canadá, Brasil, Argentina y Australia.)

La entronización del nuevo dirigente de la IGCU tendrá lugar el 27 de marzo a las 10:00 en la catedral patriarcal de la Resurrección de Cristo en Kiev. A la ceremonia han sido invitadas cerca de 1.000 personas. Estas son representantes de todos los obispados y exarquías de la IGCU, del gobierno estatal y local, ONGs locales e internacionales y varias confesiones y organizaciones religiosas.

http://tyzhden.ua/News/19477

Jacobita dijo...

Continúo.
Para bien o para mal, si Monseñor Svyatoslav vuelve a visitar pronto a Buenos Aires lo hará como Arzobispo de Kyiv-Halych, no como Patriarca de la IGCU.

A mí me parece que, tal como están las cosas en Ucrania, es para bien (aunque si dijese esto en medio de un grupo de Católicos ucranianos probablemente correría el riesgo de ser linchado). Un Patriarcado es darles manos libres para aventurismos "ecuménico-políticos" que dejan fuera a la mitad de los ucranianos, los "rusificados" del Patriarcado de Moscú.

En el artículo que envíe en el artículo anterior hay dos comentarios. Uno de ellos confirma mis ideas: sugiere arreglar las cosas entre la IGCU y el Patriarcado de Kyiv, sólo después pedir el reconocimiento al Papa y mandar directamente a paseo al Patriarcado de Moscú (probablemente la principal "Iglesia" en Ucrania por número de bautizados y totalmente mayoritaria en el sur y este del país). Todo eso "en nombre de la creación de una Iglesia Única local de Ucrania", como dice el comentario. La mezcla de Nacionalismo y Cristianismo no puede dar buenos frutos.

Coronel Kurtz dijo...

Jacobita:

Por lo que sé, si bien la Santa Sede no reconoce el título de Patriarca de la IGCU, lo tolera como título de cortesía de allí que los comunicados de prensa le den trato de Beatitud. No creo que haya que tomarse la cuestión tan a pecho, puesto que de facto el Arzobispo Principal es un patriarca.

Muy interesantes sus aportes sobre las cuestiones políticas que rodean a todas estas iglesias orientales.

No creo que Roma no autorice el patriarcado simplemente para no molestar a los rusos; sino porque en la tradición oriental un Patriarcado es una cosa seria y ya hay demasiado descontrol con patriarcados superpuestos que, por motivos histórico-políticos, fueron reconocidos por la Santa Sede en el pasado.

In diebus illis dijo...

Coronel Kurtz: me sorprende su respuesta. Yo estoy con Jacobita y me refugio en la situación de la Iglesia católica bizantina rusa. Yo conozco al párroco de los rusos en Paris, los rusos católicos de rito eslavo-bizantino y más o menos sé algo del tema. Es tanto y tan grave que Roma no da el "placet" de que esa Iglesia tenga jerarquía y está en las últimas, agotándose de vieja y agonizando sin relevo.
No sé si sabe quién es el párroco, pues es un sanluiseño, el reverendo Padre Gabriel Díaz Patri, un pobre diocesano argentino que tuvo que huir del nuevo rito y no despercidiar su talento en la Iglesia latina de Roma (neomodernista y conciliar).

postdata: en castellano Lviv es Leópolis o Lemberg en alemán.