lunes, 17 de octubre de 2011

Sinite parvulos venire ad me


Quienes tenga Facebook, pueden ver el video que publica el informativo Eclesia (sic) en
http://es-la.facebook.com/periodico.eclesia
Allí podrán ver un video con tomas de la Misa para Niños oficiada el sábado pasado por el Cardenal Primado de la Argentina.
Imperdibles:
* La actuación del capocómico.
* Los obispos con cara de bobo haciendo palmas en la procesión de entrada.
Preguntas:
* Si el principio de no contradicción está aún vigente, ¿Quiénes son católicos? ¿Ellos o nosotros?
* Este personaje, dicen, estuvo a punto de ser Papa. Creo que ya perdió la carrera para el próximo pontificado. Pero cuántos como él habrán....

14 comentarios:

Anónimo dijo...

María Elena Walsh santa súbita!

Dummy, Fofó y Miliqui Milicorum.

Anónimo dijo...

... y líbranos del mal. Amén.

Anónimo dijo...

Al principio me hacía problema por los sedevacantistas. Ahora hago como los modernistas: en la teoría todo bien con B16 y Jorge Mario, en la práctica son dos viejitos bobos que dicen cosas sin sentido. Luego de (San) Pio XII, para mí se tomaron vacaciones en Roma.

Así se puede seguir siendo Católico como los Santos de antes, no los que se hacen con microondas, como ahora.

Maurrás

Don Diego dijo...

Hace unos años fui catequista de Confirmación en un Parroquia en la arquidiócesis de Bs As y me tocó llevar a mis alumnos a la "misa de niños", que en aquel momento se celebraba en la cancha de Boca. El espectáculo era cualquier cosa, menos una misa (para peor, como los chicos sabían que íbamos a una cancha de fútbol, se venían vestidos como para ir a la cancha). Después de más de una hora de un espectáculo que nadie entendía y al que los chicos no prestaban atención, los seminaristas de la diócesis daban la comunión a los chicos, que no habían seguido nada de lo que pasaba. Creo que era lo único positivo de la tarde, que los chicos comulgaban. Lo que pasaba dentro de la cancha era cualquier cosa, menos una misa...

Anónimo dijo...

Carlitos Balá Doctor de la Iglesia.

Redacción dijo...

"Pues bien, como recuerda San Agustín (De Civ. Dei, X) “el sacrificio visible que exteriormente se le ofrece a Dios es el signo invisible del sacrificio con el que uno se ofrece a sí mismo y sus cosas en obsequio a Dios”. Dicho esto, conviene que la distancia entre el signo y lo significado no sea tanta que el signo desmienta lo que se quiere significar. Pues, como señala el Aquinate (S. Th. II-II, q. 93, a. 1) “mentir es mostrar exteriormente con signos lo contrario de la verdad. Y así como una cosa puede manifestarse con palabras, del mismo modo puede expresarse con hechos [...] y si con tal culto exterior se expresa algo falso, en este caso el culto será pernicioso”, como cuando se practica un culto que tiende a crear la impresión de que sólo importa la humanidad de Cristo, y ésta entendida como un hombre desprovisto de inteligencia, carente de virilidad, sentimental y muy poco parecido al retrato que de El no suministran los Evangelios. Que es lo que Boulgakoff dio en llamar la herejía del “jesusismo”.

Es para evitar cosas como éstas que el Apóstol (I Cor. XIV:40) pidió que “en todas las iglesias de los santos [...] se haga todo con decoro y orden”, y es la razón por la que Teresa de Jesús (Vida, XIII, 16) suplicaba que “de devociones a bobas nos libre Dios”. Por lo mismo San Pedro (I Pedro, IV:1) nos recomienda ser “prudentes y sobrios” para poder dedicarnos a la oración. Todas estas recomendaciones (y muchas más) están dirigidas a asegurar un “culto racional” (Rom. XII:1) externamente decoroso para la edificación de los fieles y mayor gloria de Dios." (Jack Tollers)

Capitán Willard dijo...

Superó toda expectativa. Balá, Piluso y Margarito Tereré son Patres Ecclesiae comparados al primate.

Estas celebraciones proféticas superan todo principio y lógica.

Que Dios se lo lleve pronto. O el próximo será peor?

Anónimo dijo...

Creo que hay grados de maldad. He presenciado misas en que se rezaba por "el eterno descanso del compañero Ernesto Guevara y todos los que han muerto en tu misericordia". He presenciado misas en que el sacerdote aclarase expresamente que la presencia de Cristo en la Eucaristía es un "símbolo".

Las cosas pueden ser un poco peores que nenes aplaudiendo.

Wanderer dijo...

El problema no son los nenes aplaudiendo. El problema son el capocómico y las vedettes mitradas.

Anónimo dijo...

Total ausencia del sentido de lo Sacro.
Les dejo un video:
http://www.youtube.com/watch?v=ZnsXKtE5PNI

Beto Livio

Anónimo dijo...

¿Quiénes son católicos? ¿Ellos o nosotros? En realidad todo se reduce a dar respuesta a este dilema. Los de dentro, los de fuera, los que piensan en entrar, los que piensan en salir...Todos sabrían a qué atenerse. La tribulación no sería menor pero la atmosfera se aclararía. En "In soft garments" Mons. Knox insiste mucho en que vale la pena ser cristiano en la forma peculiar y concreta del catolicismo. Hoy le sería prácticamente imposible convencer a los chicos que asistiesen a sus conferencias. Más o menos todo el mundo vive como el gitano del chiste: "Tenía el propósito de aprender los Mandamientos, pero le llego el rumor de que los iban a quitar"

Carnacki

Mary Lennox dijo...

Usted sabe que me pregunté lo mismo en una confirmación en Paraná... ¿A dónde vamos a parar? Y después no preguntamos lo que aleja a la gente de Cristo, yo voto por la falta de seriedad...
¡Bienvenido de Güelta!
Mary Lennox

Miles Dei dijo...

El principio de no contradicción no está vigente, salvo pequeñas intermitencias filolefebvrianas, desde el fin de la gran escolástica. Luego es plausible que ambos estilos sean católicos según voluntad del Papa de turno.

Coronel Kurtz dijo...

El problema no es quiénes son católicos... más o menos.

Quizá ellos sean "más" católicos, pero lo serán *a pesar de*, y no *gracias a*, estas bobadas.

Si nosotros somos "menos" católicos a pesar de haber tenido a favor el *gracias a*, difícil nos lo va a poner San Pedro.

Ahora, en cuanto a las vedettes mitradas... [pip! censurado...]