lunes, 2 de marzo de 2015

Evelyn Waugh y la liturgia VII (y último)

Publicamos la última entrada de la serie. En este caso, algunas cartas de Evelyn a sus amigos y una entrada de su diario. Hacia el final, las circunstancias de su muerte y las reflexiones de su familia.




Carta a Lady Diana Cooper
Combe Florey House
Día de todos los Santos, 1964.

Querida Pug,
            ... El Concilio Vaticano pesa gravemente en mi espíritu. No tengo dudas de que la verdad prevalecerá pero se están hablando muchas pavadas . .  .
Con amor,
Bo.


Carta a Lady Diana Cooper
Combe Florey House
7 de febrero de 1965.

Querida,
            . . . Es lindo ir a Roma. Están destruyendo todo lo que era superficialmente atractivo en mi Iglesia. Es un gran dolor para mí y, por una vez, inmerecido. Si ves al Cardenal Bea escúpele en el ojo.
Cariños,
        Bo.

Entrada del diario: Pascua, 1965.
Un año en el que el proceso de transformación de la liturgia ha seguido un curso planeado. Las protestas no sirven para nada. Una minoría de chiflados, a favor y en contra de las innovaciones importa muchísimo. No creo que a la mayor parte de la gente le importe un ardite.
Más que los cambios en la estética, que despojan a la Iglesia de poesía, misterio y dignidad, se sugieren cambios en la Fe [sic] y en la moral que me alarman. Hay una clase de anticlericalismo que busca reducir la posición sacramental única del sacerdote. Se escribe acerca de la Misa como si fuese una ‘comida social’ en la que el ‘pueblo de Dios’ realiza la consagración.
Ruego a Dios nunca apostatar pero ahora sólo puedo ir a la iglesia como un acto de deber y obediencia – del mismo modo como un centinela en el Palacio de Buckingham es apostado sin posibilidades de ser empleado en defender la vida de su soberano.
El Cardenal Heenan se ha mostrado doble en este asunto. Tuve una comida con él a solas en la que expresó completa solidaridad con los conservadores y, según le entendí, prometió resistencia a las innovaciones que ahora está llevando a cabo. ¿Cómo supone él que la causa de la participación es promovida por medio de la prohibición de arrodillarse en el Incarnatus durante el Credo?
La prensa católica no ha realizado oposición. No viviré para ver las cosas enderezadas.


Carta a Lady Mosley
Combe Florey House
9 de marzo, 1966.

Muy querida Diana,
… he envejecido mucho en los últimos dos años. No enfermo sino debilitado. No hay ningún lugar a donde quiera ir y no tengo ganas de hacer nada y soy consciente de ser un completo pelmazo. El Concilio Vaticano me ha destrozado las entrañas . . .
Con amor,
Evelyn
                                         
Última carta a Lady Mosley
Combe Florey House
30 de marzo, 1966.

Muy querida Diana,
            . . . La Pascua significaba tanto para mí. Antes del Papa Juan y su Concilio – ellos destrozaron la belleza de la liturgia. Todavía no me he rociado de nafta y prendido fuego, pero ahora me aferro a la Fe tenazmente sin gozo. La asistencia a la Iglesia es un puro alarde de deber. No viviré para verla restaurada. Es peor en muchos otros países. . .
Con amor,
Evelyn.

La profunda tristeza que asolaba el alma de Evelyn le impedía, como había ocurrido en años anteriores, esperar con ansias la Pascua de 1966. Sabía que no podría suportar la misa bullanguera y en inglés que se celebraría ese día en su parroquia. Le pidió entonces encarecidamente a sus amigos, los monjes de la abadía benedictina de Downside, que alguno de ellos le celebrara para él y su familia la misa tradicional latina en una pequeña capilla ubicada cerca de su casa. Los monjes se negaron. Finalmente, consiguió que el P. Philip Caraman, s.j., de Londres, accediera a ir a Somerset y celebrara la misa que él tanto añoraba.
Al terminar la celebración pascual, Evelyn había cambiado. Estaba feliz y conversador como en los viejos tiempos. Su familia no cubía en sí de felicidad: habían recuperado a su marido y a su padre.
De regreso a la casa, y mientras se preparaban para el almuerzo, Evelyn sufrió una descompensación y falleció a los pocos minutos.


Carta de Margaret Waugh, una de las hijas de Evelyn, a Lady Diana Cooper
Combe Florey House
Jueves de Pascua.

Querida Lady Diana,
            No se sienta demasiado acongojada por Papá. Pienso que fue una especie de maravilloso milagro. Vd. sabe cuánto deseaba él morir; y morir como él el domingo de Pascua, cuando toda la liturgia es acerca de la muerte y la resurrección, luego de una Misa en latín y la Santa Comunión, es exactamente lo que deseaba. Estoy segura que pidió la muerte en la Misa. Estoy muy, muy feliz por él.
Hablaba mucho de Vd. en sus últimos días. Estaba muy preocupado y molesto por el robo que Vd. sufrió. Asimismo hablamos mucho acerca de nuestra estancia con Vd. en Chantilly hace exactamente diez años.
Con todo mi amor,
Margaret

Carta de Laura Waugh, la mujer de Evelyn,  a Lady Diana Cooper
Combe Florey House
Jueves de Pascua.

Querida Diana,
Muchas gracias por tu carta. Significabas tanto para Evelyn y lo entendías tan bien –pienso que estuvo pidiendo la muerte desde hacía mucho tiempo y que no pudo haber ocurrido de un modo más bello y feliz para él –sin ningún sufrimiento físico o enfermedad –de tal modo que sólo puedo agradecer a Dios por esta gracia para Evelyn. Pero la vida nunca volverá a ser lo mismo para nosotros sin él.
Habrá una Misa en su memoria el jueves en la Catedral de Westminster pero no iré pues bien sé [sic] que siempre hemos detestado las pompas de la muerte. Pero por favor reza una oración por él y por mí.
Con todo mi amor,
Laura

(Traducción: P. Carlos Baliña)



19 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente ilustrativo el sentir de Waugh,a cuantos nos habrá pasado o nos pasa lo mismo...sin palabras!

Alfonso Richter dijo...

Extraordinaria fineza del alma. Sobrenatural. Tal vez signo querido por Dios para alertar sobre lo que se desarrollaba en Roma a ciertos allegados con poder de decisión (Heenan? y otros), pero el resto de la historia ya la conocemos y seguimos padeciendo con creces.
En un ejercicio imaginativo, por cierto nada agradable, verlo a Evelyn en la diócesis de Bergoglio impulsa a uno a creer que tal vez aquí la nafta y el fósforo se lo hubiese arrojado al jesuita.
Pero no pierdo las esperanzas al respecto hoy en día. La lista cardenalicia de purificadores de herejes y apóstatas crece sin pausa.
BTW, la actitud del inglés fue llevada a sus lógicas consecuencias prácticas por un arzobispo francés, años luego. Gracias a Dios.

Anónimo dijo...

Impresionante, con que claridad vio lo que se venía. Es un pre-lefebvriano. Prefirió morirse antes que ir a Misa Nueva.
Quien redescubre el Rito Antiguo le pasa lo mismo.
Bergoglio, es el fruto maduro del Novo Ordo.
La restauración viene pronto, ya son varios los Obispos que olieron el Vetus Ordo, y que van a preferir la muerte antes que volver a la protestante "cena modernista"

Wunderbar dijo...

Gracias, Don Wanderer. Ojalá fuéramos un poquito más ingleses en algunos aspectos, en lugar de serlo en otros.

Walter E. Kurtz dijo...

Muy buena la serie y excelente la traducción. ¡Muchas gracias!

¿Hay alguna idea de publicarlo?

Wanderer dijo...

Don Kurtz, la traducción es del P. Carlos Baliña. Ya está solucionado el olvido.
En cuanto a publicarlos, primero consígame un buen abogado rosarino.

Anónimo dijo...

Impresionante. Y terrible responsabilidad la que asumen los sacerdotes novordistas y birritualistas...

Anónimo dijo...





l'indult Agatha Christie


Anónimo dijo...

Misa en la forma extraordinaria en Francia.

En algunos lugares sigue existiendo:

http://lesalonbeige.blogs.com/my_weblog/2015/03/les-drones-après-les-centrales-paris-cest-au-tour-des-cathos-den-parler.html

Anónimo dijo...

Seguro que van a venir ahora los de Infocaotica a criticar al autor, pues por lo visto en la foto tuvo una familia numerosa...

Jack Tollers dijo...

Coronel, el libro no está propiamente publicado, pero se puede bajar desde acá:

http://etvoila.com.ar/traducciones.php?id=28

J.T.

Anónimo dijo...

Solidícimo sentido común el de Waugh.

Me pregunto cómo es posible que aun quede gente que habiendo comprendido la situación de la Iglesia de los últimos 50 años, aun siga acudiendo a la Misa Nueva, bien o mal rezada.

Gracias Ucrania, gracias Wan.

Anónimo dijo...

Qué sufrimiento. En Inglaterra tuvieron el indulto en 1971. Aquí su pedido a Pablo VI (lean muy atentamente y vean como aun hoy exhorta a los tarambanas):

El texto de la carta de pedido es el siguiente:

“Si algún decreto insensato llegase a ordenar la destrucción total o parcial de las basílicas o las catedrales, obviamente serían las personas beneficiadas por la cultura -cualesquiera fuesen sus creencias personales-, quienes se alzarían horrorizadas en oposición a una posibilidad tal. Ahora el hecho es que las basílicas y catedrales fueron construidas para celebrar un rito que, hasta hace unos meses, constituía una tradición viva. Nos estamos refiriendo a la Misa Romana Tradicional. Aún así, de acuerdo a las últimas informaciones provenientes de Roma, existe un plan para hacer desaparecer dicha Misa hacia fines del año en curso. Uno de los axiomas de la publicidad contemporánea, tanto religiosa como secular, es que el hombre moderno en general, y los intelectuales en particular, se han vuelto intolerantes a toda forma de tradición y están ansiosos por suprimirlas y poner alguna otra cosa en su lugar. Pero, como muchas otras afirmaciones de nuestras máquinas publicitarias, este axioma es falso, Hoy, como en los tiempos pasados, la gente culta está a la vanguardia, allí donde es necesario el reconocimiento del valor de la tradición, y son los primeros en dar la voz de alarma cuando ella es amenazada. No estamos considerando en este momento la experiencia religiosa o espiritual de millones de individuos. El rito en cuestión, en su magnífico texto latino, ha inspirado una pléyade de logros artísticos invalorables -no solo obras místicas sino la de poetas, filósofos, músicos, arquitectos, pintores y escultores de todos los países y épocas. De este modo pues, el Rito pertenece a la cultura universal, tanto como a los hombres de Iglesia y a los cristianos formales. En la civilización materialista y tecnocrática de hoy con su creciente amenaza para la mente y el espíritu en su expresión creativa original -la palabra- parece especialmente inhumano privar al hombre de formas verbales que han alcanzado su más excelsa manifestación. Los firmantes de éste pedido, que es completamente ecuménico y apolítico, proceden de cada una de las ramas de la cultura europea y de otras partes. Quieren llamar la atención de la Santa Sede sobre la apabullante responsabilidad en la que incurriría en la historia del espíritu humano si se negara a permitir la subsistencia de la Misa Tradicional, incluso aunque esta subsistencia tuviera lugar junto con otras formas litúrgicas.”

Firmado: Harold Acton, Vladimir Ashkenazy, John Bayler, Lennox Berkeley, Maurice Bowra, Agatha Christie, Kenneth Clark, Nevill Coghill, Cyril Connolly, Colin Davis, Hugh Delargy, +Robert Exeter, Miles Fitzalan-Howard, Constantine Fitzgibbon, William Glock, Magdalen Gofflin, Robert Graves, Graham Greene, Ian Greenless, Joseph Grimond, Harman Grisewood, Colin Hardie, Rupert Hart-Davis, Barbara Hepworth, Auberon Herbert, John Jolliffe, David Jones, Osbert Lancaster, F.R. Leavis, Cecil Day Lewis, Compton Mackenzie, George Malcolm, Max Mallowan, Alfred Marnau, Yehudi Menuhin, Nancy Mitford, Raymond Mortimer, Malcolm Muggeridge, Iris Murdoch, John Murray, Sean O'Faolain, E.J. Oliver, Oxford and Asquith, William Plomer, Kathleen Raine, William Rees-Mogg, Ralph Richardson, +John Ripon, Charles Russell, Rivers Scott, Joan Sutherland, Philip Toynbee, Martin Turnell, Bernard Wall, Patrick Wall, E.I Watkin, R.C. Zaehner, Jorge Luis Borges, Giorgio De Chirico, Elena Croce, W.H. Auden, Bresson e Dreyer, Augusto Del Noce, Julien Green, Jacques Maritain, Eugenio Montale, Cristina Campo, François Mauriac, Salvatore Quasimodo, Evelyn Waugh, Maria Zambrano, Elémire Zolla, Gabriel Marcel, Salvador De Madariaga, Gianfranco Contini, Giacomo Devoto, Giovanni Macchia, Massimo Pallottino, Ettore Paratore, Giorgio Bassani, Mario Luzi, Guido Piovene, Andrés Segovia, Harold Acton

Anónimo dijo...



Delirante la conversación telefónica de Rorate Caeli con el Cardenal Burke ..

http://www.adelantelafe.com/roratecaeli-exclusiva-rorate-caeli-entrevista-al-cardenal-burke/


Walter E. Kurtz dijo...

¡Buenísimo, gracias!

Anónimo dijo...

Extraordinaria fineza del alma....

¡asi es!
y asi hubieran sido la mayoría de los ingleses si no les hubieran impuesto el ordo de cranmer.....
http://panoramacatolico.info/sites/panoramacatolico.info/files/El%20Ordo%20Divino%20de%20Cranmer.pdf

Anónimo dijo...



Realidades


http://blogs.lanacion.com.ar/parroquia-online/milagros-personales/556/

lefe stone dijo...

Muy bueno eso de escupirles un ojo. Sería tan simbólico como pedagógico.
Pero el ceso promedio rodó por su pendiente y hoy por cosas menores me dicen fachista y guacho de mierda.

Anónimo dijo...

En Santiago de Chile hay misa tridentina cantada todos los domingos a las12 en la capilla de la universidad San Sebastián.