lunes, 22 de junio de 2015

Lo que somos

Ayer fui a misa tradicional en una iglesia motu proprio a la que suelo ir con frecuencia.. El cura, medianamente progre, medianamente instruido y completamente imbécil, suele comenzar sus sermones con una contextualización geotopográfica y referencias a la flora y fauna del pasaje evangélico que se ha leído, para seguir con una perorata anodina y aburrida. Ayer, en cambio, fue distinto: habló del pecado. Aunque a muchos nos pareció algo trasnochado y fuera de lugar en tiempos de misericordia, el cura nos advirtió seriamente a todos los fieles que tirar una botella de plástico en ríos, lagos, acequias o cualquier otro curso de agua, es un pecado. No es broma. Es la pura verdad, y es la pura demostración del vaciamiento sistemática que el papa Francisco está haciendo de la Iglesia. En Roma, por estos días, se está discutiendo admitir a la Comunión a los que viven en adulterio y se afirma que las relaciones homosexuales tienen un aspecto valioso. Sin embargo, contaminar el medio ambiente es pecado. 
No estoy exagerando. Es lo que estamos viviendo. Y la primera conclusión que aparece es que esa no es nuestra Iglesia. Nosotros no somos eso. ¿Qué nos queda?
Hace algunos días discutimos en el blog la cuestión del pesimismo, que no era tal, pero que a nivel emocional se le parece bastante
Van aquí algunas reflexiones a partir de Chesterton y de sus amigos, en el momento de su conversión.
H. G. Wells, que no era católico, escribió: “Me encanta Chesterton y odio el catolicismo de Belloc y Roma… Si el catolicismo va a continuar dando ladridos al mundo por el mundo entero, no puede tener mejor portavoz que G.K.C. ¡Pero yo reniego del catolicismo de G.K.C.!”.
Estas palabras me han resultado esclarecedoras: el pesimismo emocional que por momentos nos asalta se debe a que vemos desdibujada la figura de la Iglesia católica y nos sentimos -insisto, en el plano de las emociones- descastados. En otros términos, sufrimos de una constante crisis de identidad: el catolicismo de hoy ya no ladra a todo el mundo sino que, más bien, se preocupa por moverle la cola a cada rato. Y nosotros no estamos hechos para eso, sencillamente, porque el Evangelio, y San Pablo y toda la Tradición nos mandan otra cosa.
Frente a esto, veamos qué pueden decirnos estos maestros.
En primer lugar, y aunque sea una verdad elemental, nuestra pertenencia a la Iglesia es racional y no emotiva. Chesterton le respondía del siguiente modo a su amigo Wells: “Ante todo he de decirle que, salvo por la gracia de Dios, mi conversión al catolicismo ha sido absolutamente racional; y desde luego nada ritualista… Lo he aceptado porque a mi mente analítica le ha parecido convincente”.
No es cuestión de negar, soslayar o despreciar el factor emotivo, pero en ciertos momentos, como los actuales, vale más apelar siempre a la razón porque, de otro modo, caemos en el pozo.
Lo expresaba muy bien Hilaire Belloc en carta a Chesterton: “La Iglesia católica es el exponente de la Realidad. Es la verdad. Su doctrina en cuestiones grandes y pequeñas constituye una afirmación de lo que es. Esto es lo que acepta el acto último de la inteligencia. Esto es lo que la voluntad confirma deliberadamente. Y por eso la fe a través de un acto de la voluntad se convierte en moral”.
No importa que ahora nos vengan a proponer una religión de colas movedizas y de cultos a la Pachamama. La Iglesia es la Realidad, es lo que es, lo que nos fue enseñado por nuestros padres, les guste o no a los señores y señoras que hoy se sientan en la cátedra de los maestros.
Y por eso, para confirmarnos en esta verdad, bien vienen lo que otro gran amigo de G.K.C, el también escritor Maurice Baring, le escribía al conocer su conversión: “Hacía años que no me alegraba tanto. Apenas existe iglesia en la que haya entrado sin encender una vela a la Virgen, a san José o a san Antonio por ti. Este año y el pasado en Cuaresma ofrecí una novena por ti. Y sé también de muchos otros, mucho mejores que yo, que han hecho lo mismo.(…) Bien Gilbert, todo lo que tengo que decirte es lo que ya te he dicho y lo que dije hace poco en mi libro. Que fui recibido en la Iglesia católica en 1909 la víspera de la Candelaria, y que quizás sea lo único que he hecho en la vida de lo que estoy seguro que nunca me he arrepentido. Cada día que pasa, más maravillosa me parece la Iglesia; más solemnes y eficaces los sacramentos, (…) más profundamente sabios y verdaderos y justos, y todos sus hijos están marcados con un sello del que carecen quienes no pertenecen a ella”.
Es esto lo que somos. La Sanata si es otra cosa.

P.S.: Agregué dos obras de Jospeh Pearce al Arcón de los Archivos.

32 comentarios:

El poeta dijo...

Después de casi 50 años, sigue teniendo razón Gómez Dávila:

"LOS RITOS PRESERVAN, LOS SERMONES MINAN LA FE".-

Muy bueno Wuander,

El poeta.-

Andrés Flake dijo...

Tiene razón D. Wanderer: Nosotros no somos "eso" que pretenden hoy muchos instalados en diversos cargos del estamento clerical. Pero si alguien tiene que irse, son ellos, no nosotros. Si alguien no es católico, son ellos. Pues, como bien añade Ud. luego:

"sencillamente, porque el Evangelio, y San Pablo y toda la Tradición nos mandan otra cosa", otra cosa bien diferente de la que estos pastores acomodaticios al mundo actual nos quieren mandar.

Por eso, no creo que a la larga puedan prevalecer ellos en la Iglesia. Harán mucho daño, sin duda, y confundirán a muchos. Pero, siempre que un católico se acerque con reverencia al Evangelio, le estarán esperando las palabras de Cristo sobre el matrimonio. Y siempre que preste oídos al Nuevo Testamento escuchará aviso de San Pablo sobre la sodomía. Y siempre que estudie con seriedad el Magisterio acumulado en dos milenios sobre la vida, la familia y las relaciones lícitas e ilícitas, tendrá una doctrina clara que seguir.

Una de las grandes desgracias de nuestro tiempo consiste en que con demasiada frecuencia los pastores están peor formados, intelectual y moralmente, que aquellos a los que tienen el deber de pastorear. O están formados pero han rechazado interiormente el legado que recibieron. Seamos conscientes de ello, y evitemos tanto sus ocurrencias como la tentación de pensar que al evitar sus ocurrencias abandonamos la Iglesia. Ellos la han abandonado, y Dios se lo demandará en su día. Pero mientras llega ese día, tratemos cada uno en la medida de nuestras posibilidades de abrir cauces para que la sana doctrina se siga difundiendo. Si ellos tienen púlpitos, nosotros tenemos blogs, y libros, y aulas, y tertulias de amigos. Y estamos peleando por Quien no puede perder.

Gaby dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...


UN VIDEO PARA ANALIZAR : en este video se ve al Papa en su visita de HOY
a la iglesia Valdense del Piemonte. Es notable la concepción de la unidad en la diversidad que expresa a partir del minuto 14. Yo creo que este hombre confunde
las diferencias de estilo y organización con las cosas esenciales.

https://www.youtube.com/results?search_query=papa+francesco+valdesi

Anónimo dijo...


EN ESE VIDEO no se lo ve muy bien de salud al Papa....parece débil, sin fuerza.

Anónimo dijo...


PERDON PERO EL VIDEO COMPLETO ES ÉSTE

https://www.youtube.com/watch?v=ewy-STPsT8E

Anónimo dijo...

Lei que el fin de semana tuvieron que llevarlo a un hospital de Torino porque se sintió mal.

Blas

Raúl Benjamín dijo...

Creo que ayer todos asistimos al mismo sermón universal (y sus alrededores)... y también pensaba "esa no es mi religión"...

Anónimo dijo...

EL domingo que viene debería llevarse a cabo la colecta del Óbolo de San Pedro. ¿Sería pecado promover que nuestras contribuciones de esta semana no caigan en ella sino que queden en la parroquia? Digo, para cumplir el deseo del Santo Padre que la Iglesia sea pobre. Así también se evitaría que use el dinero para pagarle el viaje a una pareja de homosexuales o lo destine al UNICEF.

Blas

Anónimo dijo...


Con el ecumenismo poliédrico, donde cada confesión aporta una riqueza al caleidoscopio cristiano, es posible celebrar la eucaristía todos juntos,
sacerdotes y pastores y obispas, sin problemas, porque cada uno celebra
según lo que cree, y así caminamos todos juntos tomados de la mano
orando como hermanos y pidiendo ser UNO, pero no demasiado, porque
la DIVERSIDAD es riqueza, contra la chatura de lo uniforme que no quiere el Papa.

No sé si me explico: en torno del altar podemos estar todos,
cada uno con su propia doctrina sobre el sacerdocio y la eucaristía.

Lo curioso de este nuevo ecumenismo es que, por una parte se alaba la diversidad,
pero por otro lado siguen buscando la unidad... parece medio contradictorio !
No se entiende este estofado.

Anónimo dijo...

I do not suppose that anyone ever entered the City of God with less emotion than mine. It seemed to me that I was utterly without feeling; I had neither joy nor sorrow, nor dread nor excitement. There was the Truth, as aloof as an ice peak, and I had to embrace it . . . I was as one coming out of the glare of artificial light, out of warmth and brightness and friendliness, into a pale daylight of cold and dreary certainty" (Robert H. Benson)

Ludovicus dijo...

"Lo curioso de este nuevo ecumenismo es que, por una parte se alaba la diversidad,
pero por otro lado siguen buscando la unidad... parece medio contradictorio"

No, la fórmula es sencilla: diversidad en la inteligencia, unidad en la voluntad.
One Ring to rule them all.

Anónimo dijo...


A mi no me parece mal el relacionamiento ecuménico ENTRE LAS CONFESIONES CRISTIANAS, teniendo en cuenta la secularización europea y la amenaza islámica. Hay que caminar hacia la unidad, como quiere el Papa, pero sin sembrar confusión. No me parece mal que el Papa pida perdón, porque crímenes históricos contra el Espíritu de Jesús hemos, sin duda, cometido... o alguien puede negarlo ? Pedir perdón es avanzar hacia la paz entre hermanos, lo cual es un gran paso. Seguir viendo a los otros como herejes, apóstatas, seguidores del demonio, es lo mismo que piensan los fundamentalistas protestantes de nosotros los católicos (y ellos son, en general, menos ecuménicos que nosotros). Así no se puede avanzar hacia la unidad. Hay que buscar la amistad y el diálogo, cada uno defendiendo lo que cree. Es el único camino, porque la confrontación entre cristianos no cuadra en el siglo xxi. Pensemos en una Europa con nulo crecimiento poblacional, e invadida por migrantes musulmanes. Cómo podemos no buscar ardientemente la unidad de los cristianos ??? Lo que no hay que hacer es confundir con Misas conjuntas, etc

Católico sevillano dijo...

Tan importante es la doctrina católica, la que nos hace pensar correctamente, que un Papa que la desatienda o se despreocupe de ella para congraciarse con el mundo aparece a los ojos de los católicos que conservan el sensus fidei como un cretino antes que como un impío.

Anónimo dijo...

Estimado Wanderer: Estoy completamente de acuerdo con ud. acerca del bodrio homilético de ayer, y lo que significa como muestra de la iglesia fancisquista. Pero ¿no será demasiado decir que el cura -ése cura particular- es completamente imbécil? digo, decirlo así de fácil, no será demasiado?

Anónimo del pago.

Wanderer dijo...

Anónimo del pago, depende de lo que usted entienda por imbécil. Yo entiendo potal como decevel diccionario, una persona alelada, es decir, una persona simplona que repite lo que escucha o lo que lee, sin juzgar inteligentemente. En ese sentido, el tal cura es un imbécil.

Anónimo dijo...

Una buena pregunta para el actual clero Católico podría ser: "¿Creen ustedes que la existencia de la Iglesia Católica es indispensable?. ¿Si?. ¿Por qué?".
Y si la respuesta fuera "no", sería bueno que empiecen a justificar sus sueldos.

Anónimo dijo...

“La Iglesia será castigada porque la mayoría de sus miembros, superiores e inferiores, se volverán muy pervertidos. La Iglesia descenderá en lo más profundo, hasta que ella, finalmente, parecerá que ha sido extinguida, y la sucesión de Pedro y de los otros Apóstoles parecerá haber expirado. Pero después de esto, ella será victoriosamente exaltada a la vista de todos"

SAN NICOLÁS DE FLÜE

Anónimo dijo...

No hay curas a sueldo, aca al menos...

Uno de los motivos por lo que se escuchan imbecilidades es porque los que saben la verdad y la dicen y peor, obran en consecuencia, muchas veces se quedan sin donde siquiera dormir...

A merced de la providencia... eso implica un grado de santidad excepcional, heroismo... ¿es ud. un heroe? Son poco los santos.

Es por eso que muchas veces no se oye la verdad completa. Miedo.

En ese sentido somos mas peligrosos los laicos que el mismo clero, gracias a Dios el feudalismo desaparecio, pero siempre fue moneda comun descartar de lo que molesta y dice mas verdad de la que me parece adecuada.

Anónimo dijo...

Como hago para contactar a Ludovicus.
Algun mail? Es viable? Dejo el mio?
Gracias.

El Profesor de Worms dijo...

Al Anónimo de las 18:01.

Tenga cuidado de no estar persiguiendo lo urgente mientras olvida lo necesario. Usted clama por una unidad de todos los credos "cristianos" para detener el avance de los moros. Pero si hay avance de los moros es porque antes se dinamitó la unidad cristiana de la Fe.

De este modo, creo que promover una unidad que no se base claramente en un retorno efectivo a la única Fe verdadera en Cristo Jesús y en la Iglesia por Él fundada es como intentar apagar un incendio con un fuelle.

El Profesor de Worms

P.S.: Sí, estoy pensando en la famosa caricatura de Pablo VI y el "Novus Ordo".

Anónimo dijo...

Hablando de curas, una noticia sin desperdicio sobre uno de Rosario.

http://www.rosario3.com/noticias/Fantasmas-almas-atrapadas-en-la-Tierra-20150623-0019.html

El fantasma que aterroriza a los trabajadores del peaje del acceso a San Lorenzo, abrió el debate sobre las apariciones. ¿Qué son? ¿Almas en pena? ¿Energías de personas vivas? ¿Seres de luz? ¿Demonios? Desde el catolicismo el padre Daniel Siñeriz se inclinó por la primera hipótesis, personas que han muerto de forma repentina o de manera inexplicable, tal vez con mucha violencia, que quedan atrapadas en el plano terrenal. Recordó entonces una vieja práctica de los comechingones para pasar del otro lado sin quedar atrapado en medio.

Consultado por el programa Radiópolis, que conduce Roberto Caferra por Radio 2, Siñeriz explicó que el “alma que vuela” es la que logra abandonar este mundo en paz. Sin embargo, aclaró que hay presencias que vienen a traer mensajes de tranquilidad.

Los comechigones –contó– tenían un ritual que ayudaba al moribundo a irse “saludablemente”.

“Cuando el chamán ya no podía hacer nada por él –relató– lo llevaban al chamiyero, para que lo ayudaran al `buen morir´”.

El chamiyero, se explayó, era una figura que acompañaba al moribundo a saldar sus deudas, a resolver sus temas pendientes y dejarse llevar.

Anónimo dijo...

" Desde el catolicismo el padre Daniel Siñeriz..."

Qué HDP...

Anónimo dijo...

Anónimo de las 09:05,
yo no soy héroe, ni santo. Pero tampoco elegí el sacerdocio.
Quien ingresó a un seminario, no eligió determinado laburo o profesión. Eligió ser Sacerdote del Dios Altísimo. Que se haga cargo.

Anónimo dijo...

Anonimo de 21:53
Un cura se hace cargo de su particular oficio, con sus miserias humanas y defectos, agachadas y vicios. Se hace cargo de su eleccion perseverando y manteniendo su instrumentalidad sacramental y no enseñando el error.

Debemos concluir que Ud. y todos los que no son sacerdotes no pueden ser heroes ni santos y qur los sacerdotes deben ser santos para ser verdaderos sacerdotes.

Noup.

Si son santos mejor, si mueren en vida por el testimonio en un martirio cotidiano, mas todavia.

Si solo cpmunican gracia sacramental y enseñan el catecismo, y ademas peca y repecan y perseveran en su vocación, igual les estoy infinitamente agradecidos y rezo por ellos. El limite falsificar la fe.

Que se cayen algunas verdades, disimulen otras, lo veo con comprensibles ojos.

Sea un poco agradecido con el instrumento que lo absuelve y lo alimenta... que si no lo quiere hacerlo mas... nos quedamos sin medios ordinarios.

Sea Santo ud. y despues exija al resto.

Hagase cargo de su bautismo y confirmacion y despues hablamos, yo a los curas los banco, sera que les debo mucho... como ud.

Anónimo dijo...

Brillante. Me agradaria contactarlo, ¿como hago?

Anónimo dijo...

Anónimo de las 18:01

Él dijo: "Yo soy el camino y la verdad y la vida; nadie va al Padre sino por Mí"
¿Confrontación? ¿seguir viendo a los otros como herejes, apóstatas, seguidores del demonio? Pero... si es lo que son.. ¿¿cómo quiere llamarlos?? Ud. puede hablar de "amistad, diálogo, único camino y avanzar hacia la unidad" si quiere. Pero entienda que, primero, está dando la espalda a Jesucristo. No hay otra manera de hacerlo. Sólo somos uno en Él, nos duela o no.
Y hoy, duele. Hágase a la idea.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 21:53,
yo a los curas que no proclaman la Fe católica, y que proclaman algo adulterado, arrastrando así a su rebaño al Infierno -que de esos estoy hablando, claramente-, a esos no los banco. A esos bánquelos usted, si tiene ganas. Yo, a esos, no les debo nada.

Anónimo dijo...

A esos los tiene que ayudar, muchos no son culpables, el orden sagrado les da un poder sobrenatural, que usan conforme la ciencia que recibieron... erronea y muchas veves inculpable. Al menos rece por ellos y dejelos al juicio de Dios. Como le dije el limite es enseñar el error. Y aun asi, rezar por ellos.

Pd: nadie va al infierno sin culpa propia, nadie es arrastrado al infierno, no sea barroco.

Anónimo dijo...

Y aun asi, si dan sacramentos, banquelos que los necesita....

Anónimo dijo...

si señor muchos se van al infierno sin culpa por la mala influencia 8:50
si no te enseñan como defenderte es culpa de los otros

Anónimo dijo...

Ahi no hay culpa, sin culpa no hay infierno. El que se condena es el que supo la verdad y debiendo enseñarla, no lo hace... y el que sabiendo obra culpablemente.

En serio, antes de opinar lea al menos el catecismo. La ignorancia inculpable exime de culpa.

Dios juzga viendo las intenciones... vamos hombre!!!