martes, 20 de septiembre de 2016

El Chino Mañarro: tufo a oveja

Hace ya tres años Ludovicus había estudiado una de las notas características de Bergoglio: el “canibalismo institucional”, que consistía en “alimentarse de la mala fama de la institución a la que se pertenece, aceptando las versiones peyorativas, los prejuicios y las calumnias, oponiéndose a ellos y en consecuencia salvar la cara en forma personal. Cuando lo ejerce la persona que ostenta la representación suprema de la institución, puede alcanzar el rango de traición”. El Santo Padre ha dado ya, al menos en lo que respecta a la Iglesia en Argentina, un paso más: la autofagia. Es este un proceso natural que consiste en la nutrición que determinados organismos vivos realizan a expensas de sus órganos menos útiles como medio de supervivencia ante un ayuno prolongado. Francisco es un autófago perverso, pues el proceso de canibalismo al que ha sometido a la Iglesia y al episcopado sobre el que se fundan las mismas raíces de nuestra religión, no se origina por una situación de ayuno extremo sino por su simple perversión, o traición.
Durante los años del comunismo en países católicos como Ucrania -años de ayuno-, se justificaba que la jerarquía superviviente confiriera la consagración episcopal clandestinamente a hombres que no tenía la preparación suficiente, al menos en el plano intelectual. En concreto, no sabían teología. Eran, quizás, buenos operarios o buenos ingenieros, católicos piadosos y con vida espiritual, y eso bastaba para conservar la Misa y el sacerdocio en circunstancias tan duras. Pero, cuando esas condiciones pasaron, la Iglesia nuevamente miró a la élite espiritual e intelectual para elegir a sus obispos. Como el organismo que, pasada la temporada de ayuno, deja de comerse a sí mismo para gozar de un buen banquete. Bergoglio, en cambio, se ha decidido por una fagocitosis perversa, o invertida. Si este proceso consiste en que ciertas células y organismos unicelulares capturan y digieren partículas nocivas, el Papa da muestra de querer encumbrar a este tipo de partículas venenosas y, en cambio, capturar y destruir a las mejores que posee su organismo que es la Iglesia.
Ya habíamos hablando en más de una ocasión de La Cámpora de Francisco o la chusma episcopal que estaba siendo “empoderada” por el actual Pontífice. Pero pareciera que esta tendencia ha llegado ya a extremos que no solamente producen bronca y fastidio, sino también asco. La Oficina de Prensa de la Santa Sede informaba ayer: “El Santo Padre ha nombrado al reverendo Oscar Eduardo Miñarro como obispo auxiliar de la diócesis de Merlo-Moreno”
¿Quién es la nueva Excelencia Reverendísima? Lo tienen ustedes en la fotografía que inicia este blog; en la de la izquierda lo pueden ver con sus congéneres, el clero de la diócesis de Merlo-Moreno y, un poco más abajo, asistiendo a un recital de Roger Waters, uno de los fundadores de Pink Floyd. Las tres imágenes nos llevan rápidamente a una primera, y apresurada, constatación: Mons. Miñarro es un eximio representante más de la chusma episcopal bergogliana o, más brevemente, un lumpen
Ya sabemos que es ese el tipo de gente con la que el Santo Padre se siente a gusto. No son los pobres de Cristo ni los necesitados. Él se siente a sus anchas con el lumpenaje, los bajos fondos, lo chabacano y lo grosero. Por eso, sus amigos son, por ejemplo, Gustavo Vera y Guillermo Moreno. Por eso -porque en el fondo de su alma anida un profundo resentimiento- desprecia y se burla de los buenos modales y así, goza dejando plantada una orquesta, vistiendo una sotana transparente y adoptando gestos vulgares. Y porque es justamente esa la calaña que más le simpatiza, nos la está imponiendo a todos los argentinos como obispos. 
Desde estas páginas hemos criticado con fuerza y con frecuencia a muchos prelados argentinos, por ejemplo, a Mons. Eduardo Taussig. Debemos reconocer, sin embargo, que al menos cuenta en su haber ser una persona educada -se formó en el que es hoy todavía uno de los mejores colegios de Buenos Aires, el San Pablo-, estudió varios años teología en Roma y conserva modales humanos. El cardenal Poli podrá ser todo los desleído y amargo que queramos, pero es una persona que sabe en serio historia de la Iglesia; Mons. Martín de Elizalde podrá ser culpable de muchas agachadas, pero conoce como pocos en Argentina a los Padres de la Iglesia. La nueva camada episcopal bergogliana sabe, con suerte, usar cuchillo y tenedor para comer.
La semana pasada el papa Francisco advertía que “el mundo está cansado de los obispos de moda”. Por supuesto, él rechaza a los obispos que están de moda en ciertos ámbitos, pero no tiene reparos en elegir para el episcopado a sacerdotes que están de moda en otros. Mons. Chino Miñarro es, de hecho, un cura de moda, El 14 de diciembre pasado, firmaba una carta de despedida a Cristina Kirchner en la que, entre otras cosas, decía: “Pronto todos comenzaremos una nueva etapa. Etapa que muchos vislumbramos dura y triste. Y no quisiéramos que la comiences sin nuestro abrazo”. Y en 2014 se lo nombró vecino destacado de la municipalidad de Merlo. 
Pero vayamos a lo importante. Su Excelencia Reverendísima será, de ahora más, un maestro en la fe de nuestros padres para todos los argentinos. ¿Cuál es la fe del Chino Miñarro? En 2012 concedió una entrevista a un grupo de estudiantes de, nada menos, la carrera de Comunicación Social de la Universidad de Buenos Aires. Es allí donde aparece en toda su extensión su opera omnia y la profundidad de su pensamiento filosófico y teológico además, claro está, de las condiciones necesarias para apacentar y conservar a su rebaño en la fe. Nos dice que “Para mi no existen las certezas. Yo voy haciendo camino”. Afortunadamente, un poco más abajo, aclara que sí tiene certeza que Dios existe, y afortunadamente también a la entrevistadora no se le ocurrió preguntarle si creía en la Eucaristía o en la virginidad de Nuestra Señora. 
Sus conocimientos de bioética son asombrosos: “Con el tema de los embriones, estás en un teme filosófico, no meramente científico. Yo creo que si nos planteamos la pregunta de cuándo un embrión tiene vida, estás en un tema filosófico. Lo que podemos plantear es que en filosofía no existe una verdad absoluta. Que lo que existe son preguntas que generan distintas respuestas y que todas pueden ser aceptables en la medida que la justifiques. Pero ¿quién puede decir si el embrión tiene vida o no? Yo creo que ni el religioso ni el científico, queda en una cosa muy compleja”.
Por supuesto, su compromiso con las minorías sexuales es inobjetable: “Sí, estoy a favor [del matrimonio homosexual]. Además, si yo digo que no se promulgue el matrimonio igualitario, ¿va a dejar de existir por eso? No, va a existir igual. Entonces, si existe la situación, ¿no tengo que favorecer que esa situación sea de dignidad para las personas que la están viviendo? ¿Que favorezcan una inserción mayor en toda la sociedad? Y yo, como Iglesia, ¿no puedo hacer sentir también que Dios acompaña esa situación?
Hace algún tiempo, dirigió una carta a la Conferencia Episcopal Argentina en la que, entre otras cosas, pedía:
“Revisión de los modos de vida que separan a los presbíteros del pueblo, incluyendo trabajo, vestimenta, celibato obligatorio, casa, pobreza...
Revisión de la liturgia a fin de alcanzar la inculturación creativa que permita que el pueblo, y particularmente los pobres, la experimenten como lenguaje propio para acercarse a Dios;
Revisión de lo que se pide principalmente a los presbíteros, recordando que la centralidad debe estar puesta en el reino y la evangelización antes que en el culto;
Revisión de toda espiritualidad que no sea una evasión platónica sino un verdadero caminar según el Espíritu y lleve a poner un oído en el Evangelio y un oído en el corazón del pueblo”.
Resumiendo: Mons. Miñarro considera que los curas deben trabajar, casarse y no distinguirse por una vestimenta en particular; que la liturgia debe ser creativa; que el culto no debe ser el centro de sus vidas y que la espiritualidad no debe consistir en evasiones platónicas -es decir, rezar, meditar, contemplar- sino escuchar a los pobres. 
Bergoglio clamaba por “obispos con olor a oveja”. Ahora nos está llenando de “obispos con tufo a oveja”. Como dice un cura amigo, “lo peor de Bergoglio no es Berglglio sino el postberglolismo: esas mil bombas activadas que nos va a dejar al irse”.


Yo soy un bautizado y, como tal, miembro del pueblo elegido de Dios y heredero de las promesas por virtud de la sangre de Nuestro Señor, que es la Iglesia. Y, como tal, participo del sensus fidelium y por eso digo: Mons. Oscar Miñorro no tiene fe católica. Y la prueba está en lo que ha dicho y escrito. Quien consagre a esta persona en el episcopado comete un acto de traición a la fe de la Iglesia como lo ha cometido quien lo eligió para el episcopado. 

44 comentarios:

Anónimo dijo...

Con obispos así no hacen falta ni masones ni musulmanes ni protestantes... nos hundimos solos.
Corre el cuento que en la Catedral de san Miguel cambiarán la oración célebre y popular del Arcángel prescrita por León XIII y recomendada por Juan Pablo II por otra más del tiempo... en fin estamos al horno...con papas.

Anónimo dijo...

Impresionante artículo W. Y en línea con lo que apunta sobre el post-bergoglialismo, se rumorea en Roma que tiene en proyecto un nuevo Consistorio para crear un pelotón de cardenales bergoglianos, para así asegurar en el futuro su "obra": la demolición de la Iglesia Católica.

Anónimo dijo...

Definición de sinecura
Del lat. sine cura 'sin preocupación'.
1. f. Empleo o cargo retribuido que ocasiona poco o ningún trabajo.
Falta la de sin.el.cura

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Nuevo dijo...

Anónimo 13,31 la respuesta la dio Pancho. Si alguien ataca a la madre le das un puño. Esta caterva esta miccionando encima de mi Madre la Iglesia. Si se me ponen atiro se lo doy... y a lo mejor no uno solo

Anónimo dijo...

El Papa Bergoglio hizo muchos, demasiados, nombramientos de obispos en su país...

Algunos hay que decir que fueron buenos... Otros, tal vez éste el mayor exponente, lamentables.

Ahora está vacante Gualeguaychú. Y está con un pie afuera Cardelli, de San Nicolás... ¿Que nombres suenan para esas diócesis?

Por otro lado, algunos dicen que también a La Plata le va a caer un coadjutor más temprano que tarde...



Don Diego dijo...

Primeras declaraciones de Mons Miñarro al conocer su designación: "Tengo figuras ideales fuertes como monseñor Óscar Romero y monseñor Enrique Angelelli, son como horizontes inmensos" (http://www.aica.org/25133-el-padre-minarro-expreso-sus-primeras-sensaciones-al-ser-designado.html).

Wanderer dijo...

Anónimo de las 13:31: ¿Qué gana con los golpes? Una contusión cerebral no garantiza el cambio de ideas.
Lo que debemos hacer es lo que el Chino Miñarro desprecia: rezar, es decir, platonismo. Porque el que reza se transforma y comienza a iluminar, y la luz es el único modo de destruir las tinieblas. Los puños no pueden contra ella.

Unknown dijo...

Admirado Wanderer, por qué no está en Twitter?. Sus mensajes serían leídos mucho más. Es necesaria su voz y la de sus comentaristas con sus admirables reflexiones. Un saludo desde España.

Anónimo dijo...

Que un cura reniegue del platonismo es como que un criollo abomine el flete.

El Pulpero de la Recoleta

Nuevo dijo...

Amigo wanderer no pretendo que cambien de ideas basta con que se les quien las ganas de difundirlas. Ya dice el castizo refrán. A Dios rogando y con el puño dando

Jorge Rodríguez dijo...

Hoy está otra vez en Asís fornicando con Ídolos que no ven ni oyen, como así también hicieron sus predecesores JPII y BXVI

Anónimo dijo...

Wanderer ¿Cuanto hay de cierto en las noticias de unificacion de todos los seminarios diocesanos de la Argentina?. Unificación por regiones según escuché

Anónimo dijo...

¿Alguien sabe cómo frenar el almanaque? Cómo hacer para que monseñor Aguer no tenga que presentar la renuncia bajo este pontificado. Le tienen mucha hambre a destruir el seminario de La Plata.

Anónimo dijo...

Esta gente no cree. Es así de fácil. Y no hay que darle demasiadas vueltas al asunto. Y no es totalmente culpa de ellos ese ‘no creer’. Hace ya mucho tiempo que las notas e introducciones de la inmensa mayoría de las Biblias católicas (con las debidas autorizaciones episcopales, etc.), no hacen otra cosa que negar las autorías y fechas tradicionales de los textos, negar explícita o implícitamente todo milagro y profecía, diluir toda interpretación trascendente o que choque a nuestra sensibilidad moderna. Y si el texto más sagrado y oficial de nuestra religión -en sus versiones más oficiales- trae tales notas y comentarios, entonces lo esperable, lo lógico, es que los sacerdotes y obispos crean en esas notas y comentarios y que, por tanto, no crean en lo que dice el texto de la Biblia. Y si no se cree en el texto de la Biblia, el catolicismo es nada. Queda sólo la defensa de una moral, sostenida con alfileres de una 'Ley Natural', que está a su vez apoyada en el vacío.

Anónimo dijo...

Por lo que leo, es ferviente admirador de ¡como no! Romero y... ¡Angelelli, alias "Satanelli"! Y resulta que este indocumentado es ¡profesor de Filosofía y Ciencias Sagradas y Doctrina Social de la Iglesia!, este destructor de la razón que tiene el cuajo de decir: "Lo que podemos plantear es que en filosofía no existe una verdad absoluta. Que lo que existe son preguntas que generan distintas respuestas y que todas pueden ser aceptables en la medida que la justifiques", según esta reseña almibarada:

http://www.aica.org/25121-el-papa-nombro-al-pbro-oscar-minarro-obispo-auxiliar-de.html

Como lo explica hasta parece una especie de Sto. Tomás criollo.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

así es anónimo 22:06 porque sin lo sobrenatural no se alcanza el cielo.

Anónimo dijo...

Fíjense qué visión más retorcida tiene este Chino de la religión, es de una miopía del tipo jesuítico-montonera que tumba:

P.—¿Es pesimista tu mirada con respecto al rol actual de las religiones?

R.—Mmm… qué difícil… sí, soy pesimista (ríe). Soy pesimista en dos sentidos: los templos cada vez van a estar más vacíos en la medida que muestren a un Dios lejano. Y los templos cada vez van a estar más llenos en la medida en que presenten un Dios que manipula a la gente como si fuesen títeres.

P.—¿Va a estar más lleno?

R.—Sí, porque así como hay mucha gente que está buscando abrir su mente, abrir nuevos caminos, buscando ser forjadores de su historia y de la historia, hay mucha gente que le mete miedo esto y lo que tiene el tema de las religiones es que son muy manipuladoras de la conciencia. Entonces es más fácil que te digan qué hacer a que alguien te pregunte “¿vos qué creés que tenés que hacer?”. [...]

http://statveritasblog.blogspot.com.es/2016/09/obispo-oscar-minarro-la-iglesia.html

Lo que, por cierto, no es muy diferente de los del otro lado del charco, esos jesuitas en realidad rematadores de las periferias existenciales; miren la que se está armando en un barrio de Barcelona desde que se ha designado para ellos párrocos ortodoxos:

http://germinansgerminabit.blogspot.com.es/2016/09/la-verdadera-historia-de-las-tres.html

pedro raul zalazar zabaleta dijo...

Como siempre, Excelente! Y lamentable lo que estamos viviendo en la Iglesia.

Anónimo dijo...

Una objeción, no creo que quiera que los curas trabajen. Tiene una pinta de inútil para toda actividad, salvo comer asado y tomar cerveza. Muchos de estos curas no dejan la Iglesia porque, justamente, les permite una vida placentera (en muchos casos incluyendo mujeres u hombres según el gusto del "pastor"). A veces pienso eso y otras cosas.....
Mons bagalló, experto surfista del caribe

Anónimo dijo...

Ma que tufo a oveja, este tiene tufo a macho cabrío.

Anónimo dijo...

Wanderer gracias, excelente su artículo.

Tema colegios católicos, ya casi no hay.
O es por los padres y familias que van al colegio , que poco o nada tienen de católicos , o es por el equipo docente del colegio (catequistas, directores, maestros..)

Algunos nuevos colegios se están armando a pulmón con padres que nos cansamos de ir a hablar con catequistas y directores por temas varios como los libros de catequesis, las respuestas de las catequistas, el poco contenido que hay en las clases de catequesis (muchas veces sólo cantan por semanas y semanas para que la Santa Misa mensual salga "linda" ) y los retiros espirituales son para "hacer nuevos amigos" y la lista sigue....

Todo esta muyyy laxo, la gran mayoría de los padres no saben ni que les dan a sus hijos en las clases de religión, solo importa que el niño / niña sepa ingles y todos felices.


En mi caso, en casa les damos Religión, no confio en lo que les dicen en el colegio.






Anónimo dijo...

Esto pone en evidencia la deriva de la Iglesia Católica hacia la irracionalidad, en contra del Logos, y en contra de todo cultivo serio y sistemático del intelecto. Es el odio a la razón.
Las declaraciones de este Obispo dan vergüenza ajena. Pero, además, resultan indistinguibles de las de cualquier porteño medio con una espiritualidad firmemente plantada en las enseñanzas de Osho, de Sai Baba, de Sri Sri Ravi Shankar, y de Ari Paluch. En esto se ha convertido la Iglesia Católica: en un grupo New Age porteño de medio pelo, con una espiritualidad basada en lugares comunes y en libros de autoayuda. Dan ganas de llorar.

no soy un robot... dijo...

"SONAMOS SEÑOR!!! NO TE IMPORTA QUE SONEMOS??. Como diría Castellani.

Marcos Luis Blanco y Centurión dijo...

El último documento sobre el tema, debidamente aprobado por S.S. Francisco I, entró en vigencia el 5 de Noviembre de 2014.

En la parte pertinente dice así: «Art. 1. Se confirma la normativa vigente en la Iglesia latina y en las diferentes Iglesias Orientales sui iuris, según la cual los obispos diocesanos y eparquíales, y cuantos están equiparados a ellos en los cánones 381 §2 CIC y 313 CCEO, así como los obispos coadjutores y auxiliares, están invitados a presentar su renuncia al oficio pastoral al cumplir los setenta y cinco años de edad.»

☞ Conforme la normativa, bien podría Mons. Aguer declinar amablemente la invitación o meramente no presentar la renuncia a su oficio.

Sin embargo, ante tal situación estoy convencido que el Papa, en el mejor de los casos, le aceptaría igualmente la renuncia no presentada, y en el peor, lo destituiría inmediatamente.

Anónimo dijo...

En mi caso, en casa les damos Religión, no confio en lo que les dicen en el colegio.

xelente

Alejandro Ezcurra Naón dijo...

Realmente, una criatura a la medida de Bergoglio. ¿Qué diferencia hay entre la doctrina que profesa ese nuevo obispo y la de un hereje? Herejía es cualquier negación frontal de un dogma de fe; no sólo por enunciados, sino también por actos, gestos, actitudes y omisiones. Esta ralea episcopal acumula todas las causales. La pregunta es: "Usque quo, Domine, usque quo?". ¿Hasta cuándo tolerará el divino Esposo de la Iglesia esta desfiguración atroz de su Esposa, sin una intervención punitiva?

Alejandro Ezcurra Naón

Gregoria de la Banda Oriental dijo...

Se nos viene abajo la estanteria!!!

El proceso cismático sigue su curso con una fuerza increíble. Sálvese quien pueda!

Nos queda el Señor, Su Santísima Madre.

Ad orientem lux

Anónimo dijo...


Ma que Turkson, ni Sarah... Me acaba de caer la ficha! el Papa negro de San Malaquías está reinando en este momento! O acaso puede haber un papa mas negro que este?

Anónimo dijo...

No se... me parece... mmmm... pero estoy viendo a muchos masones de alto peldaño preocupados:

-Algo esta mal.
-¿por?
-va todo muy rapido, va todo muy facil.

Anónimo dijo...

Miñarro no sabe lo terrible que puede llegar a ser un pensamiento sin contenido. No sabe que es el pecado, por tanto no conoce qué es lo serio. Si recordamos un momento la vida filosófica de Platón, los diálogos… A ver, si se encontraran Miñarro y Platón, al rato Miñarro le estaría preguntando a Paltón los misterios del universo, y se convertiría al platonismo.

El pensamiento de Miñarro no está contrastado, dialogado, discutido. A cierta clase de gente Platón les produce dolor de cabeza. Es coherente con rechazar a Platón la falta de rigor en el pensamiento.

No sé, me da curiosidad la profesión de pescador. Es decir, un tipo que habla de filosofía o simplemente empieza a conectar ideas. Dan ganas de estar ahí y decirle, detengámonos un momento en una idea por vez, vayamos a por la primera idea y pensemos, pues un error al principio... o bien, definir bien el problema es casi resolverlo… Pero estos tipos frívolos, como decía Chesterton, chorrean. Cuando el filósofo está preocupado por si descuida un aspecto de la cosa, una palabra imprecisa, que va con cuidado… Pero con este Monseñor, como decía Castellani, ¡la vajilla fina peligra en manos de un idiota!

Por un lado MIñorro es siniestro y por otro es sólo un cuerpo en el espacio. ¿Hay que decir por qué es siniestro? Ya lo dije, habla al pedo de filosofía, dice un montón de boludeces, rechaza a Platón y cierra el círculo porque es Monseñor. Si no hubiera sido Monseñor, pues su actitud sería completamente admirable. Como dice Pieper, hoy la actitud filosófica está adquiriendo mayor importancia que el contenido en sí mismo de los planteos. Es decir, plantear algo que es nada pero de manera universal. Lo curioso es que la idea de Pieper no sale de la filosofía, sino que es una forma de expresar que el agotamiento de la reflexión idealista moderna nos dejó nuevamente en el inicio de la filosofía. Los extremos se tocan, desde los griegos hasta la estúpida creencia de Hegel de que con él terminaba la historia. La historia siguió y el hombre siguió filosofando. Me estoy yendo un poco lejos en la argumentación, pero la ampliación es normal, trato de reflejar el problema del contenido en la filosofía, si acaso no es ésta sino la religión quien lo provee. Platón sabía esto.
No hay un sentido en el estado de existencia en Miñonrro, se supone que es un hombre religioso…

Marechal definiría el status de Miñonrro así:

“De tal modo, el «bípedo humano» ignora su «antes» y su «después» de hombre. Según el existencialismo, el hombre sería un entreparéntesis abierto en la nada, o un chorizo existencial encajado a manera de sandwich entre dos rebanadas de vacío absoluto.”

Miñocho es simplemente un cuerpo en el espacio.
Y remata el párrafo Marechal:

“Eso sí, debo aclarar que a mí, personalmente, y sin comprometer a la Universidad Libre, me importa un pito el antes y el después del Hombre. Yo lo miro aquí y ahora. ¿Me van siguiendo?”

Saludos

Luis Gatti dijo...

Como dice Don Guander "recemos", yo agrego "por la conversion de nuestros pastores" - y también podemos hecharles un poco de lisoform encima a los que tienen tufo ( chiste). Esto me recuerda una situación, que no se si es similar - los mas experimentados me corregirán- de la Inglaterra de Newman y la "escuela de Oxford": protestantes - como nuestros actuales pastores - que avanzaron por el estudio teológico sistemtico y arribaron a la Iglesia católica; ahora no veo que esta "ralea" sea estudiosa... Cómo ayudar a estos brutos pastores a convertirse? Santa Maria Ora pro nobis!

Anónimo dijo...

Aquí un testimonio de Bella Dodd (1950) una ex comunista, convertida al catolicismo: “En la década de 1930, pusimos once mil hombres en el sacerdocio con el fin de destruir a la Iglesia desde adentro”. La idea era que estos hombres fueran ordenados, y luego ascendieran por la escala de influencias y de autoridad como monseñores y obispos. En aquel entonces, ella dijo: “Ahora mismo están en los lugares más altos en la Iglesia. Están trabajando para lograr un cambio para que la Iglesia Católica no sea eficaz en contra del comunismo”. Ella también dijo que estos cambios serían tan drásticos que “no se reconocería a la Iglesia Católica”. (Esto era 10 a 12 años antes del Vaticano II.), recordarán ustedes que el Vaticano invitó a la iglesia ortodoxa Rusa (sus miembros eran todos miembros de la KGB), ellos le pusieron como condición para asistir que no se condenara el comunismo en el concilio, por esa razón se firmó un tratado, este acuerdo se conoce como el Tratado Vaticano-Moscú.
Continúa diciendo Bella Dodd: “La idea era destruir, no a la institución de la Iglesia, sino la fe de la gente, e incluso utilizar la institución de la Iglesia, si es posible, para destruir la fe mediante la promoción de una falsa religión: algo que pareciera ser el catolicismo, pero que no fuera realmente. Una vez que la fe fuera destruida, explicó que habría un complejo de culpa introducido en la Iglesia (…) para etiquetar a «la Iglesia de anticuada» como algo opresivo, autoritario, lleno de prejuicios, arrogante en afirmar ser la única poseedora de la verdad, y responsable de las divisiones de las entidades religiosas a lo largo de los siglos. Esto sería necesario para causar vergüenza a los líderes de la Iglesia hacia una «apertura al mundo», y una actitud más flexible hacia todas las religiones y filosofías. Los comunistas entonces se aprovecharan de esta apertura con el fin de socavar a la Iglesia”.2

https://eccechristianus.wordpress.com/2014/02/17/el-peligro-de-la-masoneria-para-el-verdadero-catolico/

no soy un robot... dijo...

.".... Como dice un cura amigo, “lo peor de Bergoglio no es Bergoglio sino el postbergoglismo: esas mil bombas activadas que nos va a dejar al irse”... EXACTAMENTE, ESTO YA NO TIENE VUELTA. SALVO, LA VUELTA DE CRISTO.

Anónimo dijo...

" Ma que Turkson, ni Sarah... Me acaba de caer la ficha! el Papa negro de San Malaquías está reinando en este momento! O acaso puede haber un papa mas negro que este?....Anónimo , 18:04. ADEMÁS AL SUPERIOR DE LOS JESUITAS NO LE LLAMAN EL PAPA NEGRO???

Anónimo dijo...

Don Guander

Cristo no se disfrazaba de pobre. Era pobre, pero empilchaba con sencilla elegancia y dignidad. Fíjese uste que al manto , que era de una pieza, los soldados no lo partieron sino que se lo sortearon. Menudo recuerdo se llevaron esos maulas de la Tragedia del Gòlgota. La impostura de la pobreza ( con zapatos negros y sotana transparente incluidos, no convence a nadie.
Puestero del Oeste

Anónimo dijo...

No solo eso....Papa Negro no se le decia al superior de los Jesuitas?

Anónimo dijo...



Puestero ..

Conoces a San Benoit Joseph Labre , uno de los santos los mas popular de la historia de Roma ....??

Anónimo dijo...

Wanderer:
Estos SI eran colegios Católicos, porque SI había sacerdotes y religiosas fieles a Dios.

http://adelantelafe.com/necesitamos-colegios-verdaderamente-catolicos/



Anónimo dijo...



Fundamos nuestros propios colegios como algunos ya lo hacen ......

Anónimo dijo...

Anonimo 9:40,
excelente,




alisiosaruquenses dijo...

¿Y si resulta ser verdad de quilla a perilla lo que sugiere el argentino "Wanderer" sobre su compatriota el neoobispo Óscar Miñarro alias el Chino, nombrete con el que más parece un personaje que otra cosa de entre todos los estrambóticos que desfilan en la divertida novela de Mario Vargas Llosa "Pantaleón y las visitadoras"? ¿Y si resulta ser la puritita verdad lo que apuntan algunos foristas de este sitio "Wanderer"?



Si resulta ser verdad que monseñor Óscar Miñarro es acojonantemente mediocre desde el punto de vista intelectual y no profesante de la fe católica desde la perspectiva religiosa o espiritual. ¡Qué solos se van quedando los muertos, como dice Gustavo Adolfo Bécquer en una de sus celebradas "Rimas"; no, mejor, qué solas se van quedando las almas de los fieles católicas, precisamente como ovejas sin pastor.


La debacle de la Iglesia en la actualidad es de espanto.

Anónimo dijo...

Tambien hay otras menciones al nuevo obispo, del 26 de septiembre pasado

http://infocatolica.com/blog/caritas.php/1609260644-133-oscar-chino-minarro-nuevo#more31735