martes, 13 de septiembre de 2016

Epistola ad equum Suarem

No solamente desde este blog sino desde muchos medios de prensa, incluida la revista Criterio y con la firma del prestigioso Loris Zanatta, anunciamos que Bergoglio, entre otras cosas, es un papa populista para decir de un modo académico lo que sabemos: Bergoglio no es más que un puntero peronista de los arrabales porteños. Siempre se comportó del mismo modo, aún cuando era un joven provincial de la Compañía de Jesús y responsable, en cuanto tal, de la Universidad del Salvador, y encargó el gobierno y posterior liquidación de la misma a su camarilla de Guardia de Hierro encabezada por Francisco José Piñón. En esos años, estaba de moda ser de derecha.
Sin embargo, en las últimas décadas el poder pasa por el progresismo y la izquierda suave, y en ella se enroló Bergoglio. Y es por eso que apoyó descaradamente, para enojo de los argentinos, el gobierno peronista de Cristina Kirchner y se cansó de fotografiarse con uno de sus representantes más emblemáticos y decadentes: Guillermo Moreno. Pero no todo quedó allí. El Papa Francisco cultivó una especial amistad y relación con un sindicalista en particular: Omar “Caballo” Suárez, quien hoy ha sido detenido por extorsión y corrupción.
Suárez fue uno de los visitantes más asiduos de Santa Marta. Tenía allí entrada libre cuantas veces quería y se preciaba de su amistad con Bergoglio. Más aún, fundó en Argentina la radio “Papa Francisco”, cuya directora fue elegida personalmente por el mismísimo Papa. Se trata nada menos que de Alicia Barrios (foto), su amiga y confidente, la misma que suele filtrar los mails “privados” que recibe de Santa Marta, cuando la palomita quiere hacer saber su opinión sin embarrarse demasiado, y la misma que estuvo procesada por fraude al expedir títulos académicos truchos.
Esta vez los neocones y demás especies de negacionistas no podrán decir que el Papa fue usado en su buena fe. Francisco sabía perfectamente quién era el Caballo Suárez. Se lo habían advertido muchas veces, y de muchos modos. Por ejemplo, en mayo de 2014, Máximo Padilla le envió una carta en la que le suplicaba que tuviera cuidado, misiva que fue dada a publicidad por muchos medios, y que ciertamente fue desoída por el destinatario. Es que para un peronista no hay nada mejor que otro peronista . Además, según se dice, el Caballo es hombre de ofrendas generosas que consiguen convencer fácilmente a los obispos argentinos. Y Bergoglio no se deja ganar en complicidad. A pesar de su anunciada depuración del Banco Vaticano, Omar Suárez sería titular de una cuenta en ese banco, según denunció hace un tiempo la periodista belgaespañola Teresa Dussart.
En fin, una vergüenza más para la Iglesia y un motivo más para suplicar que este pontificado acabe de una buena vez.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Don Wanderer: muchas gracias por las informaciones y reflexiones llenas de lucidez y coraaje.
El 20 de septiembre comienza la novena de san Miguel Arcángel, promuévala entre sus seguidores para pedir insistentemente al Psicopompo se lleve a este sujeto malvado y corruprtor. Gracias.

Anónimo dijo...

Según las fotos es un hombre muy devoto, al menos de la augusta persona de Su Santidad.
Con los papas italianos los mafioso bailaban el minué alrededor suyo. Con el italo-argentino se retoman las mejores tradiciones. A no quejarse.

Anónimo dijo...

Para mi que Bergoglio estuvo involucrado en alguno de los tantos choreos de los KK... Estoy seguro.

Anónimo dijo...

Operaciones de la inteligencia mercenaria de Argenchota, lo tienen bien carpeteao de larga data. Cuando se acomoda un sillón entre el sol y la sombra, deja huellas la arrastrada.
Yein bon, agente 0,07, espirador de Santa Marta

Anónimo dijo...

Sabido es que al Caballo regalado no se le miran los dientes.
No debe sorprender que un Caballo sea el preferido de una yegua.
El Caballito de Mar es un símbolo de fidelidad, de manera que un luchador sindical del sindicato marítimo, merece un apodo semejante y es una lástima que el próximo 17 de octubre lo pase a la sombra y no celebrando en Roma la canonización del Cura Brochero.
Pero su fe no se verá resquebrajada por un contratiempo judicial. Puede compartir oraciones con el Visitador nocturno de monasterios extraoficiales.
Y para redondear el concepto equino, falta la llegada de sujetos de poca monta, como D'elia y doña Bebe.
Todos a la Vera del camino (empedrado de buenas intenciones) y bajo la advocación del "Ungido" de feliz memoria, alias Él.
En fin, toda una runfla de exponentes del peronismo de exportación.
Con la atenta mirada del Magistrado Defecas y el aporte de juristas de la talla (o el tallo) de Hoyohervido y Eugenio Zaffa...
Cosas de la vida que hay que ver.

Coco de la JONS dijo...

Son unos animales, caballo, yegua, hiena, monos, pinguinos y el gran demonio de tazmania!!! que cada cual haga alcoyanna alcoyanna..... Son I m p r e s e n t a b l e s......

Coco de la JONS dijo...

....ven Senor Jesus!

Anónimo dijo...

Wanderer, leo con agrado creciente su blog desde hace muchos años y ahora me viene a la memoria una entrada que no sé si leer aquí. Era una especie de cuento fantástico en el que se recreaba la juventud de un muchacho que sin fe decide hacerse cura, con el propósito de medrar y triunfar en la vida, que se podía interpretar como una especie de etopeya del joven Bergoglio. ¿Fue aquí donde lo leí? Mil gracias por su atención.

Carlo dijo...

Al anómino de 4:14: acá se hizo referencia a este artículo el año pasado, pero quien lo publicó originalmente (en inglés) fue Mundabor (mundabor.wordpress.com).

Anónimo dijo...

A CARLO: Millones de gracias. No lo había leído en Mundabor, sino aquí, pero metí en el buscador la palabra y me salió el texto, porque Wanderer lo había traducido en su día.

Anónimo dijo...

http://www.revistaanalisis.com.ar/noticias.php?ed=1&di=0&no=241510

Desde cuando un fiscal decide quién no puede ser prior en un convento?

Anónimo dijo...

Tengo entendido que según la última teología pontificia los corruptos no se salvan, van al infierno sin misericordia para ellos.

Yo en cambio digo "si aman a Dios sinceramente ¿Quién soy yo para juzgar?"

Nachet (Hispania veteris)