jueves, 1 de junio de 2017

Si yo fuera Papa


Si yo fuera Papa haría muchas cosas. Aquí van algunas que se me ocurren:
  1. Pediría a los dominicos que me cedieran la basílica de San Clemente y establecería allí mi residencia. Solamente me haría ver en el balcón de la loggia del Sacro Palacio en los días Pascua y Navidad, y a fin de dar la bendición apostólica urbi et orbi.
  2. Suprimiría el ángelus de los domingos, la audiencia general de los miércoles y todo tipo de audiencias colectivas. No recibiría jamás a personajes de la política, de la farándula o de los deportes, y evitaría en los posible, según el consejo del Maestro del Sacro Palacio, encontrarme con personajes que hayan aparecido en televisión o en cualquier otro medio de prensa.
  3. Prohibiría bajo de pena de pecado mortal a todos los católicos del mundo que, al viajar a Roma, tuvieran intención de "ver al Papa", imponiéndoles la obligación de que, en cambio, se acercaran a la Ciudad Eterna a venerar la tumba de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo.
  4. Celebraría misa habitualmente en mi capilla privada. Solamente en los días más solemnes lo haría en el altar papal de la basílica vaticana. En esos casos, ordenaría bajo pena de excomunión que ningún fiel aplaudiera, diera vítores o tomara fotografías a mi paso.
  5. Ordenaría encender una fogata en la plaza de San Pedro donde quemaría, mientras la banda de música pontificia interpreta “Pompa y circunstancia” de Elgar, el papamóvil, la silla gestatoria y los flabelos. 
  6. Jamás concedería entrevistas a los periodistas de profesión, y pediría al gobierno italiano, por vía extraoficial a través de mi nuncio en el Quirinal, que le revocara el permiso de residencia a Elizabetta Piqué y la expulsara de la península.
  7. Suprimiría ad aeternitatem a la Compañía de Jesús, enviando a los actuales “soldados del Papa” y bajo voto de obediencia, a evangelizar a los pobladores del Polo Norte y del Polo Sur, de las islas Santa Elena, Ascensión y Tristán da Cunha, de Groenlandia, de las islas Sandwich del Sur y de la isla Pitcairn. El mismo día en que dictara la supresión de la Compañía, canonizaría al papa Clemente XIV.
  8. Retomaría la saludable costumbre, abolida por mi predecesor San Pío X, según la cual el Papa come solo. No admitiría a nadie en mi mesa como fue costumbre en la iglesia romana, y solamente podrían estar dando vueltas por el comedor el par de monjas cocineras, que deberían ser preferentemente benedictinas porque suelen tener buena cocina. De vez en cuando, invitaría a algunos amigos a tomar un single malt y a fumar un buen tabaco, siguiendo en este caso la loable costumbre de mi predecesor San Pío X que aspiraba rapé y fumaba puros.
  9. Registraría en todos los países del mundo mi imagen y prohibiría su difusión. Ningún medio gráfico o televisivo o de cualquier otra índole podría reproducirla sin el permiso expreso de la Santa Sede. Paralelamente, contrataría al mejor bufete de abogados del mundo a fin de que iniciaran juicios millonarios a aquellas empresas o particulares que violaran este mandato y difundieran mi imagen.
  10. A los vendedores de estampitas, medallas, prendedores, calcomanías, camisetas y demás fruslerías con la efigie pontificia, y a fin de no quedaran desocupados ya que mi fotografía no podría publicarse bajo ningún soporte, les darías todos los derechos necesarios para que  reprodujeran en sus baratijas cualquier pintura o imagen de Nuestro Señor que se encuentra expuesta en la pinacoteca vaticana.
  11. Prohibiría a los editores de todos los periódicos o semanarios católicos del mundo que dedicaran en cada número más de cien palabras a mi persona y nunca deberían publicar mi imagen. El espacio ahorrado lo deberían dedicar a explicar a los fieles la doctrina de la Iglesia, comenzando por los cánones de los cuatro primeros concilios ecuménicos. Sin embargo, por graciosa concesión, permitiría que el semanario “Cristo Hoy” publicara una vez al año mi fotografía.
  12. No escribiría encíclicas, ni exhortaciones apostólicas, ni cartas, ni ningún otro tipo documento “magisterial” por el estilo. La cancillería apostólica redactaría los documentos indispensables para el funcionamiento de la Iglesia y de la Santa Sede. Yo, solamente en caso excepcionales y particularmente relevantes, escribiría un breve pontíficio, que jamás superaría las dos carillas, explicando de qué modo debe entenderse según la recta interpretación de las Sagradas Escrituras y a la luz de la Sagrada Tradición tal o cual punto teológico en conflicto.
  13. Establecería la pena de excomunión para todo aquel que atentara u osara pensar siquiera en abrir la causa de canonización de mi pontificia persona antes de pasados los trescientos años de mi muerte. 
  14. Establecería un cupo máximo para las canonizaciones y beatificaciones, según la siguiente ratio: una canonización cada tres años y cinco beatificaciones por año, tres de las cuales deberán corresponder a personas que hayan vivido con anterioridad al siglo XV.
  15. Volvería a calzar, como hicieron mis predecesores, los zapatos rojos, y descendería con ellos todos los días a la cripta vaticana a fin de rezar frente al sepulcro del apóstol Pedro, para lo cual, dando un rodeo, pasaría caminando por encima de la tumba de mi predecesor de feliz memoria, el Papa Francisco. Sin embargo, para moverme dentro del Palacio Apostólico, usaría como lo hicieron mis predecesores, las blancas pantuflas pontificias.

110 comentarios:

Jack Tollers dijo...

Wanderer, genial contrafáctico. De acuerdo en un todo, salvo, quizás, el n. 1, lo de ir a vivir al Palacio Apostólico. Creo que preferiría recluirme en algún monasterio con clausura de la que sólo saldría en Navidad y Pascuas para la bendición apostólica desde la loggia, como sugerís.

Lo demás, impecable.

(Aunque suprimiría también a los Kukús, a los del Camino Catecumenal, a los Heraldos de Cristo y al mismísimo Opus Dei si a mano viene, o si joden demasiado... con la guita, sobre todo).

J.T.

Martin Ellingham dijo...

Buenísimo! Y castellaniano.
Saludos.

Guandercito dijo...

Muy bien, Tío Guánder. Tú eres justamente lo que necesita la Iglesia. No dices nada de los cardenales nepotes, pero espero que cuando accedas al solio te acuerdes de este sobrino tuyo que tanto te quiere y que reza por tu pronta elección.

Guandercito

Anónimo dijo...

I'm afraid it's not Mr. Bergoglio the guy you're talking about....

Anónimo dijo...

Si publica su nombre, le evitará a los mafiosos de San Gallo el tener que descubrirlo. Asi no tendrán que complicarse la vida sabiendo que no tienen que votarlo bajo ninguna circunstancia.
Porque, otra vez, el Santo Espíritu los habrá iluminado en la elección de otro iluminado que ilumine con la Luz del luminoso.
Kon Klabe, Amañado. Un fraudulento de unidad básica.

Anónimo dijo...

Divertido, pero le hago la única pregunta que importa en toda su sátira sobre el papado: cree en la infalibilidad pontificia según fue definida en el Concilio Vaticano I?

El aedo de Haedo dijo...

De acuerdo en todo, amigo. Pero permítame un modesto agregado de cuño brauliano. No se olvide de fundar la Sagrada Congregación de Patadas en el Culo.Propongo como Prefecto a Jeison Orlando Rodríguez Hernández, un venezolano de 20 años,que fue reconocido por la organización de Records Mundiales Guinness como la persona viva con el pie más grande.Usted, entre sus facultades petrinas, debería ordenarle hacia quiénes debe encaminar su sacro y expulsatorio y punitivo pie.
El aedo de Haedo

Anónimo dijo...

Qué haría en caso de que Fco renunciase a su cargo y pasase sus últimos años como emérito en Santa Marta
Y con el Opus Dei?
No implantaría ceremonias de Des-Canonización?

Anónimo dijo...

Muy bueno, me hizo reír. Con respecto a las encíclicas, alguna vez me dijeron que para ser un buen católico tenía que leer las encíclicas papales. Traté de leer la última de ese momento (Caritas in veritate), pero apenas llegué a la segunda página. Demasiado con rezar, aprender el catecismo y leer las Sagradas Escrituras.

El pescador dijo...

Precisamente hoy he visto publicada en España una nueva revista titulada "Il mio Papa", a todo color. Es una traducción de la publicación italiana del mismo nombre, publicada por Libreria editrice Vaticana y Romana.

Y, como se pueden imaginar, es todo lo contrario de lo que dice esta entrada, hasta tiene un reportaje sobre los aposentos del Papa y sus comidas. Por eso me ha gustado encontrar hoy esta entrada.

Adriano VII dijo...

Ruego me de su plácet para imprimir, enmarcar y colgar en mi casa estas 15 reglas de oro.

P. Albrit dijo...

The Young Pope

Anónimo dijo...

¿Y qué nombre adoptaría Su Santidad para su glorioso reinado? Me muero de ganas...

Olaveaga

Anónimo dijo...

Muy bueno!!!!, creame que en mas de una ocasion me he puesto a pensar lo mismo.

Saludos

Anónimo dijo...

Lo mejor de todo expulsar a Elisatea Piqueta de la península itálica!
J

Wanderer dijo...

Anónimo de las 10:04: Sí, creo. No sería católico si no creyera en un dogma definido por la Iglesia. En todo caso, considero que no fue oportuna su definición, tal como pensó casi la mitad del episcopado mundial de ese momento. Y creo que tengo libertad para pensar de ese modo.
Pero aquí lo único preocupante es su pregunta. Usted considera que "la única pregunta que importa en toda su sátira sobre el papado: cree en la infalibilidad pontificia según fue definida en el Concilio Vaticano I". Es decir, que usted está confundiendo rasamente la infalibilidad de la que goza el Sucesor de Pedro cuando define excátedra cuestiones de fe y costumbres, -y solamente en esas ocasiones-, con el boato y la parafernalia pontificia que yo intento destruir en la parodia para mostrar, justamente, que toda ese aparato desmesurado nos ha llevado a la situación actual. Y que ese aparato no tiene nada que ver con la infalibilidad. El Papa es tan infalible, en las estrictas condiciones que señala la Pastor aeternus, sea conocido o no; sea parlanchín o no; sea simpático o no lo sea.

Yo Papa I dijo...

Excepto lo de la silla gestatoria y los flabelli, es calcado de The Young Pope.

Yo suprimiría las Conferencias Episcopales de Alemania, Holanda, Bélgica y Suiza, nombrando en su lugar Comisiones pontificias ad hoc que hagan limpieza profunda.
Quitaría el cardenalato a Kasper y Maradiaga, y a los necesarios y cuyos nombres felizmente no me vienen a la mente,
Suprimiría todas las congregaciones u organizaciones católicas que se hayan pronunciado o hayan dado apoyo a los "pro-choice" o abortistas, salvo retractación pública.
Los religiosos --especialmente los superiores-- que se hubieran pronunciado públicamente a favor de cualquier cosa grave en contra de la doctrina (gaymonio, aborto, comunión de adúlteros y demás perversiones) estarían obligados so pena de excomunión a retractarse públicamente. Los Obispos y demás dignidades serían sometidos a penitencia por un tiempo a determinar en cada caso. Alguno posiblemente fuera reducido al presbiterado o al laicado.
Impulsaría la reforma litúrgica, comenzando con la obligación de celebrar la Misa en todas partes del mundo, ad Orientem; y siguiendo con la prohibición de mujeres acólito y ministras de la Eucaristía. El gregoriano y el latín obligatorio vendrían en la segunda ola. La Misa tradicional en total igualdad de condiciones con el Novus Ordo, en la tercera. La cuarta sería la imposición obligatoria del Misal de 1965 en lugar del de 1969.
Las Órdenes religiosas con rito tradicional propio serían obligadas a volver a ellos. Sería obligatoria la celebración dominical del rito o uso histórico (hispánico o el que fuera) en todas las catedrales de la región de origen.
Reformaría los Cánones Orientales obligando a todo el clero oriental a vestir hábito y usar barba larga; y a usar hábito completo de monja oriental, a las monjas. Limpieza profunda de cualquier elemento latino en los ritos orientales.
Elevaría a Patriarcado a la Iglesia greco-católica ucraniana y a Iglesia sui iuris metropolitana a la greco-católica rusa, que tendría el control del Russicum.
Facilitaría notablemente el cambio de rito romano a rito oriental, incluso a seminaristas, sacerdotes u Obispos y restringiría casi totalmente el privilegio de bi-ritualidad. Permitiría la ordenación de seminaristas casados en todos los ritos orientales.

Yo Papa II dijo...

Los colegios católicos de todo el mundo estarían obligados a enseñar el Catecismo y La Flor de la Liturgia en primaria.
Permitiría la ordenación regular al sacerdocio de diáconos permanentes casados.
Mandaría redactar un informe de expertos rectificando cada una de las confusiones teológicas, doctrinales y pastorales del Papa Francisco, exigiendo su lectura a todos los Obispos, Administradores Apostólicos o Vicarios Generales del mundo. Una versión reducida y pedagógica sería distribuida en cada parroquia de cada diócesis. Cada edición sería supervisada por la Santa Sede; la distribución estaría bajo la responsabilidad directa de los Nuncios Apostólicos o Delegados Pontificios.
Llenaría la Congregación de la Doctrina de la Fe de negros africanos y a la de Evangelización de los Pueblos, de asiáticos y más negros. Reduciría el número de cardenales italianos a 5. Crearía cardenales a un clérigo oriental ruso y al patriarca ucraniano. También a Mons. Aguer y a toda una línea de Arzobispos con huevos, pero también impulsaría la ordenación episcopal de religiosos, especialmente los contemplativos.
Prácticamente cerraría la Oficina de Comunicaciones de la Santa Sede, dejando en activas sólo CTV y Radio Vaticana. Al diablo con las redes sociales.
Formaría una comisión académica del más alto nivel para reformar los programas de estudio de las principales congregaciones o instituos neocones. Elevaría a Pontificio el Thomas Aquinas College de California, y quitaría el título a todas las universidades pontificias que no pasaran el examen de la comisión pontificia ad hoc.
Los FFI pasarían a ser de Derecho Pontificio. Cada catedral metropolitana tendría al menos un asesor de un instituto del Ecclesia Dei. Mandaría re-erigir los cabildos eclesiásticos abolidos y les otorgaría gran parte de sus antiguas potestades para compensar las dictaduras episcopales. A su vez, mandaría que en todas las catedrales se celebren al menos las Horas principales, y sobre todo en las solemnidades.
La FSSPX podría obtener su prelatura personal. El Camino Neocatecumenal y otros institutos borderline serían rigurosamente evaluados en su integridad, con posibilidad real de disolución.
Quitaría toda subvención o apoyo económico a estupideces como eventos sociales, deportivos o chantadas educativas que no fueran exclusivamente evangelizadores o confesionales católicos.

Lefe Estepario dijo...

Wanderer fantástico. Me permito sumar a las suyas, que suscribo eternamente
1.- Restauraría oficialmente a la Misa Tridentina como rito latino común, y libertad de todos los ritos latinos antiguos (Sarum, dominico, etc). El Novus Ordo solo podrá celebrarse Ad orientem y con la Plegaria I, hasta que muera naturalmente.
2.- Reduciría la Curia Romana a lo indispensable. Doctrina, Liturgia, Disciplina y Misiones, en ese orden de importancia, más un canciller que me prepare los papeles. Y con los millones de dólares que me ahorraré ayudamos a los pobres de que tanto cacarean algunos.
3.- Pondría fin a la burocracia parasitaria de las Conferencias Episcopales, pero restauraría la potestad de los Metropolitanos y los Sínodos Provinciales y que se las arreglen solos.
4.- No solo suprimiría a los jesuitas, sino que, siguiendo a nuestros hermanos orientales, acabaría de un plumazo con ese rompecabezas que se ha convertido “la vida consagrada”. Que no haya más que sacerdotes, laicos y monjes, y cada abadía sujeta a su Obispo. El resto a trabajar y el que quiera ser anacoreta es libre para ello.
5.- Suprimiría todos los seminarios y pasaría la formación sacerdotal a las Universidades Católicas, con un currículo que sea un 90% de Liturgia, Biblia y Patrística. El resto Lógica para que aprendan a pensar.

Anónimo dijo...

Coincido con el anónimo de las 12:03.
Yo también me muero por saber...

Anónimo dijo...

Me negaba a creerlo, pero parece que es verdad: hay gente, incluso razonablemente culta, que cree que la infalibilidad pontificia se extiende a todos y cada uno de los actos, las elecciones, los caprichos, las opiniones, los gustos... del papa reinante...

El Nevado

Anónimo dijo...

Ya me imagino al Cardenal Protodiácono (que a esa altura podría ser Tucho) diciendo desde la loggia:

Nuntio vobis gaudium magnum: Habemus Papam...cui sibi nomen imposuit: Wanderer I

Anónimo dijo...

El futuro Papa Pio XIII ya lo va ha hacer.

Incluso está ya filmado con adelanto para ahorrar tiempo y trabajo:

Esta es la conversación del futuro Papa con la asesora de Marketing:

https://rutube.ru/video/d31dceaacc964d1843a9223e5cda5da8/


Y que me dice de su entrada triunfal en la Capilla Sixtina seguida de un discurso contundente a los Cardenales leyendoles la cartilla:

https://rutube.ru/video/518a3fd11c673a3d23bd1bf2a4fddafc/

(De la Serie “The Young Pope” - Cap. 5, minuto 36:20)

Tikhon dijo...


El Papa Pio XIII (¡Trece!) habla clarito a los Cardenales.

https://rutube.ru/video/518a3fd11c673a3d23bd1bf2a4fddafc/

(De la Serie “The Young Pope” - Cap. 5, minuto 36:20)


El Papa Pio XIII (¡Trece!) le lee la cartilla al Presidente Italiano y le demuestra como el poder de la Iglesia puede arruinarle las elecciones:

https://rutube.ru/video/e4e35ccad07d6d8a14a086b1c5f112c9/

(De la Serie “The Young Pope” - Cap. 6, minuto 20:20)


El Primer discurso del Papa a los fieles (Pesadilla):

https://rutube.ru/video/22ca920767edfe2dae4afe4d4b67f777/

(De la Serie “The Young Pope” - Cap. 1, minuto 5:30)



El Primer discurso a los fieles (Real):

https://rutube.ru/video/5e7c5646298dfe1024aa356269559dd9/

(De la Serie “The Young Pope” - Cap. 2, minuto 48:00)



La conversación con la asesora de Marketing:

https://rutube.ru/video/d31dceaacc964d1843a9223e5cda5da8/


La conversación con la Presidenta de Groenlandia:

https://rutube.ru/video/90c96fb99a98566b75d1b1b60119285e/


Discurso a los africanos

https://rutube.ru/video/b156be91f11d0d87b3bf9b99894d7026/


Conversación con un escritor famoso sobre amor y sexualidad:

https://rutube.ru/video/7cb0b8130e4513a182505e4ddc2ceebc/


Conversación sobre el aborto (En una sola toma):

https://rutube.ru/video/a014c6df5ec5435e76c6bce071f22b96/


Encuentro con el Patriarca Ortodoxo de Moscú:

https://rutube.ru/video/ae5c8bb371f6a8b911ab442863468aa6/

Anónimo dijo...

Bien ahí! Una sola observación: la 9 es impracticable. El registro de la propia imagen es sólo para evitar que sea puesta en el comercio sin autorización (es decir, para los fines del punto 10), no para que evitar que aparezca en la prensa. Contra la "libertad de prensa" y de "expresión" se está frito.

Unknown dijo...

Solo por la expulsión de la Piqué, Ud. merece el papado.
Bienvenido Iconoclastus I

Anónimo dijo...

¿¿¿Suprimiría los seminarios???
¡Increible!
Qué cantidad de románticos absurdos hay en este blog

Walter E. Kurtz dijo...

Genial Wanderer, ¡genial! Me recordó lo de Castellani sobre lo que el pueblo quiere de los nuevos obispos, escrito cuando Pío XI multiplicó las diócesis argentinas.

Me encantó el último punto especialmente. Agregaría un gesto al pasar por encima de F., pero no queda bien en público.

Apoyo las propuestas adicionales de Jack Tollers y las del Lefe Estepario, lo único es que a "Misiones" le devolvería el nombre de toda la vida: Propaganda.

Anónimo dijo...

Lefe Estepario:
Lo de dar poder a los obispos para hacer sínodos y concilios nacionales o regionales es algo medio peligroso. Se imagina un concilio regional sudamericano? O un concilio regional del Benelux o de los países germanohablantes? O un sínodo de obispos catalanes? Sería un desastre.
El tema de suprimir a los jesuitas es que te quedan un montón de curas entre mediocres y malos, sueltos. Y resentidos. Tampoco podés hacer la gran Wanderer y excomulgar a todos.
Algo me dice, y se lo digo con respeto, que su pontificado sería un desastre :D

Iacobus Barbarus dijo...

Increíble y paradójicamente el limitarse a creer la infalibilidad Pontificia dentro del marco de la definición de la "Pastor Aeternus" del Vaticano I suscita dudas acerca de la adhesión a tal dogma. Una prueba más de la papolatría que sufre la Iglesia.
Por lo mismo aplaudo las medidas del hipotético Papa Wanderer. Sería como volver la normalidad, aunque en mi caso también suprimiría a grupos sectarios como el Camino Neocatecumenal o el Opus, si no acepta ser reformado. Nada de mini-iglesias parasitando las estructuras de la Iglesia, la doctrina o introduciendo sus tentáculos en la psiquis y el bolsillo de los fieles. Todos ellos fuera.

Anónimo dijo...

Pues que bueno que no es usted papa Jajaja... el papado no se moldea según los gustos de cada pontífice, al menos así debería de ser

beli dijo...

Podría, en el mismo acto de canonización de Clemente XIV, hacerlo con los Reyes Católicos y establecer como dogma que la Iglesia jamás se equivocó en su evangelización?
Me haría el favor? Gracias...

RICHARD dijo...

Todo el proyecto es plausible. Pero, más modesto, me conformaría con que el próximo Papa sea un hombre santo. Y sobre todo, católico.

Lefe Estepario dijo...

Precisamente para eso falta una Curia pequeña pero fuerte en sus tareas en defensa de la fe y la moral. Que las Iglesias locales tengan autonomia solo en cuestiones "de gestiom"

Anónimo dijo...

Fenomenal, Wanderer. Cuente con mi voto. Le sugiero que aparezca en el balcón cubierto con una escafandra y se acaban los problemas de imagen.

Anónimo dijo...

Si yo fuera Papa haría una revalidación de títulos de todo el clero, incluyendo Obispos y Cardenales.

Lefe Estepario dijo...

De absurdo no veo porque. Necesitamos garantias de que los futuros sacerdotes son personas capaces de desenvolverse como laicos cristianos y no desequilibrados que buscan encerrarse para huir de si mismos y las exigencias de lo cotidiano. Lamentablemente hay muchas "vocaciones" en ese tono

Anónimo dijo...

Jajaja nada mejor que cuando publica solo estos comentarios y censura los que tienen argumentos en contra. No hace más que demostrar lo impotente que es ante la verdad Wanderer.
Pero si llega a publicar a este y no el de la relación de causalidad lo suyo ya sería maquiavélico

Anónimo dijo...

Wanderer se da cuenta de que le está imputando a un DOGMA DE FE ser la causa de algo pervertido (la situación actual a la que hace referencia). NO PUEDE haber
una relación de causalidad adecuada entre un DOGMA inspirado por el Espíritu Santo y algo tan nefasto como la situación que nos toca.
La CAUSA de la calamidad que venimos padeciendo desde el CVII NO ES aquello que constituye materia de nuestra fe. No tiene la culpa Trento, ni el Vaticano I, ni San Ignacio y sus retiros ni el pobre de Kempis.
Lo que estamos padeciendo se llama MODERNISMO, que es la suma de todas las herejías, y ud. no puede pretener que el magisterio infalible de la Iglesia sea el responsable de ello.

Raúl Benjamín dijo...

Me gusta su programa. Así debería ser, o por lo menos, hacer propósito de ello.

Anónimo dijo...

¿Acaso no conoce los seminarios de la FSSPX?
Es evidente que puede haber buenos seminarios.
Y NO, no necesitamos que sean capaces de desenvolverse como laicos cristianos. Necesitamos que sean buenos sacerdotes, buenos CLÉRIGOS, no tienen por qué actuar como laicos.
Lo que pasa es que para ud. seguro que mientras menos se le note lo de sacerdote mejor.

Wanderer dijo...

Anónimo de las 17:59, como está bien demostrado en la larga historia de este blog, siempre publico los comentarios aunque de argumentos contrarios a lo que yo pienso.
Evito publicar en cambio, aquellos que no ofrecen argumentos, sino meras afirmaciones. Como los suyos.
O bien, aquellos que surgen de una lectura elemental, pobre y torcida de lo que he dicho. Como la suya.

Anónimo dijo...



También de sueños vive el hombre ....

Anónimo dijo...

Ahh por eso no le agrada la doctrina??
Ahora me doy cuenta.
No le vengan al Wanderer con dogmas sin argumentos porque se nos enoja!

comentadora censurada por enésima vez dijo...

usted es igualito a Bergoglio...."una señora gorda" ...que con el dedito tacha a quien quiere y censura a todo aquel que no le lame el culo. Insisto ,ser papa para vivir apoltronado muy cómodamente sin darle pasto a las ovejas y sin dar la vida por ellas, es ser un papa muy choto. Va de nuevo la censura.

UcaGuy dijo...

"Si yo fuera Papa haría una revalidación de títulos de todo el clero, incluyendo Obispos y Cardenales."

Tucho leyó esto y una sombra de terror cruzó por su rostro.
En un tiempo con Política de Revalidación de Títulos Pontificia, Tucho está laburando en un kiosko de barrio, tomándose el tiempo para darte el cambio justo en moneditas, saludando simpáticamente al diariero que le comenta el partido del domingo y tomando unos mates dulzones al sol con algún amigo jubilado. Sin ningún tipo de compromisos, es conocido por sus fuertes opiniones acerca de los jóvenes marginados por la sociedad que suelen sustraerle mercancía ("Que vayan a laburar todos estos morochos hijos de puta, son todos chorros") y por las políticas sociales que aplicaría en los asentamientos precarios sin servicios básicos ("Que le pasen una aplanadora a la villa esa, que manden a la infantería de la Bonaerense a matar a todos esos negros").
Y en la Windows 98 que todavía no tuvo que liquidar por MercadoLibre tiene un par de borradores en Bloc de Notas llamados "Apuntes sobre besos", "Psicología de ex-seminarista", unos videos de Esperanza Mía en calidad 240p y un Excel con números en rojo. No puede abrir todo a la vez porque se tilda (él, claro).

Cacho dijo...

Anónimo del 1 de junio de 2017, 18:01:

Justamente el artículo no niega la veracidad del dogma, sino la oportunidad de haberlo proclamado de ese modo y en esas condiciones.

Es de fe que la oportunidad de declarar un dogma es inspirada por el Espíritu Santo?

Wanderer dijo...

Una pequeño muestrario del tipo de comentarios que no publico.

Anónimo dijo...

Mientras tanto, el General de los Jesuitas proclama en público que él no cree que el Demonio sea un ser personal de existencia real, como sí lo cree la Iglesia Católica. Y por supuesto, no pasa nada, y todos los festejan, y se mueren de risa.
"Desde mi punto de vista, el mal forma parte del misterio de la libertad. Si el ser humano es libre, puede elegir entre el bien y el mal. Los cristianos creemos que estamos hechos a imagen y semejanza de Dios, por lo tanto Dios es libre, pero Dios siempre elige hacer el bien porque es todo bondad. Hemos hecho figuras simbólicas, como el diablo, para expresar el mal. Los condicionamientos sociales también representan esa figura, ya que hay gente que actúa así porque está en un entorno donde es muy difícil hacer lo contrario."
Entrevista al General de los Jesuitas

Anónimo dijo...

Menos mal que usted no va a ser nunca Papa. Y también es mentira que publica todos los comentarios.

Anónimo dijo...

Anónimo 1 de junio de 2017, 19:13:

Entre el Papa blanco y el Papa gris la Iglesia está sumida en una triste escala de grises... Acá falta un Papa negro como Sarah.

Lefe Estepario dijo...

Jajajajaaj y aun se conecta con el modem que hace ruido para navegar con Netscape

Anónimo dijo...

Me conformo con que el proximo Papa sea un hombre piadoso. Un hombre de oracion con su rostro hacia Dios y su espalda a las vanidades. Y se escucharia el magnifico Aleluya de Haendel. (tengo una version muy linda de Trevor Pinnock ja ja)

Mariano Barthe dijo...

Muy bueno. Yo propondría también prohibir el retrato del Papa en las sacristías,y la bandera papal al costado del altar (y, por supuesto, esa pésima costumbre de poner la bandera nacional al otro costado).

Comentadora por enésima vez censurada dijo...

Y todavía tienen el tupé de sentirse avalados por Castellani en este tema.Acaso no leyeron el tremendo articulo que escribió sobre la Infalibilidad??? Nunca la niega, pero aclara los términos.

Anónimo dijo...

La verdad es que no me tengo en tal alta estima personal como para ni siquiera hacer el ejercicio de suponerme Papa.
Sin embargo los ingeniosos aspectos su ideario y los consecuentes comentarios me animan a jugar el juego propuesto.
Advierto que tanto usted como Tollers, entre otros, aspirarían al Papado como forma de culminar su noble y buena vida espiritual. Y no esta mal. Pero la Iglesia necesita ser gobernada.
La Historia de la Iglesia los demuestra que con excepción de los primeros papas mártires, los pontífices subidos a los altares se cuentan con los dedos. A salvo también la reciente pulsión canonizadora de sucesores de Pedro.
Y en tren de suponer que pasaria si el Espiritu Santo nos regalase un papa laico y casado. Un santo varon se haya roto el lomo en dos o mas laburo pa criar a sus varios hijos y haya soportado los rezongos de su mujer.
Lejos de las internas clericales y vaticanas y con pocas pulgas como pa mandar a varios purpurados o colorados a la mismisima mierda. Y que tome el nombramiento como la suprema carga y casi como paso al martirio.
Y que no hable despacito y con la voz engolada. Ya vería usted a muchos obispitos huir como señoras gordas.
Sigo imaginando y riéndome que no viene mal "in hoc lacrimarum valle=

Anónimo dijo...

Humildemente digo... Uds. creen Francisco I querrá ser sepultado en las grutas vaticanas?

Anónimo dijo...

Menos mal que vd. nunca será papa...

Laico soltero para Cardenal dijo...

"que pasaria si el Espiritu Santo nos regalase un papa laico y casado."

Ud. se imagina qué pasaría si un hombre laico y casado tuviera que celebrar Misa solemne pontifical en San Juan de Letrán? Se olvida de que los laicos sí pueden acceder al cardenalato, pero que el Papa necesariamente tiene que ser clérigo para tomar posesión de su Obispado de Roma. A menos claro, que hagan la variante oriental ortodoxa: esperan a que los hijos estén grandecitos, encierran a la señora en un monasterio y el santo varón casado es ordenado Obispo en el curso de una semana. Y toma clases de italiano, como elquetejedi.

Martin Ellingham dijo...

Comentadora:
No sólo leí varias veces el texto de Castellani que Ud. menciona sino que lo reproduje en una bitácora.
¿Leyó Ud. la "Carta a Leónidas Barletta"?
http://hjg.com.ar/txt/lc/lc_barletta.html
A mí esta entrada de Wanderer me hizo recordar el apartado 13 ("¿Qué hacer?") de dicha carta.
Saludos.

francisco dijo...

Estimado Wanderer:

Sinceramente me parece un poco extraño decir que una cosa que es ciertamente de Fe puede ser nociva por la época y forma con que se dice. ¿Cuando entonces y como debió haberse dicho? ¿Como un comentario de pasillo a un par de obispos?
Me parece todo muy rebuscado. La Iglesia es monárquica y es natural que vaya unida la infalibilidad a la potestad de regir la Iglesia como su cabeza. Que en la práctica se abusó de ello haciendo del Papa un oráculo que cuando eructa debe interpretarse como inspirado por el Espíritu Santo no es consecuencia de la Fe que debemos creer sino de la falta de calidad en la formación de los mismos católicos, clero incluido y una buena dosis también de mala fe para respaldar la revolución en la Iglesia. No fue Pío IX ni Vaticano I los responsables.

Anónimo dijo...

No es que quiera ensañarme, pero si llegara a Papa, le enviaría este "canto de entrada" a los obispos de San Isidro (con copia en latín) y con el documento canónico correspondiente:

Mas alláaa de mis flabelos,
Mas alláa de mi silla gestatoriaa
Quiero darte una respuestaa: aquí estáa mi bula de excoomunióon
Para que seas anateemaa, hasta el juicio finaal

Una adaptación® para que la ejecute el grupo tropical litúrgico "Mirra Brava" de la Catedral.

Martin Ellingham dijo...


Francisco:
Los argumentos “inoportunistas” fueron, entre otros:

1º. La definición es inútil, la Iglesia ha vivido 18 siglos sin esta, y hoy tampoco la necesita.
2º. Tratar la cuestión de la infalibilidad sería retardar los trabajos del Concilio que fue convocado para otras cuestiones más urgentes.
3º. Trento puso a un lado esta cuestión sin daño para la Iglesia y en eso ha sido muy prudente.
4º. La definición de la infalibilidad papal será un obstáculo á la conversión de orientales y protestantes.
5º. Los gobiernos acatólicos no creerán en la infalibilidad y temerán que los papas abusen de este poder. Los mismos gobiernos católicos desconfían de la Iglesia, como se ve por la historia de conflictos entre las dos potestades y la definición reforzará los recelos.
6º. Si se define la infalibilidad del Papa los concilios serán inútiles, porque uno solo podrá definirlo todo y los obispos habrán perdido de hecho su función de jueces en la fe.

Si estos temores de los “inoportunistas” se hicieron realidad o no, habría que verlo en la historia posterior.

Saludos.

Carlo dijo...

Estoy de acuerdo con Francisco. Yo hasta diría que la definición de la infalibilidad dada por el Vaticano I fue muy oportuna y necesaria, considerando los avances del racionalismo y el liberalismo en los siglos 18 y 19, demonstrando que la verdad no es democrática, ni está en el conteo de los votos o el libre examen de las ideas. El problema es que la gran mayoría de los católicos no entiende de qué se trata la infalibilidad, y los que se oponen al catolicismo tampoco. Me recuerdo las interminables discusiones con un ex-amigo ortodoxo sobre el tema, una persona extremadamente culta y conocedora de la historia del cristianismo pero sus argumentos inevitablemente contenían elementos que sobrepasaban los límites claramente establecidos por el Vaticano I a la infalibilidad.

Anónimo normando dijo...

Sufrido Wanderer:

Propongo seria y fundadamente, es más, suplico, que ejerza el legítimo derecho a la censura, práctica más que tradicional, en defensa de los lectores. No creemos en la libertad de prensa. El lector del blog no tiene tiempo ni ganas de soportar una cantidad de tonterías, pavadas, lugares comunes, soponcetes beatoniles, estornudos de meapilas y ratas de sacristía, chiflados, y de toda una variopinta fauna que consigue solamente que no leamos los comentarios en bloque. Al que no le guste Wanderer, que no lo lea, pues.O que haga su propio blog, pero que no moleste. Ud. tiene el derecho, y la obligación en defensa nuestra, de discriminar, palabra tan políticamente incorrecta. El blog no es una reunión de terapia de grupo, ni 678, ni una mesa redonda, ni nada de eso. Comentarios pues inteligentes o placenteros de leer, incluso discusiones, pero con numerus clausus. Pocos y buenos. Creo que haría mucho bien.

Anónimo dijo...

Ellingham:
1) ¿En serio le parece inútil que se defina un dogma de fe??
2) Tratar la definición de infalibilidad no es retardar temas importantes, sino darle SEGURIDAD a los temas importantes.
3) ¿Qué tiene que ver que Trento en su momento no se haya pronunciado? Son circunstancias de tiempo principalmente las que hicieron necesario que el Vaticano I se pronunciara en tal sentido. (La Iglesia necesitaba protegerse del liberalismo imperante que relativizaba todo conocimiento).
4) No veo el porque. Y si HIPOTETICAMENTE así lo fuera no le cabe reproche a la Iglesia sino a ellos mismos.
5) No interesa, en el sentido tratado, que alguien no crea en un dogma de fe porque éste es tal por sí mismo, no necesita tener "credibilidad" para ser bueno y oportuno.
6) No serán inútiles los concilios porque, como ud mismo dijo más arriba, sí se puede definir mejor un dogma para las distintas épocas, sin apartarse claro está de la Revelación y Tradición de la Iglesia. Un Concilio futuro entonces podría pronunciarse sobre algo "nuevo".
Y por último tampoco es cierto que los obispos perderían su función de jueces sino que simplemente deben ejercer su jurisdicción en el caso concreto observando y aplicando lo definido infaliblemente por el Papa en ejercicio de su magisterio.

Jorge Rafael

Anónimo dijo...

En tren de opinar, me parece que una cosa es la infabilidad del Vaticano I y otra es su sobredimensionamiento posterior. Se nota en lo que dice Francisco más arriba, que atribuye la infabilidad a la "potestad de regir". Y la hace derivar del carácter monárquico. Si esto fuera así, no existiría un magisterio infalible en ciertas circunstancias, sino un ejercicio infalible del papado. Con lo cual, un Papa sería infalible cuando nombra un obispo, y también habría infalibilidad si el Papa siguiente lo destituye.

Y si el Papa es infalible en cuestiones de gobierno, es lógico que se concentren en él la mayor cantidad de decisiones posibles. Y a una persona infalible, hay que rendirle los homenajes correspondientes.

Además, de este sobredimensionamiento se siguen incontables problemas de conciencia. Porque, en muchas ocasiones, la razón nos dice con claridad que el Papa se ha equivocado, mientras que, según la fe, el Papa sería infalible en estos casos. Esta contradicción genera angustia.

Otra fuente del sobredimensionamiento la podemos encontrar en Suárez. Cito parcialmente a Marín Solá: "Suárez no titubea, y dulcificando cuanto puede las frases, pues está sintiendo lo extremadamente delicado y grave de su posición, asienta resueltamente que la definición de la iglesia es un nuevo testimonio divino, una nueva revelación. Dios -dice- nos habla de nuevo en cada definición de la Iglesia; el testimonio que El nos da de una verdad mediante la Iglesia, tiene el mismo valor que el que nos dio por los Apóstoles o profetas, y equivale, por lo tanto, a una verdadera revelación. Así, pues, lo que no era revelado antes de la definición, pasa a ser revelado mediante la definición, y es, por consiguiente, de fe divina"(La evolución homogénea del dogma católico).

Saludos cordiales,

El Cuyano.

Anónimo dijo...

El Cardenal Cupich parece adherir a la postura de que en Amoris Laetitia el Papa Francisco ha ejercido su derecho Petrino -divinamente concedido- de atar y desatar:
The disputes cover a full range of issues, from how this document views the role of personal conscience to whether or not it represents an authentic development of Church doctrine. Some have even gone so far as to challenge the magisterial authority of this document signed by the pope. All of this has provoked a robust discussion by scholars familiar with Church history and our wider theological tradition and pastoral practice. For instance, Rocco Buttiglione offered us in his July 2016 L'Osservatore Romano article a lesson on the development of doctrine and what it means for Popes to exercise their divinely granted Petrine power of loosening and binding in different ways and in different historical circumstances. Likewise, James Keenan, SJ, crafted a superb remedial tutorial on the traditional understanding of conscience in America, December 2016. Finally, in the March 2017 English edition of Civiltà Cattolica, Anthony Spadaro SJ, interviewed Cardinal Christoph Schönborn about fundamental issues of this magisterial document, offering us an authoritative interpretation.
Cupich on AL

Falstaff dijo...

Amen

Anónimo dijo...

El éxito y el furor del cura cordobés bailando una versión cristiana de "despacito" en plena "acción sagrada por excelencia "(Santa Misa) es una tristísima demostración de la mundanidad a la que se ve reducida la Iglesia. Le damos al mundo lo que el mundo quiere ver y oír, no lo que la Iglesia debe expresar como esencia: lo trascendente. Ahora entiendo mejor el sueño de este post...

Anónimo dijo...

Ironía on.

La discusión sobre la oportunidad de la definición de la infalibilidad está errada. El problema no es que no fue oportuna, sino que se quedó corta. Tendrían que haber definido que las definiciones papales son infalibles no solamente cuando son sobre fe y costumbres, sino sobre una gama amplia de temas, como la geoclimatología.

Este comentario fue motivado por las declaraciones recientes de su Eminencia Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo a Elizabetta Piqué, a partir de la retirada de USA del acuerdo por el cambio climático:

"La decisión de Trump de retirarse del acuerdo de París significa un desastre para todo el globo porque Estados Unidos naturalmente tiene mucha importancia y es un país que muchos siguen. Es un desastre en sí mismo y es una cosa que va contra la encíclica Laudato Sí (LS), que el Papa le mostró al presidente [de EE.UU.] cuando estuvo aquí la semana pasada", lamentó Sánchez Sorondo, tras una consulta de este medio.

"El párrafo 23 de LS dice que la actividad humana que utiliza material fósil produce el cambio climático y el calentamiento global."

http://www.lanacion.com.ar/2029819-la-decision-de-trump-de-abandonar-el-acuerdo-de-paris-es-un-desastre-dijo-el-colaborador-argentino-del-papa-en-el-vaticano

Sres. científicos, no se molesten más en tomar mediciones de la atmósfera, los océanos, la Antártida, de construir modelos matemáticos, etc. Si el párrafo 23 de LS lo dice, es así.

Ironía off.

Monseñor, el problema de no restringir el uso de las fuentes de energía de origen fósil no es el cambio climático, sino que la cantidad a extraer de esas fuentes es finita. Eso lo entiende cualquier persona con un mínimo de conocimiento científico. Dígalo claramente y no siga haciendo el ridículo.

Don Diego dijo...

Según Mons. Sánchez Sorondo, la decisión de Trump de abandonar el acuerdo de París es un desastre y va en contra de la encíclica Laudato Si.
No se pierdan la nota de La Nación, en la que Sanchez Sorondo dice que en la decisión de Trump seguro prevalecieron los intereses de las empresas que le dieron dinero, sobre todo las petroleras (!!), que LS cita a la comunidad científica y que "se ve que Trump entiende poco. Su decisión es un gran mal, irracional, porque va en contra de lo que dice la ciencia que es la que conoce cómo está el mundo" (!!!): http://www.lanacion.com.ar/2029819-la-decision-de-trump-de-abandonar-el-acuerdo-de-paris-es-un-desastre-dijo-el-colaborador-argentino-del-papa-en-el-vaticano

Martin Ellingham dijo...

Jorge Rafael:
Me he limitado a enunciar brevemente los principales argumentos “inoportunistas” que se expresaron en los debates del Vaticano I.
Un católico no puede rechazar una definición dogmática. La oportunidad de la definición, en cambio, siempre se ha considerado cuestión materia opinable.
Saludos.

Unknown dijo...

Un obispo hablando de ciencia es, dolorosamente, ocasión próxima de burrada.

Anónimo dijo...

Que valentía lo de Monseñor Sanchez Sorondo. Habrá que replantearse seriamente la educación para el testimonio de la Fe y preferir dar la vida por las energías renovables. No cabe duda que el mentado obispo vaticano argento hace rato que se viene hablando encima.

Anónimo dijo...

Sobre la serie "young Pope", algunas advertencias de contenido.

Según he leído, hay varias escenas con desnudos y algunas de tipo sexual, como era de esperarse de una producción de HBO.

Anónimo dijo...

Wanderer:he leído por segunda vez lo escrito por Vd.Me chirría por dentro.No me gusta su sátira. Me duele,como si escribiese de mis padres con ironía. Muchos de los comentarios lo alaban.No es mi caso, y me encanta leerle.
El papado es una institución querida por Dios,ya esta bastante desprestigiada, a los ojos de tantos,entre ellos yo,para que encima añadir la ironía. De la papo latía todos los que leemos sus reflexiones somos conscientes.¿Qué hay de malo en querer ver al Papa? ¿Cuál es la razón para comer solo?,son reflexiones absurdas,permita decirle.
El antídoto contra la "absurda veneración " a la persona del Papa se cura mirando a Nuestro Señor,de frente,y todas estas tonterías desaparecen.El problema es que el mensaje de Jesucristo esta oculto:se habla con palabras humanas ,llenas de mucha psicología barata,o,como dicen algunos comentarios de temas como el cambio climático.
Es dogma de fe la Infabilidad del Papa,por tanto a ello me adhiero.No me cabe duda que el Espíritu Santo actúa, asiste a la Iglesia.

Los"documentos " de Francisco son opinable, diga lo que diga,Cupich o Sorondo.Pongamos las cosas en su sitio.Aclaremos,no enturbie os más. Respetemos la institución, aunque otros no lo hagan .Gracias
Ahora pueden decirme lo que consideren oportuno,es mi humilde opinión.

Anónimo dijo...

En mi comentario anterior al hablar de que era opinable los documentos de Francisco,me refería que no tengo por que adherirse a ellos.La doctrina es clara,diáfana. Como comprenderán el día que hable "ex cathedra", Dios no nos dejará solos. Todo lo demás es pura bisutería, que no va a ninguna parte,y lo único que genera es la confusión de las almas,que ya es bastante.Saludos

francisco dijo...

Dos cosas:
"cuyano" cuestiona que yo haga depender la infalibilidad de la potestad de regir del Papa. Esto por cuanto haría infalible cualquier decisión como el nombramiento de un obispo. Creo que no ha entendido el punto. Lo que señalo es que la infalibilidad es consecuencia de la necesidad de tener tal prerrogativa quien conduce los destinos de la Iglesia (apacienta mis ovejas). Esta prerrogativa no implica una identificación con su potestad de regir, sino el instrumento con que zanja las disputas en materia de Fe o simplemente establece la doctrina de conformidad a la necesidad de cada época, sin la cual dicha potestad se vuelve absurda. Cómo puede obligar en conciencia a los miembros de la Iglesia si todo cuanto enseña es de plano materia opinable?

Los argumentos denominados "oportunistas" me parecen falaces por cuanto no me parece que la Iglesia, dada su misión sobrenatural, deba ocultar o dejar bajo un manto de penumbra parte de la doctrina sólo porque puede hacerse odiosa o servir de obstáculo para el regreso de los herejes y cismáticos. Hay un cierto irenismo en dicha posición, pues si bien la Iglesia debe obrar con prudencia y pedagogía, no debe nunca dejar de hacer manifiesto al mundo su doctrina, tomada de la Tradición y el Evangelio, pues cumple su misión de ser piedra de tropiezo para aquellos que resistan a la verdad.

Wanderer dijo...

Estimado anónimo de las 17:37: Seguramente no hará falta que le señale que el post es una sátira que tiene la intención de hacer una crítica a la papolatría con burdos ejemplos contrafácticos. Nunca se me ocurrió pensar que algún lector tomara en serio que yo estoy de acuerdo y apoyo la idea de que el Papa coma solo o que queme la silla gestatoria. Se trataba de una ironía que yo, ingenuamente, pretendí que no se leyera de modo literal.
En cuanto a su pregunta: "¿Qué tiene de malo querer ver al Papa?", es válida. Tiene mucho de malo ir a Roma para ver al Papa. La Ciudad Eterna fue, desde los inicios mismos de la Cristiandad, un sitio privilegiado de peregrinación, tan importante como Jerusalén o Santiago. Pero ninguno de los cristianos de la Edad Media, o de siglos posteriores, iban a Roma para ver al Papa. Peregrinaban a Roma para venerar la tumba de los Apóstoles. Y al Papa les importaba un bledo verlo o no verlo, porque el Papa, para el hombre ordinario y común y corriente como nosotros, no tenía ninguna importancia: ellos eran católicos y no "papólicos". Ahora, la enorme mayoría de los católicos que va a Roma, se pasa la mañana entera al rayo del sol o bajo la lluvia para ver pasar al Papa en su papamóvil, visita la basílica de San Pedro y queda impresionado por el baldaquino, pero lo más probable es que no baje a la cripta -porque no sabe que existe- y, si baja, pasará frente a la tumba del apóstol Pedro sin siquiera anoticiarse de ello: ni se le ocurrirá arrodillarse unos momentos y elevar una oración.
Eso es una enorme distorsión. El Papa ha adquirido un lugar y una posición desorbitada dentro de la Iglesia, ocupando el lugar no solamente de los apóstoles sino del mismo Señor. Contra eso se dirige mi post.

Anónimo dijo...

Francisco: me parece que Ud. confunde la potestad de regir con la de enseñar. Esto hace que sea difícil comprenderle. Sin embargo, sigo considerando que mi comentario se ajusta a lo que Ud. dijo inicialmente.

Wanderer: es lógico que, desde el pensamiento de Suárez cuya síntesis transcribí más arriba citando a Marín Solá, se ponga al Papa al nivel de los apóstoles.

Aprovecho para recomendar el artículo del P. Baliña sobre la infalibilidad (además del P. Castellani, por supuesto).

Saludos cordiales,

El Cuyano.



Anónimo dijo...

Para su divulgación, saludos

http://www.jujuyalmomento.com/post/69201/ahora-las-victimas-de-milagro-sala-le-escribieron-francisco.html

Anónimo dijo...

Wanderer el Papa justamente ocupa el lugar de los Apóstoles, o mejor dicho el lugar de Pedro en particular por SUCESIÓN APOSTÓLICA. El Papa es el sucesor de Pedro y suceder significa justamente "entrar una persona en el lugar de otra". El Papa ocupa no sólo legítimamente el lugar de los apóstoles, sino que incluso lo hace por mandato divino. Esto es verdad de fe, usted no pude cuestionarlo. Y en cierta medida ocupa el lugar de Cristo ya que es su Vicario, su representante en la tierra, nos guste o no.
Con esto de ninguna manera quiero decir que sea infalible en todo. Créame que nunca he tenido tapujos en reconocer los errores que cometen los Papas. Pero no podemos debido a que no hacen más que cometer errores, en particular desde el Vaticano II desconocer su figura.
Hemos caído en las trampas del demonio. El humo de Satanás se coló en la Iglesia con el último Concilio y está haciendo de las suyas. Todo se invirtió oficialmente desde entonces, pero no tenemos por eso que desconocer las instituciones divinas.
Si nuestro padre es un borracho que nos aconseja mal debemos resistirle pero no por eso tenemos que desconocer La Paternidad y todos sus derechos.

Martin Ellingham dijo...

Quisiera decir algo más sobre la cuestión de la oportunidad de la definición de la infalibilidad pontificia. Sinceramente, no tengo una opinión firme al respecto. Tiendo a pensar que la definición sirvió para poner límites a las pretensiones ultramontanas: les cerró una puerta. Lo que no logró evitar es que ultramontanismo ingresara por la ventana de la hipertrofia y sobrevaloración del magisterio meramente auténtico, pero esa es otra historia.
Me parece importante reafirmar que no se es más ni mejor católico por considerar oportuna/inoportuna la definición del Vaticano I. El denominado “inoportunismo” ha sido siempre una posición legítima en la Iglesia (supuesta la aceptación de lo definido, cae dentro del terreno de lo opinable). La conveniencia de una definición dogmática no se justifica diciendo que la cuestión está resuelta ya que la decisión no puede contener error. Tampoco con el argumento de la mayor seguridad. Porque si estos argumentos fueran siempre válidos, todo lo definible estaría definido dogmáticamente. Y no es así...
Son conocidas las controversias y problemas que trajo el uso de una palabra nueva “filioque”. Razón por la cual las profesiones de fe a los orientales de Gregorio XIII, Urbano VIII y Benedicto XV mantuvieron sin cambio las palabras del Concilio de Florencia, no imponiendo el uso del término. ¿Por qué la omisión pontificia? Por un juicio prudencial de inoportunidad: podría ser contraproducente para el regreso de los orientales. Esta preocupación ecuménica –que no es ecumanía- es genuina y tradicional. Supone “espíritu de fineza”, opuesto al “espíritu de geometría”.
Dejo el enlace a una carta del obispo Dupanloup que expone los argumentos “inoportunistas” para quien pudiera estar interesado en conocerlos:
https://es.scribd.com/document/350242411/Doupanloup-Observaciones-Sobre-La-Controversia
Saludos.

Falstaff dijo...

Sobre la oportunidad o inoportunidad de la declaración del dogma de la infalibilidad papal, Juan Pablo II empleó la fórmula para establecer que nunca podría ordenarse mujeres, lo que reconoció el propio Francisco en su primer año ante una pregunta de los periodistas. Quien sabe si no tendríamos ya "sacerdotisas" de no ser por el dogma defendido y proclamado en el Vaticano I.

Por cierto, que también desde la infalibilidad Pío XII proclamó la Asunción de la Virgen.

Dudo mucho que el establecimiento de un dogma sea "inoportuno". Me parecer un tanto contrario a la Divina Providencia.

Anónimo dijo...

Anónimo normando pero que idiota! una cosa es censurar el error para que no malee las almas y otra es el estúpido del wanderer censurando lo que no le conviene... pero por favor si serán idiotas!!!
salvo tres o cuatro comentarios coherentes los demás ¡una manga de IDIOTAS!!

Anónimo dijo...

Oiga anónimo de 1259! si considera que los que frecuentamos el boliche e Don Guander somos todos idiotas tenga mano porque uste es uno de ellos.
Además, no se meta con el Anónimo Normando porque, ansi mansito como lo ve, hace un par de años en un boliche e Bragado, discutiendo e´ filosofia, dejò en ridículo a un guapito porteño y yendo pa fuera le hizo, de un puntazo, una traqueotomía no programada.
Ah y no sea gil contestando este mensaje, porque significa que sigue frecuentado este boliche de idiotas.

Cualquier cosa a su disposiciòn
Puestero del Oeste

Johannes dijo...

Martín, entiendo que el motivo por el que la Iglesia Católica no impone el Filioque en el símbolo usado por los católicos de rito bizantino es por el diferente sentido que los grecoparlantes dan a ekporeuesthai versus proceder: mientras para los grecoparlantes ekporeuesthai tiene sentido de última instancia, para los latinos proceder tiene sentido inmediato.

Este doble sentido es patente en los dos usos del término "principio" en la bula "Laetentur Caeli", promulgada en la sesión 6 del Concilio Ecuménico de Florencia, que en la parte inicial declarativa dice:

"Los Latinos declararon que ellos dicen que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo no con la intención de excluir al Padre de ser la fuente y principio de toda la divinidad, esto es del Hijo y del Espíritu Santo."

y en la parte definitoria dice:

"el Espíritu Santo procede eternamente del Padre y del Hijo, v del Padre juntamente y el Hijo tiene su esencia y su ser subsistente, y de uno y otro procede eternamente como de un solo principio, y por única espiración; a par que declaramos que lo que los santos Doctores y Padres dicen que el Espíritu Santo procede del Padre por el Hijo, tiende a esta inteligencia, para significar por ello que también el Hijo es, según los griegos, causa y, según los latinos, principio de la subsistencia del Espíritu Santo, como también el Padre."

Es claro que el término "principio" (griego arche) es usado sentidos distintos en estos párrafos: en la parte declarativa como primer principio o principio de última instancia, y en la parte definitoria como principio inmediato. El problema es que para los griegos arche tiene solamente el primer sentido, y lo mismo ocurre con ekporeuesthai.

Notablemente, y lo destaco porque el programa pontificio wanderiano menciona la explicación de los cánones de los cuatro primeros concilios ecuménicos, algo similar pasó con el término hipóstasis. Probablemente pocos saben que el Concilio Ecuménico de Nicea (325) anatematizó a quienes dijesen que el Hijo de Dios "es de otra hipóstasis u ousía (ὑποστάσεως ἢ οὐσίας)". La clave es que el término hipóstasis tenía dos sentidos posibles, y mientras en Nicea se lo usó en uno, a partir de 376 S. Basilio y S. Gregorio de Nisa promovieron su uso en el otro, para subsanar el hecho de que "prosopon" en griego significa máscara, y por lo tanto hablar de una hipóstasis y tres prosopa era compatible con la herejía modalista.

Johannes dijo...

Francisco, hay dos consideraciones importantes sobre el tema de la oportunidad o inoportunidad de una definición dogmática.

Una es la importancia de la verdad en cuestión. Si es importante para la vida de fe, entonces la única regla a tener en cuenta es la de S. Pablo a Timoteo: "Proclama la Palabra, insiste a tiempo y a destiempo" (2 Tim 4,2).

Un caso de este tipo fue el de la herejía monotelita, según la cual el alma humana de Jesucristo no tiene una voluntad humana ónticamente diferente de la voluntad divina común al Padre y al Hijo, a la cual obedeció libremente. Porque si ese fuese el caso fáctico, no solamente Jesús habría dicho algo sin sentido en la oración del huerto de Getsemaní - "Padre, si quieres, aparta de Mí este cáliz; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya." (Lc 22,42) - sino además su Pasión no habría tenido valor de reparación ante el Padre ni valor de ejemplo ante nosotros. "Por la obediencia de uno solo todos serán constituidos justos" (Rom 5,19): si no hay libertad no hay obediencia meritoria.

A partir de la importancia de esta verdad, resultan claros tanto el error del papa Honorio I, de infeliz memoria, al tapar el tema y no afirmar la doctrina ortodoxa, como el acierto del Papa San Martín I y de San Máximo el Confesor al afirmar el diotelitismo a tiempo y a destiempo, a costa de ser perseguidos por el emperador bizantino Constante II.

La otra consideración es la extrañez terminológica. A mi juicio un caso de este tipo es la propuesta de definición del dogma de María Corredentora. Para la mayoría de la gente, el sentido inmediato de ese término sería el de un pie de igualdad entre el Señor Jesús y su Madre en la obra de redención, y no el de una participación subordinada. Por lo tanto, esa definición es probablemente inoportuna.

Anónimo dijo...

No se puede hacer un chiste. Se pone muy violenta la gente. Me recuerda un conocido que tenia un apego latrico a la banda ALMAFUERTE, y en volviendo un dia de un recital me lo encuentro de frente, un poco preocupado, y me cuenta que a los de la banda se les ocurrio poner un trava con un cartel numerado a la manera del box que iba anunciando cada tema, y que la gente insultaba tanto que obligo al vocalista a para el show y pedir calma a los muchachos explicando que "era pa'reirse", que no se lo tomen mal. Ni en el infierno aceptan un chascarrillo!

Anónimo dijo...

Tengan cuidado con cuidado con puestero del oeste y con el anonimo normando porque son unos villanos!! Que miedo que insipiran, sobretodo el anonimo normando que anda golpeando a sus rivales de filosofia...
espero que wanderer asi como publica los comentarios de ellos me publique a mi este

Anónimo dijo...

Puestero del oeste yo soy de mendoza. Si es tan valiente como pretende ponga lugar y fecha y nos juntamos a charlar un rato! Si quiere lleve con ud al anonimo normando!
Estoy a su disposiciòn!

Anónimo dijo...

No creo que me publique los comentarios wanderer pero por la misma razòn no deberìa publicar los comentarios del "macho argentino" del puestero del oeste que se la tira de valiente desde su computadora.
No tiene idea quien soy, pero le aseguro que no me hace falta andar haciendo alarde de mis proezas callejeras para ser guapo.
Pero bueno, por las dudas dejo la oferta para el que quiera probarse..
En Mendoza donde gusten y cuando quieran.

Anónimo dijo...

Y le reitero, si no va a publicar mis comentarios por mi tono, deberìa hacer lo mismo por honor y caballerìa con los de los demàs. Es muy fàcil ser macho cuando no hay rival...

Anónimo dijo...

En su pontificado, vuelve Patricia Sosa a cantar la misa criolla?. Otra, viene a la Argentina?, o nos hace la gran Charlie Luxton y se va a orar por toda la costa britanica y mediterranea?. Abrazo.

Anónimo normando dijo...

Al iracundo anónimo de las 12.59: no sé qué hace Ud. acá, tan a disgusto, con gente que no está a su altura, salvo "tres o cuatro". Como diría el puestero, si a Ud. no le gusta el boliche busque otro. Lo que me demuestra que Ud. no nos entiende, es sobre todo cuando dice eso de "censurando lo que no le conviene". Es infantil. ¿Qué es lo que le conviene? ¿Ud. cree que se postula para papa? Aquí no se trata de eso. Se trata de una cierta elegancia en la exposición, y de tener sentido del humor. A mí me aburrieron algunos comentarios que creo deberían no aparecer, porque ensucian o retardan la conversación. Y uno busca, en un mundo caótico, encontrarse con en un ambiente civilizado y tradicional, con todos los matices que se quiera. Tarados afuera sobran. Basta prender la radio. No buscamos, pues no creo ser el único, una burbuja tilinga, sino paz y buen gusto. E insisto: sentido del humor. Que le vaya bien.

Anónimo dijo...

Al paisano de Mendoza

Vea mijo: yo ningún momento le dije nada a usté ni presumí de valiente. Sólo de tener mejor humor que algunos viandantes del Boliche de Guander. Preocùpese cuando la seriedad le corroa el alma. Lea las Bienaventuranzas de Tomás Moro y no se insulte frente al espejo. Que la Tristeza nunca viene del Potrero de Tata Dios!
Y desde ya acepto la invitación de ir a sus pagos, a tomarme el mejor vino que pueda tener.
Ya esta`dicho que donde entra el vino no entra la herejía.
Además, en Mendoza, "Guardiana de Laureles Eternos", me siento como en casa y si gusta, después de solucionar sus cuitas, le presentarè a gente de la Buena.
Nos veremos.
Seguramente irè solo, porque el mentao Anònimo anda en trabajos de aparcería cultural màs allá del Salado.
Ah y avísele a Don Guander que siga ejerciendo el sano derecho de admisión
espero sus noticias
(y permita que me siga riéndome encima. jajajaj)
Puestero del Oeste

Anónimo dijo...

Adhiero totalmente...

Martin Ellingham dijo...

Johannes:
El filioque no es de uso obligatorio para las iglesias católicas orientales. ¿Por qué, si es verdadero? Porque la Iglesia juzgó inoportuno imponerlo a todos, por razones ecuménicas (no ecumaníacas).
Respecto de la corredención sucede algo semejante. Es definible, pero no ha sido definida. Una de las razones es la que Ud. señala. Otra, es el efecto que tendría en Oriente. Hasta el presente, se ha juzgado inoportuno definir ex cathedra la corredención mariana.
Saludos.

Johannes dijo...

Martín, personalmente lamento que el filioque no sea de uso obligatorio para las iglesias católicas orientales. Afirmar la procedencia del Espíritu Santo del Padre y del Hijo es básico para un entendimiento de la participación de la naturaleza divina y la inhabitación trinitaria, permitiendo una correspondencia completa entre los planos de:

- componentes de la naturaleza humana: de la esencia del alma brota la voluntad, tal que Dios crea a ambas directamente y a la vez da a la primera que brote de ella la segunda;

- dones sobrenaturales que tienen por sujeto el componente respectivo de la naturaleza humana: de la gracia santificante fluye la caridad, tal que Dios infunde ambas directamente y a la vez da a la primera que fluya de ella la segunda;

- Persona divina que es cuasi-forma del don sobrenatural respectivo: del Hijo procede el Espíritu Santo, tal que ambos proceden del Padre directamente (uno por generación y el otro por espiración) y a la vez el Padre da al Hijo que el Espíritu Santo proceda también de Él como de un solo principio.

(La analogía entre los primeros dos planos es notada por S. Tomás: "De la esencia del alma brotan sus potencias, que son los principios de sus operaciones; y de manera semejante, de la gracia misma fluyen sobre las potencias del alma las virtudes, que mueven estas potencias a sus actos." ST I-II, q.110, a.4, ad 1.)

Por supuesto que este entendimiento católico de la theosis no es compartido por los Ortodoxos, particularmente por los palamistas.

Anónimo dijo...

Estimado Martín E,

¿cuál es la diferencia entre una motivación ecuménica y una ecumaníaca?

Saludos, el Tiramisú.

Johannes dijo...

Agrego a mi respuesta reciente a Martín una refutación que acabo de notar de lo que yo mismo dije en el primer párrafo de mi comentario de ayer a las 16:56, en la que justifiqué la omisión del filioque en base a que ekporeuetai [1] tiene para los grecoparlantes sentido de procedencia de última instancia: en la descripción de la Jerusalén celestial, S. Juan describe "el río de agua de la vida, claro como un cristal, procediendo (ekporeuomenon) del trono de Dios y del Cordero" (Apoc 22,1).

Por lo tanto, restringir el significado del término a procedencia de última instancia no tiene base escritural, y por lo tanto la justificación de la omisión tampoco.

[1] "El Espíritu de verdad, que procede (ekporeuetai) del Padre" (Jn 15,26).

Seminarista dijo...

Creo que el problema no es tanto la infalibilidad Pontificia ex cathedra, que es una cosa que después del CVI solo se ha ido un par de veces.
Lo gordo es lo de la potestad sobre toda la iglesia, teniendo jurisdicción hasta sobre la Iglesia de Hawaii o Constantinopla. Esto también está en Pastor Aeternus.

Y sobre los jesuitas, a mi me gusta la espiritualidad ignaciana. Creo que, tras una profunda limpieza, podría solventarse (y sin volver al monstruo barroco). San Ignacio era gran defensor de la libertad, gustaba de participar en el texto de las horas en coros, etc.

Y me permitiría sugerir al Papa W concilio de Kiev o algo así para arreglarlo con los periódicos, que en cuatro días cumpliremos 1000 años separados y eso no puede ser.

William Wallace dijo...

Excelente, adhiero

William Wallace dijo...

Excelente Wanderer, recuerdo la frase de Castellani que dice infalibilidad no es impecabilidad, humildemente agregaría la proclamación del dogma de la Coredencion de Nuestra Señora la Virgen Maria, volvería instalar la pena de muerte en el Vaticano, el delito de herejía y de estulticia. Suprimiria la libertad de e prensa en la Iglesia y volvería al index.

Martin Ellingham dijo...

Tiramisú:
En la "ecumanía" no se busca como fin la conversión del otro y su ingreso pleno en la Iglesia.
Saludos.

Anónimo dijo...

"lamento que el filioque no sea de uso obligatorio para las iglesias católicas orientales"

El Concilio Ecuménico de Nicea-Constantinopla que definió el Símbolo de la Fe prohibió cualquier clase o tipo de adición al Credo. A nadie parece importarle y todo el mundo está de acuerdo con meter el Filioque, e imponérselo a los orientales también.
Pero después se quejan de las adiciones al Novus Ordo Missae, cuando un simple decreto pontificio prohibía cualquier toqueteo.
Quién los entiende...

Por otro lado, el uso del Filioque se usa en forma relativa en muchas iglesias orientales católicas. Frecuento una donde no se recita, pero he estado en otras donde sí. Entiendo que lo mismo sucede en muchas otras, acá y afuera, sobre todo en los países de la diáspora. Los rasgos de sólo rito bizantino varían muchísimo en las diferentes parroquias, eparquías, y más aún entre los diferentes países. Hay iglesias que siguen normativas litúrgicas de unas u otras Iglesias.

Seminarista dijo...

En mi anterior comentario, el corrector automático puso periódicos en lugar de ortodoxos. Saliendo algo sin sentido. Disculpad.

Mujer Católica dijo...

Excelente todo, pero no quite las Audiencias Generales, en el pasado se aprendia mucho de ellas extraordinarios Audiencias que contenian sabias y justas palabras.
El resto más que genial!

Anónimo dijo...

Si yo fuera hombre y Papa haría lo mismo pero discrepo sobre las enciclicas, yo he encontrado brillantes y necesarias explicaciones en varias (ninguna en las de Francisco). Y tan solo añadiría a la lista:
16. Prohibiría la fotografía del obispo en las oficinas de las parroquias... o quizás convendría otra entrada: "si yo fuera obispo" y también "si yo fuera fundador"

Beatriz