sábado, 3 de enero de 2009

El Santísimo Nombre de Jesús


Uno de los tantos regalos que nos dejó el papa Montini fue la supresión de facto de la fiesta del Santísimo Nombre Jesús, que la tradición latina celebra el domingo anterior a la Epifanía.
El himno de ese día es el Iesu dulcis memoria, a mi humilde criterio, una de las composiciones poéticas y musicales más bellas de nuestra tradición. Su autoría se atribuye, en general, a San Bernardo de Claraval, pero hay otra opinión, más probable a mi entender, que lo reputa a San Elredo de Rieval.
Aquí dejo el texto latino y un video con el canto en gregoriano y subtítulos en español. Prosit!

Jesu, dulcis memoria,
dans vera cordis gaudia:
sed super mel et omnia
ejus dulcis praesentia.
Nil canitur suavius,
nil auditur jucundius,
nil cogitatur dulcius,
quam Jesus Dei Filius.
Jesu, spes paenitentibus,
quam pius es petentibus!
quam bonus te quaerentibus!
sed quid invenientibus?
Nec lingua valet dicere,
nec littera exprimere:
expertus potest credere,
quid sit Jesum diligere.
Sis, Jesu, nostrum gaudium,
qui es futurus praemium:
sit nostra in te gloria,
per cuncta semper saecula.
Amen.

No hay comentarios: