domingo, 12 de abril de 2009

Khristos anesti!


Jesús ha resucitado para que también nosotros, creyendo en Él, podamos tener la vida eterna. (…)Desde la aurora de Pascua una nueva primavera de esperanza llena el mundo; desde aquel día nuestra resurrección ya ha comenzado, (…). El anuncio de la resurrección del Señor ilumina las zonas oscuras del mundo en que vivimos. Me refiero particularmente al materialismo y al nihilismo, a esa visión del mundo que no logra transcender lo que es constatable experimentalmente, y se abate desconsolada en un sentimiento de la nada, que sería la meta definitiva de la existencia humana. En efecto, si Cristo no hubiera resucitado, el "vacío" acabaría ganando. Si quitamos a Cristo y su resurrección, no hay salida para el hombre, y toda su esperanza sería ilusoria. Pero, precisamente hoy, irrumpe con fuerza el anuncio de la resurrección del Señor, que responde a la pregunta recurrente de los escépticos, referida también por el libro del Eclesiastés: "¿Acaso hay algo de lo que se pueda decir: "Mira, esto es nuevo?"" (Qo 1,10). Sí, contestamos: todo se ha renovado en la mañana de Pascua. "Mors et vita / duello conflixere mirando: dux vitae mortuus / regnat vivus" - Lucharon vida y muerte / en singular batalla / y, muerto el que es Vida, / triunfante se levanta. Ésta es la novedad. Una novedad que cambia la existencia de quien la acoge, como sucedió a lo santos.
Benedicto XVI

Khristos anesti ek nekron,

Thanato thanaton patisas,

Kai tis en tis mnimasi

Zo-in kharisamenos!
 

Cristo ha resucitado de entre los muertos

pisoteando la muerte con la muerte

y a aquellos en la tumba

concediéndoles la vida.

Para escuchar este bellísimo himno bizantino, click aquí.

(Gracias Sol y Pablo)

10 comentarios:

Anónimo dijo...

No hay de que Don!
Sol

Pablo dijo...

¡Feliz Pascua para Ud. y todos los lectores del blog!

Antonio dijo...

Hermoso hasta las lágrimas!
Muchísimas gracias por tan bello himno.
¡Y muy feliz Pascua de Resurrección!

Aureliano Buendía dijo...

¿Me pueden explicar de dónde sacaron el Feliz Pascua? En castellano se dice Felices Pascuas.
Trabajan el griego, el noruego, pero no le embocan al castizo. Parecen periodistas.

Pablo dijo...

Parece que don Aureliano en vez de venir a «dar las pascuas» quiere «hacer la pascua» a los lectores del blog. Hay que agradecerle la buena intención con la que intenta corregirnos fraternalmente; pero no más, de momento, ya que ni la RAE, ni María Moliner, indican que el saludo sólo admite el plural como correcto.

Ante la arcana unidad del Misterio Pascual, me parece más conveniente emplear el singular, y reiterar los mejores deseos de una feliz Pascua de Resurrección.

Anónimo dijo...

Vuelvase a Macondo, don Buendía, que aquí hablamos castellano

Anónimo dijo...

Estimado Pablo
Al grano. La lengua no es como el derecho penal, donde lo que no está prohibido se entiende permitido. Si la RAE no lo prohibe no prueba nada. Además la RAE se limita desgraciadamente a conformar un corpus linguístico con los usos comprobados, cagándose olímpicamente en la consideración de su propiedad linguistica. Espere usted un rato y verá aprobado el argentinismo "presidenta".
Las razones por las que se debe decir "Felices Pascuas" son las mismas por las que se debe decir "buenos días". Algunos han encontrado analogías entre éstos plurales y la desiganción de las horas canónicas, vísperas, maitines, laudes. Hay en estos plurales un respetuoso distanciamiento, una forma menos invasiva. "dele mis saludos a su madre" o "dele mis recuerdos a fulano" o "¡albricias¡" o "muchas gracias".
Pero por encima de esto se dice Felices Pascuas, porque se dice Felices Pascuas. Entiéndase el impersonal "se" como referencia genérica para todos. Y como dice Lucila Castro en el link que le dejo:"Felices Pascuas es una fórmula y no la inventó el diario ni los avisadores. Es como se dice y una fórmula no se altera. También se dice Buenos días , Buenas tardes y Buenas noches , y a nadie le llaman la atención esos plurales porque así es como se dice. Aunque a algunos no les guste, en estas cuestiones de lengua muchas veces las cosas son como son porque son como son."

Otro comentario merece su curiosa expresión de que la arcana unidad del Misterio Pascual lo autoriza a modificar el buen uso de las fórmulas. El lenguaje no es un acto privado.
En las Iglesias Orientales vienen usando la misma fórmula dialogal griega hace centurias que se exclama en el t´tulo de este post.
¿No es algo maravilloso que durante generaciones y generaciones, distintos tipos repitan exáctamente lo mismo, en las mismas circunstancias, aún habiendo muerto la lengua?
Le dejo el link: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=996207
y me vuelvo a Macondo.

'Khristos Anesti, Aleethos Anesti'


Aureliano BuenosDias

Don Diego dijo...

Hermoso himno, Wanderer.

¡¡Felices Pascuas de Resurrección!!

Pablo dijo...

Estimado Aureliano:

Todos mis comentarios a su anterior mensaje van en cursiva:

Agradezco sinceramente la información que me brinda. Es bueno que a uno lo ayuden a remediar la propia ignorancia. Como Ud. bien señala, los que no somos de «Letras», por lo general, salimos de duda utilizando diccionarios...

Sin embargo, debo decir que sus explicaciones no me han resultado muy convincentes. Razón por la cual me permito intercalar algunos comentarios en respuesta a los suyos:
Al grano. La lengua no es como el derecho penal, donde lo que no está prohibido se entiende permitido. Si la RAE no lo prohibe no prueba nada. Además la RAE se limita desgraciadamente a conformar un corpus linguístico con los usos comprobados, cagándose olímpicamente en la consideración de su propiedad linguistica. Espere usted un rato y verá aprobado el argentinismo "presidenta"

Creo que no me expresé bien, por lo que trataré de ser más claro: ninguno de los diccionarios de uso del español que poseo –RAE, María Moliner, Vox, Olsen de Serrano Redonnet y Manuel Seco- registran la expresión plural «felices Pascuas» como correcta, ni la singular «feliz Pascua» como incorrecta. Por lo que su analogía con el derecho penal se debilita, pues las obras mencionadas simplemente omiten tratar el caso. Si se tratara de trazar analogías con el derecho, podríamos decir que así como una constitución puede tener «contenidos pétreos», que son (relativamente) inmutables, cabría pensar en un idioma que tuviera «expresiones pétreas»; sin embargo, no consta que la fórmula «felices Pascuas» sea una «expresión pétrea» de la lengua española. Al contrario, como expondré más adelante, hay ejemplos de los siglos XIX, XX y XXI, que muestran el uso de la expresión singular «feliz Pascua» aplicada a diversos misterios cristianos, lo que además puede verificarse consultando la obra de Moliner.

Su afirmación de que la RAE no cumple su función de reguladora de la propiedad lingüística de las expresiones merece, al menos, ser matizada. Y en contra se pueden alegar dos hechos: primero, la publicación de un «Diccionario panhispánico de dudas» que se considera «normativo» del uso correcto; segundo, la Academia tiene un organismo que responde a las consultas que se le formulan de manera pública o privada.

¿A Ud. no le gusta el modo en que RAE cumple sus funciones normativas? Es posible que la institución esté inmersa en la debilidad y el relativismo postmodernos. Otra posibilidad, es que estemos en presencia de un hecho de experiencia común: el castellano cambia con tiempo y el espacio. Hecho que no habría que valorar en base a un simple prejuicio «cronolátrico»: todo tiempo pasado fue mejor.
Las razones por las que se debe decir "Felices Pascuas" son las mismas por las que se debe decir "buenos días".

Si el pilar de su argumentación es la analogía con los «buenos días», debo recordarle que en respuesta a una consulta formulada el 24 de noviembre de 2004, la RAE se ocupó del particular, lo que puede encontrar en el siguiente enlace:
http://forum.wordreference.com/showthread.php?t=6467

De la respuesta de la RAE surgen tres consideraciones:
a) Que la expresión BUENOS DÍAS, que se emplea como salutación familiar durante la mañana, se puede utilizar en plural y también en singular (BUEN DÍA) .
b) En España es más corriente el uso en plural, y el uso en singular prolifera en determinadas zonas del español de América.
c) Hay que distinguir, en estas expresiones, el uso que se hace como «salutación», del uso que se realiza, no como salutación, sino como «expresión de un deseo» al interlocutor.


Algunos han encontrado analogías entre éstos plurales y la desiganción de las horas canónicas, vísperas, maitines, laudes. Hay en estos plurales un respetuoso distanciamiento, una forma menos invasiva. "dele mis saludos a su madre" o "dele mis recuerdos a fulano" o "¡albricias¡" o "muchas gracias".

La respuesta de la RAE también recuerda que «algunos autores» -¿se tratará de cuestión opinable y, por ende, disputada entre los expertos?- han explicado así la utilización del plural en los «saludos», pero en el párrafo siguiente los distingue de las «expresiones de deseos», que pueden ser en singular.

Por lo que, siguiendo la analogía que Ud. utilizó en primer término, en base al criterio de la Academia, podría decirse que la expresión singular «feliz Pascua» es «expresión de un deseo», correcta en el idioma español.
Pero por encima de esto se dice Felices Pascuas, porque se dice Felices Pascuas. Entiéndase el impersonal "se" como referencia genérica para todos. Y como dice Lucila Castro en el link que le dejo:"Felices Pascuas es una fórmula y no la inventó el diario ni los avisadores. Es como se dice y una fórmula no se altera. También se dice Buenos días, Buenas tardes y Buenas noches, y a nadie le llaman la atención esos plurales porque así es como se dice. Aunque a algunos no les guste, en estas cuestiones de lengua muchas veces las cosas son como son porque son como son."

Con todo el respeto que me merece Lucila Castro, un «ipse dixit» no prueba nada… Y le hace flaco favor al realismo que, implícitamente, se quiere con defender. Mejor no confundir la realidad con la dogmatización del gusto de doña Lucila…

Vale recordar aquí la respuesta de la RAE, arriba citada, y además sugerirle se tome la molestia de buscar en el portal www.cervantesvirtual.com la expresión singular «feliz Pascua». La encontrará en documentos de los siglos XIX, XX y XXI, particularmente en cartas, como «expresión de deseos». Cabe destacar, en dicho sitio, el estudio de la Prof. Dumitrescu, que registra el singular «Feliz Pascua» (al final de la Semana Santa), como expresión de deseo situacional.
Otro comentario merece su curiosa expresión de que la arcana unidad del Misterio Pascual lo autoriza a modificar el buen uso de las fórmulas. El lenguaje no es un acto privado.

Aclaro:
a) Creo que ha quedado establecido que la fórmula singular no es incorrecta, si se la emplea como expresión de deseo; por tanto, no estoy modificando ningún buen uso del idioma, aunque no le guste a Ud. o a doña Lucila.
b) Aunque lo mío no son las «Letras», me permito sugerirle que haga llegar sus consideraciones ligüísticas a S.S. Benedicto XVI, o a los traductores del sitio web del Vaticano, ya que una simple búsqueda con google, de la expresión «feliz pascua», arroja 41 resultados exactos. Benedicto XVI, o sus traductores, estarían modificando el buen uso del idioma en las alocuciones a los peregrinos, con expresiones tales como «feliz y santa Pascua» o «feliz Pascua».
b) La unidad del Misterio Pascual tiene, a mi modo de ver, suficiente entidad como para autorizar a cualquier cristiano a preferir un uso correcto del idioma sobre otros, también correctos. Asimismo, autoriza al teólogo a inventar todos los neologismos necesarios para mejor expresar, o mejor enfatizar, los misterios de la fe; pues la lingüística es instrumento de la teología.
c) Que el lenguaje no sea un acto privado, sino social, e histórico, es un aserto que abona mi tesis. En efecto, del carácter social e histórico del lenguaje se sigue que hay mutaciones legítimas, y diversos contextos del habla, por lo que no se justifica petrificar el lenguaje coloquial que utilizamos, por ejemplo, en un blog, con fórmulas cuasi-sacramentales.
En las Iglesias Orientales vienen usando la misma fórmula dialogal griega hace centurias que se exclama en el título de este post. ¿No es algo maravilloso que durante generaciones y generaciones, distintos tipos repitan exáctamente lo mismo, en las mismas circunstancias, aún habiendo muerto la lengua?

Aclaro
a) De acuerdo con Ud., lamento el abandono del latín en la liturgia; la permanencia e inmutabilidad de una lengua litúrgica es maravillosa.
b) Lo que no me parece razonable, en cambio, es extrapolar la inmutabilidad de las lenguas litúrgicas, a las lenguas vulgares y, sobre todo , al lenguaje coloquial.
c) Tampoco me parece prudente cierto «jansenismo lingüístico», aplicado al lenguaje cotidiano, que se desentiende de las variaciones en el uso, de las diversas opiniones de los expertos, y de las normas de los órganos consultivos de la RAE..
d) Finalmente, que el lenguaje se componga de signos tradicionales, y consuetudinarios, no autoriza a hacer de ellos signos puramente naturales, ni signos formales.

Sin más que agregar –pido perdón al Anónimo Normando, por haberme entrometido en el ámbito de sus incumbencias-, lo saludo deseándole una FELIZ Y SANTA PASCUA DE RESURRECCIÓN.

Anónimo dijo...

«...a nadie le llaman la atención esos plurales porque así es como se dice»
A mí si me llama la atención y «las cosas son como son porque son como son»...
Si la justificación es tan pedorra ni tiene sentido darle bola. Al final no es una justificación gramtical si no de real pura gana...

¡Feliz Pascua!