lunes, 28 de junio de 2010

Cine de fin de semana


Desde hace ya varios meses, dejé de ver programas periodísticos sobre política argentina. Un poco tarde por cierto, pero me desahucié totalmente de la realidad política del país y de su posibilidad de cambio y, consecuentemente, ese tipo de programas me aburre. Lo bueno del caso es que he dedicado ese tiempo a ver cine que, este fin de semana consistió en tres películas: Tetro, de Henry Ford Coppola y rodada en Buenos Aires (para olvidar); Yo soy el amor, película italiana muy bien realizada hasta que se torna estrictamente pornográfica (para evitar), y la última, una agradable sorpresa:
AN EDUCATION
Se trata de una película inglesa cuya acción transcurre en Londres a comienzos de los ´60, y se puede aprender bastante:
1. No es posible ceder un ápice al espíritu del mundo. Como dice Aristóteles en la Metafísica, un error imperceptible en el comienzo, es catastrófico al final.
2. Cuidarnos de creer en los espejismos, sobre todo cuando éstos, aparentemente, cumplen todas nuestras expectativas, porque rápidamente los convertimos en ídolos que nos vuelven ciegos para lo más evidente.
3. Siempre es posible la redención y nuestros fracasos son motivo de crecimiento, si así lo queremos y nos dejamos ayudar.
4. La imagen dulce que presenta el mundo es engañosa, y lo que nos parece, desde ese lugar, una vida gris y de fracasos, suele ser lo contrario.
No es una gran película pero, dado que éstas escasean tanto, una película medianamente buena puede salvar el fin de semana.
Pude bajarse de aquí.

1 comentario:

Anónimo dijo...

En su momento pensé en verla, pero después de tantos meses ya me había olvidado (y para mí, eso de bajarla de los links es chino básico profundizado). Y ayer, por esas casualidades, íbamos a ver otra, y al final, acabamos viendo esa.¡Gracias por la recomendación! Valió la pena. Mi tercera peli del año, después de Mente brillante (que sí me gustó) y Letters to Juliet, para pasar el rato, nada particular, pero qué linda la Toscana!