domingo, 6 de junio de 2010

El Jesuita fusilado


No se trata ya del Ruiseñor fusilado por los jesuitas, sino del Jesuita fusilado por la pluma privilegiada de Antonio Caponnetto.

Podremos estar más o menos de acuerdo con el estilo de Antonio; podremos disentir con su nacionalismo o su revisionismo histórico, pero nadie puede dudar de la agudeza de sus juicios y de su envidiable –al menos para mí- dominio de la lengua castellana.

Ha circulado con profusión a través de Internet en los últimos días una suerte de larga reseña que el Dr. Caponnetto ha realizado al libro El Jesuita, esa suerte de biografía autorizada del cardenal arzobispo de Buenos Aires, en la que, literalmente, despluma al cardenal poniendo al descubierto su indignidad y compromiso con los poderes del mundo.

Caponnetto incluye casi al comienzo de su escrito una suerte de definición del purpurado: “Nadie podría escribir de él lo que se anotó del Quijote, para su gloria: ¨parecíales otro hombre de los que se usaban¨. No; él (Bergoglio) es un hombre bien ad usum: vulgar, ordinario, arrabalero, pluralista y prosaico. Moderno”. Las palabras que el cardenal ha pronunciado este fin de semana, que fueron reportadas por Ludovicus, confirman aún más este diagnóstico: les aconsejó a los jóvenes que “no arrugen”.

En la misma página aparece un párrafo memorable:

“Porque, ¿quién que tenga realmente esa ¨corona y guardiana de todas las virtudes¨, como llamó San Doroteo de Gaza a la humildad, daría su anuencia para que se publiquen páginas y páginas ensalzando la posesión de ese don? ¿Quién, que a fuer de genuinamente humilde, practicara ese ¨laudable relajamiento de sí mismo¨ que pedía Santo Tomás, erigiría en vida su propio monumento a la humilitas? ¿Quién veramente abocado a la nanidad evangélica –en preciosa expresión de San Buenaventura- podrá contratar a un puñado de escribas para que le canten la palinodia de su arrollador recato? ¿Quién que no tuviera ese ¨brote metafísico de la soberbia intelectual que es el principio de la inmanencia¨, según clarividente análisis de García Vieyra, prohijaría que se dijera de sí mismo que ¨su austeridad y frugalidad, junto con su intensa dimensión espiritual, son datos que lo elevan cada vez más a su condición de papabile¨? ¿Creerá de veras Bergoglio que a la tierra del subte y del colectivo se refería San Isidoro cuando definió al humilde en sus Etimologías como el quasi humus acclinis, o inclinado a la tierra? ¿Creerá de veras que alguien más que Jesucristo puede decir de sí mismo: ¨aprended de mí que soy manso y humilde de corazón?¨”.

Algunas de las líneas del texto de Caponnetto traen, irremediablemente, recuerdo de las lecturas de Benson y Hugo Wast y, por eso mismo, asustan:

“Esta es la obsesión hegemónica de Su Eminencia. Que se lo tenga por un hombre políticamente correctísimo, deposito y heraldo del pensamiento único, lo que implica, en primer lugar, haber combatido ¨la dictadura¨ y cooperado con sus ¨víctimas¨. Gran parte del capítulo trece está destinado a probarlo”.

Como bien define el autor, “El Cardenal aún no ha terminado de proferir su credo para el regocijo del mundo y de su príncipe. “Creo en el hombre”, declara (p. 160)”.

Siquiera pensar en que Bergoglio pueda llegar a ser papa, da escalofríos. Es el personaje advenedizo y oportunista, sin más fidelidades que a su propia ambición y sin más credo que los triunfos mundanos: “Nosotros, digámoslo claramente, no creemos que Bergoglio sea comunista, ni peronista, ni nada en particular. En sus opciones temporales debe aplicársele lo que Don Quijote utilizó para zaherir la inconducta de Sancho: “en esto se nota que eres villano, en que eres capaz de gritar ¡viva quien vence!”.Toda esta exhibición de colaboracionismo marxista no brota tanto de un convencimiento ideológico serio, sino de una actitud villana. Si mañana se dieran vuelta las cosas, podríamos escucharlo cantar Giovinezza con acento piamontés”.

Hacia el final del texto, el Dr. Caponnetto propone un “Envío para necios” del que me parece oportuno mencionar un párrafo que responde a las críticas que él mismo, y muchas veces también el blog del Wanderer, recibe por “sacar los trapitos al sol” de los miembros indignos de la Iglesia de Cristo, tachándosenos de enemigos de ella. Escribe: “Los enemigos de la Iglesia son, ante todo, los falsos pastores, los fundadores infieles, el clero ganado por el vicio nefando y por el pecado mayor de traicionar la integridad de la Fe. No necesitamos informarles a los lectores despabilados que liberales y marxistas, judíos y masones, ateos y gnósticos –y toda la gama posible de enemigos de la Iglesia- son los socios habituales de nuestra Jerarquía. Con ellos se sienten cómodos, no con nosotros”.

Me permitiré discutir, sin embargo, algunos puntos con el autor.

En primer lugar, se refiere en algunas ocasiones a Bergoglio y otros obispos argentinos, como “heresiarcas”. No estoy de acuerdo. Es darles demasiado título. Heresiarcas fueron Arrio, Nestorio, Donato; si se quiere, quizás también Lutero y Calvino, pero ¿Bergoglio? Apenas es un charlatán componedor y oportunista.

En segundo lugar, y ya más en serio, no me parece apropiado utilizar los textos paulinos para defender el nacionalismo. En efecto, Antonio afirma que “(Bergoglio) debería saber igualmente que el anhelo de conservar la patria tal cual la recibimos, es un mandato del Génesis no de Mussolini, y que el Apóstol no predicó “guardad las utopías” sino “conservad las tradiciones”. Las tradiciones a las que se refiere el Apóstol no son, creo yo, las tradiciones de la patria. No son, por cierto, la chacarera, el mate, el 25 de mayo y la bandera celeste y blanca. Se refiere a otras tradiciones, mucho más importantes y esenciales a la fe, que nos fue entregada por los apóstoles.

En el mismo sentido se expresa más adelante cuando dice: “Si el Cardenal repasara a San Pablo, se encontraría con la Carta a los Hebreos (10, 32), diciendo: “Traed a la memoria los días pasados, en que después de ser iluminados, hubisteis de soportar un duro y doloroso combate”. Y comprendería porqué los nacionalistas –que soportamos un duro y doloroso combate por desagraviar la memoria de Rosas- sentimos como propia la repatriación de sus restos, a pesar de que el Menemismo no fue nunca otra cosa que una pluriforme cloaca”. Habría que aclarar que la iluminación a la que se refiere San Pablo es la misma iluminación de la que habla Clemente de Alejandría: el conocimiento de Dios, y no la repatriación de Rosas, y el duro y doloroso combate remite, o bien a la etapa purificativa que antecede a la iluminación, o bien a la persecución sufrida por los primeros cristianos, y no a los desplantes que sufrieron los nacionalistas durante casi un siglo. Aún si el Dr. Caponnetto tomara las citas paulinas en un sentido analógico, no me parece una elección acertada. Los textos sagrados deben permanecer para el uso sagrado.

Finalmente, el autor hace una magnífica defensa del papel que le corresponde a los laicos en la defensa de la integridad de la fe cuando los pastores defeccionan, aún a costa de desobedecerles y disentir con ellos. Y elige hacerlo con algún texto espiritual del fundador de una congregación religiosa del barroco español. Creo que hay autoridades doctrinales mucho más importantes, y venerables, en la tradición católica que afirman lo mismo. En efecto, los Padres de la Iglesia, de Oriente y Occidente, hablaron de ese “sentido de la Fe” que poseen los fieles y que fue, justamente, el que evitó que algunas veces el mismo papa o los concilios cayeran en herejía. Esto está muy claro y perfectamente explicado en el libro de Newman Los fieles y la tradición, traducido y editado recientemente en Buenos Aires.

Sinceramente espero que el texto de Antonio Caponnetto sea incorporado al dossier Bergoglio obrante en algún dicasterio romano y que sea prudentemente enviado a los cardenales participantes del próximo – y esperemos, muy lejano- cónclave.

37 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Siempre viendo la mosca en la leche! Recibí el artículo de Caponnetto por mail, y sin más, lo mandé a la papelera, porque ya hace mucho que me tiene cansada, y, además, cada vez soy más alérgica a los nacionalistas e "ismos" de toda laya. Pero, después de leer tu entrada, recurrí al cesto, xq aún no lo había tirado, y lo leí en diagonal. Con respecto al fundador barroco que mencionás, tá bien, no será santo de tu devoción, pero después de todo, cada quien tiene libertad para elegir la cita que le guste, y por otro lado, AC no deja de mencionar "podríase sobre el particular citar una multitud de textos escriturísticos, patrísticos, escolásticos, conciliares, canónicos y pontificios de todos los tiempos", y trae a Santo Tomás a colación, autor tal vez no tan antiguo y venerable como te gustaría, ¡pero bueno!
En lo que sí estoy de acuerdo con tu análisis, es en la crítica efectuada contra la utilización del texto sagrado para justificar posturas históricas, profanas y discutibles.

Saludos criticistas y pedantónicos.

La quinta pata al gato

Anónimo dijo...

Bergoglio merece una cita iluminada de pancho sierra, hablando por la boca espiritista de josé hernández...

Alguien me dijo que esa era la verdadera "fe" de la progresía, y que esto viene de tiempos neoclásicos, abiertos a escuelas científicas y "métodos" de actrices venezolanas.

La culpa de los monumentos orinados y sucios de buenos aires, la tienen los retratados, que en una gran medida fomentaron las creencias e ideologías que hoy humillan su memoria.

Cruz JT

Anónimo dijo...

Cual es el problema : Bergoglio o Caponetto ??

Anónimo dijo...

Wanderer, te hago un pedido caritativo: hablamos de un viejito acabado, que se pone "ternurista" y dice estupideces, además de que cualquier vivo lo manipula para progresar chupacirialmente.

Lo estás mirando tras una óptica conspiranoica. Hace tiempo que está "boby", y el que gobierna es el siniestro Mons. Sucunza.

¿Porqué no le dedicás unas líneas a esa cría de buitre?

Curial embolado

Anónimo dijo...

Creo que simplemente está viejito JB, y está haciendo cosas que no habría hecho de joven, probablemente manejado por el grupo de mediocres que lo rodean.

De primera mano puedo decirte que hay tipos que lo manipulan con una cena.

Los verdaderamente peligrosos son Mons. Sucunza y el sobrino de JB. Este último fue enviado a los seminarios progres en Francia y Alemania, preparándolo para una ascendente carrera curial.

Miren la cizaña que crece, y no tanto la hiedra venenoza que lentamente se seca.

Pepito Piedrabuena

Psique y Eros dijo...

http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=29885

noticias en aciprensa sobre la renuncia de Buela.

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Notificación semioficial en AICA:

http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=29885

Juancho dijo...

Wanderer:

Caponetto dominará la lengua castellana, pero no me niegues que es un español demasiado barroco.

A mi no me gusta como escribe.

Exceso de remilgos, hiperboles, etc..

En Cabildo, me parece 10 veces mejor D'Angelo Rodriguez.

Porque es más realista. "Dialoga" (no me gusta la palabra) con la realidad.

Juancho.

Anónimo dijo...

Rumiando la nota de Caponeto y
un montón de notas del mismo,
bendigo a Dios por su transparencia
errado o no,se muestra tal cual es;
no como otros

Pues conviene recordar y avisar:
en este ambiente se da a veces la
rareza de gente que se muestra
emulando un parecer ajeno a si
toreando a medio mundo en la web,
ocultandose tras su máscara de bts

Ruego a Dios no sea su caso,:
imagino su ser real,un bloque con W
valoro todo lo que
antes y ahora sigue haciendo por
ser siempre valiente,uno y el mismo

Anónimo dijo...

Pacopepe levanta la noticia de Buela, con insinuaciones sobre caso Maciel:

Otro fundador en la cuerda floja


Pues vamos a ver donde llega esto que puede ser un nuevo escándalo. El Instituto llevaba tiempo en vigilancia y se sucedieron los comisarios. Los primeros, impresionados por la ejemplaridad de los sacerdotes callaron posibles correcciones que se imponían y el último, el arzobispo Delgado, pésimo pastor hoy de San Juan de Cuyo, pretendió disolverles en vez de aplicarles las correcciones que procedieran.

A ello se une la controvertida personalidad del fundador, notable en no pocos aspectos pero débil en otros tantos, que tampoco contribuía a una marcha normal del instituto por él fundado.

Hoy, como venimos diciendo siempre, ya nada permanece oculto. Y supongo que en muy breve plazo de tiempo conoceremos todo lo que hay tras esta renuncia. Que estoy seguro fue obligada. Esperemos que no se convierta en un caso Maciel Dos. Pero, si así fuere, tolerancia cero.

P.D.: El fundador se llama Carlos Buela y el Instituto Verbo
Encarnado


http://www.intereconomia.com/blog/otro-fundador-cuerda-floja


Saludos,
Rodion

Anónimo dijo...

Al anónimo de las 10:26

Le falta ángel a su comentario.
Por lo demás, coincido.

Hori

Hernandarias dijo...

Coincido con Juancho. D´Angelo me parece muy superior a Caponetto. Dice lo justo con gran sentido de la realidad.
Lo de Caponetto sobre el Card. Bergoglio podría haberse dicho con menos páginas y de modo más simple, aunque contiene muchas críticas certeras.

Anónimo dijo...

Antonio Caponetto, el hombre que escribió un artículo que tituló "El otro negacionismo" donde tildó a Benedicto XVI de:

- pecador
- mentiroso
- débil y obsecuente con el poder judaico
- contemporización con los deicidas
- servilismo a la sinagoga
- de alimentar a los lobos
- pusilanimidad
- ambigüedad
- falta de prudencia
- y de tomar el nombre de Dios en vano

Wanderer, algún comentario sobre ese artículo de Caponetto?

quiero ver si se publica esto.



la otra hija de Mafalda

Anónimo dijo...

A la otra hija de Mafalda, ¿Ud. dice que solamente por ser Papa BXVI está exento de las calificaciones hechas por Caponneto?

Caponneto explica cada una de sus adjetivaciones en ese artículo, en tanto Ud. pretende denostarlo únicamente por haberlos dirigidos al Papa.

Hubiera estado bueno que explicara por qué no le caben.

Anónimo dijo...

Dos preguntas

-¿si es demostrado que los cinco palotinos asesinados
coadyudaron a los planes de la guerilla ?
-¿ si " merecia " morir asi en el nombre de la patria y de la Virgen de Luján "
Quien puede contestar

cameursa dijo...

Curial y Pepito: dejénse de escribir boludeces en favor de JB. Cualquier wevon que haya puesto más una vez las patitas en Rivadavia 415 sabe cómo se cuecen las habas... Sí, Sucunza gobierna... jajajajaja!!!!!
PS: Decile a JB que te ponga un plus en el sueldo!

Anónimo dijo...

No seas otario, que JB de veras que está golpeado por los años, si yo mismo he visto como el ing. ***** le manga lo que quiere con una comida en cierto restaurant muy conocido.

Unos años atrás, con todo lo malo que fuera, no habría caído tan bajo.

Curial embolado

Anónimo dijo...

Al anónimo de 15:58.



De una página que seguramente es de su agrado:

http://www.statveritas.com.ar/Varios/SedeRomana4.htm


"El canon 1556 establece que "1a primera Sede por nadie puede ser juzgada".


Este principio establece que ningún particular, ninguna persona moral, eclesiástica o secular tiene el derecho de juzgar al Soberano Pontífice. El jefe supremo de la Iglesia no puede ser juzgado más que por Dios.

Los términos "primera Sede", conforme al canon 7, designan únicamente la persona del Pontífice Romano. Las personas que lo secundan en el gobierno de la Iglesia no gozan de tal inmunidad judicial.

Este principio fue explícitamente enunciado por primera vez bajo el pontificado de San Símaco (498514). Los obispos convocados en sínodo por el rey Teodorico para juzgar al Papa, observan que el obispo de Roma no está sometido al juicio de sus inferiores y que no hay ejemplo en la historia de que el obispo de Roma haya sido juzgado por otros obispos.

Este principio es nuevamente proclamado en el siglo IX. Los obispos convocados por Carlomagno para decidir sobre las acusaciones de las que era víctima San León III, protestan unánimemente e invocan la tradición de la Iglesia: "No osamos juzgar a la Sede Apostólica. Por ella y por su Vicario somos juzgados, pero ella no es juzgada por nadie, como siempre y desde antiguo fue esta costumbre".

San Nicolás I, en la carta "Proposueramus quidem", al emperador Miguel, del año 865, dice: "...el juez no será juzgado ni por el Augusto, ni por todo el clero, ni por los reyes, ni por el pueblo... La primera Sede no será juzgada por nadie..." (Dz. 330)

San León IX en la carta "In terra pax hominibus", a Miguel Cerulario y León de Acrida del 2 de septiembre de 1053 dice: "...Dando un juicio anticipado contra la Sede suprema, de la que ni pronunciar juicio es lícito a ningún hombre, recibisteis anatema de todos los Padres de todos los venerables Concilios... Como el quicio, permaneciendo inmóvil trae y lleva la puerta: así Pedro y sus sucesores tienen libre juicio sobre toda la Iglesia, sin que nadie deba hacerles cambiar de sitio, pues la Sede suprema por nadie es juzgada'. (Dz. 352-353).

En el siglo XI, San Gregorio VII lo formula en un texto imperioso: "quod a nemine (romanus Pontifex) judicari ebeat" (Dictatus papae, n.19).

La misma afirmación aparece en la Bula Unam Sanctam de Bonifacio VIII: "... Si la potestad terrena se desvía, será juzgada por la potestad espiritual; si se desvía la espiritual inferior, por su superior; mas si la suprema, por Dios sólo, no por el hombre, podrá ser juzgada" (Dz. 469).

Clemente VI, en la carta "Super quibusdam" a Consolador Católicon de los armenios, del 29 de septiembre de 1351 pregunta: "Si has creído y crees que en tanto haya existido, exista y existirá la suprema y preeminente autoridad y jurídica potestad de los Romanos Pontífices que fueron, de Nos que somos y de los que en adelante serán, por nadie pudieron ser juzgados, ni pudimos Nos ni podrán en adelante, sino que fueron reservados, se reservan y se reservarán para ser juzgados por sólo Dios, y que de nuestras sentencias y demás juicios no se pudo ni se puede ni se podrá apelar a ningún juez". (Dz. 570 g).

Pablo IV, en la Bula Cum ex Apostolatus Officio, del 15 de febrero de 1559, parágrafo 1, dice: "considerando la gravedad particular de esta situación y sus peligros, al punto que el Romano Pontífice... que a todos juzga y no puede ser juzgado por nadie en este mundo, si fuese sorprendido en una desviación de la fe, podría ser impugnado (redargui)..."

San Roberto Bellarmino, en su De Romano Pontífice, libro segundo, capítulo XXVI, prueba con testimonio de concilios, de pontífices, de emperadores y doctores de la Iglesia que el Romano Pontífice no puede ser juzgado por nadie en la tierra."


La otra hija de Mafalda

Anónimo dijo...

Anónimo de las 15:28

Antes de que la otra hija de Mafalda (bastante temperamental la joven, por cierto) pueda explicar porque no le deberían caber a Benedicto los adjetivos caponettianos, mucho mejor sería que explicáramos sobre que fundamentos enarbola usted este nuevo magisterio cabildano, que se arroga el derecho de decir lo que dice y contra quien lo dice, reclamando para él una suerte de su cuasi-infalibilidad.

Puedo comprender que algunos sientan apego o nostalgia por los típicos exabruptos conspirafachos; puedo comprender que putear sea, de vez en cuando, una forma de catarsis; pero pretender que todos nos volvamos puteadores crónicos (aun cuando sean verdades mas grandes que una casa) por el solo hecho de que don Caponetto pueda serlo, me parece lisa y llanamente estar fuera de la REALIDAD.

Quizás, comprender a ROMA, en ocasiones, cueste un gran esfuerzo; pero de ahí a enarbolar el magisterio de CABILDO como criterio de verdad, gracias...paso.
(Ah, y por favor no ensayemos aquí el sofisma de que podemos decir lo que querramos porque a ello nos habilita nuesra fidelidad a la Tradición).


Carmelo, el guelfo

Psique y Eros dijo...

llegó a Clarín, anodina, pero es algo:
http://www.clarin.com/sociedad/titulo_0_277172359.html
http://www.clarin.com/sociedad/Conservadora-conflictos-previos_0_277172360.html

fray rabieta dijo...

La otra hija de Mafalda:

Entonces San Pablo quedó requete-excomulgado, porque no sólo fue a Antioquía y "le resistió en la cara" a San Pedro, sino que, peor todavía...

Lo contó.

Je.

Fray Rabieta

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

"¿Existe algo parecido a la Iglesia Catolica en Córdoba, República Argentina?"

http://infocatolica.com/blog/coradcor.php/1006091108-iexiste-algo-parecido-a-la-ig

Anónimo dijo...

Wanderer, no te lo pregunto con mala leche... ¿Ma che catzo eran los nobles del ive?

Risponda!

Gino

Anónimo dijo...

Carmelo, fíjese que no tomé partido sino solo indiqué un hecho: que Caponneto fundamenta y la hija de Mafalda no.
Pero sí, más bien tiendo a darle la razón en lo que dice en su artículo "el otro negacionismo".

A la otra hija de Mafalda, le responde en clave Castellaniana:

"El Papa es infalible, pero no en todo. Cuando declara solemnemente las cosas de la Fe, cosa que hace pocas veces, por cierto. Pero pretender como hace muchísima gente aquí que todos los Papas o tal Papa particular son maravillas de inteligencia y de rectitud, hasta llegar a renunciar al propio sentido moral, cerrar los ojos ante un error y una iniquidad manifiesta, y dar como anticatólico, o poco católico, o no católico al que no puede cerrar los ojos así, al que no puede renunciar a su sentido moral, eso es inventar un nuevo dogma, eso es rendirse a una superstición, eso es morar en plena exterioridad"
Los romanos que son muy religiosos y veneran mucho al Papa, también son muy inteligentes, inventaron una anécdota sobre la infalibilidad que se la colgaron a Pío XI. Contaban que el Papa se dormía por la mañana porque trabajaba de noche; y que buscó un viejito del Asilo San Michele para que le hiciera de sereno y lo despertara por la mañana a las ocho. Así que el primer día el viejito abrió la puerta y dijo: 'Santísimo Padre, son las ocho y hay buen tiempo'. Y el Papa contesta 'Giá lo sapevo', y se levantó. Al otro día lo mismo:'Son las ocho y hay buen tiempo'. 'Giá lo sapevo'. El tercer día ocurrió que el viejito mismo se durmió, se levantó muy apurado y fue corriendo a despertar al Papa; y con el apuro y la costumbre le dijo la misma fórmula: 'Santísimo Padre, son las ocho y hay buen tiempo'. Y el Papa dijo:'Giá lo sapevo'. Y entonces el viejo le dijo: '¡Non lo sapevate un corno: sono le dieci e piove a finimondo!'.
En otros tiempos, cuando el Papa se equivocaba, los santos de aquel tiempo le decían tranquilamente: 'Non lo sapevate un corno', y el Papa mismo rogaba que se lo dijeran. Había más caridad. Había comunión"
Leonardo Castellani, San Agustín y nosotros, Mendoza, Jauja, 2000, ps. 244 y 256 respectivamente.


Para terminar, si no tuviéramos espíritu crítico nos tendríamos que fumar, por ejemplo, a JPII besando el corán, cuando hay mártires de la Iglesia que fueron tales por negarse a eso mismo.

Recuerde a San Pablo, cuando dice, "si alguno predicare lo contrario a este evangelio, aunque sea uno de nosotros, sea anatema" (cita libre).


Anónimo de las 15:58

Anónimo dijo...

Para fray Rabieta .

Que yo sepa A.Caponetto no es San Pablo

Anónimo dijo...

Ah, Carmelo, y no, no soy de los que se compran el paquete completo de Cabildo, pero sí de los tratan de tomar lo que dicen de verdad, más allá de que nos guste el estilo o no.
Anónimo de las 15:58

Anónimo dijo...

para Fray Rabieta

Aqui es A.Caponetto que excomulga
al Papa y otros

Anónimo dijo...

Me recuerdan al viejo y querido JC Voisseau de TFP, con su devoción a los jesuitas, y la supuesta "genialidad" del Cardenal manejando poder.

No se autoencandilen con recuerdos nostáligos. La companía de jesús hace tiempo que es un aguantadero de mediocres y zurditos. El vigor intelectual es algo que se perdió entre sus filas hace tiempo.

Justamente ese es el problema actual: no hay grandes malvados (ej: arrupe), ni grandes buenos (miren el santoral), sino una sarta de tipos de cuarta. Y esto último, es lo que humanamente es jorge bergoglio.

¿Hace cuánto no tenemos un Arzobispo de Buenos Aires que valga la pena? ¿Es requisito ser tano para llegar al solideo?

curial Embolado

Anónimo dijo...

Otra Hija de Mafalda (tiene hijas?? HORROR!)

Muy lindas las citas. Elocuentes sin duda alguna. Es doctrina católica. Ahora, cuidado con lo que cita, especialmente la Cum Ex A... de Paulo IV y DE ROMANO PONTIFICE del Cardenal Bellarmino porque el tiro puede salirle por la culata. Y más si las extrae de Stat Veritas (que tiene lindo lema, el cartujo) porque Paulo IV fue introducido al criollo por el Dr. Disandro y, San Roberto, jesuita cardenal, podría ser intitulado como el "Patrono de los Sedevacantistas".

Sea Feliz.

El Chafirete

Teseo dijo...

Anónimos de las 10:20 y 10:50, pregunto:

¿Sabía san Pablo que era san Pablo?
¿Sabía santa Catalina que era santa Catalina?

Son argumnetos comunes, que podemos desarrollar silogísticamente:

M- Para poder "corregir" al Papa es necesario ser santo.
m- Catalina es santa.
C- Catalina puede corregir al papa.

Ahora, entremos en la mente de santa Catalina, y veamos cómo hace suyo el silogismo que Ud. menta, y que yo explicito, cambiando tan solo la premisa menor:

Dice Catalina:

M- Para poder "corregir" al Papa es necesario ser santo.
m- YO SOY UNA SANTA.
c- YO PUEDO CORREGIR AL PAPA.

De manera tal que Santa Catalina, antes de "corregir", tuvo que vislumbrar su "santidad", o mejor, RECONOCERSE SANTA.

Es más, extrememos su argumento:

"Corregiré al sumo Pontífice, que por lo visto ve menos que yo, ya que YO SOY SANTA y él...

Muchachos: corrigió porque vio que el Papa estaba equivocado, y punto. O creyó que lo estaba, no sé.

Anónimo dijo...

Para los que critican al Papa le mando este link de una pagina súper católica

http://radiocristiandad.wordpress.com/2010/06/08/y-pensar-que-benedicto-xvi-siente-un-profundo-respeto-por-el-islam/


Nunca el Santo Padre dijo lo que dice el título calumniador , lo que dijo :

"....... quisiera hoy volver a expresar toda la estima y el profundo respeto que siento por los creyentes musulmanes”, dijo el Papa....
No es lo mismo .
Un líder musulmán , Yanous Tawfik , tergiverso y hablo de " estima por el Islam " , también algunos periodistas tergiversaron ...
Saco una conclusión : Si los que critican el Papa usan y abusan de es tipo de informaciones ,
pobres de ellos y mas pobres los que los siguen .

Anónimo dijo...

Muchachos,
Páginas www.ive.org y www.iveargentina.org no están más on-line...

Pensativo

Anónimo dijo...

El Papa no es infalible en todo momento. De acuerdo.

Pero no es cosa mía que el Papa no puede ser juzgado por nadie en la tierra, es doctrina católica, como dijo el Chafirete. Ahí está el canon 1556.

Ok. El Papa no es infalible en todo momento. Podemos decirle que la decisión que ha tomado no es la más adecuada y que regrese a Roma (físicamente) como lo hizo Santa Catalina ¿recuerdan bajo qué términos? “mi dulce Cristo en la Tierra". Hay un abismo entre Catalina y Caponetto. Catalina no juzgó al Papa.

Pero ya que me piden un comentario, ahí va:

Las acusaciones de Caponetto contra el Papa son:

1) Lo acusa de actitud IRREFLEXIVA "porque en ningún momento se aceptó discutir –con los procedimientos habituales de las disciplinas humanísticas- las afirmaciones de carácter histórico apenas esbozadas por Monseñor Williamson."

Las tesis revisionistas sobre el holocausto o Shoa se trata de un tema histórico que no tiene lugar en la Iglesia ¿o si lo tiene?

¿Los obispos católicos se encargan de "revisar" la historia o de enseñar sobre fe y moral?

Pues hizo bien el Papa en no abundar en el tema.

Continúa….

Anónimo dijo...

Sigue….

2) La acusación más grave contra B16 es la de quebrantar el segundo mandamiento (por cierto, una interpretación personal de Caponetto sobre la aplicación del mandamiento que muchos no compartimos):

“Ha pecado contra el segundo mandamiento, porque darle rango de dogma a lo que no lo es, pidiendo su acatamiento incondicional, es un modo de tomar el nombre de Dios en vano.”

Quien relacionó el negacionismo del holocausto con la Cruz fue Lombardi, no el Papa.


Estas fueron sus palabras textuales:

"Quien niega la Shoah no sabe nada ni del misterio de Dios ni de la Cruz de Cristo y es mucho más grave si la negación sale de la boca de un sacerdote o un obispo, es decir de un ministro cristiano, esté unido o no con la Iglesia Católica"

La Nota de la Secretaría de Estado mencionó lo siguiente: “Las posturas de monseñor Williamson sobre la Shoá son absolutamente inaceptables y firmemente rechazadas por el Santo Padre, como él mismo ha recordado el 28 de enero pasado, cuando, refiriéndose a aquel salvaje genocidio, reafirmó su plena e indiscutible solidaridad con nuestros hermanos destinatarios de la Primera Alianza, y afirmó que la memoria de aquel terrible genocidio debe inducir a "la humanidad a reflexionar sobre el poder imprevisible del mal cuando conquista el corazón del hombre", añadiendo que la Shoá permanece "para todos como advertencia contra el olvido, contra la negación o el reduccionismo, porque la violencia hecha contra un solo ser humano es violencia contra todos" ”

Según entiendo Williamson dice que no fueron 6 millones sino 300,000 judíos los que murieron y que las cámaras de gas se usaron para desinfección, que allí no murió ningún judío.

Ok. Concedamos que no fueron 6 millones sino 300,000. ¿Y? ¿Deja de ser un brutal genocidio porque fueron 300,000 o 100,000?

Ok. No murieron en cámaras de gas. Murieron por exceso de trabajo forzado, por cansancio, por hambre, por falta de medicinas, por frío, es decir, tratados como escoria humana ¿Esto es acaso menos atroz que morir en una cámara de gas?

Si a Caponetto le parece que el Papa es irreflexivo e irracional, pues a mí me parece que aquí los irreflexivos e irracionales son los que no consideran un crimen contra la humanidad la muerte sistemática de 300,000 almas.

En ese sentido la postura del Papa y de muchos cardenales es que es absurdo, como obispos y cardenales que son, ponerse a sacar cuentas si fueron 6 millones o menos, ¿qué nos importa? Es un tema que le compete a los historiadores.

Yo entiendo que la postura del Papa es ésta: como cristianos nos debe importar más reflexionar sobre “el poder imprevisible del mal cuando conquista el corazón del hombre” que estar sacando cuentas sobre cuántos fueron, como si 300,000 se tratara de poca cosa…. Por un solo judío deberíamos sentir vergüenza por la irracionalidad de un hombre como Hitler, “porque la violencia hecha contra un solo ser humano es violencia contra todos”.

Continúa….

Anónimo dijo...

Sigue…

3) "Monseñor Williamson dijo LA VERDAD"

Ahora el que le da tinte de dogma y de “acatamiento incondicional” a las declaraciones de Williamson es el propio Caponetto, y como si esto fuera poco, en base a la VERDAD INDISCUTIBLE de Williamson lanza al Papa la siguiente acusación: “Ha pecado de escándalo al preferir la mentira insidiosa propagada por Israel, a las verdades luminosas que brotan del estudio sereno.”

Aquí Caponetto dejó de ser “nada” como él mismo se califica con mucha humildad al final de su artículo, para colocarse en el lugar de JUEZ: las declaraciones de Williamson son una verdad indiscutible que nadie puede negar, cuestionar, o rechazar, son “VERDADES LUMINOSAS que brotan del estudio sereno”. El Papa “ha pecado de escándalo” al “preferir la mentira insidiosa propagada por Israel”.

Caponetto dice al final dos veces: “Ya no seas cobarde, Pedro”. Un abismo con Santa Catalina quien llamaba al Papa “dulce Cristo en la Tierra”.

Y ya que mencionan el incidente de Antioquia entre Pablo y Pedro, éstas fueron las palabras de Pablo:
“Cuando yo vi que no andaban a derechas con la verdad del evangelio, le dije a Pedro delante de todos: si tú, siendo judío, estás viviendo como un pagano y en nada como un judío, ¿cómo intentas forzar a los paganos a las prácticas judías?” (Gál 2, 14).

El cuestionamiento de Pablo a Pedro es que no “andaba a derechas con la verdad del evangelio”.

¿Me pueden decir en qué momento Benedicto XVI no ha respetado las verdades de fe y moral del evangelio en este asunto?


Caponetto juzga al Papa de actitud IRREFLEXIVA, IRRACIONAL Y PECAMINOSA por no aceptar las VERDADES INDISCUTIBLES Y LUMINOSAS de Williamson sobre la Shoa.


Podemos decirle al Santo Padre que no ha tomado una decisión acertada en un punto determinado, porque no es infalible en todo momento, podemos mostrarle el camino, la luz, guiarlo hacia la decisión correcta, como hizo Santa Catalina, con respeto. Lo cortés no quita lo valiente.

Por cierto, un Papa débil, pusilánime, servil de la sinagoga, nunca habría firmado el decreto de “virtudes heróicas” del Papa Pío XII. Sabía que le lloverían críticas, y efectivamente le llovieron, y no le importó. También sabía que le lloverían críticas cuando liberó la misa tridentina, y no le importó. El tema con la FSSPX es un problema de diferencias teológicas y doctrinales. Un Papa débil y servil a la sinagoga no habría condenado hace pocos días la ocupación israelí de los territorios palestinos como “una injusticia política” que ningún cristiano puede justificar con pretextos teológicos.


La otra hija de Mafalda

Anónimo dijo...

nuestra estimable Cardenal Primado es mas mason que sarmiento...basta con leer (escuchar ya es demasiado) cualquiera de sus sermones...Caponetto se queda casi corto, si fuera posible.

Anónimo dijo...

Es notorio lo bien que se expresa Camponetto, pero también lo es que es un iluso, La Iglesia no es mas que esa sinagoga ecuménica que denunciaba Nietzsche y esa institución subversiva y siempre tendiente a generar nuevas subversiones al orden tradicional como expresa Evola.

No importa si ha de tratarse de gibelinos o guelfos... los clérigos ante todo siempre llevaran puesto un kipa, y los mestizos y sincreticos seguidores siempre serán lacayos de los judíos.