martes, 21 de diciembre de 2010

El pedido de los orientales


Cuando era poco más que adolescente, recuerdo que un día me topé con un Anuario Pontificio de los años ´40 o ´50. Ahora lamento no habérmelo agenciado. En fin, en esa ocasión, me llamó mucho la atención que, en el orden de precedencia de la corte papal, estaban primero los cardenales y sólo después los patriarcas de las iglesias católicas orientales. ¿Cómo podía ser? Si ellos eran los sucesores de las sedes apostólicas, deberían ser los primeros y no detrás del cardenal párroco de Santa María in Via Lata.
Para que la cosa es más importante que una veleidad de adolescente. Aquí copio -en traducción rápida-, el pedido realizado por el sínodo de obispos orientales.

El pedido de los Orientales

No es un pedido nuevo. Se trata de una larga, y a veces espinosa historia. Respeto a los patriarcas católicos orientales, por el leyes canónicas particulares, por los sacerdotes casados y por un tratamiento igualitario en los países con mayoría de católicos latinos. Son estos los reclamos que aparecen una y otra vez. En muchos casos, la respuesta de Roma es que si se permitiera que las iglesias orientales actuaran en Occidente como lo hacen “en su casa”, provocaría escándalo a los fieles latinos. Pareciera que se busca evitar dificultadas, pero el mensaje de fondo es que la iglesia latina es superior y normativa, mientras que las iglesias orientales se les deja hacer solamente aquellas cosas que Roma permite. Esta situación debe terminar si se espera, como Roma ha anunciado, mostrar a la iglesia ortodoxa cómo funcionaría la unión en una hipotética iglesia post-cisma.

CIUDAD DEL VATICANO (CNS). La gran mayoría de los católicos de Medio Oriente pertenecen a las iglesias orientales., y sus obispos reclaman con fuerza en el Vaticano y piden mayor respeto y un perfil más elevado para las católicos orientales.

Reflejando la población católica de la región, 140 de los 185 votantes miembros del Sínodo de los Obispos de Oriente Medio provienen de las iglesias orientales y varios de ellos hablaron durante el sínodo del 12 de octubre.

No solamente reclamaron por el reconocimiento de sus derechos, sino que también se refirieron a la obra que necesita realizar para fortalecer la identidad cristiana de sus fieles, preservar su herencia y terminar con la rivalidad que existe entre los católicos de diferentes ritos.

El obispo Vartan Waldir Boghossian, con sede en Argentina para los católicos armenios de América Latina, utilizó un lenguaje más bien duro para exponer de modo particular los límites que se le imponen a los patriarcas católicos para atender a sus fieles que han emigrado de sus patrias.

Las iglesias orientales, aún en plena comunión con el papa, poseen sus propias leyes canónicas y disciplinas, sus propias liturgias, espiritualidades, historias y legados. Y mientras ellos intentan ser identificados con sus países o regiones geográficas, muchos de estos obispos poseen la mayoría de sus fieles viviendo en el extranjero, afirmó el obispo Boghossian.

Dijo, además, que “de las 23 iglesias sui iuris que integran la Iglesia Católica, solamente una –la iglesia latina- no está sujeta a los límites” de la autoridad y el poder del patriarca y el sínodo al que sí lo están las antiguas iglesias orientales.

Por ejemplo, mientras los obispos de la Iglesia Católica Armenia elige a los obispos para las diócesis de Armenia, es el papa quien elige a los obispos para las diócesis de Estados Unidos y Australia.

El Código de Derecho Canónico de las iglesias orientales describe a los patriarcas como “padres y guías de sus iglesias”, afirmó Mons. Boghossian. “Esta paternidad y la jurisdicción no debe estar limitada a un territorio”, especialmente cuando la mayoría de las iglesias miembros viven fuera de ese territorio.

Por otro lado, agregó, el patriarca de las iglesias orientales “debido a su identidad como padre y líder de iglesias sui iuris –es decir, autogobernadas- que conforman la catolicidad de la Iglesia Católica, ipso facto deberían ser miembros del colegio de electores del pontífice romano sin necesidad del título latino de cardenal. Y, por la misma razón, deberían tener precedencia sobre ellos”.

En la actualidad, tres de los patriarcas orientales son cardenales, pero en el orden de precedencia del Vaticano, ellos se ubica atrás de los poco cardenales obispos y antes de los cardenales presbíteros y cardenales diáconos.

El obispo copto Antonios Aziz Mina de Guizeh, Egipto, dijo que, especialmente cuando hay más fieles de una iglesia oriental viviendo fuera que dentro del territorio de esa iglesia, “no es muy lógico que los fieles que pertenecen a una iglesia sui iuris no tengan relación con ella más que en el aspecto litúrgico”.

“Mi pedido es que se le otorgue a los patriarcas jurisdicción personal sobre los fieles de sus iglesias, sea donde sea que ellos estén”, afirmó. Esto sería un gran cambio.

El obispo copto también le pidió al papa Benedicto XVI que revoca la decisión tomada en los ´30 según la cual las iglesias orientales solamente pueden orden a hombres casados en sus territorios propios. Este sería un cambio mucho mayor.

Mons. Robert L. Stern, secretario general de la Asociación para el Bienestar de los Católicos de Oriente Medio, afirmó en el sínodo que al enfatizar los límites geográficos de la autoridad de los patriarcas orientales, la Iglesia está actuando en contra de una visión de iglesia entendida como una red en la que la unidad no significa uniformidad y donde la comunión crece a través de la comunicación y el intercambio.

“En el modelo de red, la existencia de muchas iglesias en un mismo territorio es algo normal, y las rivalidad e intentos de proselitismo o dominación son inapropiados”, afirmó.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

En plena era de las comunicaciones, el criterio en virtud del cual el clero casado de los orientales en Occidente sería escandaloso para los fieles de rito latino, resulta tan ridículo como la resistencia de los obispos de rito latino, por “razones pastorales”, en aplicar Summorum Pontificum.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo en todo con lo expresado por los obispos orientales. En cuanto al clero casado, parece absurdo que se acepte sin problemas la ordenación como presbíteros de pastores Anglicanos -e incluso Luteranos- casados bajo la "Pastoral Provision" de 1980 (anterior a "Anglicanorum Coetibus") pero se deniegue, en las mismas áreas geográficas en las que aquella se aplica que las Iglesias orientales en comunión con el Obispo de Roma sigan sus propias disciplinas al respecto.
Esto y la imposición de otros latinismos costó que buena parte los greco católicos rutenos de Estados Unidos se separaran de la Iglesia Católica para grear la "Orthodox Church of América" hacia 1920, si no recuerdo mal.
Saludos (a modo de presentación),
El Barbudo

Anónimo dijo...

Con los rutenos se cometió una torpeza mayúscula. Se los dejó sin clero, y luego se pretendió forzarlos a latinizarse. Terminó en cisma.

Anónimo dijo...

Estimados,
El Sumo Pontífice no tiene un rol equiparable a ningún otro Obispo ó Patriarca. Me sorprende leer opiniones relativistas con respecto a su rol, infalible en materia de comunión y gobierno de la Iglesia. Dejar de creer en la Inspiración Divina de las decisiones Pontificias, es dejar de creer en la Santa Iglesia. Se que no todos los que postearon tienen esta opinión próxima al protestantísmo y el cismatismo oriental, pero cuidado, que por tolerancia excesiva, algunos pueden terminar asintiendo en la igualdad.
Por lo demás, yo también amo entrañablemente la tradición bizantina en toda su gran riqueza. Lo que sí, debo reconocer que por algo la tradición Católica Romana (latina) fue elegida para regir a todas las demás. Así como los demás hermanos debieron obedecer a José, la pobre primer Roma (saqueada numerosas veces, diezmada, destruida...), fue redimida como Sede del Apostol Supremo. De hecho, en el Rito Latino Extraordinario (el de San Pedro Apostol), el Papa es acolitado por un Acólito latino y otro Bizantino.
No olviden que hasta los Rusos dicen ser Romanos. Dios quiera que se cumpla el pedido de Nuestra Señora de Fátima y puedan serlo plenamente!!! Al menos se cumple parcialmente entre los católicos orientales quienes aceptan la supremacía occidental latina.
(Continúa)...

Anónimo dijo...

(Continuación)
De todos modos, estos llamados, peyorativamente, “uniatas”, por el auge ecumenista
insisten en no ver algunas dificultades graves. Si creén que a los Cismáticos Orientales van a llevarlos de vuelta a la comunión con el resto de la Iglesia omitiendo sus errores, estan muy equivocados. Ellos se impusieron con el puño de hierro imperial, para luego abandonar cualquier apostolado "extra-etnia". Así es que hoy en día exigen que en las Diocesis Católicas pueda haber otra Cismática Oriental, pero si lo mismo ocurre en Rusia ó en Grecia, es "proselitismo".
¿Es un amor verdadero el que omite la verdad? A los católicos orientales y en espcial a su clero y con mas razón aún a su jerarquía, les suplico que vean al problema completo. Oriente tiene grandes tesoros, pero son como ropa que se apolilla, si no estan en Comunión con TODA la Santa Iglesia... que es UNA, SANTA, CATÓLICA, APOSTÓLICA y ROMANA.
No olvidemos la palabra de Dios: "...Tu es Petrus et super HANC PETRAM aedificabo ecclesiam mea..."

Ad Maior Dei Gloria!!
+Deus Semper Vinces+
Crux Australis

Coronel Kurtz dijo...

Dos cuestiones:

1) ¿Alguien notó que "el más duro", según la nota, fue el obispo armenio con sede en Buenos Aires? Bergoglio "el Ecuménico" sigue haciéndose amigos...

2) Si no recuerdo mal, lo de los rutenos de los EE. UU. estuvo enmarcado en lo que un autor llama "la venganza de los americanistas" y que llega hasta la actualidad. Lo mismo que lo que sucedió con ellos pasó con las "parroquias étnicas" del Midwest (tras la intervención de gobiernos extranjeros, como el Zar, el Kaiser y el Emperador austrohúngaro, se llegó a un acuerdo), el "affaire Sentinelle" (una porción entró en cisma durante unas décadas), la "Iglesia Nacional Polaca" (cuyo cisma aún perdura), etc. Curiosamente (o no tanto), recientemente se denunciaba que entre las iglesias y capillas católicas que están ahora en venta (por las situaciones financieras calamitosas de algunas diócesis yanquis producto de malas inversiones o por los pagos de indemnizaciones por abuso sexual) hay una altísima proporción de "étnicas". De esta denuncia se hizo eco la "New Oxford Review", pero no puedo encontrar el artículo en la web.

Anónimo dijo...

Pìo IX dijo,

"infalible en materia de comunión y gobierno de la Iglesia"

"dejar de creer en la Inspiración Divina de las decisiones Pontificias, es dejar de creer en la Santa Iglesia"

"por algo la tradición Católica Romana (latina) fue elegida para regir a todas las demás. Así como los demás hermanos debieron obedecer a José"

"De hecho, en el Rito Latino Extraordinario (el de San Pedro Apostol)"



Crux Australis, ¿es una joda, no? Muy buena como caricatura del ultramontanismo latino

Anónimo dijo...

Pío IX: me ahorró el comentario. Gracias.

El Pelado Locke

Anónimo dijo...

Crux Australis: Sabrá que el Concilio de Éfeso fulminó excomunión para todos aquellos que se atrevieran a agregar elementos al Símbolo de Nicea. Es lo que Ud. ha hecho al determinar que la iglesia es "romana", lo cual no aparece en el citado símbolo.
Don Wanderer: Considero que debería impedir el acceso al blog a todas las personas que estén excomulgadas.
Cardenal Antonelli

El Séptimo Rey Mago dijo...

Cruz Austral,

Es gloriam, no gloria.

El Séptimo Rey Mago.

Anónimo dijo...

Alguien amablemente copió un post mio de hace unos años, sin avisarme, por lo que no se con qué intención.

En cuanto a la acusación de ultramontanismo, creo que es tan sólida como la de cismatismo oriental entre ustedes.

Wanderer, no te repitas, que lo que estaba mal y fue discutido hace tiempo... sigue estándolo.

Casi me siento próximo a cierto amigo que posteó si era tu intención fundar alguna secta.

Crux Australis 2010

Anónimo dijo...

PD: Eso incluiría a vos (Card Antonelli) y al Pelado, que adhieren al cisma cesaropapista de focio y el corrupto cerulario. Ambos de infame memoria.

Crux Australis

Anónimo dijo...

Para aquellos que dicen “esto es una joda”, les dejo bien claro que sostuve esta misma posición defensora de la Iglesia ROMANA en las páginas del Foro Catholic.net, en el tema “La Iglesia Catolica Ortodoxa del rito Bizantino”, como pueden confrontar en la página 2 de la discusión entablada:

http://www.foros.catholic.net/viewtopic.php?t=29721&sid=f9a28e05fbc58405f762a20efe3948d6

Por falta de tiempo, vertí prácticamente en mismo contenido ahora.
C.AUSTRALIS

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Yo también creí que era una joda. Las proposiciones que extrae Pío IX del comentario de Crux Australis son insostenibles.
Particularmente risible es sostener que el rito extraordinario, ad literam, sea el de San Pedro. Igualmente sofístico trasladar a la Iglesia Latina los privilegios del Obispo de Roma, sofisma que Benedicto empezó a desarmar cuando renunció al título de Patriarca de Occidente. Esta pretensión ultramontana sí que tiene sabor cismático y recuerda a la locura de los "francos" en Constantinopla, convencidos de que Dios los había elegido a ellos. Gesta Dei per francos. Linda gesta se mandaron.

Lo de la Misa me recuerda al pasaje de Castellani donde habla de que en cierto lugar se veneraban "los corporales que usaba San Pedro para la Misa".
Me parece que algunos confunden la Tradición con lo que dice la leyenda urbana que hizo Walt Disney.

Anónimo dijo...

LEY DEL PÉNDULO: POR COMBATIR UN ERROR SE CAE EN EL CONTRARIO. POR COMBATIR LA ECUMANÍA SE CAE EN UN PAPALISMO ULTRAMONTANO.

1. "infalible en materia de comunión y gobierno de la Iglesia"

El Romano Pontífice NO es infalible en materia de “comunión” y gobierno. Sólo es infalible cuando cumple de modo cualificado (ex cathedra) su función docente, i.e. en su magisterio, que no hay que confundir con gobierno.

2. "dejar de creer en la Inspiración Divina de las decisiones Pontificias, es dejar de creer en la Santa Iglesia"

Aunque de lo primero no se sigue lo segundo, conviene ahora precisar: la “inspiración” es propia de los autores de la Sagrada Escritura. Lo que posee el Romano Pontífice es una asistencia del Espíritu Santo, que no es lo mismo que inspiración, ni siquiera en el supuesto más cualificado que es la infalibilidad. Asistencia que supone su libre cooperación, y se da de modo humano, no mecánico.

3. "por algo la tradición Católica Romana (latina) fue elegida para regir a todas las demás. Así como los demás hermanos debieron obedecer a José"

La Tradición es una. Luego, hay tradiciones, occidental y oriental. Reconocer la dignidad de la tradición oriental no es menoscabar el Primado.

4. "De hecho, en el Rito Latino Extraordinario (el de San Pedro Apostol)"

Cierto que algunos historiadores de la Liturgia dicen que el Canon Romano sería de San Pedro Apóstol. Pero no es posible datarlo con fuentes antes de los tiempos de San Gregorio Magno. Y no parece sea un “hecho dogmático”, ni parece que exista definición sobre el particular.

Anónimo dijo...

Si tanto les gusta el pulmón oriental, váyanse a vivir a Oriente. Ahora, eso sí, sigan TODAS las tradiciones orientales, no sólo "hacer lo que se me canta". Hagan ayunos cuaresmales verdaderos, misa de mínimo 2 hs, etc.