lunes, 18 de abril de 2011

Desilusionados

Como pueden leer en el blog de Sandro Magister, del que se han hecho eco Messa in Latino y The New Liturgical Movement, L'Osservatore Romano ha salido a responder a dos voluminosas obras, escritas por competentes especialistas, acerca del Concilio Vaticano II y su ruptura con la Tradición. Me refiero a Concilio Vaticano II. Un discorso mancato de Mons. Brunero Gherardini, y a Il Concilio Vaticano II. Una storia mai scrita, del Prof. Roberto De Mattei. Pueden leer en los sitios indicados la noticia.
Yo me hago algunas preguntas:
1) Mons. Marchetto es el encargado de reseñar, con abundancia, el libro de De Mattei. Lo destroza. Puede verse detrás de las líneas al clérigo que se puso histérico porque la obra de una persona del peso y prestigio del autor (es vicepresidente del CONICET italiano) muestra la ligereza de la propia. En efecto, el prelado tiene su propia historia oficial del Vaticano II. Me pregunto, ¿puede un medio de prensa serio y de la responsabilidad del periódico oficioso de la Santa Sede publicar una reseña de ese tipo? En todo caso, debería haber hecho repicar al mismo tiempo la otra campana. No es serio desde lo científico, ni es caritativo desde lo cristiano tratar de ese modo a un académico y a un hijo de la Iglesia.
2) La reseña de Innos Biffi a la obra de Mons. Gherardini es más mesurada. Y Biffi está autorizado a hablar, como historiador de la teología medieval que es. Sin embargo, y conociéndolo personalmente, la impresión que tengo es que se trata de un fiel discípulo de la jerarquía que prestará su pluma y su firma al pedido de cualquier pastor vestido de púrpura que se le acerque. De todos modos, me parece injusto y desproporcionado que se dedique una página entera de L'Osservatore a reseñar el último libro de un autor silenciado. En efecto, como amargamente se lamenta el canónico vaticano Gherardini, la jerarquía guardó profundo silencio sobre su obra anterior Concilio Vaticano II. Un discorso da fare, y se refiere a la postrera, Concilio Vaticano II. Un discorso mancato sólo para desprestigiarla.
3) No es esta la única trastada de L'Osservatore. Ya hemos comentado otras en este mismo blog. ¿Quién está detrás? Todo pareciera indicar que el Santo Padre tiene al enemigo en palacio. 
En fin, no sé si se trata de "desilusionados" del pontificado benedictino. Estoy seguro, en cambio, que se trata de aporreados por el sector resilente, o remanente, de la jerarquía juanpablista aún con poder en la colina vaticana.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Todo esto me huele a internas de la Curia. Me recuerda al hermano mayor del hijo pródigo.

Imaginemos que los lefes arreglan: ordinariato personal + acuerdo doctrinal tipo IBP.

Un ordinariato personal significa más libertad y menos dependencia de los obispos que una prelatura personal... ¿Se imaginan a nuestros obispos teniendo que aguantarse todas las capillas y centros de Misa de los lefe sin poder meter sus pezuñas?

Un acuerdo doctrinal tipo IBP quiere decir un mínimo de aceptación del Vat. 2º y el resto a debatir en comisiones. Y los neocons y otras yerbas parecidas que vienen tragando sapos desde 1965 ¿qué van a decir? ¡Nosotros obedecemos en todo y nos persiguen y a estos los aprueban con tan poco compromiso!

Longinus dijo...

Pues qué esperaban? Loas y aclamaciones sin cuento?
Ya sabemos que LOR gusta de John Lennon, Harry Potter y Michael Jackson. Lo que sea ortopraxis, huele a rancio integrismo.
Como miembro de la FSSPX, estoy mejor donde estoy actualmente. Al haber acuerdo, entra en acción la ley mordaza y ya no podremos combatir por la sana doctrina ni contra las falsas beatificaciones, ni contra los sambódromos de Asís, ni contra los graves errores de Anglicanorum Coetibus. Déjenme excomulgado, mientras el abortista padre Manel Pousa está "en plena comunión".

Anónimo dijo...

LOR siempre jugó para el enemigo... no hay de que asombrarse...

Anónimo dijo...

Lor no juega para el enemigo, LOR es el enemigo.

El Séptimo Rey Mago

Coronel Kurtz dijo...

Los neocons son de terror, entre otras cosas, por lo inconsistentes. Cuando se trataba de criticar al Osservatore por sus loas Harry Potter, etc., salieron a aclarar que el OR es un "medio de prensa de la Iglesia pero que no es la Iglesia". Y ahora que se trata de destrozar a los "filo-lefebvristas" (pues eso son Mons. Gherardini y el Prof. de Mattei), "el Vaticano contesta", convirtiendo, de pronto, al Osservatore Romano en el boletín oficial del Papa.

En el fondo, una vez más se demuestra que el neo-conservadorismo funciona como un partido político, donde la verdad, el bien, etc. no tienen nada que hacer, sino es en función de metas político-clericales.

Anónimo dijo...

Coronel,
Ud. ha dado en el clavo al analogar a los neocones con los partidos políticos. El caso típico es el de Mendoza, donde un alto representante del neoconservadurismo pretendió entrar en la interna peronista empapelando la ciudad con carteles que decían "S. Gobernador. Cristina presidenta". Lo dejaron afuera, y ahora se lanza con partido propio.
Por supuesto, todos los discípulos neocones, y paniaguados del candidato, están eufóricos porque ayudarán a que Él reine.
Miliciano desilusionado.

Anónimo dijo...

http://www.diocese-frejus-toulon.com/Reaffirmer-son-identite-chretienne.html

Me parece que le va gustar a Wanderer y otros .........

Obaldo

Atanasio dijo...

"...los graves errores de Anglicanorum Coetibus..."

¿Puede explayarse, Longinus?

Saludos cordiales.

Arrio dijo...

Atanasio, seguro que no vas a tener respuesta. Me imagino que eso fue pontificado por alguno de los múltiples y esclarecidos teólogos de la FSSPX.

Gelfand dijo...

Gherardini esperó 45 años para hacer la críticas radicales que esta haciendo ahora. En sus obras de los años 70 y cuando era profesor del Laterano no las hacía. Digo yo, se habrá despertado de golpe?
Con sinceridad ¿les parece que la línea Ratzinger esta mas cercana a Inos-Giacomo-Marchetto o DeMattei-Gherardini? ¿Donde hace críticas Ratzinger del calibre de las de Gherardini? ¿Porque no puso a Gherardini en CDF y no a Levada-Ladaria si estan de acuerdo.
Mi mente maléfica tiene otra teoría. Gherardini es solo un canónigo del Vaticano. Y encontró un grupo que lo escucha entre los críticos del CVII. Será que la vanidad todo lo puede.

Wanderer dijo...

Gelfand, crítica malvada la suya, pero aguda.

Martin Ellingham dijo...

Gelfand:

Me parece que hay ideas que en la biografía intelectual de una persona pueden llevar distintos tiempos de maduración. Ignoro si el Gherardini de los 70 y 80 ya tenía algunas hipótesis embrionarias, que luego pasaron a borradores, y que finalmente se volcaron en sus libros de reciente publicación. Leí “Il discorso da fare”, pero no el nuevo libro que aquí se comenta.

Además están las circunstancias externas. El declinar del optimismo juanpablista, la divulgación pública de la cicuta, y de la cizaña disfrazada de trigo, en la verde pradera de los movimientos primaverales, el discurso de Benedicto XVI sobre la “hermenéutica de la continuidad” como posible programa de investigación...

Mientras no exista un “definitive tenendam” sobre las novedades del Vat. II habrá gheradinianos, cavalcolianos y otras yerbas; que son inofensivos, en su propio microclima, si se los compara con las corrientes dominantes. Pensemos por ejemplo en la patota alemana que firma manifiestos a favor del sacerdocio femenino...

Saludos.

Longinus dijo...

Te equivocas, Arrius, ahí humildemente le contesto al amigo Atanasio. Los puntos preocupantes son tres:
1. La formación del Ordinariato jurídico para los anglicanos, que vendrá a ser un estado anglicano dentro del estado católico, sin ser completamente católicos. Siempre vieron la Iglesia como una realidad invisible. Su rito será una novusordo con collages del libro de oración común.

2. Las parroquias se convierten en bloque, con pastor y todo, sin hacer profesión individual de fé, se someten a un texto (sola scriptura?), no necesariamente a una autoridad eclesiástica católica.

3. Veremos una multiplicación de sacerdotes casados en el rito occidental. El documento papal deja abierta la puerta para que hombres casados lleguen al sacerdocio.

No hay duda que ésta es una gran victoria para los ecumaníacos y al mismo tiempo una señal de esperanza para los preocupados anglicanos, pero la Iglesia entra en una neblina inexplorada y con tanta multiplicación de ritos, la unidad de la Iglesia que antaño disfrutara se ve amenazada. Y aceptarán los dogmas de la Iglesia? La Asunción, la Inmaculada Concepción, la transubstanciación, etc.?

Gelfand dijo...

Estimado Martin Ellingham: No dudo de que pueda haber algo de eso. Al menos lo que yo leí del Gherardini de los 70 no mostraba huellas de lo actual. Pero hay también otras cosas que habría que tomar en cuenta. Una de ellas es la política eclesial italiana que tiene muchas peculiaridades que a nosotros nos cuestan entender. No es raro que Gherardini, Cavalcoli (de fuerte crítica a la FSSPX, como habrá notado), y otros hayan surgido en este humus. En Italia hubo obispos (no Siri) que se gloriaban de haber votado en contra de todos los documentos del CVII. Pero para ellos el problema lefebvrista es muy marginal. En Italia casi no existe (antes estaba el loco de Abramowicz) la mayoria no lo entiende y los que saben algo más creen que es un problema que se reduce a Francia y Argentina.
Esto juega muy en contra de los amigos de Longinus y tendrían que tenerlo en cuenta antes de correr detrás del primer teólogo que pasa criticando la Gaudium et Spes.
Igual yo sigo preguntando: La línea de Ratzinger ¿es la de Biffi(s)- Marchetto o la de DeMattei-Gherardini? Para mi es la primera y creo que es uno de los grandes legados del Papa.

Anónimo dijo...

A ver, a ver, amigo Longinus...
1) Contiene dos afirmciones distintas; distintamente las responderé.
1.a. "un estado anglicano dentro del estado católico, sin ser completamente católicos". Nueva confusión de los órdenes de conocimiento. Una cosa es un estado dentro de otro, y otra totalmente distinta si serían o no, totalmente católicos. No existe relación ni proporcionalidad entre una y otra. Que sea un estado dentro de otro, no ofrece ninguna dificultad, pues ciertos privilegios de algunas Órdenes son aún mayores, sin que esto perjudique la unidad de la fe. En cuanto a ser "verdaderamente" católicos, es muy difícil hacer un juicio definitivo sobre semejante cuestión: se supone que si han solicitado la admisión en la Iglesia Católica, es por que saben a dónde se meten y cuáles serán sus deberes (qué creer, que esperar, a Quién amar... y con qué medios conseguirlo). No, hijo, que a esta objeción no la veo para nada.
1.b. "Su rito será una novusordo con collages del libro de oración común". No es seguro del todo, pese a lo que dice la Constitución Apostólica. El Rito de Sarum sería el rito ordinario de todos estos anglicanos re-integrados, según declaran ellos mismos. En todo caso, es un Rito católico del cual quedaba solamente eso, el Rito, sin ser Litúrgico propiamente dicho, al no haber, en general, Consagración válida. El Rito Anglicano que podrían seguir usando debería primero ser revisado y aprobado por la Santa Sede, como dice la Constitución. Y te aseguro que es más parecido al rito Tridentino que al Novus Ordo. El Novus Ordo es calvinista y judaico, no anglicano.
"Siempre vieron la Iglesia como una realidad invisible". Maso, maso... De hecho, la "jerarquía" anglicana siempre fué de lo más notoria y acomodaticia, lo que prueba que su fe no era precisamente la de una Iglesia puramente invisible... En todo caso, la Iglesia también tiene una "realidad invisible".
2. No es así para nada. La conversión parroquial en bloque no es mala por sí misma, ni desaconsejable, porque no obliga a nadie y únicamente se quedan los que quieren. La autoridad propia es el Ordinario personal, que es tan autoridad católica plena (están mejor que nosotros, que lo tenemos a JMB...) como cualquier otro obispo. Aunque no tenga necesariamente que ser obispo.
3) Lo que veremos en materia sacerdotal es cosa futurible, no constituye un argumento. Pero el documento papal NO deja abierta la puerta a la ordenación de hombres casados sino que, expresamente, la limita a la etapa de la integración jurídica, dejando a salvo el celibato sacerdotal de manera expresa. Es opinable que sea una "puerta abierta" general.
Saludos

Anónimo dijo...

y Sigo para terminar...
La totalidad de los involucrados en esta integración al Catolicismo, son de la Comunión Anglicana Tradicional asunto que, si se comprende bien, permite entender la Constitución Apostólica que se comenta. Esta Comunión NO USA en todos los "Sacramentos" el Prayers Book, sino rituales antiguos inmemoriales, de aquellos que persistieron luego de Trento. Su apartamiento de la Iglesia oficial anglicana es notorio y bien conocida su adhesión a las Liturgias tradicionales.
En fin, que este grupo, de alrededor de 500.000 personas, son los que han pedido su ingreso a la Iglesia.
Ahora sí me despido.
Esta noche: Feliz Pascua de Resurrección.

Martin Ellingham dijo...

Gelfand:

Gracias por las aclaraciones.

Creo que Ratzinger no se subiría tan fácilmente al tren infalibilista del fraile Cavalcoli.

Felices Pascuas.

Coronel Kurtz dijo...

Coincido con Gelfand. El mundillo clerical italiano es muy peculiar. Los tanos son bastante más pragmáticos y menos principistas. Pueden tirarse con palos durísimos y luego juntarse a comer como los mejores amigos. Lo malo es que se haya metido el Osservatore con todo el peso de "boletín oficial" que aún tiene.

Ahora bien, sospecho que Cavalcoli O.P. tiene su "agenda" al apoyar sin ningún tipo de peros la tesis continuista literal --tesis que va mucho más allá de la hermenéutica de la continuidad ratzingeriana--. El fraile es el vice-postulador de la causa de beatificación del siervo de Dios Tomâs Týn y necesita alejarlo a éste de su fama de integrista, lo que (según me han comentado) estaría bloqueando la causa a pesar de contar con el visto bueno del propio Papa.