domingo, 6 de enero de 2013

Cave ivem


El post podría titularse también Cave legionarium, o Cave opus o Cave (Cuidado) con cualquier nueva y primaveral fundación religiosa, y va dirigido especialmente a los padres de chicos y chicas adolescentes y jóvenes a fin de que no se dejen embaucar por los mercaderes de vocaciones.
Se trata de una carta del beato John Newman acerca de la vocación sacerdotal del hijo de un amigo suyo. Lo notable es que sus consejos son exactamente los opuestos a los que predican, por ejemplo, el  fundador de un instituto autóctono y sus discípulos. Ellos aseguran que los y las jóvenes deben entrar cuanto antes al convento o seminario porque corren serios y graves riesgos de perder su vocación.
El cardenal Newman, en cambio, que las vocaciones verdaderas no pueden destruirse por el contacto con el mundo. Y entre uno y otro…



The Bristol Hotel, East Cliff, Brighton, 5/VIII/1861.-
Mi querido Bellasis:
[...] Pues bien, respecto de su hijo. Si tuviera que decir lo que realmente pienso, sería algo así: no creo que las vocaciones verdaderas puedan destruirse por el contacto con el mundo——no me refiero al contacto con el pecado y la maldad sino al contacto con el mundo que consiste en los tratos considerados naturales y necesarios. Son muchos los chicos que parecen tener vocación cuando en realidad la cosa no es más que apariencia. Van al colegio y la apariencia desaparece——y luego la gente va y dice «Han perdido su vocación», cuando en realidad jamás la tuvieron. En tales casos, por el contrario, debería considerarse una bendición que sus padres no resultaran engañados.
Pero lo que me aterra——y es un peligro mucho más extendido——no es que la Iglesia pierda los sacerdotes con los que debiera haber contado, sino que gane para sí sacerdotes con lo que nunca debió verse entorpecida. La sola idea es horrible, que chicos cuyo corazón jamás fue probado hasta que, después de unos cuantos años, salen al mundo con los más solemnes votos encima para quizá enterarse por primera vez de que el mundo no es un seminario——cuando cambian la atmósfera de la Iglesia, la sala de lectura, la celda, la rutina de las devociones, el trabajo, la comida y la recreación por este mundo tan brillante, variable y seductor.
Pero hay más. Temo que se separen del mundo con excesiva anticipación por otra razón: debido al espíritu algo fastidioso, formal y afectado [que la vida en religión] suele desarrollar.  Que existan vocaciones genuinas entre los chicos es algo que creo enteramente——nos topamos con ellas en las vidas de Santos; y en otros casos también——mas, si alguno de estos fueron introducidos desde pequeños en la vida religiosa, como Santo Tomás y el profeta Samuel, de todos modos aquellos que conocemos mejor y que también parecen haber tenido vocación no de grandes (como San Ignacio o San Anselmo) sino desde chicos, hay que tener en cuenta que de todos modos la apreciaron y alimentaron en el curso de una educación secular, tales como San Carlos, San Aloisio, San Felipe Neri y San Alfonso.
Estando pues bajo las dificultades contrarias de privar a Nuestro Señor de Sus sacerdotes o de darle sacerdotes indignos, por mi parte, si puedo opinar sobre el particular, me inclino a preferir con mucho el primer mal. Creo que una vocación verdadera en un joven no se pierde por virtud de una educación secular——como mucho quedará sumergida por algún tiempo para volver a reaparecer más tarde——mientras que una falsa vocación puede alimentarse y sostenerse en un seminario. O, por lo menos, es más común en los tiempos que corren que se fabriquen falsas vocaciones mediante una dedicación religiosa o eclesiástica desde una edad temprana y no que vocaciones genuinas se pierdan por virtud de una educación secular.
Siempre suyo en Xto.,

John Henry Newman

38 comentarios:

Pseudo Barocela dijo...

Wanderer, el Carnicero no es oriundo de Haedo sino de Parque Patricios. Métanse con el Papa, los Cardenales, el Concilio con quién le parezca. Pero no jodan con Haedo.
Pseudo Barocela

Anónimo dijo...

Lo que dice Newman o el fundador autóctono no me interesa, lo que si les puedo asegurar es que cuando Dios llama da una gracia especial, un impulso, que si uno no lo sigue se pierde las gracias posteriores y si leen a San Alfonso María de Ligorio van a corroborar lo que les digo.

Anónimo dijo...

Creo que algo de lo que dice Newman lo pude ver en los dominicos novicios de Tucumán. A pesar de que la formación que reciben, según tengo entendido, es variada (a veces muy buena doctrina y a veces no tan buena), no eran para nada acartonados (por lo menos con los que traté). Se les notaba un espíritu alegre y algunos de ellos ya habían estudiado una carrera antes de ingresar a la OP. Un factor importante es que ellos cursan sus estudios en la UNSTA, es decir en medio de un ambiente de mundo, chicas lindas, etc. Cosa que los seminarios en general rechazan, incluso por principio: tienen la idea de que el seminario debe ser una protección ante las tentaciones del mundo y se crean una realidad paralela, una especie de bunker. Claro, cuando salen se encuentran con la realidad del modo más crudo, y a veces el choque es demasiado duro. Además, son tan estereotipados los seminaristas y los curas que cuando uno los ve por vez primera en lugar de decir “este es un hombre de Dios”, dice “este es un boludo”. Es inevitable, de lejos se ven venir.
No estoy haciendo una apología de la OP, creo que tiene cosas repudiables y algunos formadores de cuarta. Pero me parece que lo que he destacado es un punto a favor y a tener en cuenta si alguna vez se replantea el tema de los seminarios.
Saludos.

Anónimo dijo...

"No me refiero al contacto con el pecado y la maldad sino al contacto con el mundo que consiste en los tratos considerados naturales y necesarios"

Quiere decir que si no se puede asegurar un entorno donde "el pecado y la maldad" no se impongan sobre los tratos "naturales y necesarios" habría que empezar a hacer una serie de distinciones que el texto no agota, por no ser el caso particular del destinatario de la carta. De todos modos es interesante el principio que también decía el P. Leonardo Castellani -expulsado por ser verdadero jesuita-, a la argentina le faltan 500 sacerdotes pero le sobran 1000.

Anónimo dijo...

Wanderer,
Conoce al Siervo de Dios P. Tomás Tyn, OP (1950-1990)?
Me parece que vale la pena estudiarlo. Es un dominico que descubrió su vocación gracias al comunismo, y que veía que su misión era recordar a los católicos la importancia de la Tradición de la Iglesia.
Le dejo un artículo de su autoría sobre el posconcilio, está en italiano:
http://www.studiodomenicano.com/testi/religione/TomasTyn_La_Chiesa_postconciliare_1985.pdf
Biografía:
http://en.wikipedia.org/wiki/Tom%C3%A1%C5%A1_T%C3%BDn

Iván

Anónimo dijo...

Ayudaría a apreciar mejor el contexto de lo que dice el Beato Newman que aclaren cuántos años tenía el hijo de la señora. No es lo mismo un estudio secundario que un estudio universitario.
Además, otra consideración a tener son las "gracias actuales" que no deben ser despreciadas para aprovechar todas las gracias subsiguientes. El problema de la oportunidad del ingreso al Seminario no resulta así tan fácil y no se puede generalizar y ofrecer una receta para todos los diversos tipos de personas y circunstancias que las rodean.

Ignattius1981 dijo...

Wanderer, un ídolo. Sólo una aborrecible corrección gramatical. (Las correcciones gramaticales siempre suenan odiosas). 'Cave' lleva acusativo, de modo que si querés decir 'Cuidate del Opus' habría que decir 'Cave Opus' y no 'Cave Opum' ya que Opus es neutro de tercera declinación y no masculino de segunda. Corrección odiosa, como predije, pero válida de todos modos. Gran blog! Saludos.

jack tollers dijo...

Para el anónimo de las 18:30, le dedico unos versos de Castellani:

A un hombre que se quiere engañar
¿qué castigo le hemos de dar?
Pues dejar que se engañe, amigo,
No hay peor castigo.

Wanderer dijo...

Ignatius, muchas gracias por señalarme el error. Ya está corregido.

Anónimo dijo...

Lo del anónimo de las 18:30 me suena a la famosa sentencia del IVE: “temo al Dios que pasa y no vuelve”, tan predicada en los sermones del IVE tanto en sus colegios como en sus retiros.

Anónimo dijo...

Agrego algo a lo del “temo al Dios que pasa y no vuelve”: con el planteo del anónimo de las 18:30 lo que dice Newman sobre la vocación sumergida y luego vuelta a reflotar quedaría invalidado. ¿Y la misericordia de Dios? ¿Dios sólo llama una vez? ¿Dios no da segundas oportunidades? ¿Sólo golpea a mi puerta una vez?
Esto encaja perfecto con lo que predica el IVE: “si tenías vocación y te casaste no es que necesariamente te vayas a condenar, pero el lugar que tenías reservado en el cielo como religiosos ya no será el mismo que el que te tocará ahora”. Flor de mecanismo de atemorización.

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Caramba, veo que algún anónimo sostiene la existencia de gracias retráctiles sponte sua. Curioso. Yo pensaba que lo único que no podía hacer Dios, tanto en el orden natural como en el sobrenatural, es arrepentirse de otorgar un don.

En fin.

Pablo dijo...

Otra corrección odiosa: St. Aloysius es San Luis Gonzaga.

Anónimo dijo...

Mire don Jack lea a San Alfonso y no me venga con fracesitas.

Por otro lado los seminarios no son bunkers si se tiene verdadera VIDA DE ORACIÓN. El problema es si no la tienen.

Anónimo dijo...

No está el tema en cuantas veces llama Dios sino en que al responder con presteza puede ÉL hacer mejor su obra sin tantos bloqueos de nuestra parte. Dejen de pelearme y lean urgente a San Alfonso. Les aseguro que sé porque se los digo y recuerden que NOLLE PROFICERE DEFICERE EST.



¿¿ les suena la palabra defección?

Anónimo dijo...

Don Ludovicus, explíquese un poco. ¿A qué anónimo se refiere y cómo es el tema de las gracías retráctiles sponte sua?
Perdón por mi cortedad, pero no entiendo bien.

Anónimo dijo...

En fin nada, eso de las gracias retráctiles será invento suyo, yo no dije nada de eso.

Anónimo dijo...

Le repito, no me interesa lo que diga el ive, pero eso que ellos dicen es cierto solo que es necesario decirlo en el momento oportuno, luego puede que no sea lo mismo. Si ellos lo usan para atemorizar no lo se, pero el camino de la Vida interior es algo serio y ser serio no es sinónimo de tristeza o amargura o acartonamiento sino tomarse las cosas con la seriedad que requiere y merece.
Si para ustedes las cosas de Dios no requieren tomarlas con seriedad entonces estamos hablando otro idioma.

Anónimo dijo...

Me extraña que un instituto que se dice tomista, crea que Dios padece el tiempo. ¿En qué dios creerán?

Wanderer dijo...

Notable el Anónimo Enojado de las 18:30 hs. Sus argumentaciones todas se basan en: "Lean a San Alfonso". Habría que ver qué dijo el Ligorio, por qué lo dijo y a quién se lo dijo. Y, claro, no es infalible.
Por otro lado, le critica a Tollers que se deje "de fracesitas", pero él le espeta con una de ellas: "Verdadera vida de oración". ¿Quién puede saber qué es eso? ¿Sentarse frente al Santísimo una hora por día basta? ¿Y si agregamos las Buenas Noches del Carnicero? Ahí sí, ya somos super santos.

Anónimo dijo...

No sé si un seminarios debe ser precisamente un bunker. Va bien con la mentalidad de mercahifle de pesar y medir las gracias, etc.etc. Y con la remanida invitación a no decir nada crítico porque espantamos a los de afuera, etc. Mejor barrer bajo la alfombra, aunque la actual ya tiene abajo un Aconcagua.

El halconero

Martin Ellingham dijo...

Debo reconocer que no me gustaría ser sospechoso de un delito y tener a un juez instructor que se inspirase en San Alfonso. Porque en su "Teología Moral" el santo dice que es moralmente lícito que el juez torture al sospechoso para lograr su confesión.

Saludos.

Anónimo dijo...

Me parece que el anónimo tiene una concepción un poco extraña de qué es la seriedad. Seguramente deriva de lo que entiende por vida interior... Sí, me parece que dicho anónimo habla un idioma distinto al de Tollers, Wanderer y al de otros comentaristas.

Anónimo dijo...

Estimado Wandy, llego tarde al tema, pero no por eso voy a dejar de aclararle que en la fraternidad, también paso igual, y tiene una larga lista de cadáveres.Lo que me apena es que muchos de los que entran en su blog hoy se crean que es la panacea, pero le aseguro que si empezamos a desgranar nombres y situaciones está para escribir un libro, lo que pasa es que como se quemaron, hoy se cuidan mas y sus errores ya no son de impúberes que pelean por una ordenación, pero le aseguro que la lista aterra, y las macanas con las que tubo que lidiar el santo de Monseñor es para santificar a cualquiera, por lo cual les aseguro que no es santo sino super Santo.Por otro lado como siempre lo de ludovicus es el camino mas asertado, un saludo y que tenga un buen año. INDEC desde el frente de combate.

Anónimo dijo...

Los casos de escándalo, que los hay, son inmensamente menores (cuantitativamente hablando) en la SSPX que en los neocones. No compare, INDEC. Y me pregunto si esa cantidad de cagadas que se pueden cargar en el historial de los lefes no está en los "índices" (vea el término, INDEC) más bajos si consideramos años de exisencia-problemas-soluciones-seminaristas-curas ordenados.
No nos corra con escándalos que no hay congregación que no tuvo (con v corta, que "tubo" es de tubería) y donde la SSPX no descolla en el top ten ni en el five. Aquí se habla de otra cosa. Del un modus operandi determinado que no es el de la SSPX ni el de los jesuitas o diocesanos de hoy.
Y si es que habla de historia pasada (que realmente es pasada y puntual), aun menos...
Y sí, tiene razón, el fundador es santo. Un fundador santo!!!

Anónimo dijo...

Es cierto lo que dice INDEC.

Pero no creo que ese tendal de cadáveres se haya dado por las mismas causas que en los casos de los movimientos primaverales.

Creo que hasta mediados de los '80, al menos en la Argentina, una buena cantidad de gente que se arrimaba a la FSSPX lo hacía por motivos políticos y, en general, era gente adicta a las teorías conspirativas y/o a las "revelaciones privadas".

En cualquier caso me consta que en la actualidad tienen un olfato muy agudo para detectar "bichos" y echarles Flit.

jack tollers dijo...

¿Y bien? Si el anónimo de 18:30 cree que lo de Castellani son "frasecitas", permítame decirle que San Alfonso no es santo de mi devoción.

Y sí, debe ser porque Castellani y Newman son santos de mi devoción.

J.T.

Anónimo dijo...

Bueno, me parece un poco abultado descalificar a San Alfonso que es Doctor de la Iglesia y nombrado por tanto como guía valido, es obvio que habrá cometido errores, pero no le descalifiquemos todo entero, porque hay muchas cosas en él que son muy validas.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Wanderer dijo...

Estimados, prefiero que no se ventilen en este foro cuestiones internas de la FSSPX y, mucho menos, mencionando a personas que, aún equivocadas, merecen nuestro respeto.

Anónimo dijo...

236) El Postulantado se realiza en los contactos previos que el candidato tiene con los miembros del Instituto, a fin de informarse de su carisma y de las obligaciones del Noviciado. Este contacto está a cargo de uno o varios sacerdotes, designados por el Superior Provincial, que deberán conocer al candidato, su vocación, su idoneidad, a fin de presentarlo al Noviciado.
237) El tiempo de duración del Postulantado no es fijo, sino que dependerá de la preparación del candidato, del grado de madurez humana y cristiana, de su cultura general básica, del equilibrio de la afectividad y de su capacidad de vivir en comunidad, etc.282, ya que “la mayor parte de las dificultades encontradas en nuestros días en la formación de los novicios provienen del hecho de que éstos no poseen, en el momento de su admisión al noviciado, el minimum de madurez necesaria”283. Por eso se requiere este período ya que “nadie puede ser admitido sin una adecuada preparación”284. El postulantado no debe durar más de dos años.
282 Cf. FIR, 42-44.
283 SAGRADA CONGREGACIÓN PARA LOS RELIGIOSOS Y LOS INSTITUTOS SECULARES, Instrucción sobre la renovación adecuada de la formación para la vida religiosa Renovationis causam (1969), 4, nota 7 introducción; cf. CIC, c. 642.
284 CIC, c. 597, § 2.

(IVE, Constituciones)

Wanderer dijo...

Anónimo de las 20:41 hs. ¿Qué quiere usted probar con la cita? ¿Qué por qué está en las constituciones del IVE es eso lo que se cumple?
Es como si yo le quisiera probar la probidad del juez Oyarbide citándole lo que la Constitución Nacional dice acerca de los jueces y de su independencia.

The Batman dijo...

Obviamente que la cita no prueba que en el IVE eso se cumpla. Al contrario, la experiencia muestra que no se cumple.
Me parece que sí prueba que lo que exige la Iglesia va en línea con lo que dice el b. Newman.
Y prueba también la responsabilidad del IVE que sabiendo no lo pone en práctica.

Anónimo dijo...

Me resultó interesante el escrito de JHN. Interesante por el simple hecho de haber hecho discernimiento vocacional en diferentes "lugares".
Lo más repudiable, y es una simple opinión, es la cantidad de críticas que existen en este blog. Caridad en la verdad... pero aca muchos hablan de cosas ciertas pero sin caridad. ¿Éste es el Jesús que predican, señalando la paja que hay en el ojo ajeno? Por favor... Atte CLU

Anónimo dijo...

Excelente el principio de Newman, es preferible que una vocacion se pierda( que si es asi no era verdadera) a que se ternga un sacerdote que nunca debio serlo. este principio se denomina "falsación" y se emplea en ciencia para tratar de avanzar en el conocimiento simplemente puede expresarse asi: "como nunca estoy seguro de que lo que veo sea acorde con la verdad, lo mejor es tratar de refutarlo por todos los medios a mi alcance y si persiste, tendré que coemenzar a pensar que podria tal vez ser verdadero". Este principio distingue a la mala ciencia en la que una teoria se "repara" continuamente para no descartarla de la buena ciencia donde una teoría se descarta ni bien se encuentra alguna contradiccion valida que la hace hacer agua. Sabemos que teorias como las planteadas por Darwin,Marx o Freud de aplicarse este principio enunciado por Popper( pero que creo que es anterior y es de sentido común) no son sostenibles. Bueno perdonen la disquisicion en otro campo, en la formacion de sacerdotes deberiamos enunciar algo asi" todo aspirante a sacerdote esta engañado en su vocacion y es nuestra deber ayudarlo a que se de cuenta que no tiene vocacion, si apesar de todos nuestros esfuerzos para demostrar la ilusion falsa de su vocación, persevera, tal vez la tenga". Con este principio se evitarian muchas defecciones tardías.

Anónimo dijo...

Estimado Wanderer:

Ya que ha estado publicando artículos "vocacionales" para tener cuidado respecto a caranchos eclesiales, podría seguir ampliando el tema? Me resulta de gran interés para poder compartir con mi comunidad, sacerdotes, vocaciones, movimientos que conozco. Además de lo expuesto por Knox y J.H.N, ¿qué tal si escribe más respecto a la llamada, al proceso de discernimiento, a los directores espirituales, etc? Yo se que es mucho, pero ya que tiene el interés le propongo encarar este tema con más ímpetu todavía. Muchas gracias