domingo, 17 de marzo de 2013

Ex ore infantium...

Notable la reflexión de la pequeña Mary Lennox:


Estimados amigos:
Ustedes fueron parte de mi crecimiento en muchos sentidos; y me alegro que don W dé este espacio para hablar. 
Por mi parte, no pude saltar de alegría como mi señora madre y mi padre que no entendían mi carcajada cargada de ironía; que no entendían y se enojaban ante el hecho de que no estaba en un éxtasis de alegría sino que decía: “Bueno vamos a ver, nunca fue santo de mi devoción pero vamos a ver”. 
Tampoco entienden otra cosa que yo veo, y es que la iglesia se ha vuelto más papista que el Papa. Poco a poco la brújula, en vez de marcar el norte de Cristo está empezando a marcar al Papa y a otras cosas como signos del ser católico. 
Entonces me he puesto a pensar: “Mary ¿qué es lo que te molesta? ¿cuál es el problema?”. Y el problema es el mismo de siempre o el que tuve toda la vida y es la cultura del hombre masa. Los Neocon, como los llaman acá, copan la Iglesia, y se han encargado que ésta sea una iglesia de Caudillos; donde el importante no es Cristo sino el Papa, donde lo importante no es guardar todos los mandamientos, sino simplemente ostentar la pureza prematrimonial, dónde lo importante es ser provida, pero no prudente. Y me dí cuenta que mi recelo parte de esto, de las cientos de fotos de perfil que veo de Francisco en mí Facebook, de las fotos cholulas con Bergoglio y de los relatos milagrosos que ya empiezan a aparecer. 
Es a mí, o esto ya lo viví con N. P. (el Padre Maciel). No digo que sean iguales, pero el culto que se expandió por todos lados es el mismo que se tenía en el movimiento por N.P. Sin ir más lejos alguien del R.C. puso "Los movimientos del corazón de nuestro Papa Francisco", título que llevaba una charla sobre Maciel "Los movimientos del corazón de nuestro padre".

Es cierto que uno se quema con leche y ve una vaca y llora. Pero por favor no podemos ver que ser Cristiano es seguir a Cristo, o sea lo está diciendo quien ustedes dicen admirar, ¡corran la mirada a quien vale la pena mirar!
Pero ya nadie usa la comunicación de existencia, porque ésta requiere de hacerse transparente a la verdad y ¡esto es muy difícil! 
En fin Gracias por la catarsis.
Mary Lennox (con ganas de repente de ser protestante; meramente CRISTIANA)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde otro ángulo, o desde un ambiente más acotado en el fondo el ciber mundo, los blogs de una manera y otra siguen poniendo más harina a la cultura de masa...
Igual yo no esperaba que la recepción de la noticia de un Papa argentino fuera de otra manera, osea, sacando a relucir la frivolidad que nos caracteriza, la superficialiad. En un país donde pocos trabajan, porque el resto está subsidiado, el tiempo sobra para pensar estupideces y cultivar el cholulaje

Anónimo dijo...

Estimados Mary Knox, Wanderer y demás lectores y contribuyentes del blog: Yo también quiero agradecer a Wanderer su trabajo en esta bitácora, he aprendido mucho leyendo lo aquí escrito.La erudición de muchos de sus comentaristas es impresionante. Es la primera vez que comento, espero no extenderme demasiado. Quiero simplemente exponer unas ideas que he puesto con los días y las semanas en mi muro en facebook. No conozco al Papa Francisco tanto como le conocen ustedes. Por tanto, no tengo una opinión clara sobre él. De hecho, no sabía nada sobre su persona hasta la semana pasada. Juan Pablo II nunca fue santo de mi devoción. Sin embargo, admiro a Benedicto XVI, y le considero mi maestro. Me encanta. No por haber sido Papa sino por su persona: su talante, inteligencia, humildad, escritos, etc.No sé si esto me hace mal católico. Ustedes dirán.
Muchas veces pienso que el mundo es un monasterio. Lean los capítulos dos y tres de la Regla de San Benito y cambien Abad por Papa, así es como veo yo al Obispo de Roma. No por nada abad viene del arameo "abba", papá.
Mary Knox tiene razón en cuanto a los legionarios de Cristo. Cuando yo era adolescente les visitaba de cuando en cuando. Me acuerdo de que en su casa en El Plantío (Madrid)tenían muchas fotos de, no sólo, Marcial Maciel sino de su madre, la llamaban Nuestra Madre. El culto a la personalidad de su fundador era abrumador en todos los sentidos. Una vez vinieron a mi parroquia y nos querían convencer hablando de las instalaciones deportivas y edificios de no se cuantas plantas que que tenían en Roma. Al mismo tiempo se autodenominaban super-apóstoles. Un amigo mío les dijo que primero eran Legionarios y luego, pero mucho más tarde, de Cristo.Para terminar, vendría bien añadir unas palabras de Castellani al respecto: "Pero una cosa es que los demás lo prediquen a uno santo; y otra, predicarse a sí mismo. Días pasados oí a un predicador que se mandó una alabanza de la orden a la que él pertenecía, que tembló el Campanario de la Iglesia y no pude menos que pensar:Esto sería mejor que lo dijese el pueblo." Perdonen el que me haya alargado tanto.
Ex corde.
Pedrín Lonergan

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Una demostración práctica de la Iglesia de los Caudillos recién experimentada en el sermón del cura en la misa. Este, que ha escrito en diarios como experto, hace 15 días calificó a Ratzinger como un santo viviente. Se deshizo en obsecuencias hacia el "Papa emérito".
Salí disgustado.
Hoy, dice que el papa Francisco ha dado ejemplo de pobreza dejando los símbolos de poder. Con tono despectivo dijo que símbolos de poder son la muceta, el pectoral de oro y "los zapatos rojos". Increíble ingratitud, felonía hacia un hombre al que calificaba como santo hace quince días,
Salí recaliente. No hay caso, siempre en la oposición.

Mary Lennox dijo...

Estimado Pedrín:
¿Cómo uno puede juzgar o decir que alguien es bueno o malo?, quien es uno para juzgar, pero sí decir que conductas son buenas y cuales no. Si usted admira a Benedicto, está bien, la admiración no es mala. Ahora distinto es la adoración de cualquier Papa, santo y/o autor. Porque la adoración sólo se reserva a Dios. Por otro lado es usted en conciencia que ha de juzgarse a sí mismo sólo frente a Dios y sabrá si es buen católico o no.
Por otro lado Comparto con Ud. Ludovicus; hoy en misa videíto de Nuestro Papa y la gente aplaudiendo de pie.... No puedo decir como me recordaba las palabras de Simone sobre que Cristo crucificado estaba escondido en las pobre formas de la Liturgia.
sin embargo mientras escuchaba los aplausos pensaba en el Domingo de Ramos ¿Qué hubiese pasado conmigo si hubiese estado ahí? ¿Probablemente hubiese ignorado a Cristo? Quizás mi alma necesita un encuentro más cercano con Él y no la locura de la multitud, quizás la plegaria en la higuera. Lo bueno que Él sabe mejor que yo lo que necesita mi alma.
Atentamente
La pequeña Mary Lennox
P.S.: Evidentemente para nuestros maestros y nuestros padres siempre seguimos siendo pequeños :-)

Anónimo dijo...

Estimada Mary Lennox:
Lo de "ustedes diran" es una manera de hablar. Un decir. Le agradezco su respuesta.
Un saludo
P. Lonergan