viernes, 15 de marzo de 2013

Goya y los sapos


Con sabiduría, Lupus nos decía ayer en su post de lectura imprescindible, que había que esperar para enderezar el cuadro. Es decir, callarnos y ver qué pasa. Pero no puedo con mi genio.

El miércoles y ayer jueves han sido uno de los días más tristes de mi vida: devastación. Recordaba el aguafuerte de Goya: “El sueño de la razón engendra monstruos”. Un hombre tumbado sobre su escritorio, con un grupo de enormes aves con rostros amenazantes revoloteando a su alrededor. Y pensé: “Esas aves son los demonios”, porque todos sabemos que el demonio no es un negro con cuernitos y cola larga, sino un ser espiritual que trata de evitar por todos los medios que conozcamos a Dios, en el sentido más profundo y patrístico del término. Y lo hace a través de pensamientos malvados –pensamientos negativos, diríamos hoy-. Y los que ayer me asaltaban a mí y a muchos otros amigos con los que hablé, eran los pensamientos de la tristeza y desánimo. Era la sensación del falso paso dado cuando ya no hay escalón sobre el que asentar el pie y era la sensación de quedarnos solos frente a la fe, pura y sola, ¡y qué difícil es estar a solas con ella!  
Había ido configurando en mi cabeza de qué modo expresar con palabras todo esto y compartirlo con ustedes, mis amigos, para que entre todos nos diéramos ánimo.
Pues bien, esta mañana, mientras desayunaba y leía algún que otro portal serio de noticias, me encuentro con el discurso pronunciado hacía algunas horas por el papa Francisco a los cardenales. En uno de los párrafos centrales les dijo ni más ni menos que eso mismo que yo pensaba: “No cedamos nunca al pesimismo y a la amargura que el diablo nos ofrece cada día”. Y ayer mismo, frente a los mismos cardenales, había recordado con fuerza que la Iglesia no es una ONG piadosa sino que su misión es confesar a Cristo, lo cual –palabras más, palabras menos-, venimos repitiendo en este blog desde hace años.
Yo soy realista, y lo que estoy viendo hasta ahora, en las dos primeras alocuciones del Santo Padre, es que el nuevo papa,  bien lee al Wanderer, o Dios se está riendo de mí y de todos nosotros a carcajadas, haciéndonos comer nuestros propios sapos servidos en bandeja por la persona a la que más detestamos y denostamos en este blog, y yo el primero de todos. Nadie puede negar el exquisito sentido del humor del Dios.
Yo no sé lo que hará Francisco mañana o el año que viene: si convocará al concilio Vaticano III o si prohibirá el uso de la sotana. No me corresponde a mí saberlo. Yo, como realista, tengo que juzgar a partir de lo que me dicen los sentidos, y lo que he escuchado hasta ahora es a un papa que, como bien nos recordaba un comentarista, cita a León Bloy y a San Ignacio de Antioquía y no hace referencia ni al Vaticano II ni a Juan Pablo II. No es poco.
Y también tuvo hoy un gesto: terminado el saludo del cardenal decano, el papa descendió de su tronetto y lo saludó. A mis amigos tradicionalistas no les habrá gustado y habrán puesto, quizás, el grito en el cielo. Pero, desde este blog, venimos diciendo desde hace ya mucho que el papa no es el “rey” de la Iglesia, ni es un semidios y ni siquiera es un ícono bizantino al que hay que venerar. Es el obispo de Roma cuya misión es gobernar, sirviendo, a la Iglesia. Por eso, y a pesar del peso enorme de tradiciones seculares, no me pareció mal el gesto. No me extrañaría que fuera este papa quien vuelva a darle al ministerio petrino el sentido que  tradicionalmente tuvo hasta el siglo XIII. Y por eso mismo,  quién dice que no sea Francisco el papa que logre la unificación con las iglesias orientales, ¡qué gran gozo sería eso para mí!
Decía en el primer post que publiqué luego de la elección que lo que más me preocupaba era lo que el nuevo papa haría con la fe. Y en el discurso de hoy leo: “La Iglesia adora al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo”. Es una profesión de fe católica, la primera y más importante de todas ellas.
Yo sé que muchos dirán: “Wanderer, cuidado. Finge; es un simulador tal como simula su humildad”. Es posible. No conocí a Bergoglio y muchos de quienes lo conocieron afirman su carácter de farsante. Pero tengo una pequeña objeción. Si la historia del cardenal que viaja en subte y colectivo, y vive en una modesta casa es una máscara, hay que admitir que al llevar una misma máscara durante más de quince años se le puede volver casi como parte de la piel. Yo no tengo idea de qué colectivos pasan por la puerta de mi casa y no sé cómo se usa la tarjetita para pagarlo. Bergoglio, pudiendo ir en auto, visitaba a sus curas viajando en colectivo, y no durante un mes o dos meses, sino durante lustros. Yo no me animo a llevar adelante una farsa que dure tanto tiempo, aunque el objetivo sea llegar a ser papa.
Cuidado. Que nadie piense que me estoy haciendo de Boca porque salió campeón. Me estoy empezando a comer, uno por uno, a mis propios sapos, y quizás –aún no lo sé-, Dios me haya bajado de un cachetazo de mis inexistentes alturas intelectuales.
Una cosa, sin embargo, es cierta: debemos comenzar a olvidarnos de la Iglesia –de su manifestación me refiero- tal como la conocimos hasta hoy y tal como fue durante siglos. Estoy seguro que desaparecerán tronos, mucetas, morados, gendarmerías, limusinas, bonetes y capellos. Es una pérdida, una enorme pérdida, y como toda pérdida causa tristeza y necesita duelo para ser superada. Pero yo no soy eclesiólatra; soy cristiano. Y todos esos signos exteriores eran significantes para mí, para ustedes y para varios cientos de miles más en el mundo, pero para la gran mayoría ya no lo eran. Y “Dios quiere que todo el mundo salve”, y no solamente nosotros.
No sea que nos llevemos una sorpresa, y no sea que el baldazo de agua helada que recibimos el miércoles no les empiece a caer en goterones a los progres.

PS: Soy consciente de que todo lo que acabo de escribir puede no ser más que un subterfugio psicológico para recuperar la paz. El tiempo lo dirá.



89 comentarios:

Wanderer dijo...

Se perdieron dos o tres comentarios que tenía el post.
En uno de ellos, Ludovicus, utilizando una casi intraducible expresión inglesa, decía que lo mío no es más que una expresión de deseos, o bien, que estoy viendo la realidad tanto como yo quisiera que fuera.
Es muy posible que sea así. Ese es el sentido que tiene el Post Scriptum del post.
Pero insisto, demos tiempo.

Anónimo dijo...

"Y todos esos signos exteriores eran significantes para mí, para ustedes y para varios cientos de miles más en el mundo, pero para la gran mayoría ya no lo eran."
A lo mejor tampoco lo eran para Dios, no pensó en eso.

Anónimo dijo...

En el otro extremo, tenemos la "high church" anglicana, con toda la pilcha y el incienso... pero más inválida y masónica que el papa alfonsín.

Sin embargo, ya dejó ver la hilacha: usa pulserita amarilla. Dentro de poco vamos a ver un leoncito que mueve la cabeza (bien de remís) en el papamovil. Lamentable.

Edmundo

Wanderer dijo...

La expresión de Ludovicus era:
Wishful thinking, but thinful wish.

Benign_o dijo...

Wanderer demosle los 100 dias y veamos.
Yo siempre fantasie con la idea de ser presidente y arreglar el pais, el problema en mis fantasias era que para poder llegar no podia ser yo mismo (todo lo contrario a lo que hiciera Bellocq) en fin debia fingir para llegar. Pero una vez ahi haria lo que habria que hacer (entro otras nombrarlo a usted secretario de cultura :) :) ).
En fin salvando las distancias no vaya a ser que Francisco no haya hecho eso. Habra que ver a como van las cosas lo sabremos pronto.

Benigno

Moro dijo...

Gracias, caminante. Ando errático y con el mismo pathos. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Una idea y una pregunta.

La austeridad de Francisco no será también penitencia? como vestirse de saco, rasgarse las vestiduras y arrojarse ceniza?
O tal vez sabe algo de las finanzas del Vaticano que todavía no es público.

Qué recomiendan de León Bloy? Castellani llamó bodrios a sus dos novelas.


Un Saludo

Ex Luterano

Javier dijo...

Pregunta: ¿hacía falta que llegara Bergoglio para echarlo a Bernard Law de Santa María La Maggiore?. En todos estos años, ¿a nadie se le ocurrió?.

Anónimo dijo...

Me retuerzo del rechazo que me causa! Cómo es posible? Me quedé sin Papa, y a donde se va todo? Solo queda la Fe!
Sola Fide! Me veo al espejo pálido, entre mis manos ya no hay más que cenizas. Me siento Lutero que ya no confía en el Papa ni en la Iglesia que conoció de chico. Ahora soy protestante, un farsante como él y como todo.
Está Hooper gobernando la Iglesia y Brideshead se cae a pedazos.

Vanitas vanitatum omnia vanitas

R.

Anónimo dijo...

No es cierto que no citó al Concilio. En la carta que le mandó al Gran Rabino de Roma, invitándolo a la misa de su asunción como Pontífice, menciona expreamente al Concilio.

Wanderer dijo...

Don R., qué oportuno... es muy triste.

Anónimo dijo...

Ludovicus había dicho,

Wishful thinking, but thinful wish.

Wanderer había dicho,

Tiene razón Ludovicus, pero hay que darle tiempo y mantener la esperanza.

Javier dijo...

Al comentario de la pulsera amarilla, pregunto: ¿qué debió haber hecho Francisco?. ¿Debió haberle dicho a Mons. Napier: "A mi no me venga con estas basuras que hacen sus negros"?.

Jesuita dijo...

Javier:
a su pregunta contesto con un hecho que hizo el mismo papa un día antes: le podía haber dicho lo mismo que le dijo al ceremoniero cuando rehusó la muceta que él le había peparado.
De todos modos, creo que Wanderer tiene razón. La Iglesia no es la muceta (menos la pulserita) o los tronos. Pero ojo con la liturgia.
Me daría miedo un Papa del siglo XIII pero con la misa del siglo XXI.

Daniel dijo...

A mi lo que me está frustrando es la reacción tradicionalista habitual, empezando por mi en un primer momento.

El Papa Francisco no es muy solemne, ni elegante. Como cardendal fe ecumaniaco y sus Misas son pobretonas. Bien, ¿pero es eso suficiente para dudar de sus buenos actos? Ahora en la red muchos tradicionalistas se dedican a llamar farsante a un cardenal porque vive pobre y se junta con los pobres. ¿De qué desconfiamos, de que no oficia Misa tradicional o de que se junta con los parias? ¿No nos producirán en realidad rechazo tanto su falta de tradicionalismo como su empatía con los descastados?

Circula por la red un mensaje de un religioso que conoció curas a sus órdenes, y que le agradecen su misericordia en momentos difíciles, su cercanía cuando más lo necesitaban. Dios quiera que nos mande curas así, porque no los hay. El mejor cura hoy administra bien sacramentos y dirección espiritual, pero no "persigue" a los fieles para interesarse por ellos. Esperan sentados en el confesionario o la sacristía. Sin embargo, los comentarios en los diferente blogs tradicionalistas es del tenor, "es un farsante", "su caridad y humildad son impostadas". ¿Y si los farsantes somos nosotros por obcecarnos desde nuestro pequeño pedestal en defender la Tradición sin mojarnos con el barro?

Bergoglio no es -o al menos no parece- un santo. Me da la sensación de un personaje un tanto estridente, que va por libre, algo neuras. Pero por lo que cuentan y por lo que él mismo dice, va por libre para lo bueno y para lo malo, y se planta como igual ante cualquiera, sea cardenal o cartonero. A lo mejor esperábamos un príncipe que pusiera orden desde un trono y resulta que nos mandan un hombre normal que se sabe hermando con reyes y mendigos. ¿No será eso lo que nos jode?

La muceta, la silla gestatoria, todo eso, dudo que a Dios le quite el sueño. El sólo necesitó un manto de una pieza y su Palabra. Franciso parece que va a hablar claro: "cuándo no se reza a Dios se reza a la mundanidad del Demonio". ¿Hacía cuanto que un Papa no hablaba tan claro públicamente? O Cristo o Satanás.

El susto inicial fue normal, porque juzgamos a los "salvadores" potenciales de la Iglesia por sus ideas, por su cuidado litúrgico, por cuántas Misas tradicionales han oficiando, por si han usado capa cardenalicia... Pero llega un tipo empapado de barrio, sentándose a comer con mendigos y decimos"¿¿Éste??" Y a lo mejor éste es simplemente el más humano de todos, el más de carne y hueso mientras los demás flotamos en la teología.

Sigo creyendo en la defensa de la Tradición, pero se me está pinchando la burbuja tradicionalista.

Anónimo dijo...

Javier... la pulserita amarilla es una mersada de gimnasio. El colorido fluorescente de la misma, delata materias primas del primer mundo, y bien distante de las pulseras de los pagos de Mons. Napier.

En cuanto a Brideshead, una romántica historia de jovencitos gay-conservadores en la Inglaterra belle-epoque, no me parece una buena analogía con el Vaticano... o sí?? :-S

Edmundo

Ignacio. dijo...

Me siento tan identificado...ayer no entre en todo el día a las redes sociales ni leí nada, recién hoy, después de leer los últimos post del blog, recupere algo de fuerza, de esperanza...pero por momentos cuando intento convencerme de que puede hasta llegar a ser un Papa santo, me salta la pregunta ¿ no será ilusión mía? Por momentos pienso ¿ sera que a Dios no le agradaba nada de lo que hicimos, ni los símbolos, ni las Sotanas, ni las Misas Tridentinas...ni nada, sera que nos pedía otra cosa? ¿como afrontar esto? ¿donde encontramos a un pastor que nos ayude, que nos entienda, que no nos rete porque no estamos felices? ¿adonde, alguien sabe? Porque en estos dos días he escuchado de personas católicas casi de Misa Diaria decir " ni fuerzas para volver a Misa, ni fuerzas para nada" y no es exagerado...somos fieles a la deriva, o somos unos locos de los cuales Dios se ríe en la cara? ¿que somos? Perdón por estas preguntas si a alguien le parecen bobas o el comentario tonto, pero es lo que me pasa, y le esta pasando a muchas personas a mi alrededor mediato. Intentamos procesar, intentamos asimilar, intentamos amar...pero no sale, no sale.

Anónimo dijo...


Javier dijo...

"Al comentario de la pulsera amarilla, pregunto: ¿qué debió haber hecho Francisco?. ¿Debió haberle dicho a Mons. Napier: "A mi no me venga con estas basuras que hacen sus negros"?."

La respuesta que le dió a Marini no dista de esa.

Anónimo dijo...

Un amigo no católico me dijo que es un vendedor de humo y lo comparó con caruso lombardi.

Blas dijo...

" “Wanderer, cuidado. Finge; es un simulador tal como simula su humildad”. Es posible. No conocí a Bergoglio y muchos de quienes lo conocieron afirman su carácter de farsante. Pero tengo una pequeña objeción. Si la historia del cardenal que viaja en subte y colectivo, y vive en una modesta casa es una máscara, hay que admitir que al llevar una misma máscara durante más de quince años se le puede volver casi como parte de la piel."

A mi me preocupa no que sea fingida suno la utilidad de esa humildad y pobreza. Desde mi punto de vista solo complica más la comprensión de la verdadera pobreza evangelica.

" Y todos esos signos exteriores eran significantes para mí, para ustedes y para varios cientos de miles más en el mundo, pero para la gran mayoría ya no lo eran."

¿y con que signos exteriores mostraremos al mundo la verdad del evangelio? De nuevo, el rechazo a los signos tradicionales cofunde. Dentro de siete dias no va a ser más noticia que el Papa anda en colectivo por Roma y la gente lo olvidará como ya nadie se daba cuenta que Bergoglia viajaba en subteñ

Martin Ellingham dijo...

Lo dice un progre y, creo, no le falta razón

- Ni hay que desengañarse del Espíritu Santo ni hay que buscar en él unas seguridades que son mucho más supersticiosas que creyentes. Dios sólo interviene en la historia respetando nuestra libertad y contando con nuestra respuesta libre.

- Vamos pues a tener una paciencia esperanzada: dejando para otros momentos nuestra necesidad de aplaudir y aclamar (porque las multitudes, ya se sabe, son idólatras por naturaleza y así se falsifica la comunidad), y dejando para otros momentos nuestras desesperanzas. Vamos también a ver si, aprovechando estos episodios, los católicos abandonamos la papolatría (o el papa-natismo): Jesús escogió a un Pedro, intuitivo y con innegable madera de líder según parece, pero cargado de defectos que los evangelios nunca ocultaron.

Anónimo dijo...

R mucha Adoración Eucarística.

Anónimo dijo...

Belleza, Verdad y Bien decía el wanderer unas entradas más atrás...

Belleza, Verdad y Bien les dice Francisco a los periodistas...

Muchachos, los leen... Que sigan lloviendo los sapos...

Wanderer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Wanderer dijo...

Edmundo, si usted cree que Brideshead revisited es una novela romántica de dos jovencitos gays británicos es que no solamente no entendió nada del libro ni de Waugh sino que no entiende nada de nada.

Wanderer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Asdfg dijo...

Feliz aniversario del blog, W.

Me siento bastante reconfortado con los últimos post. Aunque no salgo de mi conmoción inicial.

Asdfg

Anónimo dijo...

Reitero el pedido de uno de los comentaristas: ¿en qué consiste la papolatría y cómo era el papado antes del siglo XIII? Creo que esto me podrá aclarar un poco. Si alguien conoce algún escrito que no sea muy difícil de conseguir sobre estos temas que lo pase. Gracias.
COn respecto a Francisco, sigo creyendo que es muy pronto para juzgar bien. Por sus antecedentes creo que algo perjudicial para la Iglesia se trae entre manos. Pero no perdamos la esperanza que Dios puede hacer nueva todas las cosas, incluso a JB.

Anónimo dijo...

Una pregunta a Martin Ellingham . ¿.. si ha sido educado en colegio de Jesuitas ...?

H. Froude dijo...

Estimado Wanderer, muchas gracias por el post. Ha sido muy oportuno y me he sentido muy identificado con sus pensamientos y sensaciones de los últimos días (que por lo que veo le ha sucedido a muchos otros también). Esto ha llegado a tal punto que el día de ayer me resultó casi insoportable (abatido por las sombras como el protagonista del cuadro de Goya).

Creo que, más allá de lo acertado o no de nuestra lectura de los signos de los tiempos, hay algo demoníaco en las características de estas turbaciones (por lo menos en mi caso). El Espíritu Santo es "concreto" y es "hoy", el demonio es "difuso/confuso" y es "futuro".
¿Será que el Padre de la mentira quedó más desencajado que nosotros con esta elección?

Considero que muchas de las cosas que vemos son sin duda sinceras pero no conocemos toda la verdad... Jesucristo es el Señor de la Historia.

Estimado, aprovecho para saludarlo y agradecerle por el blog en su aniversario (había escrito una salutación el miércoles pero quedó frustrada por estos inesperados acontecimientos). Lo leo hace más de 5 años aunque no he comentado casi nunca (lo que no implica que sea un lector "pasivo" precisamente). Muchas gracias.

Y que todo sea para mayor Gloria de Dios, confusión del demonio y felicidad nuestra.

Cordialmente

Anónimo dijo...

La verdad es que los tradicionalistas (neo) cansan, y los nacionalistas que se arrogan tal tradicionalismo todavía más. Los comentarios que hacen del papa tienen poca cordura, son una caricaturesca lectura de los hechos. Fundamentalismo, fundamentalismo...
Son insufribles.
Disculpen, necesitaba descargar

Silvestre dijo...

"Por momentos pienso ¿ sera que a Dios no le agradaba nada de lo que hicimos, ni los símbolos, ni las Sotanas, ni las Misas Tridentinas...ni nada"
...............

A lo mejor antes de restaurar la Misa tradicional Dios quiere que la Iglesia se limpie la "suciedad" que tanto lamentó Benedicto XVI.

No sé porqué no lo he visto en ningún medio católico, pero el Papa Francisco ha dicho que no quiere en Santa María la Mayor al cardenal Law, norteamericano que fue acogido en el Vaticano para escapar e la justicia de su país por encubrir pederastas. Además de acogerlo, se le nombró Arcipreste de la Basílica en el 2002.
Dicen que el Papa lo quiere mandar a un convento.

Coincido con la mayoría de las críticas que en el entorno de la FSSPX se hacen al papado de Juan Pablo II, pero me extraña que rara vez dicen nada de lo más siniestro de su pontificado: durante el mismo se encubrieron miles de abusos a niños. No sé si por decisión directa de JPII, pero nadie lo explica. Esa posiblemente sea la herida más sangrante de tantos años, la que más ha herido al propio Cristo.

Al fin, el Juicio consiste en lo que le hcimos a Él en el prójimo, especialmente los más necesitados: "todo lo que hicieries a uno de estos pequeños, a Mi me lo hicisteis".

Que el Papa no use la muceta o se ponga una pulsera amarilla es insignificante.

Anónimo dijo...

Hola Wanderer: me alegro mucho empiece a dudar de algunas seguridades propias. Leo el blog seguido, aunque nunca comento, y, viéndolo un poco “desde fuera” percibía un peligroso deslizamiento hacia el fariseísmo –aquello contra lo cual nuestro Señor más previno-. Fariseísmo cuya esencia es lo que su nombre significa: “separado”. El fariseo no es el cumplidor de la ley en cada coma (eso vale para todos); fariseo es el que al creerse cumplidor –o incluso serlo- se separa; no se junta con la chusma. Trasladado a nivel divino, si Dios fuese fariseo nunca se hubiese encarnado: “pecadores son ellos, no Yo, y Yo no me junto con esa chusma”. Es un pecado contra la Misericordia Divina; quizá, en cierto modo, peor que el del mismo diablo, porque ni él pecó contra la misercordia –Aún no existía la caída, la miseria-.
No estoy señalando con el dedo a los “malos” del Blog. Señalo un terrible peligro que asecha a los “tradicionalistas” u otros inconformes con la situación de la Iglesia –entre los cuales me cuento-, reaccionar, incluso sin notarlo, como aquellos judíos que veían su mundo pequeño aplastado desde todas direcciones (Imperio Romano, helenización de las costumbres, promesas divinas que parecían no cumplirse nunca, etc)….separarse (en el mal sentido, no como un padre del desierto), reaccionar como bestia rodeada.
Un saludo, y siga con lo suyo, pero con cuidado. Más post discutiendo ideas sanas y menos criticando a mengano o sultano, aún cuando existan motivos. Por su propio bien, y el de sus lectores. No subestimemos el peligro que nos asecha, insisto, contra ningún otro previno tanto en Señor.

Javier dijo...

No había leído la supuesta respuesta a Mons. Marini. Fui y la leí. Si lo que se reporta es verdad, me preocupa. No por las vestimentas, que son accidentales. Me preocupa por la Caridad (o Amor. Creo que se traduce de Agapé, alguno acá sabrá mejor). Era un momento ideal para aplicarla. Y nos han dicho de altas fuentes que sin la Caridad nada que hagamos tiene valor alguno.
Espero -sinceramente- que la respuesta que se reportó sea falsa.

Anónimo dijo...


Me parece evidente que el colegio cardenalicio optó por un Papa reformador.

Es la reforma católica, que no es un fenómeno nuevo, sino que se dio varias veces cuando la corrupción de costumbres había llegado a límites insoportables.

Un ejemplo de ese tipo de Papas fue Pío V (ante cuya tumba oró el papa Francisco): Al punto emprendió en Roma una reforma de las costumbres, inspirada en la caridad con los humildes y la justicia inflexible con los poderosos , imponiéndose a sus adversarios por su severidad, intransigencia y santidad personal.

Por otro lado, los argentinos debemos meditar en las palabras de Cristo:
En aquel tiempo, Jesús llegó a Nazaret, entró a la sinagoga y dijo al pueblo: "Yo les aseguro que nadie es profeta en su tierra. Había ciertamente en Israel muchas viudas en los tiempos de Elías, cuando faltó la lluvia durante tres años y medio, y hubo un hambre terrible en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una viuda que vivía en Sarepta, ciudad de Sidón. Había muchos leprosos en Israel, en tiempos del profeta Eliseo; sin embargo, ninguno de ellos fue curado, sino Naamán, que era de Siria". Al oír esto, todos los que estaban en la sinagoga se llenaron de ira, y levantándose, lo sacaron de la ciudad y lo llevaron hasta una barranca del monte, sobre el que estaba construida la ciudad, para despeñarlo. Pero él, pasando por en medio de ellos, se alejó de allí. (Lucas, 4, 24-30).

Tribunus Plebis.

Gelfand dijo...

A los que discuten sobre pulseras amarillas, mucetas rojas y otras prendas...
No nos compremos todos los buzones que nos estan queriendo vender. Seguramente Marini sufre, porque Bergoglio no es Ratzinger en tantos sentidos. Pero no hay pruebas de que le haya contestado como dicen que le contestó.
En Missainlatino, estan mintiendo de lo lindo. La casulla que se puso para la misa en la Sixtina fue la que le prepararon. La mitra que usa era la propia (de Santa Escolástica) posiblemente porque no se siente con confianza para llevar otra. La liturgia va a sufrir. Pero no creo que sea (ni para bien ni para mal) la preocupación principal de Francisco.

Anónimo dijo...

Hasta ahora lo eh escuchado a Francisco todas las veces que ah hablado y ah repetido que debemos CAMINAR, que la iglesia debe CAMINAR hacia Cristo que nos espera...

que significa "Wanderer" ?

Anónimo dijo...

Vean esto:
http://blog.messainlatino.it/

Maleducazione al Soglio di Pietro

...il pauperismo sta alla povertà come lo snobismo alla nobiltà: il pauperismo è la caricatura ipocrita della sobrietà...

nfatti giovedì, prima della Messa alla Sistina, al povero cerimoniere Marini che in Sacrestia aveva preparato e gli porgeva gli abiti pontificali da sempre utilizzati dai Papi in quella circostanza (si trattava in fin dei conti della conclusione del conclave e della prima Messa del neoeletto), Bergoglio ha risposto sprezzante: "Quella roba se la metta lei, Monsignore. Il tempo delle carnevalate è finito". E ha così indossato la squallida casula che il mondo gli ha visto addosso. Quest'attitudine non è in fondo che la prosecuzione dello show down contro Marini subito prima di apparire al balcone di San Pietro e riferito dai giornali.

Tan taimado, vulgar y violento como siempre.

Darrell

Anónimo dijo...

Que interesantes comentarios. Las impresiones de Wanderer y otros amigos las valoro mucho y recuerdo tiempos pasados, en que acepté que para Dios bien podían no ser significativos los signos externos y modifiqué mi postura tradicionalista inquebrantable.
Son momentos para aguardar lo mejor, parece, ya había comentado que las citas de Bloy y de Ignacio de Antioquía, no las dice cualquiera. Hoy se refirió a la Belleza y a la Verdad, Wanderer se estará copiando del blog?.

Anónimo dijo...

Pero no duden que el arzobispado los lee!!
Si hasta hay alguien que es tan estúpido de mandar por mail noticias y posts de blogs a la dirección de correo del arzobispado!

Don Diego dijo...

Muy buen post de la blogósfera tradi anglófona: http://unamsanctamcatholicam.blogspot.com.ar/2013/03/i-have-intentionally-not-posted.html

Cesar Augustus dijo...

Daniel,

http://rorate-caeli.blogspot.com/2013/03/best-tweet-of-day.html

"To set our duty to serve the poor against the splendor of divine worship is nothing less than to split Christ in two. "

Pius Pietrzyk, OP

Pedro dijo...

"Burbuja tradicionalista"...no será que hemos estado equivocados mucho tiempo...que los otros no eran tan malos y que también querían servir a Dios...que ocuparse de los pobres y seguir usando los mismos zapatos negros de cuando era cardenal (y no esa mariconada de zapatos rojos), no lo convierte en comunista...que la muceta y la roqueta y el bonete, después de todo, no eran tan importantes?
A lo mejor el bueno de Marini tendrá que dedicarse a otras cosas.
Notable haber expulsado a Bernard Law...
Como alguien dijo: un sudaca va a tener que hacer el trabajo sucio que los europeos rechazan...sacar toda la mierda...

H. Froude dijo...

Esta explicación del propio Bergoglio puede ser reveladora:

(la fuente original es http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1350469)

En una entrevista de 2007 a la revista internacional "30 Días", muy reveladora sobre cómo ve su misión de pastor de la Iglesia, el entonces arzobispo de Buenos Aires le pregunta repentinamente a la entrevistadora, Stefania Falasca:

"¿Conoce el episodio bíblico del profeta Jonás?".

"No lo recuerdo. Dígame", respondió la entrevistadora.

Y Bergoglio:

"Jonás lo tenía todo claro. Tenía ideas claras sobre Dios, ideas muy claras sobre el bien y el mal. Sobre cómo actúa Dios y qué es lo que quiere en cada momento; sobre quiénes son fieles a la alianza y quiénes no. Tenía la receta para ser un buen profeta. Dios irrumpe en su vida como un torrente y lo envía a Nínive. Nínive es el símbolo de todos los separados, alejados y perdidos, de todas las periferias de la humanidad. Jonás vio que se le confiaba la misión de recordar a toda aquella gente que los brazos de Dios estaban abiertos y esperando que volvieran para curarlos con su perdón y alimentarlos con su ternura. Sólo para esto lo había enviado. Dios lo mandaba a Nínive, y él se marchó en dirección contraria, a Tarsis".

"Huye frente a una misión difícil…", dice la entrevistadora.

"No. No huía tanto de Nínive, sino del amor desmesurado de Dios por esos hombres. Esto era lo que no cuadraba con sus planes. Dios había venido una vez… 'de lo demás me ocupo yo': se dijo Jonás. Quería hacer las cosas a su manera, quería dirigirlo todo él. Su pertinacia lo hacía prisionero de sí mismo, de sus puntos de vista, de sus valoraciones y sus métodos. Había cercado su alma con el alambrado de esas certezas que, en vez de dar libertad con Dios y abrir horizontes de mayor servicio a los demás, terminan por ensordecer el corazón. ¡Cómo endurece el corazón la conciencia aislada! Jonás no sabía de la capacidad de Dios de conducir a su pueblo con su corazón de Padre".

"Son muchos los que se pueden identificar con Jonás", intervino la entrevistadora.

Bergoglio: "Nuestras certezas pueden convertirse en un muro, en una cárcel que aprisiona al Espíritu Santo. Quien aísla su conciencia del camino del pueblo de Dios no conoce la alegría del Espíritu Santo que sostiene la esperanza. Es el riesgo que corre la conciencia aislada. De aquellos que desde el mundo cerrado de sus Tarsis se quejan de todo o, sintiendo su propia identidad amenazada, emprenden batallas para sentirse más ocupados y autorreferenciales".

"¿Qué habría que hacer?".

Bergoglio: "Posar nuestra mirada sobre la gente: para no ver lo que queremos ver, sino aquello que es. Sin previsiones ni recetas, sino con apertura generosa. Dios habló para las heridas y la fragilidad. Permitir que el Señor hable… De un modo que no conseguimos crear interés con las palabras que nosotros decimos, solamente su presencia que nos ama y nos salva puede interesar. El fervor apostólico se renueva siendo osados testigos del amor de Aquel que nos amó primero".

Última pregunta: "¿Qué es para usted lo peor que le puede pasar a la Iglesia?".

Bergoglio: "Es lo que De Lubac llamaba 'mundanidad espiritual'. Es el mayor peligro para la Iglesia, para nosotros, que estamos en la Iglesia. 'Es peor', dice De Lubac, 'más desastrosa que la lepra que había desfigurado a la Esposa amada en la época de los papas libertinos'». La mundanidad espiritual es poner en el centro a uno mismo. Es lo que Jesús ve entre los fariseos: 'Vosotros, que aceptáis gloria unos de otros'".

Anónimo dijo...

ohhhh nooo ya empezaron con los pobres, sonamos, es lo que me temía.

Anónimo dijo...

Papolatría es que adoran al Papa y no a Jesucristo, si les quitan al Papa se quedan sin el pan y sin la torta.

Caminar hacia Cristo es retórica anónimo, mas de lo mismo.

Anónimo dijo...

Coincido con Darrel. Decirle eso a Marini es violento.

Anónimo dijo...

".... junto a otros compañeros de seminario, íbamos a las plenarias de la Conferencia E Argentina a entregarles rosarios y medallas de la Virgen. Él ya me conocía y me dijo: "qué hacés vestido con esa falda? refiriéndose a mi sotana, ¿no sabés que ya no estamos en Trento? y que andan repartiendo? mozzarella atada en un hilo?, refiriendose a los rosarios blancos que le llevávamos"


Otro testimonio de un sacerdote acerca de "el".

Anónimo dijo...

No creo que Bergoglio limpie nada.
Lo hubiera hecho cuando estaba en Bs As. ¿no?
Creo que solo va a hacer desastres.

Anónimo dijo...

Ignacio muchos estamos como usted, fue un golpe, un impacto, pero a nivel del alma. Siga siendo fiel no espere encontrar ayuda sino en la oración y en los sacramentos.

Anónimo dijo...

Que el Papa no use la muceta o se ponga una pulsera amarilla es insignificante.


No señor, no es insignificante, hubiera sido de persona obediente usarla.

Bruno dijo...

Gelfand:

Estoy totalmente de acuerdo. Propalar esos rumores injuriosos sin ninguna fuente, como ha hecho Messa in Latino es algo muy grave.

De todas formas, basta ver los comentarios que tiene el post para entender a quién va dirigido: una buena parte de los mismos llaman al cisma, hablan del "antipapa Francisco", dicen que Benedicto es el auténtico papa, etc.

La desesperanza no es cristiana.

Anónimo dijo...

Para el que teme ser fariseo, le comento que la palabra santo también significa separado.

Anónimo dijo...

Por Dios, Wanderer... lo suyo no es una expresión de deseo, lo suyo es querer tapar el sol con una mano. Aberrante y ya evidente a la vista de apenas tres días- Bergoglio es lo que siempre fue. Un HOSTIS de la FE. Va a aniquilar todo a su paso. El boato y todas aquellas tradiciones que usted considera prescindibles son MURALLAS de contención. Asusta tanta confusión. Bergoglio es un frasante y ha demostrado ahora ser un tremendo seductor. Seductor; hubo una serpiente que así fue llamada...

Anónimo dijo...

Por Dios, Wanderer... lo suyo no es una expresión de deseo, lo suyo es querer tapar el sol con una mano. Aberrante y ya evidente a la vista de apenas tres días- Bergoglio es lo que siempre fue. Un HOSTIS de la FE. Va a aniquilar todo a su paso. El boato y todas aquellas tradiciones que usted considera prescindibles son MURALLAS de contención. Asusta tanta confusión. Bergoglio es un farsante y ha demostrado ahora ser un tremendo seductor. Seductor; hubo una serpiente que así fue llamada...

Anónimo dijo...

Para el que preguntó por la papolatría.

http://info-caotica.blogspot.com/2013/03/guerardini-infalibilidad-no-es.html

Anónimo dijo...

Como les gusta comer sapos a Uds. No aprenden más. Y bue que le vamo hacer, no hay peor ciego que no quiera ver. El sr. bloguero siempre hace mismo (como un tal Antonio) extrae las partes que le interesa o ..."quiere ver". Cuelan el mosquito y se tragan el camello. Lamentablemente parece que Lutero era un poroto al lado de Uds. en el arte de interpretar los textos y símbolos "pontificios". Que casualidad que los judíos, los preogresistas y los liberales piensen como Uds. Perdón pero: ¿tienen algo en común?

Diego Pedriel

PD: En su deseada unión con las iglesias Orientales, incluye la Judía, la Budista y a la Hinduísta?

Anónimo dijo...

IF a god does come upon the earth, he will descend at the sight of the brave. Our prostrations and litanies are of no avail our new moons and sabbaths are an abomination. The great man will come when all of us are feeling great, not when all of us are feeling small. He will ride in at some splendid moment when we all feel that we could do without him.

GKC
'Charles Dickens.'

Gelfand dijo...

Por favor, no crean todas las mentiras que se dicen. En mi lista de preferencias, Bergoglio era el cardenal 110 (solo delante de Mahony y los orientales que no pueden ser elegidos papas), pero ahora estan diciendo mentiras. Tengo un amigo personal que estaba cuando Marini lo vistió para la Misa en la Sixtina. Le pregunté ¿Rechazo algo de lo que Marini le ofreció? Absoulutamente nada. ¿Trato mal a Marini en algún momento? Absolutamente no.

Hermenegildo dijo...

Wanderer: dice Vd. que con el Papa Francisco desaparecerán los capelos, pero, según parece ya ha creado Cardenal al secretario del cónclave, Baldisseri:

http://orbiscatholicussecundus.blogspot.com.es/2013/03/bella-tradizione-che-continua-cosi.html

En esto ha sido más tradicional que Benedicto XVI, quien hasta 2010 no creó cardenal al secretario del cónclave de 2005.

Mary Lennox dijo...

Estimados amigos:
Ustedes, fueron parte de mi crecimiento en muchos sentidos; y me alegro que don W dé este espacio para hablar.
Por mi parte, no pude saltar de alegría como mi señora madre y mi padre que no entendían mi carcajada cargada de ironía; que no entendían y se enojaban ante el hecho de que no estaba en un éxtasis de alegría sino que decía bueno vamos a ver, nunca fue santo de mi devoción pero vamos a ver.
Tampoco entienden otra cosa que veo, es que la iglesia se ha vuelto más papista que el Papa, poco a poco la brújula de marcar el norte de Cristo está empezando a marcar al Papa y a otras cosas como signos del ser católico.
Entonces me he puesto a pensar Mary ¿qué es lo que te molesta? ¿cuál es el problema? y el problema es el mismo de siempre o el que tuve toda la vida y es la cultura del hombre masa. Los Neocon, como los llaman acá, copan la Iglesia, y se han encargado que ésta sea una iglesia de Caudillos; donde el importante no es cristo sino el Papa, donde lo importante no es guardar todos los mandamientos, sino simplemente ostentar la pureza prematrimonial, dónde lo importante es ser provida, pero no prudente. Y me dí cuenta que mi recelo parte de esto, de las cientos de fotos de perfil que veo de Francisco en mí Facebook de las fotos cholulas con Bergoglio y de los relatos milagrosos que ya empiezan a aparecer.
Es a mí, o ésto ya lo viví con N. P. ( el Padre Maciel), no digo que sean iguales, pero el culto que se expandió por todos lados es el mismo que se tenía en el movimiento por N.P. Sin ir más lejos alguien del R.C. puso "Los movimientos del corazón de nuestro Papa Francisco" Titulo que llevaba una charla sobre Maciel "Los movimientos del corazón de nuestro padre". Es cierto que uno se quema con leche y ve una vaca y llora. Pero por favor no podemos ver que ser Cristiano es seguir a Cristo, o sea lo está diciendo quien ustedes dicen admirar, ¡corran la mirada a quien vale la pena mirar!
Pero ya nadie usa la comunicación de existencia, porque ésta requiere de hacerse transparente a la verdad y ¡esto es muy dificil!
En fin Gracias por la Catarsis.
Mary Lennox (con ganas de repente de ser protestante; meramente CRISTIANA)
P.S.: Edmundo, me parece que sólo viste la película nueva; cuando leas el libro ¡hablamos!

Wanderer dijo...

Gelfand, yo no estuve en la Sixtina, por lo tanto no sé qué pasó realmente. Pero no me diga que es de caballero ni persona mínimamente educada al menos, licenciar a Marini y a todo su equipo para la ceremonia de asunción. El cachetazo no es al ceremoniero; es a Benedicto XVI.

Don Diego Pedriel y Anónimo 17:07; Todos sabemos quién es, pero también sabemos que no podemos perder las esperanzas en sólo tres días. Esperemos; paciencia. Démosle los cien días.

Blas dijo...

Para los que acusan a otros de fariseos, recuerden que el Señor dijo "Hagan lo que ellos dicen pero no lo que ellos hacen". Asi que alguuien es fariseo por aqui, deberiamos creer en lo que dice.

Anónimo dijo...

http://www.acoantioquena.com/noticias/por-primera-vez-desde-el-gran-cisma-el-patriarca-ecumenico-participara-de-la-asuncion-de-un

Blas dijo...

Me parece que estoy entendiendo a Francisco, el se siente debil. Asume votado por la curia y el ala progre del colegio cardenalicio. Sin experiencia en el Vaticano necesita el apoyo de todos especialmente de los medios de comunicación. Entonces como buen peronista pone el guiño a la izquierda y amaga doblar a la derecha. Sus discursos son ortodoxos pero hace gestos para la tribuna que los progre creen que son guiños a ellos. Por ahora todo bien, pero en algun momento va a tener que pisar callos y ahi veremos, lamentablemente las "vivezas" no ayudan a la Iglesia y la Buena Noticia.

Gelfand dijo...

Tampoco eso es verdad Wanderer. Ya lo explicó Tosatti. El equipo de ceremonieros es el del vaticano. El servicio (es decir los monaguillos) van a ser los frailes de L'averna, asi como en otras ocasiones lo hace gente del Seminario Romano, Francés, Neocat, Capranica, Legionarios, etc.

Gelfand dijo...

Ecco, la corrección de Tosatti...
http://www.lastampa.it/Page/Id/1.0.1610812033

Hermenegildo dijo...

Wanderer: parece que Francisco no ha licenciado todavía a Marini. Los franciscanos irán sólo a acolitar este martes.

A.C. dijo...

No me asusta la Iglesia de los pobres. Tampoco me asusta el ministerio petrino "a la siglo XII".
Ya está disponible el librito de la Misa del inicio del ministerio petrino del obispo de Roma Francisco. Así lo llama.
http://www.vatican.va/news_services/liturgy/libretti/2013/20130319_inizio-ministero-petrino.pdf
Evangelio sólo en griego, canon romano. Todo más o menos como el de Benedicto.
Veremos cómo sigue.

Hermenegildo dijo...

Gelfand: no me puedo creer que Monseñor Marini no le prepara al nuevo Papa una dalmática pontifical y una mitra preciosa.

Hermenegildo dijo...

Gelfand: no me puedo creer que Monseñor Marini no le prepara al nuevo Papa una dalmática pontifical y una mitra preciosa.

A.C. dijo...

Sí me asustan las pavadas papólatras que escribe Iraburu. Para el que tenga estómago puede deleitarse con el artículo y la respuesta a los comentarios http://infocatolica.com/blog/reforma.php/1303151029-dios-proteja-al-papa-de-los-a

Anónimo dijo...

Tengo un pensamiento, que no sé como expresarlo. Pero bueno aquí lo suelto.¿ Los informes que encargo SS Benedicto XVI,Y que dijo solo entregarselos al siguiente Papa.Si está pringado el " Obispo de Roma"?.¿ Que pasara ?.
Virgen Santisima, protejelo.
No soy una Catolica perpleja.Soy una Catolica con pesadillas por las noches, que miro a mis nietos, y me digo,¡ Dios mio, en que momento de la historia han nacido¡
Que Nuestro Señor JesuCristo tenga Piedad de nosotros. A

Octavio Augusto dijo...

A mí me da miedo cuando recuerdo al rabino que llevó a la UCA el año pasado. Eso si que me pone mal y que me hace dudar mucho. No por el "dialogo interreligioso" sino porque ese rabino predicó la pronta venida del mesías (de un mesías judío que no era NSJC). Y Bergoglio estaba a su lado, y aplaudía.

Anónimo dijo...

Estimado amigo Wanderer,su cauto optimismo me parece injustificado.Que Bergoglio no comience su pontificado con asertos tales como "adora a Satán" o "ahora voy por todo" no debe alegrarnos.Wojtyla nunca dijo algo por el estilo y sin embargo cambió la Iglesia (humanamente hablando) Tampoco significa nada que no cite a JP II, porque mucho ha nombrado a Benedicto, quien a su vez ha hablado de su predecesor en términos muy elogiosos. En ese sentido es innegable que hay una continuidad entre ellos tres. Y si hay que juzgar, como bien dice, a partir de los sentidos, ellos me indican que apenas iniciado pontificado, Francisco se ha comunicado con el rabino de Roma para asegurarle que mantendrá el rumbo ecuménico que había sido una de las improntas de su cardenalato. Francisco no es no-Bergoglio, es Bergoglio reloaded. Qui habet aures audiendi, audiat. MementoMori

Anónimo dijo...

El cuarto misterio rabioso de Fray Rabieta dá luz a los que no entienden qué es lo que sucede.

http://frayrabieta.wordpress.com/2010/03/08/cuarto-misterio-rabioso/

Estaría bueno que lo suba aquí y se comente.

Saludos

PD:

" Este era más cristiano que Cristo. En efecto, cuando María de Betania ungió al Señor con una libra de ungüento “de gran precio” (Jn. XII:3), “Judas el Iscariote, uno de sus discípulos, el que había de entregarlo, dijo «¿Por qué no se vendió este ungüento en trescientos denarios, y se dio para los pobres?”. "

Anónimo dijo...

Encontre esto de Rabieta, lo desnudó:

"Y en segundo lugar: estamos rodeados de centenares, de miles de prójimos que, como nosotros, están condenados a muerte y que, como nosotros, hacen exactamente lo mismo: niegan la muerte. ¿Ustedes creen que Bergoglio―por poner un caso ejemplar―haría lo que hace, diría lo que dice, pensaría como piensa si recordara, mínimamente, que dentro de muy poco, se va a morir? No, el pobre tipo, sobre el castigo este, pendiente, ya tiene otro: se olvidó que está condenado a muerte. Y, por tanto, todo su progresista filosofía, su ramplona liturgia, sus sentimentales rezos, su hipócrita ascesis, su lógica sofista, su lenguaje plebeyo y su estampa cívica está armada sobre un enorme hueco, un gran agujero negro. Y por eso, todo él no es sino una sustancial falsedad, una enorme mentira. (Si Pemán dijo “todo yo soy un inmenso afán de infinito”, Bergoglio podría decir “todo yo soy un inmenso afán de poder”)."

saludos

Richard dijo...

Estimado Wanderer, coincido en general con las apreciaciones de su post, ya que experimenté momentos similares en estos días. Mi actitud -además de la oración y la penitencia- es esperar que corra el tiempo y dejar actuar al Santo Espíritu de Dio; en la historia de la Iglesia hombres truculentos llegaron a la Sede de Pedro y terminaron siendo buenos Papas. Sí me impactó que el elegido fuera el Cardenal Bergoglio, pero pudo haber sido peor... En definitiva: ¿qué esperábamos?. En estas primeras horas de S.S. Francisco I hubo cosillas que no me gustaron ni un poco y otras que sí. Dejemos de suspirar por casullas bordadas y sobrepellices de encaje y puntilla, ya que solo con esos instrumentos no evangelizaremos a nadie. Tengo presente que en medio del esplendor litúrgico preconciliar, el Padre Castellani denunciaba la existencia de fariseísmo en la Iglesia. Y en tiempos de esos esplendores se cocinaron los dislates que se impusieron en el Vaticano II y el post concilio. Lo aquí dicho, a futuro. Respecto del pasado reciente, permitaseme decir que no entiendo el objetivo de la renuncia de S.S. Benedicto XVI. Sólo él lo sabe (y sabe más que yo, sin dudas).

Anónimo dijo...

Gelfand su amigo es muy discreto, yo le creo a messa in latino pues esa clase de respuesta se ve es propia de el.

Anónimo dijo...

¿Cien días? vamos por el cuarto y ya está hablando de la pobreza, es una Cristina cualquiera, aunque quiera ocultarlo se le ve el plumero.

Muy buena la reflexión de Blas.

Martin Ellingham dijo...

Anónimo, no he sido educado en colegios jesuitas.

Anónimo dijo...

"Para el que teme ser fariseo, le comento que la palabra santo también significa separado"

Separado por la gracia de Dios como cosa suya, a la que el santo responde.

La separación del fariseo es 100% obra humana, y obra de la soberbia. Como decir..."démosle 100 días". ¿Perdón? ¿El Espíritu Santo instituyó la figura de "inspector de desempeño papal" y no me enteré?

Gelfand dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gladius dijo...

Lo cortes no quita lo valiente...en lo personal a mi SS Francisco me esta haciendo tragar unos cuantos sapos. Alabado sea Jesucristo por eso!!!

Anónimo dijo...

Si pudiera hablar con el Papa le suplicaría que no descuide la liturgia de la Misa, que mime al Señor cuando renueva su Sacrificio en la Cruz.

Anónimo dijo...

anónimo de las 10:14 no se enteró porque eso no es soberbia.
Interpretó mal lo de los cien dias no es para inspeccionar a nadie, creo que mas bien es porque en Argentina padecimos el gobierno de este tercermundista y estamos hartos de la interpretación torcida que dan de Cristo y su doctrina. Estamos alarmados por lo que puede hacer en Roma, esperamos un tiempo pero no en calidad de inspectores esa es su errada interpretación.


Es mi opinión que si el no hace la consagración esto se desmadra.
Usted es dueño de opinar lo que quiera.

Anónimo dijo...

¿Será que Bergoglio va a ser a la Ilgesia lo que cristina a la Argentina?

Sebastián dijo...

Estimado Wanderer:
Estos últimos días he buscado respuestas a los múltiples interrogantes que han surgido respecto de la elección S.S. Francisco. Y éste, como otros sitios, me ha ayudado en gran medida.
No ocultaré el impacto que causó en mí la elección del Cardenal Bergoglio. Impacto éste de tal medida que estuve todo ese día abatido, combatiendo la desesperanza, sin saber pa' que lado salir. Poco a poco comencé a salir de ese pozo oscuro hasta que comprendí que era menester confesar los turbios pensamientos que me habían atosigado. Y así lo hice. Confesé la soberbia que me aplastó durante muchas horas, impidiéndome 'comprender' -desde mi pequeñez- el Misterio que nos presenta el Señor con esta elección. "Es El quien habló", me dije- entonces,¿quien soy yo para apuntar al Santo Padre con índice acusador?
Luego, las primeras palabras de Francisco fueron reemplanzado aquella primera tentadora desazón por una esperanza renovada.
Entiendo, estimado Wanderer, que el Papa hará cosas que no nos agraden, que se equivocará, sin duda. Y entiendo también que nosotros también erraremos, que estaremos demasiado pendientes de sus gestos -como los medios que los critican ensalzándolo-, esperando el yerro o la palabra clave que confirme nuestra sospechas. Yo rezo por el Papa y rezo por nosotros,para que seamos un poco menos fariseos.
No creo que debamos 'otorgarle' al Papa ni 30 ni 100 días. Al menos, yo no le daré esa merced. Lo que sí procuraré es serle fiel, con la fidelidad debida al Sucesor de Pedro, reconociendo su infalibilidad en el Magisterio excathedra y seguirle expectante por todo lo que señale su magisterio ordinario. Lo demás, es hojarasca farisaica.
Coincido con usted, el Señor de la Justicia nos ha dado un sopapo de humildad y nos ha hecho tragar los sapos de nuestra soberbia, bajando abruptamente de nuestras "inexistentes alturas intelectuales".

Anónimo dijo...

Esta es la primera vez que comento algo en este sitio, y esto después de mucha insistencia por parte de mi familia para que lo haga.
Me parece, Wanderer, que ha dado en la tecla cuando escribió el post scriptum de la nota "Goya y los sapos": la misma es más producto de un deseo de que las cosas sean así que del análisis de los hechos concretos y públicos. El destrato hacia Mons. Marini y la consiguiente y elíptica descalificación hacia los que usaron todos esos signos exteriores y el desprecio hacia la tradición de la Iglesia, la bendición (interna, subjetiva..., incomprobable)sin una señal de la Cruz siquiera para los periodistas en la Sala de Prensa, y esto para no ofender a los acatólicos presentes, el recibimiento cordial, untuoso diría yo, hacia Pérez Esquivel, enemigo de la Iglesia si los hay, la rastrera invitación al Gran Rabino de Roma, son un botón de muestra de lo que se viene de parte de S. S. Francisco I, si no cambia 180º el rumbo de su pontificado.
El festejo de cuantos masones, liberales, y enemigos de la Iglesia va de suyo que es responsabilidad de los festejantes... pero ¡ni una palabra para desalentarlos y aceptar esos elogios es competencia del festejado!
Los antecedentes del Sumo Pontífice como cardenal Primado de la Rep. Argentina y Arzobispo de Bs. As. no ayudan para el aliento... y sus primero pasos como Papa, está dicho. Las palabras que usted cita, también son ciertas, y algunas de sus actitudes podrían estar bien para filántropos de barrio más que para un príncipe de la Iglesia, pero si en una mesa sirven un plato de verduras podridas, no cambia su estado por ponerles aceite de oliva extra virgen. Quiero decir que no se puede dejar de ver lo malo y decirlo (como hizo S. Pablo en Antioquía ante ¡San Pedro!)sólo porque es terrible. Ciertamente, habrá que esperar, y más allá de toda esperanza, y rezar más aún. Pero el "sapo" no se come, y "a Dios rogando y con el mazo dando".
En Cristo y María
Juan de Buenos Aires