lunes, 3 de febrero de 2014

Superstición contemporánea

Superstición contemporánea: una persona es designada en un cargo, empieza a hacer cosas incompatibles con ese cargo e inmediatamente se le atribuye genialidad. En realidad es que no está a la altura de su designación, y las chambonadas que obnubilan a los seguidores son la máscara que oculta a la mediocridad, a la ignorancia y a la ignavia. No importa, lo llaman transgresor y listo. Por suerte no sucede lo mismo con los pilotos de aviones y los neurocirujanos, en principio.


Uno se imagina a los cronistas de semejantes transgresores, escribiendo:

"El cirujano X es un soplo de aire fresco en la medicina: no se lava las manos y opera resfriado".
"Otra vez el diplomático B nos dio una sorpresa rompiendo el protocolo: en la reunión con el Presidente de la nación vecina emitió un eructo y habló mal de las mujeres de ese país".
"El piloto de avión Z, siempre genial y transgresor, rompió los tabúes y en vez de eludirla, enderezó el avión hacia el centro de la tormenta".
"Relajado y sonriente, el Ingeniero W. omitió hacer el cálculo de resistencia de la torre que construyó, asombrando una vez más a la comunidad con su frescura y capacidad de improvisación".
"El escribano K sigue renovando la vetusta institución del notariado: exhorta a sus dependientes a omitir de cuando en cuando el registro de las escrituras en los protocolos, alejándose de la fría formalidad de su profesión y generando una sana incertidumbre. Eso sí, obsequia con un abrazo y una sonrisa a los incautos compradores".


La lista de posibles transgresores-canibalistas institucionales es infinita. Críticos de cine que rompiendo caducos convencionalismos, comenzaran sus críticas contando el final de la película. Jefes de protocolo saludando a los dignatarios como el demonio del Dante (Inf, XXI), con una flatulencia cual trompeta. Periodistas que con franqueza y simplicidad, revelaran que la fuente reservada que les contó todo acerca de unos jefes narcos se llama Pérez y vive en tal casa de Palermo. Banqueros que como soplo de aire fresco, se negaran a devolver depósitos aduciendo que ha pasado mucho tiempo y que los depositantes son restauracionistas...


44 comentarios:

Anónimo dijo...

bueno, entre los banqueros, lo fresco y renovador sería que devuelvan lo que les dan!!!

Anónimo dijo...

Buenísimo ..

Así es ..

Pienso , que es un grado dentro del relativismo , pero con consecuencias inmediatas ...

Es para estudiarlo ...Pues es muy común...

JP

Benign_o dijo...

Wanderer
No se olvide en la lista de incluir a romanos pontífices engendrados en Argentina que se encargan de destruir lo poco que queda de la Iglesia

Anónimo dijo...

Muchas gracias, hace mucho tiempo no reía tanto... paradojicamente reí hasta al llano. Reír para no llorar.

Anónimo dijo...

Excelente!!! Inteligente y divertido. Gracias

Anónimo dijo...

Otro buen ejemplo de aire fresco y revolucionario podría ser un Maestro de Escuela que incentiva a los alumnos a portarse mal y a hacer lío, a que contesten cualquier cosa a las preguntas de los exámenes, total la respuesta correcta está en los libros que luego podrán consultar; y que manda a la dirección y castiga con amonestaciones a los alumnos empecinados en contestar bien y atenerse a las normas disciplinarias del colegio.

Pelagiano

Anónimo dijo...


Ahí tiene una explicación sobre ese fenómeno..

http://es.wikipedia.org/wiki/Voluntarismo_%28actitud%29

Bastante común en ciertos Argentinos ( y otros ) con un poquito de poder y poca ciencia .
Siempre es un abuso de autoridad .
JP

Anónimo dijo...

Relajado y sonriente, el Ingeniero W. omitió hacer el cálculo de resistencia de la torre que construyó......
peor son los que relajados y sonrientes omiten los cálculos y luego se rasgan las vestiduras porque se cayó el edificio....

me recuerda a Pablo V, abriendo puertitas al modernismo y al error y luego andar gimoteando con el humillo del enemigo y la autodemolición.

Genjo dijo...

¡Acertadísimo! Es justamente eso.

Ludovicus dijo...

La informalidad, la ruptura de reglas y la ausencia de una conducta previsible, lo que se llama "romper el protocolo", son meros epifenómenos, en ciertos lugares de América hispana y de otras partes, de Estados fallidos, falta de instituciones fuertes, desprecio a la ley y consecuente anomia y anarquía generalizada. Increíble que estos subproductos puedan venderse en el mundo como "un soplo de aire fresco".

Anónimo dijo...

Pelagiano: Llega tarde, eso ya está funcionando así hace mucho...

Ireneo

Anónimo dijo...

Más allá de que da para la risa, a JB le parece bárbaro el "aire fresco", pero detrás de eso estarán los que se lo fomentan, que son los enemigos de la Iglesia, y que sí deben reírse mucho.

Interesante respecto de ello el comentario de www.catapulta.com.ar:

Me parece que “el mundo” tal como lo entendemos los católicos está obnubilando a Francisco, explotando su mayor debilidad: el vedetismo, traducido en esa tendencia a estar en los medios casi todos los santos días.(Luego saldrá el inefable Padre Lombardi a “contextualizar” o desmentir sus dichos,según sea el caso).

Por eso diarios y revistas “del mundo”-incluída una publicación para homosexuales-lo han entronizado a Francisco como “personaje del año”,convirtiéndolo en producto de consumo masivo, sometido al vértigo de la autosatisfacción,que se exhibe en esas risotadas impropias de la dignidad del cargo.

El objetivo es obnubilarlo y si Francisco no repara en la trampa, lo que no parece fácil-salvo intervención del E.S.-días aún más tremendos nos esperan.

De otro modo no se explica que frente a una crisis que corroe al Iglesia desde sus cimientos, la próxima encíclica sea sobre ¡la ecología!

Y los narcotizados por “el mundo” batirán palmas como borregos, a la espera del próximo documento, que, de seguir así las cosas, será sobre el agua potable o la megaminería…

Anónimo dijo...

En este artículo hay inteligencia y fina ironía. La realidad es tan dolorosa que a veces hay que echar mano de estos recursos para encontrar un equilibrio.
De toda la vida la Iglesia se ha ocupado de los pobres sin que haya recibido el aplauso del mundo ni los halagos de los medios de comunicación.¿ A qué viene ahora este alboroto con el P. Francisco ? No nos ha dicho El Señor que lo que haga nuestra mano derecha que no se entere la izquierda?. Amigos tenemos que discernir, que no es lo mismo que juzgar...La palabra discernir significa: Saber diferenciar una cosa de otras, especialmente el bien del mal. La verdad de la mentira. Por lo tanto el que discierne no acusa a nadie, ni atenta contra nadie pero evita ser engañado y confundido, y aunque la mayoría diga ver blanco lo que es negro, el que tiene este don, verá negro lo que es negro y no blanco
A mi modesto entender la verdad no busca la notoriedad ni necesita el aplauso de nadie. En si misma contiene la semilla de su auténtico valor: Yo soy El Camino, La Verdad y La Vida...Cristo ya nos dió todo lo que el hombre necesita para salvarse. En los Mandamientos estan todas las claves para que nos conduzcamos bien en la vida, sin hacernos daño a nosotros mismos, ni a los demás. Nada nuevo puede el hombre descubrir bajo la capa del cielo.
Que manía de empeñarnos en ser "Originales", "Atractivos", "Renovadores". Fuera de El, no nos queda mas que, orgullo, vanidad y una enfermiza "Adición" al reconocimiento. ! Que Dios nos libre de todas éstas lacras!
Grácias Wanderer por sus escritos

Anónimo dijo...

Con Juan Pablo II, la prensa no se definía, o a veces criticaba o a veces alababa... tengo para mí que se confundieron hasta ellos y no sabían si era mejor atacarlo o alabarlo... así y todo ¡Juan Pablo te quiere todo el mundo! Y meta a vender una imagen.

A Benedicto lo entendieron perfectamente y por eso lo atacaron con todo... hasta intentaron pegarle al etiquetita de Nazi y verborragia de Williamson mediante, doblemente Nazi.

¿Y a Francisco?, yo no sé si lo entienden, pero lo alaban absolutamente todo el tiempo, por la "novedad", por el aire nuevo… no con olor a incienso ni mirra, sino a oveja.

Sin Juzgar las intenciones del Romano Pontífice felizmente reinante: Pero ¿si todo el infierno habla bien de vos, no será porque de buenas intenciones está lleno el camino al infierno?
Hasta Obama y Mujica, hablan bien... Time… Rolling Stone… revistas Gays, ateos, hermanos mayores y separados… todavía no apareció ningún satanista confeso… pero no sería de extrañar… ¿qué está pasando? ¿Otra primavera?

La obra del Espíritu Santo es odiada por el mundo. O el mundo se convirtió o te odia por ser Cristiano, como odio a Jesucristo… Si el mundo ama algo, con amor mundano y con la prensa, es porque les es funcional.

Por los frutos los conoceréis... quien fue fiel en lo poco lo será en lo mucho... ¿Porque esperar algo distinto de lo que sucedió en la diócesis de Buenos Aires?
La verdad libera, solamente la verdad.

Si si no no... de sus intenciones y su juicio se ocupará Nuestro Señor, pero, por amor a la verdad, aunque sea en parte, no podemos negar que evidentemente acá hay algo que no es completamente de Dios. Algo pasa.

Negar eso es un acto suicida propio de una voluntad que cierra los ojos de la inteligencia o de una inteligencia poco favorecida que en un arrebato pasional persistente, quizás por un terror a la realidad o a llamar las cosas por su nombre, no ve más allá del grito de “¡Viva Francisco!”

En fin, hoy falta un día menos que ayer para la Parusía. Dios tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.

Anónimo dijo...

quien fue fiel en lo poco lo será en lo mucho... ¿Porque esperar algo distinto de lo que sucedió en la diócesis de Buenos Aires?



correcto

Anónimo dijo...


Me encanto el post .

También , esta mentalidad supersticiosa transgresora se da muchísimo en católicos bien tradis , sedevacantistas , y lefes .
Apuestan que el Concilio fue malo , y que todo lo que vino después es malo , que todos los papa de Juan XXIII a Francisco , pasando por JP II son malos y muy malos . Algunos dicen que Francisco es un anticristo , otro dicen que JP II esta condenado , que la Hermana Lucia era una impostora , que el tercer secreto de Fátima es falso , que hay un cuarto secreto….. y un sinfín de afirmaciones delirantes .. (ver numerosos blogs )
Los lefes son mas …… “ prudentes “ . Critican a mansalva , pero dicen rezar por Papa…. , por la duda que NO sea un usurpador ….
Y si se equivocan, al juicio final, podrán pretextar que eran de buena fe , que los engañaron etcétera….


Anónimo dijo...

El Nuevo Jefe General del Estado Mayor del Ejército causa sensación con su soltura e informalidad que son una brisa fresca y renovadora para la vetusta y anquilosada Institución Militar.

Valga puntear aquí sus gestos, aplaudidos por la Nación entera, tales como salir a presidir las formaciones sin uniforme y en pijama, con gorra de dormir; o las órdenes durante las maniobras de combate, en las cuáles insta no obsesionarse tanto en disparar contra el enemigo sino más bien en concentrarse pequeños gestos fraternales de camaradería hacia todos, propia tropa y enemiga; o abandonar el Puesto de Mando, sumiendo a las tropas en caos operacional, para servir el rancho a los soldados personalmente; o rehusarse a enjuiciar a los desertores arguyendo "¿Quién soy yo para juzgarlos?"; o intervenir la Compañía de Comandos nombrándoles un general gordo del arma de Intendencia, prohibiéndoles la realización de sus operaciones especiales; o juntándose en consejo con los líderes de milicias irregulares y guerrillas, dejando de lado a los generales regulares;

Pelagiano

perkin, el parrandista dijo...

El Capitán Garfio, en vez de recibir exhibiendo amenazante el gancho que reemplaza su mano derecha hacia los piratas que intentan ganar su corsaria embarcación en bravo y desleal abordaje, los recibe con un "buenos días", les entrega una margarita y ofrece un brindis del mejor cognac que oculta en su tesoro.

Anónimo dijo...




https://ecologyandchurches.wordpress.com/2014/02/03/vers-un-mode-de-vie-eucharistique/

Anónimo dijo...

Más allá o más acá del disparate que se vive en y a partir de Roma, tan graciosamente retratado por Wanderer, me quedé con un comentario de Simki en un post anterior, referido a la herejía.

Belloc dijo que herejía era tomar una parte del todo y construir sobre esa parte separada un nuevo todo, y doy por hecho que manuales y teólogos dicen cosas parecidas. Pues bien... ¿quién asegura que una tal definición de herejía agota todas las posibilidades de ser de la misma? (y lo mismo con muchas cosas). El propio Belloc no quiso más que ponerle un nombre tentativo a la última de todas, que él avizoraba y temía más que a ninguna. Con razón, claro.

Este papa se apoderó del arcón (discurseando ininterrumpidamente), sacó afuera cada una de sus partes –hasta ahora muchas de ellas–, las puso en mesas separadas, bien distantes, para luego correr de mesa en mesa manipulando cada parte como un ingenierito infantil, o un alfarero embriagado, o andá a saber qué.

¿Quién dice que una última "herejía", o como se la quiera llamar (ya que estamos presenciando cosas sin mucho antecedente, o ninguno), va a segregar y desordenar o deconstuir una sola parte, sino más bien todas? Si uno lo piensa bien, todo hereje empezó por retirar una porciúncula importante y luego pretendió reconstruir un orden nuevo sobre ella, pero luego echó mano del resto (junto a sus propias invenciones) para terminar de armar su propio frankenstein. Sin embargo, la pieza prima dislocada era una, la especialidad de la casa.

¿Pero quién dice que la última herejía va a consistir en un gran desorden con apariencia de nuevo orden, sostenido en una idea central desarmada, y no en esto que vemos y no sabemos definir y ante lo cual no sabemos qué hacer? O sea este dislocamiento masivo, pieza por pieza, este disparate, este golem parecido a tandarica, y al que de última sólo podemos describir entre ironías y risotadas, como los chicos con el tonto del pueblo.

¿Quién dice que no terminó ya la Era Más o Menos Normal del mundo, y ahora no estamos enfrentándonos a la Edad Demente Final, en la cual muchas de nuestras antiguas definiciones (no sólo en el orden religioso, por cierto) sólo nos sirven para tomar una última bocanada de aire puro antes de sumergirnos en la ciénaga, entrar en el sótano, leer el diario, salir a la calle?... A-loguismo, dijo Belloc, y lo bien que dijo: ya no sólo atacarlo, sino darle la espalda al logos, ¿adónde conduce? Ya no sólo transgredir, sino amar y defender la fealdad y la anomalía, ¿en qué transforma al hombre?

Además, esto tiene toda la apariencia de una construcción sin constructor; o mejor dicho: sin necesidad de uno; o mejor aún: ya no de uno solo –en cuanto humano y visible. Que el diablo está acertando en las teclas desde hace rato, ya lo sabemos. Ante nuestros ojos se construye y se refuerza esa Cosa Enferma generada por él, con la participación estelar de los Monitos hijos de la Gran Mona, al punto de que casi lo mejor que podemos pedir es que éste sea el último papa, ya que si esto sigue, a esa Cosa Enferma... a esa sí que nadie humano y visible va a poder deconstruirla. ¿Herejía? No, o sí, qué sé yo. Esta Cosa. ¿Hereje? Nooo, qué va: lo que pinte. El pingo que se te cante.

Por más que sea sobre todo para damas, y damas galanas, esa que escribió la española y que con tanta justicia fue comentada aquí, trae una pizca de algo más que una novela, en cuanto que quizás cada uno debería, ya mismo, ponerse a construir o a reforzar su propia aldehuela, aunque sólo tenga el tamaño de su propia casa.

¡Viva Cristo Rey!... Sí señor, sí señor, que viva. Pero que no te devore el ansia de ideas y proyectos que pasen de la misa, la oración, el pan suficiente y el amor entre hermanos. Porque, cuidado, el Gran Idiota anda suelto: si no te roba te come y si no te come te pisa.

Benítez

Anónimo dijo...

Soy flojo para las metáforas.

El Tesoro sería la Hostia que hoy no se le niega a los herejes y el abordaje el de estos mismos hacia la Barca de Pedro?

Dice usted de esos herejes a los que la Iglesia hoy trata mucho mejor que a los que no?

Anónimo dijo...

Me parece una falta de respecto poner nariz roja al papa. A usted le gustaría verse en una foto con dicha nariz? Prefiero quedarme con mi fe, que aunque un poco ingenua, me permite vivir tranquila y feliz. Yo no comparto esta crítica destructiva y que no respeta la diferencia. Me lastima por dentro, no entiendo porque hay que estar permanentemente eligiendo una cosa por sobre otra, es como si una tuviera que elegir sentarse del lado del pasillo sólo porque no consigue sentarse junto a la ventanilla.

Una anónima

Anónimo dijo...

Ludovicus,lamentablemente en esta ocasión no estoy de acuerdo con usted. Qué es lo que usted defiende? ¿El formalismo y rigidez del mundo anglosajón?

cum dijo...

Una advertencia de Castellani:


Existen entre nosotros fulanos que piensan es devoción al Sumo Pontificado decir que el Papa "gloriosamente reinante" en cualquier tiempo "es un santo y un sabio", "ese santazo que tenemos de Papa", aunque no sepan un comino de su persona. Eso es fetichismo africano, es mentir sencillamente a veces, es ridículo; y nos vuelve la irrisión de los infieles".

Anónimo dijo...

El anónimo de 5 de febrero de 2014, 9:26, con el comentario que hace, me parece que no tiene la menor idea de lo que es "comprensión de texto"

Ludovicus dijo...

Anónima de las 2.56: si le "parece una falta de respeto ponerle una nariz roja al Papa", sírvase trasladar su indignación a Jorge Bergoglio, que es precisamente quien se la ha puesto.

simkin dijo...

Benítez, qué lindo escribe usted.
Y es un poco como usted dice.
¿Herejía o no, o parecido?
Es lo mismo. Cuando ya está, ya está. Y esto ya está.
Ese aloguismo está instalado, el culto a lo horrible, un culto horrible, con sermón peor que heterodoxo (que idiota es peor que heterodoxo: afloja la testa, la derrite, ya no entiende).
El heterodoxo es pícaro, sabe por dónde entrar. Estos de ahora son la bobada misma como para dar con el piné de un Pelagio. Y es peor, esto es peor.

perkin, el parrandista dijo...

Sí.
Y el Capitán Garfio sería el papa.

Anónimo dijo...

El mensaje del Papa es el siguiente: no pasa nada. Los medios y él mismo han construido la imagen de tipo bueno; “yo lo quiero al Papa, es tan bueno”, “es humilde” etc. El mal es invisible. Nosotros lo vemos, cuando por ejemplo se explico aquí bien el error filosófico de oponer límite a plenitud. Pero andaos mal, porque nadie se da cuenta. ¿Nadie se da cuenta? Louie Verrechio hace bien en ser cuidadoso cuando dialoga con los que, digamos así, quieren a este papa. Crea un buen contraste entre los hechos y las ideas imaginarias de la gente. Pero una pregunta ¿Cuántos son los ingenuos inocentes?

Es como dijo Caponnetto, y ya me lo había pensado también, todos están de acuerdo con la designación del Papa Francisco, menos los católicos.
¿Qué mal hace el Papa? Confunde a los hombres sobre la Verdad, en este caso, la salvación, y es lo peor que hay.


Es deshumanizante. ¿O no? El hombre es animal religioso, ¿le sacas la religión y que queda?

Se está dando con la religión que el mundo tanto quería, una apariencia de religión. Por eso no hay combate, todos estamos salvados, aparentemente. Claro bien ven los comentadores del blog que todas estos sucesos del nuevo pontificado revelan que no hay cristianismo y da lo mismo decir h o b. Pero en fin, confundir respecto de la salvación es gravísimo.

Es lo que dice Chesterton ¿no? El hombre moderno no está capacitado para defender su libertad frente a los ataques de la misma modernidad. Y ahora viene y le afanan LO UNICO NECESARIO. Es el acabose. Pero no, prefiero pensar que a la humanidad le queda alguna capacidad para impugnar las apariencias, y además sé que no todos creen en este pontificado. Se lo creen más los cristianos que la gente común. La gente común siempre sospecha del cristianismo, por algo demoniaco o por algo demasiado gigantesco y misterioso como para incursionar demasiado.

Es mi opinión, aunque sé que veo menos que un miope.

Saludos

Raúl B dijo...

Anónima de las 2.56

Siempre hay que elegir, o Dios o Satanás, o Cristo o Caifás, y así sucesivamente, repitiendo esa primera elección de Dios o Satanás.

Por más que se amás cómodo esconder el talento en un pañuelo, como el tercer depositario de talentos de la parábola.

Obvio, siempre que no pretendamos que el Señor nos reproche darle sus frutos a ese talento que nos dio.

simkin, desde tabard inn dijo...

Pienso como el anónimo de 14:14.
Efectivamente, parecería ser que el problema ya no es religioso, es anterior. No del plano sobrenatural, es del natural.
Había que ser muy religioso para hacerse quemar vivo como un albigense, y había que ser muy celoso del dogma, también muy regioso, para condenarlo.
Eran hombres religiosos. Porque para ser hombre religioso antes hay que ser. Ser hombre.
Hace 100 años el papa se parecía a cualquier vecino, pero en rol de papa. Hoy el papa también se parece a cualquier vecino, pero los vecinos de antes en nada a los de ahora.
Hoy un tipo que logró montarse su micropyme con 4 desgraciaciados a quienes explotar y pagando poco y nada de impuestos embolsa 50000 pesos mes... se cree Sansón.
Antes había que hacer otras cosas para estar conforme con uno mismo.
Y siempre Sansón piensa en clave del tiempo que le toca, va a misa y quiere al papa. El de hace 100 años al papa de hace 100 años, y el de hoy al de hoy.
Este papa no salió de un repollo. Es resultado de una época (y para peor es un intelecto práctico con impresionante capacidad de acción).
La gracia supone la naturaleza, que es como decir que actúa sobre lo dado.
Y no caeré en la herejía de ponerle límites al poder de la gracia, pero una cosa es que la gracia actúe y muy otra que Dios haga milagros todo el tiempo (como con San Pablo de Tarso).
Y la historia no se escribió de milagro en milagro. Más bien desde el Gólgota en adelante fue el poder de la gracia que se derramó serenamente.
Hoy no hay substrato permeable. No existe ya el naturaliter christiano. O existen muy pocos.
El problema es anterior al sobrenatural.

Anónimo dijo...

Hace pocos días dijo el Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, Braz de Aviz, dijo que la Iglesia sabe que hay otros Maciel, que no viven lo que predican, y que fundaron una congregación pero no pudieron mantener su carisma en ellos mismos.
"“No es sólo este caso de los Legionarios, tenemos varios casos en este sentido, de cosas antiguas y de cosas nuevas. No todos los fundadores que llevan una gracia bella a la Iglesia viven según la gracia que comunican. Esto lo debemos reconocer, es feo pero es así, por eso debemos distinguir las cosas. Este es un trabajo que estamos haciendo con tanto cuidado y no es fácil, es muy difícil”, aceptó hoy el prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica durante una conferencia de prensa."

¿Suena a cuyo y su finca o solo soy un mal pensado?

Anónimo dijo...

Porque la crisis (desde hace... puff) ya toca la médula de lo natural, que es "anterior" a lo sobrenatural, quizá por eso mismo, Simkin, se volvió más sobrenatural que nunca.

Morir por sobredosis de mal gusto, contrariando el más mínimo decoro zoológico, es algo tan idiota que lleva más a pensar más en demonios que en idiotas. Nadie por sí solo puede ser tan astuto en el rubro. Nadie puede ser más idiota que un demonio.

Benítez (el Chino)

Anónimo dijo...

Ludovicus,
déjeme agradecerle el quitarme de mi error, mi actual aislamiento y mi buena fe me hicieron suponer que era imposible que susodicha nariz se encontrara en la cara del papa de modo intencional (sigo sin compartir su forma de señalar los errores, y aciertos, ajenos; pero veo que es un poco el estilo de muchos de ustedes en esta página)voy a rezar mucho por usted

Anónima

Anónimo dijo...

Raúl B
tiene razón, y si elijo no elegir?

Anónima

Anónimo dijo...

"Contrariador del más mínimo decoro zoológico", excelente definición del Chino sobre el hombre actual; decoro, por cierto, que se contraría más severamente en otros casos peores al del consumo de drogas. ¡No, si esta modernidad se las trae!

Sobre lo de Simkin, he notado algo en el sentido de su reflexión: hace tan solo diez años atrás lo peor de la sociedad recidía en las villas miseria. Eran sujetos que te venían a robar las zapatillas y si no las entragabas rápidamente te daban trompadas hasta aburrirse previo al navajazo. Hoy, en estos lugares viven los mismos delincuentes, pero distintos. Ya no tienen caras de malos, como de indios desencajados que no miden sus acciones en pos de un objetivo inmoral pero varonil. Hoy el que te afana en Retiro o el Obelisco viene de la villa con las cejas depiladas, mechones teñidos, zapatillas a la moda y casi todos bisexuales.
Y creo con Simkin que al villero de antes la "serena acción de la gracia" lo podía arreglar. Al de hoy, no; salvo un caso de "milagro", como sucedió con San Pablo.

Sociólogo Metropolitano.

Anónimo dijo...

anónimo 7:16 además me parece que el anónimo 9:16 no tiene elementos de juicio para filtrar lo que lee en esas páginas donde se mete obviamente con gran imprudencia. Mejor sería que primero estudie los temas y se saque de encima los prejuicios, y que luego opine.

Jaime dijo...

La verdad que es un escándalo esto de Bergoglio con la nariz de payaso. Echo de menos aquellos tiempos del Papa Wojtyla, que encarnaba la seriedad y el respeto exquisito por lo sagrado, como se puede ver en este vídeo:

http://es.gloria.tv/?media=3676

Raúl B dijo...

Anónima:

si elige no elegir ya eligió.

Anónimo dijo...

A Braz de Avize, citado el 6 de febrero de 2014, 19:17
No se puede comunicar una gracia no vivida, en mi opinión.

---------------------------
Yo he deseado alguna vez la octava bienaventuranza, ¿quién no? Ser perseguido, injuriado, por Cristo. Pero acá vemos lo contrario, Francisco es ensalzado por el enemigo. Es absolutamente sospechoso.


Yo digo que este verso mediático del Papa no se lo traga el argentino común, la razón es que conoce al argentino.


Sí Skim, el problema es anterior, pero sin quitar, digamos así, lo religioso de siempre de la cuestión. El plan de salvación de Dios al pueblo Judío fue realmente un plan de salvación, y llevo una buena cantidad de años, no fue instantáneo.


Ya me estoy pensando que lo pocos que tenemos, se nos está quitando, como dice en el Evangelio, y esto es un castigo de Dios a los argentinos.


Saludos

Anónimo dijo...

Estimado Sociólogo Metropolitano,

mi sentido del juicio no puede sino estar de acuerdo con usted: los chorros ya no son los de antes, ubi sunt? dónde los matreros, machos, de tiempos pasados, dónde el linyera astuto y sutil, que se empeñaba en hurtar nuestras pertenencias, al mejor estilo Twist, sin que su sombra lo advirtiera. Mi corazón, digo, está con sus razones.
Sin embargo, debo declarar que mi bolsillo, seguramente forjado en tiempos modernos y mucho menos homofóbico que yo, es de distinto parecer y manifiesta no sentirse ofendido en lo más mínimo cada vez que es víctima de un atraco a manos del delincuente más homosexual de todos.
No obstante, más allá de las nostalgias y especulaciones acerca de la vida sexual de nuestros estimados malvivientes, hay algo en sus palabras que no me persuade de ser verdadero, y es que lo peor de nuestra sociedad no reside en las villas miserias; vamos, concedámosle al mal un poco más de refinamiento y elegancia. Yo no me animo a aventurar dónde radica. Probablemente, como no duerme, esté encerrado, solo, en una habitación meditando cómo hacer de este elíptico mundo algo peor, o sembrando cizañas entre seres que se aman, o leyendo los vanos comentarios que usted y yo escribimos

Garcilaso

Anónimo dijo...

Mezclar lo de san Pablo con lo de los villeros.........
A san Pablo se le aplicaron los méritos de san Esteban. ¿usted está practicando méritos para aplicarle a los villeros?

Anónimo dijo...

Aquí le dejo para que se sacie con las supuestas exquisiteces woytilianas don Jaime.

http://es.scribd.com/doc/36417943/Cien-anos-de-Modernismo-Padre-Dominique-Bourmaud

Andres dijo...

no todos los habitantes de las villas son malvados y ladrones, y me aventuro a decir que la mayor parte de ellos son moralmente iguales a los habitantes de la ciudad "occidental". Pero estoy seguro que lo peor de la Argentina tiene residencias de un valor multimillonario.
Tinelli vale por diez mil pibes chorros.