miércoles, 23 de julio de 2014

¡Felicitaciones Monseñor!

Aún a costa de interrumpir la serie con las distintas hipótesis sobre el Papa Francisco, no podemos dejar de  congratularnos desde estas páginas con Mons. Eduardo María Taussig, obispo de San Rafael. Ha llegado a la redacción del blog algunos comentarios que corren en los porosos pasillos de la Curia Romana y que dan cuenta de que Mons. Taussig sería promovido próximamente a una sede archiepiscopal. Son dos las posibilidades: La Plata y Bahía Blanca. En ambos casos, sus prelados actuales se encuentran con serios problemas de salud y se presume que dejarán sus puestos anticipadamente. Y allí iría, finalmente, el obispo sanrafaelino, dejando atrás los oscuros años de destierro cuyano. La multitud de pequeños libritos y folletines editados por el obispo pareciera que han surtido algún efecto en los graves censores de la Congregación para los Obispos y los esplendores de las sedes centrales del país se encontrarían próximos.
Junto a esta noticia, nos llegó esta misma mañana un mail de un grupo de jóvenes fieles de la diócesis de San Rafael, firmado por Tobías, que nos parece relevante publicar ya que, sin duda alguna, enriquecerá la carpeta romana en el que se custodia todo el recorrido de Mons. Taussig acelerando, de esa manera, su promoción a la tal anhelada sede.


Estimado Wanderer:
Con algunos amigos estuvimos hablando anoche sobre los últimos artículos que publicó en su blog sobre el papa Francisco y nos decidimos a escribirle porque queremos comentarle las sorprendentes coincidencias que encontramos entre los actos del Sumo Pontífice con nuestro querido obispo, Mons. Eduardo Taussig. En especial nos llamó la atención la inclinación que vemos en ambos jerarcas a “no juzgar” sino a “castigar” directamente, por no decir, a pegarle una patada en el c…. a la pobre víctima, muchas veces sin decir “agua va”.
Aquí le detallamos algunos casos:
1. Hay un sacerdote en la diócesis a quien los fieles de todas las parroquias donde se desempeñó han siempre querido mucho. Hace unos veinte años que fue ordenado y posee una clara vocación intelectual. Dio algunas clases en el seminario diocesano pero, más allá de eso, siempre tuvo tareas pastorales. En numerosas ocasiones le pidió al obispo que lo enviara a Roma a estudiar y siempre la respuesta fue negativa. Finalmente, el año pasado comenzó una carrera universitaria en la misma ciudad de San Rafael. Sin embargo, a principio de este año, Mons. Taussig le anunció que en este mes de julio viajaría a Roma a realizar sus deseados estudios. En este sentido, se compró el pasaje aéreo, se consiguió beca para un curso previo de italiano, beca para sus estudios y parroquia donde vivir en la Ciudad Eterna. Pero algo ocurrió. Este padre, que de cobarde no tiene nada, tuvo la osadía de firmar una carta en la que se le pedía al Nuncio Apostólico que intercediera antes Mons. Taussig a fin de que levantara la amenaza de excomunión hacia el Dr. Antonio Capponneto, situación que usted ya ha comentado en su blog. Este hecho provocó que nuestro obispo llamara el 30 de mayo pasado al sacerdote y entablaran el siguiente diálogo:
Obispo: Primero, una pregunta ¿vos firmaste la carta al Nuncio… es auténtica la firma?
Padre: Sí.
Obispo: Lamento comunicarte que se me ha caído la posibilidad de ayudarte en tu viaje a Roma.
Padre: ¿Y cuál sería la causa… es una represalia?
Obispo: Las causas las conversaremos luego ¿Vos tenías ya el pasaje sacado?
Padre: Sí. Lo sacó el P.*
Obispo: Bueno, veremos si podemos recuperar algo del dinero. No sé si tenías otro tema…
Padre: La verdad que no… pero en vista de lo que me plantea, quiero recordarle que en algún
momento le planteé la posibilidad de un año sabático.
Obispo: Bueno, lo tendré en cuenta para el 2015.
Este diálogo fue escrito por el mismo sacerdote y enviado en una carta a varios de sus amigos y se lo pasamos con permiso del autor.
2. Hace un par de años se organizó en nuestra ciudad de San Rafael una marcha de gays y demás especímenes cuyo recorrido pasaba frente a la catedral. Frente al templo nos juntamos unos 300 hombres a fin de defenderlo de posibles agresiones. La orden que nos llegó del obispo fue que entráramos en la iglesia y nos dedicáramos a rezar mientras pasaba la marcha. Por supuesto, no hicimos caso y permanecimos afuera del templo. Dos de los líderes del desacato fueron dos jóvenes amigos nuestros que, además, tuvieron la osadía de asistir a la charla que el Prof. Caponnetto dio hace algunas semanas en la ciudad de Gral. Alvear. Ellos se desempeñaban como preceptores de un colegio católico de San Rafael. Pues bien, ya recibieron la patada de misericordia por parte de nuestro obispo: fueron expulsados de su puesto laboral a fines del mes de junio, a través del representante legal, un exsacerdote del IVE, sin que mediara razón alguna.
3) Y no contento con eso, el canciller de la diócesis emitió un comunicado en el que advierte que el grupo juvenil denominado “Guardia de Cristo Rey”, cuyos dirigente son los dos amigos que le mencionamos anteriormente –y cuyos nombres completos aparecen en el comunicado de prensa-, no pertenece a la Iglesia católica y, por tanto, no puede ser denominado “católico” ni organizar ningún tipo de actividad que tenga que ver con la doctrina de nuestra iglesia. Como autoridad, se cita el Código de Derecho Canónico y la Gaudium et Spes.
4) Usted publicó ayer en su blog el caso del cura de Novara que fue reprendido públicamente por su obispo y por un cardenal “ventrílocuo” del Papa porque dijo que no se puede dar la comunión a los divorciados vueltos a casar ya que han pecado y no están arrepentidos ni tienen propósito de enmienda. En nuestra diócesis ocurrió algo similar aunque no fue hecho público. Resulta que una señora muy acomedida fue a ver a Mons. Taussig para comentarle su malestar debido a que un sacerdote había dicho en la homilía que “fuera de la Iglesia no hay salvación”. ¡Qué escándalo! La respuesta del obispo fue: “Y qué quiere que le haga, señora… ¡con los sacerdotes que tengo!”.
5) Le comentamos también que la relación que tiene Mons. Taussig con su clero está totalmente deteriorada. Por ejemplo, luego de la última misa crismal, había invitado a sus sacerdotes a una cena para la cual había contratado un cuidado servicio de catering. No se quedó ningún cura, a no ser los dos o tres chupamedias de siempre. Tuvo que invitar a los seminaristas para que no se notara tanto el papelón de las mesas vacías. Lo mismo pasa en las reuniones de clero: no va nadie.
6) Finalmente, le comentamos lo que sucedió algunos días antes de la ordenación diaconal prevista desde hacía meses, para el 19 de marzo de este año. Se reunió con los seminaristas que iban a ser ordenados y les dio a conocer los siguientes requisitos para acceder a la imposición de manos:
a) Dejar de usar la sotana: al resonderle los seminaritas que tenían derecho a usarla por el Código de Derecho Canónico, les contestó: “Yo tengo derecho a no ordenar”.
b) Debían estar dispuestos a celebrar Misa caristmática porque hay que ser “inclusivos” con los que viven esa liturgia y no puede ser que sólo el “Padre Pancho” (el que está en la catedral) la celebre pues se está poniendo viejo y otros curas deben acceder a ello para la gente.
c) Que permitan instrumentos como la guitarra y otros similares en la Misa.
Los seminaristas, valientes, le dijeron que no. Él insistía diciendo que, en estos temas como en otros debían, “dejarse guiar por mi prudencia” (sic), y obedecerle en todo, inclusive en lo opinable. (A nosotros nos habían explicado que la prudencia consiste en un juicio personal acerca de una situación concreta que no puede ser transferido. ¿Puede alguien confiarse en la prudencia de otro? ¿Es que la obediencia llega a los límites que exige y plantea Mons. Taussig?)
Frente a la negativa de los seminaristas a aceptar semejantes imposiciones, decidió cancelar la ordenación. Los pobres se quedaron con las estampitas impresas. Finalmente, parece que la situación de frialdad y vacío de su clero ejerció cierta preseión, y los seminaristas fueron ordenados el pasado 28 de junio.

En fin, esto es todo. Se imaginará usted lo felices que estamos con que nuestro obispo siga tan de cerca al papa Francisco.
Tobías y amigos

40 comentarios:

Anónimo dijo...

El libelo no beneficia a la causa.

Pretender que un obispo ha supeditado la administración de un Sacramento a aspectos tan secundarios como la sotana o la misa pentecostal me parece de una extraordinaria gravedad. Un gravísimo atentado del tal Tausig contra su ministerio episcopal. Algo que, de ser verdad, tendría que haber sido denunciado ipso facto a quien corresponda en Roma, escuche o no escuche el obispo de allá.

Y quiero que se me entienda: no creo que la sotana o la misa de los pentecostales sean asuntos menores, pero sí que no son elementos intrínsecos que hagan al candidato apto o no apto para recibir el Sacramento. Son menores en este sentido.

Repito: el libelo no beneficia a la causa.

Y por otro lado en lo que respecta a la llamada a la obediencia por parte del obispo, aquí tiene toda la razón. Los curas diocesanos deben obedecer en lo concreto aunque la ley general y objetiva de la Iglesia les ampare en el ejercicio de una libertad más amplia. En todo caso tendrán que arreglar cómo desasirse de la obediencia concreta. Mala excusa sería decir "obedezco al código de derecho canónico pero desobedezco a mi obispo".

Tulkas

Matias Eduardo Gramuglia dijo...

Castellani distingue siete grados en el fariseísmo:

1°- para no entregar el corazón a Dios, el fariseo reduce la religión a pura exterioridad.
2°- la religión se vuelve rutina y oficio.
3°- la religión se vuelve negocio o "granjería".
4°- la religión se vuelve poder o influencia, medio de dominar al prójimo.
5°- aborrecer al hombre religioso.
6°- perseguirlo.
7°- el sacrilegio: darle muerte con la persuasión de hacer algo agradable a Dios.

Dummy dijo...

Paradigmático caso de divorcio entre un pastor y el olor de sus ovejas.

Married Dummy.

SP5 dijo...

Tiene facha de prontuario.

Wanderer dijo...

Don Tulkas, no queda muy claro a qué libelo y a qué causa se refiere.

Anónimo dijo...

Pues el libelo es el punto 6 de Tobías.

Y la causa es la del ministerio sacerdotal.

Tulkas.

Anónimo dijo...

Wanderer:
Si lo que dice Tobías es todo verdad, es realmente lamentable.

Pero, a mí, me parece mucho más "lamentable", mucho más de "poco hombre" que ese sacerdote y esos diáconos hayan contado sus "novelas" a estos jóvenes.
En todo caso, recurrir a los canales que la Iglesia ofrece.

Pero buscar consuelo en los grupos de jóvenes para los propios enfrentamientos con el obispo me parecen conductas infantiles.

Bendiciones!

Anónimo dijo...



Pienso que Tobías es uno de estos numerosos jovenes de San Rafael , que hacen ADORACIÓN PERPETUA en algunas de las varias capillas que hay en la Diocesis de San Rafael , y que ahi encuentra inspiración del ESPIRITU SANTO ..

P...S...

Anónimo dijo...

Pregunto nomás. ¿Todos los etcheverryboneistas son asi? Saludos. Juan

Anónimo dijo...

A anónimo de las 18:52. ¿Y si yo le dijera que se han usado los canales que la Iglesia ofrece y no pasa nada? ¿Qué hacemos: cruzar los brazos y dejar que se siga haciendo daño en nombre de la Iglesia?

Anónimo dijo...

Tausig siempre practicó alpinismo eclesiástico... llegará lejos... aprovechen los sillones para esperar... no mucho...

Wanderer dijo...

Sr. DGC, por favor escríbame a gibelino1@gmail.com

Jerónimo dijo...

Coincido con el impartidor de bendiciones: me parece que hacerlo público no fue nada bueno. Sobre todo lo del cura, los seminaristas capaz son medio chiquilines.
En fin, lo digo con el diario del lunes bajo el brazo, qué se yo.
Saludos.

http://arbolyespada.blogspot.com.ar/ dijo...

Sr. Anónimo del 23 de julio, 18: 52 (valga lo mismo para Jerónimo, 23 de julio de 2014, 22: 59… ya que coincide)
La insensatez de su comentario me eximiría de responderle. Sin embargo, dejar sin respuesta su insulto sí sería de “poco hombre”. Por tanto, lo invito a leer el texto que pobliqué en mi blog http://arbolyespada.blogspot.com.ar/ Si luego de hacerlo le quedan dudas, sírvase escribirme a mi correo personal: la misma identidad en Hotmail. Aclaro que el inciso “se lo pasamos con permiso del autor” de Tobías es incorrecto: está en el ciberespacio y lo toma el que quiere…

Anónimo dijo...

Soy sacerdote y no pertenezco a la diócesis de San Rafael. Aclarado este punto, me permito una reflexión con respecto al comentario del Anónimo de las 18:52 y de Jerónimo: es probable, no lo sé con certeza, que ustedes tengan razón y que ese sacerdote no debería haber comentado su situación con lo laicos, pero llamo la atención acerca de las circunstancias concretas de lo que parece haber sido el caso y que, como enseña Sto. Tomás inciden en la valoración moral de los actos. Y esto lo digo por experiencia personal.
Muchas veces los sacerdotes somos enviados solos a vivir en parroquias rurales donde esa soledad se experimenta muy fuertemente. No me quejo, porque esa posibilidad está implícita en nuestra elección. Pero también está implícito que nuestro obispo sea nuestro padre y pastor y no un patrón de estancia solamente preocupado por ascender en la jerarquía eclesiástica. No sé si ese es elcaso de mons. Taussig, a quien no conozco, pero no me extrañaría porque es el caso de muchos prelados argentinos a quienes sí conozco.
¿Qué debe hacer un sacerdote cuando se siente usado, manoseado y hasta burlado por quien debiera ser su padre? ¿O cuando le tira abajo las honesta expectativas que él mismo había propiciado por una represalia? No tenemos mucho por hacer. No hay modos de revertir la situación y, si lo hubiera a nivel canónico, sería peor el remedio que la enfermedad, porque al año siguiente ese sacerdote sería enviado a la peor capilla por su obispo y arrumbado allí durante años.
La solución que queda, para sobrevivir, es hablar del tema con los buenos amigos que, muchas veces, son los laicos. ¿Qué hay de malo en eso? No se está dando a conocer un secreto de confesión. El sacerdote al que se refiere el post, lo único que hizo fue explicarle a sus amigos por qué su viaje a Roma fue cancelado. Dijo la verdad. Solamente eso, por más triste que esta sea.
Padre J.R.

Descendencia de Ioreth dijo...

"a mí, me parece mucho más "lamentable", mucho más de "poco hombre" que ese sacerdote y esos diáconos hayan contado sus "novelas" a estos jóvenes"

Claro, es sabido que los sacerdotes no deben comentar nada con nadie ni tener amigos, so pena de que sean acusados de tener amistades particulares y no dedicarse a la comunidad!

Anónimo,23 de julio de 2014, 18:52 ¡andá a defender a Gardel!

Anónimo dijo...

Aplausos (empáticos) al Padre J.R. y ejemplifico: Es lo mismo que el egresado honesto de oficial de Policía que le dan su primer destino en una comisaría. Ve todas las matufias, ve la reca que juntan, ve todo, bah, para que explayarnos. ¿Alguien en su sano juicio le aconsejaría que haga la denuncia a los superiores?.
Hay algunos que lo hicieron, googleen y vean lo que les pasó.
Un poquito de prudencia, no viene mal.
La denuncia anónima, camina.

Vladimir

Anónimo dijo...

Vox clamantis in deserto dixit:
No se si me equivoco. Tengo la impresión que los obispos de antes eran personas mas respetables humanamente.
Incluso arriesgo asumir una hipótesis que le escuché a un cura que respeto mucho: cuando intervenía la política (la terna del Senado) los candidatos eran mejores. Porque miraban con ojos humanos, ponían la atención en sacerdotes destacados (por su cultura, su aceptación en la feligresía, su capacidad de iniciativa, de gobierno). Además concertaban con los obispos ya existentes. De manera que actuaba la clerecía y el laicado.- Ahora es una reproducción cariocinética de los clérigos , que promueven a sus allegados, obsecuentes o afines espirituales.
Por querer hacer mejor las cosas, sacando la ingerencia de los políticos, se sacó a los laicos y quedó todo intramuros de la clerigalla. Ya no hay contrapesos.
Esta consideración se la escuché a un cura argentino muy sensato y me parece atendible.

Tobías y sus amigos dijo...

Wanderer, aclaramos que cuando dijimos que el diálogo fue reproducido en la carta que le enviamos con permiso del autor, nos referíamos a que el mismo estaba detallado en una larga carta que este ejemplar sacerdote envió por mail a muchos de sus amigos y que se re envió a muchas personas más, haciéndose de ese modo público. El mismo Mons. Taussig conocía hace tiempo esa carta.

Anónimo dijo...

Anonimo de las 18:52 del 23 de Julio
Sos un reverendo pelotudo.
Si no apoyamos a curas y seminaristas de buena linea ,de todas las formas posibles estamos al horno.
Ya lo dije en otro blog: cuando haya una manifestacion de aborteros y/o maricas e invertidos,hay que tirarles con el obispo del lugar (si es que este no se juega por la Verdad),y que si es tan guapo para castigar sin piedad a la gente de su rebaño,que se arregle con los "quien soy yo para juzgar".

Pascuso Atenagoras Suarez

Anónimo dijo...

Ya tiene pancita y sonrisa a lo Boudou como para que lo asciendan un escalón más en la trepadera. de mi parte, denle nomás pum ... para arriba !!!
M.H.

Anónimo dijo...

Permítanme poner una mica salis en estos comentarios. El little bishop Taussig no es lo peor del episcopado argentino. Más aún, les diría que puede pelear entre los diez mejores puestos. Si ustedes ven la tónica media de la CEA, para llorar y ponerse a resguardo.
Si los conoceré !!!!

Anónimo dijo...

Sr. Pascuso Atenágoras ¿podría ud. creer que los problemas graves en la diócesis en cuestión empezaron justamente con ocasión de la Marcha del orgullo gay?

Anónimo dijo...

Hace varios años atrás cuando prestaba servicio en la Fuerza Aerea, ante una injusticia manifiesta y teniendo a la mano al chofer de un briga le pasé la data y éste se la pasó al brigadier que se desayunó del caso armando tal revuelo que la cuestón se solucionó sin más trámite a favor de quienes sufrian la injusticia. A veces se hace necesario buscar otros carriles cuando los establecidos no escuchan o no les interesa.

Anónimo dijo...




Una pregunta general...


¿..Que Diocesis , en Argentina es mejor , para un católico ( misas diarias , sacramentos , adoraciónes , a.c. etcétera ....) , que la de SAN RAFAEL ...?



Anónimo dijo...

Buenos días
Soy el Anonimo de las 18:52

Quizá me excedí en decir "es mucho más lamentable", y debí decir "es también muy lamentable".

Yo quiero que ustedes me pongan un ejemplo de algún santo de la Iglesia católica que, teniendo algún conflicto con su obispo, o diferencias, o persecuciones, haya hecho una carta y la haya enviado a sus contactos, y luego haya publicado eso en alguna revistita. Creo que el padre Pío no obró así, creo que Don Bosco tampoco, ni san Ignacio de Loyola.

También encontramos en la historia de la Iglesia algunos santos a quienes se les negaba injustamente la ordenación. Ninguno de ellos -que yo sepa- hizo pública la situación, buscando hacer "lobby" a su favor.

Creo que lo de los sacerdotes y lo de los seminaristas -y lo de Tobías- es, cuanto menos, desleal, no sólo con el obispo, sino con ellos mismos.

Wanderer dijo...

Anónimo de las 18:52 y de las 9:32: Me temo que se ha metido usted en un lío. Yo puedo darle rápidamente y apenas leído y moderado su mensaje una larga lista de santos que zanjaron las diferencias con sus obispos no solamente contándosela a sus amigos, sino publicándolas desde el púlpito o escribiendo tratados y cartas públicas.
Por ejemplo, el caso de San Cirilo de Jerusalén y su larguísimo conflicto con su metropolitano Acacio de Cesarea. O San Gregorio Nacianceno cuya pelea con su obispo y amigo de la infancia, San Basilio, le valió la enemistad de por vida, por no hacer mención al discurso que pronunció al renunciar como arzobispo de Constantinopla por diferencias con los prelados que asistían al Concilio Ecuménico que tenía lugar en esa sede imperial. U Orígenes (si Juan XXIII y Escivá de Balaguer son santos, con mayor razón lo es el gran alejandrino) y sus terribles peleas con su obispo Demetrio.
En la Edad Media, puedo mencionarle a Godescalco de Orbais, autor de uno de los primeros tratados sobre la eucaristía, y su pelea pública con el déspota de Hincmaro de Reims, su obispo. O bien, a San Casimiro de Polonia y sus problemas públicos con el obispo Juan Vités de Esztergom. Y se vamos un siglo después, encontramos a Santa Teresa y San Juan de la Cruz, que vivían de alboroto en alboroto con obispos e inquisidores, y que tan públicos eran que participaban de los mismos también los laicos. O San Juan de Ávila, sus problemas con los obispos y de los cuales tuvo que defenderse en los tribunales de la Inquisición, en cuyos calabozos estuvo prisionero.
Para no hacerlo más largo, simplemente le menciono a los sacerdotes, canonizados o no, que se enfrentaron abiertamente a sus obispos durante los años posteriores a la Revolución Francesas o, en el caso de España, durante las décadas del liberlismo decimonónico.
Usted bien dice que "cree" que tal o cual santo no obró así. En estos casos, usted no debería "creer" sino que debería "saber", y para eso es necesario estudiar.

Anónimo dijo...

Soy nuevamente el anónimo de las 18:52

Gracias Wanderer por su respuesta. Sin duda, debo leer más, intentaré hacerlo.

No conocía esa larga lista que usted me menciona. Sí he leído algunas buenas biografías de Santa Teresa y San Juan de la Cruz, pero no recuerdo que hayan sido ellos los que difundieron sus enfrentamientos, sino, justamente, las autoridades eclesiales.

Ahora, dígame con toda sinceridad, ¿a usted le parece de igual calibre la defensa de la ortodoxia o la reforma de la vida religiosa que el motivo de la diferencia que el sacerdote -porque sin duda fue él- hizo público? A mí me parece que hay una gran diferencia.

Muchas gracias por la gentileza al contestar.

arbolyespada dijo...

Sr. Anónimo Bendecidor (y todos los que se identifiquen con él). Dice la S. Escritura: “No reprendas al arrogante, porque te aborrecerá; reprende al sabio, y te amará (Proverbios 9, 8)”. Según el precepto divino, yo no debería responderle. Pero lo haré por segunda y última vez: un poco, por Ud., como un llamado a la cordura; un poco por mí; y sobre todo por el honor de los otros a los cuales «piadosamente» también acusa de “poco hombre”, “conductas infantiles” y deslealtad ¿Y es Ud. alguien varonil, maduro y leal, maquillando insultos y acusaciones bajo apariencia de piedad con desvaídas referencias a los santos, a los cuales por lo visto no conoce…? Dije que su proceder era una insensatez. Ahora digo lo que es: una villanía. Por, lo visto antes de volver a comentar no se ha tomado Ud. el trabajo de leer mi carta, y sigue perdido en ese ambiente gaseoso de las meras impresiones e inconsistentes alusiones: “creo…”, “me parece…”. No me referiré a los ejemplos de los santos, ya que sería largo y por lo visto no está Ud. acostumbrado a fatigar su mente (mientras redacto esta respuesta leo la del Wanderer con la referencia de santos: se la agradezco, y me admiro una vez más de la tozudez de Ud: “sí, bueno; tiene razón… pero ¿no le parece…? Porque a mí me parece…” ¡Así no se puede! Vaya, le doy permiso para que deje el teclado y siga viendo Los Simpson. Pero antes, le aconsejo solamente que reflexione un poco sobre la carta de san Pablo a los Gálatas, la cual no es un post, así como la Biblia no es “una revistita”. Allí la figura del apóstol san Pedro no queda muy bien pintada. Seguramente Ud. no hará nada de lo que se le aconseja y seguirá diciendo “lo que le parece…”. ¡Basta! Es Ud. impermeable a todo razonamiento. Me resisto a seguir perdiendo tiempo con alguien de tanta hombría y lealtad que valientemente, desde el anonimato de un teclado, sigue recriminando a quienes soportan injusticias que él no padece. Y a todos los que, de uno u otro modo se han mostrado solidarios, les agradezco: eso sí son bendiciones.

Anónimo dijo...

Dejémonos de pelear, si está bien o no hacer público los apreites del Obispo.
Lo importante son los APRIETES y GARROTAZOS que el Obispo propina a los que se paran frente a las Catedrales (San Rafael y San Juan) para defenderlas de las hordas de pervertidos, invertidos, etc.
En el mismo Colegio que expulsaron a los preceptores, el Obispo hizo cerrar un Centro Tutorial Universitario, dependiente de la Universidad FASTA porque sus dos responsables asistieron e invitaron a las charlas del Dr. Caponnetto.
De esa manera expulsó a los dos responsables, usando el ardid del cierre del Centro Tutorial, para no tener que pagar las indemnizaciones correspondientes.

Wanderer dijo...

Estimado Anónimo de las 18:52: le respondo con dos argumentos.
El primero lo baso en una referencia analógica a uno de los más brillantes sermones de Newman, dedicado a la Providencia, en el que dice que la presencia de Dios y su providencia sobre nuestras vidas y sobre la vida de la Iglesia no puede ser juzgada en el presente sino en el pasado. En nuestro caso, la ortodoxia de San Cirilo y la conveniencia de la reforma planteada por Santa Teresa, por ejemplo, podemos juzgarlas nosotros después de muchos siglos. Para a sus contemporáneos no era tan fácil hacerlo: en un caso, el enfrentamiento era contra el titular de una de las sedes metropolitanas más importantes del mundo cristiano,. Cesarea, y en el otro, Teresa se enfrentaba contra los calzados, contra la mayor parte de los obispos españoles y contra la Inquisición. Para cualquier hijo de vecino de la época, no le resultaba fácil saber quién tenía la razón. Lo mismo debemos decir, me parece, en el caso sanrafaelino.
Pero más importante todavía, creo que la cuestión del viaje cancelado al padre Árbol y Espada es anecdótico. Lo que se está juzgando aquí es la actitud de un obispo que trata desaprensivamente a sus sacerdotes, los mandonea, los frustra y los persigue. Y que con los laicos que nos le caen bien, actúa del mismo modo, moviendo influencias, por ejemplo, a fin de que sus paniaguados los dejen sin trabajos, los expongan públicamente a la crítica y al escarnio puesto que proclama a través de su canciller que el grupo que dirigen no pertenece a la Iglesia católica, etc.
¿Usted cree que esas son actitudes propias de un obispo, de un pastor del rebaño, de un padre de las almas? Es verdad que es lo que habitualmente sucede con el episcopado argentino, pero eso no significa que sea lo que debería ser. Santo Tomás advierte que los obispos, para ser tales, deberían encontrarse en el grado más alto de la perfección cristiana, lo que implica poseer las virtudes en grado sumo. ¡Qué lejos estamos de eso!

Don Diego dijo...

Al Juan (23 de julio 20:23) que pregunta si todos los curas echeverryboneístas son así, le contesto que mi experiencia me indica que no son todos así: conozco desde hace años a un muy buen cura de ese origen, muy ortodoxo y para nada trepador. No puedo hablar del resto de los curas de ahí, ya que no los conozco.

Anónimo dijo...

A propósito de la última referencia a los echeverryboneistas según alguna vez escuché, aunque Mons. Taussig llegó a San Rafael con la "chapa" de ser discípulo de Echeverry Boneo, pareciera que venía peleado o al menos distanciado del grupo. Sería interesante si alguien conoce esto y puede apuntar las razones

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

En la zona de San Martín y Zárate apareció la nueva congegacion religiosa que viste de habito largo color claro y que se llaman entre ellos "sharmuta". Son jovenes que en su comunidad practican una llamativa intimidad entre ellos. Muy ajena a la virilidad de muchachos veinteañeros. Se ríen de que no hacen nada ilegal ni perjudican a terceros. Lo suyo es una manera cariñosa de vivir la fraternidad en comunidad por votos voluntarios. Se muestran alegres y simpáticos, por eso atraen jóvenes y las señoras mayores los apoyan.

Anónimo dijo...

Buenas tardes!
Soy el Estimado Anónimo de las 18:52 o "impartidor de bendiciones, como prefieran".

Sr. Wanderer, si ud. se rigiera de manera habitual por el primer argumento que da, dejaría este blog, ya que "que la presencia de Dios y su providencia sobre nuestras vidas y sobre la vida de la Iglesia no puede ser juzgada en el presente sino en el pasado".

Pero le agadezco igual por su paciencia en responderme.

Padre Arbol y espada, había leído sus artículos y me habían parecido muy buenos. Cuando comenté, no sabía que era usted el sacerdote a quien el obispo retiró el apoyo para estudiar. Le pido disculpas, en razón del aprecio que me granjearons us anteriores post.

No obstante, sólo quiero decir una cosa más.
También soy sacerdote -no tan docto como debiera, seguramente-. Y, como todos los sacerdotes -excepto los chupamedias, que existen en todos lados- he sufrido desaires e injusticias de parte de las autoridades eclesiásticas.
Pues bien. Considero que reproducir una conversación privada con el obispo y enviarla a varios de sus amigos no me parece leal.
Mucho más grave aún considero que ud . haya autorizado a sus amigos a pasarla a Wanderer. ¿Qué fin persigue? ¿En qué glorifica a Dios la difusión de las villanías de su obispo? ¿Qué bien representa para la Iglesia?
SI la primera carta pudo responder a la necesidad de desahogar su pena, el segundo hecho es deliberada difamación.

Muchos de los que leemos este gran blog de Wanderer -lo considero así, de verdad- somos sacerdotes. Y creo que nos debemos dar buen ejemplo entre nosotros.

Wanderer dijo...

Estimado Padre Anónimo de las 18:52 o "impartidor de bendiciones", le recuerdo que, como bien dijo Árbol y Espada en un comentario, él no autorizó a los jóvenes a reproducir el diálogo en un blog; lo que él dijo, según entiendo, fue que esa información estaba en en el espacio virtual y, por tanto, era pública.
Esto mismo fue corroborado por Tobías en otro comentario.

Anónimo dijo...

y volvemos al drama y quid de la cuestión argentina...discutir sobre los pecados personales de quien denuncia el mal generalizado y público, desatendiendo o desmereciendo qué hacer con dicho mal. Cuando nosotros hacemos el acto de justicia,sí, la prudencia y bondad en los medios, considero debe ser nuestra maxima preocupacion...
Cuando la labor es ajena, juzgar para aprender pero no perseguir al perseguido sino al perseguidor...con los medios que juzguemos buenos y rectos...

Tan difícil sres. argentinos????

Andres

Anónimo dijo...

Según un pajarito, puede haber una sorpresa. Mons. Taussig puede salir de San Rafael, pero no rumbo a un arzobispado, sino al obispado de 9 de Julio (Pcia de Bs As). El anzuelo y motivo expresado sería decir que así está más cerca de Bs As, pero en realidad anclado en una Diócesis rural menos importante que S. Rafael, aunque más tranquila. Si es cierto que el papa Francisco está mirando con otros ojos al IVE, después de la exclusión de Buela, y atendiendo a las obras misioneras que asumen, la cruzada de Taussig contra el IVE ahora le sería un punto en contra.

Anónimo dijo...



El comentario del

28 de julio de 2014, 0:00
se parece a un comentario de la Piqué......