viernes, 19 de diciembre de 2014

Carta a don Gabino

Querido don Gabino:
                          Fue en una de esas tertulias ociosas y profundas que salí prendido de una cristalina intuición. Intuición de una realidad sutil y delicada que, al intentar conceptualizarla, se opacaba más y más. Claro que eso me sucede, también, por querer comprender mucho sabiendo poco. Entonces hice lo que pude y le escribí estos versos alejandrinos que elogian la conciencia, la verdadera conciencia. Esa que es albergue de lo sagrado porque contiene la Palabra;  que es portadora del mensaje divino que se nos descubre secretamente en la preciosa interioridad del alma; y que es –en feliz expresión de San Buenaventura- como el heraldo de Dios. Newman –a quien dedico, por gratitud, este poema- se preguntó: “¿Cuál es la quía principal del alma (…) que nos fue otorgada a pesar de ese grave castigo que es nuestra ignorancia…? Es la luz de la conciencia.” ¿Cuál luz? “la verdadera Luz que ilumina a todo hombre que viene a este mundo” (Jn. 1, 9).  Por eso –y sólo por eso- es quía, testigo, juez y consejera de la vida.  ¡Claro!  Siempre y cuando le prestemos oídos y obediencia. Por eso el mismo cardenal nos decía: “Quédense tranquilos mis hermanos, que el mejor argumento, mejor que todos los libros del mundo (…), es aquel que nace de prestar cuidadosa atención a las enseñanzas del corazón, y la comparación entre lo que nos dicta la conciencia y los anuncios del Evangelio”.
                          Pero hay algo más. Resulta que cuando esa voz se escucha y se obedece, se nos inunda el alma de una curiosa nostalgia. Nos queda como un perfume de eternidad, nos volvemos añoranza (¿No fue Lewis el que dijo que “Toda mi vida, un éxtasis inalcanzable aleteaba apenas más allá del alcance de mi conciencia”?) Como si la fidelidad a esa recóndita enseñanza nos dejara en el alma una estela de Gloria, y nos diera la añadidura de gustar y buscar esa morada definitiva que, al mismo tiempo, empieza a insinuarse y presentirse… ¿No es así?                            Qué se yo. Son apenas balbuceos pobres que intentan presentar estos versos. Usted y los amigos sabrán darle cauce y propiedad a este meollo interesante. Y darán su veredicto sobre lo que sigue, por supuesto.                
                                                                                        El Poeta




Un brindis por la conciencia
        
                                                                                         A John H. Newman


Custodia de la noche, la tarde y la mañana,
amiga del silencio tan frágil y huidizo,
circunspecta en la sombra del grito antojadizo
por ajar su armonía de cúspide y campana.

Estrella solitaria, caudal por donde mana
el destino del hombre sin óbice ni hechizo.
Consejera invisible, transversal en el rizo
del tiempo. Te confieso por divina y humana.

Regidora suprema del hilván de la vida
que nos dejas el alma sutil y esclarecida,
anhelando destellos de otro mundo invisible.

Voz de Dios, yo persigo tu amorosa enseñanza
que acompasa mi marcha… Se me han vuelto añoranza
cristales y presagios del cielo inmarcesible.





14 comentarios:

Anónimo normando dijo...

¿Quién es el autor de esos alejandrinos? Son excelentes.

Bulgarov dijo...

Salud amigo poeta!

No puedo comentar, verdaderamente lo suyo me excede abismalmente.

Su poesía mistagógica nos sume ante lo inefable, un poquitito más allá de la conciencia, es el punto de contacto con Dios.

Le agradezco su generosidad al compartirla.

In Domino!

Pietro Garrone dijo...

Un caso raro, un Obispo que actúa en conciencia: http://rogeliolivieres.info/2014/12/porque-no-voy-a-la-ordenacion-del-nuevo-obispo/

Anónimo dijo...

Excelente Poeta! Un respiro en medio del caos! Siga escribiendo a don Gabino.

Anónimo dijo...

Hubiera dicho que eran suyos, Anonimo Normando...

Anónimo dijo...

Las últimas dos entradas sumamente poéticas. En prosa aquella, en verso ésta. Un respiro. Gracias.

Anónimo dijo...

Hermosa poesia, excelente palabras utilizadas como corresponde....Bulgarov.....excelente y hermosa palabra: inefable!!!
gracias

Anónimo dijo...

Wanderer, leído lo recomendado por Pietro Garrone concluyo que el caso merece comentario de su aguda pluma.

Atentamente

Anónimo dijo...

Excelente. De eso se trata la conciencia sobrenatural: nos sume en la nostalgia del Origen, de nuestro Hogar. No pasa lo mismo cuando se la reduce al fuero exclusivamente moral; allí se pierde la magia y el deseo... y, a veces, hasta la moral!

Anónimo dijo...

Che, supongo que el próximo post sobre el personaje debería titularse "Alzheimer espiritual". Hasta los títulos vienen ya facilitados desde Roma.
Saludos!

house.

Anónimo dijo...

Pedazo de soneto. Impresionante.
W.

Anónimo dijo...

Gracias fiel poeta!

Gracias por aclararnos, movido por el amor y anhelante de belleza, lo inexpresable.

Alguien por ahí decía, el corazón del poeta es como un cristal, todo lo que ve lo absorbe y luego lo entrega. Ve la luz interior de la de las cosas, la Belleza, y la manifiesta a los pobres mortales que lo rodean, sedientos de esa "Belleza que salva", al buen decir de Fiódor.

En estos tiempos, más que nunca, se hace urgente la aparición de luminosos poetas. Poetas católicos, donde la última palabra, siempre y por doquier, es la oración -en exquisita expresión de Charles Du Bos.

Esto da consuelo y esperanza. Por eso es tal mi gratitud, artista anónimo. Pues, sin hartar con mi comentario, el poeta es el puente privilegiado en estos tiempos oscuros y feos, notablemente feos.

Por tanto, no deje de iluminar este blog-vergel, con sus hermosos poemas que a uno lo alientan para seguir el camino escarpado al Paraíso. No deje, digo, por aquello de Gilson de que "la belleza es una trascendental olvidado", y no solo eso, sino que es un Nombre del Altísimo, el más radiante, el más tremendo.

Paletorum+

Anónimo dijo...

Wanderer, parece que los lectores del diario del establishment no están muy de acuerdo con este papa-natas...
Copio de La Nación:

Descarnada crítica del Papa a las "enfermedades" de la curia romana
En un discurso sin precedente y con varios toques de humor, Francisco enumeró los 15 males que en su opinión padece la burocracia que gobierna la Iglesia


12 comentarios

BuridanVive05:46 23/12/2014
Intelectualmente, a Bergoglio no le da el pinet. Y sus pronunciamientos morales tienen la teatralidad efectista de ciertos curas antiguos que se querían "hacer los tremendos" espantando a cuatro beatas. No digo que sea totalmente falso, pero hasta ahora no supera la demagogia standard de cualquier político argentino populista.
Barbarito05:13 23/12/2014
Che Bergogglio, Y de vos? Tu soberbia te hace distraerte con Argentina y recibir corruptos y sanguinarios con besos y abrazos en el Vaticano. Basta !

betogianni03:22 23/12/2014
Medice, cura teipsum!

ChDundas05:39 23/12/2014
@betogianni "Médico cúrate a ti mismo"........¡que bien aplicada la frase......!

daniel_de_dios03:17 23/12/2014
Que quede claro que si existe Dios, pero la religion es una porqueria y este personaje es la prueba que el hombre es mentiroso y traidor de lo unico que nos ha dejado Dios, la FÉ ...

BERNARDOGUI03:03 23/12/2014
Bergoglio se parece a los políticos argentinos: critica a la curia como si estuviera viendo el partido desde afuera, cuando resulta que ¡él mismo es el que maneja a la curia! Deja a Caruso Lombardi a la altura de un poroto.
Sofirmolo03:03 23/12/2014
sionista al servicio de la elite illuminati

BERNARDOGUI03:00 23/12/2014
La "descarnada crítica" de Bergoglio está hecha de generalidades vagas, como siempre. Critica sin comprometerse con nada. Es como cuando habla a favor de la "paz mundial", como una adolescente en un concurso de belleza: ¿quién puede estar en contra de la paz mundial? Qué fácil engrupen a la gilada ignorante.

salvadorfern02:55 23/12/2014
Extraordinario!..Este es Bergoglio, el cura argentino, orgullo de todo el mundo. Nadie es capaz de, con pocas palabras, claras y precisas, mas la dosis de humor necesaria, ser tan justo, acertado y correcto. Lo que dijo para la curia, sirve también para la presidenta de todos y todas. Con Francisco, la fe cristiana se renueva y fortalece. Gracias Santo Padre,con mi admiración y mis rezos por usted, le deseo una Feliz Nochebuena y Feliz Navidad.

ReHarta02:42 23/12/2014
Me llama la atención un Papa advirtiendo sobre los peligros de "divinizar a los jefes". Y siempre siempre me quedo con las ganas de algún comentario sobre porqué las mujeres no pueden ocupar cargos de poder en la Iglesia.

carlossaez03:20 23/12/2014
@ReHarta Hay mujeres, y no pocas, entre los Laicos que tienen mas poder que muchos Obispos, logrado por trabajo conducta y conducta de ser fiel al evangelio
ReHarta03:22 23/12/2014
@carlossaez @ReHarta Sí, de todos modos no se contrapone con lo que yo me pregunto, y seguramente usted también.

Anónimo dijo...

hola Don Guander

Compartiendo los elogios al poema y el fin de la Poesía, recuerdo que un conocido solía decir que a los pueblos no los ha movido nadie mas que los poetas pero, ay! del que no levante la poesía que promete frente a la poesía que destruye.

Cambiando de tema creo que el reto publico y sobreactuado a la Curia Romana merecería unos de sus atinados párrafos.

Les deseo a usted y a los habituales una Santa Navidad y que el Rey de la Gloria, en pañales y en los brazos de la Sma Virgen, les alcance su Bendición

Puestero del Oeste