lunes, 29 de diciembre de 2014

Medianoche a las 20

En Argentina, desde hace ya algunas décadas, la Misa de Medianoche o Misa de Gallo se celebra a las 20 hs. y, en algunas iglesias, a las 18 hs.  y la tendencia será, imagino, ir adelantándola cada vez más.
Si alguno le pregunta el motivo a los curitas que disponen estos horarios, aún a los neocones más derechosos, recibirá la siguiente respuesta: “La gente tiene que ir a preparar el vitel tonné y a comérselo, porque la familia quiere estar reunida y no puede esperar hasta tan tarde. Si celebro la misa a medianoche, no viene nadie”.
Yo veo aquí dos errores bastante graves.
1. La idea que la Navidad es la fiesta de la familia y que, por tanto, todo –aún la liturgia- debe supeditarse a la reunión familiar.  Es la postura análoga a los fanáticos de los movimientos pro-vida, o el Greenpeace católico, que terminan reduciendo la religión a la lucha por la defensa de la vida. En el fondo, se trata de un complejo propio del neocon: como son incapaces, por el motivo que sea, de plantear una oposición frontal al mundo, negocian: “Esta bien. Abandonamos la lucha por una liturgia trascendente; no hablamos del dogma de la Trinidad ni de la presencia real, pero no transigiremos en la defensa de la vida. ¡Eso nunca!”, se envalentonan. Y se quedan tranquilos. Y se convierten en cruzados capaces de ser arrastrados de los pelos frente a las clínicas abortistas, así como los activistas de Greenpeace son capaces de interponerse entre el arpón y las ballenas.
Con la Navidad pasa lo mismo. “Está bien –dicen consciente o inconscientemente-, dejaremos de insistir en el carácter cristiano de la Navidad, en la Encarnación de la Segunda Persona de la Trinidad y en la necesidad de la Redención. ¡Pero no nos quitarán la defensa de la familia, del amor y de la armonía!”. Y así no solamente se conforman sino que se convencen de que son los defensores de las últimas fronteras de la civilización cristiana. Y del otro lado de la frontera, el mundo se les mata de risa porque logró lo que quería: descristianizar a Cristo.
2. El segundo error es más grosero. Los curas saben que tendrán poco público si celebran la misa a la Medianoche y por eso la adelatan. La pregunta es: ¿no será que la adelantan para tener misas colmadas? En el fondo, ¿qué es lo importante para el señor cura: celebrar el culto al Dios Sabaoth como Él lo manda o presidir una asamblea de hermanos que se reunen para festejar a Cristo que viene para hermanarnos a todos? En el fondo, son curitas que han orientado o priorizado su sacerdocio, y con él la liturgia, al servicio de los hombres y no al servicio de Dios.
No me parece mal festejar la Navidad en familia. Más aún, en ocasiones será una decisión prudencial no asistir a la Misa de medianoche para poder reunirse con los suyos. Pero nadie está obligado a asistir a esa misa. Puede asistir a misa el día siguiente. Me parece mal supeditar el misterio litúrgico a las necesidades sociales.

Frente a esta lamentable realidad, se alza la liturgia de ayer: Dum medium silentium tenerent omnia, et nox in suo cursu medium iter haberet, omnipotens Sermo tuus, Domine, de coelis a regalibus sedibus venit. “En medio del silencio que poseía a todas las cosas, y mientras las noche estaba en medio de su curso, tu Verbo omnipotente, Señor, descendió del cielo desde su sede real”, dice el introito.
La imagen que describe el texto de la Sabiduría en tan pocas palabras es imponente: un mundo en silecio, en medio de las tinieblas de la noche, recibe en un secreto solamente revelado a un grupo de pastores, al mismo Hijo de Dios y Eterno Demiurgo, hecho hombre en el seno de una virgen judía.
Y San Pablo, en la epístola, explica aún más: Ita et nos, cum essemus parvuli, sub elementis mundi eramus servientes. “Así nosotros, cuando éramos niños, estábamos como siervos de los elementos del mundo”. Es el mundo de la materia que, antes de la noche de Navidad, estaba totalmente sometido a los arcontes, esos ángeles a quienes en el principio se les confió el cuidado de la creación material y luego, abandonando las huestes divinas, se hicieron siervos de Lucifer.  El Verbo, con su encarnación, santifica no solamente al hombre sino a toda la creación caída, que lo espera “gimiendo con dolores de parto”, y la redime de esos poderes de los cuales yo no somos siervos.
Este es el misterio profundo de la Navidad. Bienvenida sea la ternura del pesebre, con burro y buey incluído, y bienvenido sea Papá Noel. Hasta puede ser bienvenido el vitel tonné, el turrón y los brindis con la familia unida, pero si nos olvidamos del misterio, no somos más que paganos anónimos. 

20 comentarios:

Antonius Veit dijo...

¿Si está bien llamar "Demiurgo" al Señor?

¿No es un Demiurgo una especie de creador secundario, que no crea ex nihilo, si no de materia preexistente?

Chestertoniano español dijo...

Aquí en España la misa del gallo suele ser a su hora... Eso si este año aún no escuche nada acerca de la Encarnación. Lo mismo el día de la Sagrada Familia, que si la familia esto, que si lo otro, pero de la Sagrada Familia pues son el ejemplo y el patrón de las familias y para de contar.

De Misa de Gallo de toda la vida dijo...

La Misa de las 20hs no pretende ser Misa de Medianoche ni de Gallo: es la Misa de vísperas de la Navidad. Es lícito y bueno para aquellos que por X motivos no pueden asistir al día siguiente. Así lo manda la Iglesia, que es Madre y Maestra.
Pero también hay Misa de Medianoche en otras parroquias, y esa sí es a las 00:00 hs. En San Isidro, por ejemplo, se celebra en Sta María de la Cruz y luego en el monasterio de las benedictinas en Victoria, con órgano, latín y gregoriano. Y no sé si en alguna otra parroquia más, pero alguna otra debe haber.
Todo lo demás que pone es especulación personal o chismerío de sacristía.

Anónimo dijo...

Es ansina mi amigo, más que la Misa de Gallo es la Misa de la Pavita. Con Waldorf o Rusa.

El Pulpero de la Recoleta

Wanderer dijo...

Antonius Veit: en algunas tradiciones filosóficas o sectas gnósticas el demiurgo es tal como usted dice. Sin embargo, en esta entrada usé el término tal como es usado por varios Padres de la Iglesia: el Verbo es el Demiurgo divino porque es a la Sergunda Persona a la que se le atribuye la Creación ex nihilo. En todo caso, lo único pre-existentes serían las Ideas divinas que, como afirma San Agustín, están en la mente del Logos.

Misa de Gallo: No es especulación ni chismerío. Probablemente, en la zona que usted menciona, la misa de 20 sea la Misa de la vigilia, lo cual estaría muy bien, y también lo está que los fieles asistan a ella. Pero en las zonas donde yo vivo, la misa que se celebra a las 20 es la Misa de Nochebuena. Y yo sé lo que le digo.

Anónimo dijo...

Wanderer,
también es cierto que hoy, en Buenos Aires y su conurbano, salir de Misa a la madrugada es una invitación al robo a mano armada seguido de muerte.

Anónimo dijo...

El error 1, poner la familia por sobre la Misa -y en definitiva por sobre Dios, lo mismo que el caso de los ProVida, que ponen la vida por sobre todo- creo que es una forma de idolatría. Pero es una idolatría absolutamente comprensible y humana. Pues el Catolicismo real -asumir que Dios es la Ley y el Bien y el Amor, y que no puedo cuestionar su voluntad sin alinearme automáticamente con Lucifer- es muy duro. El Catolicismo real es aquello de lo que fue capaz Abrahám: tomó al hijo de la Promesa y se encaminó -sin pestañar- hacia el monte Moriah. Porque pestañar hubiera significado que existía un Bien fuera de Dios. Pestañar hubiera significado hacerse una tabla propia del Bien y el Mal, como hizo Adán al comer el fruto prohibido. Pero Abrahám no pestañó. Y yo no me creo capaz de lo que fue capaz Abrahám. No me creo capaz de esa Fe. Y entiendo a aquellos que eligen un bien creado: la familia, la vida humana, y se hacen con él un idolito al que poder servir.

Anónimo dijo...

Con mi esposa comentabamos lo mismo acerca de la Misa de Gallo, usted ha expresado en términos exacto lo que pensábamos. Reconozco que nos dejamos llevar de las narices por el mundo y a veces podemos sacar la cabeza de la corriente y ver la realidad. Leer este blog logra ese poder respirar y evitar ahogarnos totalmente en esta inundación de apostasía. Felicitaciones por la entrada, esta reflexión que hoy publica, le aseguro que no cae en saco roto, y cierto muchas veces nos contentamos con la defensa de la vida y se nos escapa la VIDA ETERNA. Saludos y Feliz año. Alpiste_perdiste

Anónimo dijo...

Si se refiere al monasterio de Victoria, Entre Ríos, es de benedictinos, en Aldea María Luisa el monasterio es de benedictinas.

Anónimo dijo...

Es injusto el tono tan duro con los ProVida, comparándolos con Greenpeace. Hay una semejanza en cuanto a que defienden, ambos, bienes creados. Algunos, quizá, reducen ser católico a ir a clínicas antiabortistas. Puede ser. Pero la comparación es burlona e injusta. No es lo mismo un cachalote que en niño. El blog pretende ser inteligente, y lo es. Pero esa crítica no distingue lo suficiente.

Respecto de la Misa, ¿por qué los curas no celebran las Vísperas de Navidad en lugar de la Misa de Gallo, y así le permiten a los fieles cumplir con el precepto y con la ley de la Iglesia?

Saludos, Ahab.

Anónimo dijo...

En Nochebuena, ¿no se decían tres misas seguidas?

Wanderer dijo...

Estimado Ahab, usted tendría razón si yo "camparara" a los grupos Provida con Greenpeace. Pero yo no los comparo sino que los "analogo". Es por eso que en la entrada hablo de "postura análoga". Es como si usted me dijera que hablar de Dios ama y protege a sus hijos como una gallina a sus polluelos, sería irreverente porque se compara a Dios con un ave de corral.

Anónimo: así es. El día de Navidad tiene tres misas: la de Medianoche, la de la Aurora y la del Día. Pero si la de medianoche la celebran a las 20, supongo que la de la Aurora la celebrarán a las 10 de la mañana.

Blas dijo...

La excusa se mantiene bien Navidad, ahora ¿cuál es la excusa para la Misa de vigilia Pascual que también la hacen a las 8? En esa ocasión no hay ni familia ni vittel toné

Anónimo dijo...

W, le agradezco el post porque lo que Ud. ha expresado tan bien es una idea que la venía pensando hace unos días. Incluso en esos días me puse a releer "El Evangelio de Jesucristo" de Castellani y en la p. 351 aparece esta genial frase que viene como anillo al dedo con el post: "La herejía contemporánea, que consiste en una especie de naturalismo del dogma, no tiene inconveniente en celebrar la "Fiesta de la Familia" y en enternecerse ante el "niño divino"; con tal que sea divino como todos los otros niños son "divinos". El cristianismo debe estar atento: no es un niño como los otros niños".
Pablo Paz

Anónimo dijo...



Blas ...

...metiste la pata ..pues ...vigilia ..es ..vigilia ....

Anónimo dijo...




Nací hace 75 años en una pequeña ciudad del oeste de Francia , y me acuerdo muy bien las misas del Gallo . ( allá ..Messe de Minuit .)

La misa ( toda cantada ) empezaba a las 23h30 , para que la comunión tenga lugar después de las 0 hora , porque el ayuno eucarístico era desde esa hora , y NO una hora como actualmente ...
Y, durante la comunión , que duraba una hora , el celebrante rezaba , en voz baja , las misas de la Aurora , y la del Día de Navidad ...



Anónimo normando dijo...

Hay que blanquear la misa de pollo, para llegar finalmente a la de huevo.

Anónimo dijo...



Wanderer

Seguro que eso le puede gustar...Pero a lo major ya lo conoce ..


http://fr.wikipedia.org/wiki/Les_Trois_Messes_basses

Le deseo ..." Bonne Année , Bonne Santé et le Paradis a la fin de vos jours.. " ..

..como todavía decimos en mi familia ..



P...S...

Anónimo dijo...

A Ahab, la comparación de los provida con Greenpeace no es injusta, es exacta, los provida dejan en segundo lugar al Señor para ejercer su activismo. Se lo dice una que ha sido arrastrada por la policía delante del abortorio mayor de España , y que se ha pasado varios años a sus puertas. Lógicamente estos provida - que se llaman a sí mismo católicos- están en su inmensa mayoría felices con Bergoglio el Sumo Activista de la Falsedad.

Anónimo dijo...

Oh, maravilloso el cuento de las tres misas de Daudet. Pueden leerlo aquí.

Ilustra sobre algo que ya se ha dicho en este blog: no todo era ideal en la liturgia antes de Bugnini. Ya andaba por el mundo el P. Prisillas. «De tentación en tentación comienza por saltarse un versículo, luego dos. Luego, la epístola es demasiado larga y no la termina, roza apenas el Evangelio, pasa ante el credo sin entrar en él, se salta el padrenuestro, saluda de lejos el prefacio, y a saltos y brincos se precipita en la condenación eterna, seguido siempre por el infame Garrigú (¡vade retro, Satanás!) que lo secunda con maravillosa comprensión, le levanta la casulla, vuelve las hojas de dos en dos, maltrata los atriles, vuelca las vinajeras, y sacude sin cesar la campanilla, cada vez más fuerte, cada vez más ligero...»