lunes, 19 de enero de 2015

La cáscara de banana

El Santo Padre pisó una cáscara de banana y el resbalón le dejó varios moretones.
Todos nos quedamos pasmados. Tuvimos que esperar casi dos años pero, finalmente, el Obispo de Roma se animó a decir algo de una cierta incorrección política. Por primera vez en su pontificado, dijo lo que los medios del mundo no quería escuchar y, contrariamente a lo que esperaban, no se colgó un cartelito con la leyenda “Je suis Charlie”.
A tal punto llega la inanidad del discurso bergogliano que los católicos nos complacimos por una brevísima declaración que horas después debió ser aclarada por el vocero de la Santa Sede, no sea que se pensara que el Papa está en contra de los valores democráticos del mundo moderno. Por cierto, la declaración pontificia es más que mediocre. Su objeción fue un recurso a un argumento meramente humano (el insulto a la madre) cuando deberíamos haber esperado la mención a la blasfemia (el insulto a Dios). Pero a tanto, claro, no se atrevió.
¿Habrá sido que en ese momento el avión pontificio atravesaba una nube habitada por un ángel particularmente celoso del nombre divino que le dio un bofetón para que reaccionara? ¿Habrá sido que afloró, sin darse cuenta, los restos de su formación cristiana que en alguna zona de su alma aún debe estar arrumbada? ¿Habrá sido el cansancio acumulado en su viaje a Ceylán que le permitió visitar de incógnito un santuario budista pero que, en cambio, le impidió visitar a los obispos católicos de la isla? ¿Habrá sido un sigo de “hipercorrección política” destinada a congraciarse con los musulmanes?
¿Mi opinión? Se le escapó: estaba descontrolado, como pueden ver en este video.
El mundo salió a pegarle, y a pegarle duro. Algunos periodistas, incluso, pidieron su renuncia. En esta ocasión, no podemos estar más de acuerdo con ellos. Notable la reacción de su gran admirador, el filósofo Gianni Vattimo. Hace apenas dos meses había declarado, refiriéndose al pontificado de Francisco: “Estoy feliz. Francisco salvó a la Iglesia del suicidio al que la estaban empujando sus antecesores en base a la lectura literal de las Sagradas Escrituras y los dogmas”. Y un año antes, que Bergoglio era un papa “con estilo”. Pero el sábado pasado cambió de opinión. No es cuestión de andar poniendo en duda la literalidad del dogma de la libertad de prensa.
El texto de Vattimo hace agua por varios costados. Por ejemplo, afirma que “un Estado laico no se propone elaborar sus leyes sobre la base de un principio natural”. Sin embargo, tres párrafos más abajo considera que “el límite del respeto de la persona no puede ser otro que la dignidad de todas las personas, que es lo que las leyes deben garantizar". Ahora bien, ¿eso no es un principio “natural”? Claro que ni siquiera frente a los endebles razonamientos del filósofo del pensamiento débil puede erigirse el Papa Francisco, quien no podría fundar su prepoteada en un silogismo de tres juicios. Los teólogos de rodillas a quienes él sigue (Kasper, Bruno Forte, Tucho Fernández) han desmontado la filosofía tomista, la teología, la lógica aristotélica. Sólo quedan caprichos, doxa: “me parece que si insultan a tu madre le podés dar un puñetazo” “Pero si el insulto es al padre no”. “Sí, al padre no. Pero a la hermana sí”. “A la lora no”. “No, a la lora no, pero si insultan a la ecología o a la madre Tierra sí”. Es una pelea de enanos en el barro.
Las contradicciones del discurso pontificio son ya de tal modo flagrantes que rozan lo trágico. Hace pocos días, en un pequeño santuario mariano de la diócesis de Perugia, fue escandalosamente profanada la imagen de la Santísima Virgen que allí se venera. Mientras había fieles en oración, ingresaron cinco inmigrantes musulmanes, destrozaron la imagen a patadas y luego orinaron sobre ella. Mons. Paolo Giulietti, obispo de Perugia y devoto francisquista, salió presuroso a declarar: “No podemos atribuir este acto de vandalismo a un episodio de odio religioso. Es importante no alimentar la desconfianza mutua”. Cualquier cosa antes que levantar siquiera una sospecha sobre nuestros hermanos musulmanes. Es que no podía hacer otra cosa el prelado. El mismo Santo Padre nos ha enseñado hace poco que “los migrantes, por su propia humanidad y sus valores culturales, amplían el sentido de la fraternidad humana”. Es decir, cuantos más inmigrantes, mejor: más humanidad, más valores culturales, más fraternidad.
- ¿Qué hacemos, Santidad, con los musulmanes del ISIS que están degollando a los cristianos iraquíes y sirios?
- ¡La puerta siempre abierta para el diálogo! ¡Nunca cerrar una puerta! (Ver aquí la declaración)
- ¿Qué hacemos, Santidad, con los musulmanes que insultaron a nuestra madre, la Santísima Virgen, profanando su imagen?
- “Los que insultan a la madre deben esperar un puñetazo. Es normal. Es normal. No se puede provocar, no se puede insultar la fe de los demás, no se pude ridiculizar la fe”.
No está demás repetir la reflexión que hemos hecho en esta página más de una vez: resulta difícil de entender cómo una institución bimilenaria como la Iglesia, con toda su historia y experiencia, haya podido elegir para su cargo más alto a un personaje de tan manifiesta ineptitud. La culpa es de los cardenales… y de Benedicto XVI.

36 comentarios:

Benign_o dijo...

Los mártires iraquíes y sirios asesinados por el IS no importan porque no son Europeos.

Como tampoco importan los 600 nenes palestinos asesinados por los judíos con sus bombas el año pasado.

No importa porque a la Iglesia es cada vez mas parecida al mundo, somos cada vez menos, yo pensaba que éramos pocos, pero realmente somos nada.

Esos cardenales que eligieron a Pancho son lo que la Iglesia es, no podemos pedirle peras al olmo.

Choca la realidad, pero ya nos acostumbraremos.




Alfonso Richter dijo...

Y de quién(es) es culpa Bergoglio, no Francisco, Bergoglio cardenal???.

Para ser brutalmente honestos deberíamos seguir con la inducción.

Anónimo dijo...




Tenemos lo que merecemos ,... salvo demostrar que NO lo merecemos ......


Anónimo dijo...

Conejos:

http://www.lanacion.com.ar/1761373-el-papa-francisco-dice-que-los-catolicos-no-deben-tener-hijos-como-conejos

Anónimo dijo...

Te gobierna quien te mereces. Pario la coneja.

Anónimo dijo...

Lo de Bergoglio es corto: mordió la mano que le dió de comer.

Anónimo dijo...

A informarse mejor.
Al final, el mismo día de la visita sorpresa a los budistas, también hizo la visita -sorpresa también...- a los Obispos.

Ver el ultimo párrafo:

http://www.lanacion.com.ar/1760012-el-papa-francisco-visito-por-sorpresa-un-templo-budista-en-sri-lanka

Anónimo dijo...

Bueno, disiento respecto al blogger. El Papa Benedicto XVI no es culpable , sino víctima aquellos que tras ponerle millones de cáscaras de banana, han encumbrado a su niño mimado Bergoglio al lugar que no le corresponde.


Silvia L. de G.

Jorge Rodríguez dijo...

Yo no veo contradicción en Francisco, lo que dijo en relación a Charlie Hebdo esta de acuerdo son el mas estricto ecumenismo religioso que el propugna. Salió en defensa de todas las religiones verdaderas XD

Anónimo dijo...

Voy a hacer un off-topic. Se hace bastante incapié en los problemas graves con la liturgia a partir del VII. Pero me parece que no se le da la importancia necesaria a los problemas con la Biblia. Tal vez porque a los católicos ortodoxos, eso de leer mucho la biblia nos sigue pareciendo cosa de protestantes, no sé. El tema es que las introducciones a los libros, y las notas, de la enorme mayoría de las biblias católicas que están en el mercado, son sencillamente terribles. Y son todas biblias que gozan de las correspondientes licencias eclesiásticas. Yo particularmente me encuentro leyendo "La Biblia del Peregrino", del Padre Luis Alonso Schökel, en la edición de Agape. Pero el problema es común a casi todas (posible excepción: la Biblia de Navarra, del Opus); las introducciones y notas son terribles. Se asume como si tal cosa, que los autores de los libros de la Antigua Alianza no son quienes dicen ser, que mienten deliberadamente al narrar, que mienten al contar milagros, que mienten descaradamente al profetizar, narrando como futuros hechos pasados. Y este tipo de comentarios se hace de modo sistemático y rutinario (y se lo da como hecho demostrado). Que el propio Jesús diera por buenos a estos autores y libros de la Antigua Alianza, a Schökel lo tiene muy sin cuidado. Y por supuesto que hace lo mismo con el Nuevo Testamento, y con las mismísimas palabras de Cristo, diciendo muy sueltamente que determinados pasajes (los que no le gustan a él) fueron agregados después, por la "comunidad de (Marcos, Mateo, Lucas)", en el contexto de un enfrentamiento con la sinagoga, para dar prestigio a los argumentos de esa comunidad, etc.. O sea, quien compra hoy una Biblia católica y se atiene a sus notas y comentarios, llega a la conclusión de que se trata de la obra colectiva de un enorme y persistente grupo de estafadores y falsarios. Y eso es lo que firman como bueno los Obispos católicos. Partiendo de ahí, no hay mucho más que esperar. Están firmando, para el que lo quiera ver, que ellos han perdido la Fe. Que no tienen la Fe católica, y que no creen en absoluto en la historicidad y en la veracidad de la Revelación. Creen -en el mejor de los casos- que se trata de unos cuentitos muy fantasiosos, con una enseñanza moral rescatable y útil para construir una sociedad más justa aquí y ahora.
Y como frutilla del postre: cuando el pobre fiel católico, su Fe reducida a añicos por su Biblia católica, busca en internet algo que pruebe mínimamente la historicidad de alguno de los libros, resulta que encuentra muy abundante y sólida información que soporta esta historicidad y veracidad. Pero esta información es sóla -y exclusivamente- de origen evangélico. Ningún católico que se precie se va a rebajar a la grasada de demostrar la historicidad del libro de Isaías. El catolicismo parece, a efectos prácticos y salvo algún islote, no creer en la Biblia. O sea, ha serruchado la rama sobre la cual descansaba. Es probable que me falte sensibilidad mística. Pero a mi esto me parece -al menos- igual de grave que la destrucción de la liturgia.

Anónimo dijo...

El Papa reprende a una mujer que espera su octavo hijo y que tiene confianza en Dios. Pero llama a otra para decirle que puede comulgar en estado de pecado grave (y no me jodan, que si lo de la llamada no hubiera sido cierto, Lombardi lo habría desmentido).
Para que no digan que lo sacamos de contexto: http://www.news.va/it/news/papa-aereo-trascrizione-integrale-del-testo
¿Qué dirá Roberto Bosca al respecto?

Alfonso Richter dijo...

Pensaba si dejar un comentario sobre el affair "conejos", pero me contengo y solo lo cito sabiendo que en todo el mundo no se harán esperar aquellos cientos que lo hagan con profesionalidad.

Solo quiero agregar que a medida que pasa el tiempo se vuelve MUY difícil seguir considerando a este MEQUETREFE como papa.

Debe haber alguna solución teológica y canónica que contemple esto (antipapa?, usurpador?...) sin caer en el sedevacantismo.

Ahora voy por mis zanahorias responsables.

Aufwie.

Anónimo dijo...

Esto es el rayo que no cesa.Y no voy a hacer leña de Benedicto XVI porque, si fue culpable, ya lleva la penitencia.
Me resulta sorprendente que nadie le diga a Su Santidad que debería terminar el colegueo con los periodistas, que reciba las preguntas por escrito,las prepare con alguien que sepa y luego salga a contestar leyendo el papel. No se puede permitir improvisaciones porque está claro que es bastante lenguaraz.
Lo de los conejos es simplemente deplorable pero tiene algo de venganza poética porque ahora mismo Kiko, Carmen y el resto de la kikidad deben estar echando de menos al de las puntillitas.
En fin, oremus pro Pontifice nostro.

Dark Henry dijo...

Hipocresía al cubo de los fariseos modernos.
Parece que hay ciertas excepciones después de todo al dogma de la libertad de expresión. Asi nos informa el masón primer ministro francés Manuel Vals –sin ningún dejo de ironía:

And what are now the limits of free speech in France? Prime Minister Manuel Vals lists four. “There is a fundamental difference between the freedom to be impertinent and anti-Semitism, racism, glorification of terrorist acts, and Holocaust denial, all of which are crimes, that justice should punish with the most severity".
http://www.unz.com/pbuchanan/to-die-for-charlie-hebdo/

Está claro que los mahometanos cumplen el papel de azote de Dios a la perfección. Por algo existen. Tienen un importante rol que cumplir en el plan divino.

Anónimo dijo...



El Papa hablo de procreación responsable ,
nada nuevo .


Estamos todos de acuerdo en eso ....


Ludovicus dijo...

Si él no es quién para juzgar a un gay, ¿lo es para juzgar conejos?

párroco afligido dijo...

Lean la bliblia de Straubinger y van a saber lo que es católico

Anónimo dijo...

Estimado Párroco Afligido,
mi punto sobre la Biblia no es que no existan Biblias católicas de la década del cuarenta o cincuenta con notas e introducciones compatibles con la Fe católica. Mi punto es que casi todas las Biblias católicas editadas e impresas en los últimos cincuenta años, niegan abiertamente -en sus notas e introducciones- la veracidad e historicidad de la Revelación. Y que esta negación está refrendada por autorizaciones expresas de Obispos y de otras autoridades eclesiásticas.

Blas dijo...

El comentario de las familias conejos es gravísimo por haber sido hecho vieniendo de Filipinas donde hay una fuerte presión internacional de dar ayuda a cambio de la implementación de programas de control de la natalidad, Bergoglio con su comentario destroza la única resistencia al plan que era la Iglesia católica. Me gustaría saber que va a decir Voris al respecto.

Anónimo dijo...

Coincido con párroco afligido.

Con esa traducción y con la introducción al Evangelio de Jesucristo, de Castellani, alcanza perfectamente para aventar cualquier duda importante que sea enarbolada por alguien de supuesta buena fe.

Para un estudioso es otra cuestión.

Pero ahí está lo esencial.

Atentamente

Anónimo dijo...



Blas ..

....toma a los filipinos como analfabetas y atrasados mentales ...
Los Filipinos hemos leido lo que dijó el Papa , Ud....NO






Falstaff dijo...

Manda narices que mientras se presiona a Filipinas culpando a su alta natalidad de la miseria, Francisco salga diciendo que no procreemos como conejos. Hasta la misma expresión es la empleada comúnmente por los enemigos para reírse de las familias numerosas. Es un brindis político al mundo y a los enemigos de la Doctrina. Eso sí, a la vez suelta que Pablo VI se enfrentó al neo malthusismo, que hay que ser generosos en la paternidad... Se comporta más como político que como pastor. Hasta se saca unos datos de no se sabe qué técnicos diciendo que hacen falta una media de tres hijos para mantener las jubilaciones.

Siempre intentando contentar a todos, pero cada es día más turbio y oscuro.

Hector Eduardo Madera dijo...

¿Por qué de Benedicto XVI?

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO: Lo dicho por el comentarista de las 23,47 es extremadamente importante. La demolición de la Sagrada Escritura afecta a algo aún más básico para la Fe que la de la Liturgia y no encuentra frente a sí reacción ni de lejos proporcionada a su importancia. Quizás porque sea mucho más evidente el modo de reaccionar en lo segundo que en lo primero. Supongo que esa será una de las razones de los millones de católicos que se han pasado al protestantismo. No sé...Sería interesante que alguien dijera algo más sobre esto y también de cómo reaccionar ante esta lacra.

Anónimo dijo...



Mire eso

El Papa Francisco aconseja leer el libro de Benson ....


Wanderer dijo...

Creo que la culpa la tiene también el Papa Benedicto XVI por una razón muy simple: renunció. Jamás debería haber renunciado. Y, en último caso, si no había otra opción, debería haber tenido, él y sus colaboradores, la suficiente sagacidad como dejar las cosas más o menos arregladas y que no pasara lo que pasó.

Andrea Greco de Álvarez dijo...

Indignados: ni conejos, ni irresponsables
Desde hace mucho tiempo tenemos que soportar que la gente se meta en nuestras vidas con preguntas o frases indiscretas del tipo: “¿son todos tuyos?”, “¿no tienen televisor?”, “¿no te cuidás?”, “¿cómo hacés para mantenerlos?”, y una serie de estupideces que no vienen al caso. Otros te miran de reojo, no te dicen nada pero para sus adentros están pensando que vivís como un animal y que tu esposo es el macho de la madriguera que no te da opción a nada y así te tiene sometida.
¡Cómo pueden entender con su mentalidad materialista que uno prefiera cien veces la incomodidad de despertarse de noche que un plasma más grande o una PC más moderna! ¡Cómo pueden entender que uno elija compartir con hijos y nietos una larga mesa, hecha a medida porque no se fabrican así, en vez de cambiar cada año los destinos de vacaciones! Pero lo de hoy ya es mucho, que sea el propio Papa quien venga a atacarnos con todos los vulgarismos en uso, acompañado de las risas del periodismo mundial, ya es demasiado. ¿El Papa que ha llamado a un Sínodo de las Familias, se expresa con esos prejuicios discriminatorios hacia nosotros? Así se terminan de entender muchas cosas.
Dice la crónica periodística que el Papa “recordó que hace algunos meses en una parroquia él retó a una mujer que esperaba el octavo hijo luego de haber tenido otros siete por cesárea. "¿Quiere dejar huérfanos a siete? ¡Esto significa tentar a Dios! Esto es una irresponsabilidad. «No, yo confío en Dios.» «Mirá, Dios te da los medios, sé responsable.» ¡Pero esos creen, y disculpen la palabra, que para ser buenos católicos debemos ser como conejos!", exclamó, haciendo estallar risas en el avión”. Tenemos ocho hijos, tuvimos nueve embarazos pero uno no llegó a término, de ellos, siete nacieron por cesárea. Obviamente no hubiéramos querido esto pero así fue. Dios nos dio la fuerza y el ánimo para afrontarlo, la medicina moderna además ayuda. No somos ningunos irresponsables y, como aquella mujer, siempre confiamos en Dios, Él es la fuerza del débil, Él es quien tiene todo poder sobre cielo y tierra.
¿Habrá pensado el Santo Padre en el dolor que sus palabras le causan a tantas familias cuyos hijos son una bendición y no una serie? ¿Habrá pensado el Santo Padre en el dolor que le causa a tantas familias que queriendo tener muchos hijos no lo han podido realizar? ¿Habrá pensado el Santo Padre en la indignación que suscitan sus expresiones tildándonos, con temeridad, a quienes hemos tenido la desgracia de pasar por muchas cesáreas, de inconscientes? ¿O cree el Santo Padre, que cuando hemos aceptado la bendición de un nuevo hijo lo hemos hecho sin temores y sin sacrificios?

Andrea Greco de Álvarez dijo...

Dice Francisco: “Yo creo que el número de tres hijos por familia es el que dicen los técnicos que es importante para mantener la población. Por esto la palabra clave para responder es la que usa la Iglesia siempre y yo también: paternidad responsable. Algunos creen que –discúlpenme la palabra, eh− que para ser buen católico debemos ser como los conejos, ¿no? No, paternidad responsable”. Pues debo poner en venta cinco que según el criterio de los Papas y los técnicos, me están sobrando.
¿Ignora el Papa que la familia no es una cuestión técnica y que sus fundamentos y su función no es una cuestión de proporcionalidad económica para el sustento de la población? ¿Ignora el Papa que emplear la expresión “paternidad responsable” o su par planificación familiar, hoy no tiene la misma connotación que en tiempos de Pablo VI, desde que la mayor entidad abortista del mundo se llama justamente planned parenthood?
¡Sinceramente por más atrasado que esté, me cuesta creer que pueda tener tanta ignorancia junta!
Dice el Salmo 126:
“Si el Señor no construye la casa,
en vano se cansan los albañiles (…)
La herencia que da el Señor son los hijos;
una recompensa es el fruto de las entrañas:
son saetas en mano del valiente,
los hijos de la juventud.
Dichosos el hombre que llena
Con ellos su aljaba:
No quedará derrotado cuando litigue
con su adversario en la plaza”.
Lamento que el Santo Padre no sintonice con la Sagrada Escritura, que lance palabras que van a ser aceptadas por el mundo, porque son las que el mundo quiere oír y está esperando.
Nuestro querido Padre Leonardo Castellani nos enseña que “no es necesario saber mucho griego ni latín para predecir que la Iglesia será tentada, si Cristo fue tentado; y lo será con las mismas tentaciones de Cristo. (…) La primera tentación es esta: por medio de lo religioso procurarse cosas materiales. (…) La segunda tentación es, por medio de la religión procurarse prestigio, poder, pomposidades y “la gloria que dan los hombres”. (…) La tercera tentación es desembozadamente satánica; postrarse ante el diablo a fin de dominar al mundo. ¿Puede la Iglesia ser tentada así? La Iglesia no es más que Cristo. La crueldad, por ejemplo, es demoníaca. Lo santo y lo demoníaco son contrarios y por tanto están en el mismo plano; y la corrupción de lo mejor, es la peor” .
También nos enseña que San Juan en el Apocalipsis, en una profecía acerca de los últimos tiempos, añade a la lista de pecados otros dos que no están en San Pablo : “los mentirosos y los cobardes” . Lo cual parece indicar que en los últimos tiempos habrá un gran refuerzo de mentira y de cobardía. Dios nos pille confesados. La cobardía en un cristiano es un pecado serio, porque es señal de poca fe en Cristo”. Decir lo mediáticamente correcto, lo que el mundo quiere oír y expresarse con criterios y palabras mundanas habla, cuando menos, de cobardía y de buscar “la gloria que dan los hombres”. Y por eso es muy grave, más grave aún que el dolor que puede causarnos la agresión injusta.
“El cristianismo es a la vez la religión más fuerte y más mansa que existe. No ha sido dado a todos ni será pedido a todos el que vivan en la extrema pobreza y humillación en que vivió el Maestro; pero sí se nos pide a todos que estemos dispuestos a eso si Dios lo llegara a pedir; y pensemos que eso es demasiado alto para nosotros, y por eso no lo pide, y nos lleva por un camino más suave” . Dios no pide que todos sean célibes, o que todos tengan diez hijos, o que todos tengan tres, los caminos de Dios son insondables y para cada uno de nosotros tienen su plan. Pero los criterios con los que busquemos el plan de Dios para nuestras vidas no son los de la técnica, la economía o la sociología; los criterios han de ser los de Dios: amor y generosidad.

Fernando y Andrea, por nos y
en nombre de nuestros ocho hijos:
Rodrigo, María del Pilar, Gonzalo, Martín, Facundo, Francisco, Magdalena y María del Pino

Anónimo dijo...

Pedro Hispano la liturgia vehiculiza doctrina, es tan importante como la Sagrada Escritura.

Anónimo dijo...

Andrea, cuando Ud ya había pasado por seis cesáreas, si Ud y su marido actuaban responsablemente, lo que hicieron fue ante todo "decidir prudentemente encargar un nuevo hijo", no "aceptar la bendición de un nuevo hijo". Lo segundo vino después.

La actitud conejil existiría si, en vez de tomar una decisión prudente considerando los riesgos y el bien de los hijos ya existentes, hubiesen optado por hacer el amor guiándose solamente por las ganas, y si hay concepción que la haya.

El concepto de paternidad responsable no lo inventó Paulo VI. Pío XII dijo lo siguiente en su discurso a las obstetras italianas del 29 de octubre de 1951:

De esta prestación positiva obligatoria (la procreación) pueden eximir, incluso por largo tiempo y hasta por la duración entera del matrimonio, serios motivos, como los que no raras veces existen en la llamada "indicación" médica, eugenésica, económica y social.

Gaudium et Spes es clarísimo sobre el tema:

En el deber de transmitir la vida humana y de educarla, lo cual hay que considerar como su propia misión, los cónyuges saben que son cooperadores del amor de Dios Creador y como sus intérpretes. Por eso, con responsabilidad humana y cristiana cumplirán su misión y con dócil reverencia hacia Dios se esforzarán ambos, de común acuerdo y común esfuerzo, por formarse un juicio recto, atendiendo tanto a su propio bien personal como al bien de los hijos, ya nacidos o todavía por venir, discerniendo las circunstancias de los tiempos y del estado de vida tanto materiales como espirituales, y, finalmente, teniendo en cuanta el bien de la comunidad familiar, de la sociedad temporal y de la propia Iglesia.

Anónimo dijo...



Fantastico ...


http://vaticaninsider.lastampa.it/es/vaticano/dettagliospain/articolo/francesco-filippine-38640/

Anónimo dijo...




El Santo Padre Francisco ..

Dia de la Sagrada Familia ,
Felicita a Fernando y Andrea y a su hermosa familia....

http://es.radiovaticana.va/news/2014/12/28/papafamilias_numerosas_son_una_esperanza_para_la_sociedad/1116222





Anónimo dijo...

0:48 lo que usted le hace decir a Pío XII es mentira.

Anónimo dijo...




Para el Anónimo Esceptico del

21 de enero de 2015, 14:50







http://w2.vatican.va/content/pius-xii/es/speeches/1951/documents/hf_p-xii_spe_19511029_ostetriche.html



Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO a ANONIMO: Gracias por su respuesta pero la Liturgia no es fuente de la Revelación y la Sagrada Escritura si.

Anónimo dijo...

La liturgia vehiculiza doctrina de la revelación y la Sagrada Escritura. Muy desacertado su comentario Pedro Hispano, la liturgia no está disociada para nada de la Escritura y de la Revelación, por favor!