martes, 31 de marzo de 2015

¿Quién soy yo para juzgar?





En estos días se está discutiendo una ley en el estado de Indiana por la cual individuos o empresas podrían negarse, por motivos religiosos, a contribuir de algún modo a parejas del mismo sexo. Por ejemplo, una panadería se podría negar a hacer una torta para la fiesta de un "matrimonio" gay, o un sacerdote católico se podría negar a casar una parejita del mismo sexo...
Por supuesto, semejante iniciativa discriminatoria hacia los derechos universales del hombre está siendo muy discutida y cuestionada. Y no me extrañaría que, gane quien gane las elecciones, en poco tiempo tengamos la discusión también en Argentina.
Mientras tanto, en Roma, el Romano Pontífice, maestro universal, nos advierte que él no es quién para juzgar este tipo de conductas y prefiere, en cambio, dedicarse a admonestarnos acerca del cuidado que debemos tener con el agua y otros recursos naturales.  
En tiempos disolución de la civilización y de la Iglesia, es reconfortante escuchar obispos que aún piensan con principios católicos y que, además, tienen la valentía de decirlo.


Subtitulado: Jack Tollers

37 comentarios:

Anónimo dijo...

El Padre Josiah Trenham tiene un interesatísimo libro sobre San Juan Crisóstomo, sobre quien redactó su tesis doctoral, siendo un experto en temas de familia.

Es un sacerdote oriental padre de 10 hijos con el que me crucé algunos mails el año pasado, pues me interesaba conocer como católico cual era la visión de la Ortodoxia con respecto al matrimonio, antes del pecado original, el cual está en parte explicado en su libro "Marriage and Virginity According to St. John Chrysostom".

http://www.amazon.com/Marriage-Virginity-According-John-Chrysostom/dp/1887904301/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1427818055&sr=8-1&keywords=josiah+trenham

En él, el Padre Josiah Trenham explica qué pensaba la patrística antes de San Agustín, y especialmente Crisóstomo sobre el estado matrimonial del hombre antes del pecado original, y cómo desde allí se ha de comprender porque la Virginidad es superior al Matrimonio, y las razones de la santidad del Matrimonio cristiano.

Lo recomiendo vivamente.

Ludovicus dijo...

¿Por qué resultaría imposible que en la Argentina un obispo pueda expresarse con esta precisión, competencia profesional y sencillez?

Anónimo dijo...

Si yo fuese panadero y católico, por supuesto me negaría a hacerle una torta a 2 tortas....ja, ja

Ahora sí, fuera de bromas, ante esta cuestión de la legalización de las uniones homosexuales (en el ámbito civil), me pregunto cuál sería el impedimento, entonces, para legalizar la poligamia ??? Ninguno !

Imaginen el tema llevado al ámbito eclesial......

Anónimo dijo...

Dolce & Gabbana, Doctores de la Iglesia ?

Anónimo dijo...

Me pregunto, ¿no nos estaremos metiendo los católicos en donde no nos llaman?. Jesús dijo que correspondía pagar el tributo al César, aunque se trataba de sostener a una potencia militar que estaba ocupando su país. Pagó el tributo al Templo, aunque estaba manejado por una casta sacerdotal que creía en si misma más que en Dios. ¿Qué problema hay entonces en hacerle una torta a un par de sodomitas, y encima ganarse unos mangos a costa de ellos?. Ellos conocen la ley natural, la rechazaron deliberadamente, y coquetean con el Infierno a su propio riesgo. Asunto de ellos. Yo soy repostero, no predicador itinerante. Si ellos quieren condenarse con deliberación, asunto de ellos. A mi, con que me paguen la torta, me alcanza.

Anónimo dijo...

Un diálogo magnífico!!!

Alfonso Richter dijo...

El lobby gay de EE.UU arremete contra la ley de libertad religiosa de Indiana
La nueva ley de libertad religiosa aprobada en Indiana por el gobernador Mike Pence, por la que el gobierno de dicho estado no podrá forzar a los propietarios de negocios a actuar en contra de sus creencias religiosas, ha generado una gran controversia en todos los Estados Unidos. El lobby gay ha salido en tromba porque la ley facilitará que templos privados y empresas del sector del hostelería se nieguen a celebrar «bodas» entre homosexuales.
31/03/15 5:45 PM

(MundoCristiano/InfoCatólica) «La fe y la religión son valores importantes para millones de residentes de Indiana y para mi pequeña familia», dijo Pence. «Y con la aprobación de esta legislación, nos aseguramos de que Indiana seguirá siendo un lugar donde respetamos la libertad de religión de cada habitante, de todas las religiones».
Hace unas semanas, el colectivo Evangélicos y Católicos Juntos hizo pública una carta en la que denunciaba que muchos creyentes «ya están siendo censurados y otros han perdido sus puestos de trabajo a causa de su compromiso público con el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer», por lo que pedían una mayor protección legal hacia las creencias de los trabajadores y dueños de negocios.
Reacción del lobby gay
Tras aprobarse la ley, diversos colectivos del lobby gay han reaccionado exigiendo su retirada porque la consideran discriminatoria. Además de manifestaciones públicas frente al Congreso de Indiana, personas de peso en el ámbito de los negocios o los medios de comunicación han mostrado su oposición.
Una de las voces más críticas ha sido la de Tim Cook, máximo responsable de Apple, que recientemente se declaraba gay, y ha publicado una carta en el Washington Post alertando de una «nueva ola legislativa que llevará a la discriminación», y compara la ley de Indiana con las de discriminación racial del siglo pasado en el país.
«Estas leyes van en contra de los principios sobre los que se fundó nuestra nación y corremos el riesgo de que acaben con décadas de progreso hacia una mayor igualdad», escribe el responsable de la compañía de tecnología. Cook apunta que el sector económico americano «sabe desde hace mucho tiempo que la discriminación, en cualquiera de sus formas, es mala para los negocios»y defiende que esta es la filosofía que aplica Apple.
«Por este motivo muestro mi rechazo a esta nueva ola legislativa. Escribo con la esperanza de que muchas más personas se unan a este movimiento», asegura.
Cook también señala que utilizar la «libertad religiosa» como argumento para un trato desigual va en contra de lo que aprendió como creyente en su infancia.
Desde otros colectivos del lobby gay se está pidiendo el boicot a Indiana como organizador de importantes eventos deportivos de alcance nacional.

+++

Mientras tanto quien debe iluminar desde la Fe, se empeña en oscurecer y abstenerse de juzgar.
El lobby gay y Bergoglio encarnan cada uno a su manera a una especie de Stalin pero hoy vestido de rosa.

javcus dijo...

Parece que se ha aprobado al final, pero la gaystapo está que trina:

El lobby gay de EE.UU arremete contra la ley de libertad religiosa de Indiana

Agustin Ruso dijo...

Imperdible sobre MARACCARONE: http://www.oocities.org/aquinante/Actualidad/CismaS.htm
Escrito en 2005, y literalmente profético

Anónimo dijo...

El final es fuerte, al menos no había oído nunca un lenguaje semejante. Nunca pensé en la liturgia (incluso en la verdadera, no la trucha) como un desvirgamiento, por nupcial y santo que sea. Más bien se me hubiera ocurrido algo así como la encarnación del Verbo, una consumación nupcial incruenta. Pero pase.
Lo que me parece falta desarrollar es dónde termina esto. No es que no lo diga, pero creo le falta un poco de imaginación. Es cierto que quieren el fin del matrimonio (el final, obvio), pero ¿por qué? ¿para qué?, se me ocurre que la sobrelegalización apunta la deslegalización. Hoy amplían el instituto, lo desnaturalizan, la práctica lo abandona y al final, lo deslegalizan, casi que lo prohiben. Engendrar será sólo una cuestión técnica y no dará ningún derecho a los/las progenitores/as. Los hijos serán "producto" y pertenecerán al Estado, como se anticipó en los regímenes comunistas. De hecho la "patria potestas" está extinguida como tal, y en general ya no existe sino como una obligación negativa tutelada por el Estado que a través de su ministerio público ejerce y ejercerá cada vez más tiránicamente la representación promiscua de los menores (esto no es farenheit 451, es el código civil argentino). Así, el matrimonio no será ni de unos (heteros) ni de otros (homos), sino que no será de nadie. Bienaventuradas las estériles y hay de aquellas que estén esperando...

Anónimo dijo...

hay un obispo argentino que habló de modo bastante similar, es de una diócesis de córdoba (Villa María?) e incluso está el video por ahí en youtube...https://www.youtube.com/watch?v=RdiMQFKuL_Y

Fidelis Schwertkampfër dijo...

Anónimo de las 16:43

Sería colaboración con el pecado de otros, ¿no?

Algo parecido sería la promoción de inmoralidades varias desde los medios, agencias de publicidad, etc.

Un Católico no debería estar en esas cosas.

Benign_o dijo...

Yo conozco muy bien el área de Ohio Indiana y el norte de Kentucky, zona llena de católicos practicantes (he tenido posibilidad de atender a Misas tridentinas anunciadas en Internet en el horario central de Domingos y son impecables).
Ademas la gran mayoría de colegas que tengo son católicos mucho mas practicantes de lo que lo somos aca.
La ley de libertad religiosa se promulgo y se va a mantener mal que les pese a los maricas.

Aca en cambio somos un mamarracho, en todo sentido, basta ver a la bipolar y su cadena nacional.

El único consuelo que tengo es que después de misa cuando salude al cura le pedi disculpas por el Papa que como argentinos le dimos al mundo.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 21:10,
no, no sería. Si yo embotello vino, no colaboro en el pecado del alcohólico, si opero la Casa de la Moneda, no colaboro en el pecado del codicioso. De hecho, no recuerdo que la Iglesia haya prohibido nunca ser empleado de la Colt, para evitar así colaborar en el pecado del asesino. Por tanto no veo por qué sacar fotos u hornear tortas pudiera ser instrumental para que los sodomitas consumaran su pecado. ¿Necesitan mis tortas o mis fotos para pecar?. ¿Si no se las proveo, no pecan?. Del mismo modo, una línea área debería inquirir sus intenciones profundas a los pasajeros. Pues pudiera estar transportanto a un casado que va a encontrarse con su amante.
Así que no, no es colaboración en el pecado hornear tortas para un par de sodomitas. Al menos no lo es para los católicos.

pablo dijo...

Para anonimo 21:34, la ley de indiana habla sobre la libertad del individuo. si vos sos panadero y queres hacerle una torta a una pareja homosexual, lo que te permite la ley de indiana es negarte a hacerlo si no es tu voluntad. en otros estados te comes un juicio por discriminacion. coincido con vos que no colaboras con el pecado de nadie haciendo una torta para parejas homosexuales segun mi criterio. un abrazo a todos los seguidores de wnderer y cristiana semana santa. es la primera vez que escribo

Anónimo dijo...

Anónimo de las 21.34. Depende. La moral distingue cooperación material y cooperación formal al pecado.Una es lícita, la otra no. Tome un buen manual de Teología Moral y estudie. Le explicaría, pero tengo que servirle una ginebra a un cliente que se va pa la casa caminando y dejarle de servir a otro que es camionero.

El Pulpero de la Recoleta.

Anónimo dijo...

Se sabe cuál fue la actuación de esta arzobispo en el último sínodo?

Le cantó las 40 claritas a Francisco?

Porque si llamarle matrimonio al civil entre dos homosexuales es para levantar polvareda, cuánto más darles la Comunión...

Qué dijo públicamente, sobre esto, el arzobispo?

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con el anónimo de las 21:34

No se puede llegar al extremo de no venderle un producto a un homosexual.

Pero en otros casos, en otro tipo de negocios, la casa puede reservarse el derecho de admisión. Pongo el ejemplo de un casino que no deja entrar sin corbata. Lo cual no es un acto de discriminación, sino una regla de la institución.

O sea que no todos los casos son iguales. Lo cual significa que una ley general puede derivar en casos concretos de absurda discriminación, como el de la torta y el panadero. No puedo imaginar una línea aérea, un hotel o un supermercado preguntando al cliente por su inclinación sexual !

Pero si soy dueño de un salón de fiestas, bien puedo rehusarme a alquilarlo para una fiesta gay. O sea que hay casos y casos, me parece.

Lo cual torna bastante complicado el problema de la ley general.

Blas dijo...

Primero: antes que si podemos o no venderle tortas a gays lo que la ley dice es que tenemos el derecho de elegir si vendérselas o no, lo cual me parece irrefutable. Tenemos que tener el derecho de no venderle tortas a quien se nos ocurre.
Segundo: Vender una torta de casamiento más a un cliente probablemente no sea colaboración con el pecado, adorrnarla con los colores de la bandera gay y poner dos estatuitas de hombrecitos o mujercitas arriba no se.

Anónimo dijo...

Esta guerra que se ha desatado entre el "lobby gay" y los defensores del "paradigma tradicional de familia" (como se dice ahora) me parece un problema irresoluble que solo puede redundar en mayor daño para la Iglesia. Trato de ver el conflicto desde un punto de vista concreto y no desde "la doctrina" o "los principios".

La homosexualidad es vieja como el mundo, y la Iglesia va a tener que tolerar que la sociedad civil le otorgue derechos. Otra cosa es lo que la Iglesia legisle para sus fieles.

Si no me equivoco, creo que el mismo Tomás de Aquino llegó a afirmar que pretener cerrar los prostíbulos redundaría en un mal mayor, porque en ciertas circunstancia la búsqueda de lo óptimo conspira contra el bien posible.

Mutatis mutandi, aplico este principio al tema de las uniones homosexuales. El conflicto con el orden civil solo puede redundar en mayor daño para la Iglesia, que debería limitarse a legislar para sus propios fiels.

Anónimo dijo...

Sobre el comentario N°1.... supongo que las opiniones de San Juan Crisóstomo sobre el "matrimonio antes del pecado original" (???) le deben importan bien poco a los homosexuales del siglo XXI.

CP dijo...

Anónimo de las 20.30.
Tengo la impresión de que ese lenguaje se encuentra en el Cantar de los cantares.

Fidelis Schwertkampfër dijo...

Anónimo de las 21:34,

Tengo entendido que en estos casos, lo de las tortas, se refiere a tortas para la fiestas de los mal llamados "matrimonios" homosexuales.

¿Aún así no hay colaboración?

Fidelis Schwertkampfër dijo...

Anónimo de las 21:34,

Tengo entendido que en estos casos, lo de las tortas, se refiere a tortas para la fiestas de los mal llamados "matrimonios" homosexuales.

¿Aún así no hay colaboración?

Anónimo dijo...

Gracias por el dato Pulpero. Acá pongo el link a lo que dice al respecto el Teólogo del IVE:

Teólogo Responde

Anónimo dijo...

Copio interesante entrevista al patriarca Bartolomé, sobre launidad entre católicos y ortodoxos

http://vaticaninsider.lastampa.it/es/reportajes-y-entrevistas/dettagliospain/articolo/ecumenismo-ecumenism-ecumenismo-40159/

Anónimo dijo...

Interesante discusión sobre la ciencia de Jesús

http://www.infovaticana.com/2015/03/28/en-que-idioma-hablaba-cristo/

Los que sostienen su divinidad, dicen que conocía todos los idiomas del mundo y de la historia, incluso el quechua y el lenguaje binario....algo que va en contra de la exégesis actual.... será posible llegar a una comprensión del Jesús verdadero ?

Ya sé que esto no tiene nada que ver con el tema de la torta, ni lo vas a publicar, pero me interesaba indicarte el artículo y el tema

pablo dijo...

al pulpero de recoleta;
con gusto pagaría una ginebra para escucharlo y aprender
si tiene la pulperia por recoleta, pase las coordenadas amigo

Anónimo dijo...

la Iglesia va a tener que tolerar que la sociedad civil le otorgue derechos....



error, anónimo que tira para el lado de la masonería.

Lo justo es que las leyes estén iluminadas por la ley del Evangelio.

lo justo es esto:
http://www.statveritas.com.ar/Doctrina/Catecismo_de_la%20Realeza_Social_de_Jesucristo(Phillippe).pdf,

que usted sea masón o piense ocmo ellos es su problema.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 19:49,
el cristianismo no es una moral, es una Fe. ¿Qué sentido tiene imponer una moral cristiana a una sociedad de neo-paganos que ha rechazado conciente y deliberadamente la Fe cristiana?. Esa moral les resultará odiosa e incomprensible, y con razón. Pues lo es para un ateo materialista que carece de la Fe.

Anónimo dijo...

Estimado anónimo de las 19:49......conozco el pensamiento masónico por haber leído libros (de autores católicos)....y yo no soy masón ni conozco masones. Cuando digo que la Iglesia va a tener que tolerar la legislación civil sobre uniones homosexuales, es porque así es la realidad que nos toca vivir. Otra cosa es lo que la Iglesia disponga para sus propios fieles. Por lo demás, no considero que éste sea el problema más importante en el mundo moderno, tan lleno de enfermedades, guerras, hambrunas, migraciones masivas, y todo lo que ya conocemos. La problemática de la familia tradicional es importante, pero que la Iglesia quiera imponer su parecer en el ámbito civil sólo puede redundar en mayor oposición a la Iglesia.

También quiero hacerlos pensar que conozco familias católicas con varios hijos, y alguno de ellos les salió con inclinación homosexual, con gran escándalo para el padre, la madre y el entorno. He visto conflictos tremendos para los cuales la única salida ha sido el amor por encima de todo. Una cosa es teorizar acerca de los homosexuales, y otra cuando te toca un caso como el que estoy señalando.

El problema no es fácil, pero es antiguo como el mundo y hoy no se puede seguir tapando el sol con la mano. Por pensar así soy masónico ? Por favor ! A mí lo único que me molestan son los homosexuales militantes, los desfachatados, los del "orgullo gay"...pero no tendría casi nada que objetar a mucha buena gente bien educada que sabe cómo comportarse. Y circunscribo el problema al ámbito civil, porque para la doctrina católica el tema corre por otras vías.

Cordiales saludos.

Anónimo dijo...

Entonces encerrémonos en casa con nuestra moral procedente de Dios y dejemos al mundo en manos del maligno.

Patético.

Cruz

Anónimo dijo...

El cristiano ,si conoce la Verdad debe darla conocer ,por el Bien de TODOS.Y si está en sus posibilidades imponerla ,lo debe hacer."No vine a traer la paz a la tierra sino la espada":Mt 10,35.Iglesia militante que le dicen .Pero hace mucho que no hay más generales,tipo san Juan Bautista.

Fidelis Schwertkampfër dijo...

Anónimo de las 9:42,

El tema de los prostíbulos es distinto. Lo de ahora, es algo sobre uniones contra naturam.

Además, un sociedad "incluyente", resulta siendo excluyente para los Católicos.

Hay industrias y ambientes que han estado mas alcanzados por estos temas. Entreteniemineto, medios, arte, diseño, publicidad, etc.

Un ateo, un liberal, un homosexual... ellos pueden trabajar en una industria o entorno de esos, pero regido por principios Católicos, ¿pero puede un Católico trabajar en esas mismas áreas, cuando estas están dedicadas a la promoción de temas, o producciones contrarias a la moral y Fe Católicas?

Renunciar a las "culture wars" no es la solución.

Mire como le ha ido a la Iglesia por precisamente ir en esa dirección.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 8:12,
a la actual sociedad atea el cristismo le dió a conocer la Verdad, y la sociedad rechazó la Verdad, y la rechaza. Y recién me vengo a enterar de que Jesucristo nos pedía imponer la Verdad por la fuerza. De hecho, cuando Él estuvo frente a un pagano libertino y fornicario, el Rey Herodes, no le impuso la Verdad. Ni siquiera se la predicó. Herodes quería ver "milagritos", y Jesús, pudiendo haberlos hecho para convertirlo, lo despreció con el olímpico silencio que registra la Biblia. Jesús lo dejó tranquilo a Herodes en su camino hacia el Infierno.

Anónimo dijo...

Anónimo de 10:49,coincido: Jesús calló ante Herodes ,porque sabía de su pertinacia hacia la negación de la Verdad;el Magno momento y la Majestad del Hijo de Dios ,no merecían un debate con un rebelde pecador consuetudinario,claro representante del mundo caído.
Sin embargo éste caso no nos exime,de que con la asistencia del Espíritu Santo,en Prudencia y Fortaleza,ser difuores del Evangelio.

Anónimo dijo...

anónimo 10:49 ¿usted se olvida que la Realeza de Cristo en el estado y sociedad fué declarada dogmática por Pío XI en su encíclica "Quas primas"? no es que Cristo se imponga por la fuerza sino que hay que declarar su realeza y enseñarle esa verdad a los hombres, hacerles entender eso es fundamental, que no es indiferente ni inofensivo no aceptarlo ¿lo entiende? ¿o acaso ud no conoce la parábola de los que no aceptan al hijo como Rey?¿que les acontece por no aceptarlo?
lo que pasa es que hoy en día tienen un mal concepto de la libertad, se creen que es elegir entre el bien o el mal y eso es una falacia, la libertad es moverse en el bien. Para colmo de males han puesto la libertad por encima de la VERDAD.