martes, 10 de marzo de 2015

Y habló el Capitán de la Barca de Pedro


12 comentarios:

Anónimo dijo...

Wanderer no lo dijo en la Homilía. Lo dijo a un grupo de fieles después de la Misa

Anónimo dijo...

Dicen que una imagen vale más que mil palabras.

Perfecto!

Atentamente

marcos dijo...

Si, esa frase aparatosa y vacia ,como todo lo que dice o hace , se la copio al Capitan del Titanic.

criollo y andaluz

javcus dijo...

Como sabe que las puertas del infierno no prevalecerán, se debe de creer que es insumergible... como el Titanic. A este paso la Barca de Pedro se acabará pareciendo a una chalupa salvavidas.

Anónimo dijo...

Que manga descreidos...! A estudiar!:
http://www.religionenlibertad.com/jose-antonio-medina-presenta-en-madrid-el-primer-estudio-cientifico-sobre-41030.htm

david dijo...

Saludos amigos del blog. Me han interesado muhco las antiguas entradas sobre el fenomeno provida, en particular las criticas que merece como desvinulación de la etca y moral de sus fuentes dogmáticas, con lo estoy plenamente de acuerdo. En parte parece un producto -no deseado, espero- de la catequesis tradicional que separa fe, mandamientos, sacramentos y oración como compartimentos estancos, cuando las verdades de fe, de algun modo u otro, son la fuente de todo lo demás.

En eso me encontré con la obra de San Anselom, en que pretende vincular todo lo anterior con el dogma trinitario. A primera vista parece forzado, pero su lectura se me hace muy provechhosa. ¿Que opinan sobre el tema?

CV dijo...

Vale la pena seguir la secuencia de fotos (al menos los lectores argentinos)

https://storify.com/mis2centavos/un-papa-peronista

Agustín Ruso dijo...

Ciertamente a veces parece actuar como el capitán del Titanic, pero otras ...como del Costa Concordia!

Anónimo dijo...

El papa Francisco pudo apreciar el bastón con el que Santa Teresa se ayudó durante sus últimos años de vida, hecho de madera de avellano -al que posteriormente se le añadieron apliques de plata- y con 430 años de historia.

"¿Y con esto caminaba la vieja?" fue la reacción "espontánea" que, dijo el padre González, tuvo el Pontífice tras saber que era el bastón de Santa Teresa, expresión de afecto y compañerismo que en la Argentina implica cariño.

Tras la sorpresa, "lo besó con expresión de alegría, cariño y devoción", comentó el padre González, quien definió el momento como "muy emotivo".

Anónimo dijo...

Mo sé por qué, pero esta frase me recuerda el “Estamos ganando” voluntarista de Galtieri.

Walter E. Kurtz dijo...

expresión de afecto y compañerismo que en la Argentina implica cariño

¡¿Qué "expresión"?!

Anónimo dijo...

dejó su asquerosa baba en el bastón...!!