martes, 1 de septiembre de 2015

Noblesse oblige

Nobleza obliga. Y cuando el Papa Francisco toma una buena medida, es justo reconocerla. 
Me alegra esta disposición que ha tomado y no dejo de pensar en la reacción que tendrán los neocones y todos aquellos que aún consideran a la FSSPX como un grupo peligroso y excomulgado.



CARTA DEL SANTO PADRE FRANCISCO CON LA QUE SE CONCEDE LA INDULGENCIA CON OCASIÓN DEL JUBILEO EXTRAORDINARIO DE LA MISERICORDIA


Una última consideración se dirige a los fieles que por diversos motivos frecuentan las iglesias donde celebran los sacerdotes de la Fraternidad de San Pío X. Este Año jubilar de la Misericordia no excluye a nadie. Desde diversos lugares, algunos hermanos obispos me han hablado de su buena fe y práctica sacramental, unida, sin embargo, a la dificultad de vivir una condición pastoralmente difícil. Confío que en el futuro próximo se puedan encontrar soluciones para recuperar la plena comunión con los sacerdotes y los superiores de la Fraternidad. Al mismo tiempo, movido por la exigencia de corresponder al bien de estos fieles, por una disposición mía establezco que quienes durante el Año Santo de la Misericordia se acerquen a los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X para celebrar el Sacramento de la Reconciliación, recibirán válida y lícitamente la absolución de sus pecados.

1 de septiembre de 2015.

87 comentarios:

Dark Henry dijo...

Luego de un par de docenas de arena, finalmente una de cal.

Anónimo dijo...


Es sabido que la FSSPX está dividida. El ala radical liderada por Williamson
( http://nonpossumus-vcr.blogspot.com.ar/ ) acusa al ala moderada liderada por
Fellay de buscar un acuerdo con el Vaticano, para lo cual deberá abdicar del
pensamiento de Mons Lefebvre.

Si así están las cosas, es bastante improbable que alguno llegue a un acuerdo,
que no se dio con Benedicto y menos se dará con Francisco. Por lo demás, nadie
entre los lefes piensa que necesita la autorización de Francisco para seguir
impartiendo los sacramentos. Esto es apenas un poco de aire para los indecisos.



Anónimo dijo...

Dos cosas:

Guan: Este es un acto libre de Francisco I que no ha solictado la FSSPX.
Por ende, infantil sería ahora agarrársela contra la FSSPX. Es como si el Papa, porque se le antojase, unilateralmente decretase la regularización canónica. ¿Qué se le podría achacar a la FSSPX si no lo pudo evitar?

Chu: ¿Cuándo empieza el año de la misericordia?
Sería bueno saberlo, así me sigo confesando como siempre solo que en ese período resultaría ser que dichas confesiones "valen". Joya...

Anónimo dijo...


Francisco concede la "gracia" de recibir "válidamente" los sacramentos de la FSSPX
durante el año de la misericordia. O sea que después de este año la recepción
será inválida ? ¿quién se lo cree? Anyway, no deja de ser un poco de aire fresco,
aunque sabemos que el problema es mucho más complejo.

Kepler-4878.01 dijo...

¿Cómo puede conceder algo de esta magnitud un público y notorio apóstata de la Fe?.
¿Alguien que confirma en su vida y accionar a una lesbiana promotora de la contra natura en los niños?.
¿Habrá algún despistado que crea que el sacramento del perdón administrado por la FSSPX no era eficaz?.
Wanderer, creo que acá no hay ninguna nobleza que obligue y sí hacerle el juego a los que no dan puntada sin hilo en pos de sembrar la confusión.

Martin Ellingham dijo...

No podía faltar la mala noticia, no sería Zelig:

http://secretummeummihi.blogspot.com.ar/2015/09/el-legado-bugnini-aterriza-oficialmente.html

Jorge Rodríguez dijo...

Es que es el año jubilar de la misericordina. Esta año van a misericordiar a unos cuantos creo yo

Anónimo dijo...

Me gustó el detalle de la foto: ella es lefe y usa mantilla.

Etelvina.

Anónimo dijo...

Wanderer no se que tiene de bueno esta noticia. Desde cuando el sacramento de la confesión dado por un cura lefe no es válido? Esto lo hace para generar más confusión!

Anónimo dijo...

Estrictamente hablando el sacramento de la confesión no es válido (y por lo tanto, lícito) si el sacerdote en cuestión no tiene jurisdicción. El tema es que la jurisdicción se la concede cada fiel que va a confesarse, amparado por un estado de necesidad grave y la imposibilidad de socorro de sus pastores legítimos. Eso convierte al sacramento no solamente en válido, sino también en lícito. La diferencia ahora sería que el sacerdote de la FSSPX tiene jurisdicción "por el mismo", dicho de alguna forma, y no por la jurisdicción que le concede el fiel en estado de necesidad.

Anónimo dijo...

Me pasé toda la mañana dando explicaciones a mis compañeros de trabajo sobre las
andanzas epistolares del Santo Padre. Entre lo del aborto y la FSSPX, parezco Federico Lombardi, voy a pasarle mis honorarios al Vaticano.
Me tiene agotada esto de ser la única católica de la oficina y tener que "dar la cara" por cada huevada que diga Francisco y que saquen los medios.
Josefina

Adolfo Jesús Astinza dijo...

Traicionaron a la Verdad, a Monseñor Lefebre y algunos sacerdotes y laicos.

Anónimo dijo...

Aunque el odio que muchos profesan a Fracisco les impida verlo, la medida es positiva. La realidad es que las confesiones de los curas de la FSSPX son ilicitas, porque los sacerdotes no tienen mandato del obispo para confesar. O sea que no es menor el tema. Por otro lado, hay que ser muy ingenuo, o tener mucha mala fe, para pensar que esta medida va a caducar. No tiene vuelta atras, es obvio. El año jubilar es la excusa para darla elegantemente sin dar el brazo a torcer.
Gabriela

Anónimo dijo...

hola, Teologo Respondedor, llamando... No contesta!

Caballero Teutón dijo...

Es inaudito. A pesar del buen gesto que ha tenido usted don Wanderer de publicar esta noticia, todo lleva a más confusión y escándalo. El reinado (caótico y podrido) de confusión que éste hombre siembra, está fuera de todo límite. Su ideología praxeológica lo lleva hasta el punto de aceptar lo que detesta, en pos de seguir aquellos fines oscuros que se propone y validar la praxis de que todo vale.
El problema radica en lo que existe detrás, yaciendo como bestia agazapada para degollar gargantas. Habrá que intensificar la lectura de los signos de los tiempos...



Anónimo dijo...


Qué esto de habilitar el perdón por 12 meses ?

Acaso Dios está condicionado ?

Los protestantes se deben reir de nosotros,

que sujetamos la acción divina a la mediación humana.

Hay cosas que realmente deberían cambiar !

Anónimo dijo...

Quizá alguien pueda responderme esta pregunta.
Los que cometen aborto quedan excomulgados.
Y los que cometen homicidio no ?
Pueden ser absueltos sin más ? (si se arrepienten, por supuesto)
Y están obligados a entregarse a la policía ?
Cómo procede un cura con una confesión de homicidio ?

Juan el Preguntón

Anónimo dijo...

Que el patroncito Fellay se haga un chequeo completo.

El Pulpero de la Recoleta

Anónimo dijo...

No entiendo. Si están fuera de la Iglesia, por qué se valida la confesión? Y si no lo están, por qué durante un año?
En el primer caso sería como si validaran la confesión con un anglicano. En el segundo, como si dijeran que es válida la confesión hecha con un jesuita durante un año (y tengo mis dudas sobre esta última, jeje).
Insisto, no entiendo. Podría ver buena voluntad en francisco, pero cuando algo no me resulta coherente...
Me reservo mis dudas sobre la intención.

Tirosa Laire

Anónimo dijo...


COMENTARIO OFICIAL DE LA FSSPX A LA DISPOSICION DEL PAPA

http://www.dici.org/en/documents/comunicato-della-casa-generalizia-della-fraternita-san-pio-x-sulla-lettera-di-papa-francesco-nella-prossimita-dellaanno-santo-1-settembre-2015/

El Profesor de Worms dijo...

Me sorprende la reacción de aquellos que salen rápidamente a "exculpar" a la FSSPX, aclarando que no es algo que hayan solicitado. Pregunto, ¿quién dice que lo hayan solicitado? La nota sólo destaca que es algo bueno que Francisco concedió. Punto.

Por otro lado, si lo hubiesen solicitado, ¿estaría mal? ¿Cuál sería el crimen? ¿Cuál la culpa? Por supuesto que ningún miembro de la Fraternidad pensará que necesita de esta autorización para que sus confesiones sean válidas. Pero lo que está ocurriendo es algo más importante que puede pasar desapercibido si se mira el asunto desde el "purismo partidario": el Papa acaba de reconocer que, más allá de la situación irregular de los sacerdotes de la Fraternidad por carecer de incardinación, cualquier católico puede confesarse con ellos. Esto es una muestra de que el supuesto "cisma no declarado" del que hablan algunos neocones y progres no existe para nada.

Pregunto, ¿qué pasaría si tal disposición papal no se limita al jubileo y continúa luego de este año de la misericordia? Algo así como los impuestos de emergencia en Argentina que año a año son silenciosamente renovados...

Francisco sigue siendo Francisco, esto es, Bergoglio. Pero, a la vez, creo que esto podría ser una muy buena noticia más allá de lo obvio.

El Profesor de Worms

Anónimo dijo...

Who cares!

Anónimo dijo...

Perdón, me refiero a la licitud, no a la validez

Tirosa Laire

Anónimo dijo...

La noticia cayo como baldazo de agua fria en el clero de "x". No animandose a criticar a Francisco (del que son devotos) buscan la forma de explicar que es por el bien de los pobres laicos que van a "esos lugares". Me parece que sirve y mucho a los "tradi" para traer "indecisos".
El de H.

Anónimo dijo...


Resulta interesante ver la reacción protestante ante este Jubileo.

Dicen que el Papa sigue administrando indulgencias como en la Edad Media,
aunque por otro lado se muestra un liberal.
En suma, lo ven como muy contradictorio........y es obvio !

En especial ven estas declaraciones como un retroceso respecto de un acuerdo anterior sobre la salvación por la fe y no por las obras

http://protestantedigital.com/sociedad/37193/francisco_permite_a_los_sacerdotes_absolver_pecados

Anónimo dijo...


No dejo de notar los enredos canónicos tan absurdos a los que nos vemos expuestos, con una casuística que termina siendo un chiste. Sobre todo en tiempos en que el Papa recibe la bendición (válida, lícita ?) de cualquier gato que se le cruce, y aún de sacerdotisas y obispas nórdicas (gatos al fin).

Mientras nosotros tratamos de diseccionar un cabello para ver si los lefes
hacen las cosas según una Ley de excepción (la salvación de las almas).
Es todo tan absurdo ! Pues si la salvación dependiera de ese pequeño grupo
el 99% de la humanidad estaría perdido. Encima están divididos ellos mismos,
lo cual es más escandalosos todavía.

No soy protestante ni lo quiero ser, pero en muchas cosas ellos van al grano
y no se enredan con todo el andamiaje de siglos clericales católicos.
Deberíamos admitirlo, si fuésemos intelectualmente honestos.
Lo pienso cuando veo que le rezan a San Expeedito.

Walter E. Kurtz dijo...

La potestad de jurisdicción para confesar la delega el ordinario a sus sacerdotes anualmente. Los sacerdotes de la Fraternidad no están incardinados (los obispos de la Frate son "como los titulares", según explicó Mons. Lefebvre en su momento), ergo no podían (hasta ahora) confesar válidamente sino cuando hay riesgo de vida. (Lo mismo les sucede a los curas que no están incardinados, por cualquier motivo, o aún los que no tienen destino si no se les ha renovado la potestad).

Por lo tanto, es una excelente noticia, para los sacerdotes y fieles de la Fraternidad. Y para toda la Iglesia.

Calculo que anualmente el Papa irá renovando la delegación de jurisdicción, como si (en la práctica) los sacerdotes de la Frate dependieran de él directamente. Lo cual puede darnos una idea de por dónde puede ir el "famoso" arreglo unilateral de la cuestión canónica irregular de la FSSPX.

Para los que aún tenían escrúpulos, puede ser lo que estaban esperando para acercarse a la misa tridentina celebrada por los curas de la Fraternidad. Los que no los teníamos, tenemos que alegrarnos por ellos.

Anónimo dijo...


A veces leo artículos protestantes para ver cómo nos ven.
No corro ningún riesgo, pues tengo varios años de Suma Teológica encima.
Lo cual, por lo demás, no quiere decir nada...je,je
En realidad, tuve la suerte (?) de tener un cuñado que se hizo evangélico
y ahora es pastor de una iglesia, así que eso me motiva.
Más que nada, veo lo que ellos opinan de Francisco.
Y quiero compartir este dato, por si a alguno le interesa.
En el sitio protestantedigital suele escribir un pastor-vaticanista,
con varios doctorados, de manera que lo que escribe me resulta legible.
Se llama Leonardo de Chirico y pueden ver su CV aquí

http://evangelicalfocus.com/l/authors/9/Leonardo_de_Chirico

y un artículo sobre Mt 16 y el papado aquí

http://evangelicalfocus.com/blogs/933/Peter_the_Rock_and_the_Keys_Does_Matthew_16_Support_the_Doctrine_of_the_Papacy

El tipo es pastor de una iglesia evangélica en Roma, y doctorado en teología, historia y bioética, como nuestro obispo Bochatey y el jesuita Masiá (entre ellos
hay mil contradicciones, como corresponde a los tiempos que vivimos)

Yo soy medio lefe, pero si hay que festejar los 500 años de Lutero, me prendo.
(broma)

javcus dijo...

Martin Ellingham:

La noticia de que precisamente HOY el bugniniano Piero Marini (Marini «el malo»), el que además estuvo detrás de todas las horteradas desmerecedoras del pontificado de Juan Pablo II, el de las casullas galácticas , haya sido nombrado presidente de la Comisión Especial para la Liturgia en la Congregación para las Iglesias Orientales es horrorosa, y sugiere que lo de la FSPX es nomás una cortina de humo. Hace algún tiempo que los modernistas querían «aggiornar» las liturgias orientales (no me acuerdo si al final del pontificado de BXVI o al principio de éste), que en su mayoría estaban intactas, y parece que al final ya van a por ellas.

Ahora bien, como magreen el rito bizantino, que se olviden de ecumanías con la iglesia rusa.

Anónimo dijo...

Gabriela, en el derecho positivo los sacerdotes de la Fraternidad estarían suspendidos. Pero el código no es letra muerta, pues el principio y alma del código de derecho canónico, que es la ley de la Iglesia, es la salvación de las almas. O somos positivistas y colamos el mosquito, o bien nos ajustamos a la ley según la necesidad imperiosa dada por la crisis de Fe y moral que oscurece los miembros y jerarquía de la Iglesia. Esteban Acevedo

Anónimo dijo...

Por un lado, Francisco dice herejías no formales, promueve errores, por otro, tiene buenos intentos. Ud. un poco más y dice que él es el anticristo. Es simple la cuestión, seguirlo en obediencia en lo bueno, en lo ambiguo y herético combatirlo. Ahora bien, amigo, la mejor defensa contra la Fe es la oración, no hacer juicios prohibidos por Nuestro Señor, es decir, aquellos que juzguen la intención última de la persona. Y ésta no es cualquier persona. Es un Papa legítimo, hasta que otro Papa diga lo contrario si correspondiese...

Anónimo dijo...

Yo quisiera saber simplemente por qué el Profe De Wournes está tan enojado..?

Me podrían averiguar eso?

Nelson, el Lefeboy; de Maipú, claro.

Batman dijo...

yo no creo para nada en la nobleza de bergoglio, ya que algo se debe esconder detrás de esa "noble" decisión de otorgar licitud a los sacramentos de la fsspx.

Anónimo dijo...



El Vaticano se expide sobre SI UN TRANSEXUAL PUEDE SER PADRINO DE BAUTISMO

http://rorate-caeli.blogspot.com/2015/09/important-vatican-congregation-for.html

La mayoría de las veces los medios de comunicación tergiversan la verdad.
DEl Obispo de Ceuta se había dicho que había cedido a las presiones, y no es asi.
En otro orden, ahora están diciendo que Francisco perdona el aborto,
la homosexualidad y las segundas nupcias.

Anónimo dijo...


No logro entender el discurso de W Kurtz, que por un lado explica la situación canónica irregular (hasta ahora) de la FSSPX, y por otro dice que él nunca tuvo escrúpulos. O sea que le importan un bledo los cánones, casi como a mí ?

Anónimo dijo...



Opino como Gabriela.....

El Papa Francisco les mando la pelota ...¿ Que van hacer con ella ...??

PB

Anónimo dijo...



Para Batman

En ese caso , la Nobleza obliga a la FSSPX...

Anónimo dijo...

Un día vino el Papa Francisco, y confirió potestad de jurisdicción a los sacerdotes de la Fraternidad para absolver los pecados. Comparto la opinión que se debe reconocer este gesto del Papa para el bien de las almas y de la Iglesia.

La respuesta no se hizo esperar y llegó desde Mezingen inmediatamente después de recibido aquél "gesto paternal". Dice algo así: Gracias Santo Padre, pero minga que necesitamos jurisdicción ya que tenemos la jurisdicción extraordinaria que nos confieren las mismas normas eclesiásticas, que nosotros mismos interpretamos y aplicamos debido al estado de necesidad que reina en la Iglesia".

el amigo del tatu carreta dijo...

No traicionaron ni a la Verdad, ni a Monseñor Lefebvre, ni algunos sacerdotes y ni a los laicos.

Eso podría suceder ante distintos sucesos, por ejemplo:

Si la FSSPX se hace sedevacantista, siendo que no lo fue ni la quiso así su fundador.
O si se comienzan a celebrar los dos ritos, o si se comienzan a defender errores desde el púlpito.

Mientra eso no suceda, habrá que ser tomista, pero serlo realmente. Ver la realidad sin vivir de ideas. Aprehender el ser del exterior, para luego hacer el juicio y posteriormente expresarlo y actuar en consecuencia.
Hay que ser menos moderno, aquietar la ratio, que no es una maquinita para jugar con retóricas que se retroalimentan.

Es muy sencillo: se trata de ver la realidad en la habitual capilla. Mirar con los ojos, serenamente.
Y desconfiar de las novedades, quejándose ante ellas. Y si no se solucionan habría que marcharse. Que sería tan novedoso que se cuele el modernismo en un ámbito tradicional, como que se empiece a considerar traidor a quien no sea sedevacantista o quien no viva perorando sobre las ultimidades.

Es una escalada peligrosa, que puede ir del simple quejoso crónico, al quejoso anti sedevacantista que un día se levanta sedevacantista apocalíptico y nadie sabe qué ocurrencia le depara una cogitativa exacerbada.

Un relativo off topic sobre este último tema: tal vez Wanderer pueda escribir un post aclaratorio, pues hay que velar y escrutar. ¿Pero cómo se hace eso?, ¿Con qué énfasis, con qué celo, de qué modo?
Estas personas amigas de las supuestas traiciones tal vez no hayan entendido bien en este punto a Castellani, quien siguió al Card. Newman en mucho de lo vinculado a la Parusía. Entre los muchos sermones que escribió Newman sobre la Segunda Venida, algunos se vinculan con aquella espera, ese estar en vela. Cómo velar.

Anónimo dijo...

Que Kurtz y Ellingam se pongan de acuerdo.
O lo uno o lo otro!

Walter E. Kurtz dijo...

En este caso no se trata de una mera cuestión de cánones sino de la esencia misma del sacramento de la confesión (sólo puede ser impartido por un obispo diocesano o un sacerdote delegado por él expresamente). [Ni siquiera la confirmación tiene ese requisito.]

Anónimo dijo...



Disculpen, pero más arriba he preguntado si alguien que confiesa un homicidio
ante un sacerdote, queda obligado a presentarse a la policía (para cumplir el
propósito de enmienda) ???

Trato de relacionar este caso con el del aborto, por el cual la persona
queda ipso facto excomulgada. El homicida no ??? Simplemente es absuelto
y puede recibir la comunión ??? Si así fuera, estaría mejor que los re-casados

Gracias por colaborar

Anónimo dijo...


Sospecho que el problema de la FSSPX es una cuestión que excede ampliamente
el marco canónico. Pongamos el ejemplo contrario de un sector progre que se
separa por divergencias doctrinales, utilizando los mismos argumentos de la
"jurisdicción extraordinaria" por el bien de las almas... qué diríamos ?
Que al fin y al cabo cada uno hace lo que la conciencia le manda, por encima
de la ley.

Anónimo dijo...



No soy canonista, pero parece claro que eso de la jurisdicción por estado
de necesidad debe ser algo excepcional, por ejemplo que el fiel no tenga
donde confesarse. Lo dice también un comentarista de Infovaticana, asi:

Lluís: como escribió Côme de Prévigny, “es verdad que la Iglesia “suple” la jurisdicción para actos particulares bajo ciertas condiciones, pero no existe algo como una jurisdicción suplida para todo un apostolado, misión o Iglesia Particular”.
---------------------

Por lo demás, si el fiel arrepentido no tuviera donde confesarse,
cabe suponer que Dios lo absolvería sin mediación alguna, no ?
Por qué nos enroscamos en tantas argumentaciones ?

Anónimo dijo...

Con la Carta Motu Proprio “Ecclesiae Unitatem”, promulgada en el 2 de julio de 2009, Su Santidad ha actualizado la estructura de la Pontificia Comisión “Ecclesia Dei”, con el propósito de adaptarla a la nueva situación que se creó con la remisión de la excomunión (21 de enero de 2009) de los cuatro obispos consagrados por el arzobispo Lefebvre. Esta remisión fue un procedimiento en el ámbito de la disciplina eclesiástica para liberar a las personas del peso de la más grave de las sanciones eclesiásticas, aun sabiendo que las cuestiones doctrinales permanecen y que hasta que no sean esclarecidas la “Fraternidad Sacerdotal San Pío X” no puede disfrutar de un estatuto canónico en la Iglesia y sus ministros no ejercen de modo legítimo ningún ministerio en la Iglesia. Siendo por tanto los problemas de naturaleza esencialmente doctrinal, el Santo Padre ha determinado ligar la Pontificia Comisión “Ecclesia Dei” de manera estrecha con la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Según el Motu Proprio la Pontificia Comisión “Ecclesia Dei” conserva la configuración actual, con algunos cambios en su estructura:

1) El Presidente de la Pontificia Comisión “Ecclesia Dei” es el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

2) La Comisión, con su propio cuadro orgánico, se compone del Secretario y de los oficiales.

3) La tarea del Cardenal Presidente, con la ayuda de su Secretario, es la de presentar los casos principales y las cuestiones de naturaleza doctrinal al examen y al juicio de las instancias ordinarias de la Congregación para la Doctrina de la Fe (Consulta y Miembros de la Sesión Ordinaria y Plenaria) y someter los resultados a las supremas disposiciones del Sumo Pontífice.

Col el nuevo Motu Proprio, el Santo Padre ha querido mostrar una solicitud particular y paterna para con la “Fraternidad San Pío X”, con el fin de superar las dificultades que aún subsisten para alcanzar la comunión plena con la Iglesia.

El Cardenal Presidente es S.E. Mons. Gerhard Ludwig Müller.

El Vicepresidente es

El Secretario es S.E. Mons. Guido Pozzo.

Anónimo dijo...


Es curioso que la FSSPX tomó conocimiento de la buena nueva POR LA PRENSA.

Anónimo dijo...

Walter E. Kurtz.
Lo que usted afirma es de consecuencias gravísimas: los obispos, sacerdotes y laicos de la SSPX viven en pecado grave y cada vez que comulgan hacen un sacrilegio.
Imagino que ellos no aceptan su explicación.
¿Qué explicación aceptan?
¿La de la Martín Ellingham sobre "la jurisdicción suplida"?
¿O invocan el estado de necesidad por la crisis de la Iglesia?
¿Cuál de las tres posturas es la correcta?

Gracias.

Alberto.

Ps. Y creyendo lo que usted cree, con sus gravísimas consecuencias, asiste a sus misas sin escrúpulos?

Anónimo dijo...

Yo me pregunto si no se trata de una especie de presente griego. Pero falso. Esto es, no le moverá un jeme a la FSSPX, pero sí posicionará a Roma para caerles con todo nuevamente una vez transcurrido el plazo de la "licencia misericordiosa".
Objetivamente la situación seguiría igual, pero se habrá creado un nuevo ambiente para exigir la sumisión a la iglesia moderna post CVII bajo pena de excomunión.

-O Lefes malos, que os tratamos con misericordia tendiéndoles la mano y Uds. persisten en su reticencia. Pues bien, porque lo quieren así, fuera.-

Una puesta en escena, que le dicen, muy propio de Bregoya, para preparar una maldad premeditada, pour la galerie.

Si le importan un bledo las normas, la doctrina, la ortodoxia, y sólo se mueve, como los políticos, por el pulso mediático que lo aplaude, bendice y unge en cada uno de sus gestos.

Vladimir.

Anónimo dijo...

Cuando en su comunicado la FSSPX dice ampararse para poder confesar en "la jurisdicción extraordinaria que confieren las Normae generales del Código de Derecho Canónico"...
En qué se basan?

Walter E. Kurtz dijo...

No ponga palabras en mi boca que no he dicho. No se quiera pasar de listo.

Anónimo dijo...

¡¡¡ Bien Hecho Francisco !!!
Si se le ha otorgado la "misericordia" a todo tipo de personas, que podemos decir de la FSSPX que han tenido celo por la Santa Iglesia Catolica.
¡¡¡ Sancta Maria, Ora pro nobis !!!

Father Karras dijo...

Como lo dice Martin, el detalle de Don Marini es de horror, porque lo que sigue es cargarse a los ritos orientales. Vean lo que ha sucedido con el mozárabe en España....

Anónimo dijo...


ANOCHE EN EL PROGRAMA DE LOS LEUCO (TV) ENTREVISTARON A ESTA MONJA ARGENTINA
QUE VIVE EN MEDIO DE LA GUERRA DE SIRIA

VER

http://tn.com.ar/programas/los-leuco/los-leuco-010915-bloque-3_615950?destination=programas%2F289909

Matias Eduardo Gramuglia dijo...

Benedicto XVI "...la Fraternidad no tiene ningún estado canónico en la Iglesia, y sus ministros, no obstante hayan sido liberados de la sanción eclesiástica, no ejercen legítimamente ministerio alguno en la Iglesia"

Fin de la discusión.

Anónimo dijo...


En el blog de MUNDABORS explican lo de la jurisdicción "suplente"
de esta manera: los lefes tienen jurisdicción porque son perfectamente católicos.
Genial !

EM dijo...

Juan el preguntón y luego anónimo del 2 de septiembre de 2015, 11:22:

Si Ud. es sacerdote y no sabe resolver el problema, absténgase de confesar porque va a provocar un grave daño a los fieles que se acerquen al sacramento.

Si en cambio Ud. cometió alguno de estos pecados vaya, confiésese y obtendrá su respuesta.

Si no es sacerdote ni los cometió, ¿qué le importa?

Bastante tenemos cada uno con nuestros pecados para meternos a escrutar las confesiones ajenas.

Atte.

Anónimo dijo...

Estimados:

Dios escribe recto con renglones torcidos. El pragmatismo de Francisco es mejor que el doctrinarismo de Benedicto -a quién no dejo de preferir infinitamente como Sumo Pontífice- para lidiar con la SSPX.

Es lo que siempre pensé. La SSPX debe ser recibida sin discusiones doctrinales, porque no hay cuestiones doctrinales para la SSPX ni hay peligro en el dogma por recibirla. En todo caso hay un problema para los dogmatizantes del Concilio Vaticano II. Y ese era un "pecado" de Benedicto.

¿Qué hay que discutir? La SSPX adentro.

Saludos,

Anónimo dijo...

Caramelito de madera

Kepler-4878.01 dijo...

A ver...
No saben lo preocupados que estamos los fieles de la Frate.
No podemos dormir con las aclaraciones teológico-canónicas que se hacen sobre licitud o validez o con las explicaciones que vienen del Coliseo Romano.
Aquellos que aun no reconocen un estado de necesidad dentro de la Iglesia y mucho peor todavía que el que había cuando Mons Lefebvre fue perseguido es porque están con la nariz clavada en el pino y no ven ya un carajo del bosque circundante. Una fragancia fenomenal en la napia, pero sobre el sentido de la realidad, como las amebas.

Al que tira Tirosa Laire, déjese de jorobar y apunte de una vez al blanco que tiene muy bien con que hacerlo.
Al fugado y sudado coronel, salga a tomar un poco de aire que la cueva va a terminar de quitarle la cabeza.
Y a los que intentan defender a los protestantes y su supuesta coherencia...que Lutero los acoja en su seno.

Que Dios nos libre pronto de Bergoglio, Poli y todos los infelices pastores apóstatas que siembran cizaña en los campos del Señor.

Acolythus Exorcistae dijo...

Que la FSSPX solicite celebrar Misa y confesar en las catedrales y parroquias diocesanas! No se les debería negar, tal como están las cosas ahora.

Anónimo dijo...

Josefina me hizo reír, lo necesitaba... "Parezco Federico Lombardi" sería un buen título para una entrada. Creo que todos los católicos preocupados por este pontificado tenemos que hacer de "apaga fuegos", yo también he tenido que explicar muchas cosas que ha dicho este Papa.

Anónimo dijo...

El tema puede explicarse de un modo simple,

Los fieles que asistimos regularmente a la misa de la FSSPX, si queremos llevar una vida sacramental más o menos ordenada, no podemos quedar a merced de los párrocos “oficiales”, a menos que andemos vagando de cura en cura para la confesión, lo que tampoco es saludable, y lo digo por experiencia.

El clero progre y oficialista repartido en la mayoría de las parroquias de partida posee horarios de atención prohibitivos para quienes trabajamos todo el día, se espanta ante cualquier católico que huela minímamente a tradicionalista -ante el tribunal de Dios no cabe simular- y buscarán por todos los medios hacerte ver lo terrible de mi actitud y reconducirte al aparato posconciliar. En el peor de los casos, están los francamente heréticos que te dicen que nada es pecado.

Por otra parte, hay sacerdotes “conservadores” que son más confiables, entre ellos los del Opus, y a ellos me remito en ocasiones, pues en general son acertados. ¿El problema? Uds. lo imaginarán: si uno les da más confianza de la necesaria verán en tí no sólo un penitente o “acompañado”, sino un posible candidato a sus estructuras y “apostolados”. Y no pienso caer en ello.

Finalmente están los curas ancianos y enfermos de los grandes templos citadinos que confiesan casi con desgano, escuchan poco y quieren irse rápido a reposar. Progres o conservadores, los comprendo y rezo por ellos.

El tema es que nuestra vida sacramental no puede estar disociada. Y en tal contexto, me he visto en la necesidad imperiosa de tener a mis sacerdotes de la FSSPX de confesores habituales, quienes cumplen su cometido con dignidad y tienen una disposición permanente de socorrer almas, sin perseguir a nadie ni aprovechar el fuero interno para promover vocaciones o actividades. Lo anterior no me impide

Como podrán ver, el estado de necesidad del fiel no es disquisición legalista canónica pueril. Es una realidad durísima.

En cuanto a la carta de Fellay, era lo único que podía decir. Agradecer el gesto es de buenos modales mínimos -sin entrar a juzgar intenciones ocultas- pero tampoco se podía echar atrás en reafirmar el apostolado ejercido por 40 años.

El Lefe Estepario.

Anónimo dijo...

Debo corregir una frase que no termine. Que la confesión regular con los padres FSSPX no me impide ejercer mi libertad de opinión ni me hace comprar "el Big Mac" tradicionalista. Luchar, auxiliado por la gracia, por cumplir con el amor a Dios y al prójimo cada día ya es bastante.

Lefe Estepario

Anónimo dijo...



Le recuerdo la carta de Mons. Nicolas Bux a los miembros de la FSSPX.....

flequillo stone dijo...

Y yo que quería que nos excomulguen a todos...
¡Al diablo con mi ánimo cismático!

Walter E. Kurtz dijo...

Kepler: Gracias por la recomendación. Pero la cabeza ya la perdí.

Estepario: A eso iba con mi primer comentario que el tal Alberto entendió al revés.

Hacia adentro el "problema" o "cuestión" teológica (o como quieran llamarle), existía. Y hay curas de la Fraternidad que lo tienen claro. Ahora ese problema ya no existe y, si como se hace con el clero diocesano, las licencias se renuevan anualmente, tiene que ser motivo de alegría.

Hacia afuera, es una excelente oportunidad para que gente que tenía escrúpulos para acercarse, ahora lo haga.

Espero que ahora se entienda mejor lo que no fui capaz de explicar antes.

Anónimo dijo...

Entiendo que el Coronel no tendría escrúpulos, pues si bien no acepta ninguna de las soluciones (ni estado de necesidad, ni la suplida), considera que la FSSPX (laicos, sacerdote, obispos, monjes y monjas) están en un "error".
Y ese error serviría de venia para seguir confesando validamente y dejando las almas limpitas limpitas.
Pero el que se avive ya no estaría en un error y debería decir alpiste.
Nos salva el hecho que seamos medios burritos. Joya.

Anónimo dijo...

Y los ortodoxos también zafarían por estar en un error y por ende se confesarían bien?
Para no estar en un error, tengo que soportar a los curas de San Nicolás de Bari y otros lugares tremebundos en mal gusto, doctrina y rito?

Anónimo dijo...


HAY QUE AGRADECER AL LEFE ESTEPARIO POR SU RESPUESTA REALISTA Y CONCRETA

En cuanto a los escrúpulos canónicos, la cuestión la trajeron los que empezaron
a hablar de lo lícito y lo válido, pero queda demostrado que cuando uno cree que
se trata de un estado de excepción o de necesidad grave o de la salvación de la
Iglesia (ya sean lefes o progres), los cánones pasan a 2° plano porque la realidad
no se resuelve con andamiaje jurídico.

Anónimo dijo...

Coronel, yo siempre entendí su primer comentario y no me queda claro como se pudo mal interpretar por otros comentadores. Efectivamente, el problema canónico era una dificultad para varios y lo fui para mi por mucho tiempo, hasta que cai en la cuenta que me resultaba imposible tener confesores regulares que buscaran permanentemente arrastrarme al chiquero modernista o neocon, aun con las mejores intenciones.

La arista que quizás algunos no ven es que el estado de necesidad seguirá simplemente por la carencia cronica de vocaciones sacerdotales, traducida en el cierre y fusión de parroquías y comunidades religiosas. Y si hacemos proyecciones, en 6 o 7 años la situación será peor.

Por cierto, si no tuviera a los sacerdotes de la FSSPX, consideraría muy seriamente ponerme bajo la tutela del Patriarcado de Antioquía, que tiene varias parroquias en Chile.

Lefe Estepario

Anónimo dijo...



Nada nuevo bajo el sol ..

Hace 2000 años que Pedro ata y desata ...

Kepler-4878.01 dijo...

San Nicolas de Bari sola???. Ojalá fuera solo una parroquia. Es casi TODO el clero diocesano de Buenos Aires que toma la Confesión como una joda. Como explicó alguien antes arriba, para los libercatoprogres todos nos vamos al cielo, asi que no se haga problema y participe de alguna ONG INADI incluída. Para los vegetales que están con la onda "paz y amor", solo sigamos el virtuosismo y gracia sobrenatural del papa Francisco que eso nos llevará al nirvana y asi podremos cantar en misa "alabaré, alabaré" con guitarras y panderetas y sonrisas. Los pocos conservas que hay dando vueltas zafan y tienen aun el santo temor de Dios pero son rara avis y los mejores de entre ellos casi viven una doble vida para que los alcahuetes que los circundan no los denuncien que rezan Misa vetus ordo a veces en casas particulares o adaptan lo mejor que pueden la misa novus ordo a la vetus. Puro corazón pero aún poco de abajo. Y los viejos que ya andan en rulemanes, es una lotería: uno supone que puede tocarle un sacerdote muy bien formado pero se topa con un seguidor de Boff o admirador de Angelelli o el obispucho Podestá, etc, etc. Y de encontrar uno formado como Dios manda el pobre Cristo está muy enfermo.
Las órdenes o institutos, son un aquelarre (casi en el sentido propio de la palabra), basta recordar a los salesianos como botón de muestra.
Y en el interior la cosa pinta igual o peor.

Reverencio a Mons Lefebvre y a todos los sacerdotes, religiosos y religiosas de la Frate que con absoluta abnegación y enfrentando un hasta a veces martirio espiritual han cumplido el mandato dado por Cristo y por la Iglesia.

Estimados, no perdamos de vista que Roma está de hace mucho inficcionada por el mayor enemigo del alma que ha logrado encumbrar a un público y notorio apóstata de la Fe el cual no ha llegado por sí solo, lo rodea un cangrejal vestido de púrpura pero que hiede azúfre. Signo de los tiempos. Si decimos que mañana lloverá y no vemos esto, somos peores que ellos.

Anónimo dijo...

Yo detesto el progresismo, rechazo el rigorismo, amo la tradicion.
Son tiempos dificiles, y creo que el demonio esta jugando una carta muy poderosa.. Dividirnos ."Divide y reinaras"... Aunque los ataques vengan desde dentro, no podemos separarnos, si corregir con el debido amor fraterno y caritativo a los millones de hanos que viven en error, pero no marginarlos o marginarnos... Seria allanarle el camino

Anónimo dijo...

Lefe estepario...realidad durísima es la de los Cristianos en Siria. No me joda. Confesores, se consiguen, incluso entre los conservadores. Usted ha encontrado algo que le resulta cómodo. No lo discuto. Pero lo del estado de necesidad está estirado como chicle...

Anónimo dijo...


Francisco fue a una óptica en el centro de Roma y causó gran lío.
Parece que no alcanzaba a leer bien las Escrituras.

Anónimo dijo...


La reciente actitud de Francisco hacia la FSSPX está causando gran revuelo
entre los lefes. Basta ver la´web "nonpossumus" para darse cuenta. Dicen que
Fellay está cayendo en una trampa, y que no cabe confiar en la astucia de
Bergoglio, con cuyas orientaciones resultará en breve imposible reconciliarse.

TODO ESTE ASUNTO VA A TRAER UN CONFLICTO ENORME.

Walter E. Kurtz dijo...

Una última intervención porque me parece que el tema no da para más.

Ésta no es una simple cuestión de cánones (disciplina). Es algo de la esencia del sacramento de la confesión (dogmático). Para que la confesión sea válida, en relación con el ministro, hay dos requisitos: 1) que sea válidamente ordenado y 2) que tenga potestad de jurisdicción delegada por su obispo diocesano. Nada más, ni nada menos. Es decir, en relación a 1), si nos confesamos con "Jesús", no es una confesión sacramental válida (por supuesto que, después, subjetivamente podemos verlo). En relación a 2), si nos confesamos con un cura veterocatólico, sabiéndolo, no es una confesión sacramental objetivamente válida (después, subjetivamente podemos verlo). Pero tampoco lo es, si el cura en cuestión, está de vacaciones sin licencia del obispo del lugar, por ej. (desde la reforma del CIC la cuestión de las licencias es menos rígida). Y hay una única excepción: peligro de muerte. (Remito a Dz. 1686 y 1688)

""1686 Dz 903 Como quiera, pues, que la naturaleza y razón del juicio reclama que la sentencia sólo se dé sobre los súbditos, la Iglesia de Dios tuvo siempre la persuasión y este Concilio (Tridentino) confirma ser cosa muy verdadera que no debe ser de ningún valor la absolución que da el sacerdote sobre quien no tenga jurisdicción ordinaria o subdelegada.""

""1688 Muy piadosamente, sin embargo, a fin de que nadie perezca por esta ocasión, se guardó siempre en la Iglesia de Dios que ninguna reserva exista en el artículo de la muerte, y, por tanto, todos los sacerdotes pueden absolver a cualesquiera penitentes de cualesquiera pecados y censuras.""


Los que quieran ampliar pueden leer clásicos preconciliares como Ott o la Suma de Teología Escolástica.

En cuanto a eximentes, están los textos que posteó Martin Ellingham en info-caótica.

Anónimo dijo...

Es una fineza por parte del Papa y una cosa muy buena para la Iglesia, para las almas: mucho más buena probablemente que la intención con la que el Papa lo haya decidido.

Entre otros efectos buenos, mediante este acto el Papa rectifica uno de sus peores bergoglemas, que no sé si ha sido estudiado en el Denzinger-Bergoglio, pero debería: aquello que dijo de que «La confesión no es un juicio».

Sin entrar a discutir si los curas de la Frate tienen o no jurisdicción suplida, cosa que el Papa elude, con esta disposición subraya la importancia que tienen las cuestiones jurisdiccionales para el sacramento de la Penitencia. Y es que, como bien se ha dicho aquí, la jurisdicción es esencial para la confesión, precisamente porque es un juicio.

canonicus ignoramus dijo...

Lo que el Coronel escribió:

"La potestad de jurisdicción para confesar la delega el ordinario a sus sacerdotes anualmente." "En este caso no se trata de una mera cuestión de cánones sino de la esencia misma del sacramento de la confesión (sólo puede ser impartido por un obispo diocesano o un sacerdote delegado por él expresamente). [Ni siquiera la confirmación tiene ese requisito.]"

... me hizo recordar que en la parroquia de mi adolescencia, atendida por una congregación religiosa, cuando de vez en cuando venía de visita el Padre Provincial de la congregación solía organizarse para el grupo juvenil de la parroquia, en el cual yo participaba, un encuentro con charlas, confesiones y Misa, durante el cual el Padre Provincial atendía confesiones.

Ahora pregunto a los entendidos en cánones: ¿Es razonable suponer que el obispo había delegado genéricamente la autoridad de confesar en esa parroquia a los sacerdotes de la congregación que estuviesen de visita en ella? Si no es razonable suponerlo, ¿hay que concluir que esas confesiones no eran válidas?

Contestenme con sinceridad, que obviamente cualquiera sea la respuesta no me va a producir un problema de conciencia.

Anónimo dijo...

A propósito del Congreso internacional de teología que hicieron en Devoto con la presencia del cardenal Kasper, un contacto en facebook publicó muchas fotos y comentarios. La santa misa, vacía. Las conferencias, llenas.

Anónimo dijo...

¿se convertirá Leucovich por escuchar a esa monja???

Anónimo dijo...

Walter Kurtz ha sido claro: las confesiones en la Frate serian invalidas (no meramente ilicitas), pero subjetivamente se puede creer lo contrario o tener motivos para confesarse en la Frate.
Si esta subjetivoidad existe, seguiria siendo invalida la confesion, pero no seria un nuevo pecado confesarse con un cura de la Frate por ausencia de mala intencion.
Pero la ausencia de mala intencion (error) no valida la confesion y con ello se sigue teniendo a cuestas los pecados que con buena intencion el penitente cree haberse quitado de encima. Porque lo invalido, sigue invalido. Lo invalido sacramentalmente nunca existio.

Pero no habria sacrilegio al comulgar en pecado grave, porque el penitente sinceramente errado desconoceria que sigue en pecado mortaaal por no haberselos quitado en la confesion eficazmente.

Anónimo dijo...


Kurtz cita ilustradamente el derecho canónico
para decir a posteriori que recibir la absolución de los lefes
no le provoca escrúpulos, dado el estado de excepción.
Me parece absurdo, porque como dijo alguien arriba,
un estado de excepción es el que padecen los sirios.

En este post ha quedado demostrado que cada uno sigue su conciencia,
y no los cánones. Y me parece bien, porque de última se trata
de mi relación personal con Dios, aunque suene a protestante.
Y acaso sea medio protestante poner en entredicho
la mediación clerical en el tema de la gracia.

Anónimo dijo...

No lo escribió el Coronel, lo escribió el Concilio de Trento y está en el "Enchiridion symbolorum, definitionum et declarationum de rebus fidei et morum", mejor conocido como Denzinger, por el nombre de su primer compilador.

Anónimo dijo...

El anónimo de las 4 de septiembre de 2015, 10:51 escribió:

"Pero la ausencia de mala intencion (error) no valida la confesion y con ello se sigue teniendo a cuestas los pecados que con buena intencion el penitente cree haberse quitado de encima. Porque lo invalido, sigue invalido. Lo invalido sacramentalmente nunca existio."

Olvida que el fiel en pecado mortal que hace un acto de contrición con propósito de confesarse cuando sea posible recibe el perdón de los pecados y recupera la gracia santificante ya en ese momento. Lo cual todavía no lo habilita a comulgar sacramentalmente, porque para ello además tiene que haberse confesado.

Luego de acudir a la confesión objetivamente inválida, como el fiel cree sinceramente que se ha confesado válidamente, comulga estando objetivamente en gracia de Dios (por el acto de contrición) y cumpliendo subjetivamente todos los cánones.

Anónimo dijo...

Estimado don Wanderer:
Debería usted glosar debidamente la reciente sobreactuación "virtuosa" de Francisco en una óptica de Roma, rodeado de periodistas, micros y fotógrafos.

Anónimo dijo...

El pillo de Francisco sabía lo que se hacía: reblandeció a todos sus críticos con su detalle a los lefevrianos para pocos días después, lanzar por la puerta falsa de los hechos consumados un torpedo en la línea de flotación del matrimonio cristiano. Y se pasa así el próximo sínodo por el arco de triunfo, ya que ahora queda totalmente "superado" por la vía de los hechos consumados. Todo muy calculado, muy jesuítico. Realmente, tonto no es.