viernes, 29 de enero de 2016

El Ordinariato Castrense y el sostén del culto

Entre los temas en carpeta vaticana respecto a la Iglesia en la Argentina hay dos que dan vueltas desde hace rato y que en estos días han sido objeto de conversaciones informales por obispos argentinos en la Urbe. Son dos asuntos que han adquirido otro cariz con el cambio de gobierno en aquellas orillas rioplatenses.
Uno es el asunto del Ordinariato Castrense. Cuando ocurrió el conflicto entre el obispo Basseotto y el gobierno kirchnerista, quien tuvo que hacerse cargo de la papa caliente fue el cardenal Bergoglio. Hay quienes piensan que entonces al cardenal no le hubiera caído mal que el gobierno acabase con la figura del obispado castrense. Por dos razones. Porque no le parecía adecuado el rumbo con que había nacido y se había desarrollado en la Argentina, y porque de ese modo se cortaba un nexo más con el Estado (y lo hacía ese gobierno, con el cual no había buenas relaciones). Con el paso del tiempo y las circunstancias, las cosas han cambiado. Siempre la Santa Sede ha procurado mantener el Ordinariato y no dejarse llevar por las iras de un gobierno. Se pensaba que luego de Cristina Kirchner sería el momento de volver a nombrar un obispo. De parte argentina el Secretario de Culto, Santiago de Estrada, está muy dispuesto. Pero el Papa no quiere prisa en resolver cosas con el nuevo gobierno ya que no le atrae la idea de dar el mensaje de relaciones especiales con él. Prefiere que se actúe con la misma parsimonia y cautela que se usaría con cualquier gobierno con el cual no exista especial afinidad ni tampoco especial conflicto.
Esa cierta distancia profesional o de oficio afecta también al segundo tema. Si bien es un asunto más de interés interno de los obispos argentinos, no es irrelevante para la Santa Sede. Es la cuestión del sustento económico de la Iglesia en la Argentina. El sciolismo y sus interlocutores eclesiásticos habían avanzado en la idea de establecer en la Argentina algo semejante al régimen italiano del otto per mille. Un modo voluntario de los contribuyentes al fisco, por el cual destinan ese porcentaje a su propia organización religiosa (no solo la Iglesia Católica). Algunos estiman que el macrismo podría también hacer propia la idea. Pero el asunto es si de ese modo encontrará el apoyo de los otros partidos. Será tarea de los obispos conseguir el consenso de los partidos y de las confesiones religiosas no católicas. Lo cierto es que en Roma les dijeron que sólo lleven el asunto al Parlamento si tiene visos de ser aprobado por una mayoría casi unánime. Más allá del número, para la CEA y para la Santa Sede el voto peronista tiene legitimidad especial. En la Legislatura cada voto es un voto, pero hay algunos que son más votos que otros, ¿vio?
Aquí hace un freddo cane, sin embargo, las inquietudes y los llamativos aportes de los obispos argentinos en algunos organismos traen un calorcito casi de cerebros tropicales.
Pero todos coinciden, y este cronista también, en la alegría por la pronta canonización del Cura Brochero. ¡Qué bueno será para todos los argentinos !


dall'ombra der Cuppolone

Corresponsal en el Vaticano

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Ah! nada como leer a Betty Piqué para reírse hasta caer de la silla.
Ahí van algunas frases del desopilante cuento que aparece hoy en la Nación:
"Una "normalización" en la gestión de las relaciones diplomáticas...en las que ya no se sienta "usado"
"Bergoglio... habría decidido poner distancia con la política de su madre patria."
"las cuatro veces que, tras sendos pedidos ...a los que no pudo negarse"
"Tampoco olvidan las tres veces que, durante viajes internacionales ...Francisco también se vio obligado a saludar a la ex presidenta"
"Francisco visitará la Argentina, asunto que hará necesaria una planificación cuidadosa -también de parte del gobierno argentino-, para asegurar que sea todo un éxito"
Jajajajajajajajajaja!

Anónimo dijo...

Divisando Lindisfarne desde el crispado oleaje, llegó a la nave por canal rojo un mensaje directo de Odín suspendiendo el ataque al dichoso monasterio y pidiendo virar hacia el Tíber para aunar fuerzas en la tarea de limpiar de idólatras post cristianos algo de ese territorio. Ante el inminente festejo al sajón traidor de Lutero, con apoteosis cuasi canónica, y la gaya proclama de la ya hace largos meses parida Exhortación post sinodal, hija de un infeliz tal Tucho, que promete revolver estómagos (la exhortación), (si claro, Tucho también); Celtas, Anglos, Eslavos, Griegos, Africanos, Asiáticos y Mongoles, algunos Indígenas y Carapálidas de allende las Columnas de Hércules, bastantes de entre estos preparan ya el inicio de la ofensiva contra el Santo Pacman, líder del post cristianismo sin Cristo, de la Cábala dilecto hermano menor.
Aguardamos que al menos algunos de los primos Germanos se olviden de Mammón y recuerden la gloria del gran Alberto o al menos a la reciente Catalina Emmerich. Y la lean atentamente.

Drakkar

Anónimo dijo...


Wanderer....qué opina de este artículo ?

http://www.religionenlibertad.com/12-razones-por-las-que-el-cristianismo-progre-morira-en-este-47277.htm

Caballero Teutón dijo...

De aprobarse la segunda medida, preparémonos para ver cómo sorpresivamente salen todos nuestros obispos (bulliciosos de ardor apostólico e inflamados por el Espíritu, natürlich) a convertir gentes puerta por puerta. Por supuesto, Bergman no va a estar tan contento de la afrenta al maldito y oscurantista neo proselitismo católico. Pero por la plata baila el mono...

Anónimo dijo...

No sé si entiendo bien la propuesta que trae la entrada, y que dice que estaría en cartera: ¿el Estado dejaría de aportar al sostenimiento del culto católico, y esto sería reemplazado por un aporte voluntario explícito de los ingresos de cada uno, que iría al sostén de la religión que uno declarara profesar, y en donde el ente recaudador sería la AFIP?. ¿Es eso?. ¿Cómo la Kirchensteuer en Alemania?. Porque si ese es el plan, y sabiendo como somos los argentinos, los obispos van a pasar hambre.

Anónimo dijo...

sería la mejor manera para que dejen de trepar. anónima

Anónimo dijo...

"Porque si ese es el plan, y sabiendo como somos los argentinos, los obispos van a pasar hambre".
El problema, más allá del rata argentino, es que en el sistema de la Kirchensteuer si no estás inscripto en el diezmo voluntario de la Kirche o sin los pagos al día, te quedás sin service. Ejemplo: no pagaste diciembre, ni pienses en bautizar a tu bebe, o en Confirmar a tu pibe, ni nada. Es un sistema que juzgo perverso, asqueroso. Al menos para nuestro tiempo, y sobre todo, para la Iglesia de nuestro tiempo. Y ni hablemos para la Iglesia alemana de nuestro tiempo.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 13:22 hs.,
¿es realmente tan asqueroso el sistema?. Pretendemos tener iglesias cerca de casa, en las que se celebre la Eucaristía diariamente, y los domingos varias veces por día. En donde se confiese, se bautice, se confirme, se imparta catequesis, etc.. ¿Y quién va a pagar todo eso?. La compra del terreno, la construcción del edificio, rentas, abl, luz, gas, teléfono, el eventual auto parroquial, la comida y vestimenta del o los curas, ¿se van a pagar solos?. Las iglesias pentecostales tienen el poder que tienen porque a sus fieles los obligan a diezmar. La gente, en general, no pone dinero si no la obligan. Es triste, pero es así. Que después haya pobres de solemnidad a los que haya que tener en cuenta, es otra cosa. Pero no puede ser que el católico de clase media, en la colecta de Misa ponga cinco pesos, con los que hoy no se paga ni un alfajor Cachafaz. Eso es un insulto a Dios y a su Iglesia.

Andrés Flake dijo...

"Es realmente tan asqueroso el sistema?"

Sí. Lo es. En Alemania ha dado lugar a que el clero, enriquecido con el Kirchensteuer sienta un deseo irrefrenable de llevarse muy bien con la clientela. De manera que, si la sociedad vira en la dirección que sea, y no importa qué lejos de la doctrina católica sea ese rumbo, el clero tiende a justificarlo a toda costa, para que no se enfade la gente y se borren de la lista de contribuyentes.
Así es como la Iglesia ha llegado en Alemania a la situación en la que se encuentra ahora. No ha sido el único factor del declive, pero sí uno muy decisivo.
El dinero es lo que tiene...

Anónimo dijo...

el clero tiende a justificarlo a toda costa..

eso es un mal woytiliano no por causa del dinero...

Anónimo dijo...

Bueno Flake,
cualquier sistema que haga que el dinero que sustenta a la Iglesia se origine en la feligresía, encerrará el peligro de demagogía para con los aportantes. Ya se trate del diezmo, o de la Kirchenteuer. Así que, descartados estos sistemas, ¿cómo propone usted que se sustente económicamente la Iglesia Católica?.
De paso, me gustaría saber en qué país -con sus diversos sistemas de financiamiento eclesiástico- la Iglesia Católica se ha mantenido ortodoxa.

Anónimo dijo...

Wanderer, me parece que el anónimo de las 20:39 tiene razón con su última inquietud.

La pregunta que plantea antes tiene mil respuestas. No vale la pena imaginarlas.

La cosa es más grave que la financiación del gasto (que es una pavada: ¿alguien imagina a los Santos Padre preocupados por una cosa así?).

Como dice el refrán, el pescado se pudre por la cabeza. Que es lo que nos sucedió hace medio siglo, por lo menos.

Lo que ha surgido de este post es muy interesante, porque ayuda a poner bajo la lupa otra degeneración más de nuestra Iglesia.

Que nos sea leve...

Wanderer, muy bueno lo suyo. Acostumbro panfletearlo entre amigos.

Atentamente

El Aprendiz II


Anónimo dijo...

http://ecx.images-amazon.com/images/I/51irJUtK1xL.jpg
¿será? pff... se me atraganta!

Anónimo dijo...

En marzo llega la esperada Exhortación Apostólica del Sínodo de la Familia!!! A ver que pasa!!

http://adelantelafe.com/aterrador-documento-post-sinodal-escrito-ultra-liberal-tucho-fernandez-pone-entredicho-la-ley-moral-natural/

http://adelantelafe.com/aterrador-documento-post-sinodal-escrito-ultra-liberal-tucho-fernandez-pone-entredicho-la-ley-moral-natural/



Alabará Bergoglio a Kasper??

San Anselmo (Siglo XIII):

“¡Ay de ti, villa de las siete colinas cuando la letra K sea aclamada dentro de tus muros! Entonces tu caída estará próxima, tus gobernantes serán destruidos. Has irritado al Altísimo con tus crímenes y blasfemias, perecerás en la derrota y en la sangre”.


Si al finalizar el Sínodo, Francisco autorizara darle la comunión a los adúlteros, ¿No triunfaría la postura de Kasper? Siéndo Kasper el principal promotor de esta herejía, no me extrañaría que lo “aclamaran” sus congéneres. Y dentro de los muros de Roma.

Y en poco tiempo entra ISIS al Vaticano.

Tirosa Laire

Jorge Rodríguez dijo...

Ser católico conlleva algunos problemas prácticos que nunca fueron resueltos, me temo.

Andrés Flake dijo...

Para el anónimo de las 20:39:

Desviaciones de la ortodoxia se producen en todas partes, según las circunstancias. No creo que exista un sistema de financiamiento eclesiástico que garantice de suyo la ortodoxia. Pero sí que hay algunos que favorecen más las desviaciones que otros.

Supongo que´una situación de máxima independencia de la Iglesia respecto a las corrientes socio-culturales se alcanzaría si los clérigos se ganaran la vida por su cuenta, como hacía San Pablo (que también en este punto resulta como una piedra en el zapato de la clerecía), o como han hecho los monjes en tantos tiempos y lugares.

Ahora bien, supuesto que ese ideal sea inalcanzable, es mucho mejor que la Iglesia se financie con aportaciones voluntarias, no ligadas necesariamente a la pertenencia a la misma. Aportaciones voluntarias sobre las que se pueda decidir con cierta periodicidad, como, por ejemplo, las que pueden realizarse, si se quiere, en España, solicitando, al realizar la declaración anual de la renta, que parte de los impuestos que uno paga ese año se destinen a la Iglesia.

Evidentemente, también con este tipo de financiación depende el clero de la benevolencia de los contribuyentes. Pero, al no ligarse necesariamente la pertenencia a la Iglesia con el pago de la contribución, es mucho menor el temor de que, por culpa de algún posicionamiento particular de los obispos, en un momento dado, mucha gente dé la espalda definitivamente a la Iglesia.

Digamos que la ventaja del sistema español sobre el alemán es que el clero puede arriesgarse a pasar una mala temporada de ingresos, si las circunstancias lo requieren, en la confianza de que más adelante la gente volverá a contribuir, cuando se les pase el enfado. Pero con el sistema alemán, el que se enfada y se va, en la mayor parte de los casos es un cliente perdido para siempre. Y eso le produce al clero una gran pesadumbre, hasta el punto de estar dispuestos a cualquier cosa con tal de que no se produzca algo así.

Un sistema de aportaciones voluntarias que puedan proponerse periódicamente, si da lugar a ingresos suficientes para vivir con austeridad, pero no con riqueza, es lo menos malo dentro de los sistemas que funcionan actualmente. Aunque, desde luego, lo mejor sería que los clérigos siguieran el ejemplo de San Pablo.

Anónimo dijo...

Flake,
que los clérigos -o al menos buena parte de ellos- se ganaran la vida por su cuenta, no estaría nada mal.
Por otro lado, por falta de información, no entiendo bien la diferencia entre la Kirchensteuer alemana, el sistema español, y el de 'otto per mille' que menciona el post. Si usted conoce bien de que se trata, y quisiera ampliar sobre el particular, será bienvenido.
El Anónimo de las 20:39

Anónimo dijo...

No sé muy bien como funciona el sistema aleman, pero en lo particular, no me gusta. Prefiero darle el dinero al cura q me guste (o sea, al bueno) y no darlo a la Iglesia en Argentina en general.

Andrés Flake dijo...

De todas formas me gustaría añadir, para evitar malentendidos, que, si bien el sistema de financiación de la iglesia en España (basado en la voluntariedad de las aportaciones, sin ligadura esencial entre el pago y la pertenencia a la Iglesia) es menos malo que el sistema alemán del Kirchensteuer, no estoy con eso en ningún modo afirmando que sea el español un buen sistema.

No lo es, puesto que crea dependencia con respecto al poder político. Y eso se nota mucho. Los obispos españoles se han vuelto tremendamente serviles con los políticos, aunque siempre guardando la ropa de una ortodoxia teórica. No adaptan la doctrina a los gustos de la clientela (como se hace en Alemania), pero rehuyen en la medida de lo posible todos los temas conflictivos, guardándolos en el cuarto de los trastos. Tan lejos del debate público como sea posible.

No tendrían necesidad de esto si las contribuciones al sostenimiento de la Iglesia por parte de los católicos se organizaran al margen del sistema de recaudación de impuestos del estado. El abrazo económico entre la Iglesia y el estado siempre perjudica a la Iglesia, que queda prisionera, en mayor o menor medida.

Anónimo dijo...

Aquí está la solución:
SAN MATEO 6
26 Miren los pájaros del cielo: ellos no siembran ni cosechan, ni acumulan en graneros, y sin embargo, el Padre que está en el cielo los alimenta. ¿No valen ustedes acaso más que ellos?
27 ¿Quién de ustedes, por mucho que se inquiete, puede añadir un solo instante al tiempo de su vida?
28 ¿Y por qué se inquietan por el vestido? Miren los lirios del campo, cómo van creciendo sin fatigarse ni tejer.
29 Yo les aseguro que ni Salomón, en el esplendor de su gloria, se vistió como uno de ellos.
30 Si Dios viste así la hierba de los campos, que hoy existe y mañana será echada al fuego, ¡cuánto más hará por ustedes, hombres de poca fe!
31 No se inquieten entonces, diciendo: «¿Qué comeremos, qué beberemos, o con qué nos vestiremos?».
32 Son los paganos los que van detrás de estas cosas. El Padre que está en el cielo sabe bien que ustedes las necesitan.
33 Busquen primero el Reino y su justicia, y todo lo demás se les dará por añadidura.
34 No se inquieten por el día de mañana; el mañana se inquietará por sí mismo. A cada día le basta su aflicción.
SAN LUCAS 12
31 Busquen más bien su Reino, y lo demás se les dará por añadidura.
32 No temas, pequeño Rebaño, porque el Padre de ustedes ha querido darles el Reino.
33 Vendan sus bienes y denlos como limosna. Háganse bolsas que no se desgasten y acumulen un tesoro inagotable en el cielo, donde no se acerca el ladrón ni destruye la polilla.
34 Porque allí donde tengan su tesoro, tendrán también su corazón.
35 Estén preparados, ceñidos y con las lámparas encendidas.
36 Sean como los hombres que esperan el regreso de su señor, que fue a una boda, para abrirle apenas llegue y llame a la puerta.
37 ¡Felices los servidores a quienes el señor encuentra velando a su llegada! Les aseguro que él mismo recogerá su túnica, los hará sentar a la mesa y se pondrá a servirlo.
38 ¡Felices ellos, si el señor llega a medianoche o antes del alba y los encuentra así!
39 Entiéndalo bien: si el dueño de casa supiera a qué hora va llegar el ladrón, no dejaría perforar las paredes de su casa.
40 Ustedes también estén preparados, porque el Hijo del hombre llegará a la hora menos pensada».
Ramón I Agúero

Anónimo dijo...

Please. Quienes son los que ilustran la foto. Algunos sostenedores del culto free lance, tal vez ?

Anónimo dijo...

Anónimo de las 17:14
El cardenal es S.E.R. Mons. Vinko Puljic, arzobispo de Vrhbosna-Sarajevo y presidente de la Conferencia Episcopal de Bosnia-Herzegovina, y el presbítero es Mons. Pedro Candia, el administrador diocesano del Obispado Castrense.

Tal vez le interesen estos links
Sobre el cardenal: http://www.infovaticana.com/2013/06/07/quien-es-vinko-puljic/
Sobre Candia y la foto: http://www.mendozatransparente.com.ar/noticias/monspedrocandiarecibioelpremiointernacional%E2%80%9Cporunaculturadelapaz%E2%80%9D