lunes, 1 de febrero de 2016

Nonchalance

Es sabido que de todas las virtudes, las que más tardan en morir en las clases altas son las que están unidas con la educación. No necesariamente son las más pequeñas: muchas forman parte del plexo de la magnaminidad, virtud máxima del político, que hace su accionar “bueno y bello” en la acepción griega de la palabra. Es lo que sucede con lo que se denomina nonchalance y que los diccionarios traducen torpemente como “despreocupación, desidia, dejadez”. En realidad, la nonchalance es una suerte de despreocupación activa, cierta gracia con la que no se toma absolutamente en serio la vida, por lo menos la sublunar, y sobre todo las cosas mudables de la política. “Hay vida después de la política”.
Las hermanas mayores de la nonchalance son la despreocupación por los propios intereses y la relativa imperturbabilidad ante los reveses en aras del de los demás, hábito aristocrático por excelencia que pervive hasta en la costumbre de no empezar a comer primero ni acabar con la última empanada. De Talleyrand se cuenta que una noche en medio de un partido de cartas con el Barón de Rotschild, a éste se le cayó una moneda de diez centavos bajo la mesa y empezó a buscarla febrilmente. El ex obispo de Autun encendió entonces con una vela  un billete de cien francos y le preguntó si necesitaba lumbre. Cuando a Churchill le dijeron que había aterrizado en Escocia un hombre que decía ser Rudolph Hess, como acababa de comer y tenía programada una película, contestó “sea Hess o no, yo me voy a ver a los Hermanos Marx”. Y es que la prima de la nonchalance es la paciencia, otra virtud crucial del político. Y que su enemigo, el hombre que en sueños seguía moviendo sus ejércitos en Rusia, decididamente no tenía, lo que lo llevó a perder su guerra.
La nonchalance habitualmente se confunde con la vagancia y la desidia. No es así, es fundamental en política. Es el reposo del tigre cuando no está cazando: relaja sus músculos y tranquiliza a la desprevenida gacela que no sospecha que el felino aguarda su oportunidad. La nonchalance disuade a los adversarios, que bajan la guardia; repara los nervios del político, que deja de quemarse en sus deseos; preserva su honor, porque lo libra de hacer cualquier cosa, aceptar cualquier bajeza con tal de lograr sus afiebrados objetivos. La nonchalance es, como se decía de Kennedy, mantener la gracia bajo presión, mostrar que en la vida hay otras cosas que la política, en definitiva sustraerse de la carrera angustiosa por el poder y evidenciar que se es humano. La única manera de lograr las cosas es distanciarse un poco de ellas. El que quiera ganar su vida la perderá.
Todo esto viene a cuento a raíz de la nota más acusada del líder del nuevo gobierno que nos hemos dado los argentinos, y que dadas las características patológicamente centralizadas de nuestro sistema vuelven crucial el character del Presidente. Necesitamos con desesperación un hombre normal, un non chalante . No es éste el momento de evaluar el accionar del nuevo gobierno; resultaría prematuro. Notamos empero con satisfacción la presencia de muchas personas sensatas en el poder; el cese del proceso revolucionario kichnerista, caracterizado por una tendencia entrópica que conducía más a la toldería que al gulag; la sensación de libertad de expresión, etc. También vemos bastante frivolidad, desorganización y tontería progresista.
Pero lo que notamos en Macri es esa nonchalance. A diferencia de Néstor, que respiraba política en una actividad incesante de la mañana a la noche como un demonio amargado y dañino; que no tenía hobbies, ni más vicios que el afán desordenado de poder y dinero, ni más objetivo que robarse literalmente la Argentina, con sus recursos y población y empresas incluidos, Macri parece no desear demasiado el poder, tiene una familia, una vida, una dimensión de ocio, amigos no políticos - a veces demasiado amigos y demasiado no políticos, hélas- . La despreocupación hace a la integridad de la persona humana. Ay de quienes no tienen espacios de ocio, y ay de los gobernados por obsesos del poder, que sólo piensan en extenderlo y prolongarlo como un viejo lujurioso su sexualidad.
No sabemos cuánto de publicidad hay en esta despreocupación, pero hay cosas que no se pueden fingir. Se podrá confundir la nonchalance con vagancia, pero exige cierta elegancia que es imposible de remedar. 
Podemos decir también que Scioli perdió precisamente por falta de nonchalance. El hombre dio la impresión de estar dispuesto a todo para conseguir su objetivo. Llegó a comparar perder la chance presidencial con perder un brazo, declaración peligrosísima y non-chalante. Para su desgracia, el proceso de domesticación a la que lo sometió el kirchnerismo fue aceptado e internalizado por el pánico a perder, como un perro apaleado a la hora de darle su comida. Y tenía tanto miedo a perder, que hizo como ese hombre que temía tanto a la muerte que se suicidó. De tanto querer algo no lo logró. Otra vez se corrobora la frase evangélica.
Por cierto, como virtud -pequeña pero virtud al cabo- la nonchalance tiene dos extremos, que se pueden graficar con Néstor en una punta, De la Rúa en la otra. Quiera Dios que encontremos el medio de eminencia, y que junto con esta hermana menor de la virtud política, aparezca la magnanimidad.


Ludovicus

97 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¿Cómo va a ser una virtud?!

¿Qué diría San Josemaría?

Anónimo dijo...

Nonchalance o lo que sea, Wanderer y Ludovicus ya dan asco.....puajjjj.....en buena hora empiezan a mostrar sus cartas....liberales de pacotilla!! Invitalo a Macri a tomar un te con un pudding a tu casa a ver si te desasnas de una buena vez.
El mayor daño que ha hecho el asqueroso kirchnerismo ha sido dañarle el cerebro a mucha gente de buena linea.
me viene bien para dar de baja de una buena vez este blog kuku!

No espero que publiques este comentario, no tiene nonchalanceeeeeeeee!! Andaaaaa!!

Anónimo dijo...

Excelente!

Blas

Anónimo dijo...

Coincido con el anónimo de las 12:25. Los KK les dañaron la cabeza a muchos católicos de buena línea. Una pérdida de tiempo leer este post, mejor me voy a leer a Castellani para olvidarme un poco de las pavadas que acabo de leer… Wanderer le recomiendo que no se meta en temas de política, ya ha demostrado no saber mucho sobre el tema. No es lo suyo. Saludos.

Wanderer dijo...

Es verdad. Yo no sé de política, pero Ludovicus sí que sabe. Se lo aseguro.

Anónimo dijo...

La verdad es que no espero nada de Macri, así que por ahora me sorprende bien.
Buen post, que estimo estará entre los más impopulares de la historia del blog. Es parecido al de Michael Matt sobre Trump.
http://remnantnewspaper.com/web/index.php?option=com_k2&view=item&id=2285:playing-the-trump-card-can-it-be-any-worse
saludos,
Shellshock

Ludovicus dijo...

Quizás algunos estimados lectores no habrán advertido que no comparé a Macri ni con Felipe II ni con Don Juan Manuel. Me limité a señalar una pequeña virtud que tiene su reverberación política, lo que es una novedad. Su antecesora carecía de virtudes, grandes o pequeñas.

Anónimo dijo...


Wanderer, dos cosas:

1. Este post que ha subido es algo superior. De lo mejor que ha publicado. Con los pies sobre la tierra sin caer en la ingenuidad.

2. Y el magnánimo es usted, al publicar comentarios que rozan la grosería -para decir lo menos. Escritos por lectores que no tienen ni idea de que cosa sea la política, a quienes, dicho sea de paso, no les vendría mal leer el libro de Irazusta, La Política Cenicienta del Espíritu. Y también pensar con los pies sobre la tierra -que es lo más difícil-, no con la cabeza por los cerros de Úbeda.

Agradeciendo su trabajo y buen gusto, lo saludo muy atentamente

El Aprendiz II

Ps. Lo que sigue corresponde al post anterior. Va porque calza en éste, ya que el comentario de Flake es político, agudo y realista: “El abrazo económico entre la Iglesia y el estado siempre perjudica a la Iglesia, que queda prisionera, en mayor o menor medida.” Sin duda: tiene razón. Basta leer los diarios y poner oído a los curas que cuentan sobre andanzas de sus obis-pillos…

Andrés Flake dijo...

"Despreocupación" no me parece tan descaminado a la hora de traducir "nonchalance". Pero "desidia" y "dejadez" despistan más de lo que ayudan. Quizás sea mejor usar "desenfado": Despreocupación, desenfado, e incluso desenvoltura.

Con diversos matices, algo así se viene proponiendo como virtud política por lo menos desde los clásicos romanos. "Nonchalance" tal vez tenga una abuela estoica.

Con todo, no entro a discutir si Macri posee esa virtud, porque lo desconozco por completo. Quizás sea demasiado pronto para juzgar el caso, si bien Ludovicus y Wanderer no tienen por costumbre posicionarse a la ligera.

Matias Eduardo Gramuglia dijo...

Con el señor Ludovicus tengo mis diferencias...graves.

Pero, nobleza obliga, escribe bien, cita mejor y cuando no intenta ser teólogo*, es un buen pensador.

A propósito: en la bella Ostende, bajo la sombra y el aroma de los pinos y eucaliptos, me empache felizmente* con "El Banquete de Severo Arcangelo" de Leopoldo Marechal...lo recomiendo para este verano y este zeitgeist*.

Mi abuela, fallecida, no estuvo para tirarme el cuerito, pero el mar saladisimo, el yodo, el viento, el Campari con mucho hielo y naranja, las caminatas en la playa huyendo de la marea y la espuma bajo las estrellas, hicieron lo suyo

Dios y la Santisima bendigan al autor del blog y a todos sus invitados al Banquete* y, por supuesto, a sus necesarios opositores*.

Feliz Año

* lean el libro.

Anónimo dijo...

Está claro que se puede ser erudito sin ser inteligente. Y viceversa. Yo prefiero esto último, y considerar que Churchill no recibió a Hess porque sabía a qué venía. Que si no hubiera tenido non chalance (o como se diga) y sí una pizca de señorío y buena leche -por decir lo menos-, hubiera recibido a Don Rudolf como lo merecía. Y dejen tranquilo a Adolfo, por favor, que ya va siendo tiempo de que descanse en paz. El último que apague la luz.

Anónimo dijo...


No se si Dios tuvo Misericordia de Talleyrand , pero seguro , que el
no tuvo misericordia , ni piedad de nadie ...

Anónimo dijo...

No parece que el niño pijo de MM tenga alguna altura espiritual que le de algún señorío sobre la inmediatez, aún de las preocupaciones patrióticas. Más bien parece que es un desapegado por desarraigo de todo. Cuando antes de las elecciones dijo que si perdía se iba de "este" país (recalco el "este" (, que se iba a vivir a Italia, mostró la hilacha. Me entristece no advertir en la cercanía del presidente MM alguien que pudiera ayudarle a ver más a lejos, a sentir más profundo, a actuar más responsable.
Si algún lector de esta página pudiera decirme con fundamento que sí lo hay, me daría una chispa de esperanza para el futuro inmediato.
Juan el Gris

Anónimo dijo...

me ha gustado lo escrito por Ludovicus, lo que no entiendo es la reacción destemplada de algunos, muchachos, es una columna que se puede estar de acuerdo o no, no es para volverse loco, sana envidia al amigo que esta por Ostende, siga disfrutando del campari. salud a la barra
Pablo desde pehuajo

Anónimo dijo...

Ojo con Marechal, que era peronista.

Pero hay algo raro con el peronismo, pues si bien es siempre malo, de las tres novelas del autor la más peronista fue Megafón, que a la vez logró ser mejor que la del Banquete.

Pero si el Peronismo es lo peor de lo peor, cómo es esto posible.

Si embargo así son las cosas y lo misterioso del Movimiento.

Y lo mejor es el Adan.

En verdad, lo peor o menos feliz de su obra está en la poesía para la que no nació este prosista simbólico_populista.

Filólogo Responde.

Anónimo dijo...

¿ Que hubiera sido de un Talleyrand con virtudes ......?

Anónimo dijo...

Mientras tanto el peronismo acampa en la puerta de un despacho en Diputados para que se lo pueda quedar Máximo.

El Comunismo será intrínsecamente perverso, mas el Peronismo es intrínsecamente cabeza.

Ladrón sin destino.

Wanderer dijo...

Juan el Gris, el que dijo que se iba a vivir a Italia fue Scioli, no Macri.

Anónimo dijo...

La verdad que defender a Macri, decir tiene una ¿familia? O sea ahora sí, defendemos familias ensambladas? Wanderer, me extraña que su gorilismo se imponga por sobre el sentido común que lo caracteriza, para publicar este post.


Phil Dick.

Anónimo dijo...

Todo bien con los nacionalistas, en serio. Pero alguien debería recordarles que lo que hizo de la Argentina un país distinto, un país único en Iberoamérica (con la posible excepción de Uruguay), un país de clases medias, de movilidad social, sin castas sociales y raciales de pertenencia hereditaria, una meritocracia, el granero del mundo, un país que competía con los EE.UU. como destino de la inmigración europea, un país que generaba premios Nobel en ciencia, un país que leía, un país que editaba, digo, lo que hizo todo eso, no fue ni el régimen colonial español, ni don Juan Manuel de Rosas, ni Facundo Quiroga. Lo que hizo posible todo eso (partiendo de un baldío que había sido una paupérrima colonia española), fueron los ochenta y cinco años que van de 1860 a 1945, durante los cuales fuimos la joya más preciada de la Corona Británica. Después vinieron los efectos de las guerras mundiales, la torpeza yanqui, y el nacionalismo y plebeyismo de Perón, y todo eso se destruyó. Hasta no quedar casi nada.
Y ahora, después de una larga noche, un grupo de graduados del Colegio Cardenal Newman está intentando rescatar los restos del naufragio (con nonchalance, y con otras virtudes británicas emparentadas, como la flema, y el understatement).
(Y, ya que estamos, difícilmente haya habido en la Argentina alguien más anglófilo que el muy católico y nacionalista Padre Castellani).

Ludovicus dijo...

Quiero confesar una cosa: prefiero a un hombre que se va de la Casa Rosada a las 6 de la tarde para jugar al tenis con su mujer, que a un frenético abrazado a una caja fuerte gritando "extasis" y pegándole a la mujer con un diario enrollado en presencia del vicegobernador. Me gusta más un tipo que no grita a otro que acostumbra pegarle cachetadas a su secretario y tocándole la cola a los ministros.

Será que soy liberal.

Anónimo dijo...


Cada tanto, una vez al mes, paso por este peculiar sitio. Debo de decir, sin ánimo de ofender, que vuestra decadencia se ve cade vez más manifiesta. La vindicación de la chatura macrista supera toda obra surrealista, y como tal la tomo, una suerte de dadaismo siglo XXI.

Anónimo dijo...

Interesante. Desde ya, me gustaría una opinión del autor del post sobre el nuevo gobierno, cuando haya transcurrido un tiempo suficiente como para evaluarlo.

Anónimo dijo...

Muy señores míos.
No hay ninguna duda que si no ganaba Macri lo hubieran hecho El Manco del Espanto y Cruela, la Esitosa (y no sé si halitosa).Lo había pronosticado el augur Pero Quegrullo, y dio en el clavo, como siempre lo hace después de meditar sobre lo obvio y lo inexorable.
Pero no debe caber la menor duda: El fiel de la balanza se inclinó para el lado muchísimo menos malo.
Si hubiéramos mantenido el rumbo, más que contra un iceberg, el TitaniK nos hubiera sumergido en las fétidas cámaras sépticas del Podriachuelo y la Boca de Tormenta que se abre fagocitando todo oxígeno y seres vivientes.
Es más, el buque de la armada que se hundió en la rada hubiera sido el acorazado torpedeado en Scapa Flow al inicio de la segunda guerra civil mundial al lado de nuestro atribulado destino.
No hay ninguna duda tampoco que, superado el trigésimo círculo del infierno del Néstor, habrá que enfrentarse a nuevos desafíos. Chau tabú y la celebración de las plumas y de las tortas, están a la vuelta de la esquina.
Pero esto no sucede sólo en los dominios del globo amarillo.
También se ha esparcido por los territorios de la ciudadela de la fe, bajo el curioso lema que dice (no reza) ¿Quién soy yo para juzgar?
Pero, la narko enseñanza y la traficc-ante, han visto de cerca la posibilidad de una caída muy severa. Imagino que prósperos negocios como la comercialización farmacéutica donde nadie compra, la venta de pizzas de incógnitos contenidos y los viajes a ningún lado de algunas líneas de miKros, deberán buscar nuevos rumbos en el territorio de la América Originaria.
Asimismo, la banda de los cuatro, dignos seguidores de Mao Tse Tung, también estará considerando la posibilidad muy cierta de tener que recurrir a los fondos bien guardados y mal conseguidos como para encarar nuevas aventuras mientras sigan viendo los barrotes del lado de afuera y antes de pasar por las horcas caudinas de unos jueces que sepan leer y sumar números naturales en forma básica.
En fin, podría seguir hasta que el peronchismo produzca gente decente y capacitada. Pero no es el caso de desperdiciar el tiempo hasta la consumación de él.
Si durante siete décadas estuvimos mirando para otro lado, mientras íbamos descendiendo de la primera A a los torneos relámpagos de clubes del Kongourbano, no pretendamos que en pocos años la cosa volverá por sus fueros.
No señores! Esto recién empieza y deberán consumirse generaciones enteras -mientras se mantenga el rumbo debido (con b larga y con perdón de lo que fue el rumbo de la v corta)- hasta que podamos empezar a ver la lucecita en el fondo del túnel como veía Samoré allá por los inicios de 1979.
Esto es, con mucha pertinacia y viento a favor, el grueso de los que hoy sobrevivimos a los montochorros no veremos sino desde el cielo, el purgatorio o del averno, la salida de este estercolero. Si es que lográsemos salir.
Que lo único que falta es habernos caído en el pozo ciego de la ignominia, habernos mantenido sumergidos por casi setenta años en el infecto hoyo, y pretender que con una ducha y un enjuague bucal la cuestión estará resuelta.
Ya lo dijo el máximo lider de la religión del Séigual y el Guachito Gilastrún, venimo' del fine del mondo. Y de lo más profundo del fin, agrego, con todo respeto.
Efímero Rigolleto, sostenedor de vagos y malentretenidos por casi un siglo.

Anónimo dijo...

Juan el Gris,

Pómgase contento: MM lo tiene bien en la cercanía a don Durán Barba. Antes de las elecciones lo llevó a ver una hechicera diciéndole que le habían hecho un "trabajo". Mauri reconoció que visita asiduamente a su "armonizadora espiritual budista", a la que lleva a lgunos de sus ministros. Hace dos días se conoció que a Mauri le dolía mucho la cabeza en su escritorio en la Rosada así que llamaron a un Cura para que realizara los consabidos ritos. Pero enseguida se arrepintieron, le dijeron que no vaya, y llamaron a una "budista" para espantar los "bichos" de allí, y también de Olivos.
Durán Barba dijo en reportaje aparecido en Clarín del domingo 31 de Enero que el cree "en todos los demonios; en todos".
¡Qué tal! No ve lo bien rodeado y asesorado que está Muri para progresar en la virtud de la magnanimidad...

Kill The Gaard

Anónimo dijo...

Bárbaro todo. Muy bien escrito por todos. Ahora yo voy a decir una cosa desde el menos común de los sentidos. A todos en este blog les encanta pontificar citando frases poco célebres salidas del más empolvado posible de los libros de su biblioteca. ¿Entonces vamos con Castellani?. ¿No fue él quien escribió que a este país no lo salvaba nadie sino Cristo, asique lo mejor que podemos hacer es rezar?. ¿Me equivoco don Wanderer?.
Yo rezo para que cuando se vaya el presidente Mau (porque como todos se va a ir), no quedemos los argentinos extrañando a los K. Porque ahí sí que vamos a tener que hacernos de mucho non-chalance. Cómo es eso posible, no sé. Pero en política siempre puede venir uno peor.
Magnánima es la desesperación que veo en tantos argentinos de buena voluntad (como los que opinan en este –muy buen- blog) que confían un futuro más augurioso para nuestro país de la mano de una persona como Macri.

Papageno argentino.

anonimo dijo...

Decepcionante. Sigo el blog hace tiempo y siempre me ha llamado la atención la profundidad de los artículos. Pero esta profesión de fe Macrista me resulta incomprensible.

Anónimo dijo...

Es así, creo que la vida compensa.

Me gustaba de Benedicto XVI -justamente- que era un Pontífice nonchalance. No obsesionado con lo que Él era, al punto que tuvo el equilibrio mental -y la humildad- de dejarlo cuando supo que no podía -y no quería dar espectáculos lamentables-. Mostraba su espíritu aristocrático, esencial a su vida, donde tenían lugar -además de la "profesión" de teólogo- la música, la literatura -la buena escritura-, el arte, el pensamiento.

A Benedicto lo sucedió "Néstor con Sotana", a quién la única que le va a sacar el poder es la Parca.

Saludos,

Flavio Infante dijo...

Cuanto a la familia que Macri puede ostentar como signo de la normalidad deseada, téngase en cuenta que ya va por la tercera o cuarta esposa, con varias hijas de anteriores connubios. Supongo que en esto ostenta un triste primer puesto en la poco virtuosa historia de nuestros jefes de Estado.

No digamos del carácter insustancial que revelan episodios como el referido por el exorcista padre Mancuso, llamado a limpiar de demonios la quinta de Olivos para luego ser desairado por el propio Macro, que terminó apelando a un rito budista. Vid:

http://www.lacapital.com.ar/politica/Un-cura-catolico-revelo-que-Mauricio-Macri-lo-busco-para-exorcizar-Olivos-20160201-0091.html

(Todo esto dicho sin merma de que los demonios que hoy se enseñorean de las riendas del Estado parecen sin dudas menos agitados y febriles que los de la anterior gestión. Noncurantes, se diría.)

Anónimo dijo...

"Notamos empero con satisfacción la presencia de muchas personas sensatas en el poder" (¿?) Muchas personas sensatas?! El rabino Bergman Ministro de ambiente... Patricia Bullrich ministro de seguridad... No se de donde sacó eso.

"Macri parece no desear demasiado el poder, tiene una familia" (¿?) una familia?? es en serio? Una familia compuesta por cuatro mujeres y cuatro hijos. Que linda familia...

"la sensación de libertad de expresión" esta es muy graciosa.

Me parece que es muy ingenuo al pensar que de Macri pueda llegar a salir algo bueno.

Anónimo dijo...

Macri, Vidal y Geniol en la CABA son por ahora un momento que puede tornarse en recuerdo en solo un segundo. La suerte de cada uno de ellos es la de los otros dos y por ende, y en medio de este acto de la parodia mundial, en la suerte final del país. Porque si fracasan, esquilmando de paso nuevamente a la clase media como lo viene siendo por militares, socialistas, neoliberales y populistas chavistas, dejando a la nación en estado de ignición, lo que venga ya no será el actual peronismo gay y residual sui generis sino Stalin y Mao bananeros tomados de la mano.

Un CEO puede ser eficiente en una empresa pero no necesariamente dirigiendo o ministeriando un país, mas aun si aquel comió de la mano de aquellos a quienes pretende ahora poner límites o marcar la cancha.
Además me pregunto si "limpiar energéticamente" despachos y quintas por brujas, chamanes y monjes budistas es parte de ese rictus aristocrático dilecto que engendra perspectivas políticas y lúdicas ABC1 del que carece la clase media, garante aun de que aquel momento no devenga en infierno.

Por ahora lo único bueno que veo al sur de Bolivia es que la emperadora ególatra bipolar y su séquito fecal están en el infierno del ostracismo, sin caja y temiendo caer presos.
Por ahora.

Drakkar

Anónimo dijo...

No tenía experiencia de esto que usted habla, estimado Wanderer, hasta cerca de los treinta años en que tuve la enorme fortuna de trabajar bajo la supervisión de L.J.V. - que tenía este "nonchalance" o mejor dicho magnanimidad- un verdadero "noble" de las quintas del conurbano bonaerense. Yo sabía muchas cuestiones técnicas, pero de él aprendí esta paciencia imperturbable ante las mayores tormentas, que es la que te deja ver las cosas con claridad, cuando te están bombardeando por todos lados. Disfruté mucho de trabajar con él y le guardo un gran agradecimiento. Nunca un auto llamativo, nunca una mirada fuera de lugar, ninguna estridencia, low profile total. "Casualmente" es un tipo con una hermosa familia, un católico de Misa (que había estudiado en colegio de curas cuando eran católicos todavía) y nunca se tomaba muy en serio a sí mismo. Nada complicado. A pesar de la enorme diferencia entre su experiencia y mis pocos años, siempre me trató con exquisita cortesía. Recuerdo que ningún día dejábamos nuestro Five O'clock Tea antes de salir, por más que golpearan a las trompadas la puerta de nuestro "cubículo" con cosas que siempre eran urgentes, taconeos nerviosos y a los gritos. (Qué manga de tilingos/as!). Él me enseñó que nada de lo que llamaban urgente en realidad lo era, que la amistad no tiene precio, y que ser honesto y actuar con recta conciencia es la única forma no tener que tomar pastillas para dormir. Hasta el día de hoy me acuerdo de su sentido del humor y de sus salidas desopilantes con una sonrisa, recordando esos tiempos felices.

Anónimo dijo...

Yo que Macri volvería a restaurar el monumento de Colón en su sitio original.
Muchos se lo agradeceríamos.

Jornadas dijo...

Recomiendo la lectura del relato de la muerte de Talleyrand (no la de Victor Hugo, que es de una falsedad insoportable). Lacour Gayet, crítico de Talleyrand, recoge las mejores fuentes.

Amitiés

Anónimo dijo...

Don Ludovico dijo que el Mauricio se bañaba todos los días y no hacía ruido tomando la sopa, y le cascotearon el rancho. Lo que será si lo elogia dendeveras.
Velay con los argentinos, como me dijo los otros días un mocito medio afrancesado en la pulpería, "no distinguen los matices, ni pueden rescatar lo positivo. La realidad es nuancé".

El Pulpero de la Recoleta.

Anónimo dijo...

Quier peor ha quedado parado a todo esto es el Cardenal Newman. No el sujeto, sino el colegio.
Parecida deriva acarrea ya hace muchos años el Champagnat de CABA, pero el Newman le sigue ganando.

¡Andate a un colegio laico!

Walter E. Kurtz dijo...

Estábamos en manos de una enferma que dividía su bipolaridad entre una facción que pretendía convertir a la Argentina en la Camboya de Pol Pot ("el problema de Stalin es que no tenía Excel") y la facción que deseaba esquilmar a la clase media hasta que no quedase absolutamente nada más que robar (se llevó hasta los Quinquela Martín de la Casa Rosada).

Ahora hay un tipo que será todo lo malo que quieran pero es imposible estar feliz por no tener que escuchar todas las mañanas al narco presidencial Animal Fernández o las cadenas nacionales de la endemoniada día por medio. Si Macri logra mandar al olvido al kirchnerismo, ya estoy satisfecho. Lo demás hoy por hoy, en la Argentina de 2016, es utópico.

Adúltero potencial dijo...

Esta misma tarde me consigo una turca para ir a jugar al tenis. Claro, mi billetera sólo me habilitará algo más parecido a Zulemita que a Juliana.

Anónimo dijo...

Esta noticia no tiene que ver con este post pero sí con la profunda indignación que me embarga
http://www.infobae.com/2016/02/02/1787105-la-iglesia-promete-gestiones-el-gobierno-que-liberen-milagro-sala

Anónimo dijo...

La gran " Virtud... " de Talleyrand es el " Cinismo " que , agregado a su inteligencia le permitió tener éxito en su diplomacia ...

Sus contemporáneos y biógrafos dicen que se " reconcilio con la Iglesia "...pero negocio su conversión para recibir la Extremaunción evitar a su familia el escándalo de una sepultura " civil " .
Espero que Dios habrá tenido Piedad de el …

Bonjour á tous …….

P...S...

anonimo dijo...

Eramos "la joya mas preciada de la corona británica", me imagino las carcajadas de Evelyn Waugh o Anthony Powell. "Todo bien con los liberales y/o macristas" pero si hay algo que deberiamos aprender de los ingleses es el profundo nacionalismo que los caracteriza. Dicho sea de paso no le fue muy bien que digamos al ex- alumno de Newman o el ex- alumno de Eton (David Cameron) en Davos. Pero ya sabemos, las Malvinas son la "joya mas preciada...."

Anónimo dijo...

De MM tengo opiñiones encontradas.
En lo estrictamente politico economico no me quedan dudas de que es lo mejor para el pais.
Lejos confio en la CEOcracia para administrar el pais, no me caben dudas que son infinitamenete mejores que algunos abogados lumpenes que tardaron 12 años en recibirse y que nunca ejercieron nada.

La unica vez que estuve con MM cara a cara durante 20 minutos durante la campaña me sorprendio justamente la actitud carismatica y en nonchalance que tenia. (estoy en un celular y no puedo tipear ahora mas tarde transcribo dos ejemplos de esa actitud en solo 20 minutos).

Ahora lo malo, nombro al rabino bergman para hacer no se que, hay un traba trabajando con patricia bullrich, tiene demasiados peronistas en su gabinete para mi gusto.

Finalmente lo mas grave no es creyente, anda haciendo limpiezas energeticas en la casa de fobierno ybse "caso" tres veces.

Ahora sigo creyendo que era por lejos el menos malo, de Scioli no solo podemos decir que era todo eso sino que encima es grasa.

Benigno

Anónimo dijo...

Manga de anglófilos afrancesados !

Anónimo dijo...

It's just a question of high class.....BTW our beloved BoR is going to be a movie actor, playing himself in a new film, Beyond the sun, y que hagan lìo, siempre!

Anónimo dijo...

Era obvio que este post sería leído, y con ganas, como un panegírico a Macri. Yo diría que la salida de los dementes que estaban es como cuando se apaga la bomba de agua o el zumbido de la heladera. Y que en eso se resume el post. Sólo eso.
Quizás en el fondo seamos todos kirchneristas, siempre en tensión y con los nervios de punta, esperando que alguno diga algo que parezca fuera de "la buena línea" para emprenderla a los gritos. Después se sorprenden cuando los hijos les huyen y no les pisan una Iglesia nunca más o cuando la hija se le va a vivir con un noviecito, judío además. Paren la mano, che. Apaguen el bombeador un minuto.

desanimado,
shellshock

Ludovicus dijo...

Shellshock, la pegó.

Toto corde,

Anónimo dijo...

Muchachos anti MM, no estamos en la Edad Media: olvídense de un gobernante santo o virtuoso a ese modo. Lo de Ludovicus es simplemente una observación que puede o no indicar que lo de MM no será tan desastroso como lo de los K (yo creo que no lo será, el tiempo lo dirá). Además yo no estoy de acuerdo con el sistema democrático actual, por ello voto en blanco o nulo y tampoco creo que la salvación venga por la política, pero por ello no me rasgo las vestiduras por el Post de Ludo, ni creo que sea una alabanza a MM o un llamado a defender su gobierno.

Anónimo dijo...

El nonchalance de Macri es budista. El budista se aleja de la violencia, la agresividad, el sufrimiento, todo lo contrario al catolicismo. Algunos comentarios reflejan una mentalidad monocromática: blanco o negro, bueno o malo, sin matices, no puedes decir nada bueno de un liberal porque te convierte en un liberal, da la impresión de una rabia contenida. Relajense. Vayan a misa y frecuenten los canales de la gracia que son los sacramentos. En misa rueguen por la Argentina y descansen en Dios. Disfruten de sus esposas e hijos. Disfruten la compañía de sus amigos. No se tiene que ser rico para rodearse de gente buena y disfrutar de su compañía, descansen el fin de semana. Somos los cristianos de los últimos tiempos. La luz del cristianismo se apaga gradualmente en el mundo, disfrutemos de la luz y la fe que aún conservamos en nuestra familia y amigos. Seguramente por eso Juan Pablo II recomendaba formar comunidades cristianas.

Anónimo dijo...

Antes de jugar al tenis con Zulemita, jugá solo al frontón.

Filólogo.

Martin Ellingham dijo...

No sé por qué despierta reacciones tan airadas este post. Diría que sólo marca el contraste con la empastillada filochavista. Que normalizamos como si fuera inherente al "Sistema".

Bulgarov dijo...

No creo que Ludovicus necesite un interprete, no creo tampoco estar calificado, pero me parece que el post se trata de una virtud superficial, aristocrática si se quiere, por lo tanto es esa la lectura que hay que hacer del mismo.
No creo que sea una justificación del liberalismo, es más bien un: "al menos me gusta más cómo éste dice las cosas", cosas que se traen de la "buena" cuna, o algo así.
Si se lee en este sentido, es un post cholulo, hasta interesante (más por el autor que por la materia tratada).
A cierto nivel de esencias, a mi me parece que Macri es un desastre, más de lo mismo, y creo que todos en mayor o menor medida coincidimos (hasta el autor al que han tratado de liberal):
1) desastre en educación
2) desastre en bioética
3) desastre en "respeto del estado de derecho" y la famosa "división de poderes" (esto es bueno, pero en él es una incoherencia).
4) desastre en cuanto a fantochada pseudo populista de bailar gilda en el balcón de la Rosada mientras su vice le hacía los coros patéticos, a modo de la pseudo alegría de este mundo.
5) desastre al haber afirmado que bERGOGLIO Y bERGMAN eran sus "directores esirituales".
6) desastre al haber puesto a masones en puestos claves.
7) desastre en seguridad.
8) ...

Concedo que ha puesto a gente más idónea, y estamos tan hechos pelota en la Argentina que festejamos estas medidas de "sentido común" como si fueran un dejo de Esperanza Natural.
Pero para mi el tema es el thelos, el para qué!
La finalidad es lo primero en la intención y lo último en la ejecución, entiendo que Ludovicus no lo vea pues llevamos muy poco de ejecución (insisto en que para mi si lo ve, solo escribe sobre un tema menor), pero otros ya vemos clarito su intención.

Cristina = MM
Tomato = Tomatoe

In Domino!

Anónimo dijo...


Una pregunta ..

Cual es el " decreto " de excomunión de Mons Marcel Lefebvre, fundador de la Fraternidad San Pío X y excomulgado por Juan Pablo II por cismático.......

Anónimo dijo...

Shellshock,Pulpero de la Recoleta han tenido la delicadeza de distinguirse del resto..
Ludovicus go ahead..si, en inglés!
Don Wanderer, no para deleitarme con sus posts(y los ajenos que publica) y lo que provocan. Aunque a veces me pregunto si serán oportunos o no,pero en fin ¿quién soy yo para juzgar?..

A.G.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 17:35,
tal vez esto sea un Infierno. Y a lo mejor a usted le de lo mismo habitar un Infierno administrado por Macri, que uno administrado por Kim Jong-un. A mi, no.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 19:37,
no existe tal decreto. Según lo dispuesto por Pio XII a raíz de las consagraciones episcopales de la Asociación Patriótica China, quedaba excomulgado 'latae sententia' cualquier obispo que llevara a cabo una consagración episcopal sin explícita aprobación papal.

The International Péronist dijo...

Don Guánder, acertado el post, y necesario. El cambio cultural en la Argentina ocasionado por la desaparición de la camarilla stalinista es tal y tan rápido, que nada de la vida argentina puede sustraerse. Tampoco Bergoglio, que vive razona como si fuera el sacristán de una parroquia suburbana. Más ahora que no conmovió a nadie con el cambio climático.

Si es cierto, mejor que Macri sea budista. COmo el los '70, el catolicismo oficial sólo sirve para interceder por terroristas. Quizás no hemos subrayado suficientemente para los lectores extranjeros el protagonismo de la iglesia en la formación de los movimientos armados que intentaron tomar el poder, ambiente en medio del cual Bergoglio ingresó a la vida religiosa. El catolicismo liberal formó ingenuos como Marcó, funcionales al populismo piadoso siempre en busca de terratenientes cafetaleros, incluso en latitudes extratropicales.

Que Macri no frecuente las Iglesias de Buenos Aires habla bien de él, y me garantiza un nivel de sensatez no contaminado por la prédica disolvente y peronizante de los curas de la ciudad de Buenos Aires.

COmo se dice en algún comentario a este post, Bergoglio es Néstor con Sotana, pero un Kirchnerista era Bergoglio sin sotana, peronista y resentido vestido de civil.

Jornadas dijo...

A P. S.

No prive a la Providencia de arrancar de las garras del demonio a uno de sus hijos (sacerdos) en el último momento. Lea o relea Brideshead, especialmente el final.

Anónimo dijo...

Vayan a hablarle de despreocupacion al tipo que lo rajaron del laburo con la excusa de que es ñoqui y tiene que mantener a su familia? Claaaro, eso a Macri y a los oligarcas de este blog no les va a pasar jamas. O eso creen. Asco.

Gabriela

Anónimo dijo...

El supuesto savoir faire de MM es típico del que tiene su riqueza y bienestar asegurado. No importa aun si quiebra su empresa, se joderán los acreedores y los empleados, él siempre va a seguir rico. Con mayor razón si la empresa es ajena a su peculio, como es el Estado. Sumale la veta budista y ahí lo tenes. No es para admirarlo ni para dormir tranquilos.
El gesto de sentar el perro en el sillon presidencial y publicarlo muestra el tipo de desapego que tiene. Los tanos dicen me ne frega tutto. Es un residual de la generación pasota, de los que pasan o prescinden de todo compromiso.

Anónimo dijo...

No debería escandalizarnos el post ni ofuscarnos la controversia: una cosa llama a la otra. Forma parte del despertador campana que a veces se utiliza en este excelente sitio. Claro que algunos, si son sorprendidos con un golpe, pueden reaccionar con furia: usar una figura deplorable para tratar una virtud elevada –o sus ingredientes– lleva sus riesgos.

La comparación entre los que se fueron y los que llegaron no es consoladora, no debería serlo: carne podrida o disimulada con unas gotitas de perfume o de bicarbonato son la misma porquería. Inicialmente siempre "respiramos" de nuevo, un poquito, y luego otra vez ese tufo a religiosidad prostituida; en el mejor de los casos, a mística decimonónica, que es un demonio gemelo pero dormilón. No hay ganancia si alguien hueco y amoral desaloja a una bestia inmoral. El ruido de la bomba de agua más tarde o más temprano vuelve a arrancar. Cuidado con las hipotecas de la mente.

Seas mesurado o visceral, el corazón de tu hijo siempre se puede piantar para el lado oscuro, donde hay regiones neuróticas, otras estéticas, un tobogán para cada gusto... Igual que todos, he visto de todo. Que la gracia de Dios nos asista, especialmente en este asunto. Cada hombre padece su época, además de sus pecados.

No hay que abandonar la prospectiva, la previsibilidad de la línea lanzada; en este caso, del propósito ya establecido pero enmascarado con una mueca de parsimonia. Confiar demasiado en eso puede ser producto de una expectativa mundana; que es, paradojalmente, también una urgencia, pero una urgencia todavía más embromada.

Con todo, la cuestión más importante (la "nonchalance", integral de la magnanimidad) fue magníficamente tratada y se agradece.

Alex

Anónimo dijo...

Gracias a

Anónimo del
2 de febrero de 2016, 21:52 .

Me pregunta venía a raiz de una discusión que tuve con unos Lefebvristas que sostienen que Mons Lefebvre y los Obispos consagrados por el , fueron " excolmugado " por Juan Pablo II , en realidad , se " excolmulgaron " solos ..No hay ninguna "excomunión activa " de parte de JPII....

Anónimo dijo...

Es interesante que pocos se hayan dado cuenta de que la comparación de Macri que ha hecho Ludovicus fue con uno de los individuos más decadentes e inmorales del siglo XVIII, obispo apóstata y chaquetero profesional, hombre de ingenio vivísimo pero de vida inmoral, amante del Estado francés al que defendió apasionadamente en Viena pero sobre todo amante de sí mismo.
Es interesante que nadie haya reparado en que Ludovicus habla de una pequeña virtud anexa a la magnaminidad, que de ningún modo atribuye a Macri, al punto que al final del post se la desea.
Es interesante que nadie haya reparado en alguna crítica del post que da de lleno en el blanco y que alude a los "amigos" de Macri.
Es interesante que el kirchnerismo, con su irracionalidad y faccionalismo, haya arraigado tanto en la Argentina como para comerle la cabeza a los que se dicen sus opositores, comentadores de este blog incluidos. No pueden admitir matices, están ciegos.

Arbiter

Anónimo dijo...

Todo bien con el post, aunque me parecen poco felices, por decir lo menos, algunos ejemplos históricos. Como que compraron el otro "relato". El que nació en Nuremberg.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 23:17,
su riqueza asegurada por generaciones, y una total despreocupación por todo, es lo que tiene el gordo Máximo de la Play. Pero entiendo que eso no tiene nada que ver con la Nonchalance a la que se refiere Ludovicus.

Anónimo dijo...

Estimados,

Si Macri va por su tercera o novena mujer, es su problema, como lo es si se siente a gusto con prácticas budistas. Es increíble que haya aquí gente que presume de bien formada, y alardee de gozar del don de la cardiognosis. Algunos podrán pensar que MM es un mequetrefe, indolente, inmoral, taimado, adúltero convencido, y apóstata emperrado, pero lamento decirles que no pueden penetrar en su conciencia. Ergo, no pueden juzgarlo con la puerilidad que lo hacen. Si merece el segundo o quinto infierno, Dios dirá, a su debido tiempo, como lo hará con todos nosotros, incluidos los comentaristas afectos a señalar pecados ajenos.

Y no me corran con que soy como el Peruca. Su quién soy yo para juzgar no aplicaba al caso, o por lo menos sin las debidas distinciones. Defenestrar el pecado pero cuidarse de mandar al infierno al pecador. Cosa que no hizo el muy taimado carnicero de Flores. Distinguir.

Puedo entender que alguien con mediana inteligencia, como MM, haga caso omiso de la doctrina de la Iglesia, primero porque no la conoce, nadie se la enseñó, y segundo porque el sucedáneo que le han servido -ese vómito progresista- no atrae sino a débiles mentales. Que no sea católico es un cargo que no puede hacerse a alguien que estuvo expuesto -por ser quien es- a los ambientes tóxicos en que vivió, laicos y eclesiales.

A mí me alegra y produce regocijo ver en el gobierno a gente con cierta educación, y que sin ser aristócrática -al menos en sentido genealógico, MM es un tano más, no descendiente de Conquistadores- exhibe ciertos modos y virtudes de esa clase, por haber convivido con ella (ir al Newman ayuda a cierto pulimiento, aunque sea rudimentario). Me alegra no ver gente soez, berreta hasta la náusea, que se ufana de su grosería, como eran los K, los Fernández, los Kunkel y toda la caterva de desclasados hijos de nadie que saquearon el país. Desde el cambio de color de la Casa Rosada, hasta la forma de hablar y dirigirse de MM o Prat Gay a la gente y a otros funcionarios, todo me parece muy bueno, para alegrarse. Símbolos de que cierto buen gusto vuelve por sus fueros, y con el la estética, y -como aluvión- algo de verdad y sentido común, como es la necesidad de echar a miles de inútiles (hijos de nadie, además) del Estado.

Me alegro mucho. Detesto fraternalmente a los que en este blog parecen esperar a Felipe II, o a San Luis como gobernantes del país. No vendrán. Si añoran el pasado, lean un poco y verán que las cortes principescas europeas eran frecuentemente caldo de cultivo para todo tipo de queridas, queridos, adulterios, despojos, muy frecuentemente con la vista gorda de los más altos prelados, que también tenían sus queridas, muchos de ellos. Pues bien, MM va por su tercer o cuarto matrimonio. Escandalícense los mojigatos, pero no pretendan que los tomemos en serio.

Además de los mojigatos, están los otros, los resentidos, porque no pertenecen ni pertenecerán a esa cierta aristocracia (o lo que queda de ella), ni por sangre ni tan siquiera por asimilación. Peronistas algunos. Otros no sé qué serán, pero parece que les molesta que MM sea muy rico. Pues bien, siempre las clases altas fueron ricas. O se piensan que los títulos nobiliarios eran escuditos para colgar en la pared, y no derechos de renta sobre territorios? No niego que pueda haber gente muy austera que viva con poco y pueda ser muy aristocrática en sus modos. Pero sospecho, si se rasca un poco, que esa educación la han heredado de generaciones anteriores que sí tenían gran poder económico. Así fue siempre. Los villanos no tienen esos modales, ni sus descendientes.

Cordiales saludos.

Fabricio del Dongo

Anónimo dijo...

Fabricio,
¡¡excelente comentario!!.

Anónimo dijo...

A don Fabricio del Dongo:

lo acompaño en el aborrecimiento de la mojigatería, pero le recuerdo -a propósito de la tercera o novena mujer que casorió- que Macri es nada menos que el presidente, hombre público por excelencia. No es un dato éste que pueda tenernos indiferentes, a no ser que nos empecinemos en suscribir ese "bon ton" que, mezcla de cinismo y nonchalance en su variante decadentista, parece ser tan del gusto de muchos por acá. Y que no es sino un filisteísmo de nuevo signo.

Sí señor: han hecho bien en ponerle el punto sobre las íes a esa infausta alusión a la familia de Macri, enunciada así, sin distingos. Y esto no tiene nada de cardiognosis, que no sé dónde la soñó usted tan apurado (tanto, que parece arrogársela usted mismo, descifrando una intención extra en los que se sirven simplemente señalar esta notoria evidencia). Hasta los romanos pre-cristianos sabían que sólo el matrimonio contraído cum manu habilitaba a la magistratura: nosotros, en cambio, y no sin gargarismos, blandimos nuestro "me importa un ardite de lo que haga Herodes", y a esta actitud la tenemos por timbre de honor. Me recuerda al caso de aquellos que exculpan al cura semental aduciendo que "con su vida privada yo no me meto".

Vaya lo mismo para lo del cambio de última hora del exorcista católico al monje budista: se comenta solo, sine glossa. A mí también me alegra ver fuera de carrera a esos delincuentes de mala entraña que ocuparon las oficinas públicas en la "década saqueada", pero saber que entre los acólitos de Macri se cuentan descerebrados como Michetti, o ña Bullrich la del trago, o abortistas rabiosos como Durán Barba o los fautores del corruptor pasquín "Chau tabú"... le diré que me reservo los encomios y ternezas hasta que venga un criollo en esta tierra a mandar.

Después, sí, como alguien apuntó más arriba, habrá que saber leer entre líneas que el presunto elogio a Macri esconde un salivazo no suficientemente advertido con las arteras alusiones a Tayllerand y Churchill. Enhorabuena.

Atentamente,
Álvar Núñez Tête de Vache, conquistador afrancesado.

Anónimo dijo...

Fabricio, excelente crítica, pero... pero me parece lamentable que después de ciento cincuenta años de profetas como Dotosvwiescki (disculpen, no lo pienso googlear al nombre), Solovieff, Castellani, Newman, etc, etc, etc, nos pasemos todo lo que dijeron, todo sobre lo que alertaron, por el quinto forro de las pelotas y el análisis se circunscriba a las características particulares (siempre sorprendentes) del personaje profetizado, dejando de lado la panorámica. Y un silencio atroz sobre todo lo que estaba por venir, que nos fue advertido, y que nos está cayendo sobre la cabeza.
Que Macri coma con la boca cerrada y apoye los cubiertos mientras mastica, no me parece que sea digno de atención alguna.
Whiskerer.

Anónimo dijo...

El post además de marcar la cancha con el gobierno anterior, también es un resumen de lo que ha sido el peronismo: el poder por el poder. Si no lo tienen lo buscan y lo tienen buscan más y si encuentran más harán lo que sea por conservarlo.
El kichnerismo, como versión psicopática del peronismo, lo resumió en algo muy simple y terrorífico: "vamos por todo".

Anónimo dijo...

Pará la mano. Prognosis, no cardiognosis. No se trata de lo que hacen con sus vidas, sino de lo que harán con las nuestras. Además, el que asciende sabe que está sometido a juicio público constante, ¿y?

Las clases altas siempre son ricas, obviamente, pero los ricos no siempre son de clase alta. Ahí también predomina la "mayoría", y es esa mayoría la que impide, desde hace mucho, tal vez desde siempre entre nosotros, que se constituya una aristocracia que se cultive y se legue. Justamente esa mayoría de los que no son distinguidos porque no saben distinguir. O lo que es lo mismo, porque ya eligieron. No tienen clase ni tienen altura. Sin mediar un ápice de sentido común aceptan lo que da rédito y ayudan a demoler la cabeza de los argentinos. ¿Para qué hablar de familia o de cultura si constantemente aportan a esta barbarie idiota, individualista, frívola? ¿La droga es la causa de la mente rota? No, es al revés.

La buena aristocracia, la de la tierra y la guerra, la del esfuerzo y el sacrificio, no pudo echar buenas raíces ni mucho menos multiplicar sus ramas. El salvaje Rosas fue un aristócrata y un estadista (disculpá mi pecado); el petimetre Rivadavia en cambio fue un mojigato, un verdadero resentido. Queda claro cuál es nuestra herencia. Lo mismo en cuanto a una casta sacerdotal: el neurótico Castellani fue un aristócrata hambriento de verdad y de nobleza; pero el engolado Aramburu no lo fue de ninguna manera; el sibilino Mejía menos; dos entre tantos que no se lo bancaban porque no era de "clase alta" (o sea, porque decía barbaridades –esas cosas teológicas–, era desobediente y venía de una familia rara, de inmigrantes de Santa Fe). ¿Qué le pasa a un genuino componente de la "clase alta" en tiempos de la modernidad? Termina solo.

De esa "clase", de esa mayoría ganadora (la que impuso el número ganador), proceden los oligarcas de esta cada vez más abajada clase alta: banqueros, empresarios sin emprendimientos, mercachifles, distribuidores, comerciantes, intermediarios, publicistas, multimediales, economistas y, en fin, políticos. Chorros, mafiosos o bon vivant. O ambos tres. O sus hijos. Repito, no todos, sólo la mayoría. Su único objetivo: envidiar e imitar. O sea, idolatrar.

Sólo el buen trato y la apariencia no son certificado de clase ni de altura. Rothschild tiene los modales de Richelieu, come con seis cubiertos, nunca le grita a la mucama y no usa calculadora. Para más datos, su familia es infinita y todos sonríen en las fotos. Vos confiá en lo que te parezca mejor, pero no me quieras pintar la cara con esa real-politik a la retranca. Yo detesto a la bestia porque es bicéfala.

Igual, presiento que nuestras disputas van creciendo en insignificancia. El caldo del mundo se espesa cada vez más. Entre otras cosas, ya casi no queda margen para una política nacional. Me corrijo: ya no queda. Pase lo que pase, hay que laburar y aguantar. Suerte.

Alex

Walter E. Kurtz dijo...

Perdone, amigo Whiskerer, aunque coincido con todo lo que dice antes, sin embargo, que "Que Macri coma con la boca cerrada y apoye los cubiertos mientras mastica" sí me parece digno de atención. Especialmente si lo comparamos con lo que había antes. Un mínimo de civilización es un pequeño, mínimo, oasis en este valle de lagrimas.

Suyo,

Anónimo dijo...

Castellani coloca entre los crímenes del liberalismo en la Argentina la “esterilización de la inteligencia”, y en muchas de sus obras indica que hay un proceso de cretinización que afecta a la sociedad. Después de leer este post y los comentarios de muchos de los lectores, he llegado a la conclusión de que estamos en un momento muy avanzado de este proceso del que habla el padre. Sin duda que el padre estaba en lo cierto. Ahora el padre diría que estamos en un proceso de pelotudización, en el que el pensar vale caro, y el no pensar, no solo es gratis, sino que es obligatorio. Es increíble la cantidad de pelotudeces que se dicen. Que las diga un cura progre, un obispo, o incluso el Papa, no me sorprende mucho, y la verdad que ya casi no me preocupa… ya estoy acostumbrado; pero que las digan personas que supuestamente están bien formadas, que leyeron a Castellani, Newman, etc etc, es ya preocupante. Es un indicador de que estamos muy mal. Por eso quiero aprovechar y colocar un par de citas del P. Castellani (sé que muchos en el blog lo leen) como antídoto a ese virus agresivo e invasivo que es el pelotudismo. Por último, les quiero advertir a aquellos que todavía no contrajeron este virus, que tengan mucho cuidado. No sé si tiene cura, pero de lo que si estoy seguro es que el mejor método para prevenirlo y evitar contraerlo es la lectura, sobre todo de pensadores como Castellani, Chesterton, Newman… Y si ven a uno que ya lo contrajo, que estoy seguro que deben conocer a muchos, lo mejor es alejarse. No intenten curarlo ya que corren peligro de contraer el virus. Saludos.

“El remedio de todo esto no se alcanzará con la reorganización de la policia en una provincia; con nombrar un comisario en lugar de otro no se ha moralizado el ambiente. El complejo de corrupción que antes describía es lo que debe ser atacado en sus raíces. Y primero de todo, ha de comprenderse que se conseguirá muy poco con modificar las leyes SI SE CONTINUA CON EL CRITERIO ABSURDO DE NO TENER EN CUENTA LA MORAL PRIVADA DE QUIENES ESTÁN ENCARGADOS DE APLICARLAS. Un amancebado no puede ser profesor, un señor que ha abandonado mujer e hijos no puede ser juez, un juerguista consuetudinario no puede ser administrador de la cosa pública, POR LA SENCILLA RAZÓN DE QUE QUIEN NO ES FIEL A DEBERES PRIMARIOS DE MORAL, MUESTRA UNA VOLUNTAD QUE ESTÁ EN FALLA, Y, POR LO TANTO, CEDERÁ A LAS TENTACIONES que, inevitablemente, asaltan a los hombres. Por otra parte, si no se inculca a los niños una moral efectiva, ¿cómo puede lograrse que, en la adolescencia, la juventud y la virilidad se mantengan fieles a normas cuyo fundamento no se les ha mostrado y cuya sanción se encuentra, a lo más, en los códigos penales? Vuelvo siempre al mismo punto, porque en realidad constituye el centro de toda realidad humana. Si aun creyendo intensamente en Dios, orando con fervor, sometiéndose a una severa disciplina de las pasiones, tomando todas las precauciones posibles, hay horas en que es tal el fuego de la concupiscencia que se necesita un esfuerzo supremo para defenderse de él, ¿qué se quiere que haga el individuo que no cree en nada, que no ve una sanción supraterrena para la violación del deber, que no cuenta con el auxilio sobrenatural?...
… “¿Cómo explicar al pueblo que lo que él llama porquerías (con razón) tiene una profunda raíz intelectual herética que se llama liberalismo, raíz desenvuelta aquí en enorme tronco de ombú, en follaje que cubre el país, en flores hediondas y frutos inútiles, algunos de los cuales el mismo pueblo tiene por grandes conquistas del progreso y la civilización? Bien esta poner el cauterio a cada uno de esos cráteres de pus que explotan vuelta; vuelta; pero la desintoxicación del virus productor no se producirá sino por la inteligencia iluminada, superadora de la herejía liberal-laicista. Luchamos contra un espíritu, contra un
virus espiritual..."
P. Castellani

Anónimo dijo...

Sí, bueno, Coronel, hago mío el remate de Alex: "Igual, presiento que nuestras disputas van creciendo en insignificancia.".
Abrazo.
Whiskerer

Anónimo dijo...

El anónimo de las 14:34 que tilda de enfermos de pelotudismo (sic) a los que no piensan como él y les tira dos textos fuera de contexto de Castellani, debería saber que hay otros textos del Padre que aplicados a este tema (que no es de eso de lo que habla C.), lo contradicen. Por ejemplo cuando se refiere al inmoral de Luis XI que, sin embargo, hizo cosas buenas por Francia.
Un signo de pelotudismo (sic) es tirar textos de Castellani por la cabeza a otros. Tal vez le convendría aplicarse algún texto del mismo sacerdote sobre los nacionalistas que cultivan lo vulgar.


Anónimo dijo...

Alex 4 de febrero de 2016, 2:52,

Usted debe estar en Asgard y aun no lo vi. Excelente. Veremos de leer su proclama en la Thing hoy a la noche. Odín lo conserve.

Drakkar

Anónimo dijo...

Excelente lo de Fabricio del Congo.

Me consta personalmente que el gobierno ha convocado a muchos argentinos altamente capacitados y que viven holgadamente en el exterior. Y vienen a ganar medio mango, a hacer patria.

También me consta personalmente que en el gobierno de Macri hay muchos católicos comprometidos. La tan denostada Gabriela Michetti, por ejemplo, es el acceso de todos los grupos pro-vida a Macri. Lo sé de primera fuente. Y nada menos que la Vicepresidenta. Pinedo es otro nombre.
También podemos hablar de Esteban Bullrich, que además de gente bien, es un católico muy comprometido e intachable. Y es ministro.
Y después, más allá de las primeras líneas del pack, hay mucha gente muy capaz y buena.

Peronachos, revisionistas histéricos y demás farándula del decadente nacionalismo:
"¡Es el nuancé, idiotas!"

Anónimo dijo...

Anónimo de las 14:34,
el Padre Castellani, al escribir sus líneas, claramente estaba pensando en una sociedad católica. No es el caso de la Argentina de hoy. El Ing. Macri es el Presidente pagano de una Nación pagana. Por tanto, se puede -y se debe- juzgar su moral privada. Pero según criterios paganos. No según criterios cristianos que ni él, ni casi nadie en la clase dirigente argentina, reconocen como válidos. Criterios cristianos que, por otra parte, han sido descartados por la enorme mayoría de nuestro clero, al menos en la prédica pública.
Cabe tal vez juzgarlo según criterios budistas, que son aquellos a los que el Ing. Macri parece más cercano en su búsqueda espiritual.

Anónimo dijo...


Comparar a Macri con Churchill es rídiculo. El nivel intelectual del inglés era muy superior al de Mau. Lo único que tienen en común es que los dos trabajan para el Imperio.

Anónimo dijo...

Al anónimo de las 16:52: ¿Que le tiro dos textos fuera de contexto del P. Castellani? ¿En serio lo dice? Espero que sea una joda... Si en verdad cree que está sacado de contexto tiene un problemita bastante grave. Y no creo que tenga solución… Cualquiera con un poquito de cerebro puede darse cuenta que no está sacado de contexto, y viene muy bien para el tema que está discutiéndose. Es más, pareciera que el padre lo escribió para taparle la boca a todos los enfermitos liberales que se metieron a comentar en el blog. Espero que te cures. Saludos

Gabriel Sosa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...



Que le parece la " moral " del Rey David...mucho peor que Macri ....

Anónimo dijo...

Gabriel Sosa,
su planteo de que ciertas actitudes ante la realidad son función de tener mucho dinero, denota -de por sí- bastante vulgaridad.

Anónimo dijo...

"Se encenderán hogueras para atestiguar que dos más dos son cuatro...". Parece mentira que pueda prolongarse aquí una discusión sobre el tema "¿quién soy yo para juzgar la vida privada del presidente?", pero es así, créase o no. No se trata de pedirle a Macri la práctica de las virtudes cristianas: se trata de exigirle al menos que sea un pagano con un adarme de honra. El tiempo dirá, por lo demás, si los católicos de pro convocados al panteón de Macri (del mismo Macri que pujaba cuerpo a cuerpo con los K para ver quién premiaba más aberraciones) podrán hacer el bien que se espera de ellos. Pero no nos vengan con la propaganda del alquimista, que decía poder fabricar oro con un poco de barro. No es serio.

Comprendo, en el contexto de la psicosis de guerra fomentada por los K (duplicada para los católicos en la hostilidad del mundo a sus principios) que, por una compensación psíquica bastante obvia en estos casos, se recurra al expediente de la tregua (que muchos,¡ay! solicitan sin haber siquiera combatido). Comprendo también que un Laocoonte pudiera resultar anacrónico en el cuadro de nuestras ansiedades. Pero esto lo admito como síntoma, que no como pauta. Porque si al armisticio lo vamos a llamar «nuance», a la cobardía ¿cómo la llamaremos? ¿Bon goût?

Álvar Núnez Tête de Vache, conquistador conquistado por el morbo gálico

Anónimo dijo...

Apreciado Wanderer, me sorprendería saber que eliminó mi entrada de anoche, que fue nada más que una proporcionada respuesta a un comentarista que se pasó de listo, e incluía "matices" que fueron ninguneados por él. Si se le pasó involuntariamente, disculpe ud. mi desubicado asombro. Si, en cambio, lo consideró desubicado, entérese ud. de mi perplejidad.

Alex

Anónimo dijo...

Para el vulgarcito de las 22:10

Reyes personalmente perversos, como Luis XI, de hecho prosperaron, engrandecieron y acrecentaron a Francia. Hoy día se da la paradoja de que incluso hombres buenos y bien intencionados causan al gobernar (al desgobernar) el desmedro y aún la catástrofe de un país.

Los pocos gobernantes buenos que ha tenido el país han provenido del núcleo “afincado”, casi siempre de la clase estanciera, acostumbrada al trabajo y al manejo de los hombres.

Lo más natural para el hombre de baja extracción y religioso es alzarse si acaso a la santidad; pero la santidad por sí sola no habilita a gobernar.

¿Qué es lo más urgente? Conseguir la estabilidad política. Reestructurar políticamente el país. Sin eso previo, nada durable se puede hacer. Primero es existir y después hacer, decían los antiguos. [...] Frondizi* puede hacer un gran gobierno: pero los argentinos no le pedimos más que un gobierno pasable. Somos considerados y ponderamos sus dificultades. ¡Dichoso Frondizi y también nosotros si sus enemigos le impiden ser mediocre!

[*Por si vulgarcito no lo sabe, Frondizi vivía en concubinato público.]

Que el virtuoso rece por todos, pero que el prudente nos gobierne.



Anónimo dijo...

Para el anónimo de las 9:25. En verdad ya estoy muy preocupado con tu caso…. creo que nos encontramos en un caso serio de la enfermedad que dije antes. Me decís que cito mal a Castellani y es justamente lo hiciste.¡ Me acabas de citar cuatro párrafos recortados!. Busqué el texto original de los primeros tres párrafos, y me encuentro con que lo recortó casi en su totalidad. Para entenderlo bien habría que leer todo el artículo, o gran parte del mismo, y no solo lo que usted escribió. Voy a transcribir algunas partes del artículo (por cuestiones de espacio no puedo publicarlo todo), remarcando con las partes más importantes que “involuntariamente” omitió:
“Se quejan (nos quejamos) de la falta de una clase dirigente. Con razón. Es una lamentable y llorable realidad. O irrealidad: es un vacío. La naturaleza no soporta el vacío: este vacío es llenado por una pseudo clase dirigente. Dicen: “No hay hombres en la Argentina”. Yo les digo: “¡Cómo no va a haber hombres!”. Dicen: “Quiero decir que entre éstos que están en circulación no hay ninguno que...” “Justamente, les interrumpo, es esa circulación la que hay que romper: es un círculo infernal”. Es la risible calesita de los politiqueros de profesión; que se les está parando…
La actual sedicente “clase dirigente” no es clase ni dirige. No es clase porque no constituye un estamento unido y solidario; y tampoco dirige al Bien Común. ¿Por qué no dirige al Bien Común? Muchos de ellos o al menos algunos son buenos varones y bien intencionados. Aquí viene la preposición central de este ensayo: no dirigen al Bien Común (no gobiernan ni son aptos a ello) porque sus intereses particulares no coinciden con el interés general.
Pemán y otros publicistas han probado que “los antiguos Reyes cuando defendían el Reino defendían su propia familia; y aún su propia vida a veces”. {(parece que el anónimo se “olvidó” de copiar esto…)} Eso hacía que incluso Reyes personalmente perversos, como Luis XI, de hecho, prosperaron, engrandecieron y acrecentaron a Francia. Hoy día se da la paradoja de que incluso hombres buenos y bien intencionados causan al gobernar (al desgobernar) el desmedro y aún la catástrofe de un país. No digamos nada cuando ni siquiera son buenos, sino memos, como algunos de nuestros policastros; o bien son simplemente perversos o intelectual o moralmente o las dos cosas, como... Uds. conocerán alguno. {(Otro “olvido”..Creo que con esto basta para probar que no se contradice con la anterior cita que hice del padre, todo lo contrario…)}…
EL FUNDAMENTO DE UNA NOBLEZA ES EL AFINCAMIENTO PERMANENTE EN LA TIERRA: o bien raíz o algo equivalente: como la participación activa en las grandes empresas, hoy día: por vía de ejemplo.
Dada la condición humana, lo normal es: para que un grupo social se dedique al bien común hasta el sacrificio, es preciso que ese Procomún esté vinculado al bien propio, si no identificado. Habrá algunos héroes, santos o locos, que lo hagan de cualquier modo; pero serán pocos…
…La “legítima” inventada por Napoleón, que está en nuestro Código parece justa al estatuir una alícuota igual a todos los hijos; pero atomiza el bien raíz, y fuerza a los herederos muchas veces a ventas ruinosas, favoreciendo a los especuladores. Los pocos gobernantes buenos que ha tenido el país han provenido del núcleo “afincado”, casi siempre de la clase estanciera, acostumbrada al trabajo y al manejo de los hombres; aunque no del estanciero residente en París y con un administrador judío de sus estancias, por supuesto. (otra cosa el anónimo escandalizado omitío)
Tuve que quitar varios párrafos porque el comentario era tan extenso que no me permitía publicarlo. En cuanto al último párrafo que citaste del P. Castellani: primero, no sé de donde lo sacaste… no pusiste la fuente ni nada; segundo, como con los otros dos párrafos está muy mal citado; y tercero, aún citado mal no contradice la cita que yo había puesto del padre Castellani. Bueno, ceo que no se necesita decir nada más. Por favor la próxima vez no intentes engañar a los lectores citando mal al padre Castellani. Saludos

Anónimo dijo...

Esta nonchalance y desapego - aparente o simulada - me hace acordar aquello del gobierno de M T de Alvear de quien se decía "ocho ministros y un secretario general (F Luna dixit)

Anónimo dijo...

9:25, Castellani escribía como periodista (Jauja) diciendo y a veces desdiciéndose sin tapujos, ya que se trata de "noticias", del ir y venir de la realidad política; y mas profundamente como teólogo y maestro cuando profesaba doctrina (Seis ensayos, o si quiere el Sancho). A veces mezclaba los dos oficios (Deciamos ayer, Mi tio el cura). Pero ni eso me hace falta. Dice que los gobernantes buenos provinieron del nucleo afincado, como Rosas. Dice que los buenos a veces son tontos y los malos a veces gobiernan bien: no lo predica como regla. Habla de Francia y de perversos singulares gobernando bien (Luis XI), lo cual hasta se le puede discutir (Felipe el Hermoso), no es infalible. Pone ejemplos contingentes, como son los ej. politicos. A Frondizi después lo hizo pelota, por tarumba (pajaro lo llamó). Pero no dice que la estabilidad politica equivale a ignorar la salud moral del gobernado; se pueden transcribir muchos parrafos suyos enseñando lo contrario. Imagineselo hablando de Mauricio I el Prudente y su homenaje ciudadano a la primera lesbiana que se declaro tal publicamente. Las citas que ud. aplica sí están sacadas de contexto y ademas tardó un dia en encontrarlas. Pero encima no presta atencion a lo que cita.

Hernando Natista, hereje pertinaz y socio vitalicio del Ateneo de la Juventud

Anónimo dijo...

Tiene razon Alex, no importa tanto lo que hagan con sus vidas sino lo que provoquen en las vidas de los demás. Un puto de antes en cierto sentido tenia más moral que muchos de estos tipos: no escandalizaban ni promovían. Ahora se da al reves: no son putos pero les hacen el marketing.

Augustito

Anónimo dijo...

Señores: Mantengamos un debate con altura. Esto ya parece un asado peronista, o una merienda de negros, que sería lo mismo. Estamos hablando de política contingente, no de dogma. Jamás los católicos de antes se inmiscuían en las cuestiones de bragueta de sus gobernantes, es de muy mal gusto.

Anónimo dijo...

Por lo que se ve, por los incesantes comentarios, este tema da para rato. Es logico, cansa estar todo el tiempo cortando tela de los curiales. Pero ademas la entrada presenta una fisura que no se puede dejar pasar: buena cuestión de fondo y bien dicha pero vinculada a figuras de la derecha (bue, eso) liberal moderna, que en la Argentina llegan cuando menos con 50 años de atraso. Así en todo. No nos extrañe que nuestro estado mayor despache en breve un comando especial para capturar a Bin Laden (no se preocupen, se van a instalar en alguna playa de Canarias y vaciar el shopping). Digan que es conocida la decencia intelectual de este blog, porque entradas como ésta saben más a operación política que a reflexión sincera. Saludos

Anónimo dijo...

Estimados:

Me parece erróneo juzgar a los gobernantes por sus defectos privados -máxime los del sexto mandamiento- en la medida en que ello no incida en la moral pública. Por mí Macri puede casarse por civil y 10 veces, y concomitantemente tener 10 amantes (varones y mujeres) en un harén. Si es privado, no escandaliza y no interfiere en el gobierno -ni se impone como política a la sociedad- no es un problema político ni público. No voy a juzgarlo por eso, menos en una sociedad que es pagana. Es claramente una objeción propia de pelotudos.

En términos "Enrique VIII", el problema no es que tuviera de amante a Ana Bolena, ni que tuviera bastardos con ella. El problema es que quería disolver el vínculo con Catalina de Aragón y que, dureza de las leyes humanadas del catolicismo, no se concebía que un hijo bastardo tuviera derecho de sucesión al trono. Al final, el trono lo ocupó una hija, además de bastarda, y se perdió Inglaterra para la fe católica.

Creo que el gran problema de la conducción de la Argentina pasa por las personas y, a simple vista y aún siendo liberales, las personas que están con Macri son en promedio absolutamente mejor gente que las que estaban con los K, facción del peronismo (donde también hay muy buena gente -similar a la que rodea a Macri-, pero que no está con la destronada hez K).

Por supuesto, ahora estamos colando el mosquito y exigiendo la exquisitez al PRO, mientras que hace unos meses una loca sentada en el sillón de Rivadavia destruía monumentos bellísimos -como el de Colón-, mantenía en la Corte a un delincuente degenerado y depravado como Zaffaroni, perseguía a una anciano jurista como Fayt -un aristócrata aún siendo socialista- y destruía los ahorros en dólares de la Nación, y teníamos hasta el Papa "cuidándola" a Ella, y no a nosotros, y haciendo campaña para que un depravado -50 veces peor que Macri- ocupe la Presidencia, para que la peor hez siguiera.

Dios intervino con renglones torcidos. Simplemente ver las caras, los modales y las respuestas a los problemas -que no se ocultan, ni se niegan- de quienes hoy gobiernan indica que estamos mejor.

Saludos,

Anónimo dijo...

Enrique VIII no quería disolver el vínculo con la Catalina. Sólo quería declarar que nunca había habido vínculo. Eso es la nulidad. Le salió el tiro por la culata.

Y la sociedad no es pagana. Está descristianizada, que es muy muy diferente. Peor que pagana.

Anónimo dijo...


Gracias amigo, no me expresé jurídicamente, pero piense que las categorías de nulidad, como la de disolución, o la de inexistencia, implican que un determinado vínculo no debe considerarse como válido a efectos futuros (y posibilitan contraer nueva nupcias). Desconozco o -realmente- no recuerdo con exactitud si Enrique -dado que recurrió al mismo Papa- pretendió anular, disolver o declarar inexistente su matrimonio, lo qué es irrelevante para lo que escribí, centrando en el fin de Enrique VIII al dirigirse al Papa (y apuesto que a Enrique tampoco lo importaba cómo lo hiciera el Papa, sino que le diera nueva habilidad nupcial).

Siempre me olvido que en este blog hay gente que, antes de leer el sentido de lo que se escribe (bastante obvio en este caso), están saltando al teclado para señalar correcciones y "demostrar" que ellos "saben más". Dios, que egos!

Saludos afectuosos,

Anónimo dijo...

Y la sociedad es pagana, y no me interesa discutir con Ud. porqué pienso eso.

Sds.

Anónimo dijo...

Los argentinos adoramos ídolos, entonces, somos paganos.

The international Péronist dijo...

Acabo de leer el anónimo del 6 de febrero de 2016, 13:18, con el que concuerdo por entero. Este comentario alude a objeciones descriptas en comentarios previos. Yo diría que el que las formuló debería tener un infarto ya, porque debe aplicarlas primero a Bergoglio, no a un civil.

Creo que es un paso adelante que se discuta en este plano: la aplicación de lo moral en el mundo de las posibilidades diosponibles. Con mayor o menor desprolijidad, abordar este tema es importante, ya que es fundamental entender que también incide - y mucho!- en la vida de la Iglesia.

Bergoglio es papa porque muchos, con buenas intenciones, descuidaron la realidad, negándose a creer que los malvados trabajaban. De alguna manera compraron eso del papa electo "por el espíritu santo", sentencia paralizadora esgrimida con una sonrisa por la facción que está destruyendo la iglesia.

A ver si al haber padecido ser gobernados por una desequilibrada anímica, y por Bergoglio, algunos teóricos de lo bueno aprenden que la realidad hace caso omiso de los mejores deseos de la literatura filosófica católica.