martes, 22 de marzo de 2016

Martes Santo


¡Oh Dios bueno, yo pequé más que la Adúltera y, sin embargo, nunca te ofrecí lágrimas refrescantes. En oración silenciosa, ahora me postro ante Ti, besando con amor tus pies inmaculados, a fin de recibir de Ti, Maestro, el perdón de mis pecados. Y clamo a Ti: "Oh Salvador, líbrame de la oscuridad de mis malas acciones"!
Kontakion del día, liturgia bizantina.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Que bueno estar en Meteoras en estos días.

Anónimo dijo...

Wanderer,
no sé de qué pueda ser esto síntoma exactamente. Pero al menos es muy triste para la investidura pontificia: hoy el diario La Nación publicó una nota de Elisabetta, que informaba de la condena del Papa Francisco a los atentados de Bruselas. Pues al cabo de unas horas debieron cerrarla a comentarios, por la cantidad enorme de insultos hacia el Papa que se habían acumulado.
Y eso que aún no ha hecho el Lavapies de refugiados, para el timing del cual la Fortuna acaba de jugarle una pésima pasada.

Anónimo dijo...

disculpe la pregunta donde es Meteoras?

Wanderer dijo...

Meteoras son un grupo de monasterios ubicados en el norte de Grecia.

Anónimo dijo...

gracias, wanderer. asi es, consulte por internet, muy interesante. Un abrazo y buena semana santa, es paz. Pablo

Anónimo dijo...



https://es.wikipedia.org/wiki/Meteora

Anónimo dijo...

http://vuelosbaratosbaratos.com/meteora-en-grecia-naturaleza-mistica/

Anónimo dijo...

¿que fortuna anónimo 21:07?
el se lo buscó solito. Subestima a la gente, nos trata como idiotas. Como pasó años llevándose por delante todo impunemente en Bs As, se creyó que en Roma podría hacer lo mismo aunque a gran escala y le salió el tiro por la culata.

Anónimo dijo...

https://youtu.be/RHt9tSB-uFE
Agni Parthene Valaam Brethren Choir

Anónimo dijo...

https://youtu.be/AE1FzSC8DBs
https://youtu.be/oqRlJC-ckL4
Divna Ljubojević

Anónimo dijo...

Esta Hora Santa está especialmente dedicada para reparar el gran pecado de aquel público, en todas partes numeroso, que pretende la alianza híbrida, imposible, de la piedad y de una mundanidad social pecaminosa. He aquí una lección de amor verdadero y de reparación solemne, pero también una lección, misericordiosa y severa a la vez, para tantos católicos que oran y confiesan en el templo, pero que violan la ley del Señor en su vida social.

Ya que no podemos sorprender al Verbo, como San Pablo, en la magnificencia de su gloria inaccesible, sorprendamos al Rey de los cielos en la gloria de su calabozo el Jueves Santo por la noche… Ved la escena que llenó de estupor a los ángeles: a guisa de palacio, un sótano-cárcel…; por trono, un escaño…; por diadema, el dolor…; por cetro, la burla…; por corte, la soldadesca, ebria de vino, una horda ebria de odio mortal… Blanco de las iras, de los sarcasmos y los golpes, manso, majestuoso y humilde, con ojos suplicantes y faz de angustia, bañado en sangre, pero sediento de más dolor, está Jesús…


“Y así, en esa misma cárcel de amor y de gloriosa ignominia, te sorprendemos, Señor, esa tarde después de veinte siglos… Tu Corazón ha hecho el milagro de perpetuar indestructible el calabozo del Jueves Santo… No han cambiado, ¡oh, Rey de Reyes!, ni los arreos de tu majestad escarnecida, ni los grillos de amor que te aprisionan, ni la cohorte que te ultraja, ni menos aún has cambiado Tú, Jesús, Amor de amores, inmutable en tu propósito de ser nuestro cautivo hasta la consumación de las edades… Los que queremos cambiar la rebeldía de pecado en cautiverio de caridad, somos nosotros…

Por esto:

Conviértenos a Ti, Jesús Sacramentado.
https://radiocristiandad.wordpress.com/2016/03/24/hora-santa-del-jueves-santo-y-la-prision-permanente-del-sagrario/

Anónimo dijo...

http://secretummeummihi.blogspot.com.ar/2016/03/lo-que-los-cristianos-le-salimos-deber.html