miércoles, 23 de marzo de 2016

Miércoles Santo


¡Oh Cristo, nuestro verdadero Dios!, que por nosotros y por nuestra salvación aceptaste libremente la terrible pasión en la carne, la crucifixión dadora de vida y la sepultura en la tumba, por intercesión de la Más Pura, tu Madre siempre virgen, y por las oraciones de los santos y gloriosos apóstoles y de todos los santos, ten misericordia de nosotros y sálvanos, porque tu eres un Dios bondadoso y amas a la humanidad.

Apolysis de Semana Santa, liturgia bizantina.