sábado, 14 de mayo de 2016

Sobre el instituto Miles Christi

En las últimas horas recibí la opinión de dos personas a las que respeto y a una de las cuales conozco desde hace décadas. Ambos coincidieron en advertirme que, a su juicio, el haber promovido desde este sitio un blog dedicado a denunciar lo que ocurre en el instituto religioso Miles Christi había sido un desacierto.  Creo que en cierta medida tienen razón, reconozco el error y pido disculpas a quienes pueden haber sido afectados. 
Debo aclarar que conozco ese blog desde hace tiempo y que nunca quise hacerme eco de él hasta que pude hablar, hace pocos días, con dos ex miembros del Instituto que me confirmaron algunas, -y no todas-, las acusaciones que en ese sitio se hacen.  
Por otro lado, es preciso recordar que en mi artículo mencionaba al instituto Miles Christi como un caso más entre tantos, es decir, no era un post contra Militem
Sin embargo, y en razón de que efectivamente cabe la posibilidad que en muchos casos los comentarios relaten malosentendidos, resentimientos o, directamente, mentiras, he preferido retirar el post del blog. 
No significa esto que me desdiga de los peligros que veo en muchas nuevas fundaciones sino que, en razón de los testimonios  a los que hice mención al comienzo, considero justo desligar al instituto Miles Christi de esos casos y llamar la atención de los lectores de este bitácora acerca del blog de denuncias mencionado advirtiéndoles que, si bien muchos de los hechos que allí se relatan son verdaderos, muchos otros no lo son o pueden no serlo.