lunes, 23 de enero de 2017

"El Trono de la Sabiduría", de Louis Bouyer

La fe católica va unida siempre a la devoción a la Santísima Virgen. Y, como sabemos, no se trata de una devoción más como las muy venerables devociones a San Benito o a Santa Rita. Hay algo más, casi misterioso, en la unión íntima y profunda de la fe católica con María la Virgen.

Prueba de ello es la extensión de esta devoción en todo el orbe católico, es decir, universal en el tiempo y en el espacio. La primera representación pictórica de Nuestra Señora se encuentra en las catacumbas de Santa Priscila, ubicada en la vía Salaria de Roma, y data del siglo III. La primera oración conocida dedicada a María es el Sub tuum presidium, rezada tanto por orientales como por occidentales. El primer testimonio escrito de esta oración se encuentra en uno de los papiros de Oxirrinco (Egipto), escrito en griego, por lo que podemos afirmar que los cristianos del año 250 ya rezaban esta plegaria. 
En la primera mitad del siglo IV, un monje sirio, San Efrén de Nisibis, Padre y Doctor de la Iglesia, elevó los primeros y más bellos himnos a María Santísima; entre ellos, aquél que proclama todos los títulos con los que los cristianos de su época la invocaban: 
Señora Nuestra Santísima, Madre de Dios, llena de gracia: Tú eres la gloria de nuestra naturaleza humana, por donde nos llegan los regalos de Dios. Eres el ser más poderoso que existe, después de la Santísima Trinidad; la Mediadora de todos nosotros ante el mediador que es Cristo; Tú eres el puente misterioso que une la tierra con el cielo, eres la llave que nos abre las puertas del Paraíso; nuestra Abogada, nuestra Intercesora. Tú eres la Madre de Aquel que es el ser más misericordioso y más bueno. Haz que nuestra alma llegue a ser digna de estar un día a la derecha de tu Único Hijo, Jesucristo. Amén. 
Y poco después, en el año 431, el tercer concilio ecuménico reunido en Éfeso, proclamó a la Santísima Virgen como Theotokos, Deipara o Dei Genitrix, es decir, Madre de Dios.
Y así como los  occidentales nos dirigimos a nuestra madre con el rezo del Santo Rosario y las Letanías Lauretanas, los orientales lo hacen con el Akáthistos, himno compuesto en el siglo VII. Y así como nosotros no hemos dejado de elevar las más bellas canciones en su honor, otro tanto han hecho los orientales. ¿Quién no puede conmoverse ante la música y la letra del Agni parthene? (Aquí puede ver y letra y aquí escuchar su melodía).
Podríamos, entonces, afirmar una proposición complementaria a que establecimos al comienzo: La devoción a la Santísima Virgen es signo de fe católica. Y es por eso que los conversos a nuestra fe -al menos aquellos que se han convertido plenamente-, adoptan como rasgo distintivo esa devoción. Hace algunos meses hacíamos referencia al caso de Chesterton; los escritos del cardenal Newman revelan un amor profundo a Nuestra Señora, tal como él gustaba llamarla, y en términos similares se expresaban Mons. Ronald Knox y Mons. Robert Benson.

Pero en esta ocasión quiero referirme al caso de Louis Bouyer, a raíz de que Cerf ha reeditado su libro Le trône de la Sagesse. Essai sur la signification du culte marial, publicado originalmente en 1957. Se trata de un breve (300 páginas) tratado de mariología capaz de revelarnos, desde diversas perspectivas, la enorme riqueza que tenemos los católicos al contar con una Abogada como la Santísima Virgen y la centralidad que su culto ocupa en la vida de la Iglesia. Escribe en la Introducción: 
La historia muestra, en efecto, que un cristianismo que no quiere rendirle a María el culto que la Iglesia le tributa es un cristianismo mutilado. Podría parecer al principio que se guardaría lo esencial con el culto a Cristo. Pero sería una apariencia ilusoria. Una vez que se ha rechazado aquello que su Madre tiene de único, el Cristo que se creyera poseer sería un Cristo desfigurado: Dios y la humanidad no se unirían nunca en Él. 
De esta manera, entonces, y de un modo clarísimo le dice a los protestantes que el suyo, el Cristo a quien ellos adoran, es un Cristo falso y desfigurado.
Y, refiriéndose a la Virgen, escribe: 
La Mariología, la doctrina de María, es en la teología auténtica un jardín cerrado. Ella es el “Paraíso racional” , siguiendo la expresión de los Padres, el vallado primordial donde la flor más bella de la nueva creación es el signo de la surgente divina. Allí se esconde y se encuentra la fuente secreta de la que el mismo Logos ha querido brotar, en el corazón de la criatura humana. Y así, se puede estudiar a María esperando descubrir como Dios ha elevado a la humanidad hasta Él abajándose hasta Ella. 
Bouyer divide su libro en once capítulos: 1. Los temas bíblicos de teología mariana: el Hombre y la Mujer; la Esposa del Señor; 2. Los temas bíblicos de la teología mariana: la Sabiduría divina; 3. María en el Nuevo Testamento; 4. La Virgen-Madre; 5. Matrimonio y Virginidad a la luz de la maternidad virginal; 6. La maternidad virginal, fecundidad del Agape en la crucifixión del Eros; 7. La Inmaculada Concepción y la Antigua Alianza; 8. La Encarnación y María Madre de Dios; 9. María y la obra de la Redención; 10. María y el Espíritu Santo; 11. La Asunción de María y la Sabiduría.
Uno de los aspectos destacables que tiene el libro, es que el autor, en varios de sus capítulos, traza paralelamente a la mariología una teología del matrimonio cristiano, acentuando el enorme valor y riqueza que tiene este sacramento. Un tema que, por cierto, en los actuales momentos en los que festejamos los amores de Leticia, adquiere un significado y una importancia particular.
En definitiva, esta maravillosa obra de Louis Bouyer muestra a María la Virgen, que se encuentra salvada y exaltada por el mismo Dios; muestra su nobleza como mujer en relación al Hijo Eterno que se comporta para con ella como el perfecto caballero.

Ojalá podamos contar pronto con una traducción al español. 

35 comentarios:

Anónimo dijo...


Hola, amigo Wander. Ante todo, mi agradecimiento por mantener con esfuerzo su blog!

Luego queria decirle que en esta era de disoluciones, la verdad de siempre
sobre nuestra Madre del Cielo es uno de los puntos más contradichos.
Por ejemplo el biblista modernista Alvarez Valdes niega la virginidad perpetua
y afirma la concepción natural por medio de San José,
la pluralidad de hijos de Maria y hermanos de Jesús,
y por supuesto la Asunción en cuerpo y alma.

Hace poco anduvo por Rosario dando un curso de 3 dias sobre la infancia de Jesús,
y también se presentó en la TV con esta entrevista:
https://www.youtube.com/watch?v=bebHuSDELNE

Lo curiosos del tema es que esta clase de gente se dice católica,
y creen estar renovando la fe......la confusión es mayúscula!

Saludos.


Seminarista dijo...

Gracias por el post, no conozco mucho al autor, siendo difícil encontrar obra suya. Tengo empezado ahora uno suyo sobre la bíblia y el evangelio que es un gozo leerlo (también he podido leer la descomposición del catolicismo, pero es un estilo totalmente distinto de obra).
¿Qué otras obras del mismo recomienda?

Wanderer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Wanderer dijo...

Seminarista, los libros que Bouyer que a mi personalmente me han resultado más útiles fueron "El misterio pascual" y "El sentido de la vida monástica". Tiene también una "Introducción a la vida espiritual" que está también muy interesante.
Aunque quizás, desde el punto de vista teológico, lo más elevado sea su trilogía: "Le Père invisible. Approches du mystère de la divinité", Cerf, Paris, 1976; "Le Fils éternel. Théologie de la Parole de Dieu et christologie", Cerf, Paris, 1974, y "Le Consolateur. Esprit-Saint et vie de grâce" Cerf, Paris, 1980.
En esta página puede encontrar el listado de sus libros en francés y sus traducciones al castellano: http://apps-bibl.si.unav.es/sp/subjects/guide.php?subject=louisbouyer#box-2473

El poeta dijo...

¡Gracias, Mr. Wanderer! Qué apropiada parece esta entrada para hacernos una idea más acabada del autor. Sobre todo, para algunos amigos que no han tenido ni la reflexión y el conocimiento necesarios ni las indispensables sutilezas para juzgar a un hombre de talla.

Saludos,

el poeta.-

Anónimo dijo...

Vale, yo leí "el sentido de la vida monástica". Un libro tradicional y espectacular para corregir conservadores...
Pienso que a los lefes les vendría muuuuuy bien.


Mario Santos

Anónimo dijo...

El Akathistos no es un equivalente del Rosario. Mas bien podría serlo de la Salve.
En el Oriente cristiano, la oración de repetición más utilizada es la Oración de Jesús. Y luego existe la Regla de la Theotokos que es una oración mariana repetitiva, aunque es muy poco conocida.

Anónimo dijo...

Hace rato que Alvarez Valdes no es Católico .....

Wanderer dijo...

Anónimo, por su supuesto que no es equivalente. Lo decía en un sentido amplio; como oración devocional a la Santísima Virgen.

Anónimo dijo...

Pero a mi en la capilla me dijeron que Bouyer siempre fue un protestante, que nunca habló de la Virgen, y que cuando lo hizo, lo escribía con minúsculas. ¿Está seguro Wanderer que el libro que usted dice es de Bouyer? Alguno de los dos debe estar equivocado...

Chestertoniano español dijo...

Recomiendo vivamente "Introducción a la vida espiritual". Hay una edicion en ingles reciente y facil de obtener, impresa y en ebook. Daria bastante por el libro comentado aquí y por "El sentido de la vida monástica" en español o ingles. Nunca he lamemtado tanto no saber frances como por no poder leer a Bouyer.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 08:05hs,
sería bueno preguntarle al biblista Alvarez Valdéz, ya que niega todo lo que de María y José dicen los Evangelios, ¿en qué se basa para afirmar que María y José existieron?.

Anónimo dijo...

Me parecieron muy interesantes las referencias que hace Wanderer a la devoción a la Santísima Virgen en las iglesias orientales y de tiempos tan antiguos. Algunos que se creen los dueños de la Tradición y de la Santa Misa, se creen también los dueños de la devoción a María Santísima.

Anónimo dijo...

Muchas gracias Don Wanderer !!!! El post es impecable. La oración de San Efren ,es cómo para empezar a rezarla porque es lindísima.
Respecto a la devoción a Maria Santísima ,me acuerdo que el RP Alberto Ezcurra decía algo así :.....si Dios "quiso" necesitar de María , cómo no serle profundamente devotos a Ella ???


Atahualpa Wilkinson ( medio guitarrero y medio apertura )

PS: Alvarez Valdez es un cretino.

Jerónimo Vincent dijo...

Es que el Akathistos es un himno, no una oración recitada. Es un canto, como puede ser la Salve después de la Misa. No es comparable con una oración personal o extra litúrgica como puede ser el Rosario o el komboskini, o aún un lestovka. De hecho existen varios akathistos.
Sólo quería aclarar eso. El equivalente más parecido al Rosario es la regla mariana de la Theotokos.

El anónimo de las 11:19.

Anónimo dijo...

Bouyer como Ratzinger son modernistas asustados de las consecuencias de las que ellos pusieron las bases. Fundar la tradición en ellos es un disparate mayúsculo.

Anónimo dijo...

Entrada del pasado día 22 de diciembre en el Libro de Visitas de la web de ¡Viven!
http://www.viven.com.uy/571/LibroVisitas.asp
"22/12/2016 02:57:53 p.m.
Cada vez que escucho, recito o canto la Salve me acuerdo de Ustedes. Gracias a la insistencia de Carlitos, a diario repetían: ...A Ti clamamos los desterrados hijos de Eva, a Ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas... Qué significado tan real, qué sentido tan literal tenían para Ustedes estas palabras: desterrados, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas... Tanto, que llamaron al lugar del accidente Valle de las Lágrimas. Cada vez que, por estas fechas, entro en esta preciosa página web, la melodía del Ave Maria de Schubert me evoca la de Gounod que Eduardo y Daniel escucharon por la radio al amanecer de tal día como hoy, 22 de diciembre, de 1972. Para Eduardo, esa fue la confirmación de que los presentimientos que Carlitos y Daniel habían tenido la tarde-noche anterior eran ciertos y de que la noticia que les había estremecido minutos antes (la aparición de dos uruguayos que venían de un avión caído en las montañas) se refería, sin lugar a dudas, a Nando y Roberto. Y acabando como la Salve, literalmente: ... y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre... Tras ser rescatados en vísperas navideñas, dando fin a ese terrible destierro, la Virgen nos muestra, año tras año, al bendito fruto de su vientre, Jesús, como en la primera Navidad. ¡Feliz Navidad!
tinyurl.com/pw9l4ay"

Anónimo dijo...

Off-topic:
estuve leyendo la entrevista al Papa Francisco publicada en el diario español El País. Entre otros me llamó la atención éste párrafo:
"...Y están los que se prestan a eso. En nuestra patria tenemos una palabra para calificarlos: los cipayos. Es una palabra clásica, literaria, que está en nuestro poema nacional. El cipayo es aquel que vende la patria a la potencia extranjera que le pueda dar más beneficio. Y en nuestra historia argentina, por ejemplo, siempre hay algún político cipayo. O alguna postura política cipaya. Siempre la ha habido en la historia."
Me llamó la atención que en una entrevista internacional utilizara una categoría tan vetusta del discurso político argentino. Una categoría que ya empezaba a ser vieja cuando Bergoglio era joven. Yo sólo se la escuché usar al Colorado Ramos. Me llamó la atención que alguien que se precia de 'tener calle' use un término que hoy sería absolutamente incomprensible para el 85% de los argentinos.
Imagino que es un ataque directo contra Macri. Pero insultar a Macri diciéndole ‘cipayo’, es, que se yo, como decirle alcornoque.

Don Pelayo dijo...

La Salve se canta al final de Completas (es parte de Completas), no después de la misa. Pertenece a la liturgia.

Anónimo dijo...

Wanderer:
otros dos blogs italianos que bien podrían estar en su listado, el primero una excelente "revista" católica de actualidad, el segundo una rareza: el blog de un profesor (católico, obviamente) de literatura, especialista en ciencia ficción, que pugna para que se de a tal género la importancia debida y analiza obras (literarias y de cine) desde el punto de vista católico:

http://www.bastabugie.it/it/index.php

http://www.futureshock-online.info/

Vito Corleone

Wanderer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Chestertoniano Español dijo...

Un disparate es pretender que la Tradición consiste en hacer todas las cosas como los católicos de los años 50... los mismos que se cargaron la liturgia y deformaron la doctrina. Ya lo han dicho muchas veces aquí, si la cosa se hundió es porque ya venía amenazando tormenta. Y si, algunos modernistas asustados fueron gente que se dio cuenta de como estaban las cosas y luego desbarró un poco tratando de arreglarlas y se asusto por las consecuencias. Benedicto, por ejemplo. Habrá flirteado con modernistas, hegelianos etc, etc, pero al final fue un defecto de voluntad. Si se hubiera mantenido y hubiese sido algo mas valiente con nombramientos y decisiones hubiera hecho mucho mas bien a la Iglesia que todos los que insisten en que solo ellos son el autentico resto fiel (ya estoy harto de esa gente; si de verdad solo va a quedar un resto fiel en los próximos años, y puede ser que así sea, y estuviera convencido de ello estaría temblando de miedo e implorando la misericordia de Dios; por los demás, por los míos y por mi. No tan alegre comunicando en Facebook lo malo que son los demás y regocijándome en ser uno de los pocos fieles). Y Bouyer ha sido una gran luminaria en la Iglesia del s. XX. Como dice Wanderer la Tradición no se funda en un teologo sino en los Padres, Doctores y Concilios de la Iglesia, pero necesitamos gente que nos ayuda a revivirla en nuestra época y los escritos de Bouyer son una inapreciable ayuda para ello. A mi me dejaron seco los muchos libros de espiritualidad supuestamente tradicionales que se promocionan desde el mundo tradi, y leer a Bouyer me ha vuelto a ponerme las pilas. Y estoy seguro que a muchos les puede pasar lo mismo.

Anónimo dijo...

(Me perdonarán si salgo por los cerros de Úbeda, pero no me puedo aguantar las ganas. Parece que el Opus se defiende. Aunque Don Fernando Ocáriz no es un jovenzuelo tampoco está en situación de necesitar el amable báculo del amigo Fazio, así que podrá encomendarle misión más útil, por ejemplo irse a hacer gárgaras. En la gran Tradición de la Santa Romana Iglesia va a acabar encontrando acomodo una nueva, a saber, que a Bergoglio le salgan los tiros por la culata. Laus Deo)

Olaveaga

Wanderer dijo...

Anónimo de las 18:16: Tiene toda la razón del mundo. Fundar la Tradición en Bouyer sería un disparate que no sé a quién se le podría ocurrir.
La Tradición se funda en los Apóstoles y, a través de ellos, en Padres y Doctores de la Iglesia y en las enseñanzas de los Concilios Ecuménicos, sobre todo del primer milenio.
Pretender fundarla en un teólogo particular, o en un papa en particular sería propio de una secta, es decir, de un desgajo de la Iglesia.

Anónimo dijo...

El enlace final del Anónimo(23 de enero de 2017, 20:36) está roto.
El breve correcto es:
tinyurl.com/pw9l4ay
o bien, tal cual es:
http://www.espectador.com/sociedad/255210/canessa-y-fernandez-strauch-a-40-anos-de-los-andes-cuando-estas-en-lo-mas-arrastrado-en-lo-mas-vil-los-seres-humanos-somos-todos-iguales

Anónimo dijo...

Que giles que son todos ustedes. No se puede decir que los orientales tengan verdadera devoción a la Virgen. Ellos no aceptan a San Luis María Grignon de Montfort, y tampoco tienen a la Virgen de Fátima, y no reconocen sus mensajes.
Como ser devotos de la Virgen sin ser devotos de Fátima? Imposible!

Anónimo dijo...

que amoris ni nada, adulteris stultitia será en todo caso, a menos que aluda al de Feuerbach, (laguna de fuego), cambiemos a Dios por el amor, muy similar al sexo droga & rocanroll de los hiponianos sesentistas...

Anónimo dijo...

es fácil captar al anónimo irónico 7:49 que se ríe en el fondillo de su alma de Fátima y de Montfort

Lefe Estepario dijo...

Anonimo de las 7 49.Trato de pensar que su comentario es un sarcasmo, pues siguiendo esa lógica hemos de suponer que todos los cristianos de Oriente y Occidente que vivieron antes del Barroco no fueron verdaderos devotos de la Madre de Dios, porque no conocieron a Montfort ni a Fatima (y que decir de La Salette y otras apariciones tan caras a algunos tradis.

A propósito de lo señalado por OLavenga, bien por el Opus que se salvó -quizás por poco- de tener a un impresentable como Fazio. He leido alguno de los trabajos de Mons Ocariz sobre "Teología Fundamental" y se nota el afán de hacer buena apologética. Por muchos reparos que nos merezca la estructura y ciertas manias de la Prelatura, no se puede negar que hay muchos sacerdotes de valía moral e intelectual, y que en mundo neocon han estado libres en gran parte de escandalos sexuales, quizás por su política de selección solo entre profesionales o egresados.





Anónimo dijo...


Para el Int'l Peronist y compañeros .....

No estamos solos ...

http://www.lanacion.com.ar/1978497-donald-trump-presidente-eeuu-dia-nacional-devocion-patriotica

Jerónimo Vincent dijo...

Don Pelayo: la Salve se puede cantar después de la Misa, como un himno mariano. Como los akathistos de la Theotokos y otro.
Otra cosa es en la Liturgia de las Horas; en éste caso, el equivalente podría ser el Phos Hilarion oriental de las Vísperas.

Anónimo dijo...

La estupidez (¡y disculpen!) que veo siempre en los comentarios de las entradas de este blog, es la absurda pelea de los que deberíamos estar en la misma vereda. En los tiempos que corren, francamente, no me puedo imaginar a la "pusillus grex" formada de este modo: N.S. Jesucristo diciendo: "Mmmm, a ver... neocón, no; lefevrista, veremos; "tradi" de aquí, sí, tradi de allá, no; lector de Bouyer... bue!"; y el Diablo matándose de risa, etc., etc., etc.". Mientras la Iglesia, aparentemente, se viene abajo. Digo aparentemente, porque un Papa malo no hace venir abajo a la Iglesia.
Qué quieren que les diga, tengo mucha imaginación, pero no me da para éso.

Walter E. Kurtz dijo...

Recomiendo la entrevista que le hizo el diario La Prensa al Dr. Sebastián Randle a propósito de la segunda parte de la biografía del Padre Castellani próxima a salir: Un profeta ante la "gran calamidad".

Anónimo dijo...



Muy claro el padre Santiago Martín ....

en Secretum meum mihi ...

Carlo dijo...

Off-topic, pero interesante: en menos de una semana de gobierno, parece que Trump va por buen camino:
http://es.aleteia.org/2017/01/23/trump-retira-los-fondos-federales-al-aborto-fuera-de-ee-uu/