miércoles, 22 de febrero de 2017

Cátedra de San Pedro en Antioquía


Se celebra hoy el día de la Cátedra de San Pedro en Antioquía, la primera sede del Príncipe de los Apóstoles, día propicio para una (enésima) reflexión sobre su actual sucesor en la sede romana, el Papa Francisco. Y me ha dado pie a esta reflexión un artículo reciente de Juan Manuel de Prada. 
Ya en otras ocasiones habíamos discutido  sobre el peligro que corremos al criticar severamente al actual pontificado, peligro que consiste en caer en la ideología de creer que “Cualquier tiempo pasado fue mejor”, es decir, que cualquier papado anterior al de Bergoglio fue mejor, y que este personaje es una sorpresa que nos provoca una desazón que ningún otro podría haber provocado. Y la cosa no es tan así. 
No cabe duda que el Papa Francisco y su pontificado son calamitosos, probablemente uno de los peores de la historia, y si todavía hay historia por venir, así será recordado. Sin embargo, la realidad es -y la ideología podría obnubilarnos y no verla- que los pontificados inmediatamente anteriores fueron casi tan malos como el actual. El condimento que Bergoglio agrega, y por eso se nos atraganta con tanta facilidad, es su desparpajo, su ordinariez y su vulgaridad pero el río que corre en el fondo, es el mismo, aunque ahora lleve más espuma.
El mundo conservador se escandalizó en los últimos meses porque Francisco visitó Suecia para “celebrar” el inicio de la Reforma protestante. Allí fue recibido con honores por obispos y obispas, y no tuvo el menor gesto crítico con respecto a Lutero y a su herencia. No es para menos nuestro enfado. Sin embargo, como ya dimos cuenta hace un año, el 16 de septiembre de 1975 el papa Pablo VI se arrodilló ante el metropolita Melitón de Calcedonia, arzobispo ortodoxo, y besó sus pies, y casi una década antes, en 1966, al encontrarse con Michael Ramsey, arzobispo de Canterbury, se sacó el Anillo del Pescador y lo puso en el dedo del obispo anglicano. ¿Y no recordamos, acaso, el penoso espectáculo que dio Juan Pablo II en Asís en 1986, cuando puso nuestra fe en igualdad no sólo ya con otras confesiones cristianas sino con cultos idolátricos?
Nos enojamos y refunfuñamos porque Francisco se complace en aparecer en todos los medios mundanos, con una sonrisa de oreja a oreja que bien sabemos los argentinos que es falsa, y aspira a ocupar el puesto de liderazgo mundial del progresismo. ¿Es que hizo algo distinto Juan Pablo II? El que había sido actor amateur en su juventud, se consumó en su madurez, cuando aparecía como una estrella más de la televisión y gustaba rodearse de celebridades como Mohamed Alí o Bob Dylan. Y si de gestos teatrales hablamos, es cuestión de mirar los videos de Pío XII o su famosa foto en San Lorenzo Extramuros luego del bombardeo para darse cuenta de su impostación actoral. Bastante saben al respecto los italianos, según podemos ver en este video (para reír). Más aún digo, ¿no fue acaso Pío IX quien comenzó a repartir Urbi et Orbi estampitas con su imagen? ¿Desde cuándo se había visto en la Iglesia católica tamaña idolatrización del figura del Papa? Allí debemos buscar los polvos de estos lodos.
Estamos a punto de lanzar una nueva cruzada porque Francisco nebulosamente se ha pronunciado a favor de permitir la comunión a los divorciados vueltos a casar, y clamamos al cielo por esta profanación del sacramento del matrimonio. Nos olvidamos que desde hace décadas los recasados reciben la eucaristía. Yo mismo lo he visto en iglesias de pequeñas ciudades argentinas; qué no pasaría entonces en las metrópolis europeas. El problema es que se trata más bien de la profanación del sacramento de la Eucaristía, la que tiene larga data. Es cuestión de rememorar que Juan Pablo II -una vez más-, daba la eucaristía a Marcial Maciel, debiendo saber porque se las habían comunicado las atrocidades que este sacerdote había cometido, y promovía la Jornada Mundial de la Juventud y otros encuentros masivos similares, donde la Sagrada Comunión era distribuida en recipientes de plástico, pasada de mano en mano y recibida por cualquier atolondrado -millones de ellos-, que formaban fila mientras tarareaban canciones de moda. Me parece una profanación mucho mayor. 
El Papa Francisco no es un extraterrestre que se posó mágicamente en el Vaticano. Es el fruto podrido de un proceso que comenzó hace más de un siglo y medio. Sin ese proceso no pueden entenderse Bergoglio y tampoco Juan Pablo II y Pablo VI. Más aún, sin ese proceso no puede entenderse el Vaticano II. Aquellos que cándidamente añoran volver a los venturosos años del pontificado de Pío XII no caen en el cuenta que fueron los obispos elegidos por este pontífice los que votaron alegre y tontamente todos los documentos del Concilio, a los que sólo un puñado de prelados se opuso. 
No estoy defendiendo a Bergoglio ni a su pontificado. Lo señalé como una calamidad desde el día mismo de su elección. Estoy advirtiendo simplemente del error que significaría achacarle a él todos los males de la Iglesia, pintar de rosa el pasado, confundir al cardenal Burke con San Atanasio y terminar cayendo en la ideología. 

52 comentarios:

Nacionalista dijo...

Estimado:

Excelente comentario. Equilibrado y , sobre todo, con la serenidad de la verdad.

Saludos

Castellano dijo...

Ciertamente, no es Francisco el mal absoluto, pero cuantitativa y cualitativamente, parece que se ha ido más allá, y esto, solo como un aperitivo. Ciertamente, la degradación viene de atrás, más atrás, pero eso nos confirma en que la Iglesia necesita una reforma integral, tal y como ha acontecido varias veces a lo largo de la historia. La cuestión es quién, cómo y dónde.

Anónimo dijo...

Me parece que el dramático cambio de percepción con los papas inmediatos anterirores(los que conocí) no es tanto su estilo más bien su pensamiento "no católico". Los otros papas podian hacer los mismos desastres pero su pensamiento era católico por lo menos para los ignorantes de sutilezas filosóficas y teológicas como yo. De Francisco ya no espero un pensamiento católico.

Hermenegildo dijo...

"El Papa Francisco no es un extraterrestre que se posó mágicamente en el Vaticano. Es el fruto podrido de un proceso..."

Estoy de acuerdo. Sin embargo, creo que con Francisco se ha producido un salto cualitativo en la degradación del papado, más allá de las formas vulgares del Papa actual. Hasta Benedicto XVI, el magisterio de los Papas nos había servido a los católicos de asidero al que agarrarse frente a los embates del modernismo. Piénsese, por ejemplo, en la "Humanae Vitae" de Pablo VI. Es cierto que hubo algunos aspectos discutibles, como ciertos pasajes de los documentos conciliares, pero en el magisterio de los predecesores de Francisco no hay nada parecido a "Amoris laetitia". Los errores pastorales que supusieron en parte las JMJ de Juan Pablo II no alteraron las bases de la doctrina católica sobre la comunión eucarística, como sí ha supuesto "Amoris laetitia".

Ciertamente, en los pontificados anteriores encontramos grandes errores pastorales, pero también hitos luminosos que iluminan la vida de la Iglesia, como las encíclicas "Humanae Vitae" o "Veritatis Consortio" o el Motu Proprio "Summorum Pontificum". En el pontificado de Francisco no hallamos ni de lejos nada que esté a la altura de estos importantísimos documentos.

Hermenegildo dijo...

Tampoco creo que sea comparable el gesto inoportuno de Pablo VI al besarle los pies a un obispo ortodoxo (que conserva la sucesión apostólica y comparte la práctica totalidad de las creencias católicas) con llamar al heresiarca Lutero "testigo del Evangelio".

Anónimo dijo...

Estimado don Wanderer: Pío XII, JPII, etc. puede que fueran unos mamarrachos, incluso que JPII le diera "de hecho" la comunión a cualquiera, Pero el problema de Pancho no es ése, sino la admisión formal y universal del sacrilegio. Es un distingo que vale la pena hacer.

Hermenegildo dijo...

En mi comentario de las 15:00, donde dice "Veritatis Consortio", léase "Veritatis Splendor".

Anónimo dijo...

Bravo, Wanderer! Muy justo lo suyo. Un Papa berreta no existe sin una Iglesia proporcionada.

Carlos Difour

Anónimo dijo...

Mire don Guander: con todo lo fulero que hace este Bergoglio, cada vez que aparecen los "obispos monjas" o los "curas come pibes" se causa mucho mas escándalo. Y en cuanto a la papolatría ya de a poco la gente se aburre

lucardo dijo...

Las comparaciones interpapales del comentario son exageradas, sin medida.
No se pueden comparar estampitas de Pio Nono o una foto de Pio XII con otras barbaridades, en primer lugar de Bergoglio, y en menor medida aunque muy grave de otros Papas anteriores.
Por otro lado muchos de los anteriores, casi todos, han hecho el bien a la Iglesia en muchas ocasiones, en encíclicas , en documentos.
Este señor Bergoglio solo ha hecho lo que no hay que hacer.
Todo lo ha hecho mal, todo, los otros , aún los peores de los otros ni se acercan.
Por tal motivo, considero que el fondo del articulo es equivocado, aunque todas sus apuntes sean ciertos y certeros.

Anónimo dijo...

Con todo el cariño de mundo Wanderer, creo que has hecho un popurrí que no te hace justicia.

He comentado alguna vez la paz espiritual que me ha supuesto el encontrar en este blog católicos que sufren, oran y padecen por la Iglesia frente a la indiferencia que veo a mi alrededor, pero creo que te has pasado varios pueblos, como decimos aquí.

Intentaré explicarlo en varios post.

Capitan Ryder

Anónimo dijo...

Para hacer justicia hay que pesar y medir las cosas como son.

De lo citado has puesto en el mismo plano cosas abismalmente diferentes. Por ejemplo, cosas muy graves serían el sarao de Asís o el anillo del pescador a un mamarracho por parte de Pablo VI.
Poner en ese plano las estampitas de Pío IX o la foto de Pio XII me parece pasarse de rosca.

Por parte de Pablo VI tenemos la Human Vitae, por parte de Juan Pablo II, Veritatis Splendor, Familiaris Consortio y una defensa total de la moral católica. esto y su oposición al comunismo hacía que fuese criticado en occidente 24 horas al día, 365 días al año.

Nada que ver con Francisco que nada a favor de corriente totalmente.

Capitan Ryder

Anónimo dijo...

Más cosas,

El anónimo de las 14:22 lo ha dicho perfectamente. Juan Pablo II y Benedicto XVI tenían Fe católica, con sus errores y aciertos, de Francisco no se puede decir lo mismo.

La Iglesia tiene un problema muy grave de apostasía entre sus miembros, que hacen ostentación de su desobediencia y que no ha sabido, no ha podido o no le han dejado atajarla. Así ha sido los últimos 50 años. No sé si se podría haber hecho más, si podrían haber arrinconado más a los herejes de turno etc pero la gran diferencia es que esas personas son ahora los asesores del Papa.

Capitán Ryder

Alberto Althaus dijo...

No escandalizar a los pequeños. Hay una forma de justificar de manera sofista el mal y es mostrándolo como un caso más. Mire la lucha contra Bergoglio no es lucha contra muertos sino contra vivos y bien vivos y no es conveniente mostrar una Iglesia con un pasado de malos papas porque en realidad he vivido esos tiempos y le aseguro que no fueron como los actuales, pueden haber cometido errores pero la realidad es que hay hoy alguien que ocupa el sitio del pontífice que se ocupa de bombardear de manera terrorista la Iglesia, los católicos y de destruir la doctrina y la tradición. No sé donde estuvo estos años pasados, en mi caso estuve dentro de la Iglesia, ahora no puedo estar dentro de la Iglesia, he debido tomar distancia porque no soporto la apostasía general. No siga por el camino de confrontación contra todo lo católico, se lucha contra lo real y presente, no contra los fantasmas del pasado y no justifique indirectamente a Bergoglio a quién llama Francisco y reconoce como papa.

Anónimo dijo...

Algunas ideas más

Otra novedad de este Papado es la primacía de la ideología sobre la Fe.

Por ejemplo, los movimientos populares marxistas a los que alienta, el "cambio climático" o el uso del Papado para premiar o castigar políticos según la vieja clasificación izquierda-derecha.

A cambio, no dedica ni un sólo minuto, discurso o encíclica a la ideología de género, ni otros temas similares que puedan acabar con su buena prensa.

Así, hemos llegado a que aborteros como Jefrrey Sachs sea una persona que se pasea por el Vaticano como Pedro por su casa, ahora recibirán a Paul Ehrlich etc

Para más inri, la sumisión es a unas ideas absolutamente ridículas, archidemostradas falsas hasta la médula y cuyo fin es totalmente satánico, aborto, esterilización etc. Según Al Gore ya hemos pasado el punto de no retorno, signifique eso lo que signifique.

Capitán Ryder

Anónimo dijo...

Un par de cosas más también comentadas por Hermenegildo.

No hay nada en lo citado como Los amores de Leticia. Esta exhortación es la antiFe católica. Adiós matrimonio, confesión y profanación continúa de la comunión con EL CONSENTIMIENTO Y APROBACIÓN de la Iglesia.

Repito, no hay nada igual.

La primacía de la conciencia nos convierte en protestantes, justo cuando estos han desaparecido de Europa. ¿En qué se diferencia el libre examen de la conciencia está por encima de los mandamientos? En los 2 casos tú haces lo que te da la gana.

Para el que tenga dudas que lea la entrevista al superior de los Jesuitas en Infocatolica.
El tío, con 2 cojones, dice que no había grabadoras en tiempos de Jesús y que hay que reinterpretar las palabras. Adiós Evangelio. Ya ni lo que está muy claro es lo que quería decir Jesús. Que dijo "el que se va con otra comete adulterio etc" pues se discierne y ya no quiere decir eso, quiere decir que te puedes ir con otra...

Capitán Ryder

Anónimo dijo...

Para terminar un apunte histórico,

Las Jerarquías siempre han sido regularcillas. Lo digo, porque esa descomposición de la que hablas (siglo y medio atrás) en más a nivel del pueblo que de las jerarquías, de las que hay ejemplos para dar y tonar de su acomodo al mundo.

Sin ir más lejos, ahí tenemos Inglaterra, un obispo y unos curas para defender el matrimonio verdadero, el resto con el enemigo, así sin más, todos pasados en bloque. En una época supuestamente infinitamente más feliz que hoy.

Por cierto, lo de Asís, Lutero etc no pone de manifiesto más que la razón que tenía E.Waugh al insultar al Cardenal Bea. El ecumenismo ha oscurecido el rostro de la Iglesia y la ha rebajado. Una cosa es no matarse y otra juntarnos para cualquier sarao. En eso, sí creo que este Papa se ha limitado a seguir un camino en el, por cierto, está comodísimo, cualquier cosa menos reafirmar que la Verdad está en la Iglesia Católica.

Perdón por los excesos.

Capitán Ryder

Juan dijo...

Coincido con Hermenegildo, y agrego a su comentario que hay un documento de Pablo VI que es una muestra tan importante de la ortodoxia de su magisterio como Humanae Vitae, o tal vez más importante aún: la encíclica Mysterium fidei, de 1965.

Anónimo dijo...

Sí, ya sé que he dicho que era el último, pero me he acordado de una cosa de J.M de Prada y que, creo, justifica su artículo.

J.M.P es de los que ha mirado para otro lado en este Papado, de hecho, criticaba a quien osase decir algo de Francisco.
Ahora, como ha quedado vuelta al aire, sale con esta otra teoría, "el que critique a este tiene que criticar a los otros, y si no lo hacía antes es porque está cegado ideológicamente". Mira Juan Manuel, no. No escribas un artículo, aparentemente con sentido, para justificar tu silencio anterior. Hay muchas diferencias, y muy grandes, entre este Papado y cualquier Papado anterior, pero tú pensabas que esto escamparía y cuando ves el horror de lo que está pasando y, como ya no se puede mirar para otro lado, sales con esta historia.

Capitan Ryder

Anónimo dijo...

Creo que es totalmente ilógico suponer que Juan Pablo II sabía las atrocidades que Marcial Maciel había cometido cuando en 1994 le escribió la carta con ocasión del 50 aniversario de su ordenación sacerdotal:

https://w2.vatican.va/content/john-paul-ii/es/letters/1994/documents/hf_jp-ii_let_19941115_padre-degollado.html

Anónimo dijo...

Muy buena frase. "El Papa no es un extraterrestre que se posó mágicamente en el Vaticano. Es el fruto podrido de un proceso que comenzó hace más de un siglo y medio". Sin ese proceso no pueden entenderse Bergoglio. Como tantos ladrones y marginales son los frutos podridos de nuestra sociedad. Es la teoría de la izquierda, es su teoría. Tenemos que orar por su jubilación, fecunda y feliz, como él pedío. No hay vuelta atrás o posibilidades de recuperación. Él es muy podrido, más allá de los dogmas y otros problemas internos de la iglesia, él está aliado con la ONU y está de acuerdo con la terrible AG 2030, migraciones masivas, Soros y políticos izquierdistas en el poder. No hay comparación con los otros, Pablo VI o Juan XXIII. Él está lejos y es mucho peor.

Anónimo dijo...

Tras el gran rifiuto, Bonifacio.

Jorge Rodriguez dijo...

Pablo VI fue el gran destructor, los que vinieron después son enanos subidos a los hombros de ese gigante.

Anónimo dijo...

Me deja tan satisfecho su entrada que hasta casi me aburre; pero como decía el Chapulín: "estás en lo cierto". No se puede pintar de rosa todo lo anterior a JB si riesgo de caer en ideología! Me parece que ( usted guander) ha agarrado algo tan delicado que solo alguien de fina percepción puede hacer! Agarró usted el humo para advertir a otros de no caer en la neblina! Salud! Luis

Wanderer dijo...

Estimados, yo no estoy comparando las estampitas de Pío IX o las fotos de Pío XII con Bergoglio. No es necesario señalar la enorme diferencia que hay entre ellos. Lo que hago es señalar antecedentes. Por ejemplo, no se podría comparar la revuelta de Condorcanqui con la guerra de liberación de la América Hispana emprendidas por San Martín y Bolívar. Fueron muy distintas en intensidad y gravedad. Más aún, hubiese sido imposible pensar un Bolívar en el siglo XVIII: no estaban dadas las condiciones. Sin embargo, la asonada de Tupac Amaru es un antecedente claro de las guerras posteriores.
Lo mismo ocurre con los Papas. Es absolutamente impensable un Bergoglio en 1870: lo hubieran encerrado en un manicomio. Pero el afán de poder, protagonismo y popularidad de Pío IX son antecedentes del mamarracho actual.

Pensador dijo...

Wanderer, al menos yo entendí el post...creo que es cierto que la intensidad y gravedad son distintas, pero son ciertamente antecedentes.

Muchos afirman con absoluta certeza que el mal del mundo moderno se encuentra ya en la baja edad Media con las primeras filosfías a-teologicas, el surgimiento del humanismo y la decadencia escolastica...¡y eso que la diferencia con nuestro mundo moderno es enorme!

Bueno, hagan la misma traspolación.

El tema del post no es si Pio Nono es tan malo como Bergoglio, el tema es si ciertas cosas que pasaron con Pio Nono pueden sentarse como antecedente de Bergoglio.

Pensador

Anónimo dijo...

Capitán Ryder,
Es usted totalmente injusto con el señor Juan Manuel de Prada, que en España ha sido una de las voces más recias en la crítica a Francisco, lo que le ha costado el programa "Lágrimas en la lluvia", que los obispos han impedido que vuelva a emitirse, así como el ninguneo en medios "oficialistas" católicos, de los que ha sido purgado. Prada ha criticado a Bergoglio en diversas ocasiones; y lo ha alabado con la misma libertad cuando lo ha juzgado pertinente. Le recomiendo la lectura de artículos suyos al respecto. Recuerdo, entre otros, uno titulado "Los nidos de antaño", muy al comienzo de su pontificado, "Un poco de cunicultura" (sobre una desafortunadas declaraciones de Francisco en torno a tener muchos hijos) o "Pedir perdón" (sobre la petición de perdón por la conquista de América que hizo Bergoglio).

Anónimo dijo...



Y que tal , Urbano VI , el Dulce Cristo en la tierra , que hizo asesinar a los cardenales franceses , y los hizo " disolver " en cal viva.

Orestes dijo...

22 de febrero de 2017, 18:01

Estoy de acuerdo con Ud en que lo más probable es que Juan Pablo II no conocía las tropelías de Marcial Maciel. Pero ése es el problema de las canonizaciones en vida. Se exalta a una persona de la que sólo sabemos que llema la plaza de gente y consigue dinero para las arcas vaticanas. Y luego nos enteramos de que era un degenerado.

Falstaff dijo...

- La raíz del problema actual creo que se encuentra en el que el jansenismo, el naturalismo y el liberalismo no fueron extirpados realmente de la Iglesia. Se les condenó, se les vigiló y hubo guerra interna, pero se quedaron dentro. Pasado el tiempo, se quitaron las caretas y tomaron posiciones en la Iglesia, cada día más avanzadas.

- Los gestos ambiguos ecumenistas responden a esa obsesión por negociar con lo innegociable. Por el camino se pierde la fe de muchos o queda contaminada la de todos.

- De Juan Pablo II nadie acaba de ser si él sabía lo de Maciel o lo de los curas pederastas encubiertos por sus Obispos. Algunos cercanos dicen que no se lo creía (o que no se lo quería creer), lo que no le haría culpable, pero sí responsable por una actitud voluntarista al no actuar con prudencia ante las denuncias. ¿Así se puede ser santo de altar? Parece que todo vale con tal de creer que "la cosa marcha" (como dicen en el Opus).

- Francisco ha puesto un pie donde ningún Papa lo ha hecho antes: ha llevado la ambigüedad de los gestos a un documento Pontificio para, encima, permitir el sacrilegio. Es consecuencia de lo anterior, pero, que yo sepa, completamente nuevo en la Iglesia.

Hermenegildo dijo...

Wanderer: creo que usted se confunde con Juan Manuel de Prada. Él va por un lado y usted por otro. Desde que escribe en "L'Osservatore Romano", De Prada se dedica a justificar a Francisco y a descalificar a los críticos del Papa actual, a los que considera puramente ideologizados, como lo prueba este otro artículo que a mí me parece indignante:

http://www.alfayomega.es/95424/el-papa-y-las-ideologias-i

Wanderer dijo...

Hermenegildo, lo que yo dije es que estoy de acuerdo con lo que de Prada escribió en el artículo que mencioné. Hace varios años que no compro paquetes cerrados.

Wanderer dijo...

Falstaff, estoy de acuerdo con usted en que Juan Pablo II no creía en la culpabilidad de Maciel aunque seguramente se lo habían dicho varias veces. No quiso creer. Para evitar confusión, redacté nuevamente esa parte del post.

Anónimo dijo...

Sí. Cada año, unos pasos bajando la escalera en todo, la cultura, la iglesia.. La creciente dominación de los izquierdistas en el interior de la iglesia durante muchos años hizo posible questo Papa y fuera han promovido el odio entre las clases, la cultura de la muerte y la destruccion. Son los frutos podridos de los progresistas en la civilización occidental. Pero la resistencia y la angustia es cada vez mayor. He leído ayer en L'Osservatore que la Secretaria de Estado realizará actividades de vigilancia encaminadas a controlar las modalidades con que la imagen del Santo Padre se utilizan e interrumpir situaciones de ilegalidad observadas através de adecuados instrumentos normativos previstos a nivel internacional. Un paso adelante en la revoluzione de mansedumbre, misericordia y ternura.

Anónimo dijo...

La Iglesia del Señor a través de los años ha ido creciendo en su sabiduría y ha legislado con toda claridad en su normas como debe cuidarse la figura del pontífice y de la curia. Todos sabemos que por ej. no se podían tomar fotos del Papa en determinadas circunstancias, o que por seguridad no debe exponerse a determinados peligros. Pero el argentino hizo trisas las normas protocolares con excusa de de espontaneidad y normalidad. Así le está yendo, toma mate en público de cualquiera, se riéndose a carcajadas limpias, etc.

Anónimo dijo...

Entiendo que todo comenzó en el siglo XIX pero algo que fue evolucionando a una cierta velocidad desde PIO IX hasta BXVI se ha acelerado como predicho para el final de los tiempos o se ha producido un salto abrupto.

Anónimo dijo...

Me parece muy bien que no se acepten paquetes, pero Hermenegildo inventa cosas falsas para justificar sus teorías. Prada colabora en el Osservatore Romano desde 2007. Colaboró durante el papado de Benedicto y ha seguido colaborando durante el papado de Francisco.

Martin Ellingham dijo...

Entiendo que la enumeración de antecedentes se parece más a la teoría de la “ventana rota” que a una igualación de Bergoglio con algunos de los predecesores mencionados:

“Consideren un edificio con una ventana rota. Si la ventana no se repara, los vándalos tenderán a romper unas cuantas más. Finalmente, quizás hasta irrumpan en el edificio; y, si está abandonado, es posible que lo ocupen ellos y que prendan fuego dentro.
[…]
Una buena estrategia para prevenir el vandalismo, dicen los autores del libro, es arreglar los problemas cuando aún son pequeños. Repara las ventanas rotas en un período corto, digamos un día o una semana, y la tendencia es que será menos probable que los vándalos rompan más ventanas o hagan más daños”.

https://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_de_las_ventanas_rotas

Saludos.

Denisovic dijo...

Wanderer, un dato por si puede servir de algo; Juan Pablo II sí tenía alguna información de las fechorías del padre Marcial Maciel. Sin embargo, en cierta ocasión, Juan Pablo II le hizo jurar delante de él, si era verdadera o falsa la información que le había llegado; Maciel, no tuvo ningún problema en jurar y negarlo todo. Ahora bien, detrás de todo esto, estaba el cardenal Sodano (masón de alto grado según la información que tengo), el cual, se ENCARGÓ DE SILENCIAR ANTE JUAN PABLO II toda la información que llegaba sobre las fechorías de Marcial Maciel; ahora bien, esto no era gratis, ya que el padre Marcial le pasaba a Sodano (como gratitud personal), maletines de hasta 100.000 dólares norteamericanos a cambio DE SU SILENCIO. Y no una sola vez, sino con cierta frecuencia.

Anónimo dijo...

GASTON: Creo que se ha exagerado aquí lo de la "sobreactuación" de Pio XII. Basta tener en cuenta que un gesto de saludo no puede ser el mismo cuando se dirije a 5 personas que cuando se dirige a 5.000 ó a 50.000.

Hermenegildo dijo...

Para el anónimo de las 14:43:

Yo no he inventado nada; simplemente, desconocía que De Prada hubiera empezado a colaborar con "L'Osservatore Romano" bajo el pontificado de Benedicto XVI. En todo caso, este dato no afecta al núcleo de lo que yo decía en mi comentario anterior: si De Prada hubiese adoptado una postura crítica con Francisco, muy probablemente el periódico vaticano habría prescindido de sus colaboraciones.

La postura de Juan Manuel de Prada, al que tanto he admirado en otras ocasiones, me parece decepcionante cuando se empeña en descalificar a los católicos que legítimamente muestran su disgusto por los desvaríos del Papa actual.

lucardo dijo...

Entiendo y creo que no ha sido su intención comparar un Papa como Pío XII o Pio Nono con este, pero lamento decir que el hilo del artículo es ese , es ponerlos en una misma línea que confluye en este espécimen, y eso es un error de apreciación.

En el medio , además, hubo otros Papas como León XIII, Pio x, Pio Xi Benedicto XV, y Benedicto XVI,
Benedicto XVI , por ejemplo es casi una vuelta a Trento al lado de Juan XXIII, al que si podemos poner como un desastre que abrió las compuertas del horror, pero es errado, y es lo que trasmite el artículo, poner un hilo conductor desde PIO NONO,
El artículo de Prada , aunque un poco en esa idea del de Wanderer, es más cuidadoso, no llega a tanto.
El ejemplo del filme italiano es divertido, pero está demás, ponerlo con ocasión de las fotos de Pio XII.


Lo que sí creo, es que Bergoglio ha hecho una cosa buena, y es para muchos que no lo sabíamos, valorar mejor algunos gravísimos desastres de Papas anteriores, especialmente Juan XXIII y Pablo VI, aún con su muy valiente Humanae Vitae.
También lo de Asís de JPII fue y es espantoso, y lo vemos mejor ahora, y así nos hacemos un poco más católicos, para bien nuestro y de nuestros próximos.

Anónimo dijo...

Estimado Wanderer,
me parece que este Papado, y este Papa, difieren de modo esencial de cualquier Papado anterior. Si uno lee con detenimiento el famoso Capítulo 8 de Amoris Laetitia, encontrará que no sólo deja abierta la puerta para que los adúlteros comulguen en Pecado Mortal -lo cual ya es inédito en la historia de los documentos papales- sino que, además, está redactada de un modo deliberadamente confuso. Está redactada para engañar. No avisa que va a tocar la doctrina, sino que la reafirma, y luego hace pasar el sacrilegio envuelto en capas de misericordia y avalado por citas -mal usadas- de Juan Pablo II y de Santo Tomás de Aquino. Es un documento que parece redactado para hacer trastabillar al católico fiel.
Y como si lo anterior fuera poco, el Capítulo 8 de Amoris Laetitia ataca con ferocidad al católico -particularmente al sacerdote- que reafirma las verdades de la Ley.
No creo que nada de lo anterior haya ocurrido nunca antes en un documento oficial de un Papa. Y, francamente, estas novedades me parecen satánicas.

lucardo dijo...

Quisiera fundar mi crítica entrada anterior citando este párrafo del artículo :

"Ya en otras ocasiones habíamos discutido sobre el peligro que corremos al criticar severamente al actual pontificado, peligro que consiste en caer en la ideología de creer que “Cualquier tiempo pasado fue mejor”, es decir, que cualquier papado anterior al de Bergoglio fue mejor, y que este personaje es una sorpresa que nos provoca una desazón que ningún otro podría haber provocado. Y la cosa no es tan así. "

Sin ninguna duda cualquier papa anterior -por lo menos remontándonos hasta Pio Nono- a Bergoglio fue MEJOR.

Reiteró que Bergoglio, todo , absolutamente todos lo ha hecho mal. Es, por lejos el peor de todos los mencionados en el artículo.

Wanderer afirma "que no es tan así", y taxativamente dice que es peligroso afirmar que cualquier papa anterior a Bergoglio fue mejor, que eso es caer en la ideología de " cualquier tiempo pasado fue mejor " .

Muy distinto es , en cambio, afirmar que la ola modernista fue tomando forma de,la mano de acciones de "algunos" Papas anteriores.

interpretatio dijo...

Como bien dice Martín Ellingham, es la "Ventana rota". Pero el autor de la entrada confunde algunos hechos. Los puntos controvertidos en Amoris laetitia no sólo son contrarios al Sacramento del Matrimonio sino a la Sagrada Eucaristía, de hecho, el fondo es el sacrilegio. Juan Pablo II fue un histrión, y marcó un guión para toda gira pontificia...entre otras cosas. Peo ¿pueden reprochar algo de su doctrina moral? ¿estaréis conscientes de la trascendencia de Veritatis splendor hoy controvertida frente a Amoris laetitia? ¿Creen en Pío XII no detuvo los bombardeos tras su salida a San Lorenzo? El autor de la entrada es quien corre el riesgo de caer en la trampa de la ideología al detenerse en accidentes y no ahondar en la substancia. Una última cosa, De Prada tiene cojones, pero a veces se le olvida el seso.

Seminarista dijo...

Corrigiendo a C.Ryder, preocupaciones, pero afirmar que sobre ideología de género no ha dicho nada no es cierto, es más, hasta ha sido algo frecuente en él, a la cabeza me viene ahora AL o el discurso en Filipinas, habiendo bastantes más (recuerdo también otra en que lo consideraba como pecado contra Dios creador, por ejemplo).

Sobre la reforma del papado. Es algo de difícil consideración. Quien podría estar dispuesto a reforma sería precisamente quien mejor podría aprovechar del poder deformado del Papa, porque viendo el nivel de los obispos en general no sé que resultaría mejor. Pero, en cualquier caso, el fin no justifica los medios.

Sobre de Prada, concuerdo en que parece que algunas veces busca un puesto a cambio de pensamiento no suyo (o igual sí suyo), cosa que no quita gran lucidez en general.

Anónimo dijo...


Las acusaciones , muchas veces si vienen de un tercero aislado , no se creen . El interesado , se tiene que dar cuenta por investigación propia ...Quien no tiene experiencia en eso .

Por una denuncia ( eventual ) sobre Maciel , tiene que haber habido diez mil voces en su favor ...

Anónimo dijo...

GASTON a HERMENEGILDO: No pretendo pasarme de listo pero leyendo el artículo de De Prada me da la impresión que la intención del mismo es lanzar a un misil sibilinamente a la papolatría. Más que otra cosa.
Por lo demás creo que es un periodista valiente, con alguna intervención memorable. Si así y todo está en nómina en el Osservatore Romano pues mejor para él y ya veremos lo que le dura.

Walter E. Kurtz dijo...

Anónimo 18:05,

¿Vio la película "Pastor Angelicus"? Véala y después me dice si aquí se exagera la sobreactuación de Pío XII.

Don Diego dijo...

Hoy, Papafrancisco cerró un congreso sobre "el derecho humano al agua", organizado por un espacio académico de unos argentinos chantas y coordinado por Sánchez Sorondo. Dijo que la tercera guerra mundial será por el agua (www.lanacion.com.ar/1987597).

el enrevesao dijo...

Hay muchos que por carecer de una visión "sub specie aeternitatis" carecen, por lo mismo, de perspectiva y sentido históricos, y no distinguen hechos de sucesos. La incapacidad de notar que el hecho del desgobierno de la Iglesia por parte de actual Papa es el resultado de previas rupturas, se debe, en gran medida, a una ideológica concepción del pasado católico, es decir, a una forma de idealización del mismo. Por ello se le endilgan al actual pontífice todas las culpas por los males de la Iglesia. Mirar los acontecimientos de una forma abarcativa y justa es posible desde la teología y la filosofía. A ello apunta el artículo de Manuel De Prada y en esa línea escribe Don guander según me parece. Las sandeces de Pancho no serían posibles ni sentido tendrían si previamente no se hubieran dado las condiciones para que se produzcan. Atribuir todos nuestros males a Bergoglio es ideológico. Aunque deMás está decir que esto no le quita toda la responsabilidad que tiene en sus actos, como hombre y como pontífice. Los ejemplos propuestos por wanderer pueden discutirse al infinito, pero la idea que da forma a su artículo nos advierte contra dicho error. Ni más ni menos.

Anónimo dijo...

Caminante, no se lo tome a mal: usted sabe lo que es acudir a un lugar después de un bombardeo, y con el peligro de que se repita? El Rey y el Duce con su gobierno habían abandonado la capital. La sorpresa de los desventurados habitantes del barrio romano del Verano, uno de los más pobres y poblados de la Urbe, cuando vieron aparecer a la única Autoridad no extranjera y precisamente el Romano Pontífice "romano di Roma", fué mayúscula. La lápida y el monumento, inaugurado precisamente por Pablo VI, que estaba al lado del Papa en aquel trágico 19 de julio de 1943, tesminonian aún hoy al turista o peregrino que se acerca a San Lorenzo extramuros, la gratitud de Roma al Papa Pío XII.
En cuanto a Pío IX baste recordar esta anécdota citada por el prestigioso historidor de su Pontificado Roger Aubert: Para no envanecerse con los aplausos de los peregrinos, procuraba distraerse mirando la calva del embajador austríaco.
Gracias, Caminante.