viernes, 3 de marzo de 2017

Flor de papa


Decía Muriel Spark que las mentiras son como moscas que vuelan de aquí para allá, chupando la sangre del cerebro de las personas en las que se posan. La crítica continua y desasosegada a Bergoglio  puede someternos a ese mismo tipo de insectos.  No estoy sufriendo el síndrome de Estocolmo ni de cualquier otra ciudad sueca. Estoy pensando, sencillamente.
Como bien decía un comentarista, centrarnos en la crítica encarnizada a Bergoglio, nos hace perder la perspectiva. O bien, hace que nos concentremos en la flor blanca de la papa y nos olvidemos que, en realidad, lo más peligroso e importante es el tubérculo que está enterrado y no vemos. No digo que debamos quedarnos callados frente a la vulgaridad de la flor de la patata, pero no vale la pena que comencemos todos los meses una batalla planetaria para erradicarla. Es cuestión de tener un poco de paciencia. El sol la agostorá a su tiempo, que será más temprano que tarde, o bien, algunas otras plantas voraces terminarán por abrazarla. (Al respecto, apareció ayer una nota en The Times de Londres, en la que Philip Willan, corresponsal en Roma, afirma que muchos de los cardinales que votaron a Bergoglio, así como toda la Curia, están tomando distancia de él y quieren persuadirlo para que se retire y así evitar un posible cisma. Un miembro de la Curia que cita el Times sin dar su nombre dice que aunque el malestar existe, no cree que sea posible presionar a esta Papa [¿pero al anterior sí?], debido a su carácter autoritario hasta que no complete las reformas revolucionarias que tienen en carpeta, y que -según esta fuente- están causando un daño enorme).
Repasemos las dos asonadas más importantes de los últimos meses contra la blanca flor de la papa:
1. Los Cuatro Mosqueteros con sus dubia. No pasó (ni pasará) nada. Todo quedó en aguas de borrajas. Bergoglio no se dignó responder, y ciertamente no lo hará. Para lo que sirvió el batifondo que se armó fue para encender la hoguera para el cardenal Burke y para que muchos obispos que discretamente habrían prohibido la comunión a los recasados en sus diócesis, hoy anden a tientas y con sus propias dudas, a fin de no quedar pegados con el grupo de cardenales preguntones y rebeldes. Ya sabemos que la valentía no es una característica episcopal, y muchos están temerosos a oponerse y jugarse por la doctrina del Evangelio sencillamente porque temen ser misericordiados.
2. La gallarda declaración de guerra de los caballeros de la Orden de Malta. No pasó de ser una bravata que terminó en un paso de comedia: el Gran Maestre renunciando al primer grito de Bergoglio. Lo que se obtuvo como resultado fue la incineración total del cardenal Burke, que ya no servirá ni para usar la cauda púrpura y el desmantelamiento de la Orden de Malta. Me juego a que durante el periodo de “normalización” en el que se encuentra, cambiarán los estatutos a fin de eliminar la exigencia de que el Gran Maestre sea un caballero de justicia, con lo cual la Orden dejará de ser religiosa, y pasará a ser la competencia de la Cruz Roja.
Me auguro que el último disparate que se está proponiendo - el pedido de dimisión de Mons. Paglia y Mons. Sánchez Sorondo- terminará de la misma manera, o peor. A quién se le puede ocurrir que Bergoglio -¡nada menos que Bergoglio!- se dejará presionar por el pedido de quinientos fieles y tres asociaciones. Se matará de la risa mientras toma mate con Tucho Fernández. Por supuesto que a Paglia y, sobre todo a Sánchez Sorondo, habría que mandarlos de confesores a algún carmelo de la zona más inhóspita de África, pero el modo no es pidiendo a los gritos su dimisión encaramados en un atalaya medieval. ¿Qué se pretende lograr con eso? ¿El éxito del pedido? ¿O más bien un protagonismo altisonante?
Una vez más: Bergoglio no es más que la blanca flor de la papa. El problema no es él. El problema es el tubérculo que está debajo. Dicho de otro modo, Bergoglio es la exposición vergonzosa de la realidad de la Iglesia Católica, y me parece saludable que salga a la luz. Mientras el pus está escondido y no se manifiesta, la infección continúa su camino devastador. Pablo VI y Juan Pablo II, con documentos más o menos ortodoxos y con gestos más o menos elegantes, cubrían la podredumbre que había debajo. Francisco la muestra casi con orgullo en cada una de sus palabras y de sus actitudes. Recuerda al “día del villero” institucionalizado los kirchneristas: “Soy villero, y qué”. 
Es por eso que el pontificado de Francisco puede ser la oportunidad de una verdadera renovación católica de la Iglesia. Si es que aún queda historia (como acotan varios comentaristas, puede que estemos ya en el final), quien lo suceda tendrá la oportunidad de construir de nuevo lo que comenzó a agrietarse en Trento, a desmoronarse desde hace al menos un siglo y medio y terminó de derrumbarse en los ’60, durante el fatídico Concilio. La condición es atacar la papa y no entretenernos en cortar la flor. 

36 comentarios:

Anónimo dijo...

Entiendo lo que Ud dice, don Wanderer, pero no estoy de acuerdo. Es cierto que insultar a Bergoglio le da cierta autosatisfacción a algunos, pero más allá de esos algunos hay que seguir poniendo en evidencia todo el mal que hace.
Hoy por hoy cuenta con la inmunidad que da la izquierda, y al igual que Obama pudo, él también puede hacer cualquier cosa. Pero hay que seguir exponiéndolo hasta que la grieta sea insalvable. POrque el peor peligro son los neocones, y cuando Bergoglio pase y los cardenales pongan un neocón para barrer la mugre bajo la alfombra y mantener la tropa junta sin importar en qué crean, eso va a ser peor que esto.

Anónimo dijo...

La verdad es que tiene usted razón, con eso de que los anteriores papas hacían escritos ortodoxos parecía que sólo era cosa de cuatro, pero cuatro sólo no han podido organizar este lío. Las algarabías en las misas son de hace años, las predicaciones diciendo lo que uno le da la gana, no es de ahora. los reclinatorios de los bancos se quitaron hace muchos años, así como los confesonarios. En los bautismo se dice lo que se quiere. Los jesuitas hace tiempo que hacen lo que quieren acuérdense de Tony de Mello, y otros. Lo del general de la Cia Sosa no ha surgido de la nada. Es el tubérculo y la flor de la patata es la consecuencia del tubérculo

Anónimo dijo...


Si es posible, Wanderer, publicarlo en esta nueva entrada, lo reitero:

El hecho de haber clarificado la potestad de jurisdicción de los sacerdotes de la FSSPX para la válida y lícita celebración del sacramento de la penitencia, dando así certeza a innumeras conciencias sobre, nada más y nada menos, que la validez de la absolución de sus pecados y, con ello, de no sufrir las penas del infierno, revela que Francisco ha sido el Pontífice que realizó el acto efectivo más importante con los fieles unidos a la Fraternidad.

"Nolite judicare secundum faciem, sed justum judicium judicate" (Evang. Joan., VII,24)

Tribunus Plebis.

Anónimo dijo...



Solanum tuberosum

Falstaff dijo...

¿Qué es antes, el huevo o la gallina? Está claro que la pus existe desde hace mucho, pero los pontificados blandengues y ambiguos de estas décadas han permitido su crecimiento, a la vez que han sido fruto de esa misma pus.

Yo sí creo que hay que señalar al Papa vigente cuantas veces sean necesarias porque, precisamente, es el máximo aval y representante de la pus; su gran esperanza. Por lo que si los católicos señalamos al Pontífice como favorecedor de la infección, actuamos al fin y realmente al modo católico, apostólico y romano: nada ni nadie por encima de Dios. Al fin nos dejamos de papolatrías y ñoñerías infantiles para de verdad defender la fe incluso de aquel que tiene el encargo de salvaguardarla. De hecho, señalar a Francisco desanima a los popes de la pus, ya que creían que tomando la Silla de Pedro iríamos todos como borregos a la perdición por una obediencia mal entendida.

Qué pena que no reaccionara nadie ante Asís, por ejemplo, ni ante las Misas rockeras de las JMJ y tantos otros hechos y gestos. Pero si ha tenido que llegar Francisco para que empiece la reacción, bienvenida sea ésta.

Anónimo dijo...

Es razonable la metáfora pero se trata de un camino circular. El tubérculo ha tenido su génesis en una flor que dio vida a una nueva planta con su tubérculo. Así como la flor perecerá también lo hará el tubérculo en tanto no exista más alguna flor que de origen a nueva planta. No es uno u otro, son ambos el problema, que se retroalimentan. Y ese mecanismo tiene que romperse de alguna forma, quizás a estas alturas sólo por intervención sobrenatural directa. Si de alguna manera no aparecen más flores, el tubérculo pueda ser el centro de atención, mientras tanto, ambos, con la debida proporción. Juan A.

Anónimo dijo...

Wanderer sos un parásito asqueroso.
Permitís comentarios que lo único que generan es confusión. No te das cuenta el mal que estás haciendo?
Por tu bien más te vale que dejes de permitir esos comentarios estúpidos contra la FSSPX que lo único que hacen es generar confusión.
Empezá a tener más cuidado porque la vas a pasar muy mal.
Das pena...

Ludovicus dijo...

Si bien puede considerarse a Bergoglio un emergente de una crisis subyacente, sin caer en la hermenéutica de Carlyle hay que reconocer la eficacia del hombre para intensificar los procesos históricos y para darles determinado contenido. Sin Napoleón, Hitler o Stalin la Historia hubiera sido muy diferente. Estamos viendo cómo un Trump ha dado una vuelta de campana a la situación. Y sin duda Bergoglio es efecto pero también causa de la revolución en la Iglesia. Sin él estaríamos mucho mejor.

Falstaff dijo...

Tampoco se puede despreciar el efecto que ha causado las Dubia. El goteo de cardenales y Obispos que se oponen a AL va aumentando en cantidad y velocidad.

http://catholicvs.blogspot.com.es/2017/02/siguen-aumentando-60-prelados-28.html
http://catholicvs.blogspot.com.es/2017/03/ya-son-64-prelados-el-arzobispo-jesuita.html
http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=28719

Anónimo dijo...



Perdoneme , pero en la entrevista Edwar Pentin con el Cardenal Coccopalmerio , el burro es Pentin ..

Anónimo dijo...

Q es esto? Una amenaza? Volcaste mal flaco

Anónimo dijo...

Anónimo 11:39: Soy un fiel de la FSSPX desde hace veinte años y la verdad que usted nos está haciendo un flaco favor con sus matoneos y amenazas. No hace más que dar pasto a las fieras que nos presentan como brutos y retrógrados.
Si quiere pegarle a todos los que hablan mal de la Fraternidad, empiece por obispos, curas y periodistas, y no por el autor de un blog que siempre se ha puesto de nuestro lado.

Anónimo dijo...

jajaja sos muy cobarde wanderer. De todos modos se nota que sos astuto. Me publicas el comentario donde me dejo llevar por la ira para dejarme mal, pero los otros en donde refuto a tus seguidores no.
Igual no creas que son amenazas lo que escribí antes. Simplemente creo que te va a ir MUY MAL ESPIRITUALMENTE si seguís por este camino de críticas estériles.
No creo que publiques este comentario porque vas a quedar en evidencia con tus ciegos seguidores.
Si todavía te queda algo de hombre publica todos los comentarios parásito.

Wanderer dijo...

Sr. Anónimo, publico y publicaré todos los comentarios en los que usted me refute o refute a otros comentaristas. Siempre lo hice. Pero no publico ni publicaré comentarios en los que insulte, no ofrezca argumentos sino gritos (escribiendo en mayúsculas) y otro tipo de desatinos.

Wanderer dijo...

El comentario de Ludovicus me ha dejado pensando. Y lo asocié con lo que hace pocos días leíamos en Newman acerca de "Los pocos". Son los pocos, los unos, los que muchas veces cambian el curso de la historia. El tubérculo está desde hace décadas pero es posible que un solo personaje -Bergoglio-, sea el que provoque la hecatombe.

Ludovicus dijo...

Wanderer, le agrego otro ejemplo, que es un "proxy" de Bergoglio. Piense lo que hubiera sido la Argentina de no cometer Duhalde el fatídico y criminal error de elegir a Néstor.

Anónimo dijo...

No seas tan susceptible wanderer.
De todos modos el error es mío por pretender hablar claro y simple con quienes se dedican a confundir y andar con rumores como señoritas.
Seguí tranquilo con tu circo porque payasos te sobran (espero que no consideres insulto lo de payaso)
Y espero que algún día te des cuenta de lo peligrosas de tus teorías y de los errores de tus queridos autores pseudoconservadores.
No los molesto más...sigan con la función.

Anónimo dijo...

El peronista de la FSSPX hace quedar a todos como la mona.

Camus

Hermenegildo dijo...

Estoy muy de acuerdo con Falstaff, Ludovicus y el anónimo de las 10:57.

Por lo demás, no creo ni mucho menos que el Cardenal Burke sea un cobarde ni que vaya a permanecer cruzado de brazos frente al silencio de Francisco ante los "dubbia". Supongo que él y sus tres compañeros de las dudas están esperando la ocasión más propicia para actuar causando el menor daño posible a la unidad de la Iglesia.

Anónimo dijo...

Anónimo 13:40 , qué quiere decir " comentario parásito " ?
Sea lo que fuere, sosiéguese, por todos los santos.
Wanderer, yo soy de sus comentaristas que creen estar en el final de los tiempos. De verdad que no veo solución humana.

Anónimo dijo...

Permítanme un poco de humor ,porque leo algunos comentarios muy heavy.
Ayer, Pancho recibió a Palito Ortega y sra ,con motivo no se de que. Dicen que se apagaron las luces y un haz de luz enfocó al tucumano ,que cantaba con todas sus fuerzas.." ya todos saben que vos sos un caradura, caradura....."

Atahualpa Wilkinson (medio guitarrero y medio apertura )

Anónimo dijo...

Una consulta sobre las famosas "dubia": ¿Qué clase de corrección es posible? Es decir ¿Cómo evitar que sea una opinión más sobre el tema como la que han dado hasta ahora varios obispos? Porque el problema es que los cardenales en cuestión no tienen autoridad sobre el resto de los obispos.

Jorge Rodríguez dijo...

Yo no creo que Bergoglio sea flor de papa, quizás sea flor de batata o de zapallo, pero no flor de papa.

Anónimo dijo...

Aquí la fuente de la nota del Time
http://www.antoniosocci.com/sullorlo-del-baratro-ce-pensa-averlo-eletto-sostituire-papa-demolitore-quale-cardinale/#more-5464

No soy amigo de las teorías conspirativas, pero debo admitir que el estado del mundo, Iglesia incluida, me genera el temor de estar a merced de una historia que causará mucha destrucción.

Si esto tiene que ver con los últimos tiempos... sólo Dios lo sabe. Yo soy escéptico - no quiero pensar lo que les habrá pasado por la cabeza de los creyentes durante la I y II Guerra. Y sin embargo, acá seguimos.

Anónimo dijo...

No hay que dejarse arrastrar por el pesimismo y considerar fracasos inútiles todos los esfuerzos que no obtengan los fines buscados, sea las “Dubia” u otros.

Por el contrario, todas las numerosas iniciativas que se han hecho por pastores y laicos (libros, documentos, manifiestos…) durante los dos Sínodos y respecto a Amoris laetitia, en particular las "Dubia" -que ha sido un gran revulsivo-, y otras que se siguen haciendo, como la petición de dimisión del arzobispo Paglia, son extremadamente útiles. En primer lugar, ponen de manifiesto los problemas concretos, y contribuyen a causar una indignación moral y una reacción intelectual activa que lleva a repensar la doctrina y a profundizar y fortalecerse en ella. Pero, también es muy importante que las iniciativas son movilizadoras, permiten tener referentes y unir a quienes nos adherimos verdaderamente al depósito de la Fe.

No sabemos cuáles son los designios divinos para la Iglesia en lo que estamos viviendo, pero si sabemos que esta grave crisis es una oportunidad para cada uno, una oportunidad para el bien de nuestras almas. Y así mismo, es un reto, estamos obligados, desde nuestra humildad, a dar testimonio y contribuir a mantener el depósito de la Fe y la Iglesia Católica. Y en ello, el papel de las webs católicas, entre ellas la suya, apreciado Wanderer, es verdaderamente de un valor inestimable.

Anónimo dijo...

Me parece que con las 'dubia' no pasó (ni pasará) nada porque al 99% de los católicos les importa un belín de las dubia, y de lo que ellas plantean. Y me parece que esto es así porque -para el 99% de los católicos- la religión Católica se ha convertido en un manual de Moral y Buenas Costumbres. Que, por tanto, puede modificarse según pasa el tiempo y cambia la sociedad (el tan socorrido ‘discernimiento’ del Capítulo 8 de Amoris Laetitia).
Pocos católicos -me parece- caen en la cuenta de que la religión Católica se basa en la comunicación del Absoluto con el hombre. Y que cuando uno se está comunicando con el Absoluto, las órdenes que recibe de Él son -valga la redundancia- Absolutas. Esto lo entendió bien Abraham, cuando recibió la orden de sacrificar a su hijo Isaac. Y lo entendió muy bien Jesús, cuando recibió la orden de ser Él mismo el Cordero Pascual.
Asumiendo que el Absoluto da órdenes absolutas, el Capítulo 8 de Amoris Laetitia -con todas sus idas y vueltas, y sus ‘discernimientos’, y sus 'sí, pero'- se desintegra solo. Que esto no ocurra, que los católicos no tengan claro el concepto de la religión como comunicación con el Absoluto, no es culpa de Bergoglio.

Anónimo dijo...

Con todo lo que padecemos con este Papa calamitoso supongo que recibiremos algún descuento de nuestros pecados...


Beatriz

lucardo dijo...

Este artículo de Flor de Papa, es el tercero en el repite lo mismo en la última semana.
Solo replicare en lo que atañe a las Dubia.
Los cuatro cardenales han sido valientes y acertados, y no es verdad que no ha pasado nada con las Dubia.
Obviamente Bergoglio hizo como quien oye llover, pero eso no significa que sean los cuatro mosqueteros ( epiteto que es una falta de respeto ).
No vale la pena responder por el resto del articulo.

Wanderer, estos artículos dan la impresión de haber sido escritos por otra persona distinta , no parece Ud.

Que ha ocurrido ?

lucardo dijo...

Olvidaba algo :

San Esteban y los dos Testigos del Apocalipsis también eran unos mosqueteros .

Sus enemigos no quisieron escucharlos, y "perdieron".

Caramba ! , no debieron dar Testimonio !, lo mismo que Burke, Brandmuller,, Caffara, Meisner, Chapult, , Di Mattei, Socci, Michael Matt., Sandro,Magister, Lucia Rego de Planas, Schneider, Monseñor Livieres, etc , etc, etc, y decenas de Obispos y Cardenales.

Pero que disparates hacen todos ellos...., mejor sería que callaran.....

Verdad ?

Anónimo dijo...

A cualquiera le han dado jineta...
Ese es meollo del problema.

Anónimo dijo...

GASTON: Continuo el excelente comentario de las 19, 28:"Que esto no ocurra, que los católicos no tengan claro el concepto de la religión como comunicación con el Absoluto, no es culpa de Bergoglio". Sería más bien culpa de una deformación de la obediencia a la que se ha desvinculado del resto de las virtudes -y sobre todo de la virtud de la Fe- a la vez que se exagera su importancia olvidando referentes bíblicos como el "incidente de Antioquía". Acabando en una especie de positivismo jurídico en el que las cosas no están mandadas porque sean buenas sino que son buenas porque están mandadas. Y así año tras año hasta llegar a la situación actual
Que es obediencia y puede ser también cómodo conformismo con quienes detentan el poder, disfrazado de virtud.
Es lo que llamó cierto obispo "golpe maestro de Satán" o destruir la Iglesia Católica por medio de la obediencia.

Guillermo dijo...

Coincido c el sr. Gaston si el Papa ordena cambiar el atuendo liturgico por una zunga desobedecer estaria mal? El ej. es grotesto pero es facil estar comodo en tu casa el domingo ir a la parroquia mas cercana y aguantar la"misa" que venga.

Anónimo dijo...

Don Wanderer... con todo respeto creo que usted esta desvalorizando algo que muchos vemos como valioso. Y creo que está cambiando su línea editorial... pregunto con otro de los comentadores ... Es otro el que escribe o es usted?
El ejemplo de Néstor Kirchner para Argentina ilumina mucho lo que un Bergoglio es para la Iglesia Católica, tal como dijo Ludovicus...
Bergoglio no es solo una "consecuencia"... es también la causa de muchos males... Él es también tubérculo... y mucho más ahora que ostenta la máxima autoridad en ella.
No lo entiendo... que quiere que le diga.

catalpa dijo...

Muy de acuerdo con usted, Wanderer. Pruebe a dejar de atacar al Papa durante 2 meses. ¿Bajarán las visitas en su blog? Si fuera así, quizá era el morbo o ese insecto el que atraía lectores. En todo caso, algo insano. Y lo digo por experiencia como lectora.

Anónimo dijo...


De acuerdo con catalpa ,.....aprovechamos de la Cuaresma ......

http://caminante-wanderer.blogspot.com.ar/2014/12/vale-la-pena-seguir.html

Âνδρέας dijo...

Yo con lo que no acuerdo es con poner a Trento en el comienzo del resquebrajamiento. ¿Qué se supone que se hizo mal en Trento, como para dar lugar a la grieta que dejara entrar este humo? Tampoco debemos caer en la tentación de desear una Iglesia "celestial" en este mundo, sin errores de ningún tipo, y mucho menos pretender que una tal Iglesia existió en algún momento del pasado. Cuando hablamos de restauración (prefiero esto antes que el simple y con frecuencia caprichoso "tradicionalismo"), creo que se pretende que la Iglesia retome su catolicidad, y no tanto que corrija de un solo golpe todos los errores y ambigüedades que alguna vez la amenazaron. Cierto que podemos hablar de un montón de espiritualidades espúreas y restos de doctrinas heréticas, pero el enemigo interno principal hoy es el Modernismo.