viernes, 18 de mayo de 2018

Requiescat in pace


Falleció hoy en Roma Su Eminencia Reverendísima el cardenal Darío Castrillón Hoyos. 
A su convicción y empeño debemos mucho de la aplicación del motu proprio "Summorum Pontificum" puesto que, desde su posición al frente de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, se preocupó de hablar con muchos obispos y alentar a muchos sacerdotes a fin de que volvieran a celebrar el rito romano tradicional.
En gran parte se debe también a su caridad que el Papa Benedicto XVI haya levantado la pena de excomunión que pesaba sobre los cuatro obispos consagrados por Mons. Marcel Lefebvre y se haya acercado a la Fraternidad Sacerdotal San Pío X a fin de alcanzar la plena comunión eclesial.
Que el Señor le de el descanso eterno.  

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que descanse en paz

jimefeliz dijo...

Los progres de Bergoglio no se mueren se multiplican, pobre iglesia