viernes, 10 de agosto de 2018

Después de la batalla

por Ludovicus

La batalla ha sigo ganada, la  guerra sigue. Pero es de recibo entonar el Te Deum y dar gracias a Dios y a su Madre Santísima auxiliadora, dulzura y vida nuestra. También es tiempo de revisar las causas de la victoria y de la derrota respectiva, y pensar en corregir o reafirmar la estrategia. Empecemos por el Enemigo:
Los verdes perdieron por un cúmulo de errores. Engañados por el apoyo casi unánime de la intelligentzia mediática y farandulesca, subestimaron el arraigo del valor de la vida en la población. Subestimaron, una vez más, la influencia de la Iglesia, sobre todo en los niveles capilares de la sociedad. La intervención de los evangelistas, a último momento, nos recuerda la aparición de la caballería de Blüger en Waterloo: descolocó totalmente al enemigo y descomprimió el ataque a la vanguardia de los católicos.
Segundo error, forjaron un proyecto extremo, singularmente salvaje. Esto, que podría haber sido un arma de negociación en Diputados, se cristalizó en este proyecto que terminaba desplazando la penalización, desde los causantes del aborto al médico. Consagraba el aborto tardío, atacaba a las Instituciones, etcetera. Cuando advirtieron el error y trataron de negociar una variante verde clara, la singular maestría del mejor Presidente de la Nación de las últimas décadas yuguló tal posibilidad, al dejar sin dictamen el proyecto. El punto de culminación del ataque verde ocurrió con la sanción de la Cámara baja: a partir de ese momento, mandaba la negociación. Quisieron morder más de lo que podían masticar, y se olvidaron de la existencia de un Senado federal, con representación nominal y con una constituency fuertemente provida.
Tercero y a caballo del extremismo del proyecto, los desbordes de la marea verde a cargo de los exponentes más fanáticos en marchas, escraches y movilizaciones desprestigió la posición, que estaba ganada en los foros mediáticos a partir de los referentes periodísticos, culturales y artísticos que con la excepción de un puñado de héroes que sostuvieron la carga.
En cuanto a nuestros aciertos, sin dudas las concentraciones federales tuvieron importante gravitación. Nunca el Enemigo pudo jactarse de tener el control de la calle, y eso hasta el mismo día de la votación.

Pero más importante todavía que esto, es que tuvimos siempre la razón y las mejores razones, y no se tuvo reparo en exhibirlas donde fuera. El principal logro, como hemos señalado en un post anterior, fue superar ampliamente al Enemigo en las jornadas de debate en ambas cámaras. La prueba de la efectividad de tal actividad es que todos los diputados y sobre todo los senadores que se opusieron al proyecto citaron profusamente las exposiciones pro vida. Queda demostrado el error de quienes, por oponerse al "sistema" o en aras de una actitud simplemente testimonial, desalientan la participación en estos ámbitos. Se debe predicar a tiempo y destiempo, con ocasión y sin ella, en todos los aerópagos que garanticen al menos escucha, sin que esto implique convalidar el "sistema". Es cierto que no es para todos esta labor, pero nada autoriza a denigrar a quienes la emprenden.
Por otra parte, la comunicación es un elemento táctico esencial en esta guerra, e ingredientes menores, como la acertada elección del lema (tan anodino que nos parecía, pero que se reveló extremadamente potente) o  el color de los pañuelos tienen una gran relevancia positiva, así como la ausencia de errores gruesos. Con excepción de alguna expresión inoportuna e ingenua de un médico probo, imposible de controlar en listados de centenares de expositores y de la que ciertamente el Enemigo sacó buena tajada. En esta guerra no hay derecho a errores no forzados. Y gracias que Bergoglio no asomó en la lid, el que nos metió en este lío con su obstinación y partidismo no nos va a sacar del mismo lío.
El año que viene se reanudará esta misma batalla, pero en un año electoral parece muy difícil que los legisladores quieran y puedan perfilarse frente a una sociedad que por lo menos en su mitad rechaza el aborto. En particular, el oficialismo deberá tomar nota de que su electorado es mayoritariamente antiabortista y que ciertos nombres quemarán cualquier lista electoral. Bastará poner a Lipovetzky o Lospennato en cualquier ticket para restarle 200 o 300.000 votos. No se entiende el "negocio" de perder por derecha lo que no se puede ganar por izquierda.
Pero de nada servirá ganar el día si no se emprende la guerra cultural pendiente, con argumentos, testimonios y personas que puedan influir en el sentido común de nuestro pueblo. Se debe apoyar a los políticos, periodistas, intelectuales y comunicadores que apuntalen ese mismo sentido, conectándolo con la creciente corriente contracultural provida que despunta en USA y en Europa.
De lo contrario, nos seguirán corriendo por el flanco izquierdo.

85 comentarios:

Anónimo dijo...

Por una fracción de segundo pensé que había recaído en un tema del pasado, hasta que se me acomodaron los patitos y caí en la cuenta que se refiere a Pinedo (creo)

Anónimo dijo...

No entendí lo de "la singular maestría del mejor Presidente de la Nación de las últimas décadas"
¿Es una ironía? ¿Quiso decir Vice-presidente?

Anónimo dijo...

Él mejor presidente de las últimas décadas fue el que abrió la posibilidad de aprobar la legitimidad del crimen de inocentes.
El que nos condujo a ver resucitar a una enorme banda de delincuentes que el 11 de diciembre de 2015 se veían próximamente presos y privados de sus fortunas malhabídas.
Y es el que ha permitido que este primer traspié de los asesinos sea un seguro triunfo en las próximas elecciones.
Él tiempo será testigo. Y el mejor presidente de las últimas décadas seguirá disfrutando de su fortuna en Barrio Parque o en el lugar del mundo que mejor le plazca.
Cómo un buen masón acaudalado.

Juani dijo...

Dice el posteo que "no se entiende el 'negocio' de perder por derecha lo que no se puede ganar por izquierda". Y sin embargo insiste Macri con el tema:
https://www.infobae.com/politica/2018/08/09/el-gobierno-confirmo-que-incluira-la-discusion-sobre-el-aborto-en-el-nuevo-codigo-penal/

Entonces viene la pregunta: Macri es -como muchos creían- un pro vida timorato o -como se está empezando a mostrar- un hábil abortista?

Anónimo dijo...

Un pequeño error...los evangelicos fueron los primeros en pelearla...ya cuando se debatia en diputados...y fueron la gran mayoria q llenaron la av.9 de julio el sabado...despues de estos empezaron algunos pastores nuestros...de la iglesia catolica a moverse.Me saco el sombrero ante ellos.Irma

Anónimo dijo...

Macri es una incognita y uds tambien.

Anónimo normando dijo...

Hemos asistido a un milagro. Humanamente era imposible ganar. Nuestra Señora se acordó de nsotros, de esta tierra mostrenca e ingrata. Non nobis, pues, como nos recuerda un comentario. Demos gracias, y alegrémonos. Era emocionante ver las caras de tantos y tantas celestes, gente normal,humanos pecadoroes, frente a los babeos de odio de los orcos, seres abisales, con sus resentimientos y sus histerias, sus vómitos satánicos. Recemos por ellos.

Pero a nuestro lado aparecen los meadores de asados, que asumiendo graves poses doctorales nos advierten una serie tristes obviedades. Esto fue una batalla y no la guerra, se viene el Anticristo, los evangelistas son herejes, Macri es malo, Cristina es mala, y otras geniales intuiciones. No nos habíamos dado cuenta: seguro que Ludovicus y otros triunfalistas pensamos que ahora lloverán longanizas, que Bergoglio devendrá San León Magno, que Mercos Peña se hará cartujo, que Picheto distinguirá a David de Moisés y que Beatiz Sarlo entrará al Carmelo.
A todo este celo amargo la única respuesta posible es la de Michael Corleone a los torpes balbuceos de su cuñado antes de hacer justicia: "Insultas mi inteligencia". No perciben que ellos se empiezan a parecerse en sus rictus de desagrado a las chicas verdes.Extrema se tangunt.Hay un no se qué de afinidad en la desesperación.
Déjenme celebrar, pequeños inquisidores frustrados. Yo, si pudiera, me sentaría con el Wanderer a festejar con un single malt enfriado con piedritas de turba, para tomar fuerzas y seguir peleando.

Wanderer dijo...

Aún a riesgo de "spoilear" la expresión de Ludovicus, "el mejor Presidente de la Nación de las últimas décadas", es Federico Pinedo. Recordemos que ejerció ese cargo durante algunas horas: cuando lo dejó Cristina Kirchner y hasta que lo asumió Mauricio Macri, dado que la Equina no quiso traspasarle el mando.

Sergio Raúl Castaño dijo...

Muy buena nota.

el coco feroz dijo...

Me parece a mí que se lleva la razón cuando en el post anterior se afirma el error del católico que se mete a peronista o al PRO y también en éste cuando se asegura el mérito de los que combatieron el aborto hablando en el inmundo Congreso, pues estos no eran, sólo por ello, parte del sistema. Es más, nada democrático es decir la verdad sin ceder ni buscar consensos tratando de alumbrar, sea esto hecho en el Congreso o en el atrio.

Ya hace algunos años que el catolicismo se encuentra dividido entre sistémicos y antis y sospecho que esto sucede porque no han visto -en muchos casos- la realidad completa del hombre: la moral y la historia, la sabiduría y la afirmación de escritorio; y las constataciones de orden psicológico que todos hemos visto más de una vez.

El nada facho Jean Guitton, haciendo melaza de metafísica, moral y psicología, en su -tal vez- mejor libro (La existencia temporal), pone en palabras lo que todos vimos tanto:

"Como en este caso podemos ver al espíritu en el acto de componer valores, tenemos la ventaja de percibir esta composición en su interior y de discernir la génesis de la inversión. Y, por ejemplo, vemos este mecanismo de lleno cuando prestamos atención a las relaciones que establece el sujeto humano entre los medios y los fines.
A menudo estamos constreñidos a usar medios imperfectos, y quien dice medio da a entender siempre alguna carencia, puesto que en un mundo enteramente análogo al espíritu, no habría jamás intervalo -ni mediación, ni medio-, y el fin se establecería por sí mismo, inmediatamente después de haber sido pensado. A veces el medio es malo, mientras que el fin es bueno y parece redimirle. Este accidente, que en la vida del individuo se disimula, estalla en la vida de las masas, y en nuestra época más que en cualquier otra, puesto que ya no se admite que una potencia proclame que busca su interés: los fines confesados, incluso en las dictaduras, son siempre ideales. Por lo demás, la necesidad de tolerar una cierta indigencia de medios incumbe a todos los que son responsables, pues la libertad no elige siempre entre el bien y el mal, ni incluso entre dos bienes, sino, a menudo, entre dos males. A medida que el medio moral se degrada, nos vemos cada vez más obligados a contemporizar con los males y a tolerar los menos malos. Pero, cada vez que damos nuestra aquiescencia a un mal menor, nos arriesgamos siempre a consentirlo, a aprovecharnos de él, a veces, incluso, a gozar de él en secreto. Más aún, nos exponemos a invertir el orden entre medios y fines al usar nuestra buena intención respecto al fin como un medio capaz de ocultarnos a los ojos de los otros y de tranquilizarnos. El peligro de estas conductas tan frecuentes en una sociedad a la vez realista y moralizante como la nuestra, es que en ella se convierte el hombre en los medios y no en los fines que todavía se imagina querer. En este caso el medio se ha convertido él mismo en una especie de fin; y la composición se hace al revés"

Ludovicus dijo...

Efectivamente me refiero al dr. Federico Pinedo.
Quandoque bonus ridet Viator.

Anónimo dijo...

ludovicus adminta que se equivocó cuando elogiaba a Macri. Ni Cristina se animó a hacer lo que hizo él. Y sigan creyendo en el sistema que así vamos a terminar...

Jacinto Chiclana dijo...

Me preocupa que los verdes hayan entendido lo siguiente:

Que hoy el aborto es un "tema" para el electorado y hasta hace tres meses le importaba a veinte locas (gracias, Macri).

Que este "tema" es aceptado por la mayoría de la población (aunque no por la mayoría del Senado).

Que el "tema" sea planteado como divisoria de aguas en la próxima campaña electoral donde se renueven senadores.

En definitiva, que el 2019 sea sin novedades, pero que el drama vuelva en el 2020.

Peñaloza dijo...

Yo pensé que lo decía por Menem.
Acá cada cual entiende lo que quiere.

Anónimo dijo...

Anónimo Normando

Lo aplaudo de pie. No lo hubiera dicho mejor.

Aunque, si Ud. me perdona la chabacanería, yo voy a brindar con un buen Tardío de Abril sanjuanino bien fresquito.

El sanjua

Anónimo dijo...

Concuerdo en que se puede celebrar un poco esta victoria temporaria. Me parece que los verdes no se equivocaron tanto como parece señalar el articulista. Y van mis razones: Creo que ellos nos manejan absolutamente la agenda, ellos deciden qué se pelea y en qué terreno. Pienso que el proyecto desechado por el senado fue tan sólo un cebo, que probablemente ellos contaran con que fuera rechazado. Es notable cómo durante las audiencias públicas, los legisladores verdes siempre o casi siempre preguntaban a los expositores pro-vida si estaban a favor de penalizar a la mujer y casi invariablemente éstos caían en la trampa y se expedían en contra de esa posibilidad. Mauricio "noncha" Macri, en dos meses (no en 2019 ni en 2020), ahorita nomás en octubre, con cuerpo del rechazo todavía caliente, va a mandar el proyecto de despenalización, que sabemos responde a los lineamientos de FAL y que significa aborto a demanda (bien que no obligatorio para todos los médicos e instituciones, pero aborto cuasi libre al fin), y ese proyecto, estoy casi seguro, pasará como chicotazo porque las fuerzas ya se agotaron en la pelea anterior y anticiparon su postura contra la penalización de la mujer. Esto recuerda la postulación de Reposo para la procuración, se armó una batahola tremenda, donde los K fingieron verdadero interés en su nombramiento, lo defendieron con uñas y dientes al principio y fueron soltándole la mando después. Los "opositores" gastaron todos sus cartuchos para voltearlo y cuando se hubo caído su postulación, los bolseros propusieron a Gils Carbó, probablemente tan mala o peor que Reposo, y su designación se aprobó casi sin debate. Me parece que en este caso los verdes nos hicieron el mismo juego y no nos estamos dando cuenta.
Hilbert.

Anónimo dijo...

Hilbert, deje de pensar tanto, no nos mee el asado. Ud es un pesimista, acedico y desesperado. Señores, a que pensar tanto, las cosas son evidentes, de un lado los orcos y del otros los buenos. Uds son todos conspirativistas, profetas de calamidades.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Coincido con el Anónimo Normando.
El siete de Agosto estábamos exactamente tan pero tan mal en todos los aspectos como ahora... menos en uno. Teníamos encima la posibilidad del aborto legalizado. Hoy no. Al menos no por ahora.
Habiendo sido liberados (por Dios, sin dudas) de esto último, podemos volver tranquilos nuestras vidas y seguir quejándonos de todo lo malo de siempre... menos de la ley de aborto. Por unos meses, ya se.. pero como se dijo en este mismo foro, qué victoria no es temporal en esta vida? "Pero, pero.. los motivos de la victoria no son los mejores!" sí ya lo sé.. Sin dudas el error es pensar que estamos ante el renacimiento inminente de la Cristiandad en Argentina. Pero una cosa es apaciguar una exaltación del ánimo desmesurada y pasional, puramente humana. Y otra no ver lo evidente. Pudimos tener la ley de aborto y no la tuvimos. (y ver la furia de las posesas por ese fracaso verde, no me digan que no estuvo bueno!)
Negar eso tiene una cuota de necedad también... Si quieren me pongo a llorar porque no salió la ley de aborto.

Hilbert, no coincido con Ud.
Entiendo perfectamente el planteo de las estrategias del enemigo. Pero pienso que podrían haber ganado si cuidaban no cometer los errores que marca Ludovicus, y muchos otros. Tomaron a la sociedad entera como a idiotas. Dijeron barbaridades que ni la más ingenua adolescente pro aborto creería. Agredieron innecesariamente (para la causa de ellos, se entiende) a la iglesia y a los opositores, generando reacciones adversas que les costaron caro, y despertaron el rechazo de los indiferentes que resultaron imperdonables. Y los más grave para la causa verde, fue proponer, como marca Ludovicus, un proyecto extremo. Insultaron a los médicos, negaron objeción de conciencia, amenazaron con el código penal a lo que no colaboraran con los abortos. Quisieron presentar un proyecto para el Parlamento holandés. Se equivocaron, gracias a Dios.
Podrían haber ganado perfectamente.. Por supuesto que todo lo que usted dice puede ser un genial plan B, sin dudas.

Martín.

Anónimo dijo...

La movida por el aborto en Argentina es internacional:
http://www.perfil.com/noticias/internacional/la-caricatura-de-le-monde-contra-la-decision-del-senado-sobre-el-aborto.phtml

Malhaya

Anónimo dijo...

Mal que mal, Cambiemos fue el partido que en % más rechazó el aborto en ambas cámaras. 60% a 40% dentro de la alianza.
Por otro lado, todos las cosas han empezado a salir a la luz. A mí en particular me han abierto más los ojos. Los videos de Faro Films me han ayudado. El hecho de que Rubinstein presidía una ONG abortista relacionada con las multinacionales antes de ser elegido Mtro de Salud. Macri radiante con la agenda de género del G20. Las denuncias por TW de Mariano Obarrio, de que el mismo Marcos Peña presionó furiosamente hasta el último minuto para obtener al menos "algo" en tablas (y Macri diciendo que ambos "son uno"). Las declaraciones desvergonzadas de Macri luego del aborto...
Yo tengo la sospecha de que Macri no es personalmente abortista, pero que disfruta quedando bien con los Organismos internacionales y el centro-izquierda; que le fascina el rol del Presidente republicano progresista nórdico al que aspira. Y de paso, que le encantó pegarle una patada en el culo a la Iglesia, y sobre todo a Bergoglio, poniendo toda la influencia vaticana y episcopal en juego.
Cabe destacar que una gran porción de la juventud Pro (La Generación, etc.) está compuesta por jóvenes aburguesados universitarios irreligiosos, varios ex-"coordis" de "Confir" que nunca entendieron nada y que hoy apoyan la laicidad absoluta del Estado, y luego un importante número de jóvenes judíos seculares que desprecian la religión en general, y la católica en particular. ¿Qué sorprende entonces la adhesión al aborto, al progresismo anti-tradicional (sea PJ, UCR, etc.) y el embate anti-católico?
Y estos muchachos en la próxima década serán decisores de primeras líneas. Junto con los muchachos del Frente Reciclador, de los de Lousteau, Pino Solanas y demás porquerías progre-izquierdistas y anti-católicas.

Âνδρέας dijo...

El comentario del Anónimo Normando me recuerda el discurso de Juan XXIII sobre los "profetas de calamidades"... ya sabemos cómo termina la cosa.
Habla de "celo amargo", pero en todas sus expresiones destila amargura hacia los "meadores de asados", "pequeños inquisidores frustrados".
Que cada uno vea.
Que haya legítima diversidad de opiniones sobre este resultado democrático: el tiempo dirá si fue, como pretenden algunos, una "victoria de la fe", o por el contrario, una sutil dosis de sueño democrático liberal... si los optimistas son esperanzados o ilusos, y si los críticos son "meadores de asados" o simples realistas.

Yo no necesito contar los votos de ningún estamento político para activar la parrilla, ni menos para brindar con una buena bebida espirituosa.
Insulto a la inteligencia es exagerar para evitar la desesperanza.

Juani dijo...

Es claro que Macri está empecinado en jugarse lo que sea por el aborto. Aún su caudal de votos.

Pues pasa de decir en 2016 que "conmigo, despenalización del aborto no, ni pensarlo" a seguir insistiendo en proponer el aborto como sea en 2018.

https://www.infobae.com/politica/2018/08/09/mauricio-macri-esta-a-favor-o-en-contra-del-aborto/

Anónimo dijo...

Como es sabido, y el mismo Pinedo repetía con humor, su brevísima presidencia de menos de un día, impuesta por los caprichos de la Kirchner y previa a la asunción de Macri, era celebrada como "la mejor presidencia" por la menor inflación histórica (obvio, si no duró ni un día) y otra serie de comparaciones ingeniosas.

- malleus

Anónimo dijo...

Mi más completa discrepancia. Esto no fue una batalla ganada, porque no la luchamos nosotros sino que la ganó la eficacia de las oraciones de tantos rezadores anónimos; ni las marchas, ni los discursos, buenos, malos o regulares ni las "estrategias" ni, muchísimo menos, una jerarquía eclesiástica ausente y cobarde, sino acaso cómplice. Ni Bergoglio, ausente como siempre de todo compromiso "fuerte" que suponga jugarse por algo superior a él. Como en otras jornadas patrióticas, la jerarquía se quedó en su casa -algunos debajo de la cama- mientras la feligresía peleaba sola una calle que nunca fue su medio natural y nunca lo será. Pese a todo hubo repercusiones en una prensa hostil y engañosa, pero eso tampoco dió ningún triunfo.
Lo repito: fue un milagro. Fuera de los senadores con postura conocida, no hubo más que mero cálculo en los demás, pues comprendieron que el electorado se les iba de las urnas...
No hubo buena fe ni convencidos de última hora; con el aborto, esto es imposible.
La frase insignia: tonta, insípida y moralmente falsa de "salvemos las dos vidas" no pudo nada en nadie ni fue feliz ni definitoria. La madre abortista se merece la cárcel, y acaso la última pena, por el horroroso delito que ha cometido y no ninguna comprensión mejor ni mayor que la de cualquier delincuente; hacerse los comprensivos con la infanticida no arregla nada y es moralmente insano, como no lo sería solidarizarse con el asesino en lugar de con sus víctimas.
Yo no veo motivo para cantar hurras ni para ir a emborracharse, a no ser para no llorar por habernos salvado raspando y no haber entendendido absolutamente nada de lo que nos pasó, de lo que nos acaba de pasar...
No olvidemos que Dios castiga a los malos; pero a los tontos, los hace caer de cabeza.
Ulpiano

Ludovicus dijo...

Quienes aguan la fiesta olvidan varias cosas. La primera es el impacto mediático, a pocos meses de la apostasía de Irlanda, de que uno de los principales países de Latinoamérica rechace el aborto. Dos, produce en muchas personas una ratificación moral, créase o no. Ese día a la mañana mi portero me dijo, "Vio señor que no aceptaron el aborto". Tres, revela fuerzas de resistencia muy poderosas en la sociedad. ¿O alguien cree que buena parte de los senadores, muchos de los cuales se morían de ganas de aprobar algo light, estaban movidos por sus principios? Estaban mirando a su electorado, que los tiene a un tiro de piedra.
Finalmente, esto es una carrera contra el tiempo. Aún cuando se impidiera la llegada del aborto legal unos meses, se ganarán muchas vidas y almas en el mientras tanto. Eso solo justifica la celebración del querido Anónimo Normando.

Anónimo dijo...

No advertí el sarcasmo de Ludovicus, muy gracioso por cierto.
Lo que no es nada gracioso es todo lo que vino después del mejor presidente de las últimas décadas.
Y no quiero imaginar lo que vendrá si seguimos así.

Anónimo normando dijo...

Estimado Andreas:
Con respeto, creo que no entendió Ud. lo que dije. Quizá sirva para que, inflación del santoral mediante, me canonicen. No hay que ser un lince para constatar que aquellas calamidades se han cumplido todas, más algunas que no se previeron. De modo que, como “profecías” en sentido de “vaticinios”, se quedaron cortas. Ahora bien: volver a advertirnos hoy sobre cosas archisabidas resulta un tanto redundante. Y una subestimación.

No quiero repetirme: pensar que con esto desaparecen los males, sería de una estupidez admirable. Pero negar un bien real, una gracia concedida, me hace acordar al hermano mayor del hijo pródigo. No creo que Ud. caiga en esto, pero hay un tipo humano, que recala en nuestras filas, que está contagiado de acedia. Yo tengo esperanza sobrenatural, y no optimismo intramundano. Y aquí pasó algo extraño, por decir poco. No tanto los votos senatoriales, cuanto la reacción de tanta buena gente, pasando por encima del establisment clerical, y librando el buen combate. En su humilde medida. Pero esto complace al Señor. Merecen nuestro reconocimiento y gratitud.Y más que un asadito no orinable.
“Todo lo que hicieron Uds. no sirve para nada”, dirán los inquisidores de cabotaje con su ceño augusto y voz engolada. Y volverán a su autosatisfacción de ser los únicos justos, lejos de esa “plebe maldita que no conoce la ley”.
No negará Ud. que esto es una de las calamidades que nos azotan.

Anónimo dijo...

Desgraciadamente Macri ya tenía un plan B y al día siguiente de que senadores rechazó la ley, presentó el proyecto de cambiar el código penal y despenalizar el aborto. Esto con fecha y todo: el 21 de agosto, fiesta de san Pío X.

Anónimo dijo...

El que la ley haya sido grotesca, no es porqué sí. Así actúa el demonio, como lo ha estudiado bien san Ignacio, primero lo hace con violencia y espera la reacción fuerte, después lo "suaviza" y entra bajo la especie de bien (menor, en este caso). Esta es la psicología de la tentación. Siempre se da de esta manera y por eso San Ignacio advierte sobre los mecanismos usado por el demonio y que, en muchisimas ocasiones, le da resultado

Âνδρέας dijo...

Disculpe Wanderer que sea "pesado".
Hay algo que me olvidé de apuntar antes, pero que algunos de los comentarios recientes me ha hecho recordar: el peligro del "mal menor", tan caro a los que gustan de cumplir el "deber cívico" de votar en elecciones partidocráticas.

Ahora resulta que el criterio va a ser "votar al que más porcentaje tuvo de rechazo al aborto", cuando no, "votar al reciente partido providista" (aunque no sepa nada de las componendas que hicieron para llegar a ser un partido político y tener chances).

Cuidado...

Anónimo dijo...

Trump está a favor del niño por nacer, seria bueno poder hacer que apoye la causa en Argentina..

Anónimo dijo...

Coincido plenamente con el Anónimo Normando y su propuesta de brindis con un premium single malt, junto a Wanderer y Ludovicus (excelente nota).

También Cristo participó de las bodas de Caná, aún sin dejar de tener presente ni por un instante de toda su vida la Pasión...

Todo esto es más sencillo de lo que parece: la gran victoria que esperaban los abortistas se convirtió en una gran derrota. ¿Quién no celebra la victoria o se deprime con la derrota?

Con la media sanción en Diputados vi chicas adolescentes con lágrimas de alegría en los ojos festejar que podían (llegar a) asesinar legalmente... ¿Se imaginan el festejo verde si el jueves a la madrugada era sancionada la ley?

Ese festejo es hoy nuestro, y bien ganado tenemos ese brindis. Y cada día tiene su afán...

Apurar o retrasar los tiempos de Dios es una "cuestión abstracta". De Dios son los tiempos y la eternidad, como proclama la bendición del cirio pascual...

Fue una batalla: aprendamos de ella, corrijamos errores para mejor enfrentar la próxima, y sobre todo, demos gracias a Dios, nosotros indignos servidores.

Lector rosarino dijo...

Les pido a los lectores algo muy concreto: recen para que en 2019 la lacra socialista que desde hace 30 años gobierna Rosario, tercera ciudad de Argentina para los lectores de otros países, se vaya por la cloaca de la historia y que quienes los reemplacen, PRO o peronistas, paren la matanza consecuente a la interpretación amplia que esa administración hace de la jurisprudencia existente sobre causales de despenalizacion del aborto, la cual resulta en entre 500 y 580 abortos legales cada año.

https://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/la-mayor-parte-las-mujeres-que-deciden-abortar-tienen-mas-20-anos-n1641529.html

Entrevista al Secretario de Salud de la municipalidad, para conocer mejor al enemigo.

https://www.youtube.com/watch?v=LGnoiKv-TvE

Anónimo dijo...

No hubo un solo expositor en el Congreso que defendiera LA VERDAD como corresponde. Repito, ni un sólo. Intente refutarme con un simple link si quiere.
Todos hablaron al menos de:
-los derechos humanos (que no son otra cosa que la negación formal de los derechos de Dios, al decir del Cardenal Pie si mal no recuerdo)
-la educación sexual para preveir embarazos no deseados.(apología expresa de todo tipo de impurezas gravísimas contra el sexto mandamiento de la ley de Dios)
-"toda vida vale" (al mejor estilo Bergoglio al negar la legitimidad de la pena de muerte)
-metodos anticonceptivos.
-laicismo.
-libertad de expresión y acción.
-etc, etc.

Anónimo dijo...

La estrategia es clarísima.

- A partir de ahora el aborto es una prestación médica incluida en el Plan Médico Obligatorio, y si una clínica se niega a realizarlo o una prepaga se niega a pagarlo, la empresa cierra y sus directivos van presos.

- ¡Eeeeeh! ¡Eso es una barbaridad!

- OK, entonces solamente lo despenalizamos.

- Ahora es otra cosa...

Anónimo dijo...

Del otro los buenos??
Lo dice por los protestantes, por los pro educación sexual, por los liberales, por los provida y pro métodos anticonceptivos??
Serán ellos los buenos?

Anónimo dijo...

Ya que usted es tan gráfico y el W lo permite, me tomaré el atravimiento de contestarle en el mismo tono (confiando en el criterio ecuánime del administrador del blog):
Usted no percibe que en su razonamiento comienza a parecerse a esos liberales optimistas y tolerantes de todos y todas ("tantos y tantas"-sic)
Lo dejo celebrar, gran iluminado exitoso.

Anónimo dijo...

Ulpiano, seguramente de los que no salieron a dar batalla. Porque las batallas son nuestras pero los resultados los da Dios. Milicia es la vida sobre la tierra y la milicia es salir a pelear, además de rezar. Me dan pena los amargos que siempre critican a los que hacen, se creen mejores por solo rezar y caen en la hipocresía de criticar a quienes dieron su tiempo y de su peculio para lograr lo que se logró, mientras se quedan tranquilamente ocupándose de sus propios intereses.
Con ese criterio no se hubiera librado la batalla de Lepanto ni Franco se hubiera levantado contra la república. Que la batalla debemos darla nosotros y la victoria solo es de Dios (Non nobis...)

Anónimo dijo...

Quién no celebra con la victoria..????.....pues el gran "Trucho"....El Arzobispo de La Plata no quiere festejar el «No» al aborto en Argentina...Se mandó una "delfinada".

http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=32867


Martin Ellingham dijo...

Magnífica entrada de Ludovicus.
Aplaudo el comentario del Anónimo Normando.
Saludos.

Sergio Raúl Castaño dijo...

En tren de brindis, de justificados brindis, quisiera hacer un brindis por la Patria ¿Porque en la Patria no habrá ya aborto por ley? Sí, por supuesto. Pero también por la Patria, como homenaje a ella.
Supongo que todos Ustedes ya lo habrán hecho. Pero sin duda vale la pena reparar otra vez en la proeza cumplida por la sociedad argentina (esto sin menoscabo, huelga decirlo, de la ayuda de Dios y su santísima Madre). No ocurre; no está previsto -y es lógico que no lo esté, precisamente porque es impensable- que si el régimen se propone implantar el aborto, hoy, con el apoyo abierto y acuciante de poderes internacionales de toda laya; no ocurre que una sociedad rechace esa embestida. Casi sin referentes políticos a la cabeza; en medio de la siniestra cortina de silencio de un periodismo ideologizado hasta las heces, como el nuestro; con uno de los peores episcopados del continente; la sociedad argentina, en un crescendo que en su inicio mismo, el 25 de marzo, ya fue sorprendente y masivo, literalmente se alzó contra lo que se le imponía. Traccionó a la dirigencia eclesiástica y presionó a la dirigencia política. Y así dio vuelta un resultado que parecía ineluctable. Esto, amigos, no ocurre en ningún lado .... Pero, además, lo ha hecho una sociedad vapuleada por décadas desde arriba, disgregada y huérfana (en el plano natural).
Por eso, y porque verdaderamente nadie hubiera esperado de nosotros, de nuestra comunidad, de esta Argentina, semejante reacción extraordinaria, quiero alzar la copa por la Patria.

Anónimo dijo...

Estimado....era una ironia.

EMPA 2016 dijo...

En líneas generales, una muy buena nota de Ludovicus.

Muy bueno el siguiente párrafo ("Pero de nada servirá ganar..."). Bien el sentido pero no estoy de acuerdo con que "de nada servirá", porque cada día que se retrase una ley de aborto serán más y más chicos los que no serán asesinados y más y más madres las que no se convertirán en asesinas de sus propios hijos.

Al Anónimo del 11 de agosto de 2018, 0:43, una breve respuesta, no exhaustiva:

1.- Si "Todos" quiere decir "Todos" (como parece serlo de acuerdo a LA VERDAD), "Todos" incluye a la totalidad de los que expusieron. De acuerdo con la verdad verdadera, para hacer una afirmación así hay que escuchar a "Todos" los que expusieron, o leer íntegras las versiones taquigráficas de ambas cámaras. De los puntos que menciona, solo puede probarse que "Todos" hablaron de "etc., etc.", pero no de los otros puntos (derechos humanos, anticonceptivos, laicismo...).

2.- Sobre los derechos humanos, hay interpretaciones absolutamente compatibles de ellos como algo diverso de lo que el Anónimo apunta. Léase, por ejemplo, a Carlos Sacheri ("El orden natural"), Félix Lamas (http://www.viadialectica.com/publicaciones/conferencias/derechos_humanos_disertacion.pdf), a Héctor Hernández ("Derecho Subjetivo. Derechos Humanos. Doctrina Solidarista"), a Sergio Castaño, quienes admiten el uso de la expresión como sinónimo de "derechos subjetivos naturales", sin por ello alejarse de la primacía del bien común político o de la doctrina de la Cristiandad. Otro blog, InfoCaótica, ha comenzado una serie de publicaciones sobre este tema.

3.- Si la ley justa obliga, como enseña la tradición clásica y católica, y hay convenciones sobre derechos humanos con jerarquía constitucional que establecen que el concebido no nacido es "persona" o "niño" y que tiene derecho subjetivo a su protección jurídica, derecho subjetivo a que no lo maten, ¿qué hay de malo en citar a esas convenciones sobre derechos humanos? ¿Acaso se falta a "LA VERDAD" por citar esas normas en defensa de una causa justa? ¿Hubiese estado mal citar una norma del Código Civil de Vélez para defender una causa justa, ya que ese Código tenía una filiación liberal y venía de la codificación iluminista, o basarse en una norma del actual Código Civil y Comercial, posmoderno y neoconstitucionalista?

Walter E. Kurtz dijo...

Errata: El comandante prusiano en Waterloo era von Blücher (y se pronuncia parecido a fon bliujer).

Muy buenos el análisis de Ludovico y la reflexión del Anónimo Normando.

Anónimo dijo...

Celebremos, sin creernos ni que ganamos por merito propio ni que con esta victoria la guerra esta ganada.
Celebremos los cientos de miles de personas, que sin infraestructura se movilizaron, celebremos que nuestro Señor y su santa Madre nos escucharon, celebremos que de nuestro lado habia familias cristianas, habia curas de sotana y si bien habia petardos y cumbia, tambien habia rosarios y Salve Regina. Tambien celebremos la no menor gran cantidad de politicos que por principios validos defendieron las dos vidas, por mas delincuentes que sean, hay señal todavia de que algo bueno les queda todavia sobre lo cual se puede trabajar.
Celebremos que el pelado Larreta consagro su familia y su gestion a la Virgen Maria, para bien o para mal lo hizo.

Es cierto que nuestros obispos son un asco, mucha gente celeste esta en contra del aborto pero si apoya los metodos anticonceptivos y en general muchos de los celestes ni siquiera van a Misa.

Todo eso hay que trabajar para mejorarlo.
Pero no subestimemos este resultado.
Se paro una avanzada en america latina con esto. Ademas se dejo bien en claro que las plataformas electorales de ahora en mas tienen que ser bien claras en esta materia.

No creo que volvamos a tener noticias de proyectos de este tipo hasta dentro de varios años.

Me uno al brindis hoy. Mañana sigue la batalla.

Benigno

el coco feroz dijo...

Al que me constesta más arriba, le aclaro que partí de la base que en el estercolero del Congreso algunos defendieron la verdad. No partí de otra premisa.
Si eso no fue realmente así lo desconozco. Los lefes no tenemos tele...
Sólo escuche a Albino porque me lo mandaron por guasap y arrancó con un agradecimiento por haber sido invitado a "este sacrosanto lugar", o algo así, sin perjuicio que luego dijo muchas cosas buenas (me encantaron siempre los tipos que como mi viejo, contestan al voleo con versos del Martín Fierro al que se saben de pe a pa).

Pero no importa lo que dijeron o no en el Congreso (dos veces por año voy a la Capital con mis hijos y al bajar de la autopista me agarra el semáforo de Rivadavia y Callao y les digo -a esta altura ya lo saben- que ahí trabaja la gente mala; digo, para que le quede claro que lo mío no es el entrismo).

Lo que importa, o al menos lo que quise hacer notar, es un principio que dice así: si de defender la verdad se trata, esto se puede hacer en cualquier lado, y cualquier lado es cualquier lado, aún los peores y el peor de entre ellos, esto es: el Honorable Congreso de la Nación.

Anónimo dijo...

Un hábil negociante... Inescrupuloso.

Anónimo dijo...

Extraordinario anónimo normando..permitame acompañarlos con el single malt..Para mi puro..Y con un buen habano..Un abrazo Pablo

Anónimo dijo...

Estuve pensando en lo que hemos vivido en estos meses en la Argentina. Me parece claro que el bando pro-aborto carece de argumentos desde lo intelectual: no logran refutar seriamente que el aborto mata vida humana. Y sin embargo, decenas de miles de chicas jóvenes se empañuelaron orgullosas y risueñas de verde, exigiendo su derecho legal a matar. Esto es muy raro. Y creo que esa actitud no surge de una convicción intelectual y moral de la bondad del aborto per se.
Nuestra sociedad –toda- ha normalizado desde hace mucho la fornicación, y la fornicación entre adolescentes. Los nuevos sabios –los psicólogos- explicaron a padres e hijos que la fornicación es bienestar y salud –siempre- y que la continencia es patología. Las escuelas del Estado difunden la anticoncepción entre nenas de primario. La televisión sexualiza a los adolescentes. También la música y los videos. Es decir que a una adolescente argentina toda la fuerza cultural que la rodea la empuja a fornicar. Y a fornicar mucho y pronto. Para una adolescente es casi imposible resistir este nivel de presión. La Iglesia Católica, que debió haberse erigido en faro y referencia contra esto, decidió hace mucho callar, para no chocar con la sociedad. Hoy, a todos los efectos prácticos, en el catolicismo fornicar no es pecado. Y sin un faro que le muestre otra cosa, la adolescente es esclava de su tiempo.
Puede que ciertos grupos (Testigos de Jehová, Mormones, Judíos Ortodoxos, Opus, algunas Iglesias Evangélicas) provean un marco de contención social que proteja a la adolescente de la fornicación. Pero en la sociedad en su conjunto no hay ninguna herramienta de la cual ésta pueda asirse para no caer.
Y el hecho es que si la sociedad empuja a la adolescente a fornicar pronto y mucho, debe –en su visión- garantizarle un anticonceptivo de última instancia, el aborto. No puede exigirle que se haga cargo de los frutos de las numerosas relaciones que –borracha o drogada- tendrá cada semana con efímeras parejas. Y la adolescente que vive así –la mayoría- no puede entender que la sociedad cruelmente le niegue esa herramienta indispensable para su estilo de vida fornicario, que es el único que ella conoce y que para ella es como el oxígeno. Creo que es de ahí de donde surgen las endemoniadas legiones verdes de ‘sororas’.

Anónimo dijo...

Anónimo normando sin dudas hubo ayuda del cielo en todo esto pero el buen combate es por la Fe, no sólo por la vida natural, espere un poco y verá como muchos que defendieron las dos vidas le saltan a la yugular si ud se opone a la separación de la iglesia y estado. Me temo que más de uno se condene a pesar de haber defendido las dos vidas en la manifestación, porque en el fondo han puesto a la libertad por encima de la verdad.

Anónimo dijo...

"No hubo un solo expositor en el Congreso que defendiera LA VERDAD como corresponde".

¿Y Ud.? ¡¿Dónde joraca estaba usted que no lo vimos defender como corresponde la Verdad en el estrado del plenario de Diputados y del plenario del Senado?!

Basta de mediocridad e idiotez.

Anónimo dijo...

Que mediocridad ni idiotez, tiene razón el anónimo a la gente común no nos hubieran dejado entrar porque no estábamos invitados, anónimo 18:46.

Anónimo dijo...

A los meadores de asados se los refuta con la realidad. A pesar de la democracia liberal, o gracias a ella, según se vea, tenemos el ejemplo de Polonia y Hungría, gonernada por partidos políticos católicos (no diré de Derecha para no alterar a los meadores), que impulsan en soledad medidas anti globalistas y que abiertamente favorecen una recristianización de las sociedades (son pasos al tan remanido Reinado Social de Jesucristo, al que aspiran los meadores, aunque no den jamás una mísera pista de cómo favorecerlo en el contexto actual). Italia, que tiene un Ministro como Fontana, católico de Misa tradicional y que habla abiertamente contra "la masonería", es otro ejemplo de gente que jugó con las cartas de la democracia liberal (en lugar de orinar) y ganaron, y están haciendo un enorme bien.
Lo que deberíamos hacer entonces es intentar replicar esas experiencias, sabiendo que no contaremos con el apoyo de los meadores, pero mejor, porque son piantavotos.
Por último, cuando los meadores nos vienen, encima, a defender el concepto moderno de Nación, y abrazan el nacionalismo, cantando a la "noble igualdad" hacen además el ridículo.
Saludos.
Álvaro el Condestable

Âνδρέας dijo...

Álvaro el Condestable
Ya veremos qué resultado arroja la realidad, no se apresure usted.
Por mi parte, no soy tan obtuso como para no reconocer las diferencias entre Argentina y Hungría, Polonia o Italia... vamos, que no es todo lo mismo.
Tampoco defiendo el "concepto moderno de Nación", ni soy particularmente fan del "nacionalismo"... y hace rato que ni me gusta escuchar el Himno (masónico) Nacional que tenemos.
Que el bien sea hecho, y en abundancia, por los que puedan hacerlo, pero no se puede hacer bien sin ordenación al Bien. La separación absoluta entre trigo y cizaña la harán los ángeles, el Dies Irae.
Pero mientras tanto, no conviene exaltarse demasiado por resultados democráticos, no sea que perdamos el foco. (Tampoco conviene deprimirse de gusto nomás).

Jugar con fuego siempre conlleva el riesgo de terminar chamuscado.

Anónimo dijo...

"(El pesimista) puede ser definido, sin excesiva amargura, diciendo que es un amigo sincero. ¿Y cuál es el problema con un amigo sincero? Aquí chocamos contra la roca de la vida real y la inmutable naturaleza humana. Me animo a decir que lo que está mal con el amigo sincero es que simplemente no es sincero. Está escondiendo algo: su propio depresivo placer en decir cosas desagradables. Tiene un secreto deseo de herir, no de ayudar."
G.K.Chesterton (Ortodoxia)

Anónimo dijo...

Anonimo de las 18:40

¿Y quién le asegura mi cándido amigo que usted no se condene precisamente por no haber defendido ninguna de las dos vidas?

Anónimo dijo...

Estaba perdiendo el tiempo intentando cumplir con mi deber de estado y rezando lo mejor que me salía.
Justamente LA verdad no se defiende desde el pervertido Congreso de la nación.
Evidentemente todavía no ha entendido esto y no seré yo quién mejor se lo explique. Lo invito a leer al profesor Don Antonio Caponnetto.

Anónimo dijo...

Precisamente el problema fue que no defendieron LA VERDAD.
Fue una verdad a medias en el mejor de los casos. Basada en estadísticas, derechos humanos y la larga lista de etcs.

Anónimo dijo...

1)chicana propia de quién evade el asunto en cuestión.
2)en serio hará el esfuerzo intelectual de interpretar los argumentos que se vertieron en el congreso, basándose en los ddhh, desde una concepción aceptable? PD: hagase un favor y deje de leer infocaotica.
3) evidentemente no conoce ni la política ni los fundamentos en que se basa el ordenamiento jurídico argentino.

Anónimo dijo...

http://www.quenotelacuenten.org/2018/08/11/el-resultado/

En este batallón de malos perdedores, picó en punta el propio presidente Mauricio Macrique, luego de decir o hacer decir que está en contra de la legalización del aborto -y de jurar en campaña que defendería la vida desde la concepción-, se va revelando como promotor del proyecto y ahora anuncia que introducirá por la ventana aquello a lo cual el Congreso le cerró la puerta.



El Gobierno había hecho saber que Mauricio Macri no vetaría la ley en caso de aprobarse. Llama la atención que el Presidente no se muestre dispuesto a respetar del mismo modo el resultado contrario.

Anónimo dijo...

Wanderer el gran problema que tenemos es que somos españoles y no lo que queremos reconocer

Jack Tollers dijo...


"No hubo un solo expositor en el Congreso que defendiera LA VERDAD como corresponde. Repito, ni un sólo. Intente refutarme con un simple link si quiere."

Aquí lo tiene, don meador:

https://www.youtube.com/watch?v=SfTIG9q6KUE

Anónimo dijo...

Y de dónde saca ud. que no "defendi ninguna de las dos vidas"?
Y le agradezco la preocupación, pero deje que yo (con la gracia de Dios y la ayuda de la Virgen) sea el que se ocupe de mi salvación.

Anónimo dijo...

Querido Jack, no le voy a negar que es uno de los mejorcitos. Pero tampoco podemos ignorar, y creo que usted no lo ha hecho, que el profesor como filósofo dejo algunos errorcillos por ahí. Apenas comenzado el letrado, asevera que primero hay que considerar si el aborto es jurídico o no y luego si es moral o no (aunque advierte que es una cuestión moral). Me pregunto si anteponer la ley positiva a la ley natural es filosóficamente correcto. Como si la constitución reivindicara la realidad o la moral. Entones en los países que es jurídicamente correcto estaria bien....digo nomas.
Cordialmente
A.G.

Anónimo dijo...

No estimado Jack Tollers, me encantaría que me pudiera devolver los 55 min que me hizo perder de mi felíz domingo. Pero como no es posible, dejemoslo ahí.
Más alla de que no comparta muchas (muchísimas) de sus opiniones, me sorprende que alguien como usted pueda afirmar que se defiende LA VERDAD al decir:"cuando este yo solo frente al juicio de Cristo, o frente al dios de MIS CREENCIAS, o de MI PROPIA CONCIENCIA..."(minuto 6)
Comprendo el contexto en que el jurista hace esta reflexión hipotética aplicable a cualquiera, pero no le parece que es una concesión inadmisible a la libertad de conciencia?
Y por otro lado, en todo el video no hace más que oponerse al aborto a partir de leyes positivas totalmente caprichosas y fluctuantes. ¿Usted cree que esa defensa es la que demanda LA VERDAD?
Sinceramente a mí me parece que no. De todas formas no creo que usted me entienda, ni yo lo entenderé a usted.
Como dice Andreas, algún dia sabremos quién tenía razón.
Y aclaro para evitar confusiones, que no juzgo al Dr. Siro por su labor, pero objetivamente hablando, no deja de ser naturalista su argumentacion.

Saludos, don asador.

Anónimo dijo...

“Queda demostrado el error de quienes, por oponerse al "sistema" o en aras de una actitud simplemente testimonial, desalientan la participación en estos ámbitos. Se debe predicar a tiempo y destiempo, con ocasión y sin ella, en todos los aerópagos que garanticen al menos escucha, sin que esto implique convalidar el "sistema" “

Siempre he criticado la pasividad de los católicos. Si no participan en política como se puede perfeccionar el sistema? Contamos con redes sociales: Facebook y Twitter, abiertos al buen razonamiento, a la exposición de la verdad y al buen juicio, la lucha es larga y agotadora y quizás nosotros no veamos el triunfo final pero Jesus ya dijo que ha vencido al mundo y El renueva nuestras fuerzas. Guardar silencio o ser indiferente es hacerle el juego al mal. Los buenos no pueden permanecer en silencio...

Beatriz

Anónimo dijo...

https://www.navarraconfidencial.com/2018/08/09/el-ideal-libertario-bien-entendido-se-hace-fuerte-en-polonia/

En Polonia se abre paso un liberalismo-conservador

Anónimo dijo...

7,51 Si que tienen ustedes un problema. Se lo digo con conocimiento de causa ( y desde España )

Anónimo dijo...

Vengo siguiendo la nota y los comentarios con mucho interés, y estoy entre los que brindan con el "pure single malt" propuesto, también puro, sin aditamentos...

Coincido plenamente con Ludovicus y el Anonimo Normando y otros de la misma línea. Y brindo y celebro esta gran victoria contra el aborto legal y contra los verdes.

Como es bien sabido por todos, este brindis de festejo no lo realizamos en un confortable castillo bien fortificado enclavado en medio de la capital del invencible Reino Social de Cristo, sino en lo profundo de la última trinchera que defendemos antes del Apocalipsis...

Por eso me parece genial adoptar ese "No insultes mi inteligencia": así como los verdes tratan de enmascarar la derrota, no veo motivo por el que tengamos que enmascarar nosotros la victoria (cierto que es una batalla, pero muy importante).

Está todo muy fresco todavía para saber los reales alcances de lo que se evitó en el Senado. Pero por empezar esta victoria será referencia obligada de los movimientos pro-vida en todo el mundo.

Al que señala con el dedo el Congreso diciendo "Aquí están los malos", le diría que diga lo mismo señalando la Casa Rosada, el Palacio de Tribunales, la AFIP, etc, etc, y no se olvide de decir lo mismo señalando cualquier Iglesia. Es una triste realidad, pero los verdes abortistas se escudan en los curas pedófilos para rechazar cualquier argumento que provenga de la Iglesia; el efectivo argumento "ad hominem".

En el fondo de esta última trinchera sería muy lindo imaginarnos a San Agustín y Santo Tomás exponiendo en el Senado con suprema belleza y contundencia las verdades de la Fe; sería muy lindo imaginarnos ciudadanos del Reino Social de Cristo y ver sobre un trono supremo los Santos Evangelios como único Gobernante; también sería lindo imaginarnos corporaciones impolutas inmolándose por el bien común...

Pero el brindis en la trinchera es por lo general breve, el fuego enemigo no da tiempo a nada... Entonces mejor orar a San Agustín y Santo Tomás para que nos den algo del "realismo" que ellos tuvieron en tanta abundancia...

Anónimo dijo...

Parece también que al Aquinate le daba por los cataplines que le meen el asado. Así que, estimados meadores, arréglense con él que los desenmascaró hace tiempo. (Igualmente no llega a la altura del Normando. Lástima: si hubiera comentado algo sobre la precipitación de las longanizas o del Filósofo Corleone, la cuestión 10 hubiera sido sublime)

“Según el Damasceno, la acidia es cierta tristeza gue apesadumbra, es decir, una tristeza que de tal manera deprime el ánimo del hombre que nada de lo que hace le agrada, igual que se vuelven frías las cosas por la acción corrosiva del ácido. Por eso la acidia implica cierto hastío para obrar, como lo muestra el comentario de la Glosa a las palabras del salmo 106,18: "Toda comida les daba náuseas". Hay también quien dice que la acidia es la indolencia del alma en empezar lo bueno. Este tipo de tristeza siempre es malo: a veces, en sí mismo; otras, en sus efectos. Efectivamente, la tristeza en sí misma es mala versa sobre lo que es malo en apariencia y bueno en realidad; a la inversa de lo que ocurre con el placer malo, que proviene de un bien aparente y de un mal real”. (q. 10 a. 2; 1-2 q. 71 a. 6; q. 74 a. 3).

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

"Tampoco del pueblo en la calle, pues las diferencias que hemos tenido durante esta batalla son muy grandes y trascendentes."

¿tan difícil es darse cuenta que sin el pueblo en la calle hoy estaríamos rasgándonos las vestiduras por la instauración del aborto legal en la Argentina?

Esto es ni siquiera leer los diarios... Anónimo de las 22:52: "Insultas mi inteligencia" (entre paréntesis: buen lema para un nuevo partido político...).

Anónimo dijo...

La semana pasada me agarró leyendo Jazmín del país... Una Argentina cristiana que se levanta y hace frente al mundo... Esta Argentina que defendió la vida me llenó de esperanza. Sería lindo algún comentario con mejor pluma, porque encuentro un paralelo que no llego a expresar.

Anónimo dijo...

Copio un mensaje que me llega por wasap:

Estimados. Aprovecho para presentarme al grupo. Soy Hernan Vera, empresario minero vivo en Buenos Aires pero soy sanjuanino.
Les escribo porque estoy de vacaciones con mi familia en China y no saben lo que sufrí por no haber poder podido estar allá el 8/8, pero ya lo tenía planeado desde hace mucho.
Les escribo para coméntales que hoy fuimos a misa en Xi’an. A la salida de misa nos encontramos con unas monjas que hablaban español y nos buscaron porque se dieron cuenta que eramos argentinos. Sorpresivamente para nosotros SABÍAN CADA DETALLE DE LA GESTA DEL ABORTO EN ARGENTINA. Lo siguieron muy de cerca y NOS FELICITARON hasta casi la emoción!!
Nos dijeron que no podemos imaginar el efecto que la decisión del aborto tiene a nivel global. Que la Argentina HA DADO EL GRAN EJEMPLO AL MUNDO.
Soy de viajar bastante pero quiero confesarles que nunca me sentí TAN ORGULLOSO de nuestro país. Que en este recóndito lugar en el mundo valoren ese hecho, es impresionante.
Me parece que solo el tiempo nos va a mostrar el gigantesco logro que la Argentina real ha conseguido.
Ahora nos toca cuidarlo y si es posible, potenciarlo!!

The world is watching indeed

Anónimo dijo...

Entre los meadores de asado hay muy diversas especies: los que se dejan llevar por la asedia o por el celo amargo, los que están dominados por la ideología de raíz kantiana de "cuanto peor, mejor", cierta clase de comunitarista que cree que demográficamente tiene las de ganar y que a él y a su familia nunca los van a tocar, los que creen que pelear es escribir una revista que leen 200 personas o dar conferencias entre amigos, los que están dominados por la ideología del purismo que condenarían al mismo San Pablo por apelar al César o por pedir en la epístola a los romanos acatamiento a un César ilegítimo como Nerón, los maximalistas del todo o nada (también ideología de raíz kantiana), los que usan de "su" tradicionalismo para justificar sus filias y fobias (incluyendo el adulterio o la frecuentación de prostitutas, como cierto saurípido), y un largo etcétera. No les demos bolilla. Es perder el tiempo.
Festejemos el éxito en esta batalla mientras nos preparamos para una guerra que recién comenzó.

Âνδρέας dijo...

Me preocupa que entre los "asadores" (¡malditas etiquetas!), haya quienes rápidamente buscan la manera de inculpar algún vicio capital o problema psicológicos a los "críticos": acedia o depresión, o cualquiera de esas cosas que pueden englobarse en «tristeza».
Desde el principio esto se trató de evitar la exageración de un triunfalismo de ambiguos motivos, de moderar la celebración de un hecho que puede no ser tan favorable como se pretende. Sobre todo, de no llamar "victoria de la fe" a lo que fue un resultado democrático en el cual se puso en discusión el 5to Mandamiento y el sentido común.
Los que somos acusados de "meadores de asados", en general, no tenemos problema en reconocer el bien relativo que resultó, pero dudamos legítimamente y con fundamento, creo, del alcance real del mismo, y por eso nos oponemos a una celebración que más parece un desquite o el festejo de un mundial de fútbol.
Entiendo que aquellos que participaron de todos los eventos pro-vida, con gran esfuerzo de su parte, sientan la necesidad de celebrar esto de manera efusiva, como modo de justificar ese esfuerzo hecho y como desahogo. Lo entiendo, pero no lo comparto. Sobre todo cuando no se permite a otros puntualizar las ambigüedades del asunto, con frases como "insultas mi inteligencia" y acusaciones como las ya mencionadas... eso no hace más que probar el punto de los "meadores".

Anónimo dijo...

Anonimo de 9:44...Acedia con "c".....no viene de asado.

Anónimo dijo...

"Meadores de Asados". Me recuerda al método de aplicar el mote de "nazis", o "fachos", para agrupar a todos los disidentes en un sólo grupo monolítico, sin distinciones y descalificarlos de antemano.

Anónimo dijo...

Anónimo 17:15

No lloriquee. Se descalifican solos sin necesidad de ningún mote.

xJuan

Kusiwakcha dijo...

Gracias a LUDOVICUS por su post, al Anónimo Normando por su nota, no me sumo con el single malt y los puros pues no me gustan, pero si les acompaño con una cerveza trapense 8 de Rochefort. Gracias por enseñarme esa expresión de meador de asados, la hago mía. A los que les cuesta celebrar la gracia de Dios con la colaboración de buena gente, por favor: no se nos amarguen. Somos católicos, no puritanos ni cosa semejante. Claro que no está todo hecho, y que hay deficiencias y que no todo es perfecto. Pero tomen fuerzas para el camino precisamente en esa alegría en el Señor por haber mostrado en este caso su luz. En España nunca nos hemos podido alegrar por nada semejante, y han habido muchos silencios dolorosos. No sé si pueden imaginar lo que ha significado lo que han vivido ahí, si lo vieran desde esta península herida quizá lo vieran de otra manera. Ahora también hay que preguntarse como curar tanto odio, falta de sentido, fanatismo y amargura con pañuelo verde, hay que arrebatarle esas almas al diablo que las roba pues están llamadas a ser de Cristo. Empecemos con la oración.

Anónimo dijo...

No lloriqueo, sólo demuestro como adoptan la dialéctica del enemigo.

Anónimo dijo...

Somos católicos, no puritanos. ....

No se trata de ser puritanos sino de colaborar con la gracia para configurarnos con Cristo.
Su mentalidad se acerca más a los protestantes que los más recios puritanos. Mejor cambiese el nik por el de cachivache. En Expaña no se han podido alegrar a causa de la defección que usted tanto alaba como algo inofensivo. Esa cizaña de las verdes la sembró sin dudas la defección que provocaron los modernistas.

Kusiwakcha dijo...

Querido hermano. Quedo admirado por la potente capacidad inductiva de su pensamiento, pues me descubre algo que ignoraba de mi propio pensamiento que, por lo visto, mientras cojea de protestante, alaba la defección y la considera inofensiva, cuando yo pensaba ser un cachivache, sí, pero católico, que aborrece la defección y la considera disolvente y nociva. Es cierto que mucho tiene que ver el modernismo en la defección, pero no todo. Lo de Expaña es así, con x y con defección, traición, indiferencia y pancismo. Quijote se nos fue y lo cambiamos por lloroncitos de reality show.

Anónimo dijo...

Los evangélicos fueron a llenar las plazas junto a los católicos que decidimos tomar cartas en el asunto desde el primer momento... Triste fue que, hasta casi un mes después del comienzo de esta batalla, las iglesias y comunidades católicas más grandes decidieron despertar... Lo mismo les pasó a ellos, pero he de reconocer que lo hicieron mucho antes.