lunes, 17 de septiembre de 2018

El gran acusador


La semana pasada, el Santo Padre en una de sus homilías matinales, habló del Gran Acusador que, según él, en los últimos días se está dedicando a acusar a los pobres obispos. Analicemos un poco este paso de su homilía que es muy revelador de lo que Bergoglio tiene en la cabeza.
En primer lugar, cuando el Papa habla de “el gran acusador” se refiere claramente al demonio y lo hace a partir de varios textos bíblicos que lo califican de ese modo. De hecho, Satán significa en hebreo acusador o calumniador, y lo mismo significa en griego diablo. En el primer capítulo del libro de Job, Satanás o el Acusador, se presenta ante el tribunal de Dios acusando a Job de que su piedad es interesada y que, si pierde todo, se volverá contra su Señor. El profeta Zacarías narra: “Me hizo ver después al sumo sacerdote Josué, que estaba ante el ángel de Yahveh; a su derecha estaba Satán para acusarle” (3,1). En este caso, Satanás busca presentar falsas acusaciones contra el patriarca Josué. Finalmente, en el Apocalipsis se dice: “Y oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder y el reino de nuestro Dios y la autoridad de su Cristo, porque el acusador de nuestros hermanos, el que los acusa delante de nuestro Dios día y noche, ha sido arrojado” (12,10). 
Vemos en todas estas correspondencias bíblicas que el Acusador, es decir, Satanás, acusa a los “hermanos”, es decir, a los “santos” (sean los del AT como Job o Josué, o sean los del NT), con mentiras, buscando que sean condenados.Lo que quiere el Demonio es que se salve la menor cantidad posible de hombres y su inquina es sobre todo con aquellos que más cerca están de Dios, o que Él ama de un modo más particular. A ellos, trata de embarrarlos con engaños y calumnias ante “el temible tribunal de Dios” a fin de que sean rechazados de su presencia. Sin embargo, Yahveh le quita las ropas sucias a Josué y lo viste con ropas espléndidas (Zac. 3, 3-4), porque esas son las vestiduras que le corresponden como sumo sacerdote, y no las que quiere endilgarle el Acusador. Y es por eso, por sus mentiras y calumnias contra los santos, que será arrojado en los últimos tiempos.
La exégesis que propone el Papa Francisco es novedosa. Según él, la maldad del Acusador no consiste en la mentira sino en sacar a la luz los pecados reales y concretos de los pobres obispos. Lo dice claramente con expresión resignada en la homilía: “Es verdad. Todos los obispos somos pecadores. Pero él busca revelar los pecados, que se vean, para escandalizar al pueblo”. 
Se trata de un cambio drástico del sentido del texto revelado: el problema no es el pecado de los obispos; el problema es que sean dados a conocer, es decir, que los prelados sean acusados públicamente de lo que verdaderamente cometieron, y así el pueblo termine escandalizado. Lo que ellos hagan tras la puerta de sus alcobas, corresponde a su vida privada.
No es una novedad. El cardenal Bergoglio dijo exactamente los mismo a través de su vocero, el P. Guillermo Marcó, en agosto de 2005 con el caso de Mons. Juan Carlos Maccarone, el obispo manfloro que fue pescado refocilándose con su chofer, y también lo dijo en el caso de Mons. Fernando Bargalló, que fue pescado con su barragana de las playas caribeñas: “Trabajó para los pobres y esto le valió la persecución”, dijo Bergoglio en la homilía de despedida de Bargalló. Es decir, fue acusado a pesar del gran trabajo que hacía por los pobres (Una curiosidad: Bargalló, aunque depuesto, sigue participando de las reuniones de la Conferencia Episcopal Argentina, donde clama en alta voz por su reposición porque ya hizo penitencia).
El problema, entonces, no es el pecado contra el sexto mandamiento secundum vel contra naturam que cometen los obispos; eso corresponde a su vida privada. El problema es la acusación pública de esos pecados, lo cual es obra del demonio, el Gran Acusador que ha sido liberado. 
Quizás exagero, pero considero que es muy grave el hecho. El Papa Francisco ha manipulado deliberadamente la Palabra de Dios durante una homilía (¿magisterio?), tergiversando el texto sagrado a fin de sostener una enseñanza errónea según la cual lo grave no es el pecado en sí -ya que es inevitable porque todos somos pecadores-, sino su publicidad. 
¿Quién hablaba de un Falso Profeta?

44 comentarios:

Raúl Benjamín dijo...

Una característica del hombre moderno es precisamente pecar, pero ocultarlo a ojos vista del hombre, como si eso lo hiciera inexistente. La píldora anticonceptiva, o el aborto, son formas de esconder pecados: adulterio, fornicación, llegando incluso al asesinato para que a futuro, pareciera como que la persona no cometió pecado alguno... sigue con su vida 'como si nada'.
Lo mismo puede decirse del robo, u otro tipo de crímenes. Si se pueden ocultar, es a sus ojos, como si no existieran, como si no se hubiesen cometido. A ese nivel llega la cauterización de sus conciencias, su (falta de) Fe.
Sin embargo en ese ocultar, se revela que en su interior conocen el mal que cometen. Solo que temen más a los hombres y su juicio, que a Dios. ¡Y eso que a los hombres pueden engañar!
Raúl COL

Maria dijo...

Grave:si. Más todo lo retuerce. Mentalmente tampoco da mucho de sí.
Su formación es limitada y deformada.
"Deliberadamente" a mi me empieza a parecer que tiene alguna patología o
"un sapo" (algo inconfesable).Tanta reincidencia, sin cambio de actitud, pues no se, es inquietante.!!!

Anónimo dijo...

Es obligatorio difamar -hacer público un delito privado- al que tiene una autoridad pública y puede dañar a súbditos o pares. Y esto a pesar del escándalo que se siguiera -piedra que hace tropezar a los pequeños-, por aquello de Jesús "Escándalo debe haber, pero pobre de aquél que los cometa".
Y ser "pecador" no alcanza como razón para difamar, porque ser pecador es la conciencia de labilidad y la herencia del pecado original, o tan siquiera un pecado venial cometido, o la frase que hace temblar de San Agustín "lo que hizo el peor hombre, yo lo puedo hacer... sin la Gracia de Dios". Pero no se debe difamar esta "esencia" post culpa original, sino la concreción de pecados contra el deber de la dignidad que se posee, por ejemplo, un papá que abusara de sus hijitos o un sacerdote pervertido. Éstos lobos cubiertos con piel de oveja deben ser públicamente desenmascarados para evitar males mayores. Doctrina Tomista y del Catecismo.

Jack Tollers dijo...

Y todo porque entre bueyes no hay cornada: es como en el caso del protocolo de protección para los niños de la Conferencia Episcopal Yanqui -Dallas, 1992- donde los obispos eran los ejecutores de lo convenido, pero lo convenido no alcanzaba a los obispos.

Tan buenitos ellos... (y ahora se juntan a hablar de esto con el Papa en febrero del año que viene).

Âνδρέας dijo...

El cinismo de Bergoglio da perfecta cuenta de su malvado corazón. Y que no me vengan con "no juzgar", porque a estas horas, que Bergoglio es un malvado es evidente de toda evidencia.
Es la enésima vez que retuerce las Sagradas Escrituras, y cada vez de modo más burdo y socarrón y displicente.

Anónimo dijo...

Con seguridad, ahora vendrá una declaración de la más estricta ortodoxia en la fe.
Se ve que sus viejos amigos comunistas le enseñaron esa también vieja táctica de dos pasos adelante y sólo uno para atrás.
También con seguridad, los corifeos de la prensa, saldrán (o ya salieron) a apoyar el nuevo dislate doctrinal. Cosa que a ellos, si es un dislate o una afirmación certera de la fe, les importa un rábano (en mal estado).
Este hombre se parece, cada vez más a un simple intruso en el lugar que ocupa.
Como tantos otros intrusos que ocupan lugares por infiltración, pura y simple.
Y para ser el Falso Profeta le falta talla. No creo que el gran acusador vaya a elegir un fiscal tan pero tan mediocre y limitado.

Anónimo dijo...

Y hasta febrero sigue la lujuria, la explotación de los mas débiles, el ocultamiento de pruebas , tapar lo que se pueda,extorsionar a los que se pueda, etc. y preparar la opinión interna y externa...
Actuando todos como si nada ocurriera, ocurrió y ocurrirá...sin vergüenza

Anónimo dijo...

Si llegamos a febrero Jack ... Si llegamos.
Hilbert

khispano atlántico dijo...

Un verdadero vividor trepador clerical posmoderno, el elegido demonii para esta tarea final Apoc. THE END.

Eck dijo...

La gracia del caso es que no se da cuenta Francisco I en lo paradójico de su manipulación: es el propio Satán el que manipula las Escrituras, con más gracia eso sí, para acusar al propio Cristo durante los cuarenta días de ayuno.
Ahora, estos discursos nos dan varias claves tanto de su persona como de sus apoyos.
1) Que el más grande mal de la Iglesia actual es la falta de Verdad y del contacto con lo Real y su apasionamiento con las apariencias. En resumen, estamos envenenados por la Mentira en todos los ámbitos y la Mentira es la Muerte.
2)Corolario de la primera. Entre las jerarquías hay un fariseismo terrible. Los fariseos odiaban a Cristo hasta el paroxismo por revelar sus pecados y mentiras y anunciarlas al pueblo. Su sucesor prefiere las Tinieblas y las Apariencias a desvelar y atacar los males de la Iglesia. Veritas odium parit.
3)Como buen fariseo el peor pecado es que el pueblo se entere (como si ya no lo supieramos de sobra) de que sus dirigentes, los que se conciben como los sabios, puros y buenos, estén en cosas non sanctas, no vaya a ser que pidan cuentas, vean que son del mismo barro y no se dejen avasallar. Orgullo de casta, clericalismo y elitismo por un tubo.
4)Adopta la modalidad del fariseismo actual, ya revelado por René Girard: el victimismo como arma persecutoria contra las verdaderas victimas. Madariaga en estado puro: como los cocodrilos, llora cuando muerde.
5)Como buen jesuita de folletín (qué novela anticlerical tan buena nos hubiese hecho Blasco Ibañez de vivir en nuestros tiempos) pone el órgano por delante de la función. Lo importante son los prelados y su poder antes que el munus sacrum otorgado por Cristo. Es convertir a la Iglesia en una secta, a los libres hijos de Dios en siervos.
6)Mentalidad funcionarial y estatista de la Iglesia: mientras ejerzan bien sus carguitos, en su vida privada pueden hacer su santa gana mientras no manchen la reputación de la empres..digo de la Iglesia. Es un olvido de que toda vida cristiana y más la sacerdotal y religiosa son una oblación a Dios, que su vida está consagrada y que estos pecados, que claman al Cielo, son uno de los peores sacrilegios y profanaciones. Cristo armó un pifostio publico por poner unas mesas en el Templo (que los Bancos no perdonan aún hoy), no sé qué hará con esto..
7)Lo peor es la hipocresía. En el fondo es un discurso político bajo frases religiosas y devotas. Es como vestir una Venus de Virgen. Cualquier lider comunista en esta situación hablaría de que las acusaciones las hace el Capitalismo y que la vida de la nomenklatura es privada, etc. Lo mismito pero ropajes marxistas, etc.
Es una iglesia farisea tanto ante Dios como ante el mundo pues ante ambos se comporta hipócritamente.
Luz y taquígrafos. Es una pena porque no se da cuenta de que, si no sale ahora cuando puede enmendarse, saldrá de todas las maneras ante todo el Pueblo en el Valle de Josafat y el acusador no será Satán sino Cristo.

Ludovicus dijo...

No es la primera vez que Bergoglio emplea el recurso al diablo como forma de ejercer el poder y estigmatizar a quienes no se someten. El populismo siempre necesita tener al Mal enfrente y no a la realidad. Chávez hacía lo mismo cuando caracterizaba a Mr. Bush como el diablo. Es un recurso efectista, pero más propio de otras edades. Hoy no convence a nadie, porque además ¿quiénes de sus amigotes progresistas creen en el diablo?

Anónimo dijo...

"Y para ser el Falso Profeta le falta talla"

Oiga, pues para faltarle talla, la destrucción de la Iglesia, la perversión de la Doctrina y la persecución de todo lo que huela a santidad y catolicismo, lo esta haciendo muy bien. Perfectamente bien.




José Manuel Guerrero

Jose2 dijo...

Ergo alguien es el Gran Encubridor.

Beatriz dijo...

Es gravísimo.
¡Dios mío, ven en auxilio de Tu Iglesia. Señor, date prisa en socorrerla!

Falstaff dijo...

Tiene gracia el grado de hipocresía: el propio Francisco se ha pasado todo su pontificado acusando a los "cuenta rosarios", los que tienen "cara de pepinillo en vinagre", a "los que no se dejan sorprender por el Espíritu", etc. Y ahora prueba su propia medicina. Pues hala, con su pan se lo coma.

Y aún no ha respondido a las acusaciones de Viganò. Quien calla otorga, así que está demostrando que es un encubridor de pederastas.

Anónimo dijo...

Buenas Wander,
en los últimos 2 años le habré enviado alrededor de 7 comentarios donde la tildaba de Falso Profeta. Usted, por prudencia o por otro motivo que desconozco, me los ha censurado. Siendo este su blog, he respetado su decisión, esperando con paciencia que usted fuese iluminado. Hoy 17 de septiembre, día de otro Doctor de la Iglesia, San Roberto Belarmino, ha llegado. En otros comentarios les he sugerido leer o repasar a los Doctores de la Iglesia, he comenzado con Santa Hildegarda y San Juan de Avila (declarados Doctores por Benedicto xvi el 7-10-2012) y hoy he agregado a la lista a San Roberto Belarmino, sacerdote de la Compañía de Jesús que cumplió un papel fundamental en la defensa contra la Reforma Protestante (al igual que San Juan de Avila, ya que fueron contemporáneos).

También les vuelvo a sugerir el Denzinger, donde se compara este compendio con las dichas por Bergoglio,
https://denzingerbergoglio.com/

Los saludo en NSJ, y celebro como termina su post

Luis Fernando Pérez dijo...

Perdón por la autocita, pero es que lo de Bargalló me llamó bastante la atención:

http://www.infocatolica.com/blog/coradcor.php/1206291103-iviva-el-obispo-que-cometio-a

El caso es que lo leo ahora de nuevo y me parece que me salió un post muy "amariconado", con poca sustancia.

Hemos tenido la desgracia -¿o quizás la gracia?- de vivir durante el pontificado más nefasto de la historia. Si este sujeto no se carga la Iglesia, es porque ella es indestructible, lo cual hay que atribuir a su Cabeza. Pero aun así, el daño que ya ha causado, y el que va a causar a menos que el Señor decida ya que se acabó la infamia, va a dejar una cicatriz inmensa que no desaparecerá en mucho tiempo.

Y lo peor de todo es que ha quedado demostrado que el papado ha alcanzado un estatus tan elevado, tan "excesivo", que la Iglesia está más indefensa que nunca, muchísimo más que hace siglos, ante la llegada a la Sede Apostólica de personajes siniestros.

Si salimos de esta, algo habrá que hacer para abordar ese desmadre en que han convertido el ministerio petrino.

Anónimo dijo...

Wanderer

Muchos somos los que creemos que este es el Falso Profeta.
En otras páginas hace rato que asi lo nombran, como en "Como Vara de Almendro" entre otras.

Hace algunos años he ido a reuniones donde la oradora ya hablaba de Falso Profeta, y luego vi que escribió en Como Vara de Almendro sobre el tema.
Para ese entonces, parecía apresurado decirlo, ya no lo es.

Ya estamos pensando en un cambio total de vida, conocemos a varios que ya tomaron la iniciativa... aunque muchos esperaran al final.



Anónimo dijo...

Como saben, el Vaticano encargó el año pasado a Baker & Mckenzie, el despacho de abogados más poderoso del mundo, que se oponga por todos los medios a que InfoVaticana pueda registrar su marca en España.
Realmente estamos en presencia de personajes deleznables. Cínicos hasta la nausea. Adoradores del poder.

Anónimo dijo...

Mi nombre es Guillermo.

Francisco está en contra de Francisco.


Revisen los discursos en Chile y habla de la necesidad de hablar y hasta denunciar sobre los casos que manchan a la Iglesia Católica.

Hay que decirle a Francisco que se lea así mismo!

Anónimo dijo...

Todo bien , Don Luis Fernando Perez..... También tendría que reconocer que desde Infocatolica se tiraron bastante mal contra Antonio Caponnetto cuando comenzó este pontificado, se acuerda??? Yo sí. (Andrea)

Anónimo dijo...

Pero los dirigentes peronistas y kirchneristas todavía no han apoyado a Francisco?
Faltaba más, si pedís nuestro apoyo, pues te damos nuestro apoyo!

https://www.infobae.com/politica/2018/09/17/dirigentes-peronistas-y-kirchneristas-difundieron-una-carta-de-apoyo-al-pontificado-de-francisco/

EC

Anónimo dijo...

esas monjitas negras lo miran medio raro...

Orestes Corbatta dijo...

Bien dice Ud que hay un cambio exegético grave en su homilía. Ud se pregunta si es magisterio. El mismo Papa dijo en un reportaje que le hizo la inefable Elisabetta que sus homilías de Santa Marta son magisterio.

Anónimo dijo...

He de admitir algo:

Antes pensaba que Francisco era demasiado torpe, vulgar e ignorante para aspirar a ser el Anticristo o en su defecto, el Falso Profeta.
Ahora, cada vez me convenzo más de que quizás puede ser el segundo...

Isaac

Denisovic dijo...

Quizá porque soy un poco mal pensado, tiendo a considerar que, la cita que les ha dado Bergoglio a los presidentes de las conferencias episcopales para la reunión en febrero, creo que responde a que para ese tiempo, se hayan podido eliminar no pocos archivos comprometedores y, por lo tanto, al no haber pruebas, no hay acusación.

Anónimo dijo...

Sin duda el Falso Profeta y la þergiversación de la Palabra de Dios es habitual en él.

Walter E. Kurtz dijo...

Y sigue. Ahora se compara con Jesús.

Según el vaticanista Pentin, esta mañana en Santa Marta:

Edward Pentin @EdwardPentin
Pope at Mass today: People yelled “crucify him” but Jesus remained silent because “the people were deceived by the powerful.” His response was silence and prayer; the shepherd chooses silence when the “Great Accuser” accuses him “through so many people”

El Papa en la misa de hoy. La gente gritaba "crucifícalo" pero Jesús permanecía en silencio porque "la gente estaba engañada por los poderosos". Su respuesta fue el silencio y la oración; el Pastor eligió el silencio cuando el "Gran Acusador" lo acusaba "a través de tanta gente".

Falstaff dijo...

Luis Fernando, yo creo que vivir este pontificado es a la vez una gracia y una desgracia. Lo segundo, porque es insoportable, lo primero porque este personaje está provocando que salga toda la pus que hay en la Iglesia, y en una época en la que no se puede ocultar.


Bendito el maldito Bergoglio, que ha destapado con su patanería la porquería. Si los cardenales hubieran elegido a uno más discreto a lo mejor todo seguiría igual. Catarsis!

Anónimo dijo...


Estimado Wanderer ..

Ud escribe : " Quizás exagero "

Yo comparto con Ud , solamente si hay exageración .

https://www.youtube.com/watch?v=OHGZ1tAn6Es

JPB

Anónimo dijo...

Isaac, yo antes tenía la misma idea. Pero me puse a cavilar y arriesgo lo siguiente: que Herodes debía ser un compadrito de barrio; Nerón, un jefe de la maffia; Pilato un empleado público; Caifás, un viejo taimado. Es el arte y los siglos lo que les dan un barniz estético. La grandeza sólo es de Dios.

El Pulpero de la Recoleta

senador Organa dijo...

Me sumo a los que piensan que Bergoglio es el Falso Profeta. Su vulgaridad no es óbice para, que en esta época atrozmente grosera, chabacana, cateta y deleznable, encarne tal figura apocalíptica. Me inclino a pensar que es el Falso Profeta, aunque admito que aún espero que ose abolir la Eucaristía para confirmarlo. De lo que sí estoy convencido es de que el papa sigue siendo Benedicto XVI, a quien Dios guarde

Anónimo dijo...

En Una Sabiduría de los Tiempos, el P. Petit de Murat dice: "Antes yo pensaba que el Anticristo iba a ser un hombre refinado, de gran inteligencia; y ahora estoy sospechando que va a ser el más monstruoso de los salvajes".

Anónimo dijo...

Me preguntó si así como siendo que el anticristo será o es UNO, pero también las escrituras hablan de muchos anticristos (los que preparan su camino, sus secuaces, los que desparraman, etc) me preguntó, digo, si Bergogliano no puede ser "un" falso profeta sin ser "el" falso profeta. ¿Qué opina don Wanderer? ¿Y Jack, no puede esclarecer la un poco?
Hilbert

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Unknown dijo...

Pienso hay que dejar de analizar a Francisco, seis años han dejado todo claro.

Da igual si es el falso profeta, un loco patológico , un megalomano, o un hombre equivocado. Los motivos de su conducta, a estas alturas, a mi me dan igual. Dios le juzgará.
Da igual si lo pusieron o se equivocaron, Dios lo permitió.

Dios, en estos casi dos años, nos muestra el rostro de parte de su Iglesia, a través de él. Deo gratias.

Dios, justo y misericordioso, no nos puede pedir adhesión a alguien que tuerce, oculta y tergiversa sus palabras:su Revelación.Que atiza al rebaño de manera inmisericorde. Que persiste en su actitud, contra viento y marea, sin escuchar, sin responder. Tan sólo vale su voluntad.

Hace mucho que mis energías, no van encomprender todo esto. Está claro, el que no lo vea, esta perdido en su ceguera consciente.

La mirada en el Buen Pastor, es el asidero que nos queda en estos tiempos.
Oracion, reparación, penitencia. Dios marcará el camino, dará los medios y las personas. Tan sólo podemos estar preparados. No es posible otro camino.

Siempre, eso sí, un AVE María, para que cambie y se decida a ser quien dice ser. También por nosotros para que el resquemor a su persona no nos toque, aunque rechazemos comportamientos y palabras.

La prueba es dura, el Sto Rosario en la mano sin desfallecer.

Anónimo dijo...


Siempre, eso sí, un AVE María, para que cambie y se decida a ser quien dice ser.

-


...por favor no insulte a la Virgen María ella no es un hada con una varita mágica sino que es Espejo de Justicia, a ver si entiende esa prerrogativa de las letanías, señora neocona.

Anónimo dijo...

Las victimas señor Bergoglio somos los fieles que tenemos qye sufrir su desorden mental y epistémico. Y también los miles de niños que han sufrido violencia sexual por los depredadores que usted ha tolerado.

Anónimo dijo...

Con esto me retiro: desde hace mucho tiempo en este blog y reuniones de amigos de descarta como obvio que el Papa es Francisco. Ahora, digo yo, para que nos fueron regaladas todas las profecias, canonicas y no tanto, si despues no le vamos a dar bola. No se, pareciera que es mas inteligente descartarlas y basarse en los hechos como si estos fueran evidentes y simples. Me da que lo que esta pasando es que muchos se han cansado mirar los hechos actuales como si fueran los últimos. No se cual es la raíz psicologica de este cambio. Si es cansancio, acostumbramiento, desesperación o simplemente soberbia intelectual.
La realidad es que los hechos estan a la vista, y en algunos casos la coincidencia con las profecías es patente. Negar éstas no es de piolas sino de negligentes.
Estan las profecías de San Francisco (sobre los dos papas, uno elegido no canonicamente), está Fátima con su tercer secreto, esta la visión de San Pio X respecto al Papa que huye de Roma. Y entre nosotros tenemos a Meinvielle con su sorprendente profecía respecto a las dos iglesias....y no se cuantas mas.
En fin, no se cuales son ciertas y cuales no. Lo unico que se es que ahi estan y su coincidencia con los hechos actuales es patente. El que lee, entienda.

Unknown dijo...

Anónimo 9.11
No me juzque, ni me etiquete.
La Veneración a la Virgen lo sabe ella y yo.
Madre mía, vaya exabrupto!
También rezare por Vd.

Man With No Name dijo...

y pensar que luis fernando e infocatolica festejaban con bombos y platillos la elección de bergoglio como papa y censuraban a todo aquel que se atreviera a expresar alguna preocupación sobre bergoglio. y ahora luis fernando está lamentándose de este desastroso pontificado. vaya paradoja!

Anónimo dijo...

Don Luis Fernando, por desconocimiento de la vida del sujeto, confió en que los Cardenales hacían bien su trabajo.Luego vino el conocimiento de las mañas, el tema de la mafia, y posteriormente los resultado de la elección. Actuó como miles de fieles...Ahora juzga por sus frutos. Peor son aquellos que viendo y padeciendo, persisten en el error de creer en el sujeto.

Anónimo dijo...

Estimado Raúl: Eso que te pasó a ti de nacer impecable cómo lo supiste, fue una revelación divina o te lo comunico un ángel del Señor que fuiste concebido sin pecado? :))

beli dijo...

Existe un trabajo exquisito del demonio, quien durante años corrompió a los pastores a niveles insospechados. Hoy estamos en los últimos tiempos, y satanás necesita llevarse la mayor cantidad de almas al infierno, no solo la de los pastores que ya tiene sino la de todos aquellos miembros incrédulos o incautos. Muchos fieles creen que la Iglesia es el Papa o los Obispos, y no que éstos solo son miembros de Ella. El demonio, al poner en evidencia los abusos y crímenes cometidos por sus miembros, logra que muchas personas abandonen el redil, confundidos y decepcionados, yéndose a otras sectas o abandonando los Sacramentos instituidos por Cristo para salvación de las almas. El demonio es astuto, y usa la verdad o la mentira para su único fin. Ahora acusa, acusa diciendo la verdad (seguramente a medias)y con eso da su estocada final. Es por ello que "pocos son los elegidos", por lo que para mantenernos entre ellos debemos continuar firmes en la Fe, firmes dentro del cuerpo místico de Cristo que es su Iglesia, la de 2.000 años de doctrina, y no dejarnos convencer o vencer por los desvíos de sus miembros. Muchos bautizados se irán de la Iglesia (ya lo están haciendo aunque mal que les pese no pueden borrar lo que el bautismo les dió), y otros muchos la odiarán por los crímenes cometidos por los Obispos, sacerdotes o catequistas; sin saber que Ella es Santa y la única que tiene las llaves del Cielo.
Saludos cordiales