viernes, 8 de junio de 2018

Golondrinas peronistas


Apareció ayer una rotunda declaración contra el aborto de importantes referentes del peronismo. 
Podemos dormir tranquilos. Próceres de la Patria tales como Carlos y Eduardo Menem, Hugo Moyano, Antonio Caló, Julio Piumato y Eduardo Valdés están de nuestro lado. Argentina es, indiscutiblemente, una nación particularmente bendecida por la Virgen. 
¿Qué decir de todo esto? Creo que lo más importante lo dijo Aristóteles: "Añádase también, que estas condiciones deben ser realizadas durante una vida entera y completa; porque una sola golondrina no hace verano, como no le hace un sólo día hermoso; y no puede decirse tampoco, que un sólo día de felicidad, ni aun una temporada, baste para hacer a un hombre dichoso y afortunado". (Ética a Nicómaco, I, 4). Si estos tristes personajes son convencidos antiabortistas -lo cual está muy bien-, pero siguen robando, enchastrándose de corrupción, sin el menor escrúpulo para la extorsión y la mentira, y quién sabe cuántas cosas más, no me sirven ni me interesan. Un sólo acto bueno, como es firmar esa declaración, no los hace buenos, ni los limpia, ni los purifica ni mucho menos los hace amigos. Una sola golondrina extraviada no indica que llegó el verano. Para eso es necesario que se asomen en el cielo innumerables bandadas de miles de golondrinas. 
Pero más importante aún que la enseñanza de Aristóteles, es entender que la nuestra no es una religión biológica. Los católicos no somos miembros de Greenpeace que, en vez de defender ballenas, defendemos a los niños que aún están en el vientre de su madre. Defendemos a éstos, y  también a los cetáceos, porque creemos y amamos a Dios. Somos católicos no porque somos antiabortistas y provida, sino porque confesamos a la Trinidad Santa y al Hijo Jesucristo el Señor, que se encarnó en las entrañas de la Santísima Virgen María y que, derramando su sangre, nos redimió del pecado. Esa es nuestra fe. Las proclamas providas no lo son. 
La declaración peronista me parece bien y ciertamente nos proporciona algunas horas de alivio en medio de la batalla contra el Mal empañuelado de verde. Y creo que debe ser usada del modo más sagaz posible por aquellos que están dirigiendo -y lo están haciendo muy bien-, la campaña contra la ley del aborto. 
Pero no nos confundamos. Unos y otros son liberales aunque con distinto pelaje. Ambos son orcos; la diferencia está en que unos eructan en público y otros no. 

43 comentarios:

Anónimo dijo...

Para este caso podemos recordar la profecía de Ezequiel (18,21-28), donde el Señor Dios dice que “no se tendrán en cuenta los delitos del malvado que se convierte, pero al justo que comete el mal no se le tendrán en cuenta sus obras justas”.

Anónimo dijo...

Bergoglio aprobó la beatificación de Angelelli...

Bruno dijo...

Entiendo a qué se refiere y estoy de acuerdo, pero convendrá conmigo que el hecho de que alguien apruebe o no que se asesinen niños a sangre fría es un poco más relevante que eructar en público. Puestos a elegir, prefiero a los que no lo hacen, aunque sigan siendo unos sinvergüenzas miserables. Incluso entre los orcos hay grados.

Y quién sabe si Dios les tendrá en cuenta este pequeño acto de valentía el Día del Juicio. Yo espero que lo haga. No sabe usted los pocos que han tenido esa valentía mínima en mi triste España.

Dicho todo ello desde el desconocimiento más absoluto de la política argentina, así que probablemente no tenga ningún valor.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Wanderer. No está mal que esos peronistas se hayn pronunciado en contra del aborto; pero, es también enseañanza de Aristóteles (y de Santo Tomás), que los hábitos se generan sólo por medio de la reiteración de los actos. Por eso, un acto bueno aislado no hace hábito y, por consiguiente, no hace virtud. Y lo que necesita Argentina es hombres virtuosos: políticos, intelectuales, docentes, legisladores, jueces, empresarios, obreros virtuosos. ¿Curas y obispos virtuosos? No. Aquí los necesitamos santos; virtuosos no alcanza.
Mario Caponnetto

Walter E. Kurtz dijo...

Lindas noticias en el día del Sagrado Corazón:

+ El obispo montonero Angelelli es declarado "mártir" por Francisco, junto con sus "compañeros".

+ Francisco traiciona a los uniatas ucranianos.

+ Se publica el documento del Sínodo (indigenista, ecologista y pro ordenación de casados) de la Amazonia.

Wanderer dijo...

Bruno, a mi tampoco me importa demasiado que eructen en público. Los boys de Macri fueron todos al Newman, uno de los colegios católicos más caros y prestigiosos de Argentina, y ni siquiera saben, o quieren, hacerse la señal de la cruz (literaliter).
El problema con los muchachos peronistas es que, como digo en el blog, se oponen al aborto pero hicieron volar por los aires una población entera, con varios muertos, a fin de tapar sus robos; traficaron armas; ahora mismo no dejan de extorsionar, de mentir y calumniar con tal de enquistarse en el poder; durante el gobierno de los Kirchner no dudaron en votar a favor del matrimonio igualitario y de la implantación de la ideología de género en el país, y apoyaron abiertamente la persecución política y el encarcelamiento que aún sufren los militares, ya ancianos, que tuvieron alguna participación en el gobierno militar de 1976.
La declaración no es más que una golondrina. Aprovechémosla, pero les creamos.

Anónimo dijo...

Pues creo que por primera vez estoy de acuerdo con el Papa Francisco. Hace muy bien en cantarle las cuarenta a la iglesia uniata. Ya quisiéramos en España que se las cantara a la iglesia nacionalista catalana.

La Bergoglia dijo...

Avogadro también fue al Newman y Marquitos creo que al Champán, para no cargarle las tintas a.los brothers de Boulogne. Aunque sea cierto lobque dice, la entrada destila un gorilismo impertinente.

Qlqn dijo...

Kurtz, el artrículo de Magíster sobre el Papa y los greco-católicos ucranianos es un papelón. Se nota desde el comienzo que quiere darle con un palo al Papa, que no hace otra cosa sino seguir las "políticas de Estado" de Roma desde la caída del muro: no aceptar grupos grandes de ortodoxos sino abogar por la unidad completa con cada Iglesia ortodoxa, no elevar el "Arzobispado-mayor" (vaya cosa) de Kiv a Patriarcado ni hacer quilombo en Rusia con el cupo latino (la Iglesia greco-católica rusa prácticamente desapareció en la diáspora posrevolucionaria).
Los ucranianos católicos lamentablemente ya están acostumbrados al desplante pontificio --muy particularmente después de la cumbre en La Habana. Tampoco es que puedan hacer mucho más que protestar (y lo hacen).

Lo que sí es interesante es el tercer artículo de los viri probati. Mal enfoque, malas conclusiones. En síntesis: malas intenciones.

Âνδρέας dijo...

Cuántos salen ahora a rasgarse las vestiduras por el aborto, pero no dicen nada de las blasfemias, apostasías y herejías que hace rato se vienen profiriendo con el mayor desparpajo, sobre todo dentro de la Iglesia Católica.
Y qué decir de los que se escandalizan del aborto pero blasfeman, apostatan y heretizan abiertamente...

Blasfemia, apostasía y herejía son pecados infinitamente más graves que el aborto, a ver si reconocemos el orden de las cosas.

Anónimo dijo...

El Secretario de Estado del Vaticano, Monseñor P. Parolín participa (por vez primera para la iglesia) este año de la reunión del grupo Bildelberg, que reúne a más de 130 representantes de los sectores del más rancio poder global.

Anónimo dijo...

Me parece que tildar a Hugo Moyano de 'liberal'-de cualquier pelaje- es abusar un poco del concepto.

Guillermo Alfano dijo...

No son de fiar, recordemos que el "matrimonio" igualitario , se aprobó porque cierto senador riojano y otro santafesino que estaban teóricamente en contra no fueron al recinto (dado que la prensa estaba a favor nunca se averiguo la causa), el peronchismo es pura conveniencia política, serían capaces de matar a uno de sus hijos para lograr sus objetivos (emulando a Agamenón con Ifigenia). Su alguno de los declarantes tiene que votar, no lo cuenten como un voto cantado.

Anónimo dijo...

Nadie está sugiriendo que los peronistas firmantes sean católicos ortodoxos. No creo que ellos mismos tengan interés alguno en serlo. Han firmado un documento que está muy bien sobre un tema muy importante. Nada más. No veo cual es el sentido de saltarles a la yugular al grito de que son pecadores.

Anónimo dijo...


Âνδρέας a mi poco me importa porque y como son los que se oponen a la ley. Me opongo a la ley porqué es mala para la sociedad y quien este en contra está a favor mio. Evangelizar a los herejes, blasfemos y paganos va por otro camino.

SERGIO RAÚL CASTAÑO dijo...

Comparto lo expresado por los Anónimos de las 6 34 y de las 9 57 de hoy.

Anónimo dijo...

La Bergoglia: ¿Por qué gorilismo? ¿No ser peronista es ser gorila? Es como los judíos: no se puede decir nada de ellos sin que uno se exponga a que lo tilden de antisemita. En mi caso no soy peronista pero tampoco soy gorila. Cierta vez, en una conferencia en la que se hablaba de la histoira de los conflictos entre la Iglesia y el Estado argentino, recordé el incendio de los templos en 1955. Varios de los asistentes me acusaron de gorila. Pero, ¿decir la verdad histórica es ser gorila?
Por favor terminemos con estas etiquetas. Seamos serios alguna vez.
Mario Caponnetto

Anónimo dijo...

Creo que las observaciones de W y de Mario Caponnetto son acertadas. Si los peronistas firman, bienvenido sea. Ahora no creamos que estas gente es de fiar.
Es algo semejan a lo que pasa con Laje y Márquez. Que ellos defiendan causas nobles no obsta que uno pueda marcar que son liberales y que por ello como católicos tenemos profundas diferencias. Espero que no se malentienda la comparación de Laje y Márquez con los peronistas: aquéllos me caen simpáticos y creo que hay que apoyarlos en lo bueno que hacen (pero con varias advertencias de por medio), en cambio los peronistas no me merecen la mínima confianza.
Gracias por el post

Johannes dijo...

Así como recordar el incendio de los templos de la noche 16 de junio de 1955 no es ser gorila, recordar el bombardeo a Plaza de Mayo a partir de las 12:40 de ese mismo día no es ser peronista. Cito la hora porque es un dato de relevancia esencial para entender la naturaleza moral del hecho, porque implica que la zona estaba llena de civiles, incluyendo los niños que iban a la escuela en el trolebús 305 sobre el cual cayó la tercera bomba.

Dado que en ese bombardeo los aviones llevaban pintado una cruz sobre una V significando "Cristo Vence" y "MR" significando "María Reina", me pregunto cuál de las dos acciones fue mas blasfema, teniendo en cuenta la formación intelectual de los perpetradores respectivos.

La verdad histórica debe ser dicha íntegramente.

Anónimo dijo...

Que quien siembra vientos, cosecha tempestades, es algo muy bien sabido.
El coronel Perón no dejó de dividir a los argentinos (buscando sólo su favor y provecho personal) y fue directo responsable de la creación del ambiente de odio que fogoneó un conflicto terrible como el que dio lugar a bombardeos y quema de iglesias.
Él domingo previo al 16 de junio, hordas de matones quisieron asaltar la Catedral.
No era ninguna novedad el accionar violento.
Ya habían quemado la Casa del Pueblo, el Jockey Club y atacado las sedes radicales y de los conservadores.
Regia un estado policial, que puede verse claramente en la película "Permiso para pensar" y sobraban los presos políticos.
El Congreso era una vergonzosa suma de amiguetes y alcahuetes del mandón, elevado a la figura de Libertador y padre de la "Nueva Argentina".
No hablemos de los múltiples negociados que pulularon a su amparo, los cuales sólo quedaron empequeñecidos ante el latrocinio del kirchnerismo.
Y tampoco hablemos de la postración moral que implicó para el futuro de la Argentina la generación de hijos de "alpargatas si, libros, no".
O del "los colgaremos con alambre de enfardar" o "eso de la leña, ¿porqué no la dan Ustedes?".
O del "sin corpiño y sin calzón, somos todas de Perón".
En fin, sería interminable la lista. Desde el Banco Central lleno de oro y luego lleno de papeles y empleados; la compra de ferrocarriles que hubieran vuelto gratis al patrimonio del Estado o la entrega del petróleo a la Standard Oil (sin cortarse la mano, como habia prometido).
Dejemos a los impresentables sujetos de la peor estofa que aparecieron y se multiplicaron bajo su influjo.
Todo eso, fue previo al bombardeo de la plaza de Mayo. Hecho criminal e inexplicable y aborrecible. Pero qué fue potenciado por un cobarde que llamó a la gente a la plaza mientras él se escondía en los sótanos.
Y después, en septiembre de 1955, huyó como una rata, cuando no tuvo el valor de enfrentar a fuerzas mucho menores pero que estaban convencidas de su decisión y de la justicia de su obrar ante una tiranía insoportable.
Dejando el país en llamas y dedicándose a recorrer países para sólo volver cuando la logia masónica Propaganda Due le allanó el camino.
No sin antes de morir, dejando otro tendal de asesinos, inútiles y corruptos.
Que los vemos difundirse y mylriplicarse hoy mismo como hongos luego de la lluvia.
No aprendieron, no aprendimos ni parece que tampoco aprenderemos.
Pobre país y pobre sociedad.
Harto y exhausto de ver siempre la misma película de terror.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Johannes. Y no soy peronista. Además pienso que dedicarle una página a criticarlos con motivo de que hacen algo bien no tiene demasiado sentido.

Anónimo dijo...

Si Johannes quiere hablar con la verdad, quizá debería informarse mejor y no sólo repetir slogans. El ataque del 16/6 no fue con el VCR / MR, que son de septiembre. Lema que (como es bien sabido) propuso Guevara a Lonardi el día que éste partía a Córdoba. Excepto los muertos que iban en el trolebús que pasaba por el frente de la Casa Rosada, los demás muertos civiles eran los que la CGT y la Alianza de Kelly habían mandado irresponsablemente a atacar al Ministerio de Marina (que quedaba donde hoy está el edificio Guardacostas). Civiles que el mismo Perón mandó a su sobrino y edecán a desarmar. También hay que recordar que los aviones leales tampoco se manejaron responsablemente, como cuando soltaron bombas sobre a Av. Belgrano antes de atacar a los de la Aviación Naval (iban cargados con bombas -los leales - pra atacar columnas rebeldes de la I. M.).
Las motivaciones del ataque de ese día son extremadamente complejas y recomiendo leer el libro de Ruiz Moreno, no para justificar (personalmente creo que fue una locura irresponsable), sino para intentar entender. Libro que fue bien recibido no sólo por antiperonistas sino también por peronistas y protagonistas de los hechos.

El Profesor de Historia

Anónimo dijo...

Bueno,
si nos vamos a poner a revolver en los escombros de la Patria, habrá que notar que el Coronel Perón nunca hubiera pasado de ser un militar del montón, de no haber mediado:
1) El golpe fascista de 1930, con su troupe de delirantes, empezando por el General José Félix Uriburu, y siguiendo por Polito Lugones. Golpe del cual participó un joven Perón (conspirando junto con Alvaro Alsogaray...).
2) La proscripción de Alvear –por los conservadores- en las elecciones de 1931.
3) El fraude contra Alvear –también perpetrado por los conservadores- en las elecciones de 1937.
4) Finalmente, el delirante golpe fascista pro-germano de 1943, del cual el Coronel Perón fue impulsor a través del GOU. Delirio este que se inauguró con 30 argentinos muertos en un combate frente a la ESMA.
Es decir, Perón fue la consecuencia -no deseada- de 15 años de delirio sistemático de nuestra clase dirigente conservadora y nacionalista.
El propio Emilio Hardoy lo reconoció antes de morir, según lo consigna una nota de Claudio Escribano del año 2007, en La Nación:
Era, pues, el hombre indicado para pedir perdón histórico, en nombre del conservadorismo argentino, por los fraudes electorales cometidos entre 1930 y la revolución de 1943. En 1992, poco antes de su muerte, invitado a participar de un acto en recordación de Marcelo T. de Alvear, se hizo cargo del agravio que había cerrado, en las elecciones nacionales de septiembre de 1937, el paso al poder a quien ya había prestado valiosos servicios a la República, en la década del veinte, como presidente de la Nación. "Ese fraude electoral -reconoció- fue un acto de locura y, más que eso, un crimen político que pagamos allanando el camino al advenimiento de la dictadura totalitaria."

Anónimo dijo...

Recién regreso de Misa de 9 hs., en una Parroquia del conurbano bonaerense, primer cordón, Zona Noroeste. Ni una sola mención al tema del aborto. Ni una sola. Ni siquiera rezarle a la Virgen para pedir que ilumine a nuestros legisladores en esta hora crucial. Ni siquiera pedir a los fieles que recen el Rosario en sus casas. Nada. ¿Qué pasa?. ¿Hay órdenes de Roma de no mover un dedo?. ¿Ya consiguieron la apostasía de Irlanda, y entonces están cebados y van por más?. No hay manera racional de entender lo que están haciendo.

Jerónimo dijo...

"me pregunto cuál de las dos acciones fue mas blasfema, teniendo en cuenta la formación intelectual de los perpetradores respectivos".

Si Ud. como católico se pregunta qué es más blasfemo, si quemar la casa de Dios, profanando los ornamentos del culto y el tabernáculo con las Sagradas formas, o dejar caer una bomba imprecisa dirigida a desestabilizar al tirano que observó cómplice e impasible la anterior quema, entonces aquí hay un problema gravísimo.

¿O tengo que explicarle que los aviones de la época no tenían misiles teledirigidos? ¿O que no había drones manejados por controladores aéreos con precisión métrica?
En cambio, sí recordamos a las hordas armadas frente a la Catedral metropolitana, decenas de curas presos, obispos echados, la lucha sin cuartel de la Acción Católica, la promoción estatal de la creación de iglesias evangélicas y el apoyo al pastor evangélico de masas estadounidense Hicks a través de la Fundación Eva Perón (muy antiimperialista, nacionalista y católica, no?) para humillación de la Iglesia católica. Y tantísimas otras cosas.

El que quiera hablar de peronismo y catolicismo y no haya leído "El año en que quemaron las iglesias" de Florencio Arnaudo no tiene ni voz ni voto (legítimos).

Anónimo dijo...

satanelli

como los Apóstoles

En 1970 los amigos y compañeros de discusión política de Angelelli en el Hogar sacerdotal de Córdoba, Ignacio Vélez y Emilo Maza participaron en el ataque a una unidad militar en La Calera. En el evento también estuvo involucrado el sacerdote Erio Vaudagna, uno de los ex colaboradores de Angelelli el cual, desde La Rioja, los comparó con los Apóstoles: “También les dijeron que eran subversivos”. Al jugarse y tomar en serio las cosas, eran lúcidos y sinceros y renunciaban a lo propio para caminar con los otros, dijo. La lucha armada subversiva, revolucionaria y terrorista, era públicamente alentada y reivnidicada por El Obispo Angelelli.

A su vez, Angelelli dejó de celebrar la Misa de Nochebuena en la Catedral de la Capital riojana, e instaló el altar en un rancho humilde de un barrio marginal, que comparó con la gruta de Belén.

En 1971 el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo sostuvo que si el Ejército había sido “copado poco a poco por el imperialismo y la oligarquía” era lógico que el pueblo buscara “recrear por sí mismo la fuerza militar que se le niega y depositar su confianza en nuevos grupos armados solidarios con su causa”. Según el documento del MSTM también eran políticas las homilías del cardenal Caggiano que dan una imagen de la Iglesia “no servidora de los pobres sino domesticada y servil a los poderosos”. Cuando Caggiano, Adolfo Tortolo y José Miguel Medina exigieron una respuesta disciplinaria del Episcopado, Angelelli propuso acercarse a los sacerdotes.

La disciplina, la custodia íntegra de la Fe, fue convertida en “diálogo” con quien promovía públicamente la herejía y la violencia desde dentro de la Jerarquía de la Iglesia, un Obispo que en vez de ser seguidor de los Apóstoles de Pentecostés, seguía a Judas… traicionando toda la enseñanza que por Tradición tenía el deber de transmitir. “Dialoguemos para ser ayudados, para que nos ilustren”, afirmó Angelelli en una táctica para la defensa de quienes desde el marxismo militante y terrorista pretendían imponerse sobre la sociedad. Es más: los Obispos debían ser “ilustrados” por esos sacerdotes tercermundistas heréticos, en vez de cumplir con su deber de ser fieles al Magisterio y la Tradición.

https://diariopregon.blogspot.com/2011_03_20_archive.html


Anónimo dijo...

La algarada

El Superior general de los Jesuitas, Pedro Arrupe, y el arzobispo de Santa Fe, Vicente Zazpe, visitaron La Rioja y declararon que la línea pastoral de Angelelli era acertada, porque seguía las opciones del Concilio, de Medellín y del Papa.Tanto Arrupe como Zazpe buscaron justificar la posición de Angelelli en su dictámen. Pero Zazpe viajó como auditor de la diócesis. Llevaba dos documentos del secretario de Estado, Jean Villot: una carta de apoyo al obispo e instrucciones reservadas. Debía informar sobre las orientaciones pastorales de Angelelli que “no recogen el consenso de todo el Episcopado argentino”.En Los Molinos, el pueblo anterior a Anillaco, “una multitud enardecida” reclamó la destitución del obispo “por marxista y comunista”. El enviado aceptó una audiencia colectiva con los entredichos quienes exigieron la remoción de Angelelli, mientras desde un altoparlante se difundían marchas militares. Uno de los sancionados le dijo que Angelelli “se va por las buenas o por las malas, y si no es por las malas será lo peor”.

En su informe al Vaticano, Zazpe consignó que las posiciones eran irreductibles. Mientras los sectores pobres y de la juventud, deformadas por una prédica ideológica no católica, apoyaban la actuación de Angelelli, muchos integrantes “de instituciones anteriores -Acción Católica, Cursillos de Cristiandad, Ligas de Padres de Colegios”, la repudiaban. En este sector se “mezclaban motivaciones de índole religiosa, política, socio-económica”.

En marzo de 1974 la Secretaría de Estado recomendó a Zazpe que continuara al lado de Angelelli para alentarlo y aconsejarlo a introducir rectificaciones que favorecieran la reconciliación con los censurados. Sin abandonar la opción por los pobres, debía propiciar el diálogo con los disidentes. Como se puede comprobar, el Obispo herético se convertía en “oficialista”, y quienes reclamaban por la ortodoxia, que en aquél momento eran mayoritarios, se convirtieron en “disidentes”.

La directiva para Angelelli fue corregir los abusos litúrgicos de sus sacerdotes, el escaso contenido religioso de su predicación y los aspectos de su comportamiento “no aceptados por gente de fe simple y alejada de las novedades”. Efectivamente, tal como expresa la directiva para el Obispo, se trataba de una prédica politiquera, de un mesianismo temporal que ofrecía el paraíso en la tierra sin importar el Pecado Original, en omisión del Evangelio cuya lectura sólo servía de inspiración a semejante ideología materialista.

Luego Angelelli viajó ....a Roma. ...... Pablo VI lo instaba a seguir haciendo concreto el Concilio en su diócesis. Efectivamente, a Pablo VI no le importaron las herejías que Angelelli introducía, sino que incluso lo alentó a proseguir inculcando el marxismo materialista entre su feligresía, entre sus seminaristas y sacerdotes.
https://diariopregon.blogspot.com/2011_03_20_archive.html

Anónimo dijo...

Comentarista del 10 de junio de 2018, 11:30.

Sucede que la Iglesia católica no es una "ONG provida".
Hay gente muy de Misa que estuvo siempre más preocupada por divulgar los horrores del aborto --una tarea muy noble y necesaria para nuestro tiempo-- que en el anuncio del Evangelio de Jesucristo. Han puesto los bueyes detrás del arado, y eso tuvo hasta este año consecuencias antes impensadas.

Estamos demasiado acostumbrados a que el púlpito sea una cadena nacional repasando la agenda política y socio-económica de la semana salpicada con eslóganes apenas coincidentes con perícopas bíblicas, y nos escandalizamos si no escuchamos una arenga o lo que sea que hayamos acudido a pretender escuchar. O liquidamos al cura si la arenga no fue todo lo fuerte y completa como queríamos.

Personalmente trabajé en una organización pro vida donde la mesa chica (de Misa diaria) denostaba continuamente a la Iglesia (y su jerarquía) por supuesta inacción y despreciaba o infravaloraba la oración en común en pos del activismo extremo.
Quizás lo que digo pueda resultarle polémico a alguno que no ha tenido un contacto tan directo con la trinchera, pero creo que vale la pena mencionar este aspecto.

Johannes dijo...

@El Profesor de Historia de las 10:24

Su comentario me motivó a investigar, y encontré como única fuente que respalda su afirmación de que las siglas no fueron pintadas en los aviones rebeldes que actuaron el 16/6 un libro publicado en 2015 [1] y unos artículos subsiguientes de su autor [2]. Confieso que el razonamiento del autor sobre la imposibilidad de haber pintado las siglas por una cuestión de tiempo no me resulta totalmente convincente en el caso de los aviones de la Aviación Naval.

Dicho esto, cito como muestra de la universalidad de la creencia de que los aviones que actuaron el 16/6 llevaban pintadas las siglas un escrito de Enrique Díaz Araujo con un testimonio personal sobre los sucesos de ese día [3]:

"De ahí que la rebelión se tradujera en un símbolo: el que se pintó en el fuselaje de los aviones, CV, Cristo Vence. Christuí Vincit."


[1] Horacio Rivara, "Ataque a Casa Rosada", Penguin Ramdom House, Jun 1, 2015.
https://books.google.com/books?id=vMZlCQAAQBAJ

[2] http://debatime.com.ar/horacio-rivara-mitos-del-16-de-junio-de-1955/

[3] http://elquijotesiglo21.blogspot.com/2015/09/gracias-teniente-jeannot-por-enrique.html

Johannes dijo...

@Jerónimo

"Si Ud. como católico se pregunta qué es más blasfemo, si quemar la casa de Dios, profanando los ornamentos del culto y el tabernáculo con las Sagradas formas, o dejar caer una bomba imprecisa dirigida a desestabilizar al tirano que observó cómplice e impasible la anterior quema, entonces aquí hay un problema gravísimo."

1. Me referí al grado de blasfemia a nivel subjetivo: "teniendo en cuenta la formación intelectual de los perpetradores respectivos".

2. No me referí como blasfemia al bombardeo en sí, sino a su realización con aviones que llevaban pintado "Cristo Vence" y "María Reina".

3. Arrojar muchas (no una) bombas imprecisas en una zona llena de civiles es criminal. Lo reitero abajo.

4. Su noción de orden temporal de los hechos es errónea. La quema fue posterior al bombardeo, no anterior.

"¿O tengo que explicarle que los aviones de la época no tenían misiles teledirigidos? ¿O que no había drones manejados por controladores aéreos con precisión métrica?"

Justamente, si se sabía que las bombas no podían arrojarse con precisión, entonces no había que arrojarlas en una zona llena de civiles.

Anónimo dijo...

La beatificación de Angellelli no ayuda a la unidad en la Iglesia argentina. Es muy controvertida su actuación. Lo mas vidrioso es que fuera muerto (si lo fue por manos asesinas) por su fe. Mas claro parece que era rechazado por el gobierno militar por su opción política. Lo que era también factor de problemas dentro de la misma Iglesia argentina. No puede decirse con seguridad que su opción política derivara directamente de la fe, pues la misma jerarquía y muchos laicos no lo veían así.
Quede claro, para tranquilidad de todos, que las beatificaciones y las canonizaciones no son dogmas de fe. Es cierto que Benedicto pensaba lo contrario, pero su tesis no tiene arraigo ni aceptación en en la teología.

Anónimo dijo...

Pero los “buenos” son muy lerdos y hasta perezosos. O ilusos. Creen que el degüello nunca les llegará. Benedicto debió haber aceptado la renuncia de Bergoglio con la diligente urgencia con que Bergoglio aceptó la de Aguer, que no debió haber renunciado. Benedicto debió nombrar a Aguer arzobispo de Buenos Aires y cardenal. No sé si el papa sudamericano sería Aguer, pero no sería Bergoglio. Muy flojos de reflejos todos. Y eso que los ayudamos, o intentamos ayudarlos con el asunto Sucunza. Se entienden las lealtades: Aguer le regaló su solideo a Sucunza cuando lo nombraron obispo auxiliar. Todo bien, pero… ¿y el bien de la Iglesia?

El Arzobispado de La Plata es un “refugio de pecadores” antimodernistas, aunque el clero de allí no sea, ni de cerca, tropilla de un mismo pelo. Hay sí una masa crítica de buenos sacerdotes, como para que Bergoglio les ponga un cartucho, o les envíe un Tucho. Razones doctrinales y personales. Venganzas, porque el papa de la misericordia es más vengativo que Zeus.

Sabemos que la venganza es el placer de los dioses, una cena que se sirve fría. Así es Bergogio cuando no lo domina la histeria, es decir cuando no putea y humilla sin disimulos. Espera, clava la puñalada y le echa sal a la herida. No hay puente de plata para sus enemigos que huyen. Les deja el camino sembrado de clavos miguelito. O tuchito. No les concede ni la venia al vencido, por nobleza de guerrero. El lógico, Bergoglio no es un guerrero, es una vieja (me abstengo del sustantivo) vengativa, intrigante y cruel
http://panoramacatolico.info/articulo/cartucho-o-san-tucho

Anónimo dijo...

para ela migo anónimo de las 11.30, le comento que yo fui hoy a misa de 11 de Madre Admirable en Retiro ciudad de bs as.. el sermon 10 puntos y el tema del aborto estuvo presente al principio de la celebración , durante el sermon y al final una oracion especial.. saludos Pablo

Anónimo dijo...

Johannes, usted como católico probablemente instruido y probablemente comprometido, tiene el DEBER moral de leer ese libro de Florencio Arnaudo. Usted critica furiosamente una operación táctica sin tener idea de las circunstancias.
Para el pueblo católico de esa época no solamente el tirano era un inmoral por las circunstancias personales de su vida, sino que atentaba activamente contra la Iglesia, su jerarquía, su clero, su influencia (ej: la eliminación de los sindicatos católicos o la Sociedad de Beneficiencia, ley de profilaxis, ley de divorcio). No hay manera de justificar a la persona de Perón y su conducción política desde un punto de vista católico.
Por último, recuerde que era la Iglesia católica anterior al Concilio, con las ideas BIEN claras, con un clero y con obispos dignos y de PIE, una Iglesia que formaba a la juventud, una Acción Católica ejemplar --piadosa y militante--, señoronas ricas que apoyaban a la Iglesia con la edificación de templos, de iniciativas para inserción laboral de los menos instruidos, y que no andaban detrás de Ravi Shankar. Era una Iglesia y un pueblo católico relativamente decente al que Perón quiso doblegar y humillar --por no decir eliminar-- para encaramarse en el poder.
Injustificable. Usted siga analizando las iniciales de los aviones que tiraron bombas sobre la Casa Rosada; pero se pierde la perspectiva general de los cinco años anteriores.

Anónimo dijo...

Johannes,

¿Su "investigación" es internet?

Ignoro de dónde lo toma Díaz Araujo pero es un error.

Son varios los libros y testimonios que explican que justamente se pintaron los aviones en la revolución de septiembre para evitar que pasase lo mismo que había ocurrido en junio donde en Ezeiza, Morón y otros aeródromos se confundieron los aviones "leales" con los "rebeldes", llevando a cometer varios errores.

Y, le vuelvo a repetir, el lema "Cristo Vence" es de agosto/septiembre y fue sugerido por Guevara a Lonardi (esto es conocidísimo y nadie lo pone en duda).

Le aclaro que por razones familiares me encuentro más cercano a los "leales" (peronistas o legalistas) que a los "rebeldes", pero "soy más amigo de la verdad que de Platón".

Profesor de Historia

Anónimo dijo...

Creo que la democracia es mala principalmente porque hace que millones sean coresponsables también de las malas (y malignas) decisiones del gobierno, antes se condenaba sólo el rey por sus errores.
Por lo menos el tema este no se mandó a referendum, sinó millones de argentinos tendrían que dar cuenta en el día final por lo que votaron. Sólo los legisladores que voten por el aborto tendrán que dar explicaciones.

Johannes dijo...

@Profesor de Historia

Sí, mi investigación fue en internet, tratando de ponderar la confiabilidad de cada fuente.

No cité a Díaz Araujo como respaldo de que los aviones del ataque del 16/6 tenían de hecho pintadas las siglas, sino como respaldo de que es creencia generalizada que las tenían pintadas. Cité en particular a Díaz Araujo porque es nacionalista católico y, más aún, fue comando civil esa tarde en ese lugar, pero las fuentes que puedo citar son numerosísimas. Selecciono dos por su representatividad (insisto, en mostrar la universalidad de la creencia del hecho, no su facticidad).

1. Jorge Bergoglio, Abraham Skorka, "Sobre el cielo y la tierra", Sudamericana, 1ra ed. 12/2010.
https://books.google.com/books?id=gmlCmEW9MOYC

Al grupo nacionalista de las Fuerzas Armadas no le importaron los habitantes civiles de la Plaza de Mayo, y mandó sus aviones que tenían la increíble leyenda “Cristo vence”. Eso me da asco, me da bronca, me indigna, porque es usar el nombre de Cristo para una acción meramente política [Aquí yo, Johannes, discrepo. El problema más grave es que - si ése hubiese sido el caso fáctico - habría sido usar el nombre de Cristo para matar injustificada y previsiblemente personas inocentes.] Se mezcló religión, política y nacionalismo puro. Se mató gente inocente a mansalva. Y no acepto el argumento de que fue en defensa de la Nación, porque no se puede defender al pueblo matando al pueblo.

2. El documento "Bombardeo del 16 de junio de 1955. Edición revisada", cuya elaboración estuvo a cargo del Área de Investigaciones Históricas dependiente de la Dirección Nacional de Gestión de Fondos Documentales del Archivo Nacional de la Memoria, Secretaría de Derechos Humanos, Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

http://www.jus.gob.ar/media/2907564/bombardeo_16_de_junio_de_1955_ed._revisada-_digital__2_.pdf

En p. 61:

La Armada, por su parte, había sido siempre antiperonista, pero liberal, lo que no impidió a los marinos pintar el “Cristo vence” en las alas de los aviones que descargaron bombas y metralla sobre el Gobierno y el pueblo el 16 de junio.

En p. 79:

En Argentina, los ideólogos civiles y militares de la masacre [...] si alguna vez lamentaron tantas muertes, las consideraron “trágicamente” necesarias e inevitables. Si acaso las evaluaciones no resultaban demasiado creíbles, una pátina de espiritualidad bañará a los conspiradores, quienes llevaban en sus aviones, pintado a mano, el signo de “Cristo Vence”, que —al no ser motivo de escandalizado rechazo— ratificó la complicidad de las jerarquías eclesiásticas con la matanza.

Anónimo dijo...

Johannes,

Si sus fuentes son Bergoglio & Skorka y el Archivo Nacional de la (des) Memoria, evidentemente no tenemos nada de qué conversar.

Cuando tenga ganas de leer libros (serios), hablamos.

Prof. de Historia

Johannes dijo...

@Anónimo de las 11:06

"Usted critica furiosamente una operación táctica sin tener idea de las circunstancias."

Tengo idea de las circunstancias, conozco que una de las condiciones para la guerra justa es "que el empleo de las armas no entrañe males y desórdenes más graves que el mal que se pretende eliminar" (Catecismo #2309), y es claro para mí que los males que previsiblemente se provocarían eran mayores que el mal que se pretendía eliminar.

Notemos de paso que esos males no se restringieron a los muertos y heridos de esa tarde. Como muestra y signo, dicho por el investigador que afirma que las siglas no fueron pintadas en los aviones rebeldes que actuaron el 16/6 (y acerca de quien me pregunto si no será el mismo profesor de Historia que ha estado corrigiendo mi conocimiento de los hechos en este hilo):

"(dicho sea de paso, muchos hijos y sobrinos de los pilotos atacantes terminaron militando en Montoneros)"

https://www.clarin.com/sociedad/protagonistas-bombardeo-cuentan-pudieron-peron_0_SyiKlOtw7x.html

Walter E. Kurtz dijo...

Johannes: ¿Puede compartir con nosotros los nombres de los muchos pilotos cuyos hijos militaron en Montoneros como Ud. afirma?

Gracias.

Johannes dijo...

@Profesor de Historia

Tres veces aclaré que el propósito de las citas, primero la de Díaz Araujo y luego las otras dos, era solamente mostrar cuán generalizada es la creencia de que los aviones del 16/6 llevaban pintada la sigla.

Johannes dijo...

Coronel Kurtz, yo solamente cité textualmente lo que Horacio Rivara, autor del libro "Ataque a Casa Rosada" [1], afirma hacia el final del reportaje publicado en Clarín el 12/06/2015, cuyo enlace dí a continuación de la cita y reitero aquí [2].

Dado que Rivara hace gala de desmentir mitos sobre el tema (y de hecho desmiente el de la sigla Cristo Vence pintada en los aviones del 16/6), pensé que si hizo esa afirmación tenía datos que la respaldaban, y por eso la cité. Pero ahora veo que haberla citado fue un error, porque leyendo el libro, los únicos hijos o sobrinos de pilotos atacantes del 16/6 que menciona son los "hermanos Eduardo y Marcos Astiz Mones Ruiz, descendientes de una tradicional familia naval por parte del padre y de la Fuerza Aérea por parte de la madre". Pero incluso en ese caso su tío, el capitán de la Fuerza Aérea Jorge Mones Ruiz, según el libro de Cichero "Bombas sobre Buenos Aires" [3] no fue estrictamente un "piloto atacante", porque no participó en el bombardeo sino que colaboró con él no cumpliendo sus órdenes de interceptar a los aviones de la aviación naval.

En el libro menciona también a Juan Carlos Alsogaray, hijo del general Julio Alsogaray, quien no tuvo participación alguna el 16/6/55 porque estaba preso desde 1951, y a Rodolfo Walsh, hermano menor del capitán de navío Carlos Walsh, quien de hecho no participó en el bombardeo porque su hidroavión PBY Catalina sufrió un principio de incendio en un motor y debió abortar el despegue.

[1] Horacio Rivara, "Ataque a Casa Rosada", Penguin Ramdom House, Jun 1, 2015.
https://books.google.com/books?id=vMZlCQAAQBAJ

[2] https://www.clarin.com/sociedad/protagonistas-bombardeo-cuentan-pudieron-peron_0_SyiKlOtw7x.html

[3] Citado en:
https://www.aviacionargentina.net/foros/forum/fuerzas-armadas-argentinas/fuerza-a%C3%A3%C2%A9rea-argentina/2144-primer-combate-aire-aire-de-la-faa?p=70002#post70002

Anónimo dijo...

Johannes, lo suyo es de no creer. Exactamente lo primero que NO tiene que hacer es guiarse por imbéciles con el rótulo de periodista pagados por Clarín, Perfil o La Nación para sacar libros marketineros.
Lo primero que tiene que hacer es ir a las crónicas de los testigos de la época. Lamentablemente a los diarios independientes no se puede ir a consultar porque o estaban clausurados o censurados (tanto por la maniobra de goteo de papel prensa como por la mano de los mismos peronistas). Así que en primer lugar vaya a las fuentes directas de la época, como el libro que le recomiendo de Florencio Arnaudo. Descubrirá realidades inauditas que no están en absolutamente ningún libro y menos aún en esos engendros pseudo periodísticos que usted puede encontrar en los montones de la sección de porno-literatura del Coto.

No me cite por favor ninguna editorial ni comercial ni extranjera (sobre todo francesa), porque los unos son mercenarios y los otros no tienen la menor idea de nada.