sábado, 12 de mayo de 2007

Habemus papam




Leo hoy en La Nación: " Pese a la multitud que Joseph Ratzinger reunió ayer en el Campo de Marte, la mayor de esta primera visita a América latina, según periodistas que cubrieron la última visita de Juan Pablo II a este país, en 1997, el clima era totalmente distinto. "Con Karol Wojtyla era siempre una fiesta impresionante; ahora, en cambio, casi no parece estar en un país latinoamericano", confesó una vaticanista, que recordó que en su última misa aquí (en el estadio de Maracaná, un sitio más pequeño que el Campo de Marte) Juan Pablo II congregó a un millón y medio de personas".


Sra. Vaticanista: Entérese. Se acabó el circo. Habemus papam!


(¿Se darán cuenta los papaslavólatras que el Magno no era tan magno? ¿Reconocerán el enorme daño que hizo a la Iglesia y al mundo? ¿Admitirán que su histrionismo no sirvió para nada? Seamos honestos, que en nuestros tiempos un Papa provoque una fiesta con su sola presencia, no es buen signo. ¿Amigos de los aplausos del mundo o amigos de Jesús? La disyunción no puede ser evitada. Es evangélico).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No puedo creerlo, alfín otro loco ve al "Obispo de Roma". Coincido con que el polaquillo fue fatídico, peor que Pablo VI y Juan XXIII en sus momentos de mayor febrilidad anticatólica.

No quiero sonar cruel, pero se celebra desde tiempo inmemorial en la Iglesia (especialmente en oriente), el fin de un gobierno APOSTATA.

Habemvs Papam, Gaude et Letare Ecclessiae!!!

Crux_Australis

Athanasios dijo...

Absoltamente de acuerdo... Por fin tenemos Papa... un tanto cobarde pero por lo menos católico. Escuchen en www.Dici.org una conferencia de Mons. Fellay, en que señala que el curso de la beatificación del impio polaco esta detenido por haberse encontrado simonia en sus ultimos años.

Gregoris dijo...

Contento de descubrir el blog, me sorprenden sus temas, en especial sobre el papado de Juan Pablo II