miércoles, 10 de diciembre de 2008

Harry Potter by Jimmy Page


Un ¿nuevo? lector del blog, Jimmy Page, ha dejado un nuevo y extenso comentario sobre su héroe, Harry Potter. Yo no he leído los libros; sólo vi algunas de las películas, y me parecieron buenas. Además, un amigo potteriano y potterólogo, que merece toda mi confianza, recomienda los libros vivamente. La discusión creo que debe darse, y dejar de lado los dogmatismos. La hermenéutica de Page me parece buena. Aquí va:

Hemos de realizar estas reflexiones sobre la obra de HARRY POTTER que tanto ha dado que hablar, habiendo concluído recientemente la segunda lectura sobre la obra.-
Como estamos en el año paulino, trataremos que nuestras reflexiones se encuentren inspiradas en tal espíritu quien nos aconseja hemos de tratar de salvar la verdad del prójimo.- Ahora bien ¿ qué significa esto de “salvar la verdad del prójimo”?.- Propongo que lo entendamos como tomar lo bueno de la obra disimulando sus errores –si los tuviese- exageraciones, disonancias, etc.- Es la actitud que dijo el P. CASTELLANI había tenido al volcar por escrito su estudio sobre el gran pensador religioso danés Sooren KIERKEGAARD (ver “De Kieerkegaard a Santo Tomás de Aquino”, Guadalupe, Bs. As., 1973, pág. 10).
Es cierto que esta actitud que proponemos es similar a aquel recurso gramatical según el cual, cuando se agrega un adjetivo como demás para enfatizar el sustantivo.- Por ejemplo, sangre “roja”.- Lo mismo ocurre –nos parece- con cualquier obra humana.- Ninguna está exenta de errores, de alguna inexactitud, pues justamente, es humana y por lo tanto –está como de más decirlo- inexacta, o al menos proclive a caer en alguna inexactitud.-
Conociendo, pues, que toda obra humana tiene tal veta ¿tenemos derecho a desecharla de plano sólo por humana? Entendemos que no y mil veces no; no podríamos vivir directamente si lleváramos a la práctica semejante idea.- Incluso la silla en la que me siento puede fallar y ocasionarme un buen porrazo; ahora bien ¿ello me da derecho a sospechar de todas las sillas y rechazarlas a causa de que pueden estar falladas?.- Vemos que no y mil veces no.-
Con nuestra obra sucede lo mismo.- Entendemos que de plano, sin haberla leído, reflexionado al menos un poco, no podemos rechazarla.- Los invito a leerla y luego de hacerlo, imbuidos del espíritu paulino, tratemos de sacarle jugo, pues para ello fue escrita.-
Quienes han leído la biografía de autora, Sra. J. K. ROWLING, habrán advertido que la obra fue simplemente escrita sin el propósito de ganar dinero, el cual –para bien o para mal de la autora- vino después y a grandes paladas; la obra fue concebida por la autora, sin saber ella de dónde la venía esta inspiración.- Quienes saben Literatura y Teología podrán darnos una explicación de la invasión de la “musa”.-
Ella misma cuenta que siendo una simple pasajera de un tren e iba mirando por la ventanilla, cuando de repente la obra entera le invadió la cabeza a modo de volcán que repentinamente se pone en erupción.- Entró en una terrible crisis porque quería anotar las ideas en un cuaderno y no tenía lapicera, consiguiendo histéricamente que un pasajero le prestara una, que a los pocos minutos dejó de funcionar.-
Así llena de la lava de la musa, llegó a destino y se trasladó frenéticamente a su departamento donde no le daban las manos para volcar en un papel todo lo que se le ocurría.- Repetimos: la obra HARRY POTTER no fue un producto de la voluntad de la autora “quiero escribirla”, sino que fue concebida a borbotones.-
Uds. saben la anécdota que trae el P. CASTELLANI en el prólogo de “CAMPERAS” cuando cuenta que se “decidió” a escribir un libro de fábulas, para lo cual sacó de su Biblioteca todos los libros que sobre el tema tenía y los puso en la mesa con la intención de escribir sobre el tema.- De repente se le apareció “la Musa de las Fábulas” y le increpó su actitud de escribir “porque quiero hacerlo”, sugiriéndole que no escriba si no había concebido ninguna idea.- Pero leamos textualmente el diálogo entre el P. CASTELLANI y la Musa de las Fábulas porque siempre ha de ser más claro que yo:
“… Ah, torpe –me dijo-, torpe! ¿Qué andas allí revolviendo papelotes? ¡Escribe sencillamente lo que se te haya ocurrido!
- No se me ocurre nada –le dije.-
- No escribas entonces.- ¿Quién te manda escribir?.- ¿O qué se han pensado ustedes, los que andan escribiendo libros a la fuerza?.- Un libro no se debe hacer sino cuando uno ha concebido allá dentro un concepto vivo, que debe salir a la luz para bien del mundo.-
- Yo, señora –le contesté humildemente- no es que no tenga algo para decir al mundo, sino que lo que tengo es medio pobre y buscaba con qué adornarlo.-
- Más vale salir pobre que no vestido de ajeno –dijo ella.- Yo tampoco llevo sedas y sin embargo no voy a robar a mi hermana Melpómene.- Y señaló su bata de percal y su pollera de merino, el pañuelo al cuello y el rebenque sin virolas …” (Teoría, Bs. As., 1964, págs. 11/12).-
Sabiendo esto, es decir, sabiendo que la autora concibió un concepto vivo para decir al mundo, creemos que lo expresó de una manera altamente maravillosa, bella, manera de la cual quiso rescatar valores tradicionales a montones.-
Yo por mi parte y teniendo en cuenta mis limitaciones para entender –Uds. podrán sacar miles más- me permito resaltar los siguientes solamente del 1º libro llamado “La piedra filosofal”:
1º)-Una crítica brillante, cómica, humorística de la vida burguesa: La encontramos en el primer capítulo del libro –llamado “el niño que sobrevivió”- cuando se refiere a la familia DURSLEY, los tíos de nuestro personaje, quien a los pocos meses de nacer quedó huérfano de padre y madre, y a quienes le “encajaron” el huérfano para que lo criasen hasta su debido tiempo.-
Los DURSLEY representan el estilo de vida “burgués”, pero ¿qué significa esto?.- Significa el ideal de la “normalidad”, ese estilo de vida enmarcado en cánones que postulan la aversión a todo aquello que “se salga” de esos cánones.- Representaban la aversión a lo extraño o misterioso.-
Los DURSLEY representan la vida “normal”, entendiendo por tal ese estilo de vida que el P. CASTELLANI siguiendo a KIEERKEGAARD llamó “vida estética”, esto es, la vida superficial o centrada sobre las facultades inferiores, sobre la sensación, el placer; estamos en tal grupo cuando centramos nuestra vida sobre algo exterior, esto exterior somos nosotros mismos disfrazados con su personalidad esencial.-
Son aquellos que dicen “hay que disfrutar la vida” o “yo quiero vivir mi vida”.- Centramos así la vida en tener buena salud, o en tener poder, o en tener dinero, o en tener talento; es decir, en cosas externas.- El Sr. DURSLEY solo cree en lo “real”, entendiendo por tal únicamente lo que puede ver y tocar, puesto que no aprobaba la imaginación (todo aquello que no puede verse ni tocarse).-
Son las personas que juzgan los acontecimientos, las actitudes, las intenciones, los rótulos con los que encasillan a las personas, de acuerdo con lo que ellos llaman “resultados”.- Es decir, si “la cosa terminó bien” es porque el agente conocía lo que hacía, si no, es porque no conocía.- Y el significado de “bien” que asignamos erróneamente, se refiere siempre a lo económico o material: “Le ha ido bien porque compró un auto nuevo”, “porque fue de vacaciones a Punta del Este”, “porque gana dinero”.- Todo fracaso es sinónimo de desconocimiento y/o desprestigio (entendiendo paralelamente el “fracaso” como falta de dinero, de vacaciones, de grandes caserones, de cambios de vehículos, de linda ropita, etc.).- De esta manera, ROSAS fue un perdedor, el empresario que conserva su automóvil por más de 5 o 6 años “no le va bien, fijate que no ha podido cambiar el auto”; para esta manera de juzgar hasta CRISTO fue un perdedor (de hecho murió en la cruz).-
Somos así cuando cruelmente juzgamos personas y acontecimientos con el resultado ya puesto, ya sabido; como quien lee en el diario que el premio de la Lotería correspondió al Nº 65 y considera estúpidos a todos los que no compraron ese billete, ¡como si estuviese en sus manos saber qué número saldría!.-
El estadio estético corresponde a la vida “achiquilinada”, como Don Juan Tenorio que se preocupa por el estado de sus bigotazos, de su espada, de su porte arrogante y su valor temerario.- Es la vida que resbala sobre la superficie de las cosas, hecha más de impresiones que de otra cosa; incurablemente frívola, que parece más a la vida del animal que vive en el instante que pasa y jamás piensa en la muerte.-
Hasta aquí el P. CASTELLANI.-
Los DURSLEY eran perfectamente “normales”, Tío Vernon no era mala persona, sino que amaba a su esposa e hijo y los trataba con mucho cariño.- Era un próspero empresario que quería su trabajo, y lo hacía bien.- Su fábrica de taladros era muy buena, sus productos eran fácilmente vendidos.-
Tía Petunia era una mujer dedicaba al hogar, no se alejaba de su casa por motivos laborales y su vida se desenvolvía en el cuidado del niño y los quehaceres domésticos.- El hogar no era una carga para ella, su corazón estaba puesto en él.-
Tanto el Sr. como la Sra. DURSLEY se amoldaban al marco de “buenos padres de familia”.-
Pero veamos cómo la vida de los DURSLEY es así, puesto que nuestra autora los describe como una familia orgullosa de ser “normal”, en donde la vida del Sr. DURSLEY ronda en cómo vender cada vez más taladros –pues tenía una fábrica- y todas sus relaciones y movimientos estaban focalizados en ese objetivo.- Sus relaciones sociales, sus viajes, sus salidas del hogar, etc.-
Veamos cómo es un día de la vida de don DURSLEY, un día común.- Así lo describe en el capítulo 1: “Sin embargo el Sr. DURSLEY tuvo una mañana perfectamente normal, sin lechuzas.- Gritó a cinco personas diferentes.- Hizo varias llamadas telefónicas importantes y gritó un poco más.- Estaba de muy buen humor hasta la hora de almorzar, cuando decidió estirar las piernas y cruzar la calle para comprarse un bollo en la panadería”.-
Se destaca la situación de una de las pocas visitas que los DURSLEY reciben en su casa: una pareja interesada en realizar una importantísima compra de taladros.- Esto lo veremos en el 2º tomo de la obra (”La cámara secreta”) donde la cena es preparada minuciosamente, ensayan frases como “qué lindo vestido tiene Ud., Sra.”, etc.; es decir, todo un despliegue tendiente a agradar a las visitas en aras de concretar la operación comercial.-
Esta actitud es puesta en ridículo por la autora.- ¡Cuántas veces habremos visto en nuestros años a personas que se introducen en instituciones –religiosas o no-, en grupos, en partidos políticos, en el deporte, etc., solamente para conseguir relaciones que les reditúen laboralmente!.- Sí, lo pensamos y nos resulta desagradable tal actitud, pero la hemos visto atónitos tanto en los demás como en nosotros mismos.- ¡A cuántas reuniones, cenas, eventos, etc. hemos asistido con el solo propósito de ganar relaciones que nos beneficien en nuestro trabajo!
De esta manera –y aunque se juzgue pueril- la autora aquí ha desenmascarado aquella actitud nuestra que –disfrazada de piadosa, hogareña y familiera- en realidad se desvive por la “casa”, el “auto último modelo”, por las vacaciones, por las mejores notas de nuestros hijos, etc.-
La vida burguesa, la vida sin sobresaltos, la vida en la que se suda para dejar “un buen pasar” a los hijos cuando crezcan; la vida en lo que todo ha sido previsto reduciendo las expectativas y/o necesidades de la esposa e hijo, a la vida cómoda: televisión, comida abundante, esponjosos sillones, imagen “normal” frente a los vecinos, etc.- Esta es la vida puesta en ridículo –con mucha sabiduría y sentido del humor- por nuestra autora.-
2º)-Separación del mundo mágico y el mundo muggle: Si hacemos una lectura rápida de este primer libro (y del resto), podemos concluir que la autora presentaba al mundo mágico y al mundo no mágico (también llamado “muggle”) como si los distanciara un abismo dialéctico, es decir, el mundo mágico que desprecia al mundo no mágico.- No es así.-
Pienso que otra de las grandes verdades tradicionales que rescata nuestra autora es el del justo lugar de las relaciones entre esos dos mundos, que no es materia ahora de nuestra reflexión.- Solo podemos decir ahora que la autora a lo largo de los libros quiere enfatizar que los grandes destinos de la Humanidad no se deciden con nuestra participación (véase por ejemplo, en el 5º o 6º tomo los huracanes, las caídas de los puentes fuertes e importantes de nuestro mundo; acontecimientos inexplicables para los no mágicos y enteramente explicables para los magos: es VOLDERMONT quien los causa, y contra quien los no mágicos no pueden hacer absolutamente nada).-
Rescatemos al respecto de esto último en el capítulo 1, el comportamiento extraño de las lechuzas, sobre las cuales los “observadores” y “expertos” no pueden explicar su comportamiento al volar la ciudad de Londres en bandadas y a plena luz del día.-
El barrio y la casa de la familia DURSLEY es el último lugar donde cualquiera podría llegar a suponer que ocurrieran cosas “fuera de lo normal”.-
Es la vida burguesa lo que cómicamente la autora quiere ridiculizar y no el hecho de que sean “muggles” o no mágicos, ya que varios llamados a integrar el mundo de los magos son hijos de muggles, y uno de los protagonistas principales (Sr. WESLEY) es un ferviente admirador de las costumbres muggles, no mágicas.-
3º)-La prudencia de Albus DUMBLEDORE: Luego se entabla un diálogo entre los profesores DUMBLEDORE y McGONAGALL , donde ambos cambian pareceres sobre la decisión de dejar a Harry POTTER bebé en manos de los DURSLEY.- La profesora Mc GONAGALL no estaba de acuerdo con tal decisión atento a que sostenía que no podía encontrarse a gente más distinta a los magos que los DURSLEY, quienes jamás comprenderán a Harry.- Sostenía que Harry sería famoso una leyenda, el día de hoy será conocido como “el día de Harry Potter”, se escribirán libros sobre él, cada niño del mundo conocerá su nombre.-
DUMBLEDORE respondió a este planteo diciendo que por ésas mismas razones es que lo deja con los DURSLEY: “Esa fama basta para marear a cualquiera: ¡Famoso antes de saber hablar y caminar! ¡Famoso por algo que ni sabe ni recuerda!.- Es mejor que crezca alejado de todo hasta que esté preparado para asumirlo”.-
DUMBLEDORE deja al niño más famoso del mundo mágico en manos de los “muggles” más vulgares que pueden existir.- ¿No nos trae a recuerdo ello la decisión de Aquél que decidió que su Hijo nazca en un corral de animales, en el peor pueblo conocido en ese entonces, donde “nada bueno puede salir”, según palabras de quien luego sería uno de sus Apóstoles.-
La autora intenta enfatizar cómo los grandes prodigios, las grandes personas crecen sin tener en cuenta y sin que influya nuestra indiferencia o nuestra poca o nula atención.- Sabemos que las plantas crecen día y noche en forma imperceptible, y nosotros somos incapaces de verlo, pero día tras día lo hacen.-
DUMBLEDORE aquí personifica la misteriosa confianza en la Providencia a la cual nuestro Señor nos dijo que debíamos despreocupadamente entregarnos.-
4º)-La correcta visión del dolor: Otro diálogo muy valioso entre DUMBLEDORE y McGONAGALL es referente a la cicatriz que nuestro personaje aún siendo un bebé tiene en la frente.- El más grande de los magos sostiene que ni aún con los más grandes poderes mágicos puede ser borrada, ni aunque pudiera se la borraría, puesto que las cicatrices pueden ser útiles.- Hasta incluso nuestro Señor luego de resucitado no sólo que no las quitó de su cuerpo, sino que además las exhibía con orgullo.-
Es la misma tesis tradicional sobre la experiencia y las enseñanzas que podemos sacar del dolor, que recitamos cuando decimos “no hay mal que por bien no venga …”.-
5º)-El engaño de las apariencias: Por supuesto que estas reflexiones que obtenemos no están presentadas en el libro tal como las exponemos, en forma separada y esquemática, sino que se dan entremezcladas.-
Queríamos resaltar aquí el aspecto físico de nuestro personaje, descrito por la autora como “Harry había sido siempre pequeño y muy flaco para su edad.- Incluso parecía más pequeño y enjuto de lo que realmente era …. Tenía un rostro delgado, rodillas huesudas ….”
Todo ello nos lleva a la conclusión de que físicamente no era fuerte, y tampoco daba la apariencia de ser sano.-
Incluso en el Colegio tampoco se destacaba en su aplicación como alumno; era más bien “del montón”, más bien abúlico, apático con los profesores; en contraposición a HERMIONE que adoraba estudiar y demostrar que sabía.- HARRY en cambio hacía los deberes “porque había que hacerlos” sin sentir un gusto por el cumplimiento de tales obligaciones.-
Nada permitía suponer que Harry tuviese algo extraordinario; su nombre se hizo conocido porque VOLDERMONT no pudo matarlo cuando bebé desapareciendo el asesino en esa ocasión.-
Bueno, este niño así como lo hemos visto, será el que realizará acciones heroicas y desproporcionadas para un niño; seguro que tales acciones no son atribuibles a él mismo –ni Harry se propone en lugar alguno atribuírselas- sino el resultado de grandes “casualidades” y la ayuda de sus amigos inseparables –Ron y Hermione-, todo por supuesto bajo la misteriosa visión del gran DUMBLEDORE, quien parece estar lejos y sin embargo siempre está presente.-
En fin, son tantas las verdades tradicionales destacadas en esta obra –hemos expuesto solo algunas- que su lectura no solo es un pasatiempo, sino además una fuente de verdades bellamente encarnadas en personas, excelentemente escrito, denso por momentos, ligero en otros, pero siempre enérgico, agradable, con un gran conocimiento del alcance y significado de cada expresión.-
Espero que la disfruten tanto como yo; creo que es una obra muy recomendable.-
 
Jimmy PAGE

44 comentarios:

Mary Lennox dijo...

La verdad sin palabras execelente exegesis!!! en algún momento si le interesa estaría bueno hacer comentarios del resto de la Obra
Atentamente
La pequeña
Mary Lennox

Anónimo dijo...

Demasiado largo. No vale la pena tratándose de un discípulo de un maestro homosexual.
Aslan.

"Albus Dumbledore", el director de la Escuela Hogwarts, uno de los personajes de la serie de "Harry Potter", es homosexual, según la creadora de la historia, la escritora escocesa JK Rowling.

http://www.cooperativa.cl/prontus_nots/site/artic/20071020/pags/20071020141909.html

Natalio Ruiz dijo...

Estimado Wanderer:

No sabía dónde comentar sobre un post viejo, en todo caso disponga del comentario en donde corresponda.

No contesté a la respuesta de Jack para no alargar más de lo debido un debate innecesario. Quizás más adelante profundice en mi blog sobre temas que han quedado con alguna diferencia.

Mientras tanto, no quería dejar de compartir algo que creo que será compartido ante un tema tan complejo como el de la vocación: la risa.

http://www.youtube.com/watch?v=bYLIWWtqPx8

El video lo encontré en un post alusivo del excelente: http://exorbe.blogspot.com/

Respetos.

Natalio

Pd: Sobre Harry Potter no opino pero me parece que no todas las obras se prestan a grandes debates.

Anónimo dijo...

Don Aslan: Lástima que Santo Tomás no leyó su comentario a tiempo! El pobre fraile se pasó años comentando las obras del discípulo de un homosexual.
Pero el peor de todos fue San Agustín, él mismo discípulo de ese mismo homosexual.
Rod Hudson

Pedrito Rico dijo...

El problema no es el bala sino la teología bala.

Anónimo dijo...

WANDERER gracias por su publicación.-

Jimmy PAGE

Anónimo dijo...

Rod, en ninguno de esos dos maestros homosexuales que menciona se vislumbra la homosexualidad trasvasada en sus obras, a diferencia de la obra de Rowling.
Tampoco se dio esto en sus discípulos.
A menos que piense que de la suma o de confesiones surja la defensa o el protagonismo de un homosexual.
A propósito, el homosexual le enseño al fraile, y el fraile reflejó la enseñanza diciendo:
"No mires quien lo dice, más lo que diga de bueno, encomiéndalo a tu memoria".
Y no dijo, como dice Rowling, que la homosexualidad fuera una virtud.
Aslan

Anónimo dijo...

Rod Hudson:
No diga pavadas.

Ron Paul

Anónimo dijo...

Antes que nada quiero decir que esto asunto es interesante, y tanto más por que anteojitos Potter ha suscitado algunas críticas exageradas, por no decir bobas y carentes de sentido. Igual, la colección de Harry Potter merece un reproche. En siete extensos volúmenes no hay una sola alusión a Dios. El cargo no es que no son libros religiosos; no tienen necesidad de serlo. El problema es que acá no hay una sola alusión ni una referencia indirecta a Dios, ni a ningún principio del ser ni del obrar más allá del hombre. No hay rastros de ninguna intervención divina, ni siquiera al modo deísta. Ni siquiera al extremo, como las maravillosas águilas de Tolkien. En ése marco, el bien y el mal son dos sistemas en pugna, cada uno se remite a sus principios. Y sabemos que eso no cierra y no tiene sentido. El bien y el mal están claramente opuestos en la saga de Harry Potter, en eso la autora escapa al canon posmo. En eso, en otras cosas no (por momentos Voldemort se asemeja un poco a la imagen al uso de Pinochet). Pero en un marco inmanente, en el que se optará por el bien o por el mal exclusivamente de acuerdo a alguna oscura intuición, o a un criterio estético; no hay un orden que cierre en algo superior a sí al que pueda admirar la criatura racional. Y naturalmente a ésa orfandad pagana sigue el reflejo pagano; el intento de conocer el futuro y de alterarlo mediante manipulación mágica. El venenoso banquete de la mala y antigua ciencia oculta queda servido; no es un descuelgue acá, no es el ambiente colorido de la trama. Nos libre Dios
Aclaración: Déjense de macanas; el viejo Dumbledore estaba medio loco; quizás tenía vicios aún peores, pero no era manfloro ni tenía ningún “afecto desordenado”. Creo que el primero de los actores que lo representó sí era maricón, lo cual evidentemente no tiene nada que ver.
El Mago Capria

Anónimo dijo...

Mago Capria, estupenda acotación, pero en cuanto a lo Dumblenomeacuerdocuanto no lo digo yo, lo dice la autora: Transcribo artículo periodístico que pulula en la web.

"Eso es lo que dijo J.K Rowling en una sesión de preguntas y respuestas en el Carnegie Hall de Nueva York. La revelación se dió cuando un asistente de 19 años le preguntó a la autora: “Dumbledore, quien siempre predicó la prevalencia del amor sobre todas las cosas, ¿se enamoró alguna vez?”, a lo que Rowling replicó “Para serte sincera, siempre imaginé a Dumbledore como gay”.

Rowlings continuó: “Dumbledore se enamoró de Grindewald, y ese amor atizó el horror que sintió cuando Grindewald se demostró tal y como era. En cierta medida, podemos decir que ésto lo excusa a Dumbledore, ya que hasta cierto punto, el enamorarnos nos hace enceguecer un poco. El conoció a alguien tan brillante como él; él se enamoró de ésta persona tan brillante, que lo defraudó terriblemente”.

Añadió: “Sí, así es como siempre imaginé a Dumbledore. De hecho, estuve recientemente en una lectura del libreto de la sexta película, donde Dumbledore tenía una línea en la que le decía a Harry “Conocí a una chica una vez, cuyo cabello…” Tuve que escribir una pequeña nota al margen y deslizarsela al guionista, “¡Dumbledore es gay!”

Rowling fue recibida con silencio de asombro y luego con atronadores aplausos por parte de la audiencia."

Aslan

Anónimo dijo...

Gracias Pedrito Rico, de haber visto su comentario antes me habría ahorrado el tequetleo de mi segunda respuesta, y la mención errónea a dos homosexuales por atropellado, cuando era solo uno.

Aslan.

Anónimo dijo...

Aslan: no sabía que Rowling dijo que imaginó mariqueto a Albus Dumbledore. Lástima. No le voy a discutir a Rowling, pero que haya admirado a Grindewald, que haya tenido predilección por él tampoco quiere decir nada. ¿Cuantos maestros se chochean con un discípulo, sin que haya nada desviado?. Y aún suponiendo lo peor, aún en el peor de los casos, estoy seguro que el viejo tampoco sería gay como dice la autora, sería un puto de los de antes.
El Mago Capria

Anónimo dijo...

A LA PEQUEÑA MARY LENNOX: Gracias por sus elogios, pero no me siento capacitado para hacer un comentario sobre toda la obra, a pesar de haberla leído dos veces y la segunda de ellas, con gran detenimiento.-
Pero le devuelvo la invitación y la invito a Ud. a hacerlo, no importa que no lo sea sobre toda la obra; hay tanto jugo para sacar de la obra que podríamos ocupar todo el espacio que Wenderer podría concedernos con la apertura y generidad que lo caracteriza.-
Leí sus comentarios al blog de LENNON y son muy atinados, con los cuales coincido.-
Una de las cosas tan admirables de la obra de HARRY POTTER es que ha sido escrito para las personas adultas, sin que sea necesario que posean un gran erudición.- Se me ocurre -quizá exagere- que fue escrita con la misma "mala" intención que los cuentos de hadas clásicos (BELLA DURMIENTE, LA CENICIENTA, etc.)los cuales estaban dirigidos a los adultos, quienes apenas comenzada la lectura debían despojarse del orgullo que de manera circunspecta nos dice "Yo, a mi edad, leer esto ... ".-
Esa "mala" intención de los anónimos que escribieron los cuentos clásicos, está también en HARRY POTTER.- Es decir, es una invitación a re-tomar el espíritu de los niños.- ¿Acaso Nuestro Señor no nos advirtió que si no nos convertíamos en uno de ellos, no entraríamos en el Reino de los Cielos?
La predicación mediante el uso de paràbolas no es sino otro "juego" de Nuestro Señor que golpea nuestro orgullo: "¿A mí, un adulto ilustrado,me venís con granos de mostaza, con mujeres que pierden cosas y luego las encuentran, con pájaros que no trabajan, con lirios del campo, etc., etc.? Por favor, hablame claro, como persona adulta ..."
Las parábolas, la obra de HARRY POTTER, son como un regalo valiosímo envuelto en un papel de mala calidad y que no nos llama la atención.- La gran decisión está en desechar el regalo porque el papel es "rasca" o pobre (una opción) o superar la primera mala o despectiva impresión y abrir el regalo para así sí, gozar del tesoro que está adentro y que se nos ofrece gratuitamente (segunda opción).-
Advierta que -en relación a HARRY POTTER- la gente adulta no la lee (hablando en el lenguaje de lo general), sino más bien la subestima o desprecia; como diciendo: "fue escrita para adolescentes, para gente inmadura".-
En fin, la obra de HARRY POTTER ha sido escrita para generarnos alegría, una alegría que no se encuentra en este mundo todos los días.- Hay que aprovecharla.-

Jimmy PAGE.-

Wanderer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mary Lennox dijo...

Muchachos:
1) Socrates no era Gay a lo sumo alegre pero no era gay y eso lo pueden ver en el banquete y en otros dialogos, aparte de otras fuentes, así que Platon no era discipulo de un Gay.
2)Estimado Aslan: Sí, Rowling dijo eso este año, borracha de fama a mi parecer. Pero, no se trasluce aquello en la obra, aunque ahora va a ser difícil que la lea sin verlo por los prejuicios que a causa del comentario tiene. Al respecto podría servir la tesis del famoso poterólogo ensotanado que si lo cree conveniente podría él brindarnos. Por lo demás cuando salio el comentario nefasto Ruth me mandó algo, que tenía razón: era un lamento, un lamento y un enojo, porque la misma autora estaba destrozando la obra que se notaba que ni ella misma había entendido, pues se adueño de la obrá para sí.
Lamento que no pueda ver más allá del comentario de la autora y se pierda de la obra.
3)Estimado Mago Capria: Mucho Fútbol mezclado con exégesis sobre el paganismo. Estoy pensando una respuesta, que ya le diré. Bien por defender la muñeca Recta de Dumbledore!
Atentamente
La pequeña
Mary Lennox

Mary Lennox dijo...

Si Dios me ayuda acepto la invitación pero en casa, por que sino Ruth se va a enojar de que el Jardin no tiene Post y Wnaderer comentario, aparte hace rato que no publico nada y hace rato que quiero hacer algo sobre Harry.
Cariños
La pequeña
Mary Lennox

Anónimo dijo...

Pope Opposes Harry Potter Novels - Signed Letters from Cardinal Ratzinger Now Online

RIMSTING, Germany, July 13, 2005 (LifeSiteNews.com) - LifeSiteNews.com has obtained and made available online copies of two letters sent by Cardinal Joseph Ratzinger, who was recently elected Pope, to a German critic of the Harry Potter novels. In March 2003, a month after the English press throughout the world falsely proclaimed that Pope John Paul II approved of Harry Potter, the man who was to become his successor sent a letter to a Gabriele Kuby outlining his agreement with her opposition to J.K. Rowling's offerings. (See below for links to scanned copies of the letters signed by Cardinal Ratzinger.)

As the sixth issue of Rowling's Harry Potter series - Harry Potter and the Half-Blood Prince - is about to be released, the news that Cardinal Joseph Ratzinger expressed serious reservations about the novels is now finally being revealed to the English-speaking world still under the impression the Vatican approves the Potter novels.

In a letter dated March 7, 2003 Cardinal Ratzinger thanked Kuby for her "instructive" book Harry Potter - gut oder böse (Harry Potter- good or evil?), in which Kuby says the Potter books corrupt the hearts of the young, preventing them from developing a properly ordered sense of good and evil, thus harming their relationship with God while that relationship is still in its infancy.

"It is good, that you enlighten people about Harry Potter, because those are subtle seductions, which act unnoticed and by this deeply distort Christianity in the soul, before it can grow properly," wrote Cardinal Ratzinger.

The letter also encouraged Kuby to send her book on Potter to the Vatican prelate who quipped about Potter during a press briefing which led to the false press about the Vatican support of Potter. At a Vatican press conference to present a study document on the New Age in April 2003, one of the presenters - Rev. Peter Fleetwood - made a positive comment on the Harry Potter books in response to a question from a reporter. Headlines such as "Pope Approves Potter" (Toronto Star), "Pope Sticks Up for Potter Books" (BBC), "Harry Potter Is Ok With The Pontiff" (Chicago Sun Times) and "Vatican: Harry Potter's OK with us" (CNN Asia) littered the mainstream media.

In a second letter sent to Kuby on May 27, 2003, Cardinal Ratzinger "gladly" gave his permission to Kuby to make public "my judgement about Harry Potter."

The most prominent Potter critic in North America, Catholic novelist and painter Michael O'Brien commented to LifeSiteNews.com on the "judgement" of now-Pope Benedict saying, "This discernment on the part of Benedict XVI reveals the Holy Father's depth and wide ranging gifts of spiritual discernment." O'Brien, author of a book dealing with fantasy literature for children added, "it is consistent with many of the statements he's been making since his election to the Chair of Peter, indeed for the past 20 years - a probing accurate read of the massing spiritual warfare that is moving to a new level of struggle in western civilization. He is a man in whom a prodigious intellect is integrated with great spiritual gifts. He is the father of the universal church and we would do well to listen to him."


English translations of the two letters by Cardinal Ratzinger follow:

Joseph Cardinal Ratzinger
Vatican City
March 7, 2003


Esteemed and dear Ms. Kuby!

Many thanks for your kind letter of February 20th and the informative book which you sent me in the same mail. It is good, that you enlighten people about Harry Potter, because those are subtle seductions, which act unnoticed and by this deeply distort Christianity in the soul, before it can grow properly.

I would like to suggest that you write to Mr. Peter Fleetwood, (Pontifical Council of Culture, Piazza S. Calisto 16, I00153 Rome) directly and to send him your book.

Sincere Greetings and Blessings,

+ Joseph Cardinal Ratzinger

Sebastián dijo...

Tengo entendido que Platón no fue homosexual, y que en sus escritos deplora esa conducta.

EL SEPTIMO REY MAGO dijo...

Jimmy Page:

Varias de las cuestiones que ud marca en la trama de harry potter son correctas y comparto, buenas apreciaciones. Ahora bien, me pregunto por que ha obviado circunstancias principales en la trama de la saga entera (el mundo mágico tan mágicamente descripto por UD tiene "matices" por decirlo asi nomás, matices que, no solo son centrales en la trma como dije, sino que "hacen ruido" con su interpretación de la dialéctica muggles-magos. En pocas palabras: se olvido de la mitad de los siete libros.

Sin intentar ofender a nadie, las interpretaciones al estilo (en las cuales incurren tolkeniano-católicos que pretenden ver a san mangucho personificado en tal personaje conjunto con buscar citas evangélicas y tomistas parafraseadas en una canción hobbit), las veo, al menos, algo simplistas.

EL SEPTIMO REY MAGO

Anónimo dijo...

Muy interesante todo esto de John, Jimmy, Mary y el Mago Capria. Lo último de Jimmy sobre la lectura de los cuentos de hadas, de las "cosas para niños" es algo a lo que debemos prestar mucha atención. Cuántos errores cometemos por nuestra solemnidad erudita, cuántas cosas olvidamos.

Algo que pasó desapercibido: lo que importa es la "teología bala". Balas individuos hubo, hay y habrá. Misterio. Por mí, que sea misterio alejado. Se pone bravo cuando arman escuela y logia. Se puso bravo y será peor.

La Rowling cometió un error casi indefinible: escribir una buena obra, una saga, y después de publicada salir a ponerle una nota oral al pie. Y esa clase de nota. ¿Qué necesidad? Si ella no lo decía (y lo dijo), ¿quién hubiera arriesgado que Albus era bala? Hay que hilar muy fino, o tener muchas ganas, o muchos amigos trolos, o ser inglesa. O haber juntado demasiados millones de libras y de lectores y creerse, más que autora, dueña.

Pero la obra está, y es buena, muy buena. Restableció entre los jóvenes, y entre los adultos, el cuento de hadas, la narración fantástica. ¿Que no se menciona a Dios? No, igual que Tolkien. ¡Pero las águilas...! ¿Y el unicornio? ¿Y el Patronus? ¿Qué representan? Si no a Dios (la autora no es, válgame Dios, católica apostólica romana), una posibilidad de gracia y poderes sobrenaturales. Búsquenme a "Dios" en Grimm, Andersen, blá.

Pero ese error lo cometió. (Y otro más, a mi entender: el desenlace de la obra; tema para otras charlas.) Ahora bien, aun con ese error de atribuir posteriores torceduras, la obra ya se le había ido de las manos. Lo escrito, escrito está. Y es buena cosa. No sólo para niños, pero ya es bastante con eso.

Lupus

Pablo (Rosario) dijo...

Jimmy Page:

Felicitaciones por su post. A los que nunca hemos leído los libros de Harry Potter, nos sirve de introducción. En especial, es merecedora de elogio su aproximación crítica a la obra literaria en la línea del "Omne verum, a quocumque dicatur..." de Santo Tomás.

Sobre las declaraciones de la autora sobre la homosexualidad de uno de los personajes, pregunto: ¿son pura "intentio auctoris" o aparecen explícitamente en el texto, como formando parte de la "intentio operis"?

Cordiales saludos.

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Sin ser experto, y por mera ósmosis amical y conyugal creo que la gran novedad que trae la obra de Rowling es la muerte del "hollow universe" del positivismo. Hay un reencantamiento del mundo, una resignificacion de la materia que permite luego la trascendencia. Una generacion que es expuesta a este reencantamiento encontrará más natural que las palabras sean signo y sacramento de realidades invisibles. Los mismos jóvenes que crecen con las frases latinas de los hechizos de Potter probablemente encontrarán el encanto que sus padres no logran saborear en la venerable Misa Tridentina. Si el auge del latìn en USA, como dicen los medios, parece tener una de sus causas en Harry Potter.
¿Que también puede predisponer a la magia y al ocultismo? Sí.
¿Que el objetivo de la autora es éste? No lo creo.
¿Que Dumbledore es gay? Sí, como Ricardo Corazón de Leon. Pero a nadie se le ocurriría invalidar las Cruzadas por ese motivo...

Anónimo dijo...

Mary: Le convendría repasar su filosofía. Santo Tomás no comentó las obras de Platón sino las de Aristóteles, que era discípulo de Platón. Saque Ud. las conclusiones...
Rod Hudson

Anónimo dijo...

Tiene razón el Mago Capria: Dumbledore habría sido un puto como los de antes. Pero hay otra opción: que hubiera sido puto y no ejerciera. Que, como cualquier hijo de vecino, luchara contra sus inclinaciones enfermizas consecuencia del pecado original, y viviera castamente.
Ricardo Plantagenet (Corazón de León)

Anónimo dijo...

Estimado Jimmy Page:

EXCELENTE! Brillante post! Conozco poquísimas personas que hayan leído los libros; y menos aún que sean favorables.

De su post me gustaron sobre todo las citas que trae sobre la inspiración y la lectura paulina. Me tiene sin cuidado lo que la autora agregó después sobre Dumbledore: la saga consta de siete magníficos libros, inspirados, y ahí se acaba; lo que agregó lo consideré desde el primer momento como algo que Rowling quería decir, para lo cual abandonó la inspiración. Recuerdo que leí un comentario de alguien que afirmaba la falsedad de lo que decía Rowling: como prueba ponía los siete libros... (Pablo de Rosario: en los libros no aparece ABSOLUTAMENTE NADA sobre la homosexualidad del personaje en cuestión.)

Los libros los recomiendo vivamente. No así las películas, porque pienso que desvirtuan bastante la historia y los personajes. Personalmente me mantuvieron a distancia de Harry, porque no veía nada especial en este personaje. Pero cuando comencé a leerlo vi el abismo que los separa. Magníficos libros, temas bien tratados, personajes reales... Son muchos los temas que me gustan, además de los nombrado por Ud agregaría el de bien y mal: ambos se distinguen claramente pero no desde una visión maniquea; personajes buenos que cometen errores o con debilidades porque son falibles; la "segunda oportunidad" de la que tanto habla Dumbledore (que confió en Snape, Sirius, contra toda apariencia); malos que se arrepienten (Snape y los Malfoy de algún modo); a Voldemort se le da una oportunidad para arrepentirse... etc, etc.

Tomaré de su post muchas cosas para mis posteriores defensas de Harry. Gracias y felicitaciones de nuevo!

Saludos,

Ruth

Anónimo dijo...

Querida Mary, no me enojo en absoluto si el Jardín no tiene post y Wanderer comentario (de hecho hay muchos acá y no me quejo); me enojo (y mucho!) cuando queda descuidado el Jardín... :)

Cariños,

Ruth

Mary Lennox dijo...

Estimado Rod:
Esa cuestión la tengo fresca, pero no sólo que Palton no era gay, sino al que se le hace la acusación de homosexualidad casi siempre es a Socrates por un pasje del Banquete en el que un discípulo pide dormir con el y Socrates se niega. No sé de dónde usted saco que el Divino Platon era homosexual de sus diálogos no creo.
Ahora bien, sí, Santo Tomas comentó a Aristótles, pero también a Platón, a los dos, aunque del segundo no sé si hay un "In Platonum", pero revise las cuestiones de la Participación en la suma e incluso las cuestiones acerca del conocimiento. Y ahí encontrará a Platon.
En fin
Me despido
Atentamente
La pequeña
Mary Lennox

Anónimo dijo...

Ilustre Plantagenet: usted lo habrá entendido, pero por las dudas, quede claro que no digo que el personaje de Albus Dumbledore haya sido un sodomita de los de antes. Digo que en el peor de los casos y aún en la hipótesis de que le hagamos caso a lo que dijo Rowling Dumbledore no manifestaba la ideología gay. Es lo que certeramente intuye Pablo de Rosario. No hay en todo el texto ninguna pista de que Dumbledore haya sido un desviado. Aunque no tenga sentido discutir éso con la autora. Y si Dumbledore estaba trastornado en lo profundo de su alma no hay para qué meneallo; Rowling es grande y tendría que saberlo.

Lupus: Qué representan en éstos libros las águilas, y el patronus, étc: no se puede saber con certeza y no quiero poner nombres que complican más de lo que aclaran, no obstante, de verdad, parece que acá lo extraordinario no es sobrenatural, como no lo es en un contexto animista o panteísta. Usted dice con mucha razón que lo mismo se puede decir de muchos otros textos que no nos provocan alarma. Otra cosa a decir es que en la cuarta novela Rowling empezó a estirar como hacen no sé por que la mayoría de los novelistas actuales que no alcanzan la paz hasta no completar un ladrillo de 500 páginas. Y eso lastima al conjunto.

Por ultimo, a la estimada Mary Lennox; gracias por el cumplido. Con respecto a la mezcla de fútbol y paganismo: ¿acaso no es lo mismo? Disculpeme por favor que le diga lo siguiente: Ud. no lo aceptará nunca, por que está influenciada por la noble cultura inglesa, pero el deporte es una superstición que Inglaterra difundió por el mundo.
El Mago Capria.

Anónimo dijo...

Estimado Wanderer:

Saliendo de mi letargo habitual, procedo a meterme de cabeza en la polémica suscitada en torno a Potter.
Lo primero que me pasó por la cabeza leyendo las intervenciones de los enemigos de la saga es la siguiente cuestión: ¿por qué razón nos ponemos a opinar y pero aún, criticar, una obra que no hemos leído y acerca de la cual nos manejamos con refritos? Y esto excede a Potter: estoy cansado por ejemplo de oír críticas y/o burlas a Platón por parte de gente que en su vida ha leído una línea de su obra.
Alguno dirá: ¿y cómo sabe que no lo han leído? Respuesta: por el desconocimiento de la obra que trasuntan sus críticas y más precisamente por la vaguedad de las mismas. Pruebas al canto.
La cuestión de la homosexualidad de Dumbledore. ¿Tienen idea los críticos de que en la obra no aparece la más mínima alusión a este tema? Más aún, ¿tienen idea de que en un mundo y una cultura crecientemente homofílicos la obra no hace la más mínima concesión a la cuestión sino que presenta modelos de familias bien constituidas, y en el caso de las buenas, incluso numerosas? ¿Tienen idea de que, en la lógica del relato, la homosexualidad de Dumbledore que, aclaremos bien, fue revelada por Rowling por afuera de la obra, tal como refiere un participante, esta condición de Dumbledore digo, no es alabada sino que constituye la raíz de una tremenda caída del director de Hogwarts con la cual cargará toda su vida hasta la muerte? Entiéndase bien: la homosexualidad no es alabada sino que por el contrario es causa de la desgracia de uno de los mejores personajes de la saga. Esa es la razón de que el lobby gay tras un inicial alborozo se ha callado la boca tomando conciencia de la tremenda crítica que la cuestión entrañaba. Para Pablo de Rosario, y su inteligente y oportuna distinción entre intentio operis e intentio auctoris: ambas se armonizan en una sutil crítica a la homosexualidad. Y para Ricardo Plantagenet, según la lógica interna de la obra, Dumbledore luego de su amarga experiencia no ejerció y cargó con su herida toda la vida.
Yendo más al fondo de la cuestión: todo el proceso de deconstrucción del personaje de Dumbledore, el cual constituye una de las claves del séptimo y último libro de la saga es una muy profunda e inteligente reflexión acerca de lo que Castellani llamaría la caída de un satwico, Sobre esto mucho más se podría hablar.
Hablando en criollo: el discípulo Harry es bien machito, como queda claro en el pálido epílogo que la autora pergeñó. Y la teología de la obra no es bala. Y si no, que precisen la acusación.
Con respecto a la ausencia de Dios en la obra, habría que escribir un libro –que ya está escrito: Looking for God in Harry Potter, de John Granger. Su autor es un profesor de filosofía y letras norteamericano, cristiano ortodoxo, inicialmente opuesto a la saga. Simplemente me uno a los argumentos de Lupus y de Ludovicus con los cuáles hemos hablado largamente del tema. Gran parte de la cuestión se aclara si se tiene en cuenta el género literario de cuento de hadas; y Harry Potter es eso: un cuento de hadas moderno; moderno, pero cuento de hadas al fin y al cabo.
Y para los que no son anti-tolkienianos: si Christopher Tolkien no nos hubiera publicado el Silmarillion y el epistolario, El Señor de los Anillos podría ser objeto de una crítica similar - como lamentablemente sabemos . . . Con esto no estoy poniendo las dos obras en el mismo plano pues la velación de la presencia de Dios en la creación de Tolkien es una de las cosas más maravillosas de una obra en sí grandiosa.
Me cansé y dejo para más adelante la respuesta a la cuestión de si Joseph Cardinal Ratzinger es anti-potter.

S.S.S. Dositheus Chartophylax

P.S. Séptimo rey mago: ¿podría precisar a qué mitad de la saga hace referencia y cuáles son los matices?

Anónimo dijo...

Comparto con LUPUS el desatino cometido por nuestra querida autora al escribir una magnífica obra y luego -emborrachada de éxito- salir a poner notas al pie.
Pero sinceramente esos comentarios de ROWLING sobre el gran DUMBLEDORE no importan nada; en nada empañan la grandeza de su figura.- Èl es una especie de SAN MIGUEL que lucha contra el Poder del Mal utilizando todos los recursos para triunfar en esa lucha, en los que se cuenta su propia salud y luego su vida.-
La habilidad y el cariño que sentimos por Diego MORADONA no ha resultado disminuído por los bolazos que luego hizo y dijo fuera de la cancha.- Nadie le quitará la gloria de ser el "10" del mundo.- ¿Qué tiene de trascendente que luego consuma drogas?
Todos nuestros actos son como un PATRUNUS, algo que sale de nosotros y es causa de efectos que se producen en el mundo exterior, sean buenos o malos.- Nuestras acciones toman vida propia, se nos independizan, perdemos el control sobre ellas.- Por eso Nuestro Señor nos dice que -si son buenas, como la oración- seamos discretos, lo mantengamos en secreto y solo pensemos "siervos inútiles somos"; y si son malas que Dios se las arregle pues para esto vino al mundo y murió.-
La obra escrita por ROWLING de esa manera quedó emancipada de ella misma, como una mujer cuando da a luz, el niño toma vida propia por màs que la "madre" intente tener control sobre él.- La obra concebida nace y crece y en algùn momento se independiza de su autora.-
¿No pasó algo similar -acaso- con nuestro José HERNÁNDEZ, quien como político no fue tan enérgico en la defensa de las ideas federales como sí lo fue en su gran poema el MARTÍN FIERRO?.- ¿No es acaso distinta la persona cuando se deja invadir por la "Musa" que cuando con una gran carga voluntarista se larga a la acción?.-
Por favor! Quienes saben Literatura y telogía explíquenos el procedimiento de la invasión de la Musa, donde está la respuesta a la cuestión.-
WANDERER: gracias por facilitar este debate tan enriquecedor.- Sugiérale a JUAN CUYANO que salga de su silencio y comparta las ideas que ha concebido, pues no son para él solo sino para todos.-

John LENNON.-

Anónimo dijo...

PABLO (de ROSARIO): gracias.

Jimmy PAGE

Anónimo dijo...

Perdón, Jimmy Page, la vis polémica me hizo olvidar algo elemental: muy bueno lo suyo.

S.S.S. Dositheus Chartophylax

Wanderer dijo...

Dositheus: Por un momento pensé que Ud. era Jimmy Page. Parece que hay varios potterófilos dando vueltas.

Mary Lennox dijo...

Pero Mago Capria lo estaba peleando no más, sí eso puede ser lo que dice del football no digo que no, pero ¿qué le puedo decir? más que ¡aguante el Rojo!.
Por lo demás ya han respondido suficientemente al asunto que yo quería, sobre Dios en Harry, lo único que agrego es que aún el hecho de hacer el bien por el bien, es un primer escalón para hacer el bien por el Bien.
Atentamente
La pequeña
Mary Lennox

Mary Lennox dijo...

Ruth:
Que bueno que no te enojes ya sale el Post!

Dositheus: Bravo!!

A los demás también.

John Lennon: Maradonna como persona es un buen fútbolista. Coincido en todo su comentario menos en este aspecto. Creo que el ejemplo del "10" no viene al caso salvo que usted quiera destacar que su capacidad para jugar al Futbol no queda apabullada por su posterior conducta. Si es eso vamos bien, si es que a pesar de sus desvarios sigue siendo modelo, vamos mal.
Atentamente
La pequeña
Mary Lennox

Mary Lennox dijo...

Ecco il post!
Atentamente
La pequeña
Mary Lennox

Anónimo dijo...

Wander: Le hago una propuesta: que Mary nos prepare un té con scons mientras escuchamos a Ruth hablar de Harry Potter. Ella tiene mucho que decir al respecto.
Manucho Mujica Láinez

Anónimo dijo...

Harry Potter no lleva a Cristo, lleva a la ouija.
Por cierto, los scons, exquisitos.

Georgie Borges

Mary Lennox dijo...

Don Mujica:
Be my guest! Si Ruth quiere yo soy materia dispuesta(ella sabe dar en la tecla mucho mejor que yo). Aunque... a las dos nos gusta más el café Italiano(Con algunas variantes entre ambas)¿qué le parece si usted trae los bombones como un buen caballero?
Atentamente
La pequeña
Mary Lennox

Anónimo dijo...

La ouija no es problema: es gringa, prolija y se consigue en una juguetería. La jodida es la copita.

Lupus

Anónimo dijo...

Estimado Dositheus Chartophylax:

Dudé mucho si escribir o no, pero una frase del criticado Dumbledore me decidió a responder: “Hay que tener un gran valor para oponerse a nuestros enemigos, pero hace falta más valor para hacerlo con los amigos.”

El tema es que me niego a ver al joven Dumbledore como dicen. Y por una razón muy simple: no está en los libros; no hay la menor insinuación; el comentario de Rowling -“siempre lo imaginé así”- tiene el mismo fundamento que si yo dijera “siempre creí que Harry se casaría con Cho”; es más, creo que tiene menos fundamento, porque mi afirmación estaría basada en los libros y podría demostrar qué me llevó a pensar eso en determinado momento.

¿Por qué no lo puso expresamente si siempre lo imaginó así? ¿Por qué al menos no lo insinuó en algún libro, como hizo con tantísimos temas, tan bien llevados, que aparecieron en el primer libro para concluir en el séptimo? Porque en el último habla únicamente de amistad entre Dumbledore y Grindewald; y a lo largo de la saga hemos visto amigos de todo tipo, pero todos bien hombres (Harry, Ron; James, Sirius, Remus; podríamos incluir Draco, Goyle y el otro que no recuerdo).

He leído todos los libros más de una vez (y no digo cuántas veces para no revelar qué alto es mi nivel de potterofilia…). La segunda vez que leí completo el séptimo, lo hice teniendo en cuenta su opinión (Usted sabe cuánto lo respeto), pero sinceramente no veo que Dumbledore haya cargado con eso toda su vida, porque no veo absolutamente nada que haga alusión a ese hecho “revelado” por Rowling.

Creo que con ese criterio no podríamos juzgar nunca sobre la bondad o no de la saga potteriana hasta la muerte de Rowling o hasta la publicación póstuma de todos sus papeles. Cuando en realidad no es el modo con que hacemos la crítica de una obra. Yo leí los seis primeros libros juntos cuando se acabada de publicar el sexto; y en ese momento mi opinión fue completamente favorable… pero siempre quedaba una salvedad: falta el séptimo, el último, el fin de la obra, el elemento decisivo para poder hacer un juicio definitivo sobre ella. Y el séptimo fue bueno, fue muy bueno, en mi opinión el mejor. Pero mientras Rowling viva, ¿cuántas notas al pie puede seguir agregando? Mañana, cuando el guionista de la séptima película haga hablar a Molly de su amor desde siempre por el Sr. Weasley, Rowling nos puede “revelar” el pasado de Molly: en realidad siempre la imaginó casada y divorciada tres veces antes de su matrimonio con el Sr. Weasley, y la mitad de los hijos ignoran que su verdadero padre es no-sé-quién… Con eso quedaría destruida “la” familia de la historia. Ahora bien, ¿vamos a tener que condenar los libros por eso? Entiendo perfectamente que Usted no condena la saga, que ve una sutil crítica a la homosexualidad (y me alegra saber que el lobby gay también), pero ¿cuál es el límite de notas al pie que puede poner esta mujer? ¿Para hablar sobre Harry es necesario que me actualice cada día averiguando qué dijo Rowling? El Mago Capria creyó que había habido una confusión con el actor… ¡y es lógico! Y seamos sinceros, quienes leímos el libro, hasta escuchar el comentario de Rowling, eso nunca pasó por nuestras cabezas. Y pregunto: ¿Tiene ella derecho a seguir escribiendo notas al pie? ¿Merecen ser tomadas en cuenta para hacer una crítica a la obra? Respondo dos veces NO. La obra se independiza del autor, y, una vez terminada, éste no tiene dónde escribir notas al pie. Lo escrito, escrito está… pero lo no escrito, escrito no está.

Estimado Dositheus, la frase con que empecé el comentario la dice Dumbledore de Neville. Y en esa ocasión el pobre Neville no tenía razón. Sé que Usted es un potterológo y yo sólo una potterófila, y estoy dispuesta, como Neville, a ver lo que no veo. Pero mientras no lo vea, no lo puedo aceptar.

En el fondo de mi alma estoy convencida de que Quien inspiró la historia de Harry, evitó que la autora dejara sus propias ocurrencias en los libros.

Me despido con el respeto de siempre y, como siempre, confío en su paciencia y bondad. Disculpe si por momentos me apasiono un poco… eh… quizás un poco demasiado… :)

Ruth

PS: En mi opinión, la caída y arrepentimiento de Dumbledore está relacionada sobre todo con dos cosas: ante todo la conquista de la muerte (vivir siempre esta vida y no morir nunca) y, en segundo lugar, el poder. Ambas son, casualmente, la perdición de Voldemort; ambas son la tentación y caída de Dumbledore; pero de ambas se arrepiente y se encuentran desde el primer libro pruebas –que uno puede leer sólo a la luz del séptimo– de su arrepentimiento.

Desde el primer libro sabemos que Dumbledore fue elegido ministro de Magia y él lo rechazó; más adelante sabemos que esto sucedió varias veces; sólo en el séptimo sabemos que “naturalmente” lo rechazó porque “había aprendido que no podía confiar en mí con poder”, y cuando Harry asegura que hubiera sigo “mejor, mucho mejor” que los otros ministros, Dumbledore dice “¿Lo hubiera sido? No estoy tan seguro. Había probado, siendo un hombre joven, que el poder era mi debilidad y mi tentación. Es curioso, Harry, pero quizás aquellos que son más apropiados para el poder son los que nunca lo han buscado”.

Y el otro tema, más importante y uno de los ejes de la saga, la muerte (otro de mis temas preferidos de la obra, bella y profundamente tratado). Ya en el primer libro Dumbledore le habla a Harry de la muerte de Nicolas Flamel (“La muerte, para quien está preparado, es la siguiente gran aventura”); es una constante en todos los libros; y culmina en el séptimo: “el auténtico amo de la muerte es quien no busca huir de la muerte; acepta que debe morir y entiende que hay cosas mucho peores en el mundo que morir”. Y Harry acepta morir, se entrega.

Me animaría a decir que inmortalidad y poder están reflejados en la piedra filosofal (primer libro) y la varita de saúco (séptimo libro). Desde el principio al fin están esos dos temas, y creo que se los puede ver simbolizados ahí. De la piedra filosofal dice Dumbledore que “en realidad no era algo tan maravilloso. ¡Todo el dinero y la vida que uno pueda desear! Las dos cosas que la mayor parte de los seres humanos elegirían... El problema es que los humanos tienen el don de elegir precisamente las cosas que son peores para ellos”. De la varita dice que “es la menor de las reliquias, la menos extraordinaria de las reliquias” y, por eso, es la única que él puede poseer.

Creo que ante estos dos temas vemos tres actitudes: Voldemort que sucumbe; Dumbledore que cae y se arrepiente, que las verá como su tentación a lo largo de su vida por lo que pondrá especial cuidado en que no caigan otros; Harry que no cae ni por un momento, que tiene el verdadero poder y ha sabido conquistar la muerte no temiéndola y estando dispuesto a entregarse a ella para salvar a otros. Y algo más: el amor es lo que Voldemort no comprende y lo pierde; el amor es lo que hace que Dumbledore recapacite (el amor por su hermana); el amor es lo que mantiene a salvo a Harry y por él vence.

Anónimo dijo...

Manucho Mujica Lainez:

Ni idea de quién pueda ser Usted y su comentario me desconcierta. Ando de viaje y no puedo seguir de cerca el blog; mi comentario lo escribí antes de ver el suyo y el de Mary. Probablemente si los hubiera visto me hubiera quedado en absoluto silencio...

Saludos,

Ruth

Anónimo dijo...

Malditos filosofoides irlandeses, son presumidos como los franchutes (aún los más de cuarta), pero un poco más bestias.

Francamente: vuelvansé a irlanda, a ver si mejoró la cosecha de papas.

jejeje...

El Cappo de Tormetti

chelo dijo...

Si las versiones cinematográficas retratan fielmente los libros, debo decir que toda esta cosmovisión potteriana es una real porquería. Resultan ser unos mocozuelos caprichosos y harto engreídos. ¿¡Ande están las virtudes cardinales, siquiera!?
Existe una diferencia abismal entre Dumbledore y el bueno de Gandalf, si se quieren trazar paralelos, ¡y yo quiero!