lunes, 15 de diciembre de 2008

El problemita de Dumbledore, by Ruth


Ruth no sólo corta espigas. También lee a Harry Potter y se anima a discutir con EL potterólogo argentino. Valiente (y bella) mujer!


Estimado Dositheus Chartophylax:
Dudé mucho si escribir o no, pero una frase del criticado Dumbledore me decidió a responder: “Hay que tener un gran valor para oponerse a nuestros enemigos, pero hace falta más valor para hacerlo con los amigos.” 

El tema es que me niego a ver al joven Dumbledore como dicen. Y por una razón muy simple: no está en los libros; no hay la menor insinuación; el comentario de Rowling -“siempre lo imaginé así”- tiene el mismo fundamento que si yo dijera “siempre creí que Harry se casaría con Cho”; es más, creo que tiene menos fundamento, porque mi afirmación estaría basada en los libros y podría demostrar qué me llevó a pensar eso en determinado momento.

¿Por qué no lo puso expresamente si siempre lo imaginó así? ¿Por qué al menos no lo insinuó en algún libro, como hizo con tantísimos temas, tan bien llevados, que aparecieron en el primer libro para concluir en el séptimo? Porque en el último habla únicamente de amistad entre Dumbledore y Grindewald; y a lo largo de la saga hemos visto amigos de todo tipo, pero todos bien hombres (Harry, Ron; James, Sirius, Remus; podríamos incluir Draco, Goyle y el otro que no recuerdo).

He leído todos los libros más de una vez (y no digo cuántas veces para no revelar qué alto es mi nivel de potterofilia…). La segunda vez que leí completo el séptimo, lo hice teniendo en cuenta su opinión (Usted sabe cuánto lo respeto), pero sinceramente no veo que Dumbledore haya cargado con eso toda su vida, porque no veo absolutamente nada que haga alusión a ese hecho “revelado” por Rowling. 

Creo que con ese criterio no podríamos juzgar nunca sobre la bondad o no de la saga potteriana hasta la muerte de Rowling o hasta la publicación póstuma de todos sus papeles. Cuando en realidad no es el modo con que hacemos la crítica de una obra. Yo leí los seis primeros libros juntos cuando se acabada de publicar el sexto; y en ese momento mi opinión fue completamente favorable… pero siempre quedaba una salvedad: falta el séptimo, el último, el fin de la obra, el elemento decisivo para poder hacer un juicio definitivo sobre ella. Y el séptimo fue bueno, fue muy bueno, en mi opinión el mejor. Pero mientras Rowling viva, ¿cuántas notas al pie puede seguir agregando? Mañana, cuando el guionista de la séptima película haga hablar a Molly de su amor desde siempre por el Sr. Weasley, Rowling nos puede “revelar” el pasado de Molly: en realidad siempre la imaginó casada y divorciada tres veces antes de su matrimonio con el Sr. Weasley, y la mitad de los hijos ignoran que su verdadero padre es no-sé-quién… Con eso quedaría destruida “la” familia de la historia. Ahora bien, ¿vamos a tener que condenar los libros por eso? Entiendo perfectamente que Usted no condena la saga, que ve una sutil crítica a la homosexualidad (y me alegra saber que el lobby gay también), pero ¿cuál es el límite de notas al pie que puede poner esta mujer? ¿Para hablar sobre Harry es necesario que me actualice cada día averiguando qué dijo Rowling? El Mago Capria creyó que había habido una confusión con el actor… ¡y es lógico! Y seamos sinceros, quienes leímos el libro, hasta escuchar el comentario de Rowling, eso nunca pasó por nuestras cabezas. Y pregunto: ¿Tiene ella derecho a seguir escribiendo notas al pie? ¿Merecen ser tomadas en cuenta para hacer una crítica a la obra? Respondo dos veces NO. La obra se independiza del autor, y, una vez terminada, éste no tiene dónde escribir notas al pie. Lo escrito, escrito está… pero lo no escrito, escrito no está.

Estimado Dositheus, la frase con que empecé el comentario la dice Dumbledore de Neville. Y en esa ocasión el pobre Neville no tenía razón. Sé que Usted es un potterológo y yo sólo una potterófila, y estoy dispuesta, como Neville, a ver lo que no veo. Pero mientras no lo vea, no lo puedo aceptar.

En el fondo de mi alma estoy convencida de que Quien inspiró la historia de Harry, evitó que la autora dejara sus propias ocurrencias en los libros.

Me despido con el respeto de siempre y, como siempre, confío en su paciencia y bondad. Disculpe si por momentos me apasiono un poco… eh… quizás un poco demasiado… :)

Ruth

PS: En mi opinión, la caída y arrepentimiento de Dumbledore está relacionada sobre todo con dos cosas: ante todo la conquista de la muerte (vivir siempre esta vida y no morir nunca) y, en segundo lugar, el poder. Ambas son, casualmente, la perdición de Voldemort; ambas son la tentación y caída de Dumbledore; pero de ambas se arrepiente y se encuentran desde el primer libro pruebas –que uno puede leer sólo a la luz del séptimo– de su arrepentimiento.

Desde el primer libro sabemos que Dumbledore fue elegido ministro de Magia y él lo rechazó; más adelante sabemos que esto sucedió varias veces; sólo en el séptimo sabemos que “naturalmente” lo rechazó porque “había aprendido que no podía confiar en mí con poder”, y cuando Harry asegura que hubiera sigo “mejor, mucho mejor” que los otros ministros, Dumbledore dice “¿Lo hubiera sido? No estoy tan seguro. Había probado, siendo un hombre joven, que el poder era mi debilidad y mi tentación. Es curioso, Harry, pero quizás aquellos que son más apropiados para el poder son los que nunca lo han buscado”.

Y el otro tema, más importante y uno de los ejes de la saga, la muerte (otro de mis temas preferidos de la obra, bella y profundamente tratado). Ya en el primer libro Dumbledore le habla a Harry de la muerte de Nicolas Flamel (“La muerte, para quien está preparado, es la siguiente gran aventura”); es una constante en todos los libros; y culmina en el séptimo: “el auténtico amo de la muerte es quien no busca huir de la muerte; acepta que debe morir y entiende que hay cosas mucho peores en el mundo que morir”. Y Harry acepta morir, se entrega.

Me animaría a decir que inmortalidad y poder están reflejados en la piedra filosofal (primer libro) y la varita de saúco (séptimo libro). Desde el principio al fin están esos dos temas, y creo que se los puede ver simbolizados ahí. De la piedra filosofal dice Dumbledore que “en realidad no era algo tan maravilloso. ¡Todo el dinero y la vida que uno pueda desear! Las dos cosas que la mayor parte de los seres humanos elegirían... El problema es que los humanos tienen el don de elegir precisamente las cosas que son peores para ellos”. De la varita dice que “es la menor de las reliquias, la menos extraordinaria de las reliquias” y, por eso, es la única que él puede poseer.

Creo que ante estos dos temas vemos tres actitudes: Voldemort que sucumbe; Dumbledore que cae y se arrepiente, que las verá como su tentación a lo largo de su vida por lo que pondrá especial cuidado en que no caigan otros; Harry que no cae ni por un momento, que tiene el verdadero poder y ha sabido conquistar la muerte no temiéndola y estando dispuesto a entregarse a ella para salvar a otros. Y algo más: el amor es lo que Voldemort no comprende y lo pierde; el amor es lo que hace que Dumbledore recapacite (el amor por su hermana); el amor es lo que mantiene a salvo a Harry y por él vence. 

32 comentarios:

Mary Lennox dijo...

Querida Ruth:
¿qué puedo decir?
I knew it! :-) Complimenti!!!
Coincido si no le molesta a mi Padrino con todo(yo no lo podría haber puesto mejor).
Eso sí la influencia del Danés se nota en tu posdata.
Cariños
La pequeña
Mary Lennox

Anónimo dijo...

Venga, vamos, que la homosexualidad de Dumbledore está implicita en toda la obra. La Rowling, en justicia, lo único que hizo fue explicitarlo en un acto de generosidad para con los lectores!
Ruth, como que no ha de tener derecho la autora a comentar su propia obra!? Estamos locos?

Federico Garcia Lorca

Anónimo dijo...

Felicitaciones Manucho por la idea! Tenía razón al hacer su propuesta. Si así son los comentarios de Ruth... ¡me imagino cómo estarán los scons! Conozco muy superficialmente la saga de Harri Potter, pero cuando leo estas citas y estos comentarios veo con claridad que no es para tomarlo superficialmente y dan ganas de meterse mas. Por otra parte Ruth, exelentes las reflexiones sobre los límites de los "derechos de autor". En especial de eso de meterse en la vida privada de sus personajes.

Potterneófito

Mary Lennox dijo...

Estimado Federico:
Acaso no sabe que nuestros hijos no son nuestros hijos. Lo mismo sucede con las obras, no nos pertenecen como no le pertenece el cuadro al pincel. Pero para ser más explicita le dejo una Imagen de Lewis:
"—Si sólo se interesa en el país en tanto pueda pintarlo, nunca aprenderá a ver el país.
—Pero justamente así se interesa un artista en el país.
—No. Está olvidando —dijo el espíritu—. Así no empezó usted. La luz fue su primer amor. Amaba la pintura sólo como un medio de mostrar la luz.
—Oh, eso fue hace siglos —dijo el fantasma—. Uno crece. Claro que usted no ha visto mis obras posteriores. Uno se interesa más y más en la pintura en sí misma.
—Así es, en efecto. También yo debí recuperarme de eso. Todo era una trampa. La tinta, las cuerdas y la pintura eran necesarias allá abajo, pero también son estimulantes peligrosos. Todo poeta y músico y artista, a menos que actúe la gracia, se aparta del amor de la cosa de que habla y se aproxima al amor del hablar mismo, hasta que, en lo profundo del infierno, ya no puede interesarse en Dios sino en lo que dice sobre El. Porque, como usted sabe, no se
detienen en el interés en la pintura. Caen más bajo, se interesan en la propia personalidad y después en nada más que en su propia fama.
—No creo estar demasiado perturbado por eso —dijo el fantasma, tenso.
—Excelente —respondió el espíritu—. No hay muchos de nosotros que hayan superado de partida todo eso. Pero si aún le queda algo de esa infección, se le va a curar cuando lleguemos a la fuente.
—¿Qué fuente es ésa?
—Está allá arriba, en las montañas —dijo el espíritu—. Muy fría y transparente, entre dos colinas verdes. Un poco como el Leteo. Basta beber de sus aguas para olvidar todo sentido de propiedad sobre la obra propia. Se gozan entonces como si fueran de la autoría de otro, sin orgullo y sin modestia.
—Eso sí que es grandioso —comentó el fantasma, sin entusiasmo."
C.S. Lewis El Gran Divorcio
Ahora bien, ¿a usted le parece generosidad difamar la saga de aquella manera? supongo que su visión de la generosidad tendrá que ver con su seudónimo.
Atentamente
La pequeña
Mary Lennox

Anónimo dijo...

En la película, al menos, la autora censuró al guionista. Y si la autora dijo lo que dijo del personaje, seguramente sea porque de SU obra (dudo mucho que sea de inspiración divina), es porque se puede pensar cualquier cosa de Dumbo. No saldrá explícito, pero permite las "libres" interpretaciones, y qué mejor interpretación que la de Rowling.
No sé, me da mala espina.
Por las dudas, a los chicos les doy Narnia, y cuentos clásicos que aunque no hablen de Dios, son buenos.
Aslan.

Descencencia de Ioreth dijo...

Me gustó mucho la cita sobre "oponerse a los amigos"

Todo un lema vital

Anónimo dijo...

Señor Lorcía Garca:

Me puede explicar adónde ve usted "implícita" la homosexualidad de Dumbledore???
O mejor dicho, me puede explicar qué entiende usted por homosexualidad?
Por otra parte, no se trata de "comentar" la propia obra, lo cual no sólo es lícito sino interesante. Se trata de si el autor tiene derecho a añadir a su obra aspectos esenciales que cambien toda su interpretación. Es verdad que si la obra se convierte en un "work in progess" indefinido es imposible no sólo interpretarla sino simplemente entenderla.
Ruth no lanza una opinión al aire, pone argumentos sólidos, habría que refutarlos, pero no se lo aconsejo, la chica parece "peligrosa" argumentando...

Nippur de Lagash

Anónimo dijo...

Han tocado tangencialmente un tema que gustaría que gente tan talentosa lo aborde: el FUTBOL. Es misterioso. Más allá de los negocios, la tele y toda porquería que se le pueda adosar tiene algo...sublime. Desde el partido entre barriadas enemigas hasta la final del Mundial uno siente idéntica angustia y emoción, mirando o jugando. No es un deporte. Es otra cosa. La derrota de la última Davis lo muestra. Si hubiese sido un Mundial en casa los suicidios habrían sido en masa.
El Pampero

Anónimo dijo...

Coincido plenamente con Ruth en que el combate a lo largo de la vida de Dumbledore por adquirir la virtud no tiene nada que ver con una tendencia de este tipo, por empezar no aparece en la obra y por otra sería absolutamente incongruente con la personalidad de Dumbledore: Veamos un poco, alguien que por rectitud de conciencia renuncia al puesto mas alto en el mundo mágico como es el de "Ministro de magia" porque tenía miedo de verse a si mismo "con poder", imagínense si tuviera que luchar toda su vida con una tendencia "contra naturam", si iba a aceptar ser nada menos que rector de una escuela, y menos aún, tener la relación que tenía con Harry. Y acá otro punto interesante resulta del contraste de la acusación burda de la periodista amarilla Rita Skeeter donde ésta sugiere algo malsano, pero en el contexto de la obra la acusación aparece como claramente calumniosa.
En cuanto a lo de poder agregar o no el autor cosas a lo ya escrito, les cuento que se acaba de encontrar en un lugar de la Mancha cuyo nombre no quiero acordarme, unos papeles personales de don Miguel de Cervantes que dicen que simpre imaginó que Alonso Quijano nunca se creyó lo de la caballería, es mas, que nunca pudo leer entero un libro del género, y como si esto fuera poco que no era un gentilhombre castellano venido a menos, sino un exéntrico Lord inglés que para matar su aburrimiento inventó todo esto riéndose de los pobres gallegos.
¿Que hacemos con las toneladas de papel escritas durante siglos sobre este equívoco?
Saludos

Sirius Black

Anónimo dijo...

Ejem, olvidaba otra cosita... en otro papelito mas chiquitito y todo dobladito (seguramente por miedo a la Inquisición) decía que en realidad Aldonza Lorenzo se llamaba Lorenzo Aldonza...

Sirius

Anónimo dijo...

Un par de muchachotes me emplazaron por correo, de modo que si Wanderer y Ruth me lo permiten procedo a responderles por aquí. Hagan de cuenta que no estoy.

¿Cómo se les ocurre pensar que estoy mofándome de la posible tentación por la hechicería que puede provocar la obra de Rowling? De ningún modo. Lo que dije fue que el tablero ouija es un juguete yankee, nada más (combo 2 x 1 con el Monopoly). En mi época, más austera, nos conformábamos con la copita; hablábamos con Napoleón y con el bisabuelo de la dueña de casa. Como a las chicas les encantaban estas cosas, después era fácil pasar a la botellita. (Verdad y consecuencia, en cambio, imponía rigores psicológicos que no eran de nuestro agrado en ese tipo de encuentros.) Entre la copita y la botellita coqueteábamos con el pecado, nos alejábamos de Dios. Teníamos el demonio en el cuerpo. Después volvimos a acercarnos a Dios, pero nos alejamos de los diminutivos.

Al final nos estabilizamos y empezamos a caminar derechitos. No hubo daño. Pero Potter es otra cosa. Las calles se llenaron de chicos con varitas que estudian artes oscuras.

Lupus

Anónimo dijo...

supongo que su visión de la generosidad tendrá que ver con su seudónimo.
No respondo a semejante falta de cortesía!

Federico Garcia Lorca

Anónimo dijo...

Ilustre Ruth: notable su comentario. No tengo nada que decir sobre la admiración a Potter, y la verdad, no creo que el viejo rector fuera marisclueco. Pero... éso de que "Quien" inspiró a la autora y la preservó del error... La verdad ¿no le parece excesivo? ¿Qué queda para las Sagradas Escrituras?
René Laturelio

El séptimo rey mago dijo...

Estimada Ruth,

La obra se independiza del autor dice ud.

En términos relativos pero ya eso de que la autora no puede referirse y explicar su propia obra... es casi esquinofrénico.

No se ofenda, pero lo suyo no es mas que expresiones de deseo.

El Séptimo Rey Mago

PD: DENUNCIO POR ABERRANTES A LAS CARTAS ESCRITAS POR EL PRESTIDIGITADOR J.R.R TOLKIEN AL REFERIRSE A LAS OBRAS DEL MARAVILLOSO AUTOR J.R.R TOLKIEN.

PD2: jacobo fichman NO es, fue ni sera nunca Samuel Tesler, sabio doctísimo de la estirpe hebrea de la obra marechaleana, calumniado por ignorantes y embaucadores que pretendieron asimilarlo al pobre poeta-mistico-loco del Jose P. Borda. He dicho!

El Séptimo Rey Mago dijo...

Ah, me olvidé, Mary, no tengo hijos pero cuando los tenga, espero sean mios (no me refiero al sodero).

El Séptimo Rey Mago

PD: Cuando tenga hijos no creo que sean fruto de citas, inspiraciones, musas y lecturas sino mas bien de "otras cosillas".

Anónimo dijo...

- Estimado y amable Wanderer: ¡Gracias!

- Querida Mary: Sí.

PS: Quiero decir, sí, tenés razón, Kierkegaard está influyendo cada vez más en mis post-scriptum… ¡lo único que los míos no suelen ser conclusivos!

- Estimado Aslan:

Desde su primer comentario sospeché que lo único que había leído de Rowling fue la declaración que citó en el blog y estaba muy enojada. Pero ahora dijo algo que me conmovió: a sus hijos les da Narnia y los clásicos porque son buenos. Sé que no tiene por qué escuchar a una desconocida, pero quisiera pedirle que me crea: los libros son buenos; entiendo que le dé mala espina, a mí me pasó eso con las películas, pero era consciente que no podía criticar Harry por medio de ellas. Léalos y júzguelos por Usted mismo. Quizás no le gusten, pero sería una pena que sus hijos viajen a Narnia y no conozcan Hogwarts sólo por un comentario infundado de Rowling. También entiendo que sea difícil leerlos olvidando el famoso comentario, pero creo que vale la pena intentarlo.

En cuanto a lo de Inspiración y Providencia, sea indulgente conmigo. No basé mi argumentación en eso; lo puse al final de todo como algo personal… quizás porque no sé limitarme a una fría y objetiva argumentación… quizás “se me escapó” porque estaba dirigiéndome a alguien que conozco y sé que no le va a dar más importancia de la que tiene.

Saludos,

Ruth

Anónimo dijo...

Estimados Maese Wanderer y Misia Ruth:

¡Con cuanta paz contemplaba yo los fogosos debates del Wander desde mi preciada paz y soledad del monasterio de Studion, alejado ya de las bizantinas disputas propias de la regio dissimilitudinis! Mi política de no intervención se mantenía férrea, debido sobre todo a las recurrentes sospechas acerca de mi presunta autoría de tan brioso y polémico blog. Pero bastó que un inglesito tocara uno de mis –pocos- afectos desordenados para que me tengan aquí opinando como cualquier mortal acerca de una cuestión literaria. ¡ Pobre de mí, pobre de mí!
Estimada Strega, voy a tratar de ser muy conciso para no fatigar a los demás participantes del blog.
Yendo al punto, en medio de una total coincidencia –me gustó especialmente el postscriptum: dice bellamente lo que siempre he pensado- nuestra mínima disidencia se reduce a dos matices.
Uno, creo que algo se le debe conceder algo a la intentio auctoris, pese a que el peso lo lleve la intentio operis. Aclaro que en esta cuestión me someto de antemano y absolutamente al juicio del Anónimo Normando. Obvimente coincido con Vd. en que no me gusta que la Rowling esté a cada rato haciendo comentarios a pie de página, pero no podemos negar que mientras viva es la persona que más conoce de la obra. Y no la tentemos mucho porque, ¿de qué nos disfrazamos si llega a hacer una edición posterior con una serie de “cambios”, a la manera de Mary Shelley y su segundo y edulcorado Frankenstein?
Dos, evidentemente “el” pecado de Dumbledore fue la búsqueda “blanca” de la inmortalidad y del poder a través de las reliquias de la muerte, no la sodomía, totalmente ausente en el texto de la obra. Pero si le concedemos a la Rowling la cuestión, el afecto desordenado de Dumbledore por Grindelwald habría sido un motor pasional poderoso en el contexto de su caída voluntaria. Nada más y nada menos.
Para terminar, le reitero que la deconstrucción de Dumbledore – incluyendo el punto en cuestión, no me escandaliza ya que en última instancia agiganta la figura de Harry, el verdadero héroe de la obra.

Dositheus Chartophylax, desde el monasterio de Studion, esperando la Parusía.

Anónimo dijo...

Estimado…

…Potterneófito: Me dio mucha alegría su comentario y espero que contemos con un potterófilo más!

…Nippur de Lagash: Gracias por responderle a García Lorca; Usted dijo lo que yo le hubiera hecho notar. Lo único que hubiera agregado es un pedido: que las pruebas implícitas sobre Dumbledore sean de los seis primeros libros, ya que están en TODA la obra, no será un problema excluir el séptimo… Qué increíble, hace diez años que había en Argentina alguien que lo sospechaba…

…Sirius Black: Muy interesante su acotación sobre cuál hubiera sido la actitud de Dumbledore si ésa hubiera sido su carga. Coincido. Y siguiendo la línea de lo que, para mí, es su carga, me resulta interesante ver los obstáculos que pone a objetos “peligrosos” como la piedra filosofal o las reliquias.

En cuanto a la piedra, “sólo alguien que quisiera encontrar la Piedra, encontrarla, pero no utilizarla, sería capaz de conseguirla.” En cuanto a las reliquias, “peligrosas y un atractivo para los tontos”, cuando Harry pregunta por qué se lo hizo tan difícil Dumbledore responde: “Me temo que contaba con que la Señorita Granger te retrasara, Harry. Temía que tu cabeza ardiente pudiera dominar a tu buen corazón. Me asustaba eso, si presentaba categóricamente la verdad sobre estos objetos tentadores, podías tomar las Reliquias como yo lo hice, en el momento equivocado, y por las razones equivocadas.”

…Chelo: Coincido con Usted en su juicio sobre las películas, y cada vez van peor. Las personalidades están muy cambiadas y la historia muy maltratada. Se podrían hacer las mil y una diferencias… o errores. En cuanto a la comparación de los magos sólo le digo que el Dumbledore escrito está más cerca de Gandalf que del Dumbledore filmado. Y eso que para mí, Gandalf y Dumbledore, son muy distintos entre sí, aunque ambos admirables.

…René Laturelio: Ya se lo dije a Aslan: sea bondadoso conmigo y no le dé tanta importancia a algo que no lo tiene. Parece que me equivoqué al ponerlo en el comentario; sepa perdonarme, no estoy habituada a discutir por este medio.

Saludos,

Ruth

Anónimo dijo...

Addendum:
En defensa y desagravio del pobre Albus Dumbledore, Order of Merlin, First Class, Grand Sorc., Chf. Warlock, Supreme Mugwump, International Confed. of Wizards ( en caso de que lo que la strega Rowling dice sea cierto y sobre todo no haya ejercido . . .)

“spado qui non operatus est per manus suas iniquitatem nec cogitavit adversus Deum nequissima dabitur enim illi fidei donum electum et sors in templo Domini acceptissima” Sap 3,14.

Dositheus Chartophylax

Anónimo dijo...

"¿"Harry Potter" es satánico o ino-fensivo? Lo cierto es que el joven aprendiz de mago tiene tantos adeptos como detractores en la Iglesia. El exorcista oficial de la diócesis de Roma, el prestigioso sacerdote Gabriele Amorth, ha advertido recientemente a los padres de familia respecto a la serie de libros de Harry Potter, y señaló en una entrevista a la agencia Ansa que "detrás de la fiebre de Harry Potter se esconde la firma del rey de la oscuridad, el diablo".
Quien responde tan categóricamente es también el presidente de la Asociación Internacional de Exorcistas. En la entrevista explicó que los populares libros de la escritora inglesa J.K. Rowling contienen demasiadas referencias positivas a la magia; y explicó que ésta siempre "es un arte satánico".
Los libros, según el sacerdote, realizan una falsa distinción entre magia "blanca" y magia "negra", cuando en realidad esta distinción "no existe, porque la magia siempre es del demonio


La serie de Harry Potter utiliza la simbología real del mundo del ocultismo como su metáfora primaria, por lo que puede servir al niño como introducción a ese mundo perverso que cada día está mas a su alcance.

Estimo que muchos cristianos aprueban la lectura de los libros de Harry Potter porque no conocen la realidad sobre el ocultismo y lo confunden con mera fantasía. Por eso muchos padres están felices porque los libros de Harry Potter animan a sus hijos a leer. Piensan que se trata de un cuento como los de Walt Disney. Sin embargo, como sacerdote, he tenido experiencia de esta realidad y no puedo callar.

Hay notables diferencias. Mi objeción a Harry Potter NO es porque sea una historieta ni porque tenga brujas sino porque estas se presentan como modelos.

La magia y el ocultismo en general es cada vez mas frecuente en nuestra cultura (cine, música, escuelas, grupos de jóvenes). Esto es evidente en las librerías y en el Internet. Las páginas mas visitadas en Corazones.org son las que tratan del ocultismo. (El correo que recibimos demuestra que muchos entran en ellas sin saber que somos cristianos). Muchos niños comienzan a jugar la ouija y otras prácticas por curiosidad, porque les parece divertido experimentar con espíritus y poderes sobrenaturales. "El Diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar" (1 Pedro 5,8). Hay poca resistencia porque el ocultismo se está integrando en nuestra cultura. Muchos no creen en el asedio del demonio ni en batalla espiritual. Si bien es peligroso ver el demonio en todas partes, también lo es el no verlo cuando en realidad está.

Hay que saber discernir que valores presenta. Alguien escribió: Hay gran diferencia entre Harry Potter de Rowlings y El Señor de los Anillos de Tolkien. Rowlings presenta la victoria de Harry como fruto de conocimientos y poderes esotéricos. Eso se llama Gnosticismo. Tolkien presenta la victoria de Frodo como fruto de su humildad, obediencia y valor para darse por el prójimo en medio del sufrimiento. Eso es cristianismo. (gnosticismo: herejía que de los primeros siglos de la era cristiana).

La serie de Harry Potter pretende desasociar la magia de lo diabólico, pretendiendo que la magia se puede utilizar para el bien.

Harry Potter, bajo el pretexto de ser fantasía contiene, seductivamente, prácticas ocultistas que son reales. La magia (no me refiero al juego de los trucos) no es fantasía sino una práctica ocultista muy real y muy practicada. Creo que bajo el pretexto de la fantasía los libros de Harry Potter adentran a los niños al mundo de prácticas ocultas que son realmente obra de Satanás. Al lector se le presentan muchas prácticas reales del ocultismo: magia, brujería y sortilegios aparecen frecuentemente en los libros. Todo esto se presenta como poderes que se pueden canalizar hacia el bien. La Iglesia condena la magia. Jamás se puede utilizar el mal para lograr el bien. Sin embargo Harry Potter presenta a los que manipulan el ocultismo como afortunados.

En el cuarto libro se describe la profanación de un cementerio. Allí ocurre un rito que utiliza carne y sangre humana. ¿Fantasía?. No hermanos. Es mas bien un rito satánico en el que no falta ni la serpiente.

-En una entrevista con Newsweek, un representante de la misma federación dijo recibir un promedio sin precedentes de 100 llamadas al mes de jóvenes que desean hacerse brujos.


-La magia como el camino a la realización personal y la felicidad."

Tomado de:

http://foro.galeon.com/el-anticristo/13826/708533/m/-es-bueno-harry-potter-para-los-ni%C3%B1os-/

Aslan

Anónimo dijo...

El mundo está habitado por tres razas. Los que tienen pureza de sangre son los hijos de brujas y magos. Los de sangre impura son los muggles (léase, humanos). Los que tienen pureza de sangre a medias son magos a medias. Se necesita sangre y miembros amputados como el sacrificio indispensable para restaurar el cuerpo del verdadero héroe del mal, Voldemort, ante el cual Harry se doblega. La mezcla de racismo, violencia y ocultismo no es algo tomado de una película sangrienta, sino el contenido mismo del quinto volumen de la serie escrita por Joanne K. Rowling, Harry Potter y la Orden de Fénix. Todo mundo ha oído hablar del éxito de los libros de Harry Potter. Nunca antes se había vendido un libro para niños con tanta facilidad. ¿Es una inocente y entretenida historia de hadas? ¿O es un libro que no deberían leer los niños?



En febrero del 2004, después de que apareció el quinto volumen, la Comisión de Jóvenes de Munich publicó un reporte que hizo olas. La agencia responsable de proteger a los niños en la ciudad juzgó que el libro de Harry Potter no era adecuado para los niños. “La novela relata una oscura y complicada historia que deja en los lectores un estado mental parecido a un sentimiento entre la rabia y la ansiedad, estado que se resuelve en escenas tanto brutales como sangrientas. Los jóvenes lectores no tienen las armas para disolver esta tensión ni para descargar las preocupaciones y ansiedades recolectadas en su lectura”.

Recientemente, apareció un libro dedicado a explicar este fenómeno: “Harry Potter, Good or Evil?” (Harry Potter, ¿bueno o malo?), por Gabriele Kuby. La autora es socióloga y escritora. Propone la tesis de que Harry Potter es un proyecto a largo plazo “que ha formado a una generación entera y como resultado a toda una realidad social”. Responde a la pregunta: ¿es Harry Potter bueno o malo? Su respuesta no es ambigua: contesta que es malo. Analiza los tomos, paso a paso, en sus 160 páginas, y refuerza sus conclusiones con citas del texto de la novela.

Kuby examina la técnica de J.K. Rowling desde una perspectiva cristiana. Explica cómo se modifica el estado normal de conciencia en el curso de la lectura, rompe inhibiciones para participar en la magia y modifica puntos naturales de orientación; especialmente, el criterio que distingue entre bien y mal es disuelto con confusión mental y desarme emocional. Describe lo que sucede cuando el mundo humano es denigrado y cuando el mundo de brujas y magia es glorificado.

G. Kuby desacredita la guerra aparente entre el bien y el mal, en la que Harry Potter está involucrado. Rechaza los argumentos de muchos críticos que opinan que Harry Potter es pedagógicamente valioso porque está comprometido en la guerra entre el bien y el mal. Potter no lucha contra el mal; de un libro a otro su afinidad con Voldemort crece, y Voldemort es resueltamente malo. En el quinto volumen Voldemort toma posesión del mago, lo que lleva a la total destrucción de su personalidad.

Estos libros asumen que el mal es parte de toda existencia humana. Pongamos un ejemplo: durante un juego de Quiddich, el maestro Quirrel quiere asesinar a Harry con una maldición. El profesor que odia a Harry, Snape, lo salva a través de una contra-maldición. Dumbledore le explica: “Tu padre le hizo algo a Snape que no puede perdonar. Él salvó su vida. Snape no puede soportar estar en deuda con tu padre... Con la deuda saldada puede continuar odiando a tu padre con una conciencia más clara”. Esto provoca una gran confusión: alguien que odia a Harry le salva la vida. Lo hace a través de una maldición, y lo hace con la intención de poder seguir odiándole.

Además, llevan a sus lectores a un mundo plagado de monstruos crueles, de espíritus manchados de sangre, de maestros malévolos y sádicos, de horribles hechizos y maldiciones, sin hacerles saber que hay vías para vivir fuera de ese mundo. Más aún, no hay la menor insinuación o pista de que alguno esté buscando salir de allí. El temor de Harry y de sus grandes amigos es ser expulsados de Hogwarts, la escuela de magia y brujería, pues entonces tendrían que entrar al mundo de los humanos (muggles), lo que es presentado como un prospecto detestable.

El libro carece de una dimensión trascendental. Todo lo sobrenatural es demoniaco en él. Los símbolos divinos están pervertidos. La habilidad del lector para distinguir el bien del mal trata de ser mutilada a través de la manipulación emocional y de la confusión intelectual. Gabriele Kuby se pregunta cómo los padres de familia, que dicen querer lo mejor para sus hijos, les facilitan esta lectura. Su respuesta es interesante: solamente una cultura enferma puede considerar la varita mágica como apetecible. Harry Potter no es un cuento moderno de hadas. En los cuentos de hadas, las brujas y magos son figuras claramente malvadas de cuya influencia el héroe se libera a través de actos de virtud. En esta historia nadie quiere ser bueno.

Gabriele Kuby recomienda a los padres de familia analizar con maestros y amigos la obra de Harry Potter. La autora también dice que experimentó momentos oscuros durante la lectura de este libro en el curso de su investigación. No se le hace un favor a la generación joven cuando se le seduce con la magia y se les llena la cabeza con imágenes de un mundo donde el mal gobierna, mundo del que no se buscan salidas, sino que es más bien deseable. Hay que tomar en cuenta que el niño se educa también con lo que alimenta su espíritu.
(Current Concerns, Suiza. Noviembre 2004. Ver: www.currentconcerns.ch).

Tomado de:

http://www.yoinfluyo.com/index.php?option=com_content&task=view&id=7897&Itemid=41

Aslan.

Anónimo dijo...

Francamente, Rowlings no da para tanto... es casi como buscarle el significado profundo a Stephen King ó algún otro similar. Es literatura para las masas, pensada para no caer mal a nadie.

Estimado Wanderer, no es por sexista, pero estas chicas arrastran a la decadencia intelectual a este foro. Dentro de poco vamos a discutir los dvd´s de barbie y las profundidades de "el patito feo".

Die kraken...

Anónimo dijo...

Ruth, es verdad que no leí ningún libro de la saga, que quiere que le diga, no me le animo, por eso fui a buscar la opinión de otros que sí lo leyeron.

La autora del libro, "Harry Potter, ¿bueno o malo?", Gabriele Kuby, le envío un ejemplar al Cardenal Ratzinger, y vea lo que éste le contestó, el 07/03/03:

«Es bueno que usted ilumine a la gente sobre Harry Potter porque ésas son seducciones sutiles que actúan desapercibidamente y por eso distorsionan profundamente la cristiandad en el alma antes de que pueda crecer apropiadamente».

Un exorcista y una intelectual avalada por Ratzinger me dicen que es malo.

No será dogma de fe y podrá ser discutible, pero por las dudas no se los doy a mis hijos. Además, los argumentos críticos de ambos me parecen de peso.

Sdos.
Aslan

Anónimo dijo...

García Lorca, no siga hablando que va a dejar al descubierto sus preferencias...

En cuanto a la autora:

JK Rowling es a la masonería,
lo que J.R.R. Tolkien es a la Iglesia.

Lo propio de la masonería es el ocultismo.


El Lazarillo de Tormes

Anónimo dijo...

Estimada Ruth: todo está bien, no se haga ningún problema, entendido.

Y déjenme aclarar una cosa: Todo se debe a una confusión. Rowling dijo que Dumbledore era lefebrista, no que era efebista.

Cordialmente

René Laturelio

Anónimo dijo...

Dositheus Charthopilax (lástima que no eligió algo como "Mencho" o, más apropiadamente, "Cicatriz"): con los últimos comentarios, trasegados del viejo y respetable Amorth, además de la alemana Kuby y de varios foros y andimáis, comprenderá que parece vigente la necesidad de prestar atención a los vigilantes. De atenderlos. Todavía me pregunto, empero, si será conveniente, dado que el vigilante que es reprendido puede aprovechar la oportunidad para sacar pecho y conservar escenario. Un detalle más, apreciado: sin duda que el epílogo de la saga es pálido y táctico. "En una de ésas, si no me sale nada igual..." Pero puede pasarle lo que al tierno Frankenstein posterior: nadie le dio bola. Un humilde consejo: no se complique tanto entre ambas intenciones, que ya bastante se complicó la autora.

Me conformo con lo que otros repudian: devolvió la lectura de fantasía a niños y jóvenes. El paso posterior (se puede verificar en muchos otros y distintos foros y blogs) es Narnia y ESA, no el llamado al presidente de la Federación Mágica Sátánica de Zurich. Que hay quienes hagan el llamado, bueno... Lutero hizo disparates con Agustín, y acá nomás hay quienes juegan, más que a la ouija, a la Summa.

Toda desproporción, toda desmesura es dañina y, de mantenerse, agrava el daño. El celular y la computadora son herramientas que manifiestan claramente esta torcedura nuestra. ¿O el método Kuby supone prender la máquina nada más que para leer corazones.org? (Un aparte: no sé si deberían vanagloriarse de que la columna más visitada sea la de ocultismo.)

El deterioro es general, oh atentos vigilantes. Es preferible correr estos riesgos y jugar en estas canchas algunos buenos partidos con los hijos, con todas sus polémicas, que no los rechazos viscerales (quizás para toda la vida) provocados por querer implantar, a como dé lugar, convicciones, propósitos y hábitos adultos en mentes y sentimientos de niños. Es tan manifiesto que los problemas principales no pasan por acá...

¿Qué tal si, al revés, tratamos de aplicarle a Potter una lectura más simple y benigna? Es una obra para jóvenes que rescata una atmósfera medieval y categorías simbólicas olvidades, que elige bien la trama y el desarrollo de los personajes, actualiza sus dilemas, los lleva a la duda, al enfrentamiento, los rescata, los levanta. Divierte, entretiene, hace pensar más en el itinerario de la amistad y el coraje que en manuales de hechicería. ¡Hay que tener ganas de hacer exégesis de una saga tan simple para centrar ahí el mal del mundo!... Si su hijo, después de Harry Potter, le pide un bonete y cartas de tarot, usted tiene un problema en otro lado, mi amigo.

Lo que está mal en el mundo no es precisamente el reflorecimiento, aunque sea pasajero, de los cuentos de hadas, con sus malvados, sus brujos, sus crueldades, sus varitas mágicas... "formó una generación entera y toda una realidad social"... mamma mía, no serán muchos los que releean periódicamente Harry Potter, dejémonos de joder. Sí lo harán con Tolkien, que también tuvo que vérselas con los vigilantes, aunque ahora resulta que es contrapartida benéfica.

Verne, Stevenson, Salgari, Grimm, Andersen nunca le hicieron mal a los jóvenes. Mucho menos Lewis y Tolkien. Al contrario. ¿Quieren que hagamos una pesquisa delatora de los "malos elementos" insertados en las obras de todos estos autores? Mire, si usted prefiere propinarle a sus hijos la opera omnia de Guardini a todo lo largo del secundario, adelante. Usted aténgase a sus consecuencias que yo sabré atenerme a las mías. ¿A santo de qué condenar esa necesaria dosis de aventura, magia y fantasía? Prefiero el riesgo de estas desmesuras de principiante y estar atento para atajarlos a tiempo. Soy el mejor vigilante de mis hijos, el que se merecen.

Lo que no quiero para ellos son otras cosas y otros caminos, en donde sí veo la acción directa del demonio. Ni quiero para ellos un chip con forma de crucifijo incrustado en su entendimiento.

Lupus

Anónimo dijo...

Wander, protesto!!!! Haga el favor de exigir un mínimo de seriedad científica a los comentarios!!! Cuando empecé a leer las largas citas que transcribe Aslan empecé a pensar en refutarlas, era facilísimo por lo superficiales que eran, pero a medida que avanzaba la indignación me fue invadiendo: muchas cosas que quería poner como refutación del primer texto las encuentro mencionadas en el segundo pero en el sentido opuesto!! El sentido de esas citas en el contexto de la obra completa (único modo de hacer un juicio serio) es muy claro. No hace falta mucho ingenio para desmontar los argumentos presentados, sólo leer con atención, honestidad y sobre todo inteligencia la saga. Coincido con "Die kraken": "estas chicas arrastran a la decadencia intelectual a este foro", pero no por Ruth, que muestra dotes poco frecuentes en una cabeza femenina, sino la pobrecita de Gabriele Kuby, autora del engendro largamente (demasiado largamente) citado por Aslan. Es esto lo que "no da para tanto". Pobre, encima se llama "Kuby", que parece fuera el diminutivo de "cubo", es decir "cuadrado tridimensional".
No me voy a poner a refutarla, sólo tomo algunas "perlas": "el verdadero héroe del mal, Voldemort, ante el cual Harry se doblega".no sólo no se doblega, lucha todo el tiempo y lo vence finalemente! "Potter no lucha contra el mal; de un libro a otro su afinidad con Voldemort crece, y Voldemort es resueltamente malo. En el quinto volumen Voldemort toma posesión del mago, lo que lleva a la total destrucción de su personalidad". No entendió nada la tipa. "no hay la menor insinuación o pista de que alguno esté buscando salir de allí". Sólo una "despistada" no ve ciertas "pistas". "el criterio que distingue entre bien y mal es disuelto con confusión mental y desarme emocional" (????) ya se imaginan dónde está realmente la "confusión mental"... Lo que dice del supuesto "racismo" y diferencia entre las "razas" confirma las aristas de "Kuby" y encima se ve clarísimamente desmentido por el desenlace que no hace sino explicitar lo que estaba ya implícito a lo largo de la obra. Tampoco me voy a detener en su comentario del episodio del partido de Quiddich, que es realmente para llorar (de llanto o de risa, uno no sabe...), aún sin haber leído el último volumen (que aclara muy positivamente el "misterio" que tortura a Kuby), si hubiera sido un poquito menos cúbica, hubiera intuído que había allí una pista importante para comprender uno de los ejes de la obra...
Pero hay cosas mucho peores como cuando "Kuby" nos enseña que "En los cuentos de hadas, las brujas y magos son figuras claramente malvadas de cuya influencia el héroe se libera a través de actos de virtud. En esta historia nadie quiere ser bueno". O en el primer texto "Rowlings (sic!) presenta la victoria de Harry como fruto de conocimientos y poderes esotéricos. Eso se llama Gnosticismo. Tolkien presenta la victoria de Frodo como fruto de su humildad, obediencia y valor para darse por el prójimo en medio del sufrimiento. Eso es cristianismo". Justamente es lo contrario lo que salta a la vista todo el tiempo!!! Harry no sabe gran cosa de magia, no es demasiado aplicado como alumno (ya sé!! No me lo digan: Otro elemento "antimodelo" para los pibes!!), como mago no es mas que mediocre, lo que desde el principio lo protege es la virtud, primero el amor de su madre que da la vida para salvarlo y lo hace invulnerable ante el poderosísimo y erudito mago Voldemort, y luego sus mismos actos de virtud, humildad y coraje y, definitivamente, el amor que da la vida por los demás (que alguien dijo que es el mas grande que hay). Y todo esto no es "interpretación" está negro sobre blanco en el libro.
Me acuerdo que hace un tiempo cayó en mis manos un enorme "ladrillo" en inglés de 1000 páginas que se anunciaba como crítica del peligrosísimo Harry Potter, lo abrí y me encuentro
que el autor (un cerebro tan "cúbico" como el de "Kuby", si no es que era ella misma, no me acuerdo) "descubre" y denuncia valientemente uno de los evidentes ataques anticristianos de la pérfida obra: resulta que uno de los personajes mas negativos de la obra se llama nada menos que "Pius Thicknesse"! Se dan cuenta!!!!!!! "Pius" !!!!! El nombre de doce Papas!!!! Muchos de ellos santos!!!! (no es broma, decía así el libro!).
En fin, la literatura "monstruosa" debe evitarse, estoy convencido, pero digo esto pensando en aquel aguafuerte de Goya titulado "El sueño de la razón crea monstruos", y es así mi querida "Kuby". Y también lo satánico debe ser evitado a toda costa, por eso me permito recordar que la deformación de la verdad ya sea voluntaria y descarada, ya sea por prejuicio o por cuadriculación o mente "cúbica" (por mas que se haga con la buena intención de destruir la imagen de un libro que nos parece malo) nos pone mas eficazmente bajo el poder de aquel que fue llamado "padre de la mentira" que una varita, una piedra o un cementerio en la noche.

Hagrid

Anónimo dijo...

Por favor! No me vengan ahora con la carta de Ratzinger! Seamos serios! "Kuby" le manda su libro de regalo y el Cardenal (que es sabido que es la educación en persona) le responde agradeciendo y animándola. Que dice en definitiva? Que si Rowling (sin "s") dice lo que "Kuby" dice que ella dice, entonces lo que "Kuby" dice está bien dicho. Ni más ni menos. O se creen que el Cardenal se puso a leer la saga antes de mandarle cuatro líneas corteses a "Kuby". Un poco después, el mismo Cardenal respondió una carta sobre temas de liturgia al profesor alemán Heinz- Lothar Barth carta que después dió vueltas por el ciber espacio. Resulta que este profesor es el intelectual mas destacado de los seguidores de Mons Lefevbre en Alemania. Que escribe cosas fuertísimas contra el Concilio, la Nueva Misa y Juan Pablo II ¿Que conclusión sacar del tono amable de la carta del Cardenal Ratzinger? Por favor, veamos las cosas en su contexto!

Hagrid

Mary Lennox dijo...

Hagrid:
Genial!!
Aslan: Sé por mi hermana de 5 hijos que a veces los padres no tiene tiempo de leer las cosas, pero tenga cuidado en las fuentes donde se informa, pues como dice Hagrid las fuentes citadas, muestran tener un claro desconocimiento de la obra.
Ahora bien, si usted no quiere dárselo a sus hijos es libre de no hacerlo, como bien usted dijo Harry bueno o malo no es dogma de fe. Pero repito tenga cuidado porque hay hasta quien niega la claridad del contenido cristiano y hace las mismas denuncias sobre las crónicas de Narnia Lewis o de los mitos en general, a uno ellos me he enfrentado no hace mucho y puede verlo en mi
bolg
Atentamente
La pequeña
Mary Lennox

Anónimo dijo...

Insisto, el estilo infantilista tiene implicancias repugnantes en lo humano y heréticas en lo espiritual, porque el espacio que ocupan las fantasías debería ocuparlo la devoción.

Quizá no estén acostumbrados a los autores gnósticos y rosacruces, los que lamentablemente conozco en profundidad, y puedo asegurarles: escriben cuentos muy similares a los de harry potter y narnia.

Ambigüedades cristianoides, y una inmoralidad justificada con grandes implicancias simbólicas, además de oceanos de analogías múltiples. Dios finalmente termina siendo un perverso redactor de crucigramas.

Si se es terriblemente superficial, obras como la de esta señora no serán más que otra influencia anestesiante en materia de Fe. En cualquier otro caso, algo del espíritu del libro "quedará", y eso es inevitable. Sobre todo en el estilo de relato con cosmogonía que estamos mencionando.

Para aquel que busque las inspiraciones de esta hereje inglesa, pueden referirse a las abundantes fábulas gnósticas tales como "atalanta fugiens" ó "las bodas químicas" ó "los gnomos irreconciliables", etc. También pueden referirse al brujo Fulcanelli ó a los abundantes "libros de sombras" que se encuentran por la red. A eso sumenlé la moral de Cosmopolitan (revista para divorciadas de más de 30)... et voilá!

Die Kraken

Anónimo dijo...

Estimado Dositheus Chartophylax:

Le agradezco mucho su respuesta y creo que había interpretado muy mal cuál era "el" pecado de Dumbledore para Usted. Mil disculpas. Ahora veo mejor en qué no coincidimos.

Con Rowling me pasa lo mismo que con la Profesora Trelawney: cuando se transforma, el corazón se me acelera y escucho atenta cada palabra que pronuncia; cuando vuelve en sí... ya sabe qué atención le presto... Pero escucharé con mayor atención al Anónimo Normando.

Espero que el término "strega" lo use con otro sentido para Rowling, con el que le daría yo... De ser así, Ruth se despide contenta y firma:

Strega

Mary Lennox dijo...

Et voila apareciò la Critica a Narnia junto con Harry, no decìa yo maese Aslan.
¿Por què me parece que Die Kraken
lo conozco?... uhm estimado misòmito!
Atentamente
La pequeña
Mary Lennox