viernes, 19 de febrero de 2010

Así se hizo la reforma litúrgica


Le Forum Catholique ha publicado un interesante relato de Louis Bouyer acerca de algunas circunstancias de la reforma litúrgica.

El P. Bouyer fue uno de los impulsores más importantes del Movimiento Litúrgico durante la primera mitad del siglo XX, y participó con entusiasmo de la idea de una necesaria reforma litúrgica del rito romano de la que se hablaba ya en esa época. Cuando la misma se comenzó a cristalizar durante el Concilio Vaticano II, Bouyer fue convocado como uno de los especialistas más relevantes de la Comisión encargada de preparar la reforma. Duró poco en ella. Escuchemos sus motivos:

“Le escribí al Santo Padre, el papa Pablo VI, a fin de presentarle mi renuncia como miembro de la Comisión encargada de la Reforma Litúrgica. El Santo Padre me convocó inmediatamente:

PABLO VI: Padre, Ud. es una autoridad incontestable por vuestro conocimiento profundo de la liturgia y de la Tradición de la Iglesia, y un especialista en ese campo. No comprendo por qué presenta su renuncia, puesto que su presencia no sólo es preciosa, sino indispensable.

P. BOUYER: Santo Padre, si yo soy un especialista en ese campo le diré simplemente que renuncio porque no estoy de acuerdo con las reformas que Ud. nos impone. ¿Por qué no tiene en cuenta las indicaciones que le presentamos sino que hace todo lo contrario?

PABLO VI: No comprendo: yo no impongo nada; nunca impuse nada en esa materia sino que me remito totalmente a vuestra competencia y a vuestras sugerencias. Son ustedes los que me presentan las propuestas. Cuando el P. Bugnini viene, me dice: Esto es lo que piden los expertos. Y como los expertos en ese campo son ustedes, yo me remito a vuestros juicios.

P. BOUYER: En tanto, cuando nosotros estudiamos una cuestión y decidimos qué nos parece bien proponerle a Vuestra Santidad en conciencia, el Padre Bugnini toma nuestro texto, y nos dice enseguida, luego de haberos consultado: El Santo Padre desea que introduzcáis estos cambios en la liturgia. Y como yo no estoy de acuerdo con vuestras propuestas, porque ellas son una ruptura con la Tradición de la Iglesia, entonces presento mi renuncia.

PABLO VI: De ningún modo es así, Padre. Créame, el Padre Bugnini me dice exactamente lo contrario: jamás he rechazado una sola de vuestras propuestas. El Padre Bugnini viene y me dice: “Los expertos de la Comisión encargada de la Reforma Litúrgica han solicitado esto y esto”. Y como yo no soy especialista en liturgia, le repito, me he remitido siempre a ustedes. Jamás he dicho eso a Monseñor Bugnini. He sido engañado; el Padre Bugnini me ha engañado a mí y a ustedes.

P. BOUYER: Así es, queridos amigos, como se hizo la reforma litúrgica.

No aparecen las referencias de donde ha sido tomado este texto, pero la autenticidad del mismo me parece fuera de dudas por dos razones: Bouyer dice cosas similares en otros escritos y, además, el estilo del texto, y de las ocurrencias, son muy bouyerianas.

Es verosímil también lo que se cuenta. Mons. Bugnini era un mal bicho, casi tanto como JB, y si fue capaz de masacrar y destruir la liturgia de la Iglesia, no habrá tenido ningún miramiento moral en decir unas cuantas mentiritas.

No me creo, sin embargo, la inocencia de Pablo VI. En primer lugar, el relato demuestra que no hubo inocencia porque, si es verdad que se dio cuenta de que era engañado por Bugnini, entonces debería haberlo sacado de una patada de la Comisión y deshecho todo lo que se había hecho hasta ese momento. Nada de eso hizo, sino que promulgó su Misal, que aún sufrimos, y mantuvo a Bugnini en el Vaticano como secretario del Consilium, es decir, la comisión encargada de ejecutar y controlar la reforma litúrgica. Fue eyectado como pro-nuncio en Irán en 1976, cuando ya el daño estaba hecho.

Y el Magno quería canonizar a Montini. Y ahora lo quieren canonizar a él.

30 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué hay de cierto en que a Bugnini se lo envía a Irán luego de que se comprueba que era masón?

Y qué hay de cierto en la adhesión a la masonería de Pablo VI? Y de su traición de católicos en Rusia que lo llevó a Pío XII a devolverlo a Italia sacándolo de la curia romana, dándole una diócesis que era para "cardenales" sin otorgarle el capelo, pues no lo quería como posible papa futuro?

Anónimo dijo...

Por mí que lo canonicen a Montini, a Bugnini y a Morsella...

Después de lo del Escriba...

Wanderer dijo...

Anónimo: Se dice que esa fue la razón del alejamiento de Bugnini, pero no sé si hay modo de probarlo.
Tampoco se puede probar, creo, la pertenencia de Montini a la masonería. Lo que sí es claro es que Pío XII lo "expulsó" de la Curia Romana y lo mandó a Milán, diócesis cardenalicia por antonomasia, pero jamás lo nombró cardenal, lo cual es un signo muy claro. Lo primero que hizo Juan XXIII cuando llegó al solio petrino fue darle el capelo.
Algunos dicen, quizás con razón, que fue un error de Pío XII porque, al hacerlo obispo residencial, le dio a Mons. Montini lo único que le faltaba para ser papa: la experiencia pastoral. Si quería castigarlo y alejarlo, lo hubiese hecho obispo de Chascomús, por ejemplo, pero no de Milán.
En fin, ya no hay nada que hacer. Para mí que se está fritando en el infierno o, por lo menos, hirviendo en el purgatorio.

Anónimo dijo...

Wanderer, completamente de acuerdo con usted y con el anónimo del segundo coemntario ... Pero si era masón como dicen ¿no quedamos que la masonería y los que dan su nombre a ella son excomulgados?, ¿no quedamos que no se puede ser masón y católico a la vez?, ¿puede la Iglesia Católica dar un culto público a Dios, hecho por masones y por lo tanto inválido y que más que agradar a Dios lo ofende?... Cuantas otras preguntas se pueden hacer más...
Esperro que Beatriz salga a defender esto con el nueo catecismo.

María Ester

Anónimo dijo...

Malachi Martin dijo:

Wanderer, extraordinario aporte de este post... Cada vez me convenzo más de la "Gran Patraña" litúrgica del Conciliábulo Vaticano II...

En la introducción de "El Concilio del Papa Juan", el autor dice lo siguiente respecto de lo que se ha propuesto en este libro, tomando conceptos de Louis Bouyer: "No espero que disfruten con El Concilio del Papa Juan; su contenido no es para complacer a ningún católico devoto. En la página 23 cito al Padre Louis Bouyer cuando asegura que, a menos que seamos ciegos, debemos admitir que lo que presenciamos no es la esperada regeneración del catolicismo sino su acelerada descomposición. Mi intención ha sido proporcionar una explicación documentada y objetiva del hecho de que la Iglesia de Occidente verdaderamente esté desintegrándose, y de que la responsabilidad de esa desintegración deba situarse a las puertas del Segundo Concilio Vaticano."

Es como un preámbulo a la información citada por Ud.

Agrego en seguida otro comentario con una pregunta para Ud.

-M.Martin -

Anónimo dijo...

Malachi Martin dijo:

Wanderer, ¿sabe Ud. qué hay de cierto (y serio) en el siguiente artículo de Pedro Rizzo,"Puertas abiertas al infierno: Montini-Pablo VI"?
Copio:
"Empecemos, pues, con algunas informaciones sobre Juan Bautista Montini, Pablo VI, que fue cocinero muy principal de este menú reformista de la fe católica.
1) Educación sacerdotal bajo control de su madre.- Se dice que si no estudió en el seminario fue por su débil salud. Pero otros opinan, de acuerdo a la Iglesia de aquel entonces, que influyó más que la familia fuera sospechosa de actividades clandestinas revolucionarias. Por otra parte estaba el interés de la madre, opuesto al rigor docente de aquellos años, en no arriesgar que el seminario cambiase la formación de su hijo, peligro que desaparecía si estudiaba en casa. Su padre era editor de un periódico favorable a la Revolución y al comunismo, bajo el antifaz de militancia cristiano-demócrata. Así, el joven Juan Bautista no se apartó de un clima familiar totalmente contrario al sentir de la Iglesia, si bien la señora Montini y el prelado que le facilitó estudiar fuera del seminario publicitaban su piedad y virtudes cristianas… De ser verdad, sería único caso entre todos los miembros de la familia.
2) Actividades subversivas.- El señor Salvatore Macca,* vecino de Brescia, nos cuenta de los Montini algo que se supone conocería por su fácil acceso a informes y atestados policiales. Este caballero, Gran Cruz de Italia, nos cuenta en el número 380 de la revista ‘Chiessa Viva’, que en la casa del futuro Pablo VI se fabricaban explosivos “con tubos metálicos rellenos de tritol”. La familia Montini había refugiado bajo su techo al partisano comunista, y terrorista, Leonardo Speziale. Éste, años después, contó a los señores Gianfranco Porta y Maurizio Magri que la víctima de su primer atentado fue Ciro Miraglia, el Director de la cárcel de Brescia, cuando el 31 de octubre de 1943 circulaba en bicicleta por la vía Spalti S. Marco. La explosión lo descuartizó a él y a un soldado de 19 años que le acompañaba.
* Presidente Emérito de la Audiencia Territorial de Brescia y Presidente Honorario del Tribunal de Casación.
3) Caso Tondi.- Mons. Juan Bautista Montini, en su puesto de Pro-Secretario de estado, era ya muy activo en misiones subversivas aunque, por supuesto, cuidando no le salpicase ninguna responsabilidad. Para ello se instrumentaba con terceras personas. Así, la elección del joven jesuita Alighiero Tondi para secretario particular. Este cargo le permitía libre acceso a los archivos e informes confidenciales. Por ejemplo, los nombres y destinos de los sacerdotes que Pío XII mandaba a la “Iglesia del silencio”, en la URSS, de lo que el P. Tondi informaba a la policía soviética, que los encontraba y los mandaba a la cárcel, o a Siberia. El paso de Tondi por la Secretaría de Estado fue también decisivo para montar la red de curas comunistas que operarían en Hispanoamérica. No se pudo probar implicación directa de Mons. Montini, pero la firme sospecha obligó a Pío XII a apartarle de la Secretaría de Estado y, “Promoveatur ut moveatur”, nombrarle Arzobispo de Milán con negativa histórica la entrega del capelo cardenalicio que le correspondía a la diócesis. No es verdad que Mons. Montini lo rechazara por humildad.

(Sigue en comentario a continuación)

Anónimo dijo...

Malachi Martin dijo:

Último agregado del artículo de Pedro Rizzo:

"4) Las puertas de bronce de la Basílica de San Pedro.– En el cuarterón de la Puerta del Bien y del Mal, la figura que corresponde a Pablo VI intencionadamente está de perfil, para mostrar el dorso de la mano izquierda con una estrella de cinco puntas ─pentáculo masónico ─ que poco después fue borrada. (Pero quedan las fotografías.)
5) Monumento en Varese.– En la catedral de Sacro Monte el escultor Floriano Bodini dedicó una estatua a Pablo VI, por encargo de Mons. Pasquale Macchi. Si bien la escultura parece enaltecer al Papa, en realidad exalta a la masonería por los signos masónicos que la adornan, entre ellos una oveja de cinco patas. La estatua fue inaugurada el 24 de mayo de 1986 por el Ministro de Exteriores, señor Giulio Adreotti, y por el Secretario de Estado vaticano, Cardenal Agostino Casaroli, que bendijo el monumento. Tanto Pasquale Bacchi, como Giulio Andreotti y el Cardenal Agostino Casaroli pertenecían a la masonería, según la lista Pecorelli y la anterior de los obispos alemanes.
6) Cementerio familiar.– En Verolavechia, en un pequeño recinto del cementerio rodeado por una tapia de 1m 60 cm, pocos años atrás aumentada a 2m 50cm, se guarda el tumulario de su padre y de su madre. Los símbolos son variados, de identidad masónica y judía. Ninguno netamente cristiano. (...)
Podríamos seguir con Montini-Pablo VI porque este personaje es en la historia de la Iglesia un saco inagotable de sorpresas y tropelías. No obstante, entre sus seguidores y herederos quedan todavía nombres bien destacados en guillotinar la cabeza de la Iglesia, que es Cristo, y merecen también una mínima atención."

¿Es seria esta información?
Gracias.

- M. Martin -

Anónimo dijo...

Estimados todos:
Obviamente que la acusación de pertenencia a la masonería de Bugnini es casi inverificable. Pero es interesante notar que el mismo Bugnini en su capolaboro La Riforma Liturgica (1948-1975) donde, ya triunfador, pone al descubierto casi todas las motivaciones del engendro perpetrado, reconoce que su intempestiva defenestración y traslado como pronuncio a ¡Irán!, obedeció a un dossier presentado al Papa donde constaría su pertenencia a la masonería. Obviamente que él se defiende y la niega, pero el hecho es que Paulo VI debe haberla creído pues nunca más lo recibió. Es de terror . . .

El Pelado Locke

Rogerio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

No creo que el monstruo que quieren pintar aquí algunos, pueda ser el autor de este testamento.

http://www.vatican.va/holy_father/paul_vi/speeches/1978/august/document/hf_p-vi_spe_19780810_testamento-paolo-vi_sp.html

Wanderer dijo...

Rogerio y Abelardo: Uds. tienen razón, pero prefiero no publicar eso. Sabrán comprender.

Sebastein dijo...

¡Que composición de lugar que expone Louis Bouyer! Así como esta sin análisis de culpable o inocente, habría que ver si en los mismos procedimientos de los concilios es posible ser engañado de ese modo. El relato es sugerente respecto de cierta atmosfera de desorden y desconcierto...

"BOUYER: Así es, queridos amigos, como se hizo la reforma litúrgica"

Por lo demás, Wanderer, excelente apuntalamiento.

Seba

Ramón dijo...

creo que muy grave es que Montini fue el traductor al italiano del humanismo integral de Maritain.

Anónimo dijo...

Estimado Wanderer: resultando ud y otros participantes del blog (como J.Tollers) personas muy formadas, pregunto si aún continuas las disputas (con persecuciones incluídas) en torno al milenarismo (o milenismo) espiritual, como comenta Castellani en alguna de sus obras. Muchas gracias,
Gregoris

Pablo dijo...

María Ester:

En una de sus preguntas cuestiona usted la validez del Novus Ordo. Si quiere encontrar respuesta a su interrogante, me tomo el atrevimiento de sugerirle que lea en algún manual o tratado de Eclesiología sobre la nota de «indefectibilidad de la Iglesia», que se concentre, especialmente, en el «objeto» de dicha indefectibilidad y, como última precisión, se aplique a la «indefectibilidad en cuanto al culto». No sé si obtendrá una respuesta hiper-concluyente, pero cuanto menos tendrá elementos para dar a las cosas la importancia que realmente tienen en función de la ortodoxia y de la ortopraxis.

Cordiales saludos.

Pablo dijo...

Estimado Wanderer:

¿Se sabe si alguno de los papas renacentistas de «costumbres ligeras» refrendó documentos de la Congregación de Ritos? Yo lo ignoro por completo; y no le voy a preguntar al «patriarca», porque creo que desviaría su atención y tiempo de menesteres más importantes.

Cordiales saludos.

Anónimo dijo...

Wanderer, del texto surge que Bouyer estuvo en desacuerdo con la reforma bugnini-montiniana aunque sí creía que la liturgia debía/podía ser mejorada/modificada.

Se sabe cuáles eran las reformas que él sí hubiese acepado y porqué?

Le adelanto que no me parecen buenas las reformas de determinadas cosas, por ejemplo de la misa, por pequeñas que sean; y ésto no por confundir el concepto dinámico de tradición con el conservadurismo, sino porque para que se reformen 2 pequeñeces o quizás 1 sin mayor trascendencia, prefiero, ampliamente, que no toquen las cosas que con las diferentes "tocadas", por pequeñas que sean, terminan dejando en claro que "eso" se puede "tocar" (al menos en el mate de la gente,y, lo que es peor, de los curas).

Es paradigmático -metiéndonos en otro terreno- el "gusto" por tocar la ley ritual penal de la Pcia. de Bs. As, haciéndola cada vez más perfecta en la letra a su vez de impracticable y de nulas soluciones en la práctica.

Porque me pregunto: qué ganamos con las mínimas modificaciones litúrgicas anteriores a la bugnini-montiniana?

Aclaro que no soy devoto de esas viejas que dicen: "cuanto más viejo el misal mejor" aunque tenga de los más viejos y de los no tanto, pero eso no quita que aquellas reformas me parezcan al cuete y me tufen a tal.

A pesar de lo anterior, reitero: me gustaría saber qué hubiese modificado Bouyer, pues nadie le puede negar autoridad para estos lances.

Saludos,

El Carlista.

Ramón dijo...

Dijo Mons. Montini a Ponferrada:

"La Santa Sede tiene dos graves quejas contra la Argentina. La primera es que no hay, como debería haber, una universidad católica en Buenos Aires". Derisi se ofreció a plantear ese reclamo a los Obispos. ¿Y la segunda queja? "La Santa Sede no se explica por qué permiten al Padre Meinvielle atacar a Jacques Maritain, un filósofo que tanto bien ha hecho a la Iglesia"

http://www.humanismointegral.com/DOCS_3_La_Senda_de_Maritain/1_VISION_GENERAL/335_24_Ponferrada.htm

Anónimo dijo...

Una duda:

¿Bouyer renunció solamente a su cargo o tambien a la sujeción al magisterio y a la autoridad canónica de Pablo VI en materia liturgica, por considerarlo sospechosamente masón, amigo de masones o ,al menos, lo suficientemente estulto al ser Papa y no darse cuenta que lo estaban birlando a él y al Espiritu Santo?

Bordolino

Anónimo dijo...

Después de todo esto, qué misa siguió celebrando Bouyer?

Alguien lo sabe?

No es un dato menor sabiendo muy bien él por dónde venía la cosa...

Sebastein dijo...

Releyendo el texto, puedo coincidir con el Carlista.

Dice Pablo VI

“Padre, Ud. es una autoridad incontestable”
“No comprendo:”
“No comprendo por qué presenta su renuncia”
“yo no impongo nada”
“nunca impuse nada”
“Cuando el P. Bugnini viene, me dice”
“De ningún modo es así, Padre. Créame”
“el Padre Bugnini me dice”
“El Padre Bugnini viene y me dice”
“He sido engañado;”

Claro que si Bouyer no agrego nada y el dialogo ocurrió exactamente así, se deduce otra cosa. Ahí te dejo, Carlista, en todo lo demás coincido, muy instructivo.
Más allá de todo lo que nos pueden enseñar los muchos académicos que existen en el mundo, y como nadie quiere discutir contra tamaña sabiduría ni contra sí mismo, existen dos detalles que quiero recalcar: primero que es lamentable que hablen de estulticia-concentración-objeto de culto, cuando ni el “mismo espíritu” ni el mismo culto satisfacen el orden, en ciertos lugares, claro; segundo que algunos hablan de estulticia como si fueran San Juan evangelista... lo serán, por cierto, porque son católicos, y hay que canonizarlos junto a Pablo VI.

El desajuste en “un mismo espíritu” es la raíz del falso humor, difícil de soslayar, cosa que no tiene nada que ver con la estulticia. No me ocupo de los religiosos “contenedores de rebaño” que, tras el bocado, entra en ellos Satanás disfrazado de devoción religiosa, y luego miran a los “infieles” como condenados al infierno. Parece que algunos católicos no tienen ningún problema en instruirse por medio de instrumentación diabólica, por lo que después, cuando aparece la insoportable impaciencia, tiran la línea de pesca cargada de estética, o con la última noción simpática de la doctrina, pues ya no saben ni quien es quien. Los pescadores no salen de su “altura mundanal: están muy satisfechos de sí mismos. Kierkegaard diría: los burgueses, que son los hombres más parecidos al caballero de la fe. ¡Los burgueses son los nuevos pescadores! ¡Son súper divinos! Los lobos: los burgueses, y los hombres comunes, entre lobos burgueses. El sarcasmo y la ironía que revela el relato de Bouyer: Pablo VI el lobo Burgues pescador ejemplar de la elite católica, y muy pedagógico puesto que, cuando la ironía no se comprende, el anzuelo que reciben los creyentes conduce a la imitación.

Seba

Anónimo dijo...

Seba, no sé si yo soy tonto o vos poco claro, pero no te entendí nada.

Anónimo dijo...

Anónimo: No sos tonto. No se entiende nada.

Anónimo dijo...

Yo lo entendí, pero prefiero no utilizar categorías marxistas para definir a las personas.

Calculín

Anónimo dijo...

"Releyendo el texto, puedo coincidir con el Carlista".

Hasta aquí se entiende: el hombre coincide.

"Claro que si Bouyer no agrego nada y el dialogo ocurrió exactamente así, se deduce otra cosa. Ahí te dejo, Carlista, en todo lo demás coincido, muy instructivo".

Aquí la cosa se complica:
Qué otra cosa se deduce?
Porqué deja al Calista y dónde? En la esquina, en el bar, en dónde?
Y en qué coincidiría ya que acusa coincidencia?

"Más allá de todo lo que nos pueden enseñar los muchos académicos que existen en el mundo, y como nadie quiere discutir contra tamaña sabiduría ni contra sí mismo, existen dos detalles que quiero recalcar:"

Alto ahí amigo: porqué discutir contra sí mismo? En qué situación relacionada con el tema sucedería esto?

"... primero que es lamentable que hablen de estulticia-concentración-objeto de culto, cuando ni el “mismo espíritu” ni el mismo culto satisfacen el orden, en ciertos lugares, claro;

Nuevamente: ¡Alto!
Quién habló de esas cosas?
De qué orden y lugares habla?

"...segundo que algunos hablan de estulticia como si fueran San Juan evangelista... lo serán, por cierto, porque son católicos, y hay que canonizarlos junto a Pablo VI".

Porqué dice "por cierto" si es obvio que Juan Evangelista no son?
Sólo por ser católicos? Es que todos los católicos somos el mismo?
Y canonizarlos? Why!!!

"El desajuste en “un mismo espíritu” es la raíz del falso humor, difícil de soslayar, cosa que no tiene nada que ver con la estulticia".

Chocolate por la noticia.

"No me ocupo de los religiosos “contenedores de rebaño” que, tras el bocado, entra en ellos Satanás disfrazado de devoción religiosa, y luego miran a los “infieles” como condenados al infierno. Parece que algunos católicos no tienen ningún problema en instruirse por medio de instrumentación diabólica"...

Bueno, esta es la parte más dificultosa de interpretar: yo no lo logro.

"...por lo que después, cuando aparece la insoportable impaciencia, tiran la línea de pesca cargada de estética, o con la última noción simpática de la doctrina, pues ya no saben ni quien es quien. Los pescadores no salen de su “altura mundanal: están muy satisfechos de sí mismos. Kierkegaard diría: los burgueses, que son los hombres más parecidos al caballero de la fe".

Leí Temor y Temblor de K, pero no entendí eso...

"¡Los burgueses son los nuevos pescadores! ¡Son súper divinos! Los lobos: los burgueses, y los hombres comunes, entre lobos burgueses".

Sigo sin entender...

"El sarcasmo y la ironía que revela el relato de Bouyer: Pablo VI el lobo Burgues pescador ejemplar de la elite católica, y muy pedagógico puesto que, cuando la ironía no se comprende, el anzuelo que reciben los creyentes conduce a la imitación".

Desconzco qué cuernos tiene que ver este vocabulario kirkergaardiano aquí. De verdad, lo desconozco.

FILÓLOGO.

Sebastein dijo...

Una ligera explicación.

Que el post no merece tratamiento de tipo académico. Esta dirigido al hombre común que comprende con sencillez.

Digo que si viene San Juan Evangelista a la nueva misa no creo que pueda resistirla.

Los contenedores de rebaño son aquellos que no les gusta que se rían ni avergüencen de su devoción, digamos así, poco gregoriana, que de por sí es cómica. Nadie se ocupa de ellos, pero ellos sospechan por si mismos que son ridículos. También por la cara de traste de algunos testigos de Jehova.

Digo que es difícil y no condenatorio soslayar las diferencias entre católicos, en esto: no todos necesitan la misma atención espiritual y se iguala hacia abajo. Además, el desorden no es algo de lo que uno pueda reírse sin alguna culpa, luego se sufre.

Digo que todo lo que un sacerdote o grupo de religiosas pueda o puede averiguar sobre el pensamiento, acción, pasado, estado espiritual, opiniones, juicios sobre ellos mismos y sobre otros, con fines de aprender del “enemigo” con astucia, calculo y trampa, por medios ilícitos y calculadores, con la idea de pescarlo, convencerlo, atraparlo o combatirlo, digo que, cuando todo eso ya no sirve y es evidente el engaño, terminan predicando comparativamente al beso sensual de Judas.

Lo demás puede entenderse. En cierto sentido, lo mandé así a propósito: que no se entienda nada. No estoy en contra de los académicos, tampoco a veces no les entiendo nada. De por sí la realidad espiritual de nuestro tiempo comienza a ser demasiado evidente como para trasladar la conciencia del propio pecado a distinciones sutiles o entre escuelas. Ya me estoy metiendo a pensarlo sin desarrollarlo con claridad suficiente. Ahí queda, que también esto lo escribí al vuelo.

Seba

Sebastein dijo...

Filólogo ahí mande una explicación general. Lo mandé así precisamente para no tener que discutir con ningún filólogo. El que pueda entender que entienda. No serán los académicos, de los que estoy harto.

Seba

Anónimo dijo...

La verdad que a Sebastein tampoco le entiendo nada.

Con respecto a si Bouyer rezó la Misa Nueva, por lo que recuerdo haber leído en un libro donde lo entrevistaban (perdón, pero no me acuerdo el título, y no lo tengo a mano) sí la rezó. Pero eso no quita nada a las críticas que él mismo le hizo, ni que le hizo el Card. Ratzinger, que la sigue rezando, ni tantos que por razones que no nos cabe a nosotros juzgar, la rezaron o la rezan; creo que debe de ser una cuestión de conciencia muy delicada, y aunque admiro a quienes nunca la celebraron o a aquellos que han dejado de hacerlo debido al problema de conciencia que les surgió en x momento, no puede uno meterse en la de quienes, muy a su pesar, creo yo, la rezan.

Espero no haber caído en el mismo confusionismo de Seba (no te enojes).

Desahuciado II

Sebastein dijo...

No me voy a enojar por pegar demasiado lejos. De ahí viene la confusión. Eso no significa que no sepa lo que estoy pensando. Apunté a una situación espiritual en general, incluso en otra dimensión :).

Seba