domingo, 28 de marzo de 2010

Domingo de Ramos, retractado


En el video podrán escuchar el himno "Gloria, laus et honor" que se canta al finalizar la procesión del Domingo de Ramos como parte de una de las ceremonias de Semana Santa que no siempre se celebra en nuestras parroquias. La letra y música del himno fue compuesta por Teodulfo de Orleans en 810.
El coro, dentro de la iglesia que está con las puertas cerradas, canta el estribillo y lo repite el pueblo que está afuera. Continúa el coro con la primera estrofa y pueblo repite el estribillo. Hacia el final del himno, el subdiácono golpea la puerta del templo con la cruz y ésta se abre, ingresando de ese modo el sacerdote con los fieles. Y allí termina el himno.



GLORIA, laus et honor
tibi sit, Rex Christe, Redemptor:
Cui puerile decus prompsit
Hosanna pium.
R. Gloria, laus, etc.

Israel es tu Rex, Davidis et
inclyta proles:
Nomine qui in Domini,
Rex benedicte, venis.
R. Gloria, laus, etc.

Coetus in excelsis te laudat
caelicus omnis,
Et mortalis homo, et cuncta
creata simul.
R. Gloria, laus, etc.

Plebs Hebraea tibi cum palmis
obvia venit:
Cum prece, voto, hymnis,
adsumus ecce tibi.
R. Gloria, laus, etc.

Hi tibi passuro solvebant
munia laudis:
Nos tibi regnanti pangimus
ecce melos
R. Gloria, laus, etc.

Hi placuere tibi, placeat
devotio nostra:
Rex bone, Rex clemens, cui
bona cuncta placent.
R. Gloria, laus, etc.


14 comentarios:

Diego dijo...

http://www.curas.com.ar/Misal3/Misas3/Msemanasanta.htm

Himno a Cristo Rey

Coro: Gloria, alabanza y honor a ti, Cristo,
nuestro Rey y Redentor,
a quien los niños con júbilo cantaban: Hosanna

Todos: Gloria, alabanza y honor a ti, Cristo,
nuestro Rey y Redentor,
a quien los niños con júbilo cantaban: Hosanna

Coro: Tú eres el Rey de Israel,
noble descendiente de David,
Rey bendito que vienes en nombre del Señor.

Todos: Gloria, alabanza...

Coro: Los ángeles te alaban en el Cielo;
también los hombres y todo el universo.

Todos: Gloria, alabanza...

Coro: El pueblo hebreo salió a tu encuentro
con palmas en las manos:
aquí estamos nosotros con himnos,
ofrendas y plegarias.

Todos: Gloria, alabanza...

Coro: Ellos te aclamaban cuando ibas a morir,
ahora que reinas, nosotros te cantamos.

Todos: Gloria, alabanza...

Coro: Ellos te agradaron;
acepta también nuestro homenaje,
Rey bueno, Rey piadoso,
que te complaces con todo lo bueno.

Todos: Gloria, alabanza...

Parece que no está tan suprimido.

Anónimo dijo...

Le cuento, Wanderer, que estuve en una misa "obediente", o, para decirlo más claramente y en el lenguaje carente de sentido común que ha copado a la Iglesia: estuve en una misa en "perfecta comunón" (¡como si hubiese una tercera posibilidad a estar en comunión o no estarlo!) y hemos tenido el Gloria, laus et honor, aunque era un disco pues este cura amigo anda algo carente de coro. Esto sucedió previo a los tres golpes con la Cruz que también estuvieron y luego de la procesión por plena avenida de una trecientas personas que luego presenciaron la misa y mientras los mercaderes, pileteros, barras bravas y conductores de camionetas manifestaban su enojo por el corte, en tanto no tenían más opciones que esperar un cacho o que los feligreses les revoleen cascotes.

No puedo contarle más. Mi amigo el cura ya tiene bastante con el Ordinario como para contar en un medio público que en esta apestada diócesis queda un cura con fe, pero si quiere averiguarlo, le pregunta al fraile dominico del post anterior, que él sabe qué cura amigo del Carlista anda por la vida creyendo que Dios existe, pues también él ha andado por aquí no hace mucho con motivo de alguna misa.

Saludos,

El Carlista.

Ps.
Ah, me olvidaba:
Si los Cursillos también mencionados en el post anterior cosistían en que un señor cuente en público sus miserias ... estoy con el frale. Los cristianos eso lo hacemos en el confesionario.

Anónimo dijo...

No conocía este himno. Hoy fue cantada en la procesión de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Pompeya de General Pico, La Pampa. Como ya lo he comentado otras veces es un curita muy joven (no creo que tenga 30 años) formado en el Seminario de San Luis, a instancia del obispo emérito de Santa Rosa Monseñor Bredice. Hoy con Poli las cosas ya cambiaron.Espero no cambien a este buen cura.
Pampero

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Eso de contar las miserias en público es una constante en varias derivas sectarias, una "red flag" que cuando aparece sugiero observar con cuidado. El efecto que se produce es la despersonalización del prosélito y la pérdida de identidad frente al grupo.

Anónimo dijo...

2 o 3 comentarios me ganaron de mano, pero ni bien vi el post esta mañana pensé: ay, Wander, ay Wander, que no das en el clavo con el conflicto litúrgico. Efectivamente –como ya comentaron otros) el Gloria Laus jamás se suprimió ni la procesión ni la golpeada de puerta. Figura todito-todo en las 3 typicas del Novus Ordo, última versión argentina incluida (en esta última figura incluso bilingüe).

El mismísimo Gloria Laus del disquito que nos convida lo escuché hoy en el Monasterio benedictino de Jáuregui; y el año pasado en el Cristo Orante mendocino; y en el Socorro del centro tres años atrás; y hace varios años más en san Benito de Belgrano. Siempre con triple golpe en puerta y salmo 23 intercalado. Y siempre con Novus Ordo. Y mire que me gusta el modo extraordinario, pero: the true first of all. Así que todos los melancolosos pretéritos imperfectos de su post son eso: imperfectos en lo que a verdad refiere.

Digo, para apantallarle el fuego al inmenso Benedicto. Pues mientras los progres sigan creyendo que todo lo preconciliar es vetusto y perimido y los tradis les hagan el caldo gordo redoblando que sí (que es un horror, pero que sí) que efectivamente el Novus Ordo botó todo y que no hay continuidad litúrgica alguna, complejo se torna el camino hacia la reforma de la reforma.

Y dicho sea muy de paso: fiera la versión que nos convida; nada más “modernoso” que cantar gregoriano a voces mixtas, huácala!

Facundo Llerena

Anónimo dijo...

Por lo que tengo entendido este himno fue reincorporado al misal. Una más a favor del Mago Blanco. Gregoris

Diego dijo...

En el Vaticano también lo cantaron:

http://vocation-station.blogspot.com/2010/03/palm-sunday-procesionvatican.html

Minuto 20, más o menos.

Coronel Kurtz dijo...

No es algo tan postconciliar como se podría pensar. Eso de contar las miserias en público se hacía en las reuniones de la Legión de María hace más de 50 años atrás. Digo, lo cortés no quita lo valiente.

Anónimo dijo...

Ejemplo liminar de Ideología SSPX. Lo que nunca fue eliminado ahora esta "reincorporado" al Novus Ordo simplemente porque vuelve a usarse.

Anónimo dijo...

Coronel, se haga en la Misión de María o en los Cursillos da igual. Eso es para otro ámbito. No es cristiano limpiar los trapos al sol de ese modo.
Nunca se lo criticó por pos o pre conciliar.

Anónimo dijo...

¿Alguien podría explicar qué era el "capítulo de culpas" de los religiosos? Gracias.

Anónimo dijo...

Gregoris: error. No está incorporado “ahora” (de hecho no hay aún typica de este pontificado, aunque todos sospechamos que la habrá). El Gloria Laus figura en el Misal de Pablo VI desde su primera edición. Nada tiene que ver BXVI.

Anónimo de las 11:13: no. No está “incorporado” al Novus Ordo: siempre le perteneció. Lo que es cierto es que ahora se empieza a usar más lo que este Misal siempre contuvo, tras las décadas más virulentas en que se omitía de iure vel de facto muchos de sus contenidos.

Insisto: es una de las maniobras del Papa; no demonizar el Novus ordo y promover el ejercicio de aquel escriba del Evangelio, ágil y grácil para sacar de lo antiguo y de lo nuevo. Tras el masivo ACV colectivo, los tullimientos de uno y otro hemisferio impiden a algunos una u otra práctica. Es bueno cada tanto (más que censar en cuántas diócesis está en vigencia o no) volver a leer la Carta que acompaña el Motu Proprio. Sobre todo (como dicen algunos) la letrita chica.

Facundo Llerena

Anónimo dijo...

Al anónimo que pregunta qué era el capítulo de faltas de los religiosos:
No se trataba de una confesión pública de pecados sino infracciones al ordo o a la disciplina. No decían "ayer a la noche me escapé con la cocinera" (aunque lo hubieran hecho) sino quebrantar el silencio en momentos en que este regía, o llegar tarde a una comida u oficio y demás.
Se lo digo porque lo he hecho... (lo de quebrantar el ordo, no lo de la cocinera).

Ex-no-resentido-y-con-papeles-en-regla

el Athonita dijo...

Aplaudo y admiro su veracidad y humildad. Y celebro su rectificación. Tanto ésta, como la referente al obispo auxiliar de Mza.-

Que esta Pascua nos haga a todos un poco más así,

in Cor Iesu,

ath.-