lunes, 14 de junio de 2010

Comunicado

En las últimas semanas, a raíz de la situación por todos conocida con respecto al Instituto del Verbo Encarnado, mucho simpatizantes de esta institución, en vez de dar respuesta a los datos, argumentos, advertencias y denuncias, prefirieron sembrar la web de nombres propios a quienes atribuían la autoría de este blog y de otros, creando, de ese modo, un clima de sospecha, al menos desagradable.
Por ello, para que nadie siga involucrando a personas que poco o nada tienen que ver con el propósito de este blog, decidimos clausurar este tema particular y seguir adelante con otras muchas cuestiones que, como se pudo comprobar al paso del tiempo, también forman parte de nuestro interés y nuestro desvelo. Lo dicho, dicho está; no se dijo sólo en Wanderer, no se dijo sólo en la Argentina, no lo dijeron sólo observadores distantes... pero, con tanto que se dijo, nadie arriesgó más que alguna defensa afectiva. No se pudieron obtener respuestas a las denuncias, pero sí se pudo comprobar la experiencia en esquivar comisarios.
Como dijimos en otras ocasiones, el mundo la Iglesia y este blog no se agotan en el IVE que, en definitiva, no es más que una anécdota en la historia de la Iglesia.

11 comentarios:

Ramón dijo...

Como dijo el Kempis "No nos importe quién lo dice sino atendamos a lo que dice".

Wanderer dijo...

Lucho: Su comentario es excelente, pero prefiero no seguir cargando las tintas.

Edmundo Florio dijo...

Hechos V 34 al 39.

En Cristo.

jack tollers dijo...

"¿Para que nadie siga involucrando a personas que poco o nada tienen que ver con el propósito de este blog?"

A fe mía, no parece razón bastante para dejar de lado esta cuestión que está lejos (aún) de haber terminado.

Y se ventile lo que se ventile, siempre se involucrará a gente que no tiene nada que ver...

Y no tiene nada que ver.

Yo que usted, Wanderer, reviso su parecer. No se puede hacer, ni decir, casi nada, sin que alguno por eso se enoje.

Como diría Fray Rabieta, que se enojen nomás.

J. T.

Anónimo dijo...

A ver si esta vez resulta cumplido el propósito

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

disiento con el amigo Jack. Todas las advertencias han sido dadas, las sospechas y los indicios planteados, la peculiarísima Carta de dimisión difundida.

Ahora, que se investigue y saque a la luz la verdad, cualquiera sea.

Que hable Roma. Es un derecho de todos: de Buela, de los miembros del IVE, de los ex miembros,de los fieles católicos en general.

Ni juicios sumarísimos y linchamientos populares, ni cajoneos curiales, quid pro quos en la penumbra y silencios espesos como el dulce de leche de repostería. Si hay denuncias, investigación, y que Buela salga, después de un proceso comme il faut, limpio como un recién nacido o con los cargos correspondientes.
Es lo mínimo que se puede esperar, visto el costo inconmensurable de las antiguas prácticas.

Ni tirios ni troyanos pueden estar en desacuerdo con esto.

Es el turno de Roma.

Juancho dijo...

Don Tollers:

como puedo hacer para comunicarme con Ud?

Tiene alguna dirección de e-mail que lea?

Juancho.

Wanderer dijo...

John: Recibí su mensaje. Pero, como le dije a otro comentarista, prefiero no seguir cargando las tintas en ese tema.

Lucho Paredes dijo...

Estimado Wanderer le agradezco el cumplido y entendiendo perfectamente que quiere ser coherente con sus palabras.
Hay muchos sentimientos econtrados en esto y la pasión obnubila mi razón.
Muy buenos sus post. Muchas gracias

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Wanderer dijo...

Estimado amigo Carlista: Gracias por haber roto la penitencia, y haber escrito el comentario. Lo he pensado y me parece mejor dejar de lado el tema de las identidades de bloggers y comentaristas. Cada vez me asombra más la capacidad de imaginación que tienen muchos.
Me parece que no es eso lo importante.