martes, 27 de julio de 2010

La caja de Pandora

La legalización del sodomio no es sólo un reconocimiento de los derechos de una minoría. Es la apertura de una impensada caja de Pandora que termina, rápidamente, conculcando los derechos de la mayoría:

27 comentarios:

Anónimo dijo...

La legalización de la sodomía es "voluntad de poder", mas no "legalización de derechos".

Es todo lo contrario a un acto libertario hacia algunos. Luego, la consecuencia mencionada por Wanderer como "conculcasión de derechos de la mayoría", deviene lógica.

Aquí lo he leído perfectamente explicado:

http://www.argentinidad.org.ar/matrimonio-gay-deseo-de-libertad-o-voluntad-de-poder

Anónimo dijo...

Los derechos de las mayorías, hace tiempo que no existen. Las leyes la hacen minorías ,para ellos y para imponer sus ideologías y intereses en contra de las mayorías.
Quienes son esa minorías :
homos, abortos , bancos ,corruptos ,privilegiados , altos funcionarios ,políticos ,piqueteros ,jueces etc....
Las mayorias trabajadoras y silenciosas , son funcionales y victimas en mismo tiempo
Y porque eso ........, hay que ver nuestra corta historia dirigidas por minorias sadicas contra mayorias masoquistas

Osbaldo

Lucho Paredes dijo...

Charlando estas últimos días con gente del interior me ha llamado la atención de que después de la debacle con esta ley, la gente común lo siente o lo vive como si fuera una cuestión de Buenos Aires, al margen del resto, cuando en realidad se trata de una ley nacional que va alterar bastante las cosas y como que no se ha tomado real dimensión de la cuestión.

Es una impresión que percibí en algunos allegados y quería compartirla.

Saludos

Anónimo dijo...

Casi puedo imaginarme, en dos o tres años, un dialogo feo con los pibes del CUDES cuando les critique el putimonio. Los "conservas" de Capital Federal van a terminar agregando esto a su lista de cosas por "tolerar". Y finalmente van a defenderlo, creyendo que ellos simplemente pueden mantenerse al margen, como hicieron con tantas otras leyes...

Y unos añitos más tarde, casi puedo imaginarme la tibia defensa de "un matrimonio homosexual muy serio" que económica o socialmente les conviene, con argumentos como "no molestan a nadie" o "peor sería que no tuvieran ninguna contención".

Acá el problema, como dijo el P. Leonardo Castellani, es que el pez viene podrido desde su cabeza hace años.

Si la Iglesia no resucita, estamos fritos.

C.A.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con Osbaldo

Anónimo dijo...

Mas que " voluntad de poder ", es una "voluntad de oprimir "

Osbaldo

Anónimo dijo...

Malachi Martin dijo:

Wanderer, en realidad lo que comienza a ocurrir es una mentalización de los niños y jóvenes más agresiva, porque estos temas ya los vienen trabajando en todos los colegios desde la Ley de Salud Reproductiva...

He comentado, en otro post, cómo me he visto en la obligación de hablar con los padres de algunos niños, que traían del colegio textos como:
"Juancito es de carácter tranquilo, le encanta ordenar las cosas, quedarse en casa y jugar con niños más pequeños. Martina es inquieta, le encanta investigar, treparse a los árboles y emprender aventuras. ¿Cómo se los hubiera tratado en la Edad Media, y cómo se los trataría actualmente?"

De lo que sucede desde entonces, es responsable Bergoglio, que dejó el campo libre para la sanción de esa "Ley" que, como dije también en otra oportunidad, en principio no iba a salir y luego sí salió, después de que el cardenal enviara un negociador. Seguramente habrá, entre los lectores del post,alguno que haya estado ese día en la puerta del Congreso y pueda corroborar lo que digo.

Y de que la mentalización se vuelve más agresiva ahora, doy fe: un niño de 7º grado me contaba cómo las maestras sacaron expresamente el tema de la "ley" de matrimonio homosexual diciéndoles que había que aceptarlo como otra forma de familia, que tienen derechos, y no sé qué barbaridades más, a lo que la mayoría del grado respondió con un "¡No! ¡Qué asco...!" que las estúpidas maestras no pudieron doblegar... por ahora.

No sé cuánto tiempo les queda a los niños de sentido común...

Anónimo dijo...

Aunque no le guste Wanderer, esté seguro de que va a llegar el argumento conservador pro-homosexuales casados. Es cuestión de tiempo y conveniencia, dos variables que para el Opus son la brújula. Despues, cuando venga el islam o alguna otra locura, no nos horrorizemos. Ya parecemos Corinto antes de San Pablo, o peor!

C.A.

Black Henry dijo...

Muy buen video. Hay que difundirlo.

Benigno dijo...

Cosas como estas eran de esperarse, basta leer los cuadernos de la carcel para que no queden lugar a dudas, Gramsci puro, sin ningun lugar a duda.

Hay que hacer las valijas e irse al campo.

Benigno

Anónimo dijo...

Lucho

Lo que pensamos los del interior es que ES una cuestión de porteños, empujada por porteños, difundida y defendida por los mal llamados medios nacionales que deberían llamarse medios porteños, etc. El problema de los putos es mucho más fuerte en Bs. As. Acá, también hay por supuesto, pero jamás hubieran armado esta patraña del matrimonio.
No crea que tengo animadversión con los porteños. Bs. As. es la cabeza de Argentina para todo lo bueno y para todo lo malo.
Y ahora nos enchufaron esta ley de porquería.

Otro fiel reprodido

Coronel Kurtz dijo...

Recomiendo leer y meditar "La última escapada" de Michael D. O'Brien. Muy aplicable en este caso. El padre que metieron preso se salvó de que lo acusen de "padre violador" o algo por el estilo.

Lucho Paredes dijo...

Estimado Otro Fiel repodrido, la verdad que todo esto es un papelón y es lo que gente amiga y familiares del interior me han hecho saber.
La gente común usa el sentido común y rechaza todo esto de plano, pero el daño ya está hecho.

A parte, esta necesidad de estar a la moda, con esta denominación de Bs. As. como "gay friendly" es lo más patético que escuché.

Me encantaría que alguna vez podamos ser conocidos en el mundo como "cultura friendly" "books friendly" y cosas muchas más altas que toda esta basura en la que estamos metidos.

Como argentino y porteño siento mucho asco

Saludos

chiquilín de bachín dijo...

Sr. fiel re podrido:

No olvide que a nosotros nos debe la patria el 2x4. Lo mejor que ha dado esta tierra, aunque el agringado de Castellani no lo haya creído así.

Qué hubiese sido de este ispa sin el porteñísimo tango?

Ohhhh, pebeta de percal...

Opinólogo dijo...

Para Lucho y el "otro fiel repodrido":

De la Buenos Aires de hoy se puede decir aquéllo que dijera Dante de la Florencia de entonces por boca de Ciacco:

"Giusti son due, e non vi sono intesi" ("Justos hay dos, y nadie los escucha"; cf. Inf.VI, 73).

Anónimo dijo...

Coincido con usted, Chiquilín, que si no fuese por el tango estaríamos aun peor.

Las únicas morales reales que tiene nuestro pueblo son las del fulbo y del tango.

No son muy buenas, pero son mejores que nada.
Las otras morales, más refinadas, son excepciones por estos lares, y con una golondría no se hace al verano.

Al menos con el 2x4 y su moral de cafetín (y con el fútbol) el argentino tiene o dice tener "códigos", ser "guapo" y no cobarde, no ser un "palurdo" porque tiene "esquina", estar dispuesto a desenvainar un facón que no lleva a cuestas, etc, etc.

Es mejor que nada. Sin esto no tendría más que poco o mucho de lo material que haya conseguido en su vida. Con esto, al menos, tiene su metafísica.

REALISTA.

Anónimo dijo...

El interior está lleno de degenerados. No por nada se dice "pueblo chico infierno grande".
Somos todos parte de la misma m...

RTS

Anónimo dijo...

Yo siempre lamenté la actitud pasiva del interior frente a los abusos de Buenos Aires. Todos los paises-imperio tienen verdaderos "estados" dentro suyo y no meras provincias. Así, tienen una fuente de renovación y disenso que no hay en un país unitario.

Esta ley "homosexual" fue promovida por gente muy heterosexual, o que almenos no tiene la sodomía como opción única, como en el caso de Majo Libertino. Es la prueba más clara de que no tenemos dirigencia alguna. Una clase dirigente habría frenado, o almenos moderado, los efectos de esta movida global.

Y de vuelta caemos en el modelo de país. Porque dirigencia hubo en Buenos Aires, que cuidadosamente absorbió o aniquiló la del interior, pero ahora no... y no existen alternativas a la vista. Hasta que por algún enigmático proceso histórico no se genere una dirigencia en serio, vamos a seguir siendo la veleta del mundo.

Así también pasa con nuestra "iglesia" local. ¿Se imaginan un infeliz como bergoglio siendo Cardenal de Lóndres o Metropolita de Moscú? Lo dejan sirviendo tragos en algún oscuro lupanar, mientras comenta sus estudios de ingeniería a algún borracho trasnochado.

Herbert

Lucho Paredes dijo...

Opinólogo yo pienso que las cosas son así como usted dice.

Por mi parte no siento ningún orgullo por ser porteño desde hace años y menos ahora

Anónimo dijo...

Estimados porteñófilos el interior está lleno de degenerados pero un número totalmente insignificante a los que hay en Bs. As. y si bien les debemos el 2x4 ustedes nos deben muchísima guita (regalías petroleras, coparticipación, etc) y ahora encima les debemos la ley del matrimonio gay

Onofre

Black Henry dijo...

Benigno,
Sin duda que esto es Gramsci puro, no estoy tan de acuerdo que la solución es "irse al campo". Me suena a aquella Sra. tan pituca que dijo "cuando venga el comunismo yo me voy a la estancia". Ocurre que no habrá tal "estancia" o "campo". Estas cosas llegan tarde o temprano a todos lados. Podes correr pero no podes esconderte, como dicen los gringos. Me parece que no queda otra que pelear en el lugar donde cada uno se encuentra, como se pueda.

Anónimo dijo...

Entonces los que estuvieren en Judea, huyan a los montes; y los que estuvieren en medio de ella, váyanse; y los que en las otras regiones, no entren en ella.
Es el Typo. Y no es solo metafórico como dicen (o quieren)algunos.
Sin duda, tarde o temprano va a llegar a todos lados. Pero hace tiempo que estamos en la huída permanente. Es la retirada.
No se si es al campo, no se si a las montañas.
Pero es indudable que la maldita ciudad, con su delgada capa de asfalto, no ayuda.
En el campo, les guste o no, aún perdura el elemento, la materia, y el demonio odia la materia.
No se, que hay que hacer es la pregunta. Y no veo la respuesta.
Quizá nada.

El Príncipe Innocenti dijo...

Lo que más me irrita del putimonio y otras leyes por el estilo (las antidiscriminatorias) es el presupuesto de hecho, falso, que se usa como justificante de la política legislativa.

Ese presupuesto creo que rezaría algo así: las minorías son las partes débiles de la sociedad, los que son rechazados por el mundo.

La política legislativa tendría entonces, una finalidad educativa: busca integrar a esas minorías, hacer que el mundo las acepte. Pero con esto no se busca concientizar de que ellas, las minorías, forman parte del mismo cuerpo social (finalidad, aunque desdeñable, se puede entender sin más). Va más allá. Se trata de poner esa debilidad que supuestamente ellas encarnan como idea inspiradora del orden social. Algo así como una caballería alrevés.

A mi esto me huele a semejanza siniestra, invertida, de Cristo. Creo que se puede leer lo que está pasando y prever lo que pasará leyendo el orden cristiano mientras hacemos la vertical. Ahí hay algo evidentemente satánico.

Benigno dijo...

Estimado Black Henry,

No tengo estancia, y no hablo de escaparme al campo "en retirada" al contrario, hablo de replegarme para luchar en un lugar en donde vea venir al enemigo.
No es lo mismo, o al menos para mi, estar en este amontonamiento de gente que no piensa (y eso no yo no estoy en el centro ni en el conourbano)y no sabe que es lo que hace ni lo que esta bien ni lo que esta mal, que estar en un lugar en donde el vertigo y el silencio nos recuerden a los gritos lo esencial de las cosas, al menos me imagino me va a dejar preparar mejor a mi familia para la batalla final.

Anónimo dijo...

Príncipe, el tema de las minorías lo trató Pancho Bosch en su impugnación al nombramiento de Argibay como Jueza de la Corte, sobre la base de haberse autoproclamado la vieja como atea militante, feminista y arbotista.

Le transcribo un pequeño fragmento:

"Cabe preguntarse, entonces, que implicancia pueda tener esta proclamación de feminismo. Puesto que no pienso que la Dra. Argibay se proponga impulsar la instalación de una República de Amazonas, con el sometimiento de los varones a las mujeres (que, con todo, tendría la ventaja de preservar la subsistencia del cuerpo social y arrumbar a los varones en el papel no totalmente desdeñable de “zánganos” de la colmena) me parece que al “feminismo militante” solo le queda la posibilidad de ser uno de los tantos círculos que actualmente cumplen la función de fuente nutricia de nuevos derechos humanos, pero en modo alguno erigirse en fundamento del derecho del Estado, al que solo le agregan un factor más a su des construcción. Habida cuenta que ni siquiera los feministas pueden asentar su idea en una firme diferencia biológica con los varones, ya que frente a ello se produce la interferencia del remanido principio del “genero”, que autoriza a añorar al viejo materialismo freudiano.

La lógica del feminismo, sometido a la dinámica asexuada de libre e irrestricta incorporación, desencadena irremediablemente la “cascada” de casos análogos que, agrupados en sus singularidades subjetivas, reivindiquen para sí la condición de otros tantos nichos identificatorios, con la consecuente autonomía jurídica y representatividad gremial y política equivalente a la conquistada por las damas. Todos ellos igualmente artificiales, así se los vincule al color de la piel, a su origen migratorio, a tratarse de pueblos incorporados por la fuerza a las naciones hegemónicas, a sectas esotéricas o a antiguas y respetadas iglesias, a marginados de diferente pelaje (desocupados y ahorristas defraudados p. ej.), naturalmente a homosexuales de variada observancia etc., categorías que por ser fantasmales resultan de libre incorporación y abandono (en tal sentido la homosexualidad debiera ser equiparada al pan sexualismo que contiene debidamente la infinita variedad de sus expresiones prácticas).

Del carácter puramente voluntario de estos grupúsculos artificiosos, incluido el de las mujeres adscriptas al feminismo, como el caso de nuestra postulada jueza, se sigue otro fenómeno que es notorio en el campo del feminismo, ya que sucede que solo una porción limitada y a todas luces minoritaria de las mujeres del mundo comparecen al módulo programático, mientras que para la inmensa mayoría, la feminidad (al igual que la virilidad para los varones, que igualmente se negarían a ser confundidos con el machismo) es asumida como ratificación libre de su condición natural, pero no como clave de la propia identidad social y política ni como dato de su auto estima.

....
Negada toda posibilidad metafísica de ensamblar el Derecho, marco social imperativo de las conductas de los hombres, con un fundamento, aquél no puede sino derrumbarse como castillo de naipes. Y ociosas, sino decididamente hipócritas, serán entonces las apelaciones a la Constitución Nacional que, al fin y al cabo, es tan solo una ley positiva de la que ni siquiera puede predicarse alguna condición mítica –arrasada como lo ha sido por el vendaval del relativismo- y pasible por lo tanto de manipulaciones ocasionales en su promulgación (batallas afortunadas como Caseros, Cepeda y Pavón, o combinaciones partidarias como el Pacto de Olivos), o en su interpretación, hoy sometida al cauce referencial de la batería de derechos humanos de acumulación irrestricta."

Monseñor Fusilado

Anónimo dijo...

Príncipe, para entender un poco más ese tema de las minorías está buena la impugnación que hizo Pancho Bosch a la designación de Argibay como jueza de la Corte.


Monseñor Fusilado.

Benigno dijo...

Don Wanderer, podria chequear el link, porque no aparece y quiero mostrarselo a la esceptica de mi esposa que cree que nosotros todavia no vamos a ver la parusia.