lunes, 27 de diciembre de 2010

El decálogo del zombi católico, by Ludovicus


En respuesta a Genjo, nuestro amigo Ludovicus ha elaborado un interesante decálogo:

1. El zombi católico no piensa, obedece.

2 .El zombi católico adhiere en forma incondicional e irreflexiva a todo lo que dice o mande la autoridad, sea el Papa, sea el líder del movimiento que integra. Es más: adhiere porque es autoridad, no porque se diga o mande algo bueno. Adhiere sin distinguir jerarquía o modalidad. Si el Papa reinante dice que le gusta el strudel, pues le gustará a él. Si el próximo abomina de la repostería alemana, despedirá a la cocinera.

3. El zombi católico está siempre seguro. Jamás se interroga si estará o no en lo cierto. Jamás desconfiará de la pureza de los motivos interiores que lo hacen adherir a la buena causa.

4. El zombi católico está contento y conforme con el modo y todas las prácticas con que se vive el catolicismo en la Iglesia o en el grupo o movimiento que integra. Ni se le ocurre cuestionarlas o enfrentarlas con el Evangelio, para constatar si se han desviado.

5. El zombi católico tiene alegría compulsiva. Desconoce la tristeza, las resistencias de la materia, el sufrimiento verdadero. Es más, lo niega. Niega, en general, la realidad y su realidad. Todo es maravilloso, porque vive en Disneylandia... católica.

6. El zombi católico descuenta la mala fe de quienes critican a la Iglesia o el movimiento que integra. En particular, considera todo ataque a la organización como una conspiración. En última instancia, es Satanás el que ataca su movimiento o a la Iglesia.

7. La crítica interna, es decir, de los mismos católicos o miembros de la organización o movimiento que integra, será para el zombi católico "mal espíritu".

8. El zombi católico considera que el fin justifica los medios, si de salvaguardar la institución, Iglesia o movimiento que integra, se trata. En particular, recurrirá, para defender buenas causas, a argumentos capciosos, restricciones o reservas mentales, argumentos ad hominem. Tendrá especial gusto por resaltar los vicios del adversario ("Y tú más"). Si está en la verdad, puede permitirse ciertas licencias, caer en los maquiavelismos que reprocha al enemigo.

9. El zombi católico se olvida que pertenece a una religión cuyo Fundador fue crucificado por la autoridad religiosa. Que fue sacrificado con el argumento de que "es preferible que muera un hombre a que perezca todo el pueblo".

10. El zombie católico nunca investiga las denuncias contra las autoridades de su movimiento u organización. Fundamental: No lee lo que escriben las víctimas o ex adeptos. Jamás se permite sospechar sobre sus superiores. Se limita a repetir lo que le dicen: son calumniadores, resentidos y mentirosos. Estigmatiza, sobre todo, a los "ex". En definitiva, el zombi católico neocon "suspende el ejercicio de la razón, reprimiendo todo impulso de crítica o revisión de lo que dicen o mandan sus superiores" (Padre Thomas Berg, ex sacerdote legionario, explicando su salida de la Legión de Cristo).


Adición wanderiana: Recuerdo que muchos, muchísimos, neocon me trataron de personaje peligroso y sembrador de mal espíritu cuando se me ocurrió decir públicamente que no me había gustado la película “La vida es bella”. Si el Magno Polaco la había visto en compañía del director y le había gustado, era norma que debía ser del agrado también de todos los buenos católicos.

Gracias a la generosidad del sacerdote escolapio amigo, he incluido en el Arcón dos nuevos libros de L. Bouyer: La Iglesia de Cristo y La iniciación cristiana.

32 comentarios:

Lope de Aguirre dijo...

Muy bueno lamentablemente ese es el 99,9 por cien de los catòlicos...

desde el Dorado Yo el Capitàn Lope de Aguirre os saluda fervorosamente`.

Natalio Ruiz dijo...

Bien dicho, pero como el decálogo, también podemos reducir todo a uno: las cosas son buenas porque lo dice.... (en lugar de ".... dice que las cosas son buenas porque lo son").

Y ahí está el veneno infecto del nominalismo que atacó y ataca tanto a los modernistas papólatras (tal cosa es buena porque el Papa lo dice), los conservas enlatados (tal cosa es buena porque antes era así), los movidos por los movimientos (tal cosa es buena porque el fundador dice que), e cosi via.

Respetos navideños.

Natalio

jack tollers dijo...

Ludovicus, es curioso, porque Ud. y yo nunca nos pusimos a concertar pareceres en esta materia tan dificultosa, y sin embargo...

He aquí lo que escribí hace algunos años en 20 puntos, dígame si no es rara tanta coincidencia.

A menos que coincidamos porque es verdad nomás, vaya uno a saber.

http://www.cuadernas.com.ar/miscelanea.php/remedo_de_tradicionalistas.

Valeas,

J. T.

Anónimo dijo...

Muy bueno, Ludovicus, me gusta especialmente esa caracterización de los puntos 3 y 5: el zombi está siempre seguro y siempre alegre. Excelente lo de que no existe la resistencia de la materia ni la tristeza.

(Y quedó en el teclado, el tema de la alegría, hmmm, mejor no digo nada, porque me terminan de excomulgar, ja, ja)

Y también muy buena la descripción de J. Tollers. Y para este último, pude finalmente, abrir el sermón sobre el gozo de Navidad, gracias. Aún me queda leerlo...

Escéptica

Anónimo dijo...

Concuerdo con Ludovicus y agradezco a Wanderer por publicarlo.
Es triste pero es cierto porque se trata del delicado límite entre religión e ideología. Esta estructura "zombie" se advierte también en otras yerbas como la política etc... no digo na da nuevo, pero lo jodido es que en temas de fe, esto se convierte en más tedioso y lamentable...
Citando algún concepto husserliano el "zombie" debe pasar por un proceso de "epojé" para poder pertenecer a la grey medio viva / medio muerta y estes instituciones, grupos y movimientos han ido especializándose en sus "ritos iniáciticos" para dejar las mentes y los espíritus 0km para ser llenados por el carisma del fundador... patético

Andrea

Anónimo dijo...

Escéptica.

Usted no entendió nada.

La alegría de la que se habló días atrás no es la del neocón que está alegre por "pertencer" a una secta (alegría fundada en la irresponsabilidad ante Dios, pues "ya zafó" con su elección sectaria - es un remedo de esperanza), sino la del hombre que se hace niño ante la fiesta litúrgica.

Son cosas disntas y en rigor "alegría" es solo la segunda. Lo primero es "despreocupación", jolgorio o diversión. Categorías todas sin profundidad metafísica, a diferencia de la "alegría".

Anónimo dijo...

Conversaba con un amigo no hace mucho de esto mismo:

http://www.elbrigante.com/2010/12/la-fe-reducida-obediencia-la.html#links

En realidad, más que mis comentarios, vale la pena leer los cuatro textos de Maritain sobre la inteligencia de la fe que colgó El Brigante. Son notables.

Yo le llamé "el árbol que tapa el bosque" o "la congregación que tapa la gracia".
Natalio, tal vez, con toda precisión, lo llamaría "lo nominal que les tapó el ser".

Y ahora recuerdo la discusión que tuve aquí mismo con un mequetrefe precisamente sobre "lo nominal" y la mentada "misa extraordinaria". Sobre cómo se razgan las vestiduras por esta pendejada. ¡Qué chitrulos!

El Carlista.

Coronel Kurtz dijo...

Ludovicus: ¡Muy bueno! Ya había leído una versión anterior que dejó en los comentarios de Infocatólica y me encantó; pero ésta lo mejora.

J. Tollers: Seguramente L. lo aclarará, pero si no recuerdo mal, sus escritos sobre las "sectas católicas" tienen algo que ver en el pulido de estas reflexiones.

Wanderer: Hay un errata en el título; donde dice "dacálogo", debería decir "decálogo" (con "e"), ¿o fue a propósito (en cuyo caso no caigo)?

Escéptica: Si no recuerdo mal, el tema de esa cara de alegría de los neocons movimientistas tipo "sonríe Dios te ama", lo trata muy bien J. T. en uno de sus escritos.

Anónimo dijo...

Uy, se ve que no leí con atención, en el título se te chispoteó una a: Dacálogo...

GMPedantoni

Pelayo dijo...

En Infocatolica han borrado de un plumazo la entrada de Beltramo en la que criticaba comedidamente a los kikos. Las reacciones de los airados comentaristas kikos iban en el mismo sentido que sugiere este decálogo; hasta han acusado al bloguero de estar inspirado por Satanás. Esa reacción enfermiza, unida al conocimiento directo de un amigo abducido por los kikos, me confirman que --efectivamente-- su comportamiento es parecido al de una secta.

Por cierto, que en ese portal hubo diversos comentaristas que insultaron a Benedicto XVI a cuenta de sus palabras sobre el "preservativo", y no sólo no se borró ningún mensaje sino que los autores continuaron campando a sus anchas. Se conoce que para estos neocons es más importante el buen nombre de Kiko Argüello que el del Papa.

San Isidoro dijo...

He terminado Tomás Moro y ¿Humano o cristiano?, del padre Louis Bouyer.

Muy esclarecedores.

Muchas gracias.

p.s. ¿No habrá algún parroquiano dispuesto a enviar "Cristo, ¿vuelve o no vuelve?, de Castellani?

Anónimo dijo...

Anónimo de las 13:28, me expresé mal, pero entiendo perfectamente que se trata de dos alegrías distintas.

Lo que pasa que también no sé qué grado de autenticidad habrá en la alegría de quien se dice cristiano, y pretende que es alegre. A mí me parece mucho más sincero el Card. Newman cuando confesaba que desde su conversión a la Iglesia Católica, su religión era alegre, pero su vida triste, a la inversa de lo que le sucedía cuando era anglicano.

Es decir, no niego que haya gente que tenga una genuina alegría por ser cristiana, pero lo que me cuestiono es si, por el simple hecho de ser cristiano, uno va a estar alegre. No siempre es así, es más, a veces, por ser cristiano está triste. Y lo digo en el sentido en el que creo que lo decía Newman, con franqueza y sin hermosas declaraciones sobrenaturalistas que se ven desmentidas por la realidad existencial de la tristeza que embarga a los cristianos muchas veces, por mucho que traten de "tapar" esa realidad "vivencial"; y por lo tanto, ni siquiera son conscientes de eso. Hablo de la alegría legítima humana, la que se percibe, y que creo que es legítima y necesaria. Si falta, habrá un "plus" de gracia, tal vez, para soportar esa situación, que es muy dura. Fíjese que, por volver al mismo ejemplo, Newman perdió sus amistades, sus relaciones familiares, su trabajo, el reconocimiento intelectual. Sólo muchos años después de su conversión recuperó algunas viejas amistades... anglicanas. Porque los católicos le hicieron la vida... triste.

Si usted quiere, podemos hablar de una alegría sobrenatural, que es gracia, y que está en el fino fondo del alma, y que, como don que es, no siempre recibimos.

Otra alegría humana, la que puede experimentar alguien ante un sentimiento de "completud", como puede ser el nacimiento de un hijo, el encuentro con un viejo amigo.

Y la caricatura movimentista de la alegría, que pretende ser un remedo de la primera.

Me parece que muchas veces se corre el riesgo de confundir la primera con la tercera. Y de engañarse con falsos argumentos "piadosos" o "espirituales".

A veces, me parece que todo queda tan en el nivel "pensar", que se ignora por completo el nivel "sentir". Y lo siento si suena muy psicologista o como les guste (des)calificarlo, pero creo que puede aparecer ese riesgo de ignorar los propios sentimientos y vivencias.

Escéptica

Anónimo dijo...

Pelayo, es evidente que infocatólica protege a los neocats. Viendo como ha reaccionado LF e Iraburu contra Andrés Beltramo se aclaran muchas cosas.

Los Kikos han tenido muchos problemas y no sólo en Japón. Es la primera vez que un Episcopado unánime ha echado a un movimiento de un pais. Llevaban 4 años quejándose a Roma.

Demasiados obispos y párrocos les han cerrado las puertas en europa al ver sus métodos disgregadores y las misas creativas que haría las delicias de cualquier progre.

Nos quejamos de la situación litúrgica progre posconciliar ¿estos no llevan años haciéndolo peor?

Aguantar, encima, las canciones de kiko en la iglesia debe ser tortura mental.

Existe un blog de un ex-kiko que conoce bien el tema.

http://laverdaddeloskikos.blogspot.com/

El decálogo de Ludovicus es tan veraz que se ha comprobado cuando Luis Fernando se atrevió a calificar a luis de anti católico conminándole a que cuidara la salud de su alma.

Para haberle respondido con 4 cosas sobre la suya soltando calumnias contra todo el Episcopado japonés.

genjo dijo...

Algunas observaciones:
1. El zombie obedece al Papa, el neocon lo obedece sub conditione: siempre y cuando, en los mandatos del Papa, quede salvaguardado el "carisma fundacional", que viene directamente de Dios.
2. Tengo la impresión de que el neocon puede desconfiar de las motivaciones interiores que le llevan a adherirse a la buena causa -es un pecador, indigno del movimiento en que se ha enrolado-, de lo que no desconfiará nunca es es de la buena causa tal y como se encarna en el movimiento.
3. He echado de menos una referencia al eficientismo, la cuenta de resultados (vocaciones, asistentes, servicios, número de sacerdotes y consagrados, etc.), y al voluntarismo. A estas dos cuestiones he leido referencias frecuentes en esta página.
4. En especial, me gustaría ver desarrollada por Ludovicus -si el tiempo y el humor le alcanzan-la idea suya del neocon como criptoprogre.

genjo dijo...

Creo -y lo somete a la consideración de ustedes- que debería hacerse una distinción entre zombi y neocon. El zombi es desmañado, gelatinoso, impreciso, difuso...
El neocon es definido, enérgico, alegre, con discurso precocinado incorporado, cerrado y sellado...
La descripción que hace Jack Tollers del remedo de tradicionalista, me parece llena de sugerencias estimulantes. Pero observen. El conservador de que habla Tollers recibe la tradición como algo pétreo, inalterable. El neocon de los movimientos también lo hace, pero siempre desde el "carisma, el espíritu o la metodología" propios, que hacen que conciba su modo de recibir la tradición como una novedad evangélica que dará sentido al cristianismo para los siglos que vienen.
Además el neocon no tiene línea directa con la jerarquía. Lo que le llega, le viene a través de su institución propia, que es quien hace realidad de modo pleno el mensaje de Cristo y por la que vendrá la salvación de la Iglesia. No es ociosa, a este respecto, la observación del fundador de un Instituto de reciente aprobación que marca la diferencia: No venimos a salvar a la Iglesia, es en la Iglesia donde está la salvación.
La desconfianza del neocon hacia la jerarquía está justificada: no todos los obispos ni los mismos Papas tienen por qué entender la hondura de la vivencia de su Fundador y el alcance de su causa.
Por eso el neocon es profundamente crítico con la situación de la Iglesia: sólo los suyos saben como deben ser hechas las cosas. Puede ser también muy crítico con los suyos –defectibles-, pero nunca con lo suyo, con la institución, con su jerarquía propia, porque es el cauce de la voluntad de Dios.
Al zombi lo veo braceando, dando zancadas irregulares y manteniéndose en precario equilibrio… Al neocon, con paso firme, decidido y alegre, en pos de una quimera

Martin Ellingham dijo...

La nueva versión del decálogo supera a la anterior. Felicitaciones a Ludovicus.

Saludos.

Atanasio dijo...

"Recuerdo que muchos, muchísimos, neocon me trataron de personaje peligroso y sembrador de mal espíritu cuando se me ocurrió decir públicamente que no me había gustado la película “La vida es bella”.

Me alegra saber que no soy el único.

Saludos cordiales y Feliz Natividad del Señor.

Anónimo dijo...

Carlista.
De lefe a motu propista y de allí a maritaneano?
Va mal.

Gelfand dijo...

Si esta bien, yo puedo aceptar algunos de estos puntos como una caricatura de un movimiento "no amigo" del blog.
Pero digo, asì al pasar y ràpido porque estoy apurado:
1-No hay un poco de arrogancia en decir yo pienso, Uds. obedecen. El pensar es como la moral. Una de esas cosas que cuanto mas se habla mas parece que no se tienen.
2-Pareciera que la duda y la tristeza fueran virtudes y la certeza, la alegrìa y la obediencia fueran defectos.
Creo que la duda y la tristeza son caracterìsticas humanas pero fruto del pecado. Dudamos porque nuestra mente esta nublada por el error y nos entristecemos porque no nos unimos a Dios como ùltimo fin.
Es tan malo una certeza de fachada como una tristeza que nos hace creer profundos.

Anónimo dijo...

Me alegro que el episcopado japonés haya sido escuchado y hayan podido sacar a los kikos si estos eran una molestia o ub obstáculo, eclesialmente hablando.

Que pena que el episcopado argentino no tuvo esa suerte en las "ad limina" cuando expuso sus incomodidades por los kukús y encima Sodano y compañía les ladró fiero

Gelfand dijo...

Ojalà que el Episcopado japonès, tan activo en poner lìmites a los kikos, ahora que se ha librado de su indeseable presencia pueda poner todas sus fuerzas en expulsar a tanto jesuita hereje que anda por esas islas.
Por favor! Hay batallas que enaltecen a quienes las libran. La Iglesia japonesa es una de las mas progresistas del mundo

Anónimo dijo...

Perdonen, pero no me queda claro si esto es un criptomensaje acerca de la Frate relacionado con el Krahan gate que se ventila en un delirante blog-radio de la cristósfera vernácula.
Gracias a quién me aclare el punto.
Slds,

Unternehmen Barbarossa

Pelayo dijo...

Perdón por desviar el tema de nuevo. ¿Han leído este "speech" de Argüello Wirtz?

http://fugasyfiltraciones.blogspot.com/

Anónimo dijo...

¿Antes de ser neocon .... que era ese neocon...?
¿ Si todos los neocons tienen el mismo origen...?

Anónimo dijo...

Anónimo, renuncio a intentar explicarle a quien alegando catolicismo se queja del M.P. sobre las sutilezas de Maritain.
Le digo más: hay 2 Maritain, el primero y el segundo, y el segundo fue el personalista-democratista. Así y todo, el mejor Maritain es el segundo. Allí están las perlas que hay que separar del personalismo que bañó toda su obra posterior (no solo Humanismo Integral).

¿Pero puede quien todo lo ve en bloque, quien antes de ver un niño, un hombre o una vieja trata de deducir si se trata de un tradicionalista o un no tradicionalista, dejando de lado al hombre, la vieja o el niño; -digo- puede el fanático distinguir lo bueno de lo malo en un libro como en cualquier otra cosa?

¿Se puede pensar en bloque y llamar a eso pensar?

¿Qué diferencia hay entre un fanático y aquel hombre que era tan cabeza hueca que no tenía una idea para rozar con otra mientras esperaba el tren?

Como bien dijo Chesterton, las ideas, como el sexo, dan frutos al rozarse. Con una sola idea no hay frutos. Es lo que les sucede a ustedes luego de haber caído en una simplificación tan burda como el islam.

Además, Maritan tendrá su buena cuota de culpa, pero no olviden que si van al meollo del porqué llegan a Pío XI, que les gusta tanto.

El Carlista.

Anónimo dijo...

¿Y los zombies tradicionalistas, o los zombies son solamente neocons?

Anónimo dijo...

1.- Soy nuevo por acá...a quienes le llaman "neocon"?.
2.- Me pareció bueno el comentario de Gelfand de las 14.26

Anónimo dijo...

Excelente descripción del zombi católico. Lástima que para algunos -para muchos- llegar a comprender lo que es un zombi católico les haya costado pasar la mitad de su vida en un instituto formador de zombis.

Anónimo dijo...

Ludovico: hasta hace poco el conservador sitio Maranathà.it (perteneciente a la ilustre familia Lambruschini) contenía entre sus materiales un muy crítico artículo contra Kiko. Cuando lo encontré, ingenuamente escribí a Infocatólica pidiendo que me explicaran cómo podía hacerse ese tipo de afirmaciones, en el fondo quería que alguien me dijera que era un mal entendido. Desgraciadamente nunca publicaron mi comentario.
En cambio para mi asombro, poquísimo tiempo después Maranathà.it, - que había tenido colgado el artículo por más de un año -, lo había retirado.
El artículo era de naturaleza teológica y contenía entre otras cosas esta joyita de afirmación de Kiko:

"il concetto di sacrificio è stato introdotto per compiacere i pagani al tempo di Costantino. In realtà la messa è solo una presenza-passaggio del Cristo che, ovviamente, dopo il passaggio, non rimane più dentro il pane, ecc. Tuttavia, questo non ditelo agli altri cristiani, perché non sarebbero ancora in grado di capirlo". ( Kiko Arguello, annuncio di Quaresima 2008, Spagna)

¡Qué miedo!

Anónimo dijo...

Lodovico, encontré el texto eliminado de Maranathá: se trata de una introducción a la Encíclica AMANTISSIMI REDEMPTORIS de Pio IX. Verdaderamente bellísima introducción, se las recomiendo: http://ffz.leonardo.it/lofi/Amantissimi-Redemptoris-di-Pio-IX-sulla-Messa-stupenda-introduzione-del-sito-maranatha-it/D8588436.html

Anónimo dijo...

Genjo:

"La desconfianza del neocon hacia la jerarquía está justificada: no todos los obispos ni los mismos Papas tienen por qué entender la hondura de la vivencia de su Fundador y el alcance de su causa."

Ahí esta la cuestión para mi. Este asunto de las fundaciones hace creer que uno participa en la causa y no como en verdad sucede: que los trasciende. Si dicen: pero nosotros hacemos bien, surge la pregunta: si para hacer la clase de bien que hacen, es necesaria la “fundación”.

saludos

Pascasio Fidelìs dijo...

Ludovicus: vengo desde el blog de Marcelino Mariano anunciando mi humilde soluciòn a TODAS las contradicciones del Universo: el arte sacro autènticamente catòlico. Soy un pobre artista de barrio, desconocido, ignorado, despreciado, nada de eso importa verdaderamente, lo importante y lo ùnico justo es el arte.
PASCASIO FIDELÌS
Cofradìa de San Fructuoso
(Cooperativa de artistas pobres por ayuda mutua). Tacuarembò - URUGUAY. Dios te bendiga, vagabundo, al igual que a Marcelino Mariano, ambos me inspiraron este comentario que me hace feliz publicarlo.