viernes, 11 de marzo de 2011

Para el fin de semana


La BBC 2 emitió a principios de enero una excelente miniserie en dos capítulos: "El hundimiento del Laconia".
El 12 de Septiembre de 1942, el Laconia, un crucero inglés reconvertido en transporte para las tropas, fue torpedeado y hundido por el submarino alemán U-156, comandado por Werner Hartenstein. Murieron 1621 personas, y sobrevivieron 1104. El barco transportaba en su mayor parte mujeres, niños, soldados heridos y prisioneros de guerra italianos. Tras haber hundido el barco, se suponía que Hartenstein debía dejar a los supervivientes a la deriva, pero en lugar de eso tomó la decisión de salvar tantas vidas como pudiese.
Es casi una película revisionista, lejos ya de aquellas vistas en las que, siempre, los alemanes eran los más malos y los más tontos. En este caso, los alemanes quedan muy bien -incluso el almirante Doenitz-, los ingleses quedan bien, los americanos quedan mal y los polacos quedan muy mal.
Sólo conseguí subtítulos en inglés.
Sorry.... cuando iba a copiar los links de descarga, ya habían eliminado los archivos del servidor. Si algún alma caritativa y pirata tiene el dato, que lo pase.
AQUÍ, un nuevo sermón de Newman sobre la santidad, dactilografiado por una fiel lectora.

5 comentarios:

Wanderer dijo...

Gracias, pero también los vínculos que pone ese blog están rotos.

Anónimo dijo...

Por ahora están en
http://www.megauploadindex.com/The-Sinking-Of-The-Laconia-Part1-HDTV-XviD-BiA_658762.html

Anónimo dijo...

Mientras duran los vínculos que le acabo de enviar, por favor publique los de los subtitulos.

Gracias

Anónimo dijo...

Subtítulos en

http://www.allsubs.org/subs-download/the-sinking-of-laconia-2010-bia-part-2/3469957/#captcha

Anónimo dijo...

Excelente película Wanderer: la acabo de ver. Es prácticamente increible que pongan el imbécil y criminal ataque yanqui al submarino y a los botes como motivo de la orden posteriot del Alte. Doenitz de no ayudar a los sobrevivientes. No es casi revisionismo: es revisionismo tout court. Un poco de aire fresco . . .

Harry Houdini