lunes, 16 de mayo de 2011

Los católicos de Tanzania y algo más



Se acabaron -espero que sólo por ahora-, los reportajes de Tollers y, en el medio, quedaron varias cuestiones, sugerencias y preguntas sin discutir. Veamos algunas.
Me llamó la atención el elemental argumento de Javier que se pregunta en que podía interesar a los católicos de Tanzania o de Papua lo que se discutía en este blog católico. Un argumento análogo a cuestionar las riquezas del Vaticano en un mundo con tantos pobres.
Quizás por la misma razón de que se trata de una objeción básica, no resulte siempre fácil de responder, y no por falta de premisas sino por la abundancia de ellas. En  primer lugar, como ya alguien afirmó, lo que importa o debería importar a todo católico, es la gloria de Dios y, en su búsqueda, nuestro propio proceso de deificación, o “llegar a la estatura del Hombre perfecto”, que dice San Pablo. Es decir, la diferencia de intereses entre católicos deberían ser secundarias y debidas a sus particulares condiciones culturales, porque hay un fundamento común o búsqueda común.
Pero, ¿cuáles son los intereses que persigue este blog? Creo que, tanto yo como los amigos que colaboran, no hacemos más que dar testimonio de aquello que hemos visto. Casi como un eco del texto de Juan, cuando dice: “yo vi, y por eso doy testimonio”. Damos testimonio de lo que vemos, y lo que vemos está enmarcado por el casillero que el espacio y el tiempo nos han designado. Y lo que yo veo en mi realidad de católico argentino, aquí y ahora, es, necesariamente, distinto a lo que ve aquí y ahora un católico que vive en Tanzania.
Por otro lado, me pregunto qué habrían respondido los dominicos de la universidad de París en el siglo XIII, o los jesuitas en la universidad de córdoba en el siglo XVIII si Javier les hubiese hecho la misma pregunta, enfrascados como estaban en sus disputas escolásticas, tan carentes de interés -estimo-, como las entradas de este blog para una mentalidad básica como la de nuestro objetor.

En estas últimas semanas escribió también un desorientado que no sabía a quién votar, preguntándonos consejo al respecto. Yo creo que no se puede votar por ninguno o, incluso, no hay que votar. Según nuestro amigo lector, el criterio debería ser elegir candidatos de aquellos partidos que no promuevan el aborto. Demasiado básico y estrecho me parece el criterio. Sería, por ejemplo, la actitud que promovería el Opus Dei, con su afán contemporizador y de adaptación a los principios del mundo aunque, momentáneamente, rechace sus últimas conclusiones. Por eso que impulsaba a Negre de Alonso a permanecer en el senado a fin de evitar que se voten leyes injustas. Y así les fue.
El principio de que a unos pocos -¡pobrecitos ellos!- les toca ensuciarse las manos para el b ien de la mayoría, manteniendo siempre limpia la cabeza, es falso. El fango no tarda en ensuciarlos. ¿O es que alguien que se proclama católico puede compartir fórmula con Kristina, como denuncia un lector mendocino? Un eventual y siempre dudoso bien mayor de ninguna manera puede anular la conciencia personal. Y cuidado, no sea que el que pone la cara y el nombre desee, efectivamente, alcanzar un bien mayor, pero los zumbones de su entorno no persigan más que prebendas y cargos públicos que les asegure por un tiempo, buenos ingresos y buenos contactos con poco esfuerzo, todo bien adobado, por cierto, con el condimento del recurrente ad majorem Dei gloriam.
Me dirá alguno que el Papa acaba de pedir a los católicos se comprometan con la política. Y respondo: quizás así debe ser y pueda ser en Italia, que es donde lo dijo. Pero si Su Santidad lo decía para todos los católicos, humildemente digo que no estoy de acuerdo. ¿No habrá sido suficiente, acaso, la experiencia de la DC? Así terminó el católico ejemplar y amigo de romanos pontífices Giulio Andreotti, y así terminaron sus diputados votando a favor del aborto. Pero de este tema, ya hemos hablado harto.

28 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi problema es que soy medio de la edad de bronce, medio primitivo, no que tenga fe en la democracia.

Para mi, la represa de Itaipú ya tiene una grieta gigante (el matrimonio gay) y querría evitar que se forme otra grieta gigante (legalizar el aborto) para que la represa no reviente y nos arrase a todos. En el fondo es un pensamiento medio egoísta, tengo miedo de que Dios castigue a Argentina, y que yo como habitante de ese país, también sufra por ese castigo.

También me parece medio ingrato de parte nuestra, los argentinos, siento que Dios nos tuvo compasión cuando tuvimos la crisis económica entre el 98 y 2002 (podríamos haber terminado mucho peor) y nosotros le pagamos legalizando abominaciones.


Saludos

El anónimo que no sabía a quien votar

Elmer, no tan guñon dijo...

Al anònimo que no sabìa a quien votar.Si por casualidad sos de estos pagos,MZA no podes perderte al GRAN CANDIDATO de los catòlicos,el ungido,el paladin de la ortodoxia...ta tan ta tan SANCHO GOERNADOR,KRISTINA PRESIDENTAAA.

Anónimo dijo...

Hubo un voto popular
allá lejos y hace añares,
perdió el Rey de los altares,
se coronó a Barrabás.
Cuando deciden los más,
solo ganan muchos males.

Anónimo dijo...

http://www.zenit.org/article-39286?l=spanish

Anónimo dijo...

La democracia hay que negarla de conjunto.

Anónimo que no sabe a quien votar, si andas de humor, mira este video del canal 6 de México, y sabrás a quien votar y todo.

Se llama: democracia para imbéciles.

http://www.youtube.com/watch?v=4VmhFhL4df8&feature=related

saludos

Anónimo dijo...

Marco dijo...
Sólo una duda. ¿Puede un gibelino acaso pensar en votar, sobre todo hoy en día?
mis respetos

Anónimo dijo...

No soy mendocino, soy porteño. Al final creo que voy a anular el voto.
Si recuerdo bien anular el voto es como no votar, mientras que votar en blanco beneficia a algunos partidos por algún tema técnico del sistema D'Hondt.

Qué sistema políticos les gustaría a ustedes? Pregunta sincera

Saludos

El que ni sabe si votar

Anónimo dijo...

No, no, no entendiste nada. No anules el voto. No vayas.

Anónimo dijo...

Al que ni sabe si votar:

Para qué se va a tragar esa cola insoportable, justamente en día de guardar, siendo además el sufragio parte de otra religión con su propio rito urnístico-declamador?

No vote. Verá que nadie lo multa, renueva su registro, cédula, pasaporte y dni sin problemas ningunos, sale del país cuando quiere, etc.

Simple.

Juancho dijo...

Para el que Ni Sabe Si Votar:

Yo estoy en la misma que vos, pienso anular el voto. Pensaba poner una foto de Franco.

Como están las cosas hoy, humanamente y en el corto plazo, en Argentina no se vé ninguna solución para tener una "cosa pública" decente.

Juancho.

Anónimo dijo...

A mi ningún sistema político. Se supone que la democracia tiene los tres sistemas: los diputados vendrían a ser como los representantes del pueblo (democracia), los senadores (aristocracia, no que gobiernen para ellos, sino que sean los mejores), y el presidente una suerte de monarca. Es justo verlo así, pues la división de poderes es tremenda mentira, dado que se reduce a una unidad la toma de decisión en el poder.

Tampoco hay libertad política sin libertad económica. Se pueden llenar la boca hablando de libertad, ya sabemos que significa: déjennos ganar plata como sea.

El pueblo elige a sus representantes es otra falacia. El numero como criterio de verdad otro error.

La democracia es como el comunismo: no resiste un qué.

saludos

Anónimo dijo...

El Padre Pío votaba.
Al César lo que es del César.

Estanislao De La Quinta

Anónimo dijo...

Estanislao,
Hasta los santos pecan...
Además habría que ver si:
a) votaba en domingo.
b) si existía algún candidato auténticamente anti aborto, anti gaymonio, etc., ya que era otro tiempo y lugar...

Wanderer dijo...

Pensé que lo de Estanislao era una broma, pero parece que va en serio.
Yo me pregunto si los santos son infalibles, no ya en sus palabras o definiciones sino también en sus obras.
San Pío X (ahora dudo si no era Pío IX)aspiraba rapé. ¿Tendremos que hacer todos lo mismo?
Al neo-beato le gustó "La vida es bella". ¿Nos tendrá que gustar a todos?
Resulta difícil de creer el nivel de bobización de los católicos. No les parece suficiente con creer las doce proposiciones del Credo, que ya es bastante, sino que añaden las palabras y gestos de los santos!!!

Anónimo dijo...

Wanderer la estás pifiando para el jansenismo.

La Conciencia de Wanderer

Anónimo dijo...

Estamos condenado a pu.ear hasta il fin del mundo .......

Anónimo dijo...

Estanislao, si me apurás te diría que hoy día nos está permitido no solo no votar, sino no pagar los impuestos, y en breve, desobedecer la ley no mandando los chicos al colegio. Y muchas otras cosas más.

Lo gracioso del caso de la obligatoriedad de la votación es que aun dentro del esquema del liberalismo, debería ser optativo, como en las "democracias avanzadas", puesto que según una máxima liberal, todo derecho implica la libertad de no ejercerlo.

Pero eso es anecdótico, lo realmente triste es que alguien sienta una "obligatoriedad moral" de participar votando.

Atilio

Anónimo dijo...

Voy a votar por el candidato que más posiblidades tenga de polarizar y que el actual gobierno no siga, sea Alfonsín o Carrió.

Desde el catolicismo no hay ninguna esperanza de mejoras tampoco con ellos. Creo que va a seguir todo igual. Llegará el aborto y todo el elenco de monstruosidades que uno pueda imaginar. Sea con Carrió o Alfonsín. Descontado con los K. Igual era Macri que se definión "progresista" el muy h. de p.

Es la sociedad argentina lo que ya está putrefacto en su inmensa mayoría. Los jóvenes tienen el cerebro lavado por el "progresismo" y la "militancia". Soy "joven" (37) y me dan asco la mayoría de mis contemporáneos

Pero sea Carrió o Alfonsín, creo que va a ser bueno que los K y todo esa mugre de gente se vaya de la Rosada, aunque venga otro mugre distinta.

Aire, solamente.

Católico práctico.

Jacobita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jacobita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jacobita dijo...

"Madrid, de Corte a checa" (3)
"Y de pronto las elecciones las habían arrancado de aquellos siglos. Sonaba la voz del confesor en el teléfono de la portería.
- Si, señor vicario, perfectamente, presente mis respetos a su ilustrísima.
Y se fue por aquel mundo de frescas penumbras, celosías y olor a velas apagadas a buscar a la madre superiora. Deslizábanse blancas, pálidas, silenciosas, las hermanas entre las tumbas de alabastro de las infantas fundadoras.
- Madre Teresa, perdóneme vuestra caridad, telefonean del obispado que tienen que votar las hermanas. Mañana mandarán unos autos a recogerlas.
Añadía para tranquilizarlas:
- Irán protegidas por los jóvenes de Acción Popular.
Aquello anonadó al convento. Las familias amigas les enviaban trajes seglares, faldas, blusas, viejos sombreros con plumas disecadas.
Salían muchas a la calle después de treinta o cuarenta años de clausura. Veían las luces de los escaparates, de los cines, sus ojos acostumbrados a la luz de aceite del sagrario; escuchaban ruidos, bocinas y frenazos sus oídos, habituados a la dulzura de los salmos. Las recibían con odio; en algunos barrios las apedrearon.
- Dale a esa tía “carca” que se traga a los santos.
Veían carteles horribles; escobas que barrían a frailes y a monjas entre cucarachas y sapos, y gordos obispos golpeando con un Cristo a obreros encadenados. Resumía sor Angustias suspirando:
- Estoy deseando volver a mi celda.
La atajaba, protector, don Carlos.
- Hasta que esté usted mejor de su herida y haya un gobierno fuerte, usted no se mueve de esta casa."

Jacobita dijo...

"Madrid, de Corte a checa" (4)
"Seguía sonando la radio. En los intervalos de música de baile se oía cada diez minutos la voz del señor Rico-Avello:
- Todavía no se tienen noticias precisas. Faltan muchos datos para formarse una idea concreta. El orden es absoluto en toda España.
Arrebatada, entró Teresita en el comedor.
- ¡Noticias! Acabo de telefonear con una sobrina de Martínez de Velasco. Hemos triunfado en toda España.
Levantóse don Carlos.
- ¡Alabado sea Dios!
Doña Rosa solicitó un padrenuestro de acción de gracias. Subió alborozado el padre Anselmo del archivo, confirmando la noticia. Aduladores, los criados felicitaban a los señores.
- De modo, señor conde, que hemos ganado.
- Sí, Francisco.
Y el viejo criado ponía cara de falsa alegría, porque en realidad él había votado a las izquierdas.
No cesaba el teléfono. Jubilosa la burguesía de Madrid, se daba parabienes y esbozaban proyectos risueños. Telefoneaban los Cereceda, los Casapuente y María Aguilares. Todos iban más allá de la realidad.
- Vaya, se acabó la revolución.
- Ahora tenemos gobierno para treinta años.
Se exaltaba don Carlos.
- Dentro de dos meses tenemos al rey en Madrid.
Y pensaba en su traje de mayordomo, amortajado entre naftalina.
Más ruidosa era la alegría en el palacio de la duquesa de Anaya. El viejo duque brindó por Gil Robles, salvador de España y futuro regente del reino. Pensaba en sus dehesas de Extremadura salvadas de la reforma agraria. Pero se limitó a decir:
- La religión se ha salvado."

Jacobita dijo...

Foxá escribe sobre las elecciones de 1933 en España, en las que ganaron los partidos de derecha. No sirvió de mucho, porque en 1936 estalló la guerra civil, en la que los rojos asesinaron a 4.184 sacerdotes del clero secular y seminaristas, 2.365 religiosos y 283 religiosas. (La persecución religiosa en España, A. Montero, BAC). Además de a decenas de miles de seglares Católicos.

Moraleja, para Anónimo que no sabe a quien votar y Católico práctico: no voten, recen.

larvatus prodeo dijo...

El Padre Pío votó una vez.

Y Tomás Moro se casó dos veces.

Juana de Arco se vistió de hombre más de tres.

Si pensara como Estanislao debería acudir a un comicio para casarme luego con otra bruja, vestido de travesti.

Larvatus Prodeo

Anónimo dijo...

Simple.

El tener que hacer colas insoportables no es motivo suficiente para que el sufraguista no sufrague. Ambas actividades son realizadas por el mismo tipo de sujeto. Algunos quejándose un poco pero resignados y otros sin quejarse y felices. La diferencia es apenas un matiz. En esencia son iguales.

Sociólogo.

Anónimo dijo...

Me pregunto si el puñado de votos que podamos acumular los miembros de este exclusivo club significan algo en términos electorales. Me respondo: NONES!.

Imaginense... si fueramos un montón tampoco me abrazaría a la urna.

Que facil es ser antidemocrático nowadays!

El Séptimo Rey Mago

Gelfand dijo...

Wanderer: Me parece que se refiere a León XIII, que al parecere tomaba cosas más sustanciosas, producto de las cuales, decía un amigo, sería la Rerum Novarum.
Sin querer entrar en la trifulca. Rezar siempre. Votar si se quiere. Si hay alguno que defiende los "valores no negociables" de BXVI (Ay! que me van a acusar de neocon) se puede votar.
No sé, algún enemigo ex-carapintada seguro se presentará. O lo que queda de la DC que estos últimos años algo trato de hacer.
Pero si uno no esta convencido, mejor no votar.

Anónimo dijo...

Tiene razón W. El del rapé era Pio X. El último papa santo.

Y ése detalle es conocido, justamente porque fue esgrimido por el abogado del diablo, durante su proceso de beatificación.

Uno que quiere ser de Xto.