miércoles, 7 de diciembre de 2011

Lectura de Hopko

El P. Thomas Hopko es un sacerdote ortodoxo norteamericano de familia rusa de setenta y dos años.
Con una buena formación académica, ha tenido éxito como conferencista y autor de libros de divulgación de la doctrina cristiana.
Además, es un miembro activo de algunos movimientos ecuménicos y del Consejo Mundial de Iglesias.
Este curriculum no me entusiasma mucho, sobre todo el último punto.
Sin embargo, estuve leyendo la "desgrabación" y traducción que hizo Jack Tollers de uno de sus videos, y me parece recomendable.
Se titula La Iglesia Ortodoxa frente a la Homosexualidad. Son más de cuarenta carillas en las que plantea una visión realista del tema, y me refiero a realista desde una visión cristiana.
Pero más allá del tema central -la homosexualidad- que podrá interesarnos más o menos, o que podremos acordar en mayor o menor medida con sus opiniones, no deja de ser interesante la visión que propone de la vida humana, del pecado y de la redención, que no son otras más que lo que propusieron los Padres.
Me parece recomendable sobre todo para los sacerdotes puesto que es un colega quien expone las "prácticas pastorales" para tratar un tema complejo.
Pueden bajar el archivo desde la página de Jack Tollers.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Ecumenismo! ¡ecumenismo! ¡Consejo Mundial de Iglesias! Cruz diablo, cruz diablo.

Imbecilismo tradicionalista.

Anónimo dijo...

Escuché la charla cuando se comentó la del Apocalipsis. Me sorprendió que el 40% de los que optan por el celibato en la iglesia ortodoxa sean homosexuales - no es que no exista ningún sacerdote católico con esas preferencias, pero claramente no son tantos.

En ese caso, casi que a los monasterios les conviene más ser mixtos.

Anónimo dijo...

Imbecilismo tradicionalista!!!???

De qué decendencia es usted?
Seremos primos?

Dummy.

Anónimo dijo...

¿Qué le hace suponer al comentador que "claramente" los sacerdotes católicos romanos no son tantos con esas preferencias?
No seamos ingenuos.

Anónimo dijo...

Imbecilista, ud es un imbecil.

El Séptimo Rey Mago

PD: La conferencia-libro que desgrabaron Tollers y el Whiskerer es interesantísima. Como bien dice Ud. Wanderer, el tema de los trolos puede interesar o no, pero el texto no expone sino (en lo que a la cuestión "general" respecta) el pensamiento de los Padres y de... Lewis!

jack tollers dijo...

Amigos, más despacio, por favor, antes de decir bobadas de a cien.

a) Sí, Hopko participó en los años '70 del Consejo Mundial de las Iglesias (por orden de sus superiores). Pero hay que ver las cosas que dice sobre ese bendito Consejo...

b) Los que ingresan al seminario de San Vladimir no necesariamente "optan por el celibato" como dice el Anónimo de las 17:15.

c) La frase exacta de Hopko es: "enseñé en el seminario por años y años, y entonces por lo menos el 20% de los estudiantes tenían atracción por los de su mismo sexo, sin ninguna duda. Ahora probablemente constituyan el 40%" que no es exactamente igual a decir que sean todos homosexuales. Pueden ustedes decir que les da igual. Bueno, pero vayan más despacio.

Y recuerden que es una estimación de Hopko.

Luego, hagan las que ustedes quieran.

J. T.

Pianus dijo...

Desdichadamente por el esfuerzo en traducirla, la conferencia no vale la pena; es un pensamiento confuso, "americano", es decir, "american-cultured" a pesar del ropaje del conferenciante. Sin duda, el asunto es importante, pero la solución del problema no va por allí, en la medida en que haya "soluciones" para las humanas cruces, que están para ser llevadas detrás de Cristo con su Cruz. La "Ortodoxia" de hombres como este sacerdote está mucho más cerca del protestantismo que del catolicismo.

Anónimo dijo...

Sobre este tema, me pareció interesante el testimonio en los comentarios de este artículo de infocatólica que dejó un tal Gerardo.
El artículo principal no me parece muy bueno, me cuesta creer que tenga una vida fantástica el autor, más bien debe sufrir bastante.

http://infocatolica.com/blog/espadadedoblefilo.php/1112091109-homosexual-catolico-y-me-va-m

Anónimo dijo...

Pianus, no otra cosa dice el conferencista, en cuanto a que no hay solución para las "humanas cruces" más que cargarlas e ir tras de Cristo. Y sí, es evidente que la abolición del hombre de Lewis es ciento por ciento "american cultured".

Gringo sin cultura dijo...

Gracias por cumplir con mi pedido!!! Leeré con gratitud!!
;-D

Pianus dijo...

Anónimo del 10/12, 15:41: Perdón por mis imprecisiones. A lo que apuntaba es esto: la cruz, siempre personal, debe ser llevada en la Iglesia, según los medios de salvación cuya plenitud posee la Iglesia católica romana, única escuela de la perfección; o sea, aceptando obedientemente, es decir, en la Fe, la doctrina moral segura que se nos impone al profesar como cristianos. El sacerdocio no está pensado en primer lugar para hacer amigos con muestras de simpatía, por merecidas que sean de parte de los fieles o los no ceyentes; el ministro debe procurar antes que nada salvar del pecado y de la muerte eterna al pecador, más si se le acerca, haciéndole conocer su pecado si es menester, por cierto con prudencia, tacto y actitud amistosa —es cuestión de educación—, guiándolo hacia la Verdad evangélica, incluso a riesgo individual de caer en lo políticamente incorrecto, es decir, en la mundanidad de conceptos acatólicos y anticristianos, camino seguro de perdición. El conferenciante, sin proponérselo, demuestra sobradamente que la llamada Ortodoxia, mal que pese a ciertos ilusionados criptoecumaniacos, está sumida en una gran confusión y que envuelve en ella a los que se le acercan con peligro de sus almas. No hay que ser ingenuos al discernir lo que de lejos parece ser oveja…, por muy malos y poco confiables que sean muchos de los sacerdotes católicos de nuestro tiempo y ambiente. ¿Y me permite añadir una última observación? Algunas de las referencias del P. Hopko a su propia vida privada, por "ingenuas" que suenen a primera lectura (o audición), son un excelente argumento a favor del celibato como condición imprescindible para recibir el carácter sacerdotal.

Wanderer dijo...

Pianus, que debe ser cura, considera que el celibato es "condición imprescindible" para recibir el sacerdocio. Menos mal que no lo escucharon los apóstoles, que eran casados, y esperemos que no se enteren los miles de sacerdotes casados de las "venerables iglesias orientales" en comunión con Roma.

Anónimo dijo...

Pianus: Pareciera que Ud. escuchó otra conferencia, o quizás lo hizo con mal espíritu, porque todo lo esencial que Ud. sostiene para un sacerdote y la evangelización -salvo el célibato, de lo cual ya se encargó W- se cumple en este cura. Y con gran caridad.
Anónimo de las 1541.

Savonarola dijo...

El problema con pianus, desde mi punto de vista, es el problema de muchos que ven éste tipo de situaciones desde el puro plano teórico, sin aterrizarlas nunca, como dijo el p. Hopko, en el hecho de que tras cada pecado y cada cruz hay un ser humano con el alma atormentada. Es desconocer la naturaleza humana, pues, por pensar que en el catecismo viene todo...